Está en la página 1de 3

Ratzinger: Sirviente y precursor del anticristo.

Lea esta nota en: www.apocalipsislosultimostiempos.blogspot.com


Desde estas páginas seguiremos insistiendo y nos nos cansaremos de insistir en que cada uno de nosotros los creyentes estamos
en la necesidad imperiosa de abrir nuestros ojos ante los acontecimientos que se están dando en estos tiempos. Hablamos de
acontecimientos que tienen que ver con lo climatológico; con la salud planetaria y la incidencia de las pandemias recientemente
declaradas; con la destrucción que se lleva a cabo de la creación; y con las señales políticas.
En esta entrada nos referiremos a un acontecimiento que la "¿alta política?" celebró en la reunión del grupo de los ocho en L
´Aquila.
Es evidente que EEUU ha perdido su hegemonía y que aún Obama antes de ser elegido presidente admitió que se estaba
entrando en un mundo multipolar.
Un Nuevo Orden Mundial se avecina sobre el planeta globalizado, la crisis traerá un cambio mundial.

El G8 como grupo de poder económico industrializado, según afirman algunos periodistas especializados ya no tiene razón de
ser y dicen que se adviene una fuerte influencia de los países emergentes en las decisiones mundiales.
Fue en el G8 donde Dmitry Medvedev, presidente de Rusia, presentó la nueva moneda mundial que según sus intereses estaría
desbancando al dólar estadounidense y pregonando un futuro económico de unidad en la diversidad.
¡¿No es para asombrar?!

Que el presidente de Rusia tome una moneda de su bolsillo y la presente como la futura moneda única mundial no es
un dato menor precisamente.

¡Una vez más llamamos nuestra atención a los hechos que acontecen vertiginosamente y a la precaución
necesaria en cuanto a nuestra propia vida de fe!

¡La globalización no tiene otro objetivo que la final unificación del poder mundial!
Y este poder mundial unificado estará en manos del peor de los dictadores de la historia: El anticristo.

El camino está siendo preparado por los "poderosos" de la tierra, aquellos serviles del diablo, servidores procaces que expresan
su maldad en una de sus peores facetas que pueda exponer el ser humano: El amor al dinero y al dominio del otro.
Las peores de las aristas del anticristo se expresan hoy por medio de estos insensatos e insensibles que nos quieren hacer creer
que destinando U$S 20.000 millones, por medio de sus entidades de "bien" se erradicará el hambre en el planeta cuando es
sabido que ese dinero jamás llegará a los que hoy sufren a causa de sus maldades y de su contubernio con los poderosos de las
corporaciones que los manejan como a títeres.
Se ríen en la cara de los damnificados por los males que ellos mismos provocan mientras se encierran en sus lujosas casas para
sumirse en orgías y fiestas tan macabras como sus almas insensatas.
Lo cierto es que estos ejemplares plagados de maldad, aunque nos parezca extraño y aunque Satanás quiera hablar a
nuestras mentes queriendo hacernos creer que lo que estamos diciendo es una fantasía, trabajan para la venida
próxima, muy próxima del anticristo.
Ya se empieza a hablar que el G8 no tiene razón de ser, tampoco el G20, ahora llamaron a Brasil , India, Egipto, etc a que se
sumen y va transformándose el número de los países que regirán el planeta hacia el gobierno único de la bestia
apocalíptica.
¿Terminarán el día de mañana siendo diez países?

Viene a nuestra mente el siguiente versículo:


Apocalipsis 17:12 Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una
hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia.
17:13 Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia.

¡¡¡Alerta!!!

¡¿Será que el nuevo grupo de "iluminados" (¿Illuminatis?) que guiará el destino temporal del planeta estará compuesto por diez
países?!

Obviamente el destino final está en las manos de Dios: ¡Bendito sea!

Raymond Aron fijó la regla estratégica primordial: "El que sabe el qué, descubre el cómo". Por eso el G-8 no es más el
eje del poder mundial; y el G-20 se transforma en la nueva plataforma de gobernabilidad global. "Los medios de poder han
escapado al control de los Estados (...) Domar el fuego telúrico -finanzas, técnica-, presupone el Estado mundial. No se trata de
una mera suma, una duplicación, sino de un salto cualitativo; el ascenso a una potencia aún inimaginable (...) No es un
postulado ético o voluntarista; es algo que adviene, que entra en el presente desde el futuro", indica Ernst Jünger.

Por último y como principal protagonista de esta entrada tenemos las declaraciones de Joseph Ratzinger, quien sin ningún tipo
de disimulo aboga por el establecimiento de una nueva autoridad política mundial.
Reiteramos: ¡Una Nueva autoridad política mundial!
¡Qué coincidencia!

Surge un nuevo poder mundial para conducir la globalización

Lo cierto es que desde sus múltiples blasfemias y confesiones antibíblicas está conduciendo a los desprevenidos a creer que este
Nuevo Orden Mundial provendrá de Dios llevando a confusión a muchos y alentando a la adoración del anticristo.

Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) dijo esta semana: "Se necesita una nueva y verdadera autoridad política mundial, que
pueda crear un nuevo orden político, jurídico y económico global, capaz de conducir la economía hacia una cooperación
internacional para el desarrollo solidario de todos los pueblos. Sin el establecimiento de esta nueva autoridad política, no se
puede conducir la globalización". (Veritas in Caritate, capítulo 6, punto 67).
Agrega Ratzinger: "el papel central de los países emergentes en el proceso de globalización permite enfrentar mejor la crisis
global, y orientarse hacia una nueva civilización y una sociedad más humana".

Este falso profeta desde el vaticano nos querrá hacer creer también que es desde el ecumenismo y de la pluralidad de religiones
de donde vendrá la salvación de la humanidad.
Aquellos que tenemos la sana costumbre de leer la Palabra de Dios y la gracia de haber creído en Jesucristo como nuestro Único
y más que suficiente Salvador sabemos que sus afirmaciones antibíblicas y su silencio bíblico son blasfemias del diablo, a quien
sirve.

No nos crea agoreros, simplemente decimos lo que creemos que está en la Palabra de Dios: Vendrán tiempos difíciles para la
humanidad (aún más difíciles) y quizás sea en un tiempo más cercano de lo que parece.
¡Es tiempo de creer en Jesucristo ya que todas sus Palabras benditas se están cumpliendo y está próxima su segunda venida!

Isaías 55:6 Buscad a Dios mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

Juan 5:24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no
vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Lucas 21:36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas
que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

¡Cuidate!
¡Dios te bendiga!