Está en la página 1de 2

¿La ciencia debería restringirse por lo que dice la

ética?
Ingeniero Mecánico. Juan Esteban Vélez Vélez
Grupo de Investigación de Estudios en Diseño GED
Universidad Pontificia Bolivariana- Medellín
Juan.velez.v@gmail.com
2010

Es bien sabido que la ética es el estudio de la moral y es aquello que determina


que es lo bueno y desde este punto de vista establece el cómo se debería
actuar. Se sabe además que la ciencia es el conjunto de conocimientos que
permiten entender la realidad. Siguiendo estas dos ideas, será que ¿la ciencia
tiene que cumplir con las consideraciones morales y éticas sabiendo que esto
puede interrumpir el avance científico? Digo esto porque cada que pienso en
ética y en ciencia, se me viene una idea muy utilizada en el cine y en los
guiones de acción “holywoodence”: “tenemos que tener cuidado que este
descubrimiento no caiga en manos malignas”.

Es preocupante sobre todo en la actualidad, en donde se presenta un nuevo


esquema de ciencia, conocida como “modo 2” o post-académica, la cual trata
de “explotar al máximo cualquier descubrimiento patentable hecho por
académicos, especialmente cuando se sospecha de un beneficio comercial”
(ZIMAN, 1998). Además, lo vuelve más complejo, ya que según Ziman el papel
post-académico del empresario científico independiente combina los riesgos
morales con los financieros, y no permite que los problemas éticos alcancen a
los directivos corporativos no científicos.

Se plantea entonces una problemática en torno al quehacer de la ciencia y los


efectos que puede generar los descubrimientos científicos en la sociedad.
Teniendo en cuenta además que los grupos de investigación de esta nuevo tipo
de ciencia están concebidos a menudo como una red de instituciones
diferentes. ¿Quién tendría la responsabilidad sobre las causas de lo descubierto
o desarrollado?, ¿Cómo manejar los reconocimientos académicos e
industriales? Y finalmente ¿cómo funcionan las consideraciones éticas sobre
entornos tan dinámicos como la ciencia actual?

Ziman plantea que “una de las virtudes de la nueva forma de producción de


conocimientos es que no puede esconder sus problemas éticos debajo de la
alfombra. La ciencia ya no puede volver la espalda a asuntos que muchos de
nosotros hemos intentado durante mucho tiempo sacar a luz”. Es necesario
que cada que se inicie un proceso de investigación básica o aplicada se tengan
en cuenta las consideraciones éticas, asumir los riesgos que impliquen tener
los nuevos descubrimientos y plantear un esquema ético nuevo y factible sobre
ciencia. De manera que se cobijen y subsanen las problemáticas antes
enunciadas.

Trabajos citados

ZIMAN, J. (1998). Why must scientists become more ethically sensitive than
they used to be? Science, 1813-1814.