Está en la página 1de 5

388

Cuerpos
tóxicos
El organismo

MIÉRCOLES 25 DE NOVIEMBRE DEL 2009


humano está
contaminado
por sustancias
de consumo
habitual.
¿Una factura
por cómo
vivimos?
Páginas 2 a 5

Escrituras Espacios En directo


Sangre caliente Paisaje del desasosiego Pantallas para el bel canto
Dos libros incisivos de Asociamos el otoño Los grandes estrenos
Màrius Carol. Uno novela a un estado de ánimo operísticos del mundo se
las vivencias de Truman decaído. La melancolía retransmiten en directo.
Capote en la Costa busca los escenarios que El público no va al cine
Brava; el otro reporta corresponden a ver un filme, sino a
el hedonismo sexual en a este arquetipo vivir la función como si
Barcelona paisajístico estuviera allí
Página 6 Página 22 Página 24
Miquel Porta Serra
es investigador
y catedrático de
Salud Pública en el
Institut Municipal
d'Investigació
Mèdica y
en la facultad
de Medicina
de la Universitat
Autònoma de
Barcelona

Protesta de activis-
tas de Greenpeace
contra vertidos de
DDT en el río Cinca
en agosto del 2004
PABLO OTÍN / EFE
tes?): la enorme escala temporal y do no tienen nada de raro: hallaz-
La contaminación humana por compuestos

TEMA
física en la que despliegan sus efec- gos similares se han obtenido en
tos, las incertidumbres acerca de California, Canadá o Suecia, en to-
tóxicos persistentes (CTP) es la factura por la magnitud de sus efectos (toleran- das las sociedades cuyas organiza-
cia a la incertidumbre y necesidad ciones ciudadanas e instituciones
cómo vivimos (pero no el castigo). Tomamos de certezas: otro tema clásico), la promueven sistemas de vigilancia
negación –o negacionismo– con el sobre el impacto que la contamina-
los CTP como ejercicio y reflexionamos sobre que muchos reaccionamos ante los ción ambiental tiene en la salud co-
nuevos conocimientos científicos, lectiva (advierta: creo que parte
sus significados e implicaciones culturales el aparente escaso peso de las ac- del debate es sobre quién mueve el
ciones individuales frente a las co- mundo...). Podríamos decir que
lectivas, el enraizamiento de sus esos resultados son normales. Pero

Cuerpos

Miércoles, 25 noviembre 2009


causas en nuestra organización so- quizá sea mejor llamarlos habitua-
cial... o su invisibilidad cotidiana. les –usted dirá...–. O mejor decir
Hagamos pues visible lo invisi- que hoy en día son habituales, dado
ble y mirémoslo a los ojos (fíjese: que durante millones de años lo
esta propuesta de actitud no es en normal (esta vez sin cursiva) fue
sí científica, es... ¿cultural, ética?). que sus concentraciones en los se-
En el sudeste español, Nicolás res vivos fueran cero. Sólo desde el
Olea ha analizado los niveles de 16 fin de la Segunda Guerra Mundial
CTP en 150 placentas. En todas ha- empiezan los CTP a contaminar

tóxicos
llaron por lo menos un residuo, de forma generalizada la especie
con una media de 8 plaguicidas humana. El perfil de contaminan-
por placenta (mínimo: 3 plaguici- tes que hoy almacenan los cuerpos

Cultura|s La Vanguardia
das, máximo: 15). Compuestos co- de nuestras poblaciones es una au-
mo el DDE, DDT, endosulfán y lin- téntica huella de nuestra historia
dano se encontraron en más del económica y cultural. Si hablamos
50% de las muestras. En Tenerife, de cuerpos y medio ambiente, de
Luis Domínguez ha estudiado la lo interior y lo exterior, de indivi-
impregnación intrauterina en cien duos y poblaciones, de conciencia,
chicas embarazadas: en el 67% de alienación, políticas, ¿por qué el
las muestras de líquido amniótico mundo de la cultura habla tan po-
MIQUEL PORTA SERRA Bibliografía hallaron alguno de los 7 PCB y 18 co sobre CTP? ¿Y dónde está la po-

3
Ya sería el colmo que el viejo dicho plaguicidas clorados. Una síntesis lítica? Pues a veces sí está, lo sien-
“lo que no mata engorda”, acabase de estos y otros estudios está en el to. Un ejemplo entre bastantes: el
siendo verdad. Verdad en un senti- Miquel Porta Institute EN INTERNET libro Nuestra contaminación inter- informe de la Generalitat de Cata-
do radicalmente nuevo y quizá y cols. of Medicine na. Si en él insisto en una idea es lunya sobre los CTP.
Nuestra contamina- Dioxins and www.ecodes.org
cruel: estudios recientes indican ción interna. dioxin-like
esta: los significados y las implica- ¿Qué hacer? ¡La pregunta es in-
que los contaminantes tóxicos per- Concentraciones compounds in the www.istas.net ciones culturales de los estudios herentemente sociocultural y polí-
sistentes (CTP) contribuyen a en- de compuestos food supply. científicos no se desprenden jamás tica! ¿Qué hacemos los científicos
gordar. Lo que parece que no ma- tóxicos persisten- Strategies to www.imim.es/pro- automáticamente de sus resulta- solos improvisando respuestas de
ta, si no mata, engorda. Es una idea tes en la población decrease exposure gramesrecerca/epi- dos empíricos. aficionado? Ah, sí, una cosa pode-
española THE NATIONAL demiologia
muy alejada de la ancestral cultura LIBROS DE ACADEMIES PRESS, Y, como bien explicaba La Van- mos decir con certeza: con los tóxi-
popular, en la cual la grasa era un LA CATARATA, 2009 2003 www.proyectoin- guardia el pasado 19 de agosto, en cos persistentes no hay lugar don-
tesoro nutritivo; y a mayor abunda- ma.org la población general catalana na-
miento, libre de química artificial. Miquel Porta
y cols.
Everet M. Rogers
Diffusion www.fmcs.urv.
die está libre de alguno de los 19 En la ancestral cultura
Hoy la grasa es un enemigo y los compuestos que analizamos. El
CTP refuerzan –racionalmente–
Distribució de les
concentracions
of innovations
FREE PRESS 2003
cat/ribefood
62% tiene más de 10 compuestos;
popular, la grasa era
temores muy posmodernos. Re- sèriques de Com- www.ehponline. la mayoría, en concentraciones un tesoro; hoy la grasa
cientemente, en efecto, investiga- postos Orgànics Christophe Dejours org muy inferiores a las de una relativa
dores muy respetados han acuña- Persistents en una Trabajo
minoría. El 88% tiene restos del in-
refuerza temores muy
mostra y sufrimiento www.mma.es/por
do o construido el término obesóge- representativa de MODUS LABORANDI, tal/seccio- secticida DDT, cuyo uso se prohi- posmodernos
nos ambientales para nombrar esa la població general 2009 nes/calidad_conta bió en España hace más de treinta
capacidad que los CTP parecen te- de Catalunya minacion/quimi- años. Es un ejemplo (¿o un símbo-
ner de favorecer la acumulación DEPARTAMENT DE
SALUT, GENERALITAT
Serge Moscovici,
Gabriel Mugny
cos/pops/plan_nal
_conv_estocolmo.
lo?) de uno de los retos culturales La reacción ante
corporal de grasas. Hablamos, fun- más difíciles: la escala temporal, la
damentalmente, de agentes o resi-
DE CATALUNYA, 2009 y Juan Antonio
Pérez (eds.)
htm
cronicidad, el arraigo o enraiza-
los CTP es cultural:
duos químicos fabricados para acti- Amartya Sen
The idea of justice
La influencia social
inconsciente
www.epa.gov/inte
rnatio-
miento –iba a decir encarnizamien- indiferencia,
vidades agrícolas e industriales (y to– sociocultural de los contami-
para múltiples usos cotidianos) o
PENGUIN, 2009 ANTHROPHOS, 1991 nal/toxics/pop.
nantes persistentes.
curiosidad, rechazo,
htm
emitidos como desechos (caso de Geoffrey Rose Serge Moscovici Hablamos de incorporación de perplejidad, miedo...
las dioxinas), ricos en átomos de La estrategia Psicología de las www.ncbi.nlm.nih. CTP en el sentido biomédico tradi-
cloro, que contaminan los alimen- de la medicina minorías activas gov/pubmed cional de exposición, absorción y de esconderse, apenas hay escapa-
preventiva MORATA, 1981
tos grasos en casi todo el mundo. MASSON, 1994 depósito, pues nuestra fisiología es toria individual, sólo colectiva. Só-
Se considera que más del 97% de incapaz de metabolizarlos. Es un lo si individual y colectivamente
los niveles corporales de CTP del Marshall Marinker hecho. Algo más capaz de excretar- impulsamos cambios económicos
ciudadano medio occidental se de- (ed.) los es nuestro sistema o corpus so- y socioculturales de calado y siste-
Constructive
ben a la contaminación alimenta- conversations
cial. De modo que incorporación se mas de protección colectiva, dismi-
ria. La reacción emocional, intelec- about health, refiere también a cuerpo, como el nuiremos la contaminación indivi-
tual y práctica que tenemos ante es- policy and values anglosajón embodiment, concepto dual y colectiva de la generación si-
te tipo de informaciones es emi- RADCLIFFE, 2006 clave en antropología y salud públi- guiente a nuestros nietos. Es otro
nentemente cultural: indiferencia, Claes Bernes
ca. Si necesitamos razonar sobre hecho (¿existen hechos?, algunos
curiosidad, rechazo, perplejidad, Persistent Organic nuestros cuerpos individuales y so- creen que no, yo creo que sí). Po-
miedo... Pollutants: a ciales, ¿dónde están las ciencias so- dríamos discutir las implicaciones
La impregnación corporal por Swedish view of ciales? ¿Y los filósofos, lingüistas, culturales que tiene decirlo. Pero
CTP es otra verdad incómoda, para- an international artistas...? Una de las muchas cosas esto no es el colesterol o el taba-
problem
fraseando el lema de Al Gore sobre SWEDISH que necesitamos es integrar mejor quismo. Uno no puede ir a la pesca-
el cambio climático, con el que tan- ENVIRONMENTAL cultura, biología, medio ambiente dería y preguntar “¿cómo va hoy el
tas similitudes tienen los tóxicos PROTECTION AGENCY, y salud pública. salmón de PCB?”
que nos ocupan. Entre las más inte- 1998 Los resultados de Andalucía, Ca- CTP: cualesquiera fronteras que
resantes (¿o debo decir inquietan- narias o Catalunya que he esboza- haya entre el exterior y el inte- >
> rior, ellos las cruzan. Disueltos
TEMA

en las grasas de los indispensables Lo colectivo es atractivo (y factible)


alimentos, en concentraciones infi-
nitesimales. No hay frontera, pla-
centa, mucosa, membrana que val- El debate cultural sobre la contaminación humana por
ga. CTP, la poderosa metáfora.
Nuestra pertenencia al mundo ex-
compuestos tóxicos persistentes tiene múltiples facetas.
terior. Lo invisible, real. Lo real, in- Recogemos la aportación de algunos expertos
visible.
El hecho es que en muchas po-
blaciones del mundo detectamos BERTA CHULVI (doctora en Psicología So- dos los ciudadanos, los ya contamina-
CTP y otros tóxicos (mercurio, ar- cial y periodista). La contaminación hu- dos y los que aún no lo están. La pre-
Miércoles, 25 noviembre 2009

sénico, plomo...) en todo tipo de mana por agentes químicos ambienta- vención es lo único razonablemente
matrices biológicas: sangre veno- les (AQA) plantea especiales dificulta- factible que podemos hacer. Pensar
sa, sangre de cordón umbilical, teji- des en el terreno de la sensibilización en los hijos de nuestros hijos nos lleva
do adiposo, placentas, líquido am- de la población por dos razones. Pri- a imaginar un sistema de salud que no
niótico, leche materna... Si la co- mera: es un fenómeno que se produce se limita a diagnosticar y tratar a indi-
nexión con los correspondientes sin que el sujeto tenga evidencia y con- viduos enfermos, sino que actúa en los
procesos –embarazo, lactancia, ali- trol. Segunda: la gravedad de sus re- ámbitos económicos y políticos en los
mentos... infertilidad, desarrollo in- percusiones. La combinación es ex- que se modela la salud de la sociedad.
fantil, enfermedad, vejez, muerte– plosiva: si hay algo sobre lo que la gen-
no tiene relevancia cultural, que te no quiere saber es aquello que pue- DOLORES ROMANO (ingeniera agróno-
venga Dios y lo vea. de matarle (o dañar a los suyos) y fren- ma). En el mercado europeo existen
te a lo que no puede hacer nada. Sin unas 150.000 sustancias químicas, se-
Cultura|s La Vanguardia

Sistema del sistema embargo, es un imperativo ético ha- gún los datos publicados en junio del
La contaminación humana por cer algo; sobre todo para las personas 2009 por la Agencia Europea de Sus-
compuestos tóxicos persistentes que saben que la utilización de determi- tancias y Preparados Químicos. Hasta
es la factura por cómo vivimos, nados productos daña la salud de las esa fecha todos creíamos que eran
una de ellas; pero no un castigo. La personas y su descendencia (Christo- unas 104.000. Hasta que a fabricantes
contaminación por CTP es un con- phe Dejours, 2009). Siguiendo a Eve- e importadores se les ha exigido que
flicto (¿o le suena mejor proble- rett Rogers (Diffusion of innovations, informen sobre qué sustancias quie-
ma?) socioecológico y sanitario in- 1962), es necesario que la población ren fabricar o importar en más de una
herente a nuestros modelos de eco- mejor informada se implique en accio- tonelada al año. ¿Cómo es posible que
4

nomía y cultura. Los contaminan- nes que permitan que entre un 15 y un no se sepa qué sustancias fabrican o
tes tóxicos persistentes son sistémi- 20 por ciento de la población esté bien importan las empresas europeas?
cos: un elemento característico del informada sobre los efectos de los Mezclando estas 150.000 sustancias
sistema. La distribución poblacio- AQA y las alternativas que existen. Es- se fabrican millones de artículos de
nal de los CTP es el resultado de te grupo actúa entonces como agente consumo (cosméticos, productos de
nuestra organización social, cultu- de sensibilización a partir del cual se higiene, pinturas, ordenadores, jugue-
ra, hábitos individuales y colecti- puede esperar que despegue un proce- tes, textiles). Se han realizado evalua-
vos. Consecuencia de las políticas so de sensibilización suficiente. Tam- ciones de los riesgos para la salud y el
públicas y privadas que promove- bién la teoría de la influencia social medio ambiente de 101 de estas sus-
mos o aceptamos (consumidores, minoritaria (Serge Moscovici, Juan tancias, únicamente. Sí, sólo se han
sindicatos, cooperativas, empre- Antonio Pérez) ha divulgado los meca- realizado estudios suficientemente
sas, grupos de presión). Es el resul- nismos que permiten generar proce- completos de los riesgos para la salud
tado de las componentes más acti- sos de conversión cuando la fuente y el medio ambiente de ciento una sus-
vas de esas políticas y de las más del mensaje está en minoría. Además, tancias, no es un error de imprenta.
negligentes: de sus omisiones y ru- en el caso de los AQA es clave la ac- Además, se conocen algunas de las ca-
tinas cómplices, de quienes eligen ción de gobierno. Como el miedo ante racterísticas toxicológicas, ecotoxico-
no visualizar los muertos, el sufri- lo que no podemos controlar es el res- lógicas y peligrosas de unas 8.000 sus-
miento y los gastos (económicos ponsable de que la mayoría de los suje- tancias y se sabe que al menos unas
convencionales y no) que los CTP tos sean impermeables a la informa- 1.500 son cancerígenas, mutágenas,
contribuyen a causar. ción sobre los efectos de los contami- tóxicas para la reproducción, alteran
Entonces, ¿a quién le damos la nantes ambientales, la mejor manera el sistema endocrino, son muy persis-
culpa? Porque hay que buscar cul- para que se quiten ese chubasquero es tentes o muy bioacumulativas... o to-
pables, ¿no? O responsables, o... tener pruebas de que sí se pueden ha- do ello a la vez. ¿Cómo es posible que
“Piove, porco governo”... La malva- cer cosas para evitar el riesgo. La úni- haya un desconocimiento generaliza-
da industria, la incineradora... Su- ca manera de desatar el nudo gordia- do de las propiedades de la amplia ma-
gerencia: pensemos en la lentitud no que hace que la población mire ha- yoría de las sustancias presentes en
con la que nuestras conductas coti- cia otro lado es que desde la adminis- los lugares de trabajo y hogares? El
dianas responden a las propuestas tración se impulsen medidas que de- nuevo sistema europeo que pretende
de reducción del uso de plásticos. muestren que sí es posible hacer algo poner orden en esta situación, el regla-
Aunque en él sólo habla un poco para evitar la contaminación de las mento Reach, exige que las sustancias
de salud pública –y nada de CTP..., personas. Cuanto más cercana a la ciu- más preocupantes requieran una auto-
faltaría–, en su último libro (The dadanía sea la administración que rización para poder ser comercializa-
idea of justice) Amartya Sen es per- adopte medidas, mejor. das, y prevé gestionar unas diez auto-
suasivo al subrayar las sólidas co- rizaciones de sustancias al año. ¿Cuán-
nexiones causales que existen en- FERNANDO G. BENAVIDES (catedrático tos años será necesario que pasen pa-
tre valores, democracia, justicia, li- de Salud Pública, UPF). Ahora que ya lo ra evitar la presencia de estas sustan-
bertad, economía, medio ambien- sabemos, la pregunta es qué hacer. La cias en los productos de consumo?
te... y la capacidad real de llevar contaminación química es un hecho ¿Podemos vivir sin estar expuestos a
una vida humanamente plena. Los nuevo en la historia de la humanidad. tóxicos? ¿Queremos exigirlo quienes
CTP son un buen cauce para pen- Pero podemos aprender del impacto podemos hacerlo?
sar cómo vivimos. Y morimos. Pro- positivo que han tenido vacunas, anti-
pician un esencial debate sobre bióticos, o la potabilización del agua. RICARD TRESSERRAS (médico, experto
nuestros valores. Debemos y pode- Así hemos ido construyendo nuestro en promoción de la salud). En nuestro
mos desear, ganar, ejercer y disfru- actual sistema de salud. Ahora hemos imaginario, la enfermedad en un indi-
tar más libertad. Entre muchos mo- de lograr que nuestro sistema de sa- viduo tiende a relacionarse con sus há-
tivos, para no pagar la cruel factu- lud nos ayude a construir una respues- bitos de vida y actitudes personales.
ra que nos cobran los CTP. O co- ta global para proteger la salud de to- Así, el efecto de las exposiciones nega-
mo prefieran llamarla. |
TEMA
tivas para la salud pasa a ser responsa- menudo la valoración de los riesgos
bilidad del individuo y este, a su vez, para la salud asociados al consumo de
puede ser visto como culpable de su alimentos se realiza de manera separa-
enfermedad. La verdad es que existen da de la de sus posibles beneficios pa-
algunos riesgos para la salud que se ra la salud. Un ejemplo es el del consu-
encuentran muy lejos de las decisio- mo de pescado durante el embarazo.
nes personales. La contaminación por El pescado contiene proteínas y otros
compuestos químicos ambientales es- nutrientes de alta calidad, y pocas gra-
tá en ese ámbito de los posibles ries- sas saturadas, que aumentan el riesgo
gos globales. Posibles, porque no to- cardiovascular. Una dieta equilibrada
das las cosas que nos afectan global- que contenga pescado ayuda a preve-

Miércoles, 25 noviembre 2009


mente son un riesgo para la salud. nir problemas cardiovasculares y favo-
Nos abruma y asusta que algo que no rece el desarrollo de los niños. Sin em-
vemos y contra lo que personalmente bargo, algunos tipos de pescado con-
no podemos hacer nada pueda dañar tienen productos tóxicos, como mer-
nuestra salud. ¿Qué hacer? Saber y ac- curio o policlorobifenilos. Dichos tóxi-
tuar. Aunque la acción personal parez- cos podrían constituir un riesgo para
ca irrisoria, es posible ser un agente el desarrollo de las funciones del siste-
activo en el ámbito ciudadano, exi- ma nervioso en grupos de población
giendo las medidas de control y pro- vulnerables (como el feto o los niños
tección necesarias. Los esfuerzos lle- más pequeños). Por todo ello, las prin-
vados a cabo desde la administración cipales agencias de salud del mundo
sanitaria para conocer los niveles ac- recomiendan que las mujeres embara-

Cultura|s La Vanguardia
tuales de contaminación humana por zadas y los niños pequeños consuman
compuestos químicos persistentes pescado dos o tres veces a la semana,
son encomiables: implican la volun- pero que eviten comer los que tienen
tad de saber y el compromiso de vigi- más mercurio: los depredadores, los
lar y controlar. Es además una forma más grandes y los más grasos (como
adecuada de abrir un espacio de de- el pez espada o emperador). Existen
bate necesario, sin generar miedo ni muchos tipos de pescado de conteni-
alarma. do bajo en mercurio (la mayoría de
los pescados blancos, y también sardi-

5
ANDREU SEGURA (presidente de la Socie- na, boquerón, sepia, calamar, pulpo).
dad Española de Salud Pública y Adminis- En uno de nuestros estudios hemos
tración Sanitaria, Sespas). La presencia visto que, al nacer, el 72% de los 554
de compuestos tóxicos persistentes niños analizados presentaba un nivel
(CTP) en los organismos animales, in- sanguíneo de mercurio superior al re-
cluidos los seres humanos, es conse- comendado por un respetado organis-
cuencia de los cambios que experi- mo gubernamental norteamericano
menta la biosfera con el desarrollo (5,8 microg/l); el 14% superaba los 22
adoptado por la humanidad. Un mo- microg/l. En dicha contaminación in-
delo basado en el crecimiento econó- fluye el consumo materno de ciertos
mico que ha conducido a una expan- tipos de pescado. Es, pues, urgente
sión extraordinaria de la especie hu- que las autoridades adopten acciones
mana en el planeta. El desarrollo ex- para minimizar la exposición de las
ponencial de las actividades humanas poblaciones vulnerables a tóxicos.
resulta positivo a corto plazo para la Los otros agentes sociales deben tam-
expansión demográfica, pero implica bién contribuir a construir estos men-
modificaciones biológicas sensibles, sajes teniendo en cuenta las posibili-
cuyas consecuencias sobre la salud dades cotidianas de la gente corriente.
son –aunque inciertas– suficiente- Las medidas más eficientes, igualita-
mente preocupantes. Las consecuen- rias y justas serán las medidas colecti-
cias patológicas de la exposición a los vas que eviten la contaminación de
CTP son, además, un ejemplo de pro- medio ambiente, aire, agua y, sobre to-
blemas de salud cuyos determinantes do, de los alimentos.
básicos son sociales, culturales y eco-
nómicos. Por ello, no pueden afrontar- JESÚS IBARLUZEA (epidemiólogo). Los
se individualmente, sino que requie- tejidos que acumulan CTP se parecen
ren intervenciones colectivas –políti- a los estratos de hielo de los glaciares.
cas, en el sentido más genuino de la Se dice que en ellos podemos leer al-
palabra–. La inteligencia y, más parti- gunas características de nuestra civili-
cularmente, la tendencia de los huma- zación. Con otra precisión cronológi-
nos a buscar explicaciones de los pro- ca, nuestro organismo también nos
cesos que observamos fue, en sus orí- permite conocer algo de la historia de
genes, una aptitud favorable para nuestra vida, incluso de la de nuestros
adaptarnos al entorno. Necesitamos progenitores. La representación de
ahora que esta capacidad de compren- determinadas actuaciones en los me-
sión de la vida sirva para modular las dios de difusión y el manoseo de tér-
consecuencias de nuestras propias in- minos no siempre produce los efectos
tervenciones, no sólo individuales y lo- deseados. Cuando todo el mundo ha-
cales, sino sociales y globales. Y en bla de un problema no sabemos quién
una escala temporal que nos trascien- asume la responsabilidad de resolver-
En las imágenes, una en los años 50; en de productos domés- de. Algo insólito para cualquier espe- lo. ¿No se estará también producien-
avioneta fumiga EE.UU. a mediados ticos que contenían cie biológica. Tal vez es el momento do cierto efecto de dilución de respon-
Atenas (Grecia) con del pasado siglo, DDT para combatir de continuar el sueño del concepto sabilidades? Aunque algunos se lo es-
DDT en 1946 para fumigación de niños los insectos mismo de humanidad. tán tomando en serio, en el batiburri-
prevenir una epide- con DDT, lo que se FOTOS ARCHIVO / GETTY
mia de cólera; uso consideraba inocuo; IMAGES
llo sobre los CTP todavía hay más ima-
doméstico de DDT y tres muestras de FERRAN BALLESTER (investigador en sa- gen que verdad. |
para matar insectos carteles publicitarios lud ambiental). Desgraciadamente, a INTERVENCIONES RECOGIDAS POR MIQUEL PORTA SERRA