Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 3 de Julio de 2015.

Contacto: 15-3655-3465
Mail: observatorioderechoalaciudad@gmail.com
Twitter: @obs_der_ciudad
FB: https://www.facebook.com/ObservatorioDerechoalaCiudad

LA CIUDAD DISCUTE SU PLANIFICACIÓN URBANA
En los próximos dos (2) años deberían aprobarse y actualizarse los principales
instrumentos normativos del planeamiento urbano de la Ciudad. En ese proceso
¿se respetará la democracia participativa?
Por Jonatan Emanuel Baldiviezo, Laura Tarbuch y Ana Miriam Olivera.

La Ciudad de Buenos Aires y su Área Metropolitana se encuentran entre las 30
aglomeraciones más pobladas del Mundo1 lo cual hace imprescindible la necesidad de
contar con una buena planificación urbana a fin de: evitar desigualdades espaciales y en el
acceso a los servicios públicos; salvar la deficiencia de la infraestructura pública; mejorar la
distribución de la riqueza generada por la Ciudad; alcanzar armonía entre las actividades
que se realizan; lograr un equilibrio entre la producción y la reproducción de la Ciudad, y
el ambiente urbano y la calidad de vida; entre otras cuestiones. Por otra parte, la dinámica
de alta intensidad de la Ciudad determina que la planificación urbana sea evaluada,
rediscutida y actualizada en forma periódica, constante y en plazos no tan amplios2.
La Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires3 (CCABA), reconoció esta
situación y estableció:

1

En primer lugar, que deben sancionarse diferentes instrumentos normativos de
planificación urbana que aborden la Ciudad en su integralidad y con visión

http://www.citypopulation.de/world/Agglomerations.html
Conf. Art. N° 27 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires - CCABA.
3
Aprobada en el año 1996.
2

metropolitana4, disponiendo para su aprobación la necesidad de cumplir con
mecanismos institucionales específicos.

En segundo lugar, la Constitución de la Ciudad ordena que la discusión y sanción
de cada uno de estos instrumentos deba desarrollarse respetando el ejercicio de la
Democracia Participativa (Arts. 1 y 27 de la CCABA5).

A casi 20 años de la aprobación de la Constitución de la Ciudad, se sancionaron varios de
estos instrumentos normativos de planificación urbana: El Plan Urbano Ambiental (Art.
29 de la CCABA y Ley N° 2.930), el Código de Planeamiento Urbano (Ley N° 449), el Plan
de Acción contra el Cambio Climático (Marco Institucional y de discusión creado por el
Decreto 137/09), el Plan Estratégico Buenos Aires 20106 (aprobado por el Consejo del
Plan Estratégico - CoPE7),
Estas primeras normas generales de planeamiento urbano aprobadas en la Ciudad luego
de la sanción de la Constitución no tuvieron suficiente debate ni participación de la
ciudadanía porteña en sus correspondientes procesos de elaboración. La poca intensidad
de democracia participativa promovida por el GCBA en dichas oportunidades generó un
crecimiento continuo de conflictos urbanos en los últimos 15 años. Esto a raíz de que
dichos instrumentos de planificación urbana, entre otras causas, por la escasa publicidad y
debate en su elaboración, no contemplaron en forma adecuada fenómenos urbanos
(tormentas, inundaciones, crecimiento de la población de las villas, inquilinización de la
población, captación privada de la plusvalía urbana generada, etc.) aunque si permitieron
cambios profundos y negativos en la Ciudad, sorpresivos para muchos barrios
(destrucción de las identidades barriales, sobreconstrucción y el consecuente colapso de
servicios públicos esenciales, pérdida de espacios verdes, etc.).

4

ARTICULO 27º de la Constitución de la Ciudad.- La Ciudad desarrolla en forma indelegable una política de
planeamiento y gestión del ambiente urbano integrada a las políticas de desarrollo económico, social y
cultural, que contemple su inserción en el área metropolitana (…).
5
ARTICULO 1º.- La Ciudad de Buenos Aires, conforme al principio federal establecido en la Constitución
Nacional, organiza sus instituciones autónomas como democracia participativa y adopta para su gobierno la
forma republicana y representativa.
ARTICULO 27º.- La Ciudad desarrolla en forma indelegable una política de planeamiento y gestión del
ambiente urbano integrada a las políticas de desarrollo económico, social y cultural, que contemple su
inserción en el área metropolitana. Instrumenta un proceso de ordenamiento territorial y ambiental participativo
y permanente (…).
6
https://www.scribd.com/fullscreen/17031649?access_key=key-1q6ow41cz33h124uuyg4
7
Aprobado en la Asamblea General del Consejo del Plan Estratégico el 30 de noviembre de 2004.

LA CIUDAD COMO UN BIEN COMÚN Y LA PARTICIPACIÓN

Por mandato constitucional debe darse amplia y permanente PARTICIPACIÓN real a la
ciudadanía en los procesos de elaboración y aprobación de estos instrumentos8. La
cuestión de la participación así planteada no es un capricho o una mera exigencia legal. Al
contrario, es una cuestión esencial si se considera a la Ciudad como un Bien Común cuya
construcción, gestión, posesión y relaciones deben ser regidas por el nuevo paradigma del
"Derecho a la Ciudad"9.
Considerar a la Ciudad como un Bien Común implica que no es un bien privado de nadie
ni la suma de bienes privados de muchos, ni que su regulación tenga que estar sometida a
las leyes del mercado. Tampoco se trata de un objeto o pertenencia del Estado, por lo que
su gestión excede a las competencias excluyentes del GCBA y sus funcionarios. Por el
contrario, pertenece a cada uno de los habitantes de la Ciudad, que somos quienes con
nuestro esfuerzo, tiempo y creatividad la construimos, sostenemos y vivimos diariamente.
Y por esta razón, cada una de las decisiones de planificación que se tomen deben ser
adoptadas luego de procesos de amplia participación, en los que se encuentren
involucrados los habitantes y sectores interesados y/o afectados.
Las políticas urbanas cuando son normativizadas, es decir, cuando se les otorga forma
legal, se expresan en lenguajes encriptados y sumamente técnicos. Basta la lectura del
actual Código de Planeamiento de la Ciudad10 para advertir este hecho. Por este motivo,
todo debate impulsado por el GCBA, para que sea verdaderamente participativo, debe dar
tiempo y lugar para la explicación simple y completa de cada uno de los documentos base
y de los borradores de los futuros instrumentos de planificación urbana para la Ciudad.
También, el GCBA debe otorgar el tiempo adecuado para que la ciudadanía y las
organizaciones interesadas puedan estudiar estos documentos y proponer ideas y
políticas.

8

Uno de los ejes arquitectónicos de la organización institucional y de la toma de decisiones de la Ciudad fundamentalmente en lo que respecta a planificación urbana- es la Democracia Participativa (art. 1 y art. 27
CCABA).
9

El art. 3 de la Ley N° 2.930 "Plan Urbano Ambiental" establece que éste tiene como objetivo constituirse en
el soporte del proceso de planeamiento y gestión de la Ciudad, como política de Estado, a partir de la
materialización de consensos sociales sobre los rasgos más significativos de la ciudad deseada y la
transformación de la ciudad real, tal que dé respuesta acabada al derecho a la Ciudad para todos sus
habitantes.
10
Ley N° 449.

DEBER DE ACTUALIZAR Y APROBAR LOS INSTRUMENTOS NORMATIVOS DE
PLANIFICACIÓN
El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se encuentra obligado a actualizar los
instrumentos normativos de planificación de mayor jerarquía y alcance de la Ciudad
cuyos plazos de actualización se encuentran vencidos o próximos a vencer, debiendo
asimismo elaborar y aprobar aquellos ordenados por las leyes que aún no se encuentran
vigentes.
Muy probablemente esto ocurrirá en los próximos dos (2) años, cerrando las instancias
de discusión relacionadas a la planificación urbana por varios años. Sin embargo, a la
fecha no se ha abierto ningún canal formal para la participación ciudadana, para el
ejercicio del derecho a la Democracia Participativa. Esta situación se agrava porque al
interior del Poder Ejecutivo, la elaboración de estos instrumentos se encuentra en proceso.
Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad se ha conformado un grupo de trabajo
para impulsar mecanismos de participación y conformar propuestas y herramientas para
ser incorporadas en estos futuros instrumentos11.
INSTRUMENTOS NORMATIVOS DE PLANIFICACIÓN URBANA

1. EL PLAN URBANO AMBIENTAL (PUA): La Constitución local en su art. 29
ordena que la Ciudad debe definir un Plan Urbano Ambiental que constituirá la ley
marco a la que se ajustará el resto de la normativa urbanística y las obras públicas. El
objetivo central del Plan Urbano Ambiental es el de servir de instrumento técnicopolítico de gobierno para la identificación e implementación de las principales
estrategias de ordenamiento y mejoramiento territorial y ambiental de la Ciudad
de Buenos Aires en diferentes horizontes temporales. El mismo fue aprobado
mediante Ley N° 2.93012 disponiendo -en su art. 1-13, que la normativa urbanística y
las obras públicas deben ajustarse al Plan Urbano Ambiental.
Ninguna normativa inferior a la constitución una vez aprobado el Plan Urbano
Ambiental puede ir en contradicción de su diagnóstico, lineamientos y propuestas.
Constituye la ley de mayor jerarquía en la Ciudad en la materia, sólo superada por
la Constitución. Es decir, toda normativa (ley, decreto, resolución, etc.) debe
respetar y adecuarse al Plan Urbano Ambiental y a la Constitución.
La Ley N° 71 ordena que deben realizarse revisiones y actualizaciones sucesivas del
Plan Urbano Ambiental, con un plazo no mayor de cinco (5) años a partir su sanción
por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires14. Sujeta la aprobación de estas
actualizaciones al mismo régimen de la aprobación originaria del PUA. Habiendo

11

Lxs
interesadxs
en
integrar
este
grupo
de
trabajo
observatorioderechoalaciudad@gmail.com o al celular (011) 15 3655 3465.
12
http://ssplan.buenosaires.gob.ar/libros/ley_2930/index.html
13
Al igual que el art. 29 de la CCABA y el art. 17 de la Ley N° 71.
14
Art. N° 15.

pueden

contactarse

a:

sido sancionado el 13 de noviembre de 200815, hace más de un año que el Plan
Urbano Ambiental debió haber sido actualizado. (VER ANEXO I)
2. LOS PLANES URBANOS COMUNALES: El Plan Urbano Ambiental ordena que
para la puesta en marcha de sus acciones deben implementarse diversos
instrumentos de planificación. Entre estos se encuentran los Planes de Comuna16.
Estos Instrumentos tienen por objetivo desarrollar, con la participación primaria de
las propias Comunas, los aspectos particulares de sus respectivos territorios,
debiendo guardar congruencia con los planes de las restantes Comunas y con los
lineamientos establecidos por el PUA para la ciudad en su conjunto. Estos Planes
aún no fueron elaborados ni discutidos.

3. EL CÓDIGO URBANÍSTICO: Entre los instrumentos de Gestión establecidos por
el Plan Urbano Ambiental (PUA) para operativizar sus propuestas se encuentran los
Instrumentos Normativos. El principal es el Código Urbanístico. EL PUA ordena17
que el Código Urbanístico reemplace al Código de Planeamiento Urbano18
vigente19 y tendrá por objetivo guiar la conformación de la ciudad de acuerdo a
nuevos lineamientos20. Desde el año 2008 pesa sobre el GCBA la obligación de
sancionar este nuevo Código. El Poder Ejecutivo de la Ciudad actualmente se
15

Publicado en el Boletín Oficial el 8 de enero de 2009.
Art. N° 15 de la Ley N° 2.930.
17
Art. 24 inciso a de la Ley N° 2.930.
18
Ley N° 449.
http://www.ssplan.buenosaires.gob.ar/images/docs/cpu2015/tomo1.pdf
http://www.ssplan.buenosaires.gob.ar/images/docs/cpu2015/tomo2.pdf
http://www.ssplan.buenosaires.gob.ar/images/docs/cpu2015/tomo3.pdf
19
Para comprender las materias que regirá este nuevo Código resulta ilustrador ver que las disposiciones del
actual Código de Planeamiento Urbano alcanzan y rigen todos aquellos asuntos relacionados directa o
indirectamente con el uso del suelo, de los edificios, estructuras e instalaciones, la apertura y ensanche de
vías públicas, la subdivisión y englobamiento de parcelas, los volúmenes edificables, el tejido urbano, la
preservación de los ámbitos históricos, arquitectónicos, ambientales y paisajísticos y con todos aquellos
aspectos que tengan relación con el ordenamiento urbanístico del territorio de la Ciudad.
16

20








Con respecto al tejido edilicio parcelario se otorgará especial importancia a los criterios morfológicos y a
los de admisibilidad de usos que contemplen a la manzana y a la cuadra como unidades primarias de
configuración del tejido urbano.
La normativa morfológica deberá reconocer las características diferenciales de cada zona urbana según
sus rasgos locales específicos.
Los espacios no edificables deberán tener en cuenta sus características de permeabilidad en vista de las
variables referentes a los escurrimientos pluviales y los consecuentes riesgos de anegabilidad.
Se deberá mantener la correspondencia entre población residente y usuaria, y la disponibilidad de
infraestructura de servicios básicos.
Se incorporarán los criterios derivados de las estrategias de adaptación al cambio climático global,
considerando principalmente la vulnerabilidad de la ciudad a dicho fenómeno.
En los casos de actividades potencialmente molestas, se considerarán sus riesgos en función de la
acumulación de usos similares en la misma zona.
Se deberá considerar al espacio público, como una unidad de diseño que engloba a todos sus
componentes y que debe ser valorada por su calidad paisajística.
El paisaje urbano se debe considerar a partir de una visión integrada de sus facetas materiales y
simbólicas, concibiéndolo como producto de la interacción dinámica de sus componentes naturales (tal
como el relieve, la hidrología, la flora y la fauna) y sus componentes antrópicos (trazado urbano, tejido
edilicio, infraestructuras, patrimonio histórico y monumental, etcétera.).

encuentra en su elaboración21. Hasta el presente no se ha publicitado ningún
borrador del nuevo Código22 ni se han abierto instancias de participación
ciudadana.
4. EL CÓDIGO AMBIENTAL: Entre los demás Instrumentos de Gestión propuestos por
el Plan Urbano Ambiental se encuentra la sanción de un Código Ambiental23. Este nuevo
Código contendrá el conjunto de disposiciones que regulen la calidad del ambiente con
vistas al logro de su máxima sustentabilidad y el control de las situaciones de riesgo. A tal
fin se establece que se deberá atender a la prevención de acciones ambientalmente
inadecuadas y, en su caso, la resolución o morigeración de las situaciones indeseables
existentes, asegurando la máxima recuperación posible del medio afectado. Asimismo,
deberá tener en cuenta la escala metropolitana de los procesos ambientales más
significativos y la promoción de medidas preventivas y la puesta en práctica de acciones
ambientales sustentables. Por último, se expresa que contendrá los mecanismos
procedimentales de las acciones judiciales de índole ambiental, incluyendo el
procedimiento de recomposición del ambiente en caso de daño ambiental colectivo. Este
nuevo Código tampoco ha sido aprobado, ni se han presentado documentos de base o
borradores. Los mecanismos de participación ciudadana no han sido estipulados ni
practicados aún.
5. EL “PLAN DE ACCIÓN PARA LA ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN AL
CAMBIO CLIMÁTICO” (EN ADELANTE PLAN DE ACCIÓN): La Ciudad de
Buenos Aires posee un Plan de Acción24 para el período 2010-2030 que establece las
acciones, instrumentos y estrategias adecuadas de adaptación y mitigación al
Cambio Climático en la Ciudad para reducir la vulnerabilidad humana y de los
sistemas naturales, protegerlos de sus efectos adversos y aprovechar sus beneficios.
En cumplimiento del Art. 8 de la Ley N° 3.871 "Ley de Adaptación y Mitigación al
Cambio Climático", que ordena que el “Plan de Acción" debe actualizarse con una
periodicidad no mayor a los cinco (5) años, la Agencia de Protección Ambiental
(APrA) dispuso que la primera actualización será presentada antes del año 2016
conteniendo la estrategia de adaptación y mitigación, y que se adoptará la primera
21

En la Segunda Asamblea del Consejo del Plan Urbano Ambiental de la Ciudad (Acta N° 2/2014 - 27 de
noviembre y 18 de diciembre de 2014), el Arq. Héctor Lostri, Secretario de Planeamiento y Coordinador del
CoPUA presentó los lineamientos Metodológicos para la implementación del Código Urbanístico. Se refirió a:
Red Estructural de Macromanzanas, Áreas de crecimiento sustentables, reguladoras hidráulicas, corredor
verde urbano, corredor verde regional, zona de consolidación edilicia de alta densidad, zona de consolidación
edilicia de media densidad, corredor transversal de densificación, área de patrimonio urbano, área de
protección patrimonial, área de patrimonio monumental, área de patrimonio morfológico sustentable de alta
densidad, área de patrimonio morfológico sustentable de media densidad, área de patrimonio. Detalló los
avances técnicos que permitieron pasar de información compilada en 33 planchetas hacia una hoja
2
cartográfica que define la ciudad en 477 unidades de 500.000 m .
Ver: http://www.ssplan.buenosaires.gov.ar/index.php/inicio/copua
En la página web de la Secretaría de Planeamiento bajo el título "Código Urbanístico - Estudios Preliminares"
se encuentran informes relacionados a la elaboración del nuevo Código Urbanístico.
Ver: http://www.ssplan.buenosaires.gov.ar/index.php/publicaciones/planurb
22
El art. 29 del Plan Urbano Ambiental (Ley N° 2.930) ordena al Consejo del Plan Urbano Ambiental que
otorgue especial prioridad al desarrollo del Código Urbanístico.
23
Art. 24 inciso b de la Ley N° 2.930.
24
http://www.buenosaires.gob.ar/areas/med_ambiente/apra/des_sust/pacc.php?menu_id=32408

versión del Plan de Acción publicado en el año 2009 como línea de base. El APrA se
encuentra en proceso de elaboración del nuevo "Plan de Acción " (actualización del
anterior) pero, hasta el momento, no remitió ningún documento borrador al Consejo
Asesor Externo ni tampoco abrió ninguna instancia de participación ciudadana tal
como exige la Ley N° 3.871. (VER ANEXO II)

6. PLAN ESTRATÉGICO BUENOS AIRES 2030: El art. 19 de la Constitución de la
Ciudad ordenó la creación del Consejo de Planeamiento Estratégico (CoPE), de carácter
consultivo, con iniciativa legislativa, presidido por el Jefe de Gobierno e integrado por las
instituciones y organizaciones sociales representativas, del trabajo, la producción,
religiosas, culturales, educativas y los partidos políticos.
Entre las atribuciones del CoPE se encuentra la de elaborar periódicamente Planes
Estratégicos Consensuados. Estos son instrumentos elaborados sobre la base de la
participación y el consenso de las instituciones, destinados a ofrecer fundamentos para las
políticas de Estado, expresando los denominadores comunes del conjunto de la sociedad.
En la Asamblea General del CoPE del 30 de noviembre de 2004 se aprobó el Plan
Estratégico Buenos Aires 201025. Este resulta un instrumento de planificación conjunta
elaborado por el Estado y los principales actores sociales y económicos de Buenos Aires.
Sistematiza y resume diferentes lineamientos y objetivos a alcanzar por parte de la
Ciudad, en un determinado periodo de tiempo. El 16 de diciembre de 2016, el CoPE
aprobó el Plan Estratégico Buenos Aires 2016 con Perspectiva Metropolitana26.
Recientemente27, el CoPe aprobó el documento "Buenos Aires 2030 - Aportes al Plan BA
2030 de la Jefatura de Gabinete del GCBA". Para el año el año 2015, el CoPE consensuó
trabajar en la Revisión del Plan Estratégico Buenos Aires 2010-2016 para la formulación
del Plan Estratégico 2030, que aún no se encuentra aprobado. (VER ANEXO III)
7. ORDENAMIENTO TERRITORIAL DE LA CUENCA DEL RÍO MATANZA
RIACHUELO: El 8 de Julio de 2008, la Corte Suprema dictó sentencia en la causa
“Mendoza”28. Esta causa judicial fue iniciada por habitantes de la Cuenca que en su
condición de damnificados por la contaminación ambiental causada en la cuenca
hídrica Matanza-Riachuelo, promovieron demanda contra el Estado Nacional, la
Provincia de Buenos Aires, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y
cuarenta y cuatro empresas asentadas en la zona.
En la sentencia, la Corte Suprema ordenó a la Autoridad de Cuenca MatanzaRiachuelo (ACUMAR), conjuntamente con el Estado Nacional, la Provincia de
Buenos Aires, y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA), a implementar el
“Plan Integral de Saneamiento Ambiental de la Cuenca” (PISA), que
necesariamente debe contener -conforme surge de la sentencia del 20 de junio de

25

https://www.scribd.com/fullscreen/17031649?access_key=key-1q6ow41cz33h124uuyg4
http://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/plan_estrategico_buenosaires_2016_3.pdf
27
En septiembre de 2014.
28
Causa caratulada "Mendoza, Beatriz Silvia y otros c/ Estado Nacional y otros s/ daños y perjuicios (daños
derivados de la contaminación ambiental del Río Matanza - Riachuelo)".
26

200629-, un instrumento de gestión ambiental, -el "Ordenamiento Ambiental del
Territorio"-.
En cumplimiento de esta sentencia, en diciembre de 2009 fue elaborado el Plan
Integral de Saneamiento Ambiental (PISA) que detalla los lineamientos a seguir en
materia de gestión, prevención y control, destinados a recomponer y preservar la
Cuenca Matanza Riachuelo30.
El Juez de Ejecución de la Causa “Mendoza” dispuso que mal pudiera sanearse la
Cuenca sin el cumplimiento del objetivo contemplado en el PISA de establecer un
Ordenamiento Ambiental del Territorio31. En fecha 28 de Diciembre de 2010, el
mismo tribunal, ante la omisión de los Estados, dictó sentencia32 reiterando la
orden33 de “presentar un Plan Integral de Ordenamiento Ambiental del Territorio
de la Cuenca Matanza-Riachuelo”. Dispuso que conforme el P.I.S.A. que se había
acompañado a la causa, el Ordenamiento Ambiental del Territorio se desarrollaría a
través de la articulación institucional dentro del ámbito de ACUMAR y la
consecuente macrozonificación del territorio correspondiente34. Este Plan aún no se
encuentra elaborado ni se abrieron instancias de participación para discutirlo.
Lamentablemente tanto la Ciudad de Buenos Aires como los Municipios, avanzan
unilateralmente sin coordinación en decisiones relacionadas a relocalizaciones de
villas, construcciones de puentes, relocalización de industrias sin contar con este
Plan.

29

En la sentencia de fecha 20 de Junio de 2006 en los autos caratulados "Mendoza, Beatriz Silvia y otros c/
Estado Nacional y otros s/ daños y perjuicios (daños derivados de la contaminación ambiental del Río
Matanza - Riachuelo)", en el punto V del Resuelve se dispuso: "Requerir al Estado Nacional, a la Provincia de
Buenos Aires, a la ciudad de Buenos Aires y al Cofema para que en el plazo de treinta días y en los términos
de la ley 25.675: Presenten un plan integrado (art. 5: Los distintos niveles de gobierno integrarán en todas sus
decisiones y actividades previsiones de carácter ambiental, tendientes a asegurar el cumplimiento de los
principios enunciados en la presente ley" basado en el principio de progresividad (art. 4) el que prevé que los
objetivos ambientales deberán ser logrados en forma gradual, a través de metas interinas y finales
proyectadas en un cronograma temporal. Dicho plan deberá contemplar: 1. Un ordenamiento ambiental del
territorio (arts. 8, 9 y 10)" de la Ley N° 25.675.
30
El PISA fue actualizado en 2010, en forma conjunta por profesionales especializados en materia
administrativa y técnica de las jurisdicciones que integran ACUMAR. Incluye las observaciones de organismos
oficiales como la Universidad de Buenos Aires y entidades de la sociedad civil.
31
Conf. resolución del 01-10-09.
32
La sentencia fue dictada en el expediente N° 21/09, caratulado: “ACUMAR s/ ORDENAMIENTO
TERRITORIAL” de los autos principales Nº 01/09, caratulado: “MENDOZA, Beatriz Silvia y ots. c/ESTADO
NACIONAL y ots. s/ EJECUCIÓN DE SENTENCIA (en autos Mendoza, Beatriz Silvia y ots. c/Estado
Nacional y ots. s/Daños y Perjuicios; daños derivados de la contaminación ambiental del Río MatanzaRiachuelo)”,
33
De esta forma resolvió: I.- Requerir al Sr. Presidente de la Autoridad de Cuenca contemplada en la ley
26.168, Dr. Homero Máximo Bibiloni; a los Sres. representantes del Poder Ejecutivo Nacional, de la Provincia
de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ante esa autoridad (miembros del Consejo
Directivo); que deberán presentar un Plan Integral de Ordenamiento Ambiental del Territorio, integrando las
legislaciones propias de cada jurisdicción, conformándose una única, debiendo contar con el consecuente
respaldo en soporte informático, que contenga lo referente al saneamiento de basurales y la recolección,
tratamiento y disposición final de los residuos; erradicación de villas y asentamientos precarios; limpieza de
las márgenes del rio y la liberación del camino de sirga; saneamiento cloacal; red de agua potable; desagües
pluviales; plan sanitario de emergencia; habilitación, control y radicación de industrias y parques industriales;
regulación y control en transporte de cargas y pasajeros, junto al ordenamiento de las vías de circulación;
explotación y movimiento de suelos; y demás objetivos en tratamiento, cuya presentación no podrá excederse
más allá del 01 de junio del año 2011, de manera inexcusable.
34
Considerando N° 7.

ANEXO I
EL PLAN URBANO AMBIENTAL
La Constitución de la Ciudad en su art. 29 ordena que la Ciudad debe definir su Plan
Urbano Ambiental elaborado con participación transdisciplinaria de las entidades
académicas, profesionales y comunitarias y que constituirá la ley marco a la que se ajusta
el resto de la normativa urbanística y las obras públicas.
El Plan Urbano Ambiental se aprueba con la mayoría absoluta del total de los miembros
de la Legislatura de la Ciudad a propuesta del Poder Ejecutivo35. Para su aprobación se
aplica el procedimiento de doble lectura36.
A fin de cumplir con este mandato constitucional se aprobó la Ley N° 7137. Esta estableció
que el organismo encargado de la formulación y actualización del Plan Urbano Ambiental
será el Consejo del Plan Urbano Ambiental38 (de acuerdo con lo establecido en los artículos
27, 29 y 104 inciso 2239 de la CCABA).
El Consejo del Plan Urbano Ambiental (CoPUA) está integrado por veintiún (21)
miembros:
1. El Sr. Jefe de Gobierno, que presidirá el Consejo.
2. El titular de la Secretaria de Planeamiento Urbano y Medio Ambiente o del
organismo que en el futuro la reemplace, quien será el Coordinador del Consejo.
3. Cinco (5) técnicos/as profesionales, con formación sistemática y antecedentes de
excelencia científica, técnica y especialización en temas urbanos y/o ambientales,
designados por el Poder Ejecutivo.
4. Nueve (9) técnicos/as profesionales, con formación sistemática y antecedentes de
excelencia científica, técnica y especialización en temas urbanos y/o ambientales,
designados a propuesta de la Legislatura por un plazo de dos (2) años.
5. Cinco (5) titulares de las Subsecretarias de Planeamiento Urbano, Medio Ambiente,
Obras Públicas, Transporte y Tránsito y Hacienda o de los organismos que en el
futuro los reemplacen.
Entre las funciones asignadas al CoPUA40 se encuentran:
35

Art. N° 81 de la CCABA: "ARTICULO 81º.- Con el voto de la mayoría absoluta del total de sus miembros:
(…) 4. Sanciona, a propuesta del Poder Ejecutivo, el Plan Urbano Ambiental de la Ciudad.
36
ARTICULO 89º de la CCABA: "Tienen el procedimiento de doble lectura las siguientes materias y sus
modificaciones: 1. Códigos de Planeamiento Urbano, Ambiental y de Edificación. 2. Plan Urbano Ambiental de
la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (…)"
ARTICULO 90º de la CCABA: "El procedimiento de doble lectura tiene los siguientes requisitos: 1. Despacho
previo de comisión que incluya el informe de los órganos involucrados. 2. Aprobación inicial por la Legislatura.
3. Publicación y convocatoria a audiencia pública, dentro del plazo de treinta días, para que los interesados
presenten reclamos y observaciones. 4. Consideración de los reclamos y observaciones y resolución definitiva
de la Legislatura. Ningún órgano del gobierno puede conferir excepciones a este trámite y si lo hiciera éstas
son nulas".
37
Sancionada el 3 de septiembre de 1998.
38
El CoPUA fue creado por el Decreto N° 492/99.
39
ARTICULO 104º.- Atribuciones y facultades del Jefe de Gobierno: (…)
22. Crea un organismo con competencias en ordenamiento territorial y ambiental, encargado de formular un
Plan Urbano y Ambiental. Una ley reglamentará su organización y funciones.
40
A través del Decreto N° 1351/2002 se le asignaron nuevas funciones al CoPUA por fuera de la Ley N° 71:

a. Elaborar el Plan Urbano Ambiental
b. Analizar las consecuencias urbanas y ambientales del conjunto de las acciones
incluidas en el Plan en forma simultánea a las diferentes etapas de su elaboración.
c. Evaluar las opiniones y los aportes recogidos en la o las Audiencias Públicas y en
todas las instancias participativas que se realicen con relación al Plan.
d. Realizar las evaluaciones periódicas de los resultados alcanzados en las distintas
etapas de aplicación del Plan Urbano Ambiental.
e. Establecerá un sistema de coordinación y consulta permanente con las comunas
para revisión, actualización y seguimiento del Plan Urbano Ambiental u otros
instrumentos vinculados.
f. Coordinar permanentemente sus acciones con el Consejo de Planeamiento
Estratégico y con los entes y organismos que se creen para implementar las
políticas especiales
También debe convocar y conformar una Comisión Asesora Permanente Honoraria con
entidades académicas, profesionales y comunitarias de acreditada trayectoria y
representatividad reconocida en la defensa del desarrollo sostenible. La Comisión
participa de la elaboración, revisión, actualización y seguimiento del Plan Urbano
Ambiental, o de sus instrumentos vinculados.
Esta Comisión fue creada en mayo de 1999. Por la Resolución N° 744/2005 del Secretario
de Infraestructura y Planeamiento se creó además el “Foro Participativo Permanente del
Plan Urbano Ambiental” que tiene por finalidad constituirse como el ámbito en el que
tiene lugar la participación de los habitantes de la comunidad, bajo sus diversas formas y
organizaciones con el objeto de expresarse sobre todos aquellos aspectos atinentes al Plan
Urbano Ambiental. Luego, por medio de la Resolución N° 1662/200541 se creó la Comisión
Asesora integrada por entidades de reconocida trayectoria en el desarrollo sustentable que
actúan como asesores.
El Plan Urbano Ambiental se fundamenta, de acuerdo a la ley, en el concepto de desarrollo
sostenible, entendido como un proceso participativo, que integra la transformación
urbanística, el crecimiento económico, la equidad social, la preservación de la diversidad
cultural y el uso racional de los recursos ambientales, con el objetivo de mejorar las
condiciones de vida de la población y minimizar la degradación o destrucción de su
propia base ecológica de producción y habitabilidad, sin poner en riesgo la satisfacción de
las necesidades de las futuras generaciones.
a) Las establecidas en el Código de Planeamiento Urbano y sus normas complementarias para el Consejo
Asesor de Planificación Urbana.
b) La elaboración de planes particulares sectoriales en el marco del Plan Estratégico, del Plan Urbano
Ambiental y de los objetivos y criterios orientadores de la Ley N° 71;
c) El asesoramiento sobre las políticas generales de la Ciudad, los planes particulares y los proyectos
impulsados por la Administración o promovidos por terceros,
d) El asesoramiento sobre las interpretaciones relativas a la normativa urbanística vigente y a la elaboración y
revisión de los Códigos Urbanos, especialmente del Código de Planeamiento Urbano.
e) La elaboración de los instrumentos previstos en los artículos 1.3.2. y 1.4.1. del Código de Planeamiento
Urbano.
f) La elaboración de las pautas de interpretación para la aplicación de la normativa urbano ambiental vigente,
en especial el Código de Planeamiento Urbano y el Código de la Edificación.
41
Modificada por la Resolución N° 476/2011.

El objetivo central del Plan Urbano Ambiental es el de servir de instrumento técnicopolítico de gobierno para la identificación e implementación de las principales estrategias
de ordenamiento y mejoramiento territorial y ambiental de Buenos Aires en diferentes
horizontes temporales (Art. 12):
En relación con estos objetivos y conceptos se estipuló que la formulación del Plan Urbano
Ambiental debía regirse por criterios orientadores definidos por la ley42.
El 13 de noviembre de 2008 se sancionó la Ley N° 2.930 que aprobó el Plan Urbano
Ambiental de la Ciudad43. Hasta entonces, el último Plan -aprobado en 1962-, había sido
el "Plan Director" elaborado por la Oficina del Plan Regulador.
La Ley N° 2.930 en su art. 1, al igual que el art. 29 de la CCABA y el art. 17 de la Ley N° 71,
ordena que la normativa urbanística y las obras públicas deben ajustarse al Plan Urbano
Ambiental44. Ninguna normativa inferior a la constitución una vez aprobado el Plan
42

A.- Transformación de la estructura urbana centralizada hacia una policéntrica que, en concordancia con el
proceso de descentralización en comunas, atienda tanto a la consolidación del centro actual como a la
promoción de nuevas centralidades y al simultáneo refuerzo de identidades barriales.
B.- Reconversión de la relación entre la ciudad y la franja costera, reafirmando la vinculación de la ciudad con
el río, preservando los recursos hídricos potenciando su accesibilidad y privilegiando su uso público recreativo
y gratuito.
C.- Reestructuración, densificación y renovación urbana del Área Sur, para equilibrar la sobreocupación del
Área Norte.
D.- Promoción de una estrategia de Espacios Públicos con la recuperación, ampliación y mejoramiento de los
espacios verdes y las vías públicas y de las áreas de calidad ambiental-patrimonial.
E.- Establecimiento de un sistema intermodal con mejoras de la eficiencia y seguridad del transporte de
cargas y del transporte público de pasajeros tendiente a disminuir la participación del automóvil particular en el
tránsito urbano.
F.- Generación de condiciones urbano ambientales para la modernización y diversificación del tejido
económico local, a través del mejoramiento de las actividades existentes y la atracción de nuevas actividades.
G.- Mejora de las condiciones del hábitat de los sectores de menores ingresos y/o con desventajas
ambientales mediante una diversidad de políticas que respondan a las distintas situaciones existentes.
H.- Mejora de la calidad ambiental mediante la preservación de las situaciones apropiadas, paulatina
corrección de las actividades contaminantes y concientización pública basada en el concepto de la
sostenibilidad global.
I.- Creación de nuevos instrumentos de gestión urbano ambiental, tanto de índole interjurisdiccional como de
nivel local.
J.- Desarrollo de una infraestructura de servicios acorde con el desarrollo propuesto para la ciudad.
K.- Eliminar las fracturas de la ciudad, facilitando su accesibilidad a todas las personas, suprimiendo las
barreras físicas y culturales.
43
http://ssplan.buenosaires.gob.ar/libros/ley_2930/index.html
44
En palabras del Tribunal Superior de Justicia, Expte. nº 5864/08 “Tudanca, Josefa Elisa Beatriz s/ queja por
recurso de inconstitucionalidad denegado en ‘Tudanca, Josefa Elisa Beatriz c/ GCBA s/ amparo (art. 14
CCABA)”: “6. A esta altura de la exposición, conviene detenerse en el examen de la relación que el art. 29 de
la CCBA prevé entre el PUA y el CPU. Dicha cláusula establece que el PUA constituirá “(…) la ley marco a la
que se ajusta el resto de la normativa urbanística y las obras públicas”. La idea de “marco” y el deber
de “ajustarse” implican pautas para el legislador y para los jueces. En el caso de los primeros, supone la
necesidad de concebir primeramente el PUA, tarea a cuyo fin deben nutrirse de las opiniones y conocimientos
de expertos de las múltiples disciplinas que pueden aportar al diseño de un plan urbano, contenido ineludible
puesto que la jurisdicción de nuestros legisladores tiene por objeto, no sólo, una gran urbe, sino que también
involucra el aspecto ambiental, término que no debe ser leído como simplemente referido al ambiente,
escenario por hipótesis ineludible tan pronto sea urbano, sino a la perspectiva holística desde la cual debe ser
abordado. Volviendo de los atributos al objeto al que el constituyente los asigna, la noción de “plan” supone
una sistematización de cursos de acción en pos de objetivos prefijados. Ello supone, en primer lugar, explicitar
esos objetivos y luego reunirlos sistemáticamente, esto es, de manera que no se neutralicen o menoscaben

Urbano Ambiental puede ir en contradicción de su diagnóstico, lineamientos y
propuestas. Constituye la ley de mayor jerarquía en la Ciudad sólo superada por la
Constitución.
El Plan Urbano Ambiental aprobó un Diagnóstico de la Ciudad que figura como Anexo I
de la ley. Postula que la Ciudad desarrolle a pleno los siguientes rasgos (art. 4):
1. CIUDAD INTEGRADA. En cuanto a la vinculación de todas sus zonas entre sí y, en
especial, de la zona sur con el resto de la ciudad, de la ciudad con los ríos que la rodean y
de la ciudad con el Conurbano con el que constituye una Área Metropolitana.
2. CIUDAD POLICÉNTRICA. En cuanto a consolidar la jerarquía de su gran Área
Central y, simultáneamente, promover una red de centros secundarios, así como de
centros comunales y barriales con identidad y pujanza propia.
3. CIUDAD PLURAL. En cuanto a que sea un espacio de vida para todos los sectores
sociales, ofreciendo en especial un hábitat digno para los grupos de menor capacidad
económica, así como un hábitat accesible para las personas con capacidades diferenciales.
4. CIUDAD SALUDABLE. En cuanto a las condiciones de habitabilidad que garanticen la
calidad ambiental y la sostenibilidad, a partir del uso de tecnologías apropiadas en las
actividades productivas y en los sistemas de transporte, de provisión adecuada de
infraestructura de saneamiento, de la prevención de inundaciones y de la resolución de
la gestión de los residuos.
5. CIUDAD DIVERSA. En cuanto a mantener su pluralidad de actividades (residenciales,
productivas, culturales) y su pluralidad de formas residenciales (distintas densidades,
distintas morfologías), compatibilizando los requerimientos de calidad ambiental de
cada una de ellas y enriqueciéndolas con su mutua convivencia.
También se establecen Propuestas de Nivel Metropolitano y Propuestas específicas para
la Ciudad. Entre estas últimas figuran las de "Estructura y Centralidades", "Transporte y
Movilidad", "Hábitat y Vivienda", "Espacios Públicos", "Producción y Empleo" y
"Patrimonio Urbano".
Por otra parte, el propio Plan Urbano Ambiental dispuso Instrumentos de diversa índole
para poner en marcha las acciones y propuestas establecidas.
a. Instrumentos de planificación: son aquellos que permiten profundizar los
lineamientos propositivos del Plan a niveles de mayor detalle. El objetivo de estos
instrumentos es la planificación de las intervenciones y la programación en el tiempo
con criterios de eficiencia y eficacia. Entre los Instrumentos de Planificación se
encuentran: Estudio Diagnóstico, Plan de Comuna, Plan de Sector, Plan de Detalle,
Áreas de Desarrollo Prioritario, Plan Temático y Evaluación de Impacto.
b. Instrumentos de gestión: son aquellos destinados a facilitar el desarrollo de las
acciones propuestas. Se encuentran los Instrumentos de Desarrollo (los Programas de
Actuación y el Informe Anual de Metas), Instrumentos de Promoción, Instrumentos
los unos a los otros. Una vez hecho esto, fijar cursos de acción que lleven a su consecución para,
nuevamente, sistematizar estos cursos de acción. Así visto, el PUA debe constituir la enunciación legislativa
de un modelo ambiental". (voto del Juez Luis Francisco Lozano)

Económicos e Instrumentos Normativos. Respecto a estos últimos se expresa que la
Ciudad cuenta con Códigos de Planeamiento Urbano (CPU), de Prevención de la
Contaminación (CPC), de la Edificación (CE) y de Habilitaciones y Verificaciones
(CHV), así como leyes ambientales y de accesibilidad. Se propone que estos
Instrumentos sean reformulados de acuerdo a los siguientes criterios normativos:
Código Urbanístico, Código Ambiental, Código de Edificación y Código de
Habilitaciones y Verificaciones.
c. Instrumentos de participación: son aquellos que promueven y facilitan la
participación de la comunidad en la gestión urbano-ambiental como: la Comisión
Asesora del Consejo del Plan Urbano Ambiental, el Foro Permanente del Consejo del
Plan Urbano Ambiental, Audiencia Pública, Difusión y Publicaciones.
d. Instrumentos de Monitoreo y Control: son aquellos que dan continuidad a la gestión
y permiten verificar el cumplimiento de las metas fijadas, cabiendo destacar la
importancia de contar con bases de datos y sistemas de información geográfica
actualizados para una correcta gestión urbano-ambiental. Se establecen el Monitoreo
General, los Monitoreos Particulares y el Monitoreo de Instrumentos.
Por último, encomienda al Consejo del Plan Urbano Ambiental el desarrollo de:
a. Un Modelo Territorial que referencie gráficamente las principales estrategias
establecidas en este Plan Urbano Ambiental.
b. Un Programa de Actuación sobre la temática Transporte y Movilidad.
c. Un Programa de Actuación sobre la temática Revitalización de la Zona Sur.
d. La modificación de los instrumentos vigentes a perfeccionar y el desarrollo de los
restantes instrumentos propuestos en este Plan Urbano Ambiental, dando especial
prioridad al Código Urbanístico.
El 11 de diciembre de 2014 se aprobó la Ley N° 5.230 que autoriza al Poder Ejecutivo a
realizar todos los actos, acciones y/u obras necesarios para implementar, concretar y/o
hacer efectivos los proyectos y lineamientos generales mencionados en el art. 7 inc. a) de la
Ley 2930. Es decir, la utilización intensiva del transporte ferroviario en los ejes radiales de
la aglomeración, a través de las siguientes acciones:
1. Analizar la viabilidad física y económico-financiera del enlace ferroviario Retiro-OnceConstitución (carga y pasajeros).
2. Impulsar gestiones frente al Estado Nacional, los entes reguladores y las empresas
concesionarias para:
-Diferenciar ofertas de servicios para viajes urbanos y suburbanos.
-Promover la relocalización y/o apertura de estaciones del FFCC Belgrano Norte.
-Redefinir la Terminal del FFCC Belgrano Sur.
-Promover la electrificación de ramales de los FFCC San Martín y Belgrano.
La Ley N° 71 ordena que deben realizarse revisiones y actualizaciones sucesivas del Plan
Urbano Ambiental, con un plazo no mayor de cinco (5) años a partir su sanción por la
Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires (Art. N° 15). Sujeta la aprobación de estas
actualizaciones al mismo régimen de la aprobación originaria del PUA.

Como se dijo con anterioridad, el Plan Urbano Ambiental fue sancionado el 13 de
noviembre de 2008 y publicado en el Boletín Oficial el 8 de enero de 2009. Hace más de un
año que el Plan Urbano Ambiental debió haber sido actualizado.

ANEXO II
EL PLAN DE ACCIÓN DE ADECUACIÓN Y MITIGACIÓN AL CAMBIO
CLIMÁTICO45
El 26 de febrero de 2009 se dictó el Decreto 137/09, que dio el marco institucional para
diseñar e implementar el Plan de Acción en materia de Cambio Climático de la Ciudad.
Esta norma creó dos espacios de trabajo y coordinación: un Equipo Interministerial y un
Consejo Asesor Externo, ambos presididos por la Agencia de Protección Ambiental
(APrA), en su carácter de máxima autoridad ambiental de la Ciudad. El objetivo final era
el desarrollo de políticas que permitieran evaluar e implementar medidas concretas de
adaptación y mitigación frente al cambio climático. En particular, la elaboración e
implementación del Plan de Acción en materia de Cambio Climático de la Ciudad.
El Consejo Asesor Externo del Plan de Acción en materia de Cambio Climático estaba
integrado por miembros de instituciones u organizaciones con antecedentes académicos y
científicos de prestigio, o de relevante trayectoria en la materia. Su función era validar el
Plan de Acción en materia de Cambio Climático.
En el año 2009 se conformó el Equipo Interministerial de Cambio Climático con la misión
de desarrollar un Plan de Acción. Este equipo llevó a cabo dos reuniones plenarias.
Además, se realizaron más de treinta reuniones individuales de trabajo con las distintas
áreas de incumbencia de cada ministerio. Del borrador del Plan de Acción se participó al
Consejo Asesor46 y se sometió a un proceso de consulta con diversas cámaras,
organizaciones no gubernamentales, instituciones y universidades, lo que permitió sumar
valiosos comentarios y sugerencias.
Finalmente el “Plan de Acción Buenos Aires 2030” fue aprobado y publicado en el mes de
Diciembre de 2009. Fue concebido como una herramienta dinámica y flexible que
posibilite la planificación de las políticas de las diferentes áreas del Gobierno para prevenir
los efectos adversos del cambio climático para el período 2010-203047.
El contenido del Plan48 actualmente vigente es el siguiente:
45

http://www.buenosaires.gob.ar/areas/med_ambiente/apra/des_sust/pacc.php?menu_id=32408
Integrado por:
- Dra. Inés Camilloni, del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera, Facultad de Ciencias Exactas y
Naturales, Universidad Nacional de Buenos Aires (CIMA, FCEN-UBA).
- Arq. Gustavo San Juan, de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad Nacional de la Plata (FAUUNLP).
- Lic. Leónidas Osvaldo Girardin, de la Fundación Bariloche.
- Lic. Ana Murgida, del Programa de Investigaciones en Recursos Naturales y Ambiente del Instituto de
Geografía de la Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional de Buenos Aires (PIRNAFFyL- UBA).
- Ing. Juan Carlos Gimenez, del Centro Argentino de Ingenieros (CAI).
- Lic. Diana Segovia, del Consejo Internacional para las Iniciativas Ambientales Locales (ICLEI, por sus siglas
en inglés).
- Dr. Roberto Kokot, del Consejo Superior Profesional de Geología.
- Mag. Graciela M. Barreiro, ingeniera agrónoma especialista en arbolado urbano.
46

47

Para la elaboración del citado Plan se actualizó el "Inventario de Gases de Efecto Invernadero de la
Ciudad", cuantificando las emisiones y las fuentes de GEI durante el período 2000-2008;
48
http://www.buenosaires.gob.ar/areas/med_ambiente/apra/des_sust/pacc.php?menu_id=32408









Introducción
Capítulo 1. Cambio climático a nivel global y nacional
Capítulo 2. Impacto en Buenos Aires
Capítulo 3. Inventario de Gases de Efecto Invernadero de la Ciudad de Buenos
Aires
Capítulo 4. Escenario al 2030
Capítulo 5. Medidas de mitigación y metas de reducción
Capítulo 6. Medidas de adaptación
Capítulo 7. Isla de calor urbana
Capítulo 8. Mecanismo de Desarrollo Limpio en la Ciudad de Buenos Aires

El Plan fija como un objetivo ambiental a cumplir la reducción de treinta por ciento (30 %)
de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en el año 2030.
Con posterioridad se aprobó el 1 de septiembre de 2001 la Ley N° 3.871 “Ley de
Adaptación y Mitigación al Cambio Climático”. Esta ley tiene por objeto establecer las
acciones, instrumentos y estrategias adecuadas de adaptación y mitigación al Cambio
Climático en la Ciudad de Buenos Aires, a fin de reducir la vulnerabilidad humana y de
los sistemas naturales, protegerlos de sus efectos adversos y aprovechar sus beneficios
(Art. N° 1). Se establece la elaboración de un "Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio
Climático de la Ciudad"49 que tendrá las siguientes acciones y medidas como mínimo:
a. Análisis de los cambios observados en las distintas variables climáticas y
establecimiento de las proyecciones futuras de las mismas.
b. Definición y aplicación de los métodos y herramientas para evaluar los impactos y la
capacidad de adaptación de los sistemas sociales y naturales.
c. Determinación de los puntos vulnerables y de medidas de adaptación adecuadas a
corto, mediano y largo plazo.
d. Determinación de los sectores responsables de las emisiones de gases de efecto
invernadero, y cuantificación de las mismas.
e. Desarrollo de medidas de mitigación necesarias para la reducción de los gases de
efecto invernadero a corto, mediano y largo plazo.

49

Artículo 7°.- Finalidad. El “Plan de Adaptación y mitigación al Cambio Climático de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires“ tiene como finalidad:
a. La proyección de políticas de Estado en materia de adaptación y mitigación al cambio climático para
las generaciones presentes y futuras.
b. La integración de las políticas, estrategias y las medidas de mitigación y adaptación a los procesos
claves de planificación.
c. La incorporación del concepto de los riesgos climáticos futuros, su monitoreo y el manejo de riesgos,
en los planes de formulación de políticas;
d. La reevaluación de los planes actuales para aumentar la solidez de los diseños de infraestructuras y
las inversiones a largo plazo, Incluyendo en la misma las proyecciones de crecimiento poblacional,
así como el aumento de ingresos diarios de personas a la Ciudad y de posibles migrantes
ambientales.
e. La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el ámbito territorial de la Ciudad
Autónoma de Buenos Aires.
f. La preparación de la administración pública y de la sociedad en general, ante los cambios climáticos
futuros.

f. Desarrollo de directrices para incorporar en los procesos de Evaluación de Impacto
Ambiental las consideraciones relativas a los impactos del cambio climático.
g. Establecimiento de las líneas de base que se utilizarán para el proceso de seguimiento
y evaluación de medición del cambio y eficacia de las estrategias, políticas y medidas
adoptadas.
h. Fortalecimiento de los sistemas de observación y monitoreo hidrometeorológica en el
ejido urbano, para el control efectivo de las condiciones de la temperie y el clima, la
persistencia, intensidad y frecuencia de eventos extremos y sus implicancias locales.
i. Concientización de la población sobre la necesidad de plantear una nueva conciencia
ambiental que permita reducir los efectos nocivos del cambio climático y aumentar la
capacidad de adaptación.
Crea al igual que el Decreto N° 137/09 un Equipo lnterministerial a fin de articular entre
las distintas áreas de gobierno la gestión de las políticas públicas relacionadas con el
cumplimiento de la ley (Art. N° 15).
Con respecto a la democracia participativa la ley establece dos mecanismos de
participación:
a) Participación pública.
b) Consejo Asesor Externo del Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático.
Con relación a la Participación Pública se establece que la Autoridad de Aplicación, que
continúa siendo la Agencia de Protección Ambiental (APrA), debe constituir un proceso
participativo entre todos los involucrados y actores interesados, que conduzca a la
definición de las mejores opciones de adaptación y mitigación al Cambio Climático para
integrarlas en la gestión de los distintos sectores y sistemas (Art. 10). Cada una de las
dimensiones del Plan debe ser puesta a discusión y consideración a toda la ciudadanía
porteña.
Por otra parte, el APrA debe convocar al Consejo Asesor Externo50 que tendrá la función
de asistir y asesorar en la elaboración del Plan (Art. N° 11). Las recomendaciones o
propuestas emanadas del Consejo Asesor son de carácter consultivo y consideración
obligatoria por el APrA (Art. N° 13)51.
El 23 de enero de 2014 se dictó el Decreto 39/14 que reglamentó la Ley N° 3.871. Designó
al APrA como la Autoridad de Aplicación de la ley, derogó el Decreto N° 137/09 y

50

Artículo 12.- Integración del Consejo Asesor. El Consejo Asesor está coordinado por la autoridad de
aplicación e integrado por:
a. Científicos, expertos e investigadores de reconocida trayectoria sobre los diversos aspectos
interdisciplinarios del Cambio Climático
b. Representantes de organizaciones ambientales, universidades, entidades académicas y técnicas, y
centros de investigación públicos y privados con antecedentes académicos y científicos o con
trayectoria en la materia. Los integrantes del Consejo no podrán percibir retribución o emolumento
alguno por integrar este órgano.
51
El Consejo Asesor Externo se reunió en tres oportunidades durante el 2014 los días 14 de Marzo, 9 de
Mayo y 25 de Julio.

convocó a integrar el Equipo Interministerial52 a todas las áreas ministeriales que tienen
injerencia o responsabilidad en las políticas referidas a la temática del cambio climático.
El 17 de marzo de 2014, el APrA dictó la Resolución 105/2014. En ella el Presidente de la
APrA resolvió:

Convocar y conformar al Consejo Asesor Externo;
Encomendó a la Gerencia Operativa de Cambio Climático y Energía Sustentable de
la Dirección General de Estrategias Ambientales de la Agencia de Protección
Ambiental elaborar y actualizar el Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio
Climático; y
Aprobó el procedimiento para articular la participación ciudadana de todos los
actores involucrados con el fin de establecer las mejores opciones de adaptación y
mitigación al cambio climático.

Esta Resolución en su Anexo III expresa que la Ciudad de Buenos Aires posee un Plan de
Acción para la Adaptación y Mitigación al Cambio Climático53 para el período 2010-2030 y
que éste constituye el primer documento que además de recopilar la información existente,
propone la construcción de escenarios futuros para la Ciudad, como así también en lo
relativo a las medidas y metas de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero,
como de la vulnerabilidad y riesgo de los ciudadanos.
Se establece que se adoptará dicha primera versión del Plan de Acción como línea de base
para la elaboración del conjunto de estrategias, medidas y políticas de gobierno,
comprendido en el Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático.
Asimismo, en cumplimiento del Art. 8 de la Ley N° 3.871 que ordena que el “Plan de
Adaptación y Mitigación al Cambio Climático” debe actualizarse con una periodicidad
no mayor a los cinco (5) años, en este Anexo se dispone que la primera actualización del
Plan de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático deberá ser presentada antes del
año 2016 conteniendo la estrategia de adaptación y mitigación.
En el Anexo IV de la Resolución 105/2014 se define que el APrA establecerá los tópicos
sobre los que se abrirá la instancia de participación ciudadana dispuesta en la Ley N° 3.871
a través de la publicación de los temas y documentos en la página web de la APrA. Faculta
al Consejo a identificar y proponer aquellos temas relevantes que considere requieren
instancias de participación ciudadana.
En conclusión, el APrA se encuentra en proceso de elaboración del nuevo “Plan de Acción
de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático” (actualización del anterior). Hasta el
momento, el APrA no remitió ningún documento borrador al Consejo Asesor Externo ni
tampoco abrió ninguna instancia de participación ciudadana.

52
53

En noviembre de 2014 se convocó al Equipo Interministerial.
http://www.buenosaires.gob.ar/areas/med_ambiente/apra/des_sust/pacc.php?menu_id=32408

ANEXO III
PLAN ESTRATÉGICO BUENOS AIRES 2030
El art. 19 de la Constitución de la Ciudad ordenó la creación del Consejo de Planeamiento
Estratégico (CoPE), de carácter consultivo, con iniciativa legislativa, presidido por el Jefe
de Gobierno e integrado por las instituciones y organizaciones sociales representativas, del
trabajo, la producción, religiosas, culturales, educativas y los partidos políticos. Dispone
que tiene por objeto proponer periódicamente planes estratégicos consensuados.
El CoPE54 fue creado por la Ley N° 31055. Entre las atribuciones del CoPE se encuentra la
de elaborar periódicamente Planes Estratégicos Consensuados que contengan los
siguientes aspectos: diagnóstico de situación y evaluación de gestión; estados futuros
previsibles; propuestas que comprendan proyectos y programas, confrontando con un
sistema de indicadores que permita el seguimiento de las mismas.
Los Planes Estratégicos Consensuados son instrumentos elaborados sobre la base de la
participación y el consenso de las instituciones, destinados a ofrecer fundamentos para las
políticas de Estado, expresando los denominadores comunes del conjunto de la sociedad.
El Decreto 1213/00 creó la Unidad de Coordinación como autoridad de aplicación de la
Ley N° 310, para brindar apoyo al Consejo de Planeamiento Estratégico.
¿Las propuestas y lineamientos que se establecen en estos Planes Estratégicos deben ser
respetados por los organismos del GCBA?
Para analizar el valor normativo del contenido de estos Planes resulta imprescindible
analizar la Ley N° 3.304 que creó el Plan de Modernización de la Administración Pública
del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con el fin de encarar un proceso de
modernización administrativa en el GCBA. En el Capítulo 1 del Título II del Anexo I de
dicha norma se establece que el Sistema de Gestión por Resultados en la administración
pública se implementa a través de determinados instrumentos de gestión, entre los cuales
se encuentran los Planes Estratégicos de Gestión, los Planes Operativos Anuales y el
Tablero de Control.
En estos Planes Estratégicos de Gestión cada área u organismo debe definir los propósitos
y objetivos generales a cumplir a lo largo de cuatro (4) años, así como los Proyectos que se
desarrollen para llevarlos a cabo. Se estipula que los Planes Estratégicos de Gestión
deben estar en consonancia con el Presupuesto Plurianual de Inversiones de cada
jurisdicción y en coordinación con las proposiciones emanadas del Consejo de
Planeamiento Estratégico. Esto último se ratificó a través del dictado del Decreto
741/2010. Allí el Poder Ejecutivo estableció que los Planes Estratégicos de Gestión deberán
contener los lineamientos generales o ejes estratégicos de gestión junto con los objetivos
estratégicos de cada uno de los organismos de la Ciudad y que para su formulación se
evaluarán las propuestas y recomendaciones dadas por el Consejo de Planeamiento
54
55

El CoPe tiene iniciativa legislativa el art. 19 de la Constitución.
Aprobada el 14 de diciembre de 1999 y publicada en el Boletín Oficial N° 865 del 24/01/2000.

Estratégico, entre ellas, las que se encuentran en los Planes Estratégicos elaborados y
aprobados por el éste.
De esta forma, los Planes Estratégicos Consensuados aprobados por el CoPe no
constituyen una mera propuesta sin obligatoriedad normativa. Al contrario, por ley se ha
dispuesto que cada una de las áreas y organismos del GCBA deben coordinar sus
propósitos y objetivos con las propuestas que emanan de cada uno de los Planes
Estratégicos consensuados y aprobados en el seno del CoPE.
En la Asamblea General del CoPE del 30 de noviembre de 2004 se aprobó el Plan
Estratégico Buenos Aires 201056. El Plan Estratégico de la Ciudad resulta un instrumento
de planificación conjunta elaborado por el Estado y los principales actores sociales y
económicos de Buenos Aires. Este plan sistematiza y resume diferentes lineamientos y
objetivos a alcanzar por parte de la Ciudad, en un determinado periodo de tiempo.
El 16 de diciembre de 2016, el CoPE aprobó el Plan Estratégico Buenos Aires 2016 con
Perspectiva Metropolitana57. Recientemente, en septiembre de 2014, el CoPe aprobó el
documento “Buenos Aires 2030 - Aportes al Plan BA 2030 de la Jefatura de Gabinete del
GCBA”.
Para el año el año 2015, el CoPE consensuó los siguientes ejes de trabajo58:

56

Formulación de un Plan Estratégico Cultural para la Ciudad de Buenos Aires..
Plan Buenos Aires Verde. Es un trabajo conjunto con el Ministerio de Desarrollo
Urbano de la Ciudad a fin de elaborar una iniciativa legislativa que coloque al Plan
Buenos Aires Verde del Ministerio de Desarrollo Urbano como una política de
largo plazo.
Revisión del Plan Estratégico Buenos Aires 2010-2016 para la formulación del
Plan Estratégico 2030, que aún no se encuentra aprobado.

https://www.scribd.com/fullscreen/17031649?access_key=key-1q6ow41cz33h124uuyg4
http://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/plan_estrategico_buenosaires_2016_3.pdf
58
http://www.buenosaires.gob.ar/noticias/primera-reunion-del-comite-ejecutivo-del-cope
57

ANEXO IV
NORMAS DE LA CONSTITUCIÓN DE LA CIUDAD AÚTÓNOMA DE
BUENOS AIRES QUE HACEN REFERENCIA A INSTRUMENTOS DE
PLANIFICACIÓN URBANA
ARTICULO 18º.- La Ciudad promueve el desarrollo humano y económico equilibrado,
que evite y compense las desigualdades zonales dentro de su territorio.
ARTICULO 19º.- El Consejo de Planeamiento Estratégico, de carácter consultivo, con
iniciativa legislativa, presidido por el Jefe de Gobierno e integrado por las instituciones y
organizaciones sociales representativas, del trabajo, la producción, religiosas, culturales,
educativas y los partidos políticos, articula su interacción con la sociedad civil, a fin de
proponer periódicamente planes estratégicos consensuados que ofrezcan fundamentos
para las políticas de Estado, expresando los denominadores comunes del conjunto de la
sociedad. Sus integrantes se desempeñan honorariamente.
ARTICULO 27º.- La Ciudad desarrolla en forma indelegable una política de planeamiento
y gestión del ambiente urbano integrada a las políticas de desarrollo económico, social y
cultural, que contemple su inserción en el área metropolitana. Instrumenta un proceso de
ordenamiento territorial y ambiental participativo y permanente que promueve:
ARTICULO 29º.- La Ciudad define un Plan Urbano Ambiental elaborado con
participación transdisciplinaria de las entidades académicas, profesionales y comunitarias
aprobado con la mayoría prevista en el artículo 81, que constituye la ley marco a la que se
ajusta el resto de la normativa urbanística y las obras públicas.
ARTICULO 45º.- El Consejo Económico y Social, integrado por asociaciones sindicales de
trabajadores, organizaciones empresariales, colegios profesionales y otras instituciones
representativas de la vida económica y social, presidido por un representante del Poder
Ejecutivo, debe ser reglamentado por ley. Tiene iniciativa parlamentaria.
ARTICULO 63º.- La Legislatura, el Poder Ejecutivo o las Comunas pueden convocar a
audiencia pública para debatir asuntos de interés general de la ciudad o zonal, la que debe
realizarse con la presencia inexcusable de los funcionarios competentes. La convocatoria es
obligatoria cuando la iniciativa cuente con la firma del medio por ciento del electorado de
la Ciudad o zona en cuestión. También es obligatoria antes del tratamiento legislativo de
proyectos de normas de edificación, planeamiento urbano, emplazamientos industriales o
comerciales, o ante modificaciones de uso o dominio de bienes públicos.
ARTICULO 81º.- Con el voto de la mayoría absoluta del total de sus miembros: (…) 3.
Aprueba y modifica los Códigos de Planeamiento Urbano, Ambiental y de Edificación. 4.
Sanciona, a propuesta del Poder Ejecutivo, el Plan Urbano Ambiental de la Ciudad.
ARTICULO 89º.- Tienen el procedimiento de doble lectura las siguientes materias y sus
modificaciones: 1. Códigos de Planeamiento Urbano, Ambiental y de Edificación. 2. Plan
Urbano Ambiental de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

ARTICULO 104º.- Atribuciones y facultades del Jefe de Gobierno: (…)
22. Crea un organismo con competencias en ordenamiento territorial y ambiental,
encargado de formular un Plan Urbano y Ambiental. Una ley reglamentará su
organización y funciones.
23. Ejecuta las obras y presta servicios públicos por gestión propia o a través de
concesiones. Toda concesión o permiso por un plazo mayor de cinco años debe tener el
acuerdo de la Legislatura. Formula planes, programas y proyectos y los ejecuta conforme a
los lineamientos del Plan Urbano y Ambiental.
ARTICULO 128º.- Las Comunas ejercen funciones de planificación, ejecución y control, en
forma exclusiva o concurrente con el Gobierno de la Ciudad, respecto a las materias de su
competencia. Ninguna decisión u obra local puede contradecir el interés general de la
Ciudad.
Ejercen en forma concurrente las siguientes competencias: (…) 4. La participación en la
planificación y el control de los servicios.

Contacto: 15-3655-3465
Mail: observatorioderechoalaciudad@gmail.com
Twitter: @obs_der_ciudad
FB: https://www.facebook.com/ObservatorioDerechoalaCiudad

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful