Está en la página 1de 2

Una llamada de boicot a Sudáfrica 2010… ¿Y si nos pasara a nosotros?

El escritor Africano S. Abdi. Sheikh hace desde Nairobi hace un llamado a la


comunidad internacional donde señala una serie de irregularidades en
Sudáfrica y expone sus argumentos para el boicot por parte de países africanos
a la realización de la copa del mundo.

La argumentación sería mas o menos así:

“Sudáfrica tuvo el apoyo de los paises africanos cuando está peleó por la
abolición del Apartheid, paises como Ángola tuvieron que sufrir graves
perdidas cuando fueron atacados militarmente por el gobierno blanco de
Sudáfrica. Zimbawe, Lesotho y Botswana dieron asilo a refugiados y los
ayudaron a llegar a capitales importantes como Nueva York o Londrés.

Lybia, Tanzania y Uganda provieron de armamento a el ejercito ANC y otros


gobiernos Áfricanos promovieron el boicot a los productos sudáfricanos en
protesta por el regimén racista que había en ese país. Al final consiguieron la
independencia de esa nación.

Esperaron que cuando pasaran los años turbulentos y Sudáfrica se convirtiera


en una perla multicultural, extendiera la ayuda a los paises que estuvieron
ayudandole para su libertad.

Pero los habitantes Sudáfricanos han tenido las reacciones más xenofóbicas en
contra de sus compatriotas inmigrantes africanos.Los medios locales los han
culpado del pandillerismo y la delicuencia, los culpan de la pérdida de trabajo,
el gobierno los deporta y de vez en cuando los mata como sucedió ha
sucedido con cientos de emprendedores Somalíes y Zimbawenses, a los
refugiados de la guerra civil del Congo también les han acechado sin parar.”

Amnistía Internacional ha documentado varios casos de desplazados por


ataques de xenofobia en Sudáfrica, y el ambiente de discriminación no cesa en
aquella nación.

“Un grupo de radicales que se hacen llamar “tsotsis” han creado su especie de
Ku kux klan en contra de los inmigrantes áfricanos, en algunas cacerías han
matado hasta 5 mostradores de tienda inmigrantes por semana.
La policía también ha hecho dentenciones ilegales, evitando los procesos de
deportación y teniendo a los ilegales en una prisión conocida como “Lindele”,
donde ha habido reportes de torturas, trabajos forzados y algunas muertes en
circunstancias misteriosas.”

El reporte no tendría relevancia para algunos, pero es inevitable mencionar


que no pensariamos igual si nos sucediera a nosotros.

¿Les suena familiar la historia de arriba?

Imaginemos que en algunos años los Estados Unidos consiguen la sede de una
copa del mundo de fútbol(parece probable por la tenacidad de Obama de
conseguir una justa deportiva mundial), y que uno de los requisitos de
seguridad sea la construcción de un muro entre México y Estados Unidos.

Nosotros estariamos escandalizados, llamando a la concordia y quizá hasta


boicoteando el mundial en señal de desacuerdo con la medida…

O tan siquiera un sector del país…