Está en la página 1de 3

BEHIND THE LINES

Informe Nro 60 Año Nro 02 17 de Febrero de 2010

El mercado reacciona según lo puntualizado (si, ¿pero por cuanto tiempo?)

De cara a lo observado desde el último reporte enviado, solo una semana atrás, vemos que
nuestra hipótesis de trabajo ha estado muy línea con lo que el mercado nos viene mostrando en
ese lapso de tiempo. En términos generales habiendo reconocido los soportes puntualizados, y
desde allí, se han verificado algunas reacciones interesantes, que bajo nuestra óptica, tienden a
recortar parte de las bajas generalizadas observadas durante la segunda mitad del mes de enero y
parte del de febrero.
El avance de los últimos días se ha verificado en los distintos mercados y de la forma tantas
veces planteada, esto es con un mercado bursátil en alza, el dólar cediendo algún terreno y los
commodities avanzando de la misma forma.
Mas nuestra visión e idea primaria continúa en línea con una suerte de reacomodamiento
de precios, alertado en nuestro ultimo informe, pero cuya vida podría ser corta o incluso
muy corta. Creemos que una vez que concluya, es altamente probable, que la tendencia
declinante reaparezca en escena; o sea no seria extraño ver en unos días la situación
inversa planteada en el párrafo anterior, esto es mercado bursátil declinando,
commodities corrigiendo y un dólar nuevamente fuerte frente al grueso de las divisas.
Mas allá de lo expuesto, queda muy en claro, las diferencias que el propio mercado nos esta
mostrando, y por consiguiente es notable y sencillo de palpar donde el castigo es y puede ser
mayor.
Por ejemplo, es tal el malhumor en la relación euro-dólar, que los impulsos correctivos lucen
tenues y sin brillo, especialmente si lo comparamos en como han reaccionado, al menos en los
últimos días, el dólar neocelandés o el australiano. De la misma forma, no es igual la reacción
del índice bursátil español, a lo que están haciendo otros mercado europeos o incluso los
norteamericanos, más aún en si la relación incluye la caída observada semanas atrás.
A esta altura el mercado ha tomado debida nota de donde se encuentran los puntos flacos
y por ende, el nivel de respuesta no es igual en todos lados.
Muchos de los charts que hemos estado viendo durante los últimos días/semanas tienen varios
puntos en común, Un punto que acaso resume esto es la idea de distribución, la cual
generalmente termina en forma declinante, mas aun cuando las formaciones llevan, como en
algunos casos, meses de trabajo. Varios de ellos ya hemos ido mostrando, como el caso de EWP
(etf del índice español), o el del índice bursátil chino, por citar solo un par de ejemplos.
Se nos ocurrió entonces, la posibilidad de ver un índice que a nuestro juicio continúa estando en
la mira, por su importancia y sensibilidad (más aún en los últimos años), y es el índice
financiero, medido en este caso a través de su etf, XLF.
Figura n1 XLF (etf índice financiero)

Como claramente se ve en la figura y al igual que casi todos los sectores que componen el
mercado bursátil, su avance desde marzo del 2009, ha sido muy importante y más si hablamos
de varios de sus componentes en particular. También es para recalcar, como puntualizáramos
anteriormente con las reacciones limitadas del euro y del índice bursátil español de las ultimas
ruedas, que parece nimia de cara a las fuertes bajas observadas entre febrero del 2007 y marzo
del año pasado y una vez más, vemos como el mercado se encarga de marcar claramente las
diferencias entre los distintos sectores.
La posibilidad de encontrarnos en una distribución se agiganta al ver que desde hace varios
meses, el sector, medido por su etf (XLF), viene trabajando en una especie de rango acotado y
formando una especie de techo redondeado, el cual generalmente concluye siendo el prólogo, de
un desenlace, como mínimo correctivo de lo observado durante el último año.
En el caso concreto de esta figura, la misma se ha apoyado sobre el soporte extremo. Esto
significa, la media móvil de 200 días, por un lado y la línea de cuello por el otro. Y creemos que
lo que se observa en las últimas ruedas, esto es la reacción que recorta parte de las pérdidas
observadas semanas atrás, tendrá corta vida, siendo el esquema similar a lo planteado para los
demás índices.
Evidentemente, el eventual corte de la línea de cuello, que llevaría aparejado conjuntamente el
quiebre de la media móvil de 200 días, nos llevaría a imaginar un desenlace fuertemente
declinante, que podría llevar a este etf a valores por debajo de los 12 dólares, idealmente la zona
de 11.60/70, donde se encuentran algunos posibles soportes. Si este fuera el caso, es esperable
que el grueso de los mercados proceda de la misma forma y continúen declinando.
Será el mercado el encargado de dictaminar el veredicto final. Como ha quedado dicho en
reportes anteriores y medido por el índice Dow Jones, mientras el mismo se mantenga por
debajo de los 10500 puntos seguiremos pensando que el escenario más probable es el que
incluye nuevas bajas, que nos conduzcan idealmente hacia los 9100/200 puntos, mas allá de la
reacción de los últimos días e incluso no descartamos que el mismo continúe unos días más.
Pero la idea sigue siendo la de morigerar tenencia en la fortaleza y no la compra en la debilidad,
al menos de momento y pensando en el tenedor de mediano plazo, dado que el trader
lógicamente, tiene otras prioridades.
Por cierto, si el mercado vulnerara esos 10500 puntos medidos por el índice Dow Jones o bien
los 1120/30 en el S&P 500, nuestro enfoque y planteo debería ser modificado.
Por último, presentamos un chart a continuacion que nos siembra muchas dudas y por ello
hemos querido compartirlo.
Figura n2 TNX (tasa de interés de los bonos de 10 años)

Desde hace un tiempo, los bonos luego, de un flight-to-quality mayúsculo que los viera crecer
hasta fines del año 2008, marcando sus máximos en más de 27 años, han ido perdiendo algún
atractivo. El mismo verificable en cuanto a la suba de su tasa implícita, lo cual denota un cierto
desprendimiento por parte de algunos de sus tenedores.

Pues bien, la duda que planteamos es la siguiente: en la figura, se puede ver una posible figura
de reversión( no activada aun), generada por un eventual hombro-cabeza-hombro, que cobra
más fuerza, si tenemos en cuenta el periodo de formación del mismo , que ya supera los dos
años. Si este finalmente fuera el escenario, estaríamos imaginando, que la tasa implícita de los
bonos de 10 años tendería a subir en lo mediato e incluso de manera muy importante. Pues bien,
¿seria esto un elemento que augura algún tipo de inflación? ¿Es posible que si esto sucediera, el
mercado bursátil siguiera corrigiendo? ¿Es compatible con lo que venimos viendo en los
últimos tiempos? Como se podrá apreciar, y como venimos sosteniendo hace mucho tiempo, en
la reacción del mercado bursátil y de commodities, se vio subir la tasa de interés, incluyendo la
fuerte depreciación del dólar. Pero cuando el mercado bursátil ha tendido ha corregir (hablamos
de la última etapa), incluyendo mermas en el mundo de la materias primas y un fortalecimiento
del dólar, los bonos no han tenido una tendencia definida, lo cual genera aun mas dudas para
con este producto.
Sin dudas, un instrumento a observar de cerca, dado podría marcarnos eventualmente el camino
para el mercado general.

CH
chadasu@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del presente documento así como la distribución del mismo a
terceros, sin la previa autorización de Carlos Darío Supph. Reservado derecho de autor