Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE

MÉXICO
colegio de ciencias y humanidades

plantel: Vallejo

Física 3

Contreras Ávalos Julio cesar

MODELO ATÓMICO DE BOHR


E l físico danés Niels Bohr (Premio Nobel de Física
1922), postuló que los electrones giran a grandes
velocidades alrededor del núcleo atómico. En ese
caso, los electrones se disponen en diversas órbitas
circulares, las cuales determinan diferentes niveles
de energía.

Bohr se basó en el átomo de hidrógeno para realizar


el modelo que lleva su nombre. Bohr intentaba
realizar un modelo atómico capaz de explicar la
estabilidad de la materia y los espectros de emisión
y absorción discretos que se observan en los gases.

Su modelo está basado en los siguientes


postulados:
El átomo de hidrógeno consta de un núcleo (+) y a
su alrededor gira en forma circular un electrón (-), de
tal manera que la fuerza centrífuga contrarreste la
fuerza de atracción electrostática.
El electrón sólo gira en determinadas órbitas de
radios definidos, llamados también niveles
cuantificados de energía.
Mientras los electrones permanezcan en un mismo
nivel de energía (llamados estados estacionarios
por Bohr) no ganan ni pierden energía.

Un electrón puede cambiar de un nivel a otro dentro


de un mismo átomo ganando o perdiendo una
cantidad de energía igual a la diferencia existente
entre ambos estados. De este modo, todo cambio
energético del electrón corresponderá a saltos que
haga entre los estados estacionarios.

Un átomo sólo emite energía cuando un electrón


salta de un nivel de energía superior a otro inferior y
absorbe energía en caso contrario. La energía
emitida o absorbida por el átomo recibe el nombre
de fotón o cuanto de luz.
Los átomos de gases calientes emiten y absorben
luz a ciertas longitudes de onda.
En el gráfico de la izquierda, se demuestran tres
espectros de emisión y uno de absorción.
 Bohr llegó a establecer una ecuación que
permitió calcular la energía potencial de cada
nivel energético del átomo de hidrógeno,
tomando en cuenta factores como la masa y la
carga eléctrica del electrón. En dicha ecuación
se representa al nivel de energía mediante una
letra “n” a la que se le da el nombre de número
cuántico principal y que distingue a los
niveles de energía. Así, a cada uno de los
diferentes niveles de energía le corresponderá
un determinado valor “n”. Estos valores son
números enteros (1, 2, 3, 4, etc.).
Los átomos de los elementos más grandes que se
conocen actualmente tienen un máximo de 7 niveles
y, por ello, el valor máximo de “n” para esos es 7.

Bohr relaciona, así, los estados estacionarios 1, 2, 3,


4, etc., con las llamadas capas electrónicas K, L, M,
N, O, P y Q, y estableció que el número máximo de
electrones de una órbita o nivel de energía “n” era
igual a 2n2.
Niels Bohr logró explicar, gracias a su modelo, las
líneas espectrales del átomo de H; con el tiempo su
teoría sufrió muchas modificaciones, pero le cabe el
mérito de haber orientado las investigaciones
posteriores al fundar la mecánica cuántica.