Está en la página 1de 3

Sobre la valoración en torneos

Durante los últimos años, el sistema para evaluar combos ha sido el mismo (con ligeras
modificaciones). La única propuesta alternativa que he visto estuvo publicada en SpinAlong *1.
Curiosa, aunque no creo que se llegara a aplicar.
La comparación de dos combos avanzados es complicada y el sistema actual, simple. Es
efectivo a la hora de evaluar varias decenas de duelos, como es el caso de las primeras rondas
de los torneos mundiales, pero se queda corto cuando el número de combos es más reducido.
Es necesario crear un nuevo sistema más avanzado (y probablemente en consecuencia, más
complejo), preciso y objetivo, para poder utilizarlo cuando sea necesario.
Aquí realizaré una reflexión sobre estética aplicada a este tema. Busco exponer mis ideas al
respecto para que posteriormente se pueda reformar el sistema actual o intentar crear uno
nuevo.

El principal problema reside en la necesidad de crear un sistema para comparar. Por ejemplo,
no necesitamos crear un sistema para ver, entre varios objetos, cual es el más alto de todos.
Medimos, comparamos y la respuesta es directa y objetiva. El carácter subjetivo de la
comparación de combos puede parecer obvio a priori, pero no son pocas las críticas al actual
sistema diciendo que “es subjetivo y por tanto, innecesario pues los jueces acaban votando a
quien quieren”. Quiero resaltar esto desde un principio: es imposible contrastar dos combos de
forma objetiva pues no son dos objetos semejantes. La subjetividad siempre va a estar ahí, el
nuevo sistema lo que busca es reducirla.
Existe un método subyacente a todo sistema de comparación: buscar aspectos comunes,
valorarlos cada uno por separado, aplicar una ponderación a las puntuaciones individuales y
observar el resultado. No es necesario esto en el ejemplo anterior porque el contraste es directo.
Todos los objetos presentan una cualidad común y comparable de forma cuantitativa, de tal
modo que no hay subjetividad en el proceso. Al ser los combos objetos diferentes, necesitamos
valorar subjetivamente cuáles son los aspectos comunes y la ponderación. La observación del
resultado sí que es cuantitativa y objetiva. Las comparaciones individuales deberían ser
objetivas también, pero veremos ahora que no lo están siendo y a lo mejor no es posible que lo
sean.
En el sistema tradicional los aspectos comunes eran dificultad, creatividad, ejecución,
presentación y efectividad. Aquí se encuentra el segundo problema más importante: no
disponemos de definiciones objetivas de estos criterios. En el libro de normas del WT/WC se
dan unas definiciones pobres, vagas, que resuelven pocas dudas. ¿Está la solución en la
elaboración de otras nuevas? Yaemgo y yo lo intentamos hace tiempo, después de debatir sobre
este tema y vimos que era una tarea complicada, si no imposible. Sí, las podíamos hacer más
largas, con más ejemplos, actualizarlas, pero seguirían sin responder más dudas que las
anteriores. Por eso mismo no es que las definiciones de Zombo *2 estén mal, el problema es
que no podemos hacer definiciones objetivas de esos conceptos.
Quien recuerde (si la ha dado) la filosofía de segundo de bachillerato puede que relacione el
final del anterior párrafo con lo planteado por Wittgenstein. Él termina el Tractatus LógicoPhilosophicus afirmando que es imposible elaborar proposiciones con sentido sobre varios
campos, la estética entre ellos. Esta afirmación nos lleva a una disyuntiva. ¿Debemos entonces
valorar los atributos individuales de forma subjetiva, o buscar otros más concretos? Podemos

continuar con el sistema actual y utilizar esa proposición como justificación de su relativismo,
o seguir investigando. A lo mejor somos capaces de dividir los cinco criterios anteriores en
otros, algo más alejados de la estética pura, de los cuales sí podamos elaborar definiciones.
Supongamos que sí podemos, para poder continuar con la reflexión. Además, supongamos que
hemos encontrado un gran número de criterios a comparar. En este supuesto, al intentar valorar
dos combos podríamos ver que cuanto más similares son los estilos de los spinners, menos
criterios sería necesario utilizar. La comparación de la dificultad de dos combos de powertricks
es mucho más sencilla y objetiva que la de uno de power y un combo más clásico. Por lo tanto,
es probable que no necesitemos pocos aspectos que apliquen a todo el mundo, sino una gran
cantidad de aspectos y aplicar únicamente los necesarios.
La elección de los criterios de esta supuesta lista no es sencilla, y explico por que. Para este
ejemplo estamos contrastando un combo de Nadhif y otro de Peem. Los comparamos respecto
al criterio “dificultad de sus powertricks”. Este aplica a ambos, y la evaluación es objetiva. Si
los combos fueran de Fratleym y de Xound, un criterio podría ser “dificultad de sus
fingercrossings”. Podríamos afirmar ahora que ambos son criterios válidos para añadir a
nuestra lista, pero pronto vemos que no tiene por que. Si necesitáramos comparar un combo de
Peem con otro de Xound, al aplicar ambos criterios a la vez, el resultado sería: (entiéndase que
es un ejemplo)
Peem
Xound
Dificultad de sus powertricks

10

0

Dificultad de sus fingercrossings
0
10
Empatarían en dificultad independientemente de qué hiciera cada uno. Nos encontramos con
una segunda disyuntiva. Aceptar como válidos criterios similares a los del párrafo anterior y
cambiar la forma en la que valoramos o buscar otros más abstractos y que subyazcan a un
mayor número de spinners.
Puede que una persona con amplios conocimientos de penspinning pueda encontrar algún
aspecto que sea común a bastantes combos y se pueda valorar objetivamente pero temo que si
seguimos ese camino acabaremos volviendo a los 5 criterios del sistema anterior, pues ese es su
principal objetivo: ser comunes a una gran cantidad de combos.
La otra opción implica cambiar el sistema de valoración. En caso de que los criterios no sean
aplicables a ambos, como es el caso de Peem y Xound, comparemos cada uno respecto al nivel
general actual. Esto es lo que hacemos subconscientemente con el sistema tradicional: al
evaluar la dificultad en peem y en xound no la comparamos entre sí, no podemos hacerlo,
vemos cómo son los powertricks de peem respecto a otros combos de power que hemos visto
anteriormente y lo mismo con los fingercrossings de xound. Esto se ve claramente con la
creatividad. No se evalúa si un combo ha hecho cosas que el otro no, se compara cuánto innova
respecto a lo que hemos visto hasta el momento.
Cualquiera que sea la opción con la que nos sentimos más identificados, tengo la impresión que
tanto los criterios como la ponderación fija * 3 del sistema anterior deja de lado algo muy
importante, Para explicarlo, continúo con otro ejemplo:
Ignora tus habilidades como spinner actualmente. Imagina que tienes que hacer dos combos,
uno que sea perfecto para ti y uno que lo sea para el resto, que sea capaz de ganar un torneo.
Probablemente no coincidan y eso es por la propia naturaleza de la competición. No se evalúa
qué es mejor (ya hemos visto que esa es una comparación puramente estética y no podemos
llevarla a cabo con sentido) sino cuál se ajusta más a los criterios del torneo, cuál es el más
completo y cuál complace a la mayoría de gente. No digo que esto esté mal, al fin y al cabo los
participantes están en un torneo, no en un solo o una collab. Sí que es posible que la necesidad

de modificar el estilo propio para ajustarse a unos criterios desvirtúe ligeramente el
penspinning. Puede que por eso sea tan frustrante grabar, por la necesidad de ajustarse a unos
estándares de máxima completitud.
El “nuevo” criterio, el de efectividad * 4 puede favorecer este “salto” de estilos o aminorarlo,
según se interprete su definición. Si se toma como que el objetivo del spinner es contentarse a
sí mismo, la adecuación a ese objetivo no reside en realizar un combo muy completo sino en
hacer algo que sea acorde a su estilo y afán de experimentación, compensando la ponderación
fija del sistema antiguo. Si el objetivo del spinner es ser competitivo, este criterio valorará la
capacidad del participante para realizar ese salto de estilos, para adecuarse a aquello en lo que
él es bueno y el otro no, para ser más completo y obtener mejor puntuación.
Por eso una ponderación fija favorece combos completos, que abarquen de forma excelente
todos los criterios. Una ponderación variable según el estilo del spinner podría dar lugar a más
experimentación. Si se reduce la importancia de la ejecución hay más sitio para creatividad y
dificultad, lo que favorecería, por ejemplo, a fel2fram. Si se reduce la importancia de la
creatividad, deja más sitio a la ejecución, pudiendo así apreciar estilos depurados durante años
como el de Eriror u otros spinners (de Jeb, por ejemplo). Si se llevara a cabo una ponderación
variable no primaría la competición sino la capacidad de autosuperación y la creación artística.
El propio spinner podría ser el que eligiera que aspecto es el más importante, de tal forma que
los jueces no malinterpreten su objetivo.
Debo finalizar diciendo que quedan más preguntas que respuestas. Es necesario continuar el
debate y decidirnos en las tres disyuntivas planteadas antes de desarrollar un sistema, pues
dedicar esfuerzo a crearlo sin tener resueltas estas dudas sería perder el tiempo. Espero vuestras
opiniones e impresiones.

*1 Creo que se llamaba “sistema pentagonal” y la hizo AzuL pero no estoy nada seguro. Si
alguien sabe donde encontrar el artículo se lo agradezco.
*2 Tampoco estoy seguro si esas definiciones son de Zombo o no. Cualquier aclaración es
bienvenida
*3 Por aclarar, con ponderación fija me refiero a que todos los criterios valen lo mismo (se
evalúan todos sobre 5 o 10 puntos)
*4 Para quien no sepa de que trata, remito a la explicación del foro:
En este criterio se pretende evaluar la coherencia del combo con un supuesto objetivo. ¿Ha
adaptado su estilo para el combate contra su oponente? Si, por ejemplo, su oponente es un
claro powertricker, no utilizar powertricks ya que esos trucos serán sobrepasados por los de su
oponente. ¿Es revolucionario en algún sentido? recordemos que el WT es un torneo de
excelencia, de los mejores de cada comunidad. Algunos de sus spinners a lo largo de los años
han marcado tendencia, y han dado lugar a amplios debates sobre ciertos aspectos de sus
combos (por ejemplo los 1p2h Arounds de ctionist https://www.youtube.com/watch?
v=g2rWWNrDeuI , la fluidez de s777 que hizo que muchos pensaran que no podían ser caps
de comssa vacías de verdad, o la complejidad de fel2fram)