Está en la página 1de 12
ELIZABETH MUNSTERBERG KOPPITZ EL DIBUJO DE LA FIGURA HUMANA EN LOS NINOS Evaluacién Psicoldgica Traduccién: Lic. Maria Julia Garcia Prof. Maria Rosa Braile ee =~ 2. EL TEST DEL DIBUJO DE LA FIGURA HUMANA (DFH) EI test DFH, tal como se lo define aqui, requiere que el nifio dibuje “una persona entera” a pedido del examinador, en su presencia, El iiltimo punto es importante, ya que un DFH deberia ser siempre el producto de una relacién interpersonal. El DFH representa una forma ‘fica de comunicacidn entre el nifio y el psicélogo y en cuanto tal, difiere del dibujo espontineo que los nifios pueden realizar cuando estén solos o con amigos. Las instrucciones dadas son significativas y pueden influir en los resultados obtenidos. Goodenough le indicaba a sus sujetos que dibujaran “un hombre”. Machover pide a sus pacientes que dibujen “una persona” y Iuego otra persona del sexo opuesto; Harris solicita el dibujo de un hombre, una mujer y un antorretrato; mientras que Hammer obtiene dibujos de un hombre y de una mujer tanto a lépiz como con crayon. En las investigaciones que presentamos aqui, a los nifios sdlo se les pidié que dibujaran una persona entera. Quedaba librado a cada nifio el determinar la edad y el sexo de la figura que elegia representar. Los estudios que presentamos en este volumen se basan en la suposicién de que el DFH de un nifio muestra tanto una estructura basica como un cierto estilo que es peculiar de ese nifio. Como observé Kellog (1959), la estructura del dibujo de un niiio pequeiio esta determinada por su edad y nivel de maduracién, mientras que el estilo del dibujo refleja sus actitudes y aquellas preocupaciones que son mas importan- tes para él en ese momento. Si esta hipétesis es correcta, el dibujo de una persona deberia ser suficiente en la mayoria de los casos. Y si se obtiene un solo dibujo, entonces parece razonable dejar que el nifio decida qué clase de persona desea dibujar. Coincidimos con Machover en que la consigna de dibujar “una per- sona” permite obtener DFH més ricos en material proyectivo que los “auto-retratos” dibujados a pedido. Los prepuberes y adolescentes tem- pranos conscientes de ei son a menudo renuentes a dibujarse a si mis- mos, mientras que los nifios pequefios tienden a centrarse en su ropa y detalles triviales de su aspecto cuando tratan de dibujarse. A menudo se deleitan copiando el estampado de sus ropas o pueden dedicar la : 19 mayor parte de su encrgia y del tiempo de que disponen a dibujar sus zapatos nuevos o el yuante de béishol que Je acaban de regalar para su cumpleafios, ya que estas adquisiciones recientes son de gran im- portancia para los nifios. La consigna ambigua de dibujar “una persona entera” parece Ievar al nifio a mirar dentro de $i mismo y sus propioa sentimientos en el intento de capturar Ja esencia de “una persona”, La persona que un nifio conoce mejor cs él mismo; su dibujo de una per- sona se convierte por consiguiente en un retrato de su eer interior, de sus actitudes. En la practica clinica, hay por supucsto ocasiones en las que cs wtil comparar varios dibujos de un mismo nifio, Pero para la deteccién (screening) de nifios que comienzan la escuela y para cvaluaciones rapidas 0 con fines de investigacién, parece ser suficiente obtener un DFH de cada nifio. Para la mayoria de los escolares mas pequefios, un segundo DFH, del sexo opuesto raramente agrega suficiente informa- cién adicional como para justificar el tiempo y esfuerzo invertido en su obtencién. Hichey (1965) informé que los DFH del mismo sexo del nifio tienden a ser superiores en calidad que los del sexo opuesto. Dado que a mayoria de los nifios dibujan primero figuras de su mismo sexo, consecuentemente la mayoria de los DFH realizados en primera ins- tancia seran superiores a los siguientes. El tiempo es uno de log articti- los mas caros que tiene que manejar el psiedlogo que trabaja en cli- nicas, Creemos que el tiempo ahorrado al omitir un segundo DFH puede ser empleado ms fructiferamente administrando otra prueba proyectiva breve como el Test Guestaltico Visomotor de Bender Kop- pitz (1964) *, o un conjunto de historias u oraciones incompletas. Si se estima esencial un segundo dibujo, puede ser mas revelador un dibujo de “tu familia completa” o un dibujo libre que un segundo DFH. Otra consideracién Ievé a la autora a limitar el test del DFH a un solo dibujo de una persona entera. Aunque es cierto que a la mayoria de los nifios normales les encanta dibujar personas, tamlién es cierto que la mayoria de los nifios vistos por psicélogos clinicos y cducacio- nales no se conforma necesariamente al patrén de conducta “normal”. Muchos niiios emocionalmente perturbados y/o dafiados neurolégica- mente son muy autoconscientes en lo que respecta a su escasa capa- cidad para el dibujo y lo inadecuado de sus DFH. Y, si se los mira ob- jetivamente, sus dibujos son a menudo muy pobres en comparacién con los de la mayoria de los chicos de su edad. Los niiios atendidos en clinicas de orientacién o por los psicélogos educacionales generalmente han experimentado tal monto de fracaso en Ia vida, que estén ansiosos de evitar nuevas dificultades y frustraciones. Frecuentemente, estos pe- quefios ofrecen entusiastamente dibujar autos o aviones o flores, de hecho cualquier cosa que no sea una persona, Si el DFH realmente presenta un autorretrato interior, no deberia sorprender que algunos nifios, especialmente los que tienen problemas, traten de evitar incons- * Edit. Guadalupe, 4% ed. Bs. As, 1972. 20 7 ente, y atin de manera consciente, revelar su interior, y que no deseen enfrentarse con el pobre concepto que tienen de si mismos. Con una persuasién amable el psicélogo generalmente consigue que tin los reticentes dibujen una persona entera, pero muchos nifios se resisten a dibujar mas de una persona, y no hay realmente una razén para forzarlos a hacerlo. Administracién del test del dibujo de la figura humana (DFH) E] test DFH puede administrarse individual 0 colectivamente. La ad- ministracién individual es preferible por supuesto, ya que permite observar Ja conducta del nifio cuando dibuja y efectuar preguntas aclaratorias si es necesario, También se ha notado que la mayoria de low nifios producen dibujos mas ricos y reveladores en el contexto de una relacién individual con un psicélogo acogedor que en una situacién grupal. Pero la administracin colectiva es completamente aceptable y més factible cuando se lo administra con fines de investigacién o para el “despistaje” (screening) de os que empiezan la escuela primaria, © situaciones similares. Al administrar el DFH, el examinador debe sentar al nifio confortable- mente frente a un escritorio 0 mesa completamente vacia, y presentar- le una hoja de papel tamafio 21,25 cm x 27,50 cm* y un lapiz mim ro 2 con goma de borrar. Luego el examinador le dice al nifio: “Querria que en. esta hoja dibujaras una persona ENTERA. Puede ser cualquier clase de persona que quieras dibujar, siempre que sea una persona completa, y no una caricatura o una figura hecha con palotes”. Se tuvo que agregar la tiltima parte de la consigna especialmente para la ad- ministracién colectiva del test. Con mucha frecuencia los chicos mas grandes y mas inteligentes dibujan caricaturas estereotipadas o figu- ras esquematicas como una manera facil de salir del paso y asi eludir la tarea y la necesidad de comprometerse personalmente. Las caricatu- ras y las figuras esquematicas no tienen ninguna utilidad cuando se analizan los dibujos como pruebas proyectivas. Para los niiios peque- fios que pueden no entender el significado de “persona”, se puede agre- zar: “puedes dibujar un hombre o una mujer, o un chico, o una chica, lo que te guste dibujar”. No hay tiempo limite en esta prueba, La mayoria de Jos nifios termina en menos de 10 minutos, algunos lo completan en un minuto o dos. En raras ocasiones la autora estuvo sentada 30 minutos o mds mientras un nifio muy perfeccionista y compulsivo trabajaba en su dibujo. El nifio ea libre de borrar o cambiar su dibujo si lo desea. Sugerimos que el exa- minador observe cuidadosamente la conducta del examinado mientras dibuja y que tome notas de las caracteristicas inusuales. Se le debe pres- tar especial atencién a la secuencia en la cual dibuja la figura, la acti- * El tamafo es aproximadamente el de Ia hoja de carta comercial. (N.T.). tud del sujeto y sus comentarios espontaneos, la cantidad de tiempo que emplea, y la cantidad de papel que utiliza. Si un pequeiio se muestra insatisfecho con su dibujo, se le permite empezar de nuevo en el reverso, o en una eegunda hoja si lo pide. Algunos nifios inseguros buscan modelos para copiar en vez de dibujar una figura de su propia invencién. Cuando se lo administra colectiva- mente se debe cuidar el sentar a los nifios tan separados como sea po- sible, para disminuir la probabilidad de que se copien unos de otros. Cuando el test se administra individualmente, se debe sentar al sujeto de modo que esté fuera de su vista cualquier cuadro, libro o tapa de revista que pudiera servirle de modelo. En ciertas ocasiones, cuando se le solicita un DFH, el nifio decide dibujar al examinador. Dependiendo de la sensibililad del examinado, esto debe desalentarse absolutamente, de entrada, o aceptarlo sin mayor comentario; pero cuando completa el mismo, se le pide nuevamente que haga “el dibujo de una persona completa, sacada de tu propia cabeza”, Si el nifio dibuja una persona sin mirar al examinador pero Iuego declara que se supone que es cl examinador, se acepta el dibujo sin mas. Las implicaciones de dibujar al psiedlogo se discuten mas extensamente en el capitulo 5. Interpretacién del test del dibujo de la figura humana (DFH) En el presente trabajo intentamos analizar Jos DFH segin varias di- mensiones distintas. Describimos métodos para evaluarlos objetivamen- te y para efectuar interpretaciones clinicas. Analizamos los dibujos en fnncién de dos tipos diferentes de signos objetivos. Un conjunto de sig- nos se considera que esta primariamente relacionado con la edad y el nivel de maduracién; a estos signos los denominamos Items evolutivos. El segundo conjunto de signos se estima que esta primariamente rela- cionado con las actitudes y preocupaciones del nifio; a estos signos los denominamos Indicadores emocionales. En el Apéndice se incluyen definiciones detalladas y manuales de evaluacién tanto para los items evolutivos como para los indicadores emocionales. En los capitulos si- guientes se van a discutir con algin detalle los items evolutivos y los indicadores emocionales, se presentardn los datos normativos y los es- tudios de validacién, y se ilustrara su aplicacién. La interpretacién clinica de los DFH que se presenta en este volumen esta en gran parte basada en la propia experiencia e intuicién de la autora, y en las conclusiones de otros psicdlogos clinicos. Nos esforza- remos por integrar los distintos modos de interpretar los dibujos y mostrar cémo pueden combinarse con otros tests. La aplicacién prac- tica de los diferentes métodos de andlisis de los DFH se demostraré en el “despistaje” (screening) de los alumnos de primer grado, en la pre- diccién de desempefio escolar, y en el diagnéstico, tratamiento y eva- Iuacién del progreso de pacientes psiquidtricos. 22 . 3. ITEMS EVOLUTIVOS EN EL DFH Se Hama aqui “item evolutivo” al item que se da adlo en relativamente pocos DFH de nifios ubicados en un nivel de edad menor, y que luego aumenta en frecuencia de ocurrencia a medida que aumenta la edad de los nifios, hasta convertirse en una caracteristica regular de muchos o de la mayoria de los DFH de un nivel de edad dado. Para algunos de estos items, p.ej., cabeza, cuerpo, piernas, este incremento en la fre- cuencia se produce en los afios preescolares, de modo que practicamen- te todos los DFH de los escolares presentan dichos signos. Otros, p.ej4 brazos y hombros, siguen aumentando su frecuencia cada aiio desde los 5 hasta Jos 12, Este incremento puede ser gradual como en el caso de Jos codos y los perfiles, 0 puede ser rapido como en el caso de la bidimensionalidad de brazos y cuello. Sostenemos la hipétesis de que la presencia de los items evolutivos en un DFH ee relaciona primordialmente con la edad y maduracién del nifio y no con su aptitud artistica, aprendizaje escolar, la consigna dada, o el instrumento de dibujo empleado. Seleccionamos una lista de items considerados de naturaleza evolutiva. Estos items fueron derivados del sistema de evaluacién de Goodenough- Harris y de la propia experiencia de la autora. Muchos de los detalles més finos del dibujo, incluidos en el sistema mencionado, fueron omi- tidos debido a que esta investigacién se limita a los DFH de escolares. Luego de una extensa exploracién y experimentacién previa, se con- cluyé que los siguientes 30 signos de los DFH Menaban los requisitos establecidos para los items evolutivos: 1. Cabeza 40. Cabello 0 cabeza cubierta por sombrero bi Ll. Cuello 8. 12. Cuerpo 4. Cejas o pestafias 13. Brazos 5. Nariz 14. Brazos bidimensionales 6. Fosas nasales 15. Brazos unidos a los hombros 7. Boca 16. Brazos hacia abajo 8. Dos labios 11. Codo 9. Oreja 18. Manor 19. Dedos 5 20. Correcto mimero de dedos 26. Perfil 21. Piern: 27. Buena proporcién 22. Piernas bidimensionales 28. Ropa: una prenda o ninguna 23. Rodilla 29. Ropa: dos o tres prendas 24. Pies 30. Ropa: cuatro o mas prendas EI Apéndice A incluye la lista de los 30 items evolutivos con definiciv. net detalladas y cita ejemplos para cada uno. En los estudios presen. tados aqui, se confronts eada DFH con la lista de 30 items evolutives Se asigné un puntaje de 1 por cada item presente, y 0a cada iter ausente, Confiabilidad del puntaje de los DFH Ta confiabilidad del puntaje asignado a los DFH para Jos items evolu. tivos y para los indicadores emocionales (cap. 4) se establecis oo, Ja ayuda de otra psicdloga capacitada *. La otra psicdloga y la autora valoraron independientemente los DFH de 10 alunos ae segundo gra- do legidos al azar y de 15 nifios dexivados al psiedlogo educacicnal For problemas de conducta o de aprendizaje. Se verified en cada ua» de los 25 protocolos la presencia de los 30 items evelutives y Ios 30 in. dicadores emocionales. Ambas examinadoras computaron wn total Ja 467 items diferentes para todos los dibujos. De éstos, 444, 0 sea el 25 por ciento de los items computados, fueron asignados por. ainbae Psicélogas, mientras que 23 items, o sea el 5 por ciento facron tabula, dos slo por una u otra de las dos investigaciones. El mimero promedic de items asignados a cada protocolo fue de 19, Ea 10 de los DEI hal, Perfecto aenerdo en el puntaje asignado, mientras que en 15 de los DFH, las examinadoras difirieron por sélo uno 0 dos puntos Estudio normativo de los items evolutives del DFH Efectuamos un estudio normativo para determinar la frecuencia con que aparecen los 30 items evolutives en los DFH de varones y nifias entre 5 y 12 ajios. Dicho estudio se basa en los DFH de 1.856 alumnos de escuclas primarias ptiblicas, pertenecientes a 86 seccionce de grado completas, de jardin de infantes a sexto grado, de 10 escuelas clomen. tales diferentes. El 33 por ciento de los nifios asistian a dos escuelas ubicadas en zonas residenciales de una metrépolis del Medio Oeste; 54 por ciento concurrian a cinco escuelas situadas en tres pequefias ciu- “La autora esté en denda con Ia Dra. Mary Wilson por su colaboracién en el estudio de confiabilidad. 24 . ts 4. INDICADORES EMOCIONALES EN EL DFH En este capitulo se inyestigaran los signos objetivos que difieren de los items evolutivos discutidos en el capitulo precedente en cuan- to no estan relacionados primariamente con la edad y maduracién del nifio, sino que reflejan sus ansiedades, preocupaciones y actitudes. A estos signos los denominamos “indicadores emocionales”, Un indicador emocional es definido aqui como un signo en el DFH que puede cum- plir los tres criterios siguientes: 1) Debe tener validez clinica, es decir, debe poder diferenciar entre los DFH de nifios con problemas emocionales de los que no los tienen. 2) Debe ser inusual y darse con escesa frecuencia en los DFH de los nifios normales que no son pacientes psiquidtricos, es decir, el signo debe estar presente en menos del 16 por ciento de los nifios en un nivel de edad dado. 3) No debe estar relacionado con la edad y la maduracién, es decir, su frecuencia de ocurrencia en los protocolos no debe aumentar solamente sobre la base del crecimiento cronolégico del nifio. Se seleccioné una lista de 38 signos que parecian responder a la definicién dada de indicador emocional. Estos items se derivaron del trabajo de Machover y Hammer y de la propia experiencia clinica de Ja autora. La lista comprende tres tipos diferentes de items: el primer tipo incluye items referentes a la calidad de los DFH; el se- gundo grupo de items se compone de detalles especiales que no se dan habitualmnte en los DFH; y el tercer grupo comprende las omi- siones de items que serian esperables en un determinado nivel de edad. La lista de los 38 indicadores emocionales potenciales es la si- guiente: 1. Signos cualitativos ‘Trazos fragmentados, esquiciados Integracién pobre de las partes de la figura. Sombreado de la cara o parte de la misma. Sombreado del cuerpo y/o extremidades, Sombreado de las manos y/o cuello. Pronunciada asimetria de las extremidades. Inclinacién de Ja figura en 15 grados o mas. Figura pequefia, de 5 cm. 0 menos de altura. Figura grande, de 23 em. o més de altura. ‘Transparencia. 11. Detalles especiales Cabeza pequefia, un décimo de Ia altura total de la figura. Cabeza grande, de tamafio igual 0 mayor al del cuerpo, Ojos vacios, circulos sin puy ‘Miradas laterales de ambos ojos: ambos ojos vueltos a un costado, Ojos bizcos: ambos ojos vueltos hacia adentro. Dientes. Brazos cortos, no Megan hasta la altura de Ja cintura, Brazos largos, que podrian Hegar hasta debajo de la linea de las rodillas, Brazos pegados, adheridos a los costados del cuerpo. Manos grandes, del tamafio de la cara. Manos omitidas, brazos sin manos ni dedos. Manos ocultas detris de la espalda 0 en Ios bolsillos. Piernas juntas. Genitales. Figura monstruosa 0 grotesca. Dibujo espontineo de tres 0 mis figuras. Figura interrumpida por el horde de Ia hoja, Linea de base, pasto, figura en el borde de la hoja. Sol o luna. Nubes, Iuvia, nieve, UL. Omisiones Omisi Omis mn de los ojos. yn de la nariz (varones, 6 afios - nifias, 5 afios). yn de la boca. n im del cuerpo. de los brazos (varones, 6 aiios - nifias, 5 afios). Omisién de Jas piernas. Omisién de los nies (varones, 9 afios Omisién del cuello (varones, 10 aiios nifias, 7 afios). ias, 9 afios). Las omisiones incluidas en el tercer grupo de indicadores emocio- nales potenciales son de hecho omisiones de alguno de los items es- perados basicos. Sefialamos antes (pg. 26) que cualquier item evo- Tutivo que se da en mas del 85°% de todos los dibujos en un nivel determinado de edad se clasifica como item esperado. La presencia de los items esperados puede darse por supuesta, mientras que la ausencia de tales items es rara y debe ser considerada como clinica- mente significativa. Tales omisiones pueden reflejar inmadurez o un mal funcionamiento debido a retraso mental y/o perturbaciones emocionales. Los 38 items de Ia lista tentativa de indicadores emocionales fue- ron definidos en detalle en un manual de tabulacién. Se les asigné un 54 Tabla 19. Resumen de los resultados sobre indicadores emocionales en los DF infantiles. Robo Daiio Mal Grados Indicadores Probl. Timi- Agre- Psico- cereb. desemp. espe- emocionales emoc. dos __sivos —_somat, escolar ciales 0 oO ° x x x oO x ° oO x oO Asimetria x e x x Fig. inclina x oO 54 x x Fig. pequefia x mS x x Figura grands x ° o ‘Transparencia x ° ° x Cabeza pequeia 0 ° Ojos bizcos oO Dientes x ° x Brazos cortos oO x x Brazos largos oO Brazos pegados =X Manos grandes x x x x Manos seccio cy o x x Piernas junt ° x Genitales ° Monstruo oO oO x Tres figuras ° x x o Nubes ° Omisién de: 0 x x x ° x o ° oO ° oO x x x ° ° 0 x x Piernas Pies ° o Cuello x x x X: Este item se da significativamente mas a menudo en los DFH del grupo indicado. O: Este item se da mis a menudo en los DFH del grupo indicado. perturbaciones emocionales o a estos tres factores conjuntamente. Es imposible determinar cual de ellos esta implicado en un caso dado basandose exclusivamente en este indicador emocional. Los resultados que presentamos aqui coinciden con las conclusio- nes de otros investigadores que trabajaron con dibujos de pacientes adultos. Reznikoff y Tomblen (1956) encontraron que la integracion pobre de las figuras se asociaba con organicidad en los adultos, Hammer atribuye la sintesis deficiente de los DFH a perturbaciones emocionales, mientras que Machover afirma que se debe a organicidad © a retraso mental. 8 . x “ o bod “ bot id x Bi De be PK Od ete PE Ae bd od x x Kod od od bd bd be pe DE PA 6 4 Bt et PAP bd Dd D4 be od et be be be soprdng sopap ooury sumer § :ndoyy ‘quoy n -zeag sopeseu sesoy sorqey so, ‘poy Teg FIEPON sopouorodanxa su9iy PR DD bd bd bo bt be bot DATA RA OA Rd TATA AOA HA Bd Bd 9 Ot Bd bd ot PRPS A AP OK 9d 2d de od be 94 AK 3 9d 9K be oe og DAA ot tt oe x bi + x x x x x x x x PAA OR od i 1 Be Oc PEA 2 oe od elalaiatetatctatst x x x x x x x x Hn Knn KK AK PAP ot ee sepuoad sop :edoy smoq n -2eagt ofeqe -y “zag, oneng, oneqe), ‘pg sturory "pg sozvig, Sarg sozvigy svuzorg odiany og zy0Ny s0f9) vz9qu9 29 BST 80L 60T vel FEL Ost 881 SEINTOMOIA SPEIATSOnOIEA supryrouOIeA seaT\-eoUOIEA Stl PEL semty-rouozey, eet TEL SeUrN-souo, 82E get semrNsauosn, sour SEIT soue oT sone 6 sone g souw 2 sous 9 soun ¢ soppiadsa suony Seu” GI 4 g ostuo su £ souoswa ap qr4qq $0) uo seppuojodooxe & sopnsodso swioyy “gg aoxpupdy 382 Omisiones: —De los —De Ia nariz (varones, 6 afios; nifias, 5). —De la boca, —Del cuerpo. —De los brazos (varones, 6 afios; ni —De Ias piernas, —De los pies (varones, 9 afios; —Del cuello (varones, 10 aiios; 5) fins, 7). nifias, 9), Apéndice G. Signos de organicidad en los DFH de varones entro 6 y¥ 12 afios. {Estos signos se dieron significativamente mis a menudo, pero no exclusiv mente en los DFH de varones con lesién cerebral, de distinto nivel de edad). Edad de los varones LC Signo en los DFH 6 LPG y 0 lly mm del cuerpo Omisién de las pupilas Omisién del cuello Brazos hechos con palotes Brazos horizontales Brazos unidos incorrectamente Omisién de las manos Nimero incorrecto de dedos Ropa: 0—1 item Ropa: menos de 4 items Integracién pobre Asimetria de las extremidades Transparencias Figura pequefia anos omitidas Figura inelinada | | | Ob tt 2 | islglel Raletatetet re treal | bab ot | PA Pd Pd bd bt oe be be | be | [LL | | ati) more] PDA PAE | bd be be ot 1 te be eb PMT AL ET | | one x x 386