CARBONELL, Charles Oliver et al.

Una historia europea de Europa. ¿De un renacimiento a otro? (Siglos XV-XX)
Idea Books 2001 Barcelona
Primera Parte / Modernidad
1 El poder en Europa
Más allá de la idea de continente próspero, asociada idealmente a la Europa moderna
(XVI-XVIII), Europa era “un baluarte frágil, sujeto a hambrunas y epidemias y a revueltas
y divisiones, y amenazado por el temible dinamismo del imperio turco”. (p. 11)
A finales del siglo XV Europa no era superior técnicamente a Euro-Asia (cosa que
logrará tres siglos después). Solo posee dos ciudades entre las más pobladas del mundo,
no controla las rutas comerciales y sufre una gran fragmentación política. El 85% O 90%
de la población es rural. Su sustento se basa en el trigo “tiranía cerealística”. El aumento
de la producción que empieza en el XVI es lento, y las hambrunas llegan hasta el XVIII,
cuando se adopta el maíz americano, la papa, y se intensifica la ganadería. La economía
de mercado es diminuta y solo mueve un 10% de la producción, pero ese es —según
palabras de Pierre Chaunu—, el inicio de la acumulación del capitalismo europeo.
El Antiguo Régimen feudal pervive como arcaísmo, pero a lo largo de esos tres siglos
también se producen cambios como campesinos acomodados, empresarios de un joven
capitalismo agrario que se desliza a los lugares abandonados por los latifundistas.
A lo largo del siglo XV genoveses y portugueses abren las rutas atlánticas. Tras los
viajes de Colón, el Atlántico desplaza al Mediterráneo como espacio europeo de negocios y
de enfrentamiento de potencias marítimas.
En lo demográfico, Europa pasa de tener el 10% de la población mundial en el siglo
XVI al 20% en el XIX, sin embargo no es un crecimiento continuo, sino que “sigue siendo
deudor durante mucho tiempo del tríptico guerra-epidemias-hambre” (p 14).





De fines del XV y el XVI recuperación.
1479-1482 y 1494-1502 regreso de las pandemias.
Crecimiento demográfico.
1570-1580 y 1596-1603 La gran peste Atlántica y la Guerra de los Treinta
Años- Norte de Italia pierde la cuarta parte de su población.
Mejora y crecimiento.
1690-1715 Nueva caída demográfica.

La explicación sobre la base de los cambios climáticos es importante, pero no la única.
Avances de la economía de mercado y del transporte, desarrollo de la industria
domiciliaria, mejora en la sanidad y la protección estatal favorecieron la expansión
demográfica. El aumento conlleva formas de control demográfico, como la “dilación del
acceso al matrimonio, verdadera arma anticonceptiva de la Europa cristiana”.
Es este también un momento de desplazamientos humanos, de artistas y artesanos
italianos, banqueros genoveses, mineros alemanes, mercenarios, y de expulsados como
los judíos echados de España y Portugal desde 1492 que se van al norte de Europa, los
musulmanes de Granada y Valencia. Del XVI al XVIII protestantes de los Países bajos

como el campesino al agricultor. 58). desde el Estado de estados a las monarquías absolutas. del XVI al XX. artistas y juristas. pero plagado de conflictos. superado en violencia por el XVII. La aparición y desaparición de lugares. en pro de un equilibrio entre las potencias. la consolidación de otros es algo propio de la Edad Moderna. Del primus inter pares al déspota ilustrado Una de las cuestiones que más atormentó a los europeos fue la búsqueda de un modelo de gobierno. aunque largo. En este proceso juega un rol importante la guerra. La ciudad moderna europea crece desde los burgos del XV. los fracasos del papado (entre los siglos XII y XV) y el de Carlos V (1516-1556). Francia contra los países Bajos. cada vez más en pro del estado nacional. se siguen diversos modelos. en un primer momento esta conciencia nacional es de “hombres doctos. Ahora bien. con el surgimiento de las guerras nacionales. a imagen de Nebrija. aunque ventajoso por la destreza de ellos. Joaquim du Bellay y los filósofos húngaros. el caballero al oficial y los ejércitos de mesnadas de vasallos a los ejércitos nacionales permanentes. La ciudad crece haciéndose lugar de concentración de riqueza de las noblezas que buscan mantener su rango. mientras católicos irlandeses. El guerrero es al soldado. “una adecuación entre los súbditos y un monarca identificado con una nación” (p. Daneses suevos y polacos. Bretaña. Todo este proceso hace que los estados busquen canalizar y optimizar el uso de la fuerza. 2 El poder en Europa . y el inicio de este proceso se da en “el otoño de la Edad Media y el conocimiento del Renacimiento. “precoz enfrentamiento entre dos naciones en ciernes”. El proceso. es dejado de lado por el uso de ejércitos nacionales en los que se da: “el ejército nacional de quintos de la ‘revolución armada’. este no es un proceso único. 57). pero también se hace popular ante amenazas extranjeras. donde el soldado-ciudadano acude en auxilio de la ‘Patria en peligro’” (p. que llevan a los europeos a enfrentarse entre ellos y con los pueblos de otros continentes.españoles y Francia huyen a Holanda. y el enfrentamiento anglo-español de 1585-1604) el siglo XVI es un periodo violento. pues ella estructura estados encuadrando sus poblaciones hasta el surgimiento de las “naciones” (p. lo cual “se concretaba en la defensa de la reputación del linaje y en el sentido del honor. 3 Es Estado en todos sus estados. La idea de una Europa unida sobre la base cristiana desaparece tras la caída del imperio Bizantino (1453). parte de una idea general. La centralización del poder se da a largo plazo.Guerra europea y revoluciones militares. para lo cual profesionalizan el ejército. El uso de mercenarios. Es esta una etapa de duras competencias por el poder. que se ganaba sobre todo en el campo de batalla”. 38). con más años de guerras que de paz. que se gesta entre el siglo XII y el XIV. y el siglo XVIII más pacífico. Los autores . 33) Tras múltiples guerras (Valois-Habsburgo entre 1492 y 1559. Suiza o Prusia. a partir de mercados urbanos y ciudades feriales. eslovacos y polacos” (p. La otra cara de los conflictos es el laboratorio de búsqueda de soluciones para responder y poner fin a los conflictos. siendo su primera manifestación la Guerra de los Cien Años. cediendo paso ante los primeros estados nación. que dan origen a la formación de lenguas nacionales.

aseguran que se puede hablar. y el rechazo a la tiranía. de lo que se trata es de afirmar la importancia primordial del estado. Luego Locke. A partir de las guerras de religión del XVI se actualizan las antiguas teorías del derecho a la insurrección. Europa se hace más consciente de sí misma. Inglaterra y su Parlamento y Felipe el Hermoso de Francia y sus legistas habían expresado ya la primacía del Estado en detrimento de la soberanía pontificia” (p. las revueltas de la baja nobleza de los mendigos de los Países Bajos. Ejemplo de estos procesos son la resistencia castellana de los comuneros en 1520 y 1522. El Renacimiento artístico resultante no es uno solo. antes de la revolución francesa. estético y ético de un cristianismo multisecular y de la herencia antigua que reivindica. e incluso el tiranicidio. el monarca. el francés Jean Bodin (1529-1596) y Hobbes (1588-1679). La aparición del libro impreso favorece el diálogo en torno a intelectuales como Erasmo o Moro. 60) Para el siglo XVIII se consolida el estado absoluto. El proceso de laicización lleva a una pregunta ¿quién tiene el poder legítimo y a quién corresponde la soberanía? Entre los siglos XVI y XVIII en diversos estados se producen luchas de partidos. Al abordar un “nuevo mundo”. el de Petrarca. La vuelta a los cánones antiguos empieza en parte por la llegada de eruditos bizantinos a causa de los problemas en Constantinopla en el XIV y XV. sobre los que argumentan los calvinistas ingleses y después escoceses. que debe ser defendido y ser fuerte a la vez que se preconiza la concentración del poder en una sola persona. pero es su origen. sustituyendo al de Christinitas progresiva e irreversiblemente. Nicolás Krebs (de Cusa. de 1401-1464) está en ese proceso y produces un rompimiento en el monopolio de la educación religiosa. el modelo de Estado nación es cuestionado. sin embargo no es un triunfo completo. La que crea la monarquía participativa británica (1640-1689) La que da origen a los Estados Unidos (1776-1787). El pensamiento humanista se vincula a una reflexión sobre el lugar del hombre en el marco de renovación del pensamiento cristiano que aspira a romper con la escolástica medieval. Esto no es aún un fenómeno de masas. solo tres triunfan al lograr unir a grupos socioeconómicos diversos:    La que crea las Provincias Unidas tras la Guerra de los Ochenta Años (15681648). se funda en la persistencia de un sustrato tanto afectivo como intelectual. Hume Rousseau y Kant argumentarán sobre el gobierno justo. de “Estado nación monárquico”. pero aún en sus distancias. más que de Monarquías Absolutas de manera particular. Para el siglo XVI. . 4 Cambios culturales El concepto de Europa aparece en el primer humanismo. De estas luchas. La noblezas se unen a los notables y burgueses. Este sistema necesita ser justificado. Más allá de sus diferencias. haciéndose esto entre el XV y el XVII por teóricos no teológicos como Maquiavelo (1469-1527).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful