Está en la página 1de 1

Presidencia de la República

Ministerio de Comunicación y Enlace

Declaraciones sobre minería a cielo abierto


Óscar Arias Sánchez
Presidente de la República
13 de enero 2010

He querido expresarme esta tarde, también, sobre un tema que ha


sido ampliamente discutido en los medios nacionales: la minería a cielo
abierto en Costa Rica. Sé que éste es un tema sensible para los
costarricenses. Les aseguro que también es un tema que me preocupa a mí.
Se trata de un asunto delicado en términos económicos, ambientales y
sociales. Pero quiero aclarar varias cosas que pueden haber sido
tergiversadas por las comunicaciones que han circulado.
Primero, quiero aclarar que la concesión minera en el proyecto
Crucitas no fue otorgada por este Gobierno, ni por mi persona. Se trata de
un derecho adquirido por una empresa internacional desde hace ya muchos
años, que nosotros heredamos al asumir el poder. Una empresa que ha
cumplido con todos los requisitos, que ha aprobado todos los pasos de
nuestra legislación ambiental, y que brinda trabajo en una zona de muy
bajos recursos. El Decreto que firmé ha sido cuestionado ante la Sala
Constitucional, cuya resolución acataremos en todos sus extremos, como lo
hemos hecho siempre.
Segundo, quiero aclarar que la renovación de la concesión en el
proyecto Crucitas no implica que el Gobierno, ni yo, apoyemos la minería a
cielo abierto como forma sostenible de hacer negocios en Costa Rica. Por
el contrario, quiero dejar muy claro que en esta Administración no se ha
otorgado, ni se otorgará, ninguna concesión nueva para explotar minas a
cielo abierto. Repito, no he concedido, ni concederé, ningún permiso nuevo
para explotar minas a cielo abierto.
Al igual que lo dije el año pasado, durante el Día Internacional del
Agua, en que aclaré que no concedería permiso alguno para exploración
petrolera en Costa Rica, hoy reitero que no concederé permiso alguno para
proyectos nuevos de minería a cielo abierto en el país, porque es un tema
que me preocupa a mí en lo personal. Estoy convencido, como he dicho
muchas veces, que el destino de Costa Rica será verde, o no será.