Está en la página 1de 8

2001.

91
EL CORAZÓN DEL TIEMPO CIRCO

CON EL PÚBLICO EN SUSPENSO


JOSEP QUETGLAS

Le Corbusier, Charla de urbanismo, Princeton 1935.

Le Corbusier, Charla de arquitectura, Princeton 1935.


D E
(Recientemente, han sido encontrados y desempolvados en los archivos de la Universidad
Le Corbusier,
de Princeton dos grandes rollos de papel, con los dibujos que Le Corbusier trazó allí segundo papel,
durante dos de sus conferencias de 1935. Lo que sigue es una hipotética persecución de fragmento.

por dónde fue la charla de Le Corbusier, improvisada mientras dibujaba).

1 Hablar y dibujar, escuchar y mirar

La Introd ucció n a la segund a ed ición, 192 4, d e Ver s un e


architecture es un documento cuyo interés nunca ha sido, en mi
opinión, suficientemente reconocido. Incluso acostumbra a faltar
de algunas traducciones del libro, por ejemplo la inglesa, desde seguido desarrollando la oposición antes dibujada entre la ciudad

1927, o la española (argentina), desde 1939. Es un texto breve, concentrada y las “ciudades jardín en extensión”. Sobre el
edificio tipo “VR” (Ville Radieuse) escribe: “ciudades jardín en
apenas dos páginas, dividido en dos partes de longitud similar,
altura, por creación de los terrenos artificiales”. Posiblemente
que logra sintetizar prodigiosamente todo el modo de pensar y de
las palabras terrenos artificiales le hayan llevado a dar un paso
actuar de Le Corbusier.
atrás en su memoria (E), para dejar aparecer en la esquina
Pe ro es un te xto de l ec tur a di fí cil , p orq ue , en par te ,
superior derecha del papel un dibujo que podría pertenecer a sus
paradójicamente, no acaba de ser leido. Me refiero a que su
propuestas sudamericanas o argelinas de 1929, por la autonomía
contenido llega al lector desde la propia forma del texto, por la
del terreno natural respecto a la cota continua de las vías de
propia materia de su escritura, antes que por la comprensión o
circulación.
asimilación de las opiniones expuestas en él. La primera parte sí
Es fácil comprobar que el dibujo coincide, simplificado por el
que sigue un desarrollo lógico de opiniones, definiciones,
carboncillo, con las secciones de los edificios tipo “VR” que
co nce pt os. To ca l ee rla . El le ct or a si mil a el de sp lie gu e aparecen en Le Corbusier & Pierre Jeanneret 1934-1938: se trata
articulado del razonamiento. Lo comprende. Incluso podría pues del mismo edificio que agrupaba los apartamentos con los que
discutirlo, discordar, oponerle otro razonamiento, en todo o en ac ab a su con fe ren ci a a nt eri or . E so si gni fi ca qu e a mb as
parte. Esta página podría haber sido escrita por Auguste Comte. conferencias, la dedicada a arquitectura y la dedicada a
Pero la segunda página va a despertar, desde las primeras urbanismo, concluyen sobre el mismo proyecto, llegándose a él
palabras, sentidos muy alejados a la lógica, la lectura mental, desde la vivienda individual, en la primera charla, o desde la
la incorporeidad de la razón. Son el olfato, el tacto, la ciudad, en la segunda.
respiración, la mirada quienes quedan inmediatamente prendidos, Así, la separación de los dos papeles y las dos conferencias de
en una secuencia de imágenes visuales y sensoriales poderosas, Princeton reproduce, en sí misma, la convicción profunda de Le
contra las que el “lector” no puede oponer resistencia ni marcar Corbusier: una forma es adecuada sólo y cuando el instinto y el
distancia. Son sensaciones alternadas de ahogo y de respiración, cálculo, el sentimiento individual y la necesidad colectiva, la

de fetidez y de luz, de suciedad y de abertura, son imágenes arquitectura y el urbanismo llegan ambos por su propio camino

venidas de lo religioso, lo bélico, lo erótico, que el lector hasta un mismo y único trazo.

2 15
conferencia dada en Chicago, pero no hay duda, por los dibujos, experimenta antes incluso de haber acabado de leer una frase,
que una parte del capítulo debió de coincidir con lo expuesto antes de haber interpretado el sentido de las palabras. Esta
hasta aquí en Princeton. parte podría haber sido filmada por Luís Buñuel o Alfred
Enunciado el diagnóstico, Le Corbusier vuelve a proponer una Hitchcock.
alternativa, ahora a escala directamente urbana (C): alrededor de Creo que en esa diferenciación entre ambas mitades está el núcleo

la ciudad tradicional no debe haber el “contorno indeciso de principal del pensamiento y obra de Le Corbusier, en su contínua

ciudades jardín en extensión”, sino una flotilla de unidades de manifestación de dos principios inseparables, antagónicos y

habitación (aunque éste sea un término que Le Corbusier todavía complementarios. Así puede encontrarse en cualquier objeto salido

no ha empezado a usar), una ciudad “sin periferia, recogida, de su mano, sea libro, pintura o edificio. Esos dos principios
pueden pronunciarse con múltiples nombres y encarnarse en
breve”. Vuelve a dibujar la ley de las veinticuatro horas, con un
múltiples figuras: son el ingeniero y el arquitecto, la razón y
nuevo disco graduado:
el s en tim ie nto , la i dea y la i mag en , el ur ban is mo y la
“Acabo; dibujo un nuevo círculo de las veinticuatro horas
arquitectura, la utilidad y el símbolo, el gimnasta y la
solares. Ocho horas de sueño; media hora de transporte;
bailarina, lo masculino y lo femenino, el ángulo recto y la
cuatro horas de trabajo productivo, participación necesaria
serpentina, la letra “L”, ortogonal, y la letra “C”, redonda:
y suficiente en la producción; las máquinas obran el
“L-C”, el cubo y el cilindro, lo vertical y lo horizontal, la luz
milagro; media hora de transporte. Y aparecen once horas de y la penumbra, la palabra y el dibujo.
ocios cotidianos (...). Uno de los lugares donde Le Corbusier manifiesta de forma más
Esos dos discos representantes de la jornada solar expresan ori gi nal e st a co mpl em ent ar eid ad de op ues to s es en sus
pura y simplemente el pasado y el porvenir. conferencias. Al auditorio no le llega un discurso abstracto, un
A esas once horas de ocio, tengo ganas de darles otro despliegue lógico, un monólogo. Junto a su razón, es también su
ca lif ic ati vo : la ver da der a jo rn ada de t ra baj o de la imaginación que debe quedar prendida, directamente, sin trámite
ci vil iz aci ón ma qu ini st a. Tr ab ajo d esi nt ere sa do, s in del lenguaje, por la serie de dibujos que Le Corbusier va
beneficio, don de uno mismo; cuidado del cuerpo, esplendor trazando al mismo tiempo que habla:
del cuerpo; moral sólida; ética. Ocupaciones individuales “Hubiera sido capaz de mantener en suspenso, durante dos,
libres. Libre participación de los individuos a tareas o tres, incluso cuatro horas, al público, que seguía, por la
juegos colectivos”. punta de mi carboncillo y de mis tizas de colores, las
(Quand les cathédrales..., p 199) sorprendentes recurrencias de la lógica. Porque me había
montado una técnica para las conferencias. Sacaba el
Sigue un dibujo de gran tamaño, donde Le Corbusier exhibe su
caballete, con un bloc de una docena de grandes hojas de
virtuosismo gráfico (D), sección de un edificio con apartamentos
papel, sobre las que voy dibujando, en negro y colores; hay
en duplex y corredor central, que crece entre la vegetación, con
un cordel tendido detrás mio, de lado a lado del estrado,
pistas de deporte a sus pies (“deporte al pie de las casas”) y
con “alegrías esenciales, cielo, aire” en la cubierta. El del que hago colgar las hojas, una junto a otra, a medida

edificio está elevado sobre pilotis, lo que permite organizar que quedan cubiertas de dibujos. Así, el auditorio tiene

libremente las circulaciones: “separación de los autos y los ante sus ojos el desarrollo completo de la idea”.

peatones”. Por lo escrito encima del edificio, Le Corbusier ha (Précisions, 1929, p. 20)

14 3
A B C
En sus conferencias de 1935 en los USA mantendrá la misma
escenografía, cubriendo de dibujos improvisados ante el público,
mientras va hablando, las hojas o el rollo de papel. Lo ha
recordado en el capítulo “Tous des athlètes”, de Quand les
cathédrales étaient blanches:
“Fue el Museum of Modern Art de New York, la Rockfeller
Foundation, quien me invitó a hablar en veinte ciudades de
los USA (el programa incluía 42 ciudades, pero no soy ningún
héroe para cumplir tales hazañas)”.
(Quand les cathédrales..., 1937, p. 142)
De las veinte charlas, las dos que quedan recogidas con mayor
Le Corbusier, segundo papel, fragmento.
detalle en el libro son las de Vassar, donde hace “cinco o seis
Segunda charla, segundo papel: el urbanismo
grandes dibujos”, que van a ser recortados en pequeños trozos y
repartidos entre el público de mil doscientas muchachas, en un
Le Corbusier vuelve a iniciar su charla fijando los elementos
sacrificio totémico que perturba gratamente la imaginación de Le
materiales primarios: en la esquina superior izquierda (A),
Corbusier, y Princeton, la simétrica de Vassar, cuya población
dibuja la alternativa entre la edificación de muros de carga y la
universitaria, íntegramente masculina y ocupada en liderar el
edificación elevada sobre pilotis, que libera el suelo para el
campeonato de rugby americano, no llega a despertarle igual
tráfico y la cubierta para el ocio. Esta oposición es suficiente
entusiasmo.
tanto para diagnosticar el origen de la enfermedad urbana como
“Cuando las contingencias son favorables -en Vassar lo eran-,
para indicar su remedio.
tengo un placer extremo en hacer esos grandes frescos
coloreados, de tres metros de largo, que se convierten en la Sigue un grupo de cuatro dibujos (B): dos plantas de la ciudad

escenografía, brillante y adornada en rojo, verde, marrón, cancerosa. En una está la edificación, oponiendo el área recogida
amarillo, negro o azul, de mis tesis sobre la Ciudad de la ciudad tradicional a la mancha imparable de su expansión;
Radiante o de mis ideas sobre la reorganización de la vida en otra está la maraña de tráfico resultado de tal organismo.
cotidiana: arquitectura y urbanismo, aportadores de las Debajo, el gráfico de la ley de las veinticuatro horas (“La
“alegrías esenciales” de la civilización maquinista. Así, en medida de nuestros actos está dada por la jornada solar de
los USA habré hecho exactamente trescientos metros de estos
veinticuatro horas”), y su diagrama en un disco graduado: la
dibujos (6 rollos de papel de 50 metros de largo), que
división “natural” de ocho horas para el trabajo, ocho horas para
habrán quedado por algún lugar, entre los coleccionistas o
el sueño y ocho horas para el ocio queda desbaratada, cuando hay
en las universidades. Improviso, ataco el problema cada vez
que restar de ocio y sueño una o dos horas de transporte, dos
por diferente lado, adoro las dificultades que hay en
insertar esas figuras en los límites del papel (...). veces al día, desde la casa al trabajo. Estos mismos dibujos se

En Princeton hice dos charlas de arquitectura y urbanismo, y encuentran repetidos ilustrando el capítulo “Le gran gaspillage”,
tuve un seminario, un coloquio con los estudiantes, con la de Quand les cathédrales... La redacción del capítulo es muy
excusa de la corrección de proyecto de una villa. oral, y procede explicando la serie de ilustraciones que el autor
(Quand les cathédrales..., 1937, pp. 158 y 161) va dibujando. El texto completo del capítulo corresponde a una

4 13
a.3 a.4

Para ser un corredor lateral, el nivel superior del duplex Le Corbusier,


primer papel,
debería ser más largo que el nivel inferior, por haber ganado fragmento.
a.1
precisamente el ancho del corredor. Si el edificio tuviese el
corredor de acceso lateral, se orientaría con sus fachadas en
a.2

d ire cc ión no rte -s ur, con lo s co rre do re s a no rt e y l os


apartamentos a sur.
Para ser una “rue intérieure”, debería mostrarse la simetría
entre apartamentos con entradas enfrentadas, a uno y otro lado
del corredor central. En ese caso, los dos niveles de cada
apartamento serían también de longitudes desiguales, o bien por
ganar cada uno de los niveles superiores la mitad de la anchura b.1 b.2 b.3

del corredor, o bien por atravesar el nivel superior de un


2 Los dibujos de Princeton
apartamento todo el edificio, buscando la fachada opuesta: un
apartamento tendría su nivel largo un piso por encima del
Primera charla, primer papel: la arquitectura
corredor central, mientras que el otro apartamento lo tendría un
piso por debajo, y el edificio se orientaría en dirección
El dibujo se ha ido llenando, como es propio en la tradición de
levante-poniente.
escritura occidental, desde la esquina superior izquierda,
avanzando hacia la derecha. Le Corbusier inicia la charla
El dibujo está indeterminado, y quizás pueda comprenderse el mostrando la base elemental de la emoción arquitectónica, las
motivo: es en este momento, 1935, cuando Le Corbusier está formas plásticas, sigue con los tipos de composición y concluye
substituyendo el modelo de corredor lateral, hegemónico en sus con tres ejemplos de arquitectura aplicada a vivienda: una ya
proyectos de principios de los años treinta, por el modelo de construida, la villa Savoye; otra en construcción en aquel
corredor central, que va a irse afirmando hasta llegar a las momento, la villa aux Mathes, y una tercera, todavía en proceso
Unités. Las líneas quebradas de los edificios de la Ville de proyecto, parte de la investigación en torno a la Ville
Radieuse le hacen pensar, por un instante, en la posibilidad de Radieuse.
mantener híbridamente ambos modelos en un mismo edificio, a. La paleta elemental de la composición plástica:
suponiendo corredor central en los tramos orientados a levante y 1. los cuatro sólidos elementales (cono, esfera, cilindro,
poniente y corredor lateral en los tramos orientados a sur y prisma);
norte. La duda del dibujo habla así, no tanto de un lapsus por la 2. las plantas elementales (circular, cuadrada, rectangular);
improvisación, sino de un verdadero momento de debate, un punto 3. la proporción, como carácter del sólido primario (prisma
vivo en el proceso de proyecto. alargado horizontal, prisma vertical);
4. la superficie, como acentuador de la forma plástica (estriado
horizontal, en el prisma horizontal; estriado vertical, en el
prisma vertical).

12 5
e f
Hasta aquí, la argumentación de le Corbusier debió de coincidir Le Corbusier,
primer papel,
con los “Trois rappels” de Vers une architecture. fragmento.

b. La arquitectura no es construcción, sino conmoción en los


sentidos:
1. el bonhome, el visitante, dibujado en silueta, es el verdadero
sujeto y actor de la sensación arquitectónica; el trayecto, a lo
largo del cual el visitante va cruzando por situaciones que
af ect an sus se nti do s, a pa rti r de la s fo rm as p lá sti ca s
enfrentadas a su mirada; el muro. El visitante, en tres siluetas,
frente a tres muros, de distinta altura y proporción.
2. el suelo. El visitante, ahora en situaciones representadas en
sección, que se refieren a su relación con el suelo: suelo
con tin uo , s uel o v ist o d esd e un niv el inf eri or, s uel o d e al apartamento, una a través de la cocina y otra por un vestíbulo
continuidad visual interrumpida, suelo en rampa ascendente, en embudo. Un retranqueo en la cocina deja lugar para el comedor,
descendente, desde el inicio y desde el medio de la rampa, suelo separado de la sala por una cortina. Un recinto rayado, a caballo
cortado por un brusco desnivel. de la medianera y con un importante presencia en la perspectiva,
3. el espacio interior. Tres interiores de igual tamaño producen puede ser un lavabo. El salón tiene un recorte trapezoidal
en el visitante tres situaciones espaciales diferentes, a partir abierto a doble altura. La escalera de subida al nivel superior,
de la forma de colocar una ventana: la ventana como agujero en la longitudinal, está arrimada a la medianera. En ese nivel se
pared; la ventana como ámbito entre espacios; la pared como identifican tres dormitorios: uno principal, abocado al recorte
ventana, convirtiendo el interior en marco del paisaje. trapezoidal de la sala, y dos simples, paralelos, separados por
un cuerpo de armarios, al otro extremo de la planta. Por lógica,
Un trazo vertical, cortando el papel, marca el final de la en la zona central se coloca la sala de aguas.
primera parte de la conferencia. La charla ha seguido, sin duda, Puede comprobarse inmediatamente que la información contenida en
algunas partes de la conferencia “Architecture en tout, Urbanisme estos dibujos es contradictoria:
en tout”, recogida en Précisions. - ya he señalado una primera contradicción, referida a las cotas
En la página “Lecture jottings, USA 1935”, de My Work (1960, incoherentes, venidas de las variantes de apartamentos en duplex
p. 205), Le Corbusier muestra una serie de dibujos a tinta entre y en triplex;
los cuales algunos coinciden con los dibujados hasta aquí en - otra contradicción se refiere al sistema de acceso. ¿Se trata
Princeton. Quizás esos dibujos, en hojas separadas, de pequeño de un corredor lateral exterior, como indican las plantas, o de
tamaño, conservados por Le Corbusier, fueran la base para sus un corredor central interior, como indica la vista aérea?
distintas conferencias americanas. Estrictamente, no puede ser ni una cosa ni otra.

6 11
c d...
la caja (un trazo azul en la pared no visible indica la presencia Le Corbusier,
primer papel,
también ahí de un ventanal), mientras que las dos paredes largas fragmento.

quedan ciegas. Lo muestra bien la perspectiva interior, que


conduce el eje longitudinal interior hacia el gran ventanal, de
doble altura. La memoria se lanza desde estos dibujos hacia la
villa en Cartago. Pero dos cuerpos transversales, añadidos al
cajón prismático, de longitud indeterminada y de sólo un piso de
altura, hacen ver que Le Corbusier no está dibujando una villa
aislada, sino el apartamento tipo de un edificio. Otro dibujo de
la misma página de My Work lo confirma: ahí, se nombra “rues
intérieures” a esos pasillos transversales. El pasillo es el
corredor central de acceso a los apartamentos, que orientarían
sus ventanales, por tanto, a levante y poniente.
Por las plantas puede identificarse el proyecto del que está
h abl an do Le Co rb usi er . Fo rm a pa rte de u na lar ga l ín ea c. Las “c u at ro co mp o si ci o ne s” : e je r ci ci os co n cr et os de
experimental, alrededor de la Ville Radieuse, que pasa desde las ap li ca c ió n de l os p ri nc ip i os pl ás t ic os a un p ro g ra ma
viviendas de alquiler en los viaductos de Argel (1933) y el constructivo completo.
edificio Durand (1933), al edificio Dubois (1934), y que Es un dibujo bien conocido, que Le Corbusier hace por primera
concluirá en el “Ilôt insalubre nº 6” (1936): en definitiva, lo vez para el libro Le Corbusier und Pierre Jeanneret. Ihr
que Le Corbusier dibuja en Princeton es una variante de los
gesamtes Werk von 1910-1929 (1930), y que repetirá con variantes
apartamentos tipo “VR” (Ville Radieuse), un apartamento de tamaño
en diversas ocasiones, por ejemplo en su conferencia de 1929 en
multiple, a veces estudiado como duplex, a veces como triplex, lo
Buenos Aires, “Le plan de la maison moderne” (Précisions).
que justificará quizás el lapsus en las medidas que acompañan al
En el dibujo de Princeton, Le Corbusier ha cambiado el orden de
dibujo: 2.20 es sin duda la luz de cada piso, y 6.50 es una
las composiciones, haciendo culminar su serie en la villa en
medida que sólo puede referirse a la luz del ventanal en un
Cartago y no en la villa Savoye, como es habitual, y añade un
triplex. Pero el dibujo de Princeton no puede ser de un triplex,
quinto dibujo, una sección, usada posiblemente para recordar en
puesto que la proporción entre el pasillo de acceso y la caja del
este momento sus “cinco puntos de la nueva arquitectura”.
apartamento es de un duplex, y Le Corbusier dibuja efectivamente
dos plantas. En el dibujo correspondiente de My Work, la medida
que acompaña a los 2.20 es 4.50, que corresponde aproximadamente Hasta aquí, el vocabulario y la gramática de la arquitectura. El

a la luz interior de un duplex. resto de la conferencia presenta tres ejemplos concretos de

Las dos plantas del duplex están dibujadas una sobre otra, vivienda.

compartiendo pared medianera. A la izquierda, una línea vertical


contínua señala el corredor de acceso, con dos puertas de entrada

10 7
d e...
d. La villa Savoye. Le Corbusier,
primer papel,
Probablemente, Le Corbusier haya empezado a hablar de la villa fragmento.

so bre la pla nt a ya di buj ad a ant es co mo t erc er t ipo de


composición, puesto que ahí ha superpuesto al dibujo un sol y una
flecha, indicando la oposición entre la orientación al sol, a
sur, y la orientación hacia las buenas vistas sobre el valle del
Sena, a norte.
Los otros dibujos repiten la serie ya utilizada en su conferencia
de Buenos Aires:
- una sección, donde la escalera de servicio revela su inesperada
importancia como eje virtual de la casa, desde el subsuelo al
solarium;
- u na pla nt a ba ja , co n el t ray ec to en h or qui ll a de lo s
automóviles; e. La villa aux Mathes

- una vista aérea, desde la posición del sol. El ténue dibujo de un bloque alargado, con cubierta a dos aguas,

Son dibujos bien conocidos, de los que sólo señalo ahora dos posiblemente haya sido el punto de partida escogido por Le

cuestiones: Corbusier para mostrar cómo es posible mantener un modelo

- la precisión con que Le Corbusier dibuja la sección del constructivo y subvertir, al mismo tiempo, su modelo espacial.

terreno, delimitado con la referencia a la masa arbolada que Las dos pendientes de la cubierta del modelo tradicional

rodea la villa, y con un suelo horizontal que se quiebra de intercambian sus posiciones, recogiendo el agua por un cauce

pronto y baja en fuerte pendiente hacia el rio, desde los central y dándole salida por una gárgola donde ya está la semilla

primeros árboles, a norte (izquierda del dibujo); de Ronchamp, y logrando además que, desde el interior, la

- la imprecisión de la retícula estructural de la planta baja. Le cubierta se eleve abriéndose al exterior.

Corbusier ha dibujado una malla regular de seis por cinco También los muros se invierten, como retorciendo la caja

pilares, liberando la crujía central y, por tanto, desplazando la tradicional, permitiendo vistas opuestas, tanto hacia el bosque
caja de la rampa, que quita su sitio al garage. En realidad, la como hacia el océano, y liberando al espacio interior de su

villa se construyó con cierto desorden estructural, sin ninguna envoltorio murario.

retícula regular en su interior y con cinco pilares por lado.


Pasar de cinco a seis pilares no es cuestión secundaria: f. El último ejemplo corresponde a un proyecto no concluido. Son
significa pasar de un número impar a un número par de columnas, tres dibujos en el extremo derecho del papel: un vista aérea, dos
es decir ocupar o abrir el eje de la planta. En alguna otra plantas y una perspectiva interior.
ocasión Le Corbusier vuelve a cambiar el número de pilares de la Aislada, la vista aérea parece otra transformación del bloque
villa, por ejemplo en el cartel de su exposición Le Corbusier tradicional alargado, a dos aguas. Si en la villa aux Mathes los
(Œuvre plastique) 1919-1937. Tableaux et architecture, en Zürich, dos lados largos están abiertos y las paredes cortas son ciegas,
donde el muro sur-oeste está dibujado con seis columnas. ahora son los lados cortos de la planta rectangular quienes abren

8 9