Está en la página 1de 10

Escuela Nueva Vida

ESCUELA DEL AMOR Y DE LA VIDA

Sábado 1º de Diciembre del 2012.

Cátedra entregada por nuestro Divino Maestro a través de nuestro hermano Ismael

Es la luz con vosotros, lo ha sido siempre y lo será por siempre; es la luz la que le da sentido a vuestra existencia, es la luz de vuestro amor la que se una a la luz de mi Padre y a la mía; es vuestra luz la esencia de vuestra vida. Bienvenido eres mi pueblo muy amado, bienvenido eres.

Cuán poco os conocéis, en verdad os digo, pero grande es vuestro brillo después de tanto andar; tantas encarnaciones, tantas idas y venidas, a través de todas ellas poco a poco venís descubriendo el verdadero ser que sois. Continuáis aún atrapados con las cosas del mundo y el mundo de cierto y en verdad os confunde, el mundo os dice una cosa y vosotros os asustáis. Pero es el tiempo de dejar a un lado el miedo y es el tiempo de poner frente a vosotros vuestra verdadera voluntad, una voluntad que aún no conocéis plenamente pero que estáis ejerciendo y que es consecuencia de mucho karma que vosotros traéis a cuestas pero que actualmente dicha voluntad se perfila en una línea distinta de vuestra existencia. Estáis en el tiempo de definir si sois almas, o sois un cuerpo que piensa que tiene un alma. Y es una gran diferencia, porque el que se sabe que es lo que es, se manifiesta plenamente en la creación de mi Padre; el que solamente cree someramente que piensa que es lo que es, pero se considera una materia más del mundo y ambiciona las cosas del mundo, simple y sencillamente no alcanzará a descubrir la grandeza que mi Padre ha puesto en él.

¿Quiénes sois en verdad? Un alma, os he dicho una y mil veces, pero aun no comprendéis lo que significa ser un alma, aun no contempláis la grandeza del alma, estáis conscientes de vuestra vestidura física, estáis conscientes de vuestros sentimientos y emociones a través de ese cuerpo, pero distáis mucho de comprender lo que vosotros como alma en realidad estáis ejecutando en éste plano de la forma. El alma es la manifestación más pura de vuestro espíritu, sois espíritu por encima de alma; pero el espíritu que vosotros sois difícilmente alcanzaréis a comprenderlo, porque vuestra concepción mundana no os lo va a permitir, vuestro cerebro no os lo va a permitir, tan solo comprenderéis que el espíritu es luz y por lo tanto vosotros sois luz.

Pero vuestra alma es ese pequeño cuerpo que contiene esa luz para poder manifestarse en la creación de Dios y aprender de ella lo que tenga que aprender hasta llegar a realizarse plenamente como un espíritu consciente de si mismo en la creación de mi Padre. Por lo tanto, el alma es consciente de quien es, de dónde vienes y a dónde va; pero vosotros como materia estáis conforme con lo que percibís como lo que sois: un cuerpo que siente y que piensa y nada más. Y esa visión tan pobre que tenéis de vosotros mismos es la que tenéis que erradicar finalmente; tenéis que empezar a comprender que vuestra realidad espiritual y álmica le da sentido a la existencia material por muy diversas razones. Lo que sois en el mundo en realidad no lo sois como alma ni como espíritu, lo que sois en el mundo es tan solo una pequeña manifestación de la grandeza del espíritu y del alma que sois. Tendríais que empezar a comprender vuestra naturaleza espiritual comprendiendo el “Yo soy” álmico que sois.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

1

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Sois un alma ¿y eso que significa? Habéis concluido el mes de las almas, almas atrapadas en un pensamiento errático pensando que todavía tenían un cuerpo y seguían repitiendo las mismas acciones atrapadas en el mismo dolor, sin llegar a comprender que ya habían dejado la materia. El alma turbada se encuentra y seguirá en ese estado hasta que deje de pensar en sí misma con dolor y con preocupación. Cuando el alma se libera del dolor y la preocupación puede ver lo que en realidad es y se dará cuenta que su proyección mental es mucho más hermosa y mucho más abierta de lo que puede realizar a través de un cuerpo.

El alma tal como es manifiesta una luz singular, compuesta de un sin numero de vibraciones y de tonos y melodías particulares que ha venido generando cada vez que toma una materia en este plano de la forma. Con cada desprendimiento aprende una nueva lección y se aproxima a su verdadero ser. Poco a poco el alma en su peregrinar va componiendo una melodía, una melodía única y maravillosa que comparte con todos aquellos que le rodean conforme van ascendiendo. Esa melodía habla de su amor, del amor conquistado a través de tanto dolor, creado a través de tantos errores, pero también de muchos aciertos; corregido a través de muchas pruebas, purificado a través de su contacto con otras almas.

El alma es una chispa de luz, el alma es una melodía, el alma es amor puro. Por lo tanto, vosotros deberíais empezar a comprender que vuestra verdadera naturaleza es musical, es luminosa y es amorosa; que todo lo que vosotros vayáis ejerciendo en vuestra vida va a generar una reacción en todos los que os rodean y en toda la creación. Conforme el alma se va haciendo consciente de si misma se va dando cuenta de que su voluntad le permite crear nuevas melodías, melodías que cuentan la historia de un alma que va aprendiendo a amar. Un alma que va afectando a otras pero que va aprendiendo a pedir perdón, un alma que se mueve de un lado a otro, de una dimensión a otra de acuerdo a su anhelo de amor.

Vosotros como alma empezaríais a comprender que sois libres y siempre lo seréis, que el concepto de libertad en realidad es un concepto de la tierra, porque aquí os sentís atrapados por la presencia de otras almas encarnadas, por pensamientos que han creado un universo que os rodea y que os limita como materias, más no como almas. Sois vosotros los que os aferráis a las cosas del mundo, los que vais poniendo las limitantes al pensamiento. Y esas limitantes se fundamentan en que estáis anhelando no lo espiritual, sino en realidad deseando poseer las cosas del mundo, deseando poseer a otras almas encarnadas, deseando poseer riquezas materiales, deseando poseer salud eterna. Siempre deseando poseerlo todo, sin daros cuenta de que el alma no puede poseer nada, porque nada de lo que le rodea le pertenece, nada de lo que le rodea se puede adherir a ella, lo único que puede intercambiar con el mundo que le rodea es su propia vibración y poner su propio sello. Incluso sus propias creaciones dejan de ser de ella en el momento que son emitidas al universo y se incorporan a la creación de Dios, incluso esas no le pertenecen ya. Por lo tanto vosotros empezaréis a daros cuenta de que como alma sois una realidad única y maravillosa, compleja, pero el mismo tiempo sencilla. ¿Cómo podéis encontrar vuestro verdadero ser si vuestra mente se apega a las cosas del mundo? Difícil es, en verdad os digo, tenéis que aprender a desprenderos del mundo, poco a poco, pero hacerlo conscientemente, dejar a un lado la obsesión por querer poseer y apegaros a las cosas del mundo; porque en la medida que lo vais realizando, vais dificultando vuestro andar. Cada posesión, cada apego se convierte en una larga y pesada cadena que hace que os estanquéis en este mundo material.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

2

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Y así como habéis observado a nuestras hermanas almas que están en estado de turbación, vosotros con esa cadena estaréis aferrados al mismo estado, pensando que estáis vivos con un cuerpo, aun cuando este se haya consumido en el mundo material, porque esa es una de las cualidades del alma: pensar; y pensar y poner en su mente toda clase de pensamientos. ¿Cómo despertar a vuestra realidad espiritual si la realidad material domina vuestra existencia? Tenéis que daros cuenta de que día a día no sois el mismo del ayer y no seréis el de mañana. Cada instante sois la consumación de vuestro propio pensamiento, sois lo que sois frente a los demás por voluntad propia; si sois una mentira, es vuestra voluntad mentir a los demás, tratando de que los demás contemplen lo que en realidad no sois. Solo el que se ama es capaz de dejar a un lado sus disfraces y permite que su ser se manifieste plenamente tal como es. El que ama se conoce, porque sabe lo que siente, sabe lo que piensa, sabe lo que le da temor, sabe como aplicar su voluntad para superar su temor.

Cuando vosotros empecéis a comprender la naturaleza de vuestra voluntad, os daréis cuenta que ese sois vosotros ejerciendo vuestro principio de vida, el principio de vuestro amor. No alcanzáis aún a comprender el verdadero amor porque lo habéis confundido con el producto del apego emocional del amor. Y el producto del apego emocional del amor es tener a los seres que os quieren junto a vosotros, y os sentís bien con ellos y no deseáis que se vayan porque vosotros sufriríais; preferís que estén pegados aunque ellos sufran. Y si eso es con los seres humanos, lo mismo hacéis con las cosas materiales y con las cosas de la naturaleza, generáis un vínculo afectivo-amoroso que se convierte en vuestro salvavidas y a lo cual denomináis amor verdadero; cuando en realidad se trata de un apego, que si se rompiese el lazo que os une, la angustia, la ansiedad, la tristeza y la depresión se adueñarían de vuestro ser.

El amor no genera apegos, el amor crea vínculos, puentes de comprensión y entendimiento entre vosotros y todos aquellos que entren a vuestro círculo afectivo y emocional. Cuando vosotros sentís su presencia vuestro corazón se acelera y entonces se manifiesta vuestro amor. El querer tenerlos cerca y no permitirles que se vayan y no permitir que ellos crezcan significa que sois egoístas y que ya no los estáis amando en verdad, los estáis poseyendo, son vuestra posesión; poseer a los demás no es amarlos, es encadenarlos a vuestro egoísmo, un egoísmo confundido con un sentimiento amoroso que surgió en una ocasión pero que con la rutina y lo cotidiano se fue diluyendo para crear una especie de obligación en donde no existe el amor verdadero. El que ama deja ir al otro, le permite crecer; pero así como deja ir al otro y le permite crecer, el otro en reciprocidad tendrá que hacer lo mismo, porque solamente en el amor todos se permiten crecer, todos se permiten partir y todos celebran su unión.

Vosotros tenéis que empezar a comprender cual es el vínculo que tenéis con aquellos que os rodean, cual es el verdadero vínculo de amor que tenéis establecido: es amor verdadero, o es el egoísmo de un sentimiento amoroso que en el fondo tiene miedo de perder el amor y sentirse solo y vacío. Sois vosotros los que tenéis que conocer vuestra voluntad para poder encausar vuestros pasos y vuestro pensamiento hacia un lado o hacia el otro; y en el momento que vosotros conocéis vuestra voluntad, de inmediato podréis determinar si es apego o es amor lo que sentís por los demás.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

3

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Cuán bella es la vida del alma cuando el alma se da cuenta de si misma, cuando se da cuenta de la belleza que lleva dentro de si y se da cuenta de que es amor y de que es luz; su vida es ejemplar, su vida es pacifica y a pesar de las pruebas y las tormentas que lleguen a su existencia sabe enfrentarlas y sabe salir porque tiene fe en el Padre y tiene fe en si misma, confía en el amor y aunque tenga temores incertidumbres y dudas siempre guarda la esperanza en su ser de que el amor del Padre es con ella. Ese amor universal que le da sentido a toda la creación, ese amor que constituye la razón de ser de la creación misma y de la cual vosotros formáis parte. Cuán bello es para vosotros empezar a vibrar como almas en lugar de estar preocupados por las cosas del cuerpo, por las cosas del mundo. Dejad a un lado vuestra preocupación y proyectad vuestra mente al universo y empezad a comprender qué es lo que realmente estáis buscando, qué es lo que realmente anheláis ser, qué es lo que pretendéis realizar en ésta vida con esa materia, qué es lo que os permitirá brillar finalmente como almas.

Los seres humanos están acostumbrados a sus etiquetas mundanas, etiquetas dadas desde la infancia, pero que son tan solo eso, una simple etiqueta. Hombre y mujer en realidad son etiquetas de almas que tienen que aprender a vivir con la vibración de un género u otro; ser un campesino o ser un gobernante ¿qué significa? Nada, son dos almas cumpliendo una función vital para la humanidad, cada una tiene que dar a la humanidad lo que ella considera tiene que darles; cada miembro de la humanidad toma y da lo que siente que debe de realizar e incluso aquellos que actúan con violencia y agresión, que los seres humanos señalan como seres perversos y malévolos, incluso ellos tienen una función dentro de la creación de Dios. Y solo las almas que tengan la visión del amor comprenderán la razón de su presencia; pero esos también son almas, almas equivocadas de éste tiempo, como lo fuisteis vosotros en otros tiempos y que a lo largo de centurias venís purificando vuestro ser descubriendo vuestros errores y modificándolos para que entonces la melodía de vuestra alma sea infinitamente hermosa, una melodía que narra el peregrinar de un alma que surgió del corazón del Padre.

Cuán bellos sois como almas, pero que difícil es comprender vuestra relación como almas con el mundo, porque estáis acostumbrados a contemplar vuestra vida como una entidad material y os olvidáis por completo de vuestra esencia divina. Y de cierto y en verdad os digo que lo que sois es por decisión vuestra que vuestras carencias son por decisión vuestra, vuestros descubrimientos han sido por decisión vuestra; lo que tenéis en el momento presente ha sido vuestra decisión y seguirá siéndolo así por siempre, la cuestión es que vosotros lleguéis a descubrir el por qué habéis decidido que las cosas fuesen así como son. Las decisiones de vuestra vida no pueden ser dadas en una línea sin comprender que son producto de la afectación de muchos otros. Una decisión vuestra es la suma de la decisión de otros, porque lo que vosotros estáis deseando no surgió de vosotros, fue producto de la creación de alguien más. Si no, observad vuestra vida material: por qué gustáis de este vestido y no de otro, por qué de este alimento y no de otro. Habéis aprendido a gustar de lo uno y de lo otro, pero ni lo uno ni lo otro fue creación vuestra, son creaciones de otros que se os han presentado en vuestra vida y habéis decidido que eso es lo que queréis, porque consideráis que es lo mejor para vosotros y es lo que os entregará una alegría particular en un momento determinado de vuestra vida una vez que lo tenéis en vuestras manos.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

4

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Y si no alcanzáis a comprenderlo, entonces contemplad la relación que tenéis con aquellos que os rodean: los esposos. Los esposos que un día se unieron por amor, o por lo menos con una buena dosis de amor, que la rutina y la vida cotidiana fue enfriando la llama de ese amor para empezar a ser atrapados por sus necesidades egoístas, por sus deseos materiales, por sus ambiciones de las cosas del mundo; siempre buscando una mayor comodidad y un mayor bienestar, porque el mundo mismo os lo ha hecho sentir así, porque el mundo se ha encargado de decir que la verdadera felicidad y el bien mayor es cuando se tiene mayor riqueza material. Pensamiento engañoso y confuso que ha hecho que la humanidad tenga que aprender que no es verdadero, porque de ser verdadero, entonces el planeta sería distinto, la humanidad habría aprendido a dejar a un lado la guerra y habría aprendido a compartir todo con todos. Porque habrían aprendido que el camino de la riqueza en realidad depende del bien común, de la alegría que todos la comparten. Y eso no lo han descubierto aún, por ello han inventado las guerras, por ello han inventado el dolor; porque el dolor no es creación de mi Padre, es creación vuestra; vosotros lo habéis inventado para obligaros a descubrir que sois almas y que las cosas del mundo no son lo importante, que lo importante son vuestras relaciones humanas. Si no, observad los hogares, cuando llega una prueba dolorosa a la familia, no por la separación de los padres, no, una prueba de dolor, como una enfermedad hace que todos los miembros se unan al enfermo y empiecen a orar por él y empiecen a estar con él. Hasta que después descubren que el enfermo gusta de la enfermedad y gusta de manipular con su enfermedad a los demás y entonces empiezan a dejarlo a un lado. No lo hacen conscientemente con su consciencia material. Como almas se han percatado de ello y como almas reaccionan porque empiezan a exigir su propia existencia, su libre ejercicio de vivir su vida sin estar condicionado al dolor del otro y es por eso que los hogares se desintegran y se van olvidando los unos de los otros, porque no se comprenden y no se comprenden porque no se aman en verdad, o por lo menos tienen cierto afecto, pero nada más, porque el amor en realidad os compromete a interactuar los unos con los otros, buscando el bien común, la felicidad común, la paz y la armonía común; y se vuelve un trabajo de todos el lograr hacerlo. Cuando vosotros pensáis que llaga una prueba, en realidad es para fortalecer la unión de la familia, para fortalecer la unión de todos los miembros; periodos en los cuales tenéis que descubrir vuestro verdadero ser y entregar vuestro amor a los demás sin condición alguna. Cuántos padres sufren porque piensan que no tienen trabajo, y en realidad os pregunto ¿qué clase de trabajo estáis buscando?, ¿qué condiciones estáis buscando? Que no permitan que no veáis el amor que hay en vuestro hogar y os confunda. Porque cuantos padres en la desesperación se entregan a los vicios y acaban destrozando a su familia. Simple y sencillamente porque no encontraron el trabajo que ellos consideraban era el justo y valioso para ellos de acuerdo a su posición en el mundo. ¿Qué acaso no os he dicho que todo trabajo hecho por el bien de la humanidad os dignifica? Aprended a ser humildes y sencillos y abriréis puertas donde menos lo esperabais; y lo que anhelabais posiblemente llegue en consecuencia de una actitud benigna y amorosa que en realidad os ha puesto en el camino para amar profundamente a aquellos que os rodean. No es fácil comprenderlo porque vuestra mente mundana no os lo va a permitir así, existe un orgullo, existe una soberbia, existe una vanidad que no os permiten ver vuestra verdadera naturaleza espiritual, sino más bien la personalidad material. Y en nombre de ella estáis actuando en el mundo y tenéis que responder a esa imagen antes que a la verdad de vuestra alma.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

5

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Tantas encarnaciones haciendo y deshaciendo, repitiendo la misma historia, tan solo cambiando los escenarios; pero al final de cuentas es lo mismo “El amaros los unos a los otros”. Que difícil es hacerlo, cuando cada uno de vosotros estáis buscando el amor para vosotros mismos y no para los demás. Difícil es al alma encontrar su luz cuando está cegada por ella misma y tan solo contempla dentro de su ser una ausencia de luz creyendo que está sola, creyendo que nadie le ama, atrapada en su propia miseria mental. Cuando el alama rompe ese apego a lo material descubre la grandeza de su ser, descubre el amos en todo lo que le rodea y en todo lo que se proyecta dentro de su andar, desde los ayeres hasta los mañanas por venir. El alma empieza a vibrar de una manera tan especial y tan hermosa como vosotros no tenéis idea. Cuántos de vosotros al escuchar la palabra Crística no os eleváis y vibráis de acuerdo a ella, eso habla de vosotros mismos, eso habla de que sois almas por encima de cuerpos. Porque sentir la caricia del Cristo, en realidad os permite vibrar en el amor en la creación de mi Padre, pero no os otorga ningún beneficio material, no os otorga ningún prestigio mundano. Lo que significa que para vosotros en realidad lo más importante, a pesar de las apariencias, es el amor verdadero; es el amor que vosotros experimentáis cuando estáis con el Cristo y cuando estáis con los seres amados, es el que os hace sentir vivos porque podéis compartir vuestro amor con ellos realmente, no en sentido figurado.

Vosotros sois felices con vuestros hermanos dentro de ésta escuela cuando compartís una sonrisa, un saludo, un abrazo, una palabra de aliento, o el silencio para escuchar las lagrimas del dolor del otro. En todos esos momentos podéis sentir la grandeza del amor que hay en vosotros y sentís la grandeza del amor de mi Padre y el mío. Es allí cuando vosotros empezáis a experimentar la grandeza que sois como almas y no tiene nada que ver con el cuerpo, porque es un sentir que trasciende la materia, va más allá del universo material, entra a la región del alma y del espíritu. Ese ser sois vosotros en verdad, porque para el alma no existe ni el tiempo ni el espacio, lo que hay en el mundo que os rodea es tan solo las tareas de un taller de aprendizaje del amor. Lo que vosotros aprendáis a realizar en éste plano lo llevaréis por siempre si lo habéis hecho bien, porque no tenéis que repetir las lecciones primarias porque ya habéis trascendido a ellas y las lecciones que lleváis aprendidas son de conocimiento superior. Es por ello que a vosotros os es mucho más fácil comprender la tristeza y el dolor ajeno en muchas ocasiones, cuando no tenéis en vuestra mente ninguna búsqueda de beneficio material, cuando estáis actuando con humildad y sencillez frente a un acto de la vida de otros y vuestra.

Cuan bello es amar cuando comprendáis que sois alma por encima de cuerpo, cuando empezáis a comprender que la verdadera esencia del amor es el darse en plenitud a todos sin esperar a recibir nada a cambio. Pero darse a los demás en plenitud, es saber hacerlo con sabiduría, comprendiendo y sabiendo a quién qué dar y a quien no dar; porque no todos necesitan lo mismo, porque todos buscan algo distinto. El sabio por eso contempla y calla, porque cuando sabe el momento de actuar, lo realiza; el necio es impulsivo y en su presunción comete muchos errores, el necio piensa que sabe todo lo del Cristo, sabe todo lo de Dios y presume que lo sabe y se apresura a señalar y enjuiciar sin darse cuenta que lo que está haciendo es lastimarse a si mismo, por eso no tiene tiempo para escuchar, siempre tiene que hablar, que decir, que imponer, que presumir.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

6

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Aprended a ser sabios, aprended a callar, aprended a actuar sin juzgar; comprended, perdonad. Todo eso es lo que tenéis que hacer, como almas conscientes de si mismas. Porque vais comprendiendo que lo que vayáis haciendo en el corazón de vosotros es en realidad el tesoro que os lleváis de éste mundo material, la vibración de amor compartida, ese es el verdadero tesoro vuestro, esa es la riqueza que el alma encarnada se lleva consigo cuando deja este plano de la forma. Su pena, su miseria es lo que hace de daño a los demás, porque ese daño genera un karma denso y pesado que se queda e el plano astral y que retomará cuando tome de vuelta un nuevo cuerpo. Y esa es la miseria que se lleva el alma cuando ha actuado egoísta y equivocadamente en una encarnación, eso es lo único que os podéis llevar cuando dejáis el plano de la forma. Por lo tanto, como almas tenéis que empezar a comprender qué es lo que os queréis llevar cuando dejéis la materia; y no tenéis que pensar cuando será la partida, es mejor pensar que a lo mejor la partida pude ser en el próximo minuto, el día siguiente y no proyectar vuestra existencia

a lo que pueda venir en un tiempo determinado por una fecha que digan los hombres. Aprended

a vivir cada día como si fuera el último de vuestra vida, porque no sabéis si el que venga mañana

sea el último en realidad. Esa sensación de eternidad que tenéis en vuestra materia es en realidad la que el cuerpo le roba al alma para poder sentirse que puede realizar muchas cosas en éste plano de la forma; pero no es la realidad el cuerpo, es la ilusión del cuerpo, eso es y nada más.

La realidad del alma sí es eterna, pero el alma cuando se contempla a si misma lo que es, sabe que su andar es pasajero y por ello cuida todo contacto humano, cuida toda relación con la creación y se esmera por hacer el bien a los demás y a la creación misma, cuida del planeta como

si fuera el único hogar que tiene; a pesar que la creación de Dios es infinita, el planeta en el que

se encuentra se convierte en su hogar y lo cuida para bien de todos los demás. Por ello se esmera en proteger todo lo que en ella hay: el agua, el aire, la tierra; les cuida y les bendice en cada instante y en cada momento, porque sabe que es el sustento de tantas almas encarnadas

que anhelosas están de aprender a amar. Cuando vosotros empezáis a actuar de esa manera, de cierto y en verdad os digo que estáis manifestando vuestra esencia divina, vuestra realidad álmica; no estáis esperando a lo que digan los demás ni a los acontecimientos del mundo, para vosotros eso no importa, no os corresponde.

A vosotros os corresponde laborar fervientemente en el amor en cada acto de vuestra vida, en

cada pensamiento que plasmáis en la creación misma; porque estáis aquí para amar y aprender a amar y compartir vuestro amor con todos los demás. Porque en la medida que vosotros compartáis vuestro amor, en esa misma medida vais creciendo y vais haciendo que la humanidad se vuelva realmente en una hermandad de luz, una hermandad bendita en la creación de mi Padre, entre todos los universos creados o por crear. Allí, la humanidad del planeta tierra dejará una huella luminosa; y cada uno de vosotros, no importa a donde vayáis a dar, llevaréis con vosotros las lecciones aprendidas en éste bendito hogar llamado tierra, vuestro hogar; el que os da sustento permitiendo que tengáis una materia y como alma podáis crear vínculos de amor y podáis crear en paz y en armonía la verdad del amor de la humanidad que en ella habita.

Pueblo muy amado:

De cierto y en verdad os digo que sois almas, aunque no alcancéis a comprenderlo aún. Aprended a contemplar vuestra verdad álmica por encima de la material y de cierto y en verdad dos digo que no sufriréis tanto como la humanidad está buscando que se sufra.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

7

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Porque la humanidad está buscando realmente situaciones de mucho dolor y las está creando para despertar a su consciencia álmica, a su consciencia de amor. No dudéis (cuando contempléis la guerra) en proyectar pensamientos de amor, no busquéis quien tiene la razón y quien no, bendecid a todos por igual porque en realidad la humanidad está buscando el amor aunque haya escogido la herramienta de la guerra. Sois vosotros portadores del amor y tenéis que actuar como tales, emitid vuestra luz, proyectadla a la creación en cada meditación, en cada oración, en cada pensamiento, en cada acto de vuestra vida siempre impregnando con vuestro amor y con vuestra luz. Y entonces, ese melodioso poema de amor que sois vosotros iluminará la creación de mi Padre, porque sois amor por encima de todas las cosas, sois luz y no debéis de olvidarlo. Tenéis que aprended a cuidar vuestros pensamientos, vuestros actos, vuestras palabras; no permitáis que ellas se conviertan en vuestra propia arma de dolor. Aprended a cultivar con amor vuestras palabras, vuestros pensamientos y vuestros actos para que sean flores y frutos de paz y de armonía lo que vosotros vayáis entregando a los demás. Lo tenéis todo para hacerlo así, sois vosotros los únicos que os estáis deteniendo, sois vosotros los únicos que no queréis llegar a amar porque seguís esperando que los demás os amen. Despertad ya, el amor surge cuando vuestra voluntad se esmera por darse a los demás con amor; y el producto de esa entrega generalmente es amor, amor que llega tarde o temprano, pero siempre llega. Porque muchas veces veréis que los otros sois indiferentes y muchas veces os desprecian por lo mismo, pero muchas almas que han vivido eso, que han partido ya, os dirían: Calla y espera. Porque nuestra historia aún nos demuestra que aquel que ha sido indiferente y nos ha negado, con el correr del tiempo os buscará y habrá de agradecer vuestro amor y vuestra presencia; simple y sencillamente no encontraba el tiempo para hacerlo, pero todo tiempo llega siempre.

Y eso es lo que os dirían todos ellos que han dejado la materia y aprendieron a amar y descubrieron su esencia divina como almas y están con vosotros por amor y os alientan a seguir adelante. Sois vosotros los que tenéis la oportunidad magnifica de poder contemplar vuestras creaciones amorosas en el plano de la forma. Así que actuad conforme a vuestra alma, no a vuestra materia.

Éste es el doceavo mes, el mes que cierra un ciclo un ciclo de vuestra vida, un ciclo de vuestra vida dentro de un año terrestre. Doce meses, doce etapas, doce lecciones. Cada mes trae consigo una nueva lección donde vosotros tenéis que aplicar lo que habéis aprendido en el anterior, donde vais descubriendo una nueva llave de vida, una nueva oportunidad para crecer.

Este es el mes que cierra el ciclo de doce, es el mes en el cual vosotros tenéis que hacer un alto en el camino, tenéis que buscar el espacio para estar en soledad con vosotros mismos y empezar

a meditar en lo que habéis hecho a lo largo de este año y lo que lleváis a lo largo de vuestra vida realizando con amor o actuando egoístamente. Es el tiempo de evaluar lo que estáis realizando y

que tan próximos estáis a descubrir vuestra esencia divina como almas o que tan apegados estáis a vuestra realidad material que no os permite ser libres porque sentís el dolor, la angustia

y

la ansiedad que genera el estar encadenado a las cosas del mundo, cadenas que generan miedo

y

temores; el alma cuando ama es libre y no tiene apegos.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

8

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Es el mes de la reflexión, de buscar el Yo soyverdadero, de saber quien sois en verdad. No permitáis que el mundo os confunda con las celebraciones que ejercita, no os confundáis con las fechas terminales que presumen pensar que serán; pensad en lo que vosotros sois como almas en este mundo, qué es lo que venís ejecutando y qué es lo que venís padeciendo. Evaluad todo aquello que podéis cambiar y cambiadlo, todo aquello que vais cultivando para bien, continuad haciéndolo; dejad a un lado vuestros vicios y defectos y empezad a cultivar vuestras virtudes, vuestras cualidades de amor. Es el tiempo de empezar a daros cuanta de quien sois, para que en un nuevo comienzo en una nueva vida vosotros seáis almas conscientes de vuestra propia creación, de vuestro propio pensamiento, de vuestra propia palabra, de vuestro propio acto. Y así nada os habrá de sorprender, porque aprenderéis a ver al mundo tal como es en su justa medida, tal como la humanidad lo ha venido creando; si la humanidad escoge el dolor sed vosotros luces y faros en el sendero de aquellos que sufren para que aprendan a dejar a un lado su dolor y empiecen a cultivar el amor que hay en ellos. Sois un pueblo luminoso, de cierto y en verdad os digo. No os frenéis más por las cosas del mundo, aprended a ser luz en el mundo. Llevad el mensaje del amor a la humanidad, que eso es lo que necesita, es lo que está buscando desesperadamente. No os quedéis en una etapa de estar enjuiciando y sintiendo lástima por los demás porque están atrapados en sus vicios, porque están atrapados en su miseria material, o porque están siendo violentos y agresivos con la humanidad. Sed vosotros generando los pensamientos que inviten al cambio a aquellas almas que están atrapadas y apegadas a lo que encadena su alma al mundo; sed vosotros prodigando pensamientos luminosos y amorosos que tanta falta les hacen. Porque sois vosotros, mi pueblo muy amado, conocedores del amor, los que tendréis que empezara actuar como almas encarnadas y no como un cuerpo que piensa que tiene un alma. Sois almas encarnadas que vinisteis a este mundo por amor, para actuar con amor; servid a la humanidad con vuestro amor, sin esperar a recibir nada a cambio. Pensad que cada día puede ser el último de esa materia en éste plano de la forma; así que aprovechadlo al máximo, haced de él un día luminoso. Sed presurosos en perdonar sed presurosos en pedir perdón si habéis ofendido, sed presurosos en comprender en lugar de estar esperando que os comprendan, sed los primeros en amar y los últimos en esperar a ser amados. Porque de cierto y en verdad os digo: El alma que descubre su esencia Divina en el plano de la forma, rompe las cadenas de la rencarnación y asciende el plano de la consciencia álmica-espiritual y entra a dimensiones y planos divinos que corresponden a los hijos de Dios, o sea, a cada uno de vosotros, cuando habéis decidido ascender con amor.

Bendigo todo lo que me hacéis presente, bendigo vuestras aguas, bendigo vuestro ser desde vuestro cráneo hasta vuestra planta. Bendigo vuestros hogares, bendigo vuestras viandas. Pero sobre todo os bendigo a vosotros hijos de Dios, para que vayáis al mundo y le entreguéis vuestras bendiciones. Compartid de vuestro amor y bendecidlo todo y no os frenéis ni un instante. Sed amor, porque sois amor.

¡Bendito eres mi pueblo muy amado, bendito eres, bendito eres!

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

9

escuela_nueva_vida@hotmail.com

Mensaje de Nuestro Hermano Abel Hijo, vocero y miembro de la dirección espiritual.

Que la Luz de vuestro mejor Oriente ilumine vuestro Occidente. Vuestro hermano, amigo y servidor Abel hijo entre vosotros, vocero de la dirección espiritual de ésta bendita escuela.

Hermanos muy amados:

Nuestro Divino Maestro nos ha dado una instrucción particular. Este es el doceavo año de un nuevo milenio, es el fin de un ciclo y una etapa, la nueva etapa que vendrá tendrá nuevas formas de presentarse, habrá nuevos cambios en la existencia de los seres humanos; su vibración empezará a cambiar porque la vibración del sistema solar y de la galaxia empezarán a cambiar también. Dentro de éste universo particular la humanidad va ascendiendo y tendrá que ascender ya de una manera definitiva hacia una nueva etapa de su existencia y de su evolución. Vosotros formáis parte de ella y el Divino Maestro a lo largo de éste año, en cada mes os dio una instrucción y una clave de cómo vivir cada etapa, cada mes y cada ciclo de doce, que vosotros tengáis que vivir. Tomad, ese pensamiento, esa instrucción y aplicadla en vuestra vida. Porque al hacerlo vosotros empezaréis a descubrir quienes sois como almas. Hoy se ha dirigido a vosotros en la plenitud de vuestra consciencia álmica. Es la invitación del Divino Maestro a que vosotros seáis conscientes como almas que sois de la gran responsabilidad de amor que tenéis para con la humanidad. Hermanos Andrés:

Tú, como responsable del círculo de estudio buscaréis con todos ellos esos doce mensajes, esas doce claves. Y juntos al descubrirlas las vais a compartir con todos nuestros hermanos de la escuela. Es una labor hermosa y sencilla y creo que es algo que los miembros del círculo de estudio gustarán hacer. Este año llega a su fin lleno de muchas incertidumbres, de dudas y temores, porque muchos miembros de la humanidad temen a lo que puede venir en éste mes; dejad de pensar en ello, pensad como almas, tal como el Divino Maestro os lo ha indicado. Si pensáis como almas entonces lo que pase en el mundo no tendrá que afectaros, pensad como almas y entonces la vida será mucho más hermosa porque será una vida hecha con amor. Sois amor en una escuela de amor, somos una familia, somos una hermandad, no lo olvidéis. Éste es un mes de meditación, éste es un mes de reflexión y de análisis de lo que habéis hecho en este año y a lo largo de vuestra vida y de preparación para lo que vendrá. Sed vosotros verdadero hijos de Dios, almas encarnadas, estudiantes del amor. No lo olvidéis hermanos muy amados, somos una familia, con vuestro corazón y vuestra mente os podéis poner en contacto con nosotros, hacedlo, en los momentos cuando os sintáis más confundidos, solitarios, tristes, desamparados; os daréis cuanta de que no estáis solos, que estáis bien acompañados

Benditos sois hermanos muy amados, y recordad siempre que la luz de vuestro mejor Oriente ilumine vuestro Occidente. Vuestro hermano, vuestro amigo y servidor, Abel hijo entre vosotros. Benditos sois y hasta otra vez.

Escuela Nueva Vida Dr. Norma # 138 Col. Doctores

10

escuela_nueva_vida@hotmail.com