Está en la página 1de 18

Facultad: Ingeniera De Telecomunicaciones

Curso : Fundamentos De Literatura

Cuento: El demonio de la red

Autor: JAMINSON COLACHAGUA EUGENIO

26/01/2010
Introducción

A Jaminson no le gusta el curso de CCNA, como sucede a muchos


jóvenes, porque no lo entiende muy bien.
Pero una noche él sueña con un demonio que pretende iniciarle en el
mundo le las redes. Naturalmente, Jaminson piensa que es otra de sus
frecuentes pesadillas, pero en realidad es el comienzo de un recorrido
nuevo y apasionante a través del mundo de las Redes.
¿No es extraño encontrar siempre los paquetes que se envían sobre la red
son ceros y unos y así en adelante?

Durante siete noches, sueña sistemas numéricos de ceros y unos cada vez
más increíbles.
De pronto, todos los sistemas de la red cobran vida por sí mismos, una vida
misteriosa que ni siquiera el demonio puede explicar del todo. Nunca las
redes habían sido algo tan fascinante. Pronto, el demonio le hará abandonar
los tópicos de la universidad y hará que acceda a niveles superiores: ¡y aun
así los entiende!
Y el joven lector también. Los números binarios en la red, cada página que
pasa, se van volviendo cada vez más interesantes. Es como magia, y
Jaminson quiere saber más y más basta que, al fin, el demonio le hace
comprender que algunos problemas, conceptos de la red que se entiende
llevando el curso de CCNA en la universidad pertenecen a las altas esferas
de la ciencia de la red las telecomunicaciones.
Capítulo 1

La primera noche
Jaminson ya estaba harto de soñar. Se decía: Siempre me toca hacer
el papel de tonto. Por ejemplo, en sueños le ocurría a menudo de que
todos los días avía examen de CCNA o perseguido por un enorme
examen de CCNA que resultaba difícil de contestar era desagradable
y cuando estaba a punto de escapar del examen llegaba a su nariz un
olor terrible. O se deslizaba cada vez más hondo por una interminable
rampa. Ya podía gritar cuanto quisiera ¡Alto! o ¡Socorro!, bajaba más y
más rápido, hasta despertar bañado en sudor.
A Jaminson le jugaban otra mala pasada cuando ansiaba mucho algo,
por ejemplo una laptop o un celular lujoso. Entonces soñaba que la
laptop, pintada en color negro metálico, estaba esperándolo en su
escritorio. Era un sueño de increíble exactitud. Ahí estaba la laptop, a
la izquierda del ropavejero, y él sabía incluso la combinación del
candado: 0101010. ¡Recordarla era un juego de niños! En mitad de la
noche Jaminson se despertaba, cogía medio dormido la llave de su
estante, bajaba, en pijama y oscilándose, los cuatro escalones y...
¿qué encontraba a la izquierda del ropavejero? Un pericote muerto.
¡Era una estafa! Un truco de lo más miserable.
Con el tiempo, Jaminson descubrió cómo defenderse de tales
maldades. En cuanto le venía un mal sueño pensaba a toda prisa, sin
despertar: Ahí está otra vez este viejo y nauseabundo examen de
CCNA. Sé muy bien qué va a pasar ahora. Quiere alcanzarme.
Pero está clarísimo que se trata de un examen soñado que,
naturalmente, sólo puede desaprobarme el curso en sueños, nada
más. O pensaba: Ya vuelvo a escurrirme por la rampa, no hay nada
que hacer, no puedo parar de ningún modo, pero no estoy bajando de
verdad.
Y en cuanto aparecía de nuevo la maravillosa laptop, o un celular que
quería tener a toda costa -ahí estaba, bien visible, a su alcance, al
lado del teléfono-, Jaminson sabía que otra vez era puro engaño. No
volvió a prestar atención a la laptop. Simplemente la dejaba allí. Pero,
por mucha astucia que le echara, todo aquello seguía siendo bastante
molesto, y por eso no había quien le hablara de sus sueños.
Hasta que un día apareció el demonio de la red.

Jaminson vio a un Joven, más o menos


del tamaño de un saltamontes, que se columpiaba en un clave de una
computadora y le miraba con ojos relucientes. Jaminson se alegró de
no soñar esta vez con un examen desagradable de CCNA, y de no
deslizarse por una interminable rampa desde una torre muy alta y muy
vacilante.
En su lugar, soñó con una computadora que tenía el tamaño de una
palmera. Lo curioso es que los cables del la computadoras eran
altísimos, tan altos que a Jaminson le llegaba al hombro y a veces
hasta la cabeza.
Miró a su alrededor y vio, justo delante de él, a un joven, bastante
bajito, más o menos como un saltamontes, que se mecía sobre los
cables de de la computadora y le miraba con ojos brillantes.
-¿Quién eres tú? -preguntó Jaminson.
El joven le gritó, sorprendentemente alto: -¡Soy el demonio de la red!
Pero Jaminson no estaba de humor para aguantarle nada a semejante
enano.
-En primer lugar -dijo-, no hay ningún demonio de la red.
-¿Ah, no? ¿Entonces por qué estás hablando conmigo, si ni siquiera
existo? -Y en segundo lugar, odio todo lo que tiene que ver con las
redes.
-¿Por qué? -«si tu envías un coreo a tus amigos ¿Cómo crees que el
mensaje viaja por la red ?» Qué idiotez -siguió maldiciendo Jaminson-.
Una forma idiota de matar el tiempo. Así que ¡esfúmate! ¡Largo! El
demonio de la red se bajó con un elegante salto del cable de la
computadora y se sentó al lado de Jaminson, que en protesta se había
sentado entre la computadora, alta como un árbol.
-¿De dónde te has sacado esa historia de los mensajes? Seguro que
de la universidad.
-¡Y de dónde si no! -dijo Jaminson-. El señor Iraola, ese principiante
que nos da clases de CCNA, siempre tiene hambre, a pesar de estar
tan gordo.
Cuando cree que no le vemos porque estamos haciendo los deberes,
saca una trenza de su maletín y se la devora mientras nosotros
estudiamos el currículo de CCNA.
-¡Vaya! -exclamó el demonio de la red, sonriendo con lentitud-. No
quiero decir nada en contra de tu profesor, pero la verdad es que eso
no tiene nada que ver con las redes. ¿Sabes una cosa? La mayoría de
los verdaderos ingenieros de redes no sabe hacer entender que son
las redes de computadoras. Además, les da pena perder el tiempo
haciéndolas, para eso están programas para resolver problemas de
redes. ¿No tienes una? -Sí, pero en la universidad no nos dejan
usarla.
-¡Ajá! -dijo el demonio de la red. No importa.
No hay nada que objetar a un poco de práctica con la computadora.
Puede ser muy útil si uno se queda sin energía. ¡Pero las Redes,
amigo, eso es muy diferente! -Sólo quieres que cambie de idea -dijo
Jaminson-.
No te creo. Si me agobias en sueños con deberes, gritaré. -Si hubiera
sabido que eres tan cobarde -dijo el demonio de la red-, no habría
venido. Al fin y al cabo, no quiero más que charlar contigo un poco. La
mayoría de las veces estoy libre por las noches, así que pensé:
Pasaré a ver a Jaminson, seguro que está harto de bajar siempre la
misma rampa.
-Cierto.
-¿Lo ves? -¡Pero no voy a dejar que me tomes el pelo! -gritó Jaminson.
Que no se te olvide.
Pero entonces el demonio da la red se puso en pie de un salto, y de
repente ya no era tan bajito.
-¡Así no se le habla a un demonio de la red! -gritó.
Pateó el cable hasta que quedó aplastado en el suelo, y sus ojos
echaban chispas.
-Perdón -murmuró Jaminson.
Todo aquello estaba empezando a resultarle un poco inquietante.
-Si es tan sencillo hablar de las redes como de películas o de laptops,
¿para qué se necesita un demonio? -Por eso mismo, querido
-respondió el joven-: Lo maligno de las redes es lo sencillos que son.
En el fondo ni siquiera necesitas un programa de computadora para
resolverlos.
Para empezar, sólo necesitas saber calcular con el uno y el cero, los
fundamentos del los modelos OSI/TCP y lo más primordial debes
saber subnetear las direcciones de red. Con él puedes hacerlo casi
todo.

Por ejemplo, si te dan miedo recordar los 7 niveles del modelo OSI,
digamos...
Hay un truco para los meses, que son los nudillos de las manos (de
izquierda a derecha, con las manos juntas), los nudillos son 31 y los
espacios son 30 o 28 de febrero.
Y para recordar las 7 niveles solo tienes que aprenderte esta frase:
"A'PeS'TaR Es Físico"¡No dirás que es demasiado complicado para ti!
Eso puede entenderlo hasta el más idiota, ¿no?
-Sí -dijo Jaminson.
-Y eso aún no es todo -prosiguió el demonio de la red. Ahora tenía en
la mano un bastón que tenia la forma de un lápiz óptico con
empuñadura de plata, y lo agitaba delante de las narices de Jaminson.
Cuando hayas aprendido la frase "A'PeS'TaR Es Físico". Verás que
es fácil de recordar los 7 niveles del modelo OSi.
Porque recordar esa frase tan larga.
Jaminson no sabía si creérselo o como recordar esa frase que es tan
desagradable de aprendérselo.
-¿Cómo lo sabes? -preguntó-, ¿Has probado a hacerlo? -No, no lo he
hecho. En primer lugar llevaría demasiado tiempo en aprendérmelo, y
en segundo lugar es redundante.
Jaminson se quedó igual que estaba.
-O puedo aprender de otra forma -objetó-, o si digo “APSTREF” no
puedo aprender la otra frase.
-¡Mal! -gritó el demonio de la red. Su cuerpo palpitaba, se puso rojo, su
cabeza se hinchó de rabia y se hizo más y más grande.
-¿Mal? ¿Por qué mal? -preguntó Jaminson.
-¡Necio! ¿Cómo recordarías es frase (“APSTREF”) que mencionaste
cuando das tu examen en la universidad a? -No lo sé.
-Más o menos.
-APS………mmmm nose -respondió Jaminson-. O si no les pido a
mis amigos Roberto, Ninoska y Gerar, con los de mi clase, que me
soplen la respuesta.

-Por lo menos te acordaste de las tres primeras ¿y las demás? -dijo el


demonio de la red-.
Bien, supongamos que te acuerdas de la primera letra que es “A” que
es el nivel de aplicación. ¿Qué hago entonces? te acuerdas de la letra
“PES” que se encuentra ahí los niveles de presentación y sesión, y ya
tenemos los tres primeros niveles luego te acuerdas de la letra “TAR”
que ahí se encuentra los niveles de transporte y red ya tenemos los
cinco niveles, luego te acuerdas la letra “ES FISICO” que ahí se
encuentra los niveles de enlace de datos y físico. ¿Comprendes? No
hace falta que te recuerdas letra por letras que es “APSTREF”.
Simplemente saber cómo seguirla secuencia de la frase. No necesitas
más.
Jaminson reflexionó un momento. Luego, tuvo que admitir que el
demonio de la red tenía razón.

-También se puede hacer recordando por colores -añadió el joven.


-¿por colores? ¿Qué quieres decir por colores? -Bueno, Jaminson -el
joven volvía a sonreír-, no sólo se recuerda con esa frase que te dije
puedes recordar con los colores mira te enseñare los tres primeros
niveles es el color verde, las cuarta es de color amarillo, la quinta de
color morado, la sexta de color azul y la ultima de color rojo.
Que se verá así:
Al decir estas palabras, el tipo agitó su bastón ante el rostro de
Jaminson como si de una hélice se tratara.
Se marea uno, pensó Jaminson. Era la misma sensación que en la
rampa por el que con tanta frecuencia se había deslizado.
-¡Basta! -gritó.
-¿Por qué te pones tan nervioso, Jaminson? Es algo enteramente
inofensivo. Mira, puedo hacer otro con otros colores.
Aquí está...
De hecho, lo hizo con otros colores.
Sólo que hizo un color para cada capa que resultaba muy difícil de
recordar, que tenía un aspecto sospechosamente desaborido y que no
combinaban los colores según la capa -¿Eso es una broma? –Un
esquema soñado –dijo el demonio de la red-.
Lo compartiré contigo. Presta atención.
Los colores representaran en qué nivel te encuentras. Puso un trozo
de tiza, de aspecto sospechosamente necio, en la punta de su bastón
que parecía como un lápiz óptico y prosiguió: -Esto se verá así :
Dibujó los 7 niveles del modelo OSI, tenia la forma de una pirámide
como de los egipcios - anuncio que en cada nivel que se pasa se
encuentra muchas cosas maravillosas de la red. La escritura
insustancial flotó sobre el fondo de las nubes blancas, y sólo poco a
poco se fue fundiendo como un helado de mora.
Jaminson miró hacia lo alto.
-¡Alucinante! -dijo-. Un bastón de forma de lápiz óptico así me haría
falta.
-No es nada especial. Con esto escribo en todas partes: nubes,
paredes, pantallas. No necesito una computadora o una laptop para
estar conectado a la red. ¡Pero no estamos hablando de eso! Mira la
pirámide. Ahora te mostrare el primer nivel que es el nivel físico, en
cada nivel te enseñare que tienes que hacer para que así comprendas
el curso de CCNA y sea fácil de entender. Una pirámide, dos
personas. La pirámide te calificara si aprendiste o no para que puedas
pasar al siguiente nivel tienes que alcanzar los 100 puntos:

Y ahora ingresáremos al mundo de las redes


Jaminson y el demonio se alistaban para viajar al mundo de las redes
Naturalmente, con esto falta mucho para llegar al nivel de aplicación.

Qué hermoso es la red por adentro nunca lo avía imaginado así sabes
demonio de la red esto de los niveles del modelo OSI me está
empezando a dar miedo porque no se qué hacer ahí adentro -dijo
Jaminson.
-Pero lo intentare llegar al nivel de aplicación y entender mas sobre lo
que es redes.
Pero eso no importa. Seguimos hasta encontrara un reto en el primer
nivel cada una de nosotros nos enfrentaremos a la red Y entenderás tu
curso de CCNA que es fácil. Y luego vienen los demás niveles que
seguiremos avanzando y será cada vez más difícil de vencer en cada
nivel. Mira -dijo del demonio de la red seiscientos mil millones de
mensajes, que viajan por la red. Te darás cuenta de que este nivel es
fácil de entender y si no entiende de que nada bueno creo que de ese
modo nunca llegaríamos al final.

El joven había dibujado en el cielo, con su bastón óptico, cada vez


más paquetes de archivos, videos, música y más archivos que todos
viajaban por la red al mismo tiempo.
-¡Vas a pintarrajear el mundo de la red de esos paquetes! -exclamó
Jaminson.
-¡Ah! -gritó el demonio de la red hinchándose cada vez más-. ¡Sólo lo
hago por ti! Eres tú el que tiene miedo a la las redes del curso de
CCNA y quiero que todo sea lo más fácil posible para no confundirte.
-Pero, a la larga, estar todo el tiempo utilizando cables, mensajes de
textos, archivos de música, de datos en la red es una verdadera lata.
Además es bastante trabajoso -se atrevió a objetar Jaminson.
-¿Ves? -dijo el joven, borrando descuidadamente el cielo con la mano
hasta que desaparecieron todos los mensajes y archivos que viajaban
por la red.
Naturalmente, sería mucho más práctico que se nos ocurriera algo
mejor que sólo estar viendo esos archivos... Por ese motivo inventé
todos los protocolos que existen pero eso veremos más adelante en
los demás niveles
-¿Tú? ¿Dices que tú has inventado los protocolos? Perdona, pero eso
sí que no me lo creo.
-Bueno -dijo el joven demonio-, yo o algunos otros.
Da igual quién fue. ¿Por qué eres tan desconfiado? Si quieres, no me
importa enseñarte cómo se ha de entender a partir de este nivel hasta
el final.
-¿Y cómo es eso?
-Muy fácil. Empezáremos el recorrido de este nivel:
Mira cuando se envía o se descarga una información de la red la
información que viaja es en bits por la red que gracias a este nivel que
se encuentran todos los medios de transmisión (cable coaxial par
trenzado), fibra óptica, inalámbrico.
-El Medio magnético:
Consiste en almacenar los datos en algún
dispositivo de almacenamiento magnético y
transpórtalos físicamente al lugar destino. Dime un
dispositivo que pueda almacenar mucha
información el USB dijo-Jaminson ¡Bien muy bien!
-Dijo el demonio de la red
-El cable coaxial:
El cable coaxial tiene –un conductor interno en general es de cobre,
tiene un material dieléctrico usualmente es de plástico, tiene un
tranzado metálico que funciona como un conductor de remoto y
proporciona blindaje electrostático, tiene un recubrimiento externo que
generalmente es de plástico color negro o blanco. Este cable es
popular en TV-cable y Redes LAN Ethernet 10base2.
Es el mismo cable que utiliza mi TV para ver mis películas favoritas –
dijo Jaminson.

-El
par

trenzado:
Consiste en un grupo de pares de alambres entrelazados, la forma
trenzada se utiliza para reducir la interferencia respecto a los pares
vecinos, usado en TX análoga y digital la aplicación más usual es en
líneas telefónicas y Redes LAN. Dijo el joven demonio sonriente

-El cable UTP:


Este cable deberá estar restringido a un tamaño de 4 pares para
soportar una amplia gama de aplicaciones.
Este cable se utiliza de categoría 3 ya que el uso de cable vertical UTP
multípara categoría 3 para aplicaciones cuya anchura espectral este
en el rango de 5 MHz a 16 MHz, debería ser limitado a un total de 90m
por norma EIA/TIA 568A.
Todos esto lo que te acabo de explicar es para que entiendas de
forma más fácil bueno ahora ingresaremos mas adentro de este nivel
que encontraremos los tipos de redes según du topología

Mira:
La topología se refiere a la forma en que están interconectados los
distintos equipos (por ejemplo, Bridges o Switches) de una red. Un
nodo es un dispositivo activo conectado a la red, como un ordenador o
una impresora. Un nodo también puede ser un dispositivo o equipo de
red como un concentrador, conmutador o un router. Las topologías
más usadas son:

Anillo: Tipo de LAN en la que los ordenadores o nodos están


enlazados formando un círculo a través de un mismo cable. Las
señales circulan en un solo sentido por el círculo, regenerándose en
cada nodo. En la práctica, la mayoría de las topologías físicas en anillo
son en realidad una topología lógica en estrella.
Bus: Una topología de bus consiste en que los nodos se unen en serie
con cada nodo conectado a un cable largo o bus, formando un único
segmento. A diferencia del anillo, el bus es pasivo, no se produce
regeneración de las señales en cada nodo. Una rotura en cualquier
parte del cable causará, normalmente, que el segmento entero pase a
ser inoperable hasta que la rotura sea reparada. Como ejemplos de
topología de bus tenemos 10BASE-2 y 10BASE-5.

¡Espera un momento! Grito Jaminson


Que pasa dijo el demonio enfurecido mira esto de los tipos de
topologías no los entiendo muy bien me podrías explicar más despacio
Bueno pero escucha y pon atención a todo lo que digo
Está bien dijo –Jaminson
Como seguía
Estrella: Lo más usual en ésta topología es que en un extremo del
segmento se sitúe un nodo (ordenador) y en el otro extremo se
termine en una situación central con un concentrador (switch o hub).
La principal ventaja de este tipo de redes es la fiabilidad, dado que si
uno de los segmentos tiene una rotura, afectará sólo al nodo
conectado en él. Los otros usuarios de los ordenadores de la red
continuarán operando como si ese segmento no existiera. Son
ejemplos de esta topología 10BASE-T Ethernet y Fast Ethernet.

ARBOL a la interconexión de varias subredes en estrella se le conoce


con el nombre de topología en árbol

-Eso es demasiado -protestó Jaminson-. No puedo recordar todas las


topologías de memoria.
-Entonces, solo tienes que imaginar la forma de la topología imagina
que tienes un anillo, recuerda el que tomas para ir a la universidad,
recuerda las estrellas del cielo en la noche, y recuerda los arboles del
bosque.
-¿Y de dónde la saco? Uno no se trae a los sueños todas esas cosas.

-Entonces mira aquí viene tambaleándose cada topología -dijo el


demonio de la red, y le puso una en la mano.
Tenía un tacto extrañamente blando, como si estuviera hecha de masa
de pan. Era de color verde cardoncillo y pegajosa, pero funcionaba y
era fantástico tener en la palma de mi mano una red tan grande.
Jaminson miro:

¿Y qué tal lo ves?


-¡Estupendo! -dijo Jaminson -. Ahora ya tenemos unas tres topologías.

-Bueno, pues ahora tienes más topologías.


Jaminson miro y miro:
Hasta tener todas las topologías a su alrededor
-¡Muy bien! -el demonio de la red le dio unas palmadas en la espalda a
Jaminson-. Esto tiene un truco especial. Seguro que ya te has dado
cuenta.
Si sigues veras como se relacionan todas las topologías que son
grandes mas grades que puedes imaginar.
Jaminson siguió intentándolo, pero al llegar a topologías más grandes
todas las topologías entregó su espíritu. Hizo ¡Puf! y se convirtió en
una pasta verde cardoncillo que se escurría lentamente.
-¡Maldición! -gritó Jaminson, quitándose la masa verde de los dedos
con el pañuelo.
-Para eso necesitas una red más grande.
Para una red WAN decente una cosa así es un juego de niños.
-¿Seguro? -¡Claro! -dijo el demonio de la red.
-¿Y siempre sigue así? -preguntó Jaminson-. ¿Hasta que te aburras?
-Naturalmente.
-¿Has probado con La red WAN mas grenade?
-No, no lo he hecho.
-No creo que resulte -dijo Jaminson.
El demonio de la red empezó a hacer topologías de memoria. Pero al
hacerlo volvió a hincharse amenazadoramente, primero la cabeza,
hasta parecer un globo rojo; de furia, pensó Jaminson, o por el
esfuerzo.
-Espera -gruñó el joven demonio-. Sale una verdadera ensalada de
topologías. ¡Maldición! Tienes razón, no resulta.
¿Cómo lo has sabido? -No lo sabía -dijo Jaminson -. Simplemente lo
adiviné.
No soy tan tonto como para hacer una más topología en una red tan
grande así.
-¡Desvergonzado! En las redes no se adivina nada, ¿entendido? ¡En
las redes se procede con exactitud como en las Matemáticas! -Pero tú
has dicho que eso era siempre así, hasta el aburrimiento. ¿Acaso no
es eso adivinar? -¿Qué estás diciendo? ¡Quién te has creído que eres!
¡Un principiante, y nada más! ¿Pretendes enseñarme que existen solo
dos topologías? A cada palabra que decía, el demonio de la red se
volvía más grande y más gordo. Jadeó para coger aire. Jaminson
empezaba a tenerle miedo.
-¡Enano de la red! ¡Cabeza hueca! ¡Montón de mocos! -gritó el joven, y
apenas había dicho la última frase cuando explotó de rabia, con un
fuerte estallido.
Jaminson se despertó. Se había caído de la cama.
Estaba un poquito mareado, pero aun así no pudo por menos que
reírse al pensar cómo había arrinconado al demonio de la red.

Esta historia continuara……