Está en la página 1de 231
TEORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO Y me * Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorizacién escrita de los titulares del “copyright”, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproduccién parcial o total de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografia y el tratamiento informatico, y la distribucién de ejemplares de ella mediante alquiler 0 préstamo ptiblicos. Revisor técnico: Manuel Pombo Ferndndez ‘Traduccién: Elena Konovalova Misael Rivera Echeverry © 2001, Lev Pavlovich Matveev Editorial Paidotribo Consejo de Ciento, 245 bis, 1° 1* 08011 Barcelona ‘Tel. 93 323 33 11 — Fax. 93 453 50 33 http: /Avww.paidotribo.cony E-mail:paidotribo@paidotribo.com Primera edicion: ISBN; 84-8019-504-5 Fotocomposicién: Editor Service, S.L. Diagonal 299- 08013 Barcelona Impreso en Espaiia por A & M Grafic INDICE PROLOGO, 9 PRIMERA PARTE . ESENCIA DEL FENOMENO DEL DEPORTE Y CARACTER DE SU TEORIA, 11 CAPITULO} TEORIA DEL DEPORTE COMO 13 Nacimiento de la teoria del deporte .... o Problematica contemporénea y ‘spectos ‘metodolégicos de la teoria del deporte Teoria del deporte en el sis SEGUNDA PARTE TEORIA DE LA ACTIVIDAD COMPETITIVA Y DEL SISTEMA DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS, 29 13 18 26 la ensefianza pt CAPITULO II . LA ACTIVIDAD COMPETITIVA DEL DEPORTISTA COMO NUCLEO DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS, 31 Concreci6n conceptual de las consideraciones iniciales sobre la competicién deportiva y la actividad competitiva del deportista ..... 31 Sobre los conceptos “competicion deportiva” y “confrontacién deportiva” 31 Factores generales y estructura de la actividad competitiva del deportista ... 34 Caracterizacién analitica de la orientacién, compo: y exigencias de la actividad competitiva del deportista 40 Proyeccién competitiva concreta y motivacién del deportista 40 Técnica y Kéctica de la actividad competitiva del deportista 45 Particularidades de las manifestaciones de las cualidades psiqui y fisicas del deportista en la actividad corpenies 54 ~ Singularidad psiquica de la activida deportivo- -compelitiva 54 - oS ‘ias de las competiciones deportivas hacia la realizacién de las posibilidades fisicas del deportista y par&metros de las cargas competifivas ....... . 60 ahispetceces de la actividad competitiva de! deportista del el regimen las condiciones ambientales de las competiciones .... « 6 CAPITULO Ii FUNDAMENTOS DEL SISTEMA DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS, 73 Diferentes competiciones deportivas; enfoques de clasificacién 1M SU SISIEMATZGCION .....cssecsesesscsseeresssnecsessesstecssteseseseesenssecneesnceeanaees 73 Calendario deportivo unificado y sistema individvalizado 80 90 TERCERA PARTE SISTEMA DE PREPARACION DEL DEPORTISTA (ASPECTO CONCEPTUAL), 99 CAPITULO IV MANIFESTACION O EXPRESION DE LA PREDISPOSICION DEPORTIVA INDIVIDUAL, ORIENTACION DEPORTIVA INICIAL Y PLANTEAMIENTO DE LOS OBJETIVOS A LARGO PLAZO EN LA PREPARACION DEL DEPORTISTA, 101 Punto inicial en la eleccion de la especializacion deportiva ... . 101 Criterios y enfoques en el diagnéstico de la — deportiva individual 104 Especificidades de la orientacién deportiva 118 Planteamiento de los objetivos de preparacién sega a largo plazo .... 121 Expresion externa y contenido principal de los objetivos que se reolizan en el so de la preparacién el deportista .... 121 Principales aspecios de la concrecién de los shies deportivo-preparatorios a largo plazo .......... srsneseerarreraversaseeers 123 Pronéstico cuantitativo y modelacién en la concrecién de los objetivos deportivo-preparatorios ... Agee . 128 JERI) tec cavern vet exrrenamenro nerormvo CAPITULO V CARACTERIZACION INTEGRAL DEL CONTENIDO, MEDIOS Y METODOS DE LA PREPARACION DEL DEPORTISTA, 143 Preparacién del deportista como un proceso multilateral 143 Ejercicios de entrenamiento del deportista 147 H ejercicio como medio y método 147 Gradaciones y clasificacion de los ej medios de la preparacién del deportista 148 Fases de la carga y del descanso en el proceso del entrenamiento 158 ‘Métodos de entrenamiento deportivo 167 Medios de contribucién a la efectividad de los ejercicios del deportista y otros medios de su preparacién .. 71 CAPITULO VI F . TENDENCIAS Y PRINCIPIOS BASICOS DE LA CONSTRUCCION DE LA PREPARACION DEL DEPORTISTA, 181 Fundamentos generales ......... 181 Principios espectficos de las tendencias bésicos del entrenamiento deportivo y principios derivados de éstas ea 184 Maximizacién y especializaci6n individualizada profunda 184 Continuidad y ciclicidad del proceso de entrenamiento .... 186 Paxficdcridods ds la imprison del princto de continuidad en la construccién sistematica de la preparacién deportiva .... 186 Fundamentos y directrices del princip de la construccién ciclica de la preparacion san . 192 Necesidad de combinacién en el proceso de la preparacién deportiva de las tendencias de incremento progresivo de la carga, la sobrecarga, y las tendencias de anticipacién y estabilizacién .......... 194 Conceptualizacién de la sobrecarga en el entrenamiento como fendencia y principio de la preparacién del deportista .... . 194 Significado del incremento discontinuo en la dinémica de las cargas en la preparacién deportiva .. Combinacién en el proceso de la racién deportiva de la modelacién anticipada y adaptable de la eee competitiva ....... 210 Sincronicidad de las diferentes partes de la preparacién del deportista ... . 215 inoce (7 ‘A MANERA DE CONCLUSION | ‘ACERCA DE ALGUNOS ASPECTOS APLICADOS A LA TEORIA DEL DEPORTE Y LA DISCUSION SOBRE ELLOS, 221 Nuevamente sobre el fendmeno de “la forma deportiva’ ccs 221 Discusién sobre la soanprenaién de la estructura del entrenamiento Sobre la concordancio de las directrices de la teoria del ‘desarrollo y la teoria de la adaptacién en la concepcién del entrenamiento deportivo ....... 255 a» 236 JERI) Teoets cavern 061 evteenanaento oeroRvo PROLOGO Este libro es el resultado de la preparacién por primera vez del curso sobre teo- ria del deporte para el dltimo nivel de la ensefianza profesional superior de cultu- ra fisica y deporte. En la creacién del curso se tuvieron en cuenta las premisos pa- ra la asimilacién de su contenido, las cuales se imparten en los niveles anteriores de la ensefianza, asi como las exigencias estatales oficiales para la preparacion de los licenciados y especie eee superior, introducidas por primera vez en la escuela superior nacional. El contenido del curso que se propone abarca la problemética de la teoria del deporte en su aspecto integral, general y de investigacién. Junto con la profundi- zacién de los conocimientos transmitidos en el nivel tecnolégico, el libro presta atenci6n especial al aprovisionamiento de! entendimiento profesional de los pro- blemas no resueltos de esta rama del conocimiento cientifico por parte de los es- tudiantes, a la elucidacion de los enfoques cientifico-investigatorios y modos cog- nitivos, a la formacién de una amplia erudicion cientifica y a la estimulacién del desarrollo de las capacidades del pensamiento creativo teérico. Eltexto 10 est ordenado segén la estructura de la teoria general del de- porte desarrollada hasta el presente. Se definen, respectivamente, tres partes prin- cipales: ® esencia del fenémeno del deporte y de su teoria; . troria de la competicién deportiva y del sistema de las competiciones deporti- + problemétic i in sie de la construccion sistematizada de la preparacién del de- portista hacia los q Cn primer pare 2 pone la co ién contemporanea del deporte co- mo un fenémeno inico de la realidad social, resaltando su esencia, formas y fun- ciones, y las tendencias de su desarrollo. Al mismo tiempo se perfilan las vias de la formacién de la teoria del deporte como asignatura y rama de la ciencia, asi como la evolucién de su objeto y sus métodos de conacimiento cientifico. La segunda parte esta dedicada al gd cnslsisy comprension conceptual de lo que constituye el fundamento especifico del deporte, o sea, la competicién, asi como el sistema de las competiciones deportivas, en el cual se desarrolla esta actividad en las condiciones contempordneas. Esta parte de la teoria del deporte, que es clave en un sentido determinado, por algunas razones conocidas de los especialisias se wedé durante un largo tiempo fuera de la esfera de la comprensién tedrica. Debi- 5 a las investigaciones realizadas en las ultimas décadas se hizo posible en gran medida corregir este defecto y acercarse de una manera diferente al entendimien- fo de la esencia de cierta cantidad de fenomenos de la préctica deportiva. En la tercera parte, la mas voluminosa, se interpretan los principios funda- mentales tedrico-metodolgicos de la concepcién contempordnea de la construc cién del proceso de preparacién del atleta hacia los logros deportivos. En esta parte se exponen las razones teéricas y practicas de los principios ampliamente conocidas sobre el sistema de la preporacién deportiva, elaboradas en su mayo- ria en la escuela deportiva de la antigua URSS, revelando la esencia imperecede- ra de estas nociones y trazando las tendencias hacia la profundizacion y renova- cion.. El libro presenta, ademés (bajo el epigrafe “a manera de conclusion”), un re- sumen de las recientes discusiones sobre algunos problemas fundamentales y apli- cados de la rama del conocimiento analizada. Dichas discusiones son el punto de partida para el estudio de las diferentes perspectivas de la direccion de las inves- figaciones y de las vias y condiciones para la superacién de las contradicciones. El autor de la presente obra no pretende trazar las bases definitivas de la teo- ria del deporte. Por tal razon agradecera sinceramente las eficaces observaciones criticas y recomendaciones a la presente obra. Al mismo tiempo, esta profunda- mente agradecido a los criticos de la Academia de Cultura Fisica de San Peters burgo y de otras instituciones y desea expresar su gratitud especial al equipo del departamento, el cual ha ‘erica el honor de encabezar durante muchos afios. FH) Troe ceneea: 081 exzenamento veroRtvo aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. CAPITULO | TEORIA DEL DEPORTE COMO CIENCIA INACIMIENTO DE LA TEORIA DEL DEPORTE El nacimiento de la teoria del deporte como una rama relativamente indepen- diente del conocimiento cientifico comenz6 comparativamente no hace mucho tiem- po, en el siglo xx, aunque la inteleccién de los Teens dal deporte en cierto ni- Ree ns eae od soe tudo cool ave. de Is practica deportiva, creé algunas generalizaciones serias ya en imer periodo del florecimiento de los juegos olimpicos de la Antigtiedad. Uno Si los estimulos principales que aceleré la creacién de la teoria del deporte moderna fue el reinicio los juegos olimpicos en tiempos modernos en el limite de los siglos x1x-xx y el de- sarrollo intenso del movimiento deportivo mundial. Aproximadamente hasta la segunda mitad del siglo xx, la problemética de la teo- ria del deporte se discernia primordialmente en limites de la teoria y melodologia de la educacién fisica, Esto esta condicionado por el hecho de que hasta las iltimas dé- cadas la rama més ampliamente generalizada del conocimiento cientifico aplicado en la esfera de la cultura fisica y el deporte fue precisamente la teoria de la educa- cién fisica, y las posiciones cognitivas que oparecian con base en la practica tiva fenian un cardcter fundamentalmente empirico y de objeto exclusivo. No obs- tante, con el tiempo se cada vez més atencién al hecho de que el objeto de la teoria de la educacién fisica apenas coincide en cierta medida con el de la teoria del deporte y que para a mayor cobertura de la problemética del conocimiento de ka esencia del deporte, de las tendencias de su funcionamiento y desarrollo, se necesi- fa una rama especial del conocimiento cientifico, orientada selectivamente hacia di- cha problematica. En la formacién de esta dltima intervinieron significativamente las feecesclodes do ky prqsirccibn de lox wlatiacres deprives ds bw pokees dal sini do hacia los juegos olfmpicos y olras competiciones internacionales de alta respon- sabilidad en condiciones de rivalidad cada vez més aguda en la arena deportiva in- ternacional después de la Segunda Guerra Mundial. Se reconoce universalmente que un aporte relevante en la creacién de la teoria del deporte lo hicieron los especialistas soviéticos, a lo cual contribuyé una serie de circunstancias, El alto nivel de desarrollo de las ciencias naturales y humanisti- cas, que se logré en este pais incluso a finales del siglo xx y en la primera mitad del xx, desempefio aqui un papel muy importante. La solucién inmediata de los problemas cientificos de investigacién en la esfera del deporte la proporcionaban la concentracién en ellos de un considerable grupo de investigadores competentes {incluso en los grupos cientificos combinados, creados para los equipos deportivos seleccionados del pais), la participacién activa en este dificil trabajo de muchos entrenadores talentosos y la atencién singular hacia aquélla del estado y de la so- ciedad. Todo esto permitié crear en plazos reducidos la concepcién avanzada del sistema de preparacion de los deportistas de alto rendimiento, elaborar de una manera no trivial los problemas cientificos aplicados en esta esfera y delinear los contornos de la teoria general del deporte. Los primeros dilemas minuciosamente elaborados de esta problematica fue- ron los de la teoria del entrenamiento deportivo, lo cual estaba condicionado por el hecho de que la problematica de la teoria del deporte se elaboré durante mu- cho tiempo, como ya se ha mencionado, basicamente en el interior de la teoria de la educacién fisica, y a esta dltima el deporte le interesa ante todo como fac- tor de la educacién fisica. Naturalmente, en el primer plano en estas circunstan- cias sobresale la problemética de la ensefianza al deportista de la técnica de las acciones motrices y de la educacién de sus capacidades fisicas, y el entrena- miento deportivo en general se presenta como una variedad especializada del proceso de la educacién fisica. En este aspecto todavia en los afios cuarenta y cincuenta se realizarén una serie de voluminosos trabajos generalizados (Grantyn KJ., Novikov A.D. y otros). En las dos décadas siguientes en nuestro pais estaba aumentando con una precipitacién singular la cantidad de trabajos que concretaban y solucionaban profundamente la problemética generalizada de la teoria aplicada al entrenamiento deportivo basado en material de la prac- tica deportiva y las investigaciones experimentales, incluso los trabajos sobre los fundamentos generales del entrenamiento deportivo y las regularidades de su * Los mas conocidos de ellos: Matveev LP., Fundamentos generales del entrenamiento deportivo. En el libro “Ensayos sobre la teoria de la educacién fisica”. Mosc, Fizcultura y sport, 1959. Del mismo. ‘autor: Fundementos del entrenamiento deportivo. Moscd, Fizcultura y sport, 1977; Ter-Ovanesian A.A. Deporte — ensefianza ~ entrenamiento ~ educacién. Moscé, Fizcultura y sport, 1967; Ozolin NG. Sistema contemporéneo del enirenamiento deportive. Mosci, Fizcultura y sport, 1970; Coleccién de los trabajos cientifico-investigativos sobre los problemas del enirenamiento deportivo, publicados en los afios sesenta y setenta por los investigadores del GZOLIFK (Instituto Central Estatal Orden Lenin de Cultura Fisica), VNIIFK (Instituio do Investigacion Cientifica de Cultura Fisica de la ‘URSS), LNIIFK {Instituto de Investigacion Cientifica de Cultura Fisica de Leningrado). [TR] trots carer vet exrenamento verortvo construcci6n,' asi como acerca de los partes principales de su contenido, o sea, de la preparaci6n fisica y técnica,? sobre los aspectos de la preparacién deporti- va segin la edad, su planificacién a corto y largo plazo,’ sobre la estructura del proceso de entrenamiento y su optimizacién.* Casi simultaneamente se activaron elaboraciones andlogas en varios paises, especialmente en los antiguos socialistas, no sin influencia de los resultados cienti- fices obtenidos por los especialistas soviéticos.° En las dltimas décadas se fortalecié notablemente la aspiracién de iluminar plenamente la problemética integral de la teoria general del deporte, incluyen- do en ésta, ademas de la teoria del entrenamiento deportivo, la concepcién de la actividad propiamente competitiva y otras posiciones conceptuales que en union con las anteriormente formadas darian una nocién posiblemente comple- ta sobre la esencia del deporte y los fendmenos inherentes a éste. Los esfuerzos emprendidos en esta direccién todavia no han terminado. Sin embargo, hoy ar- 2 *Problemas del entrenamiento deportive (preparacién fisica del deportista)”. Mosed, Fizeulture y sport, 1961 {grupo de autores, redaccién general de Koledin S.V., Diachkov V.M.); Zatsiorskiy VM. Cualidades fisicas de! deportista (fundamentos de la teoria y metodologia de educacién). Mosci, Fizcultura y sport, 1966; “Preparacién fisica de los deportistas de dase superior”. Moscd, Fizcultura ¥ sport, 1969 (grupo de autores, redaccién general de Vaytsejovskiy S.M.); Verjoshonskiy Y.V. Fundamentos de lo proparacién especial de fuerza en el deporte. Mosci, Fizcultura y sport, 1970; Kuznetsov V.V. Preparacién de fuerza en los deportistas de categorias superiores. Mosc, Fizcultura ¥ sport, 1970; “Resistencia especial del deportisla”. Mosci, Fizcultura y sport, 1972 (grupo de auto- res, redaccién general de Nabainikova MY); “Perfeccionamiento de la maestria técnica de los deportistas {problemas pedagégicos de la direccién}”. Moscu, Fizcultura y sport, 1972 (grupo de autores, redaccién general de Diachkov V.M.). : “problemas del dopore jen. Moscé, Fizcultura y sport, 1961-1963 (serie de ediciones, grupo de ‘autores, redaccién general de Nagomiy V.E., Filin VP); “Entrenamiento de los jévenes Mosc, Fizcultura y sport, 1965 (grupo de autores, redaccién general de Filin VP}; "Planificacin perspectiva del entrenamiento deportivo”. Moscd, Fizculura y sport, 1961 |grupo de autores, redac- cién general de Nabotnikova MY. 1 Grocvsisio ND.) otros. * Matveev LP. Problema de la periodizaci6n del entrenamiento deportivo. Moscé, Fizcultura y sport, 1964,1965; Plonificacion y construccién del entrenamiento deportivo. Mosc, GZOUFK, 1972; Perfeccionamiento del sistema de preparacién de los Seportes (problemas de la construcci6n td entrenamiento}. Mosci, GZOUFK, 1974; Acerca de la estructura del entrenamiento a {dinémica de las cargas de entrenamiento a largo plazo). Moses, GZOLIFK, 1974 [ediciones cis tro- baijos del laboratorio cientifico investigative de GZOLIFK, redaccién general de Matveev L.P.) y otros. *En particular: Krstev K., Sherev P. Fundamentos cientficos del entrenamiento deportivo, Sofia, Meditsina y Fizcutturo, 1962; Nodori L. Edzeselmeiet. Budapest, Sport, 1968; Trainingslehre (Aut. Koll. Red. D-Harre). Berlin, Sportverlag, 1969; Siclovan |. Teoria educatie i fizice si sportuli. Bucoresti, Stadion, 1970; Vlaiowsi T. | zesp. Teoria i melodyca Sporty. Warszawa, Sport y Turistika, 1971; Zheliazkov Z. Teoria y metodologia del entrenamiento deportivo. Sofia, Meditsina y fizcultu- ro, 1981. TEORIA DEL DEPORTE COMO CIENCIA & gumentos para considerar que la primera etapa de la creacién de la teoria del deporte en calidad de una rama ampliamente generalizada del conocimiento cientifico aplicado esté basicamente realizada. Como resultado de las discusio- nes creativas, de las elaboraciones de los planes problematicos y de conceptua- lizacién e investigacién, se determinaron en su primera aproximacion su obje- fo, estructura y principales partes del contenido. Se afirmé la idea de que /a fe- oria del deporte es una rama generalizadora del conocimiento cientitico, que esté destinada a reflejar la esencia del deporte, las tendencias generales de su funcionamiento y desarrollo posterior en la sociedad; ademds, su parte cardinal la constituye la concepcion sobre el contenido principal y formas de la construc- ci6n éptima de la preparacién del ceportisa hacia los altos logros en el depor- te, sobre las tendencias més esenciales, los caminos y condiciones del perfec- cionamiento deportivo. Esta determinacién del objeto de la teoria del deporte tuvo su confirmacién programatica oficial. Respecto a él se hizo un intento por exponer ampliamente un curso de estudios para los centros educativos especializados superiores’. Se determinaron también el lugar y las relaciones de la teoria general del deporte en el sistema de las ciencias (vase esquema de la figura 1). En cali- dad de rama ampliamente generalizadora e integrante del conocimiento cien- tifico, esta relacionada, por supuesto, con muchas otras de su esfera, incluso con las ciencias naturales y humanas. Basada en los hechos reales, se apoya directamente sobre los datos de los disciplinas deportivas de objeto particular, 0seq, teoria y metodologia de determinadas modalidades deportivas y grupos tipolégicos de las modalidades deportivas, asi como sobre los materiales de las ramificaciones aplicadas de ciencias formadas tradicionalmente, ramas que de alguna manera estan orientadas selectivamente hacia el conocimiento de las realidades del deporte y de los fendmenos inherentes a éste (fisiologia, bioqui- mica, biomecanica del deporte y otras ramas deportivas aplicadas de ciencias naturales, psicologia, pelbopsdouegid, sociologia y otras ramas deportivas aplicadas de ciencias humanas y sociales). Apoyéndose sobre los datos de investigaciones de muchas disciplinas cientifi- cas contiguas, la teoria general del deporte no los suma, sino que determina en ellos e integra lo que se presenta como necesario para el conocimiento de la esen- cia del deporte total, la revelacin de las tendencias radicales mas generales de su funcionamiento y fomento (precisamente esto parece que “se escapa” a menudo de la atencion de las ramas de objeto particular de la ciencia deportiva o causa de las habituales limitaciones de! objeto de investigacién). En esto, ante todo, con- “Teoria del deporte (programa para los institutos de culture fisico, preparada por Matveev LP). Moses, GZOLIFK, 1980. JER) 1e08s ener bet exrnesunenro derontvo ‘JPunyou-coyyue!> £ o2ys}uOWINY O;UeIUITIOUOD Jap sDWO $0) 9p 4 sLodep jap sepopyopow so; ue J0ynoy.J0d oyalqo ep so21Bqopo}eui-cougsy seuyjdi2sIp Soy ep ‘@tsodep fep joxeueb 21109) 2] ap sauoy20je1102 ep owsnbs3 "| eunBy rs - fee KS cy a= {onypodep oBojoxjaw) apodap ---! n fi PP 0409 | Bp SorIBgoyjeusopedsy [| WV rm ona ‘th Lay *) ep Sae7*7t Sonysodep sapppippoui srj ap 6\Bojopojour X 01109)) SLYOd3d 130 YVINDLAWd VIDOIOGOIIW A WIdO3L (onisodep ojuarwuirow jap uprcoauip bj ep X uo!»nziUDBLO 0} 2p 01402) 34OdaG 13d VNOAL V1.3 NoID034I0 VA SO 130 SOLD3dsv uOd3d 30 eek 14d SaTVaNLIND A SODID9IOAOLIW-ODHOSONd SOLDIESY Teowia Dat peromTE como ceNcA [ZI aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Como se puede observar, el conjunto de problemas a cuya resolucién esta des- tinada la teoria del deporte, es bastante complicado e importante no sélo en el as- pecto cognitive y conceptual, sino asimismo en el aspecto practico. De su solucién correcta depende en gran medida el avance posterior del deporte. Esto tiene que ver especialmente con la preparacién de los especialistas capaces de prover a su desarrollo. Pues la dimensién y la profundidad de su alcance profesional se deri- van en buena medida del grado de comprensién conceptual de la esencia de los fenémenos y tendencias en la esfera del deporte que son reflejadas integralmente por su teoria general, Enfoques metodolégicos y métodos tipicos para las investigaciones teoricas ge- neralizadoras del deporte. En la metodologia de la teoria del deporte (el conjunto de principios, métodos y medios del conocimiento cientifico utilizados), al igual que en otras ramas cientificas, se combinan las directrices filos6ficas conceptuales cognitivas (gnoseolégicas), los enfoques cientificos generales y los métodos de in- vestigacion concretos. El rol dirigente en este proceso, especialmente en las inves- tigaciones tedricas de cardcter ampliamente generolizador, lo juegan los enfoques filos6fico-metodolégicos y cientificos generales. En una serie de premisas filoséfico-metodolégicas del conocimiento cientifico, las mayores posibilidades para su apropiada orientacién general las presenta la fa dialéctico-materialista. Eta como es sabido, orienta ante todo hacia el estudio del objeto en calidad de realidad objetiva por su naturaleza, esencia y existencia, de la cual no dependen las nociones subjetivas sobre ella. Esto exi considerar, en el transcurso del proceso cognitivo, la intercomunicacién de los fe- némenos del mundo objetivo, sus interacciones y condicionalidad reciproca, y obli- gaa enfocarlos no come algo invariable, sino come algo que se encuentra en mo- vimiento, cambio, desarrollo, tratar de entender la esencia de los fenémenos inves- tigados no sélo a través de su estudio en el aspecto observado, sino a través del prisma de la historia de su aparicién, formacion y desarrollo (enfoque histbrico-16- gico), prestar singular atencién a la revelacién de las contradicciones objetivas, propias de los procesos de desarrollo, y a las tendencias de su superacién como fuerza motriz de progreso. La justicia y el valor metodolégico de estas y otras posi- ciones angulares de la dialéctica materialista estan confirmados por la experiencia de la actividad cognitiva del hombre de muchos siglos. Las premisas filosdfico-metodolégicas del conocimiento no sustituyen, por su- puesto, los enfoques y métodos de investigacién concretos, creados por la ciencia. Enel proceso de su desarrollo, aparte de los métodos particulares de investigacién propios de algunas de sus ramas (ciencias naturales, sociales, etc.), aparecian y siguen apareciendo las formas y métodos cientifico-generales del conocimiento, 0 sea, los que no se encierran en una de las ramas cientificas, sino que son aplica- bles a todas sus ramas (como, por ejemplo, los principios y métodos de la lagica formal). Entre ellos, a la medida de la penetracién reciproca de las diferentes ra- | ‘TEORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO mas del conocimiento cientifico contemporéneo y de la revelacién de las tenden- cias generales del conocimiento, se estan elaborando intensamente los enfoques cientifico-cognitivos integrales. Esos se orientan hacia la comprensién integra de la esencia de los objetos, sucesos y procesos investigados, por lo que, natural- mente, presenton un valor metodolégico especial para las investigaciones tedricas generalizadoras. Considerando este tipo de enfoques, en la teoria general del de- porte se utilizan cada vez mas ampliamente los enfoques taxondmico (de gene- ralizacién y clasificaci6n) y sistematico, asi como la modelacién teérica. El enfoque taxonémico (de generalizacién y clasificacién) se caracteriza por el ordenamiento consecutivo de la informacién sobre los objetos investigados ba: sandose en la revelacién de sus parametros generales (comunes) y diferenciados en la totalidad de los datos obtenidos a través de la recopilacion sistematica de los materiales disponibles; por la determinacién, dependiendo de esto y en un orden estrictamente légico, de algunos “taxones”, es decir, agrupaciones sistematizado- ras, y por la composicién, en base a ellos, de los conceptos generales sobre la to- talidad de los objetos en comprensi6n, incluso sobre su intercomunicacion y es- ificidad, correlaciones subordinadas y otras." En la teoria general del deporte Be objetos del enfoque taxonémico son, en particular, las modalidades del depor- te, medios y métodos de preparacion de! deportista, estructuras del proceso de en- irenamiento (formas de construccién del entrenamiento deportivo), niveles de los resultados deportivos alcanzados y mucho més. El perfeccionamiento del matematico modermo de las investigaciones permite elevor esencialmente la rigi- dez cientifica de las operaciones de clasificaci6n, utilizando, ademés, un nuevo método matematico destinado a operar con las asi llamadas “multiplicaciones in- determinadas”.” En las Gltimas décadas, el interés por las més diversas ramas cientificas hizo que se prestara atencién al enfoque sistemdtico. Segin su fundamento metodolé- gico éste es contrario al enfoque “elementarista” que durante largo tiempo domi- nd en muchas de las ramas de las ciencias naturales, el cual preveia el conoci- miento de los objetos integros a través de su desmembracién en elementos con el estudio minucioso de las partes determinodas. Sin excluir en manera alguna el anélisis por elementos, el enfoque sistemético parte del hecho de que e! todo no se reduce o las partes, por lo que, para conocer los objetos integros de complicada organizacién, es necesario concentrar la atencién precisamente en por qué el to- do se diferencia de sus partes. * Para més detclles sobre las elaboraciones contemporéneas de la teoria y metodologic de este enfo- véase p. ej.: Voronin Y.A. Introduccién a la teoria de las clasificaciones. Novosibirsk, Academia Giencias de la URSS, 1982. * Véase p. ¢j., la primera experiencia de Ia utilizacién de los mélodos matematicos de operacién con “las mutiiplicaciones indeterminadas” para la elaboracién de la clasificacién de las modalidades del deporte en el trabajo: Yoo Sunpin. Aplicacién de los enfoques contemporéneos en {a clasificacién de fos modalidades de! deporie. Tesis. Mosc, GZOUFK, 1990. Teoria vet peronte como ciencia Bi bilidad del todo a sus componentes en general se habia reco- fiempo y se conoce como “la paradoja de la integridad”, que se formula asi: “el todo es mas que la suma de sus partes”, 0: “el todo se carac- teriza en particular por lo que le falta a las partes que lo componen” (un ejem- plo sencillo: las propiedades de las relaciones interpersonales que son carac- teristicas de la competicion deportiva en cuanto a la confrontacién de los de- portistas competidores desaparecen cuando el deportista realiza los ejercicios competitivos en soledad, como si compitiera consigo mismo). Sin embargo, durante mucho tiempo de este hecho no se sacaban conclusiones para la me- todologia concreta del conocimiento del objeto integro. El enfoque sistemati- 0, como ju se ha dicho, aupera ‘este defecto..Asimisma, parle dal hecho de que la atencién prioritaria en el conocimiento de los objetos con organizacion compleja debe centrarse en la deteccién de los factores creadores de sistema, de vinculos integrales que unen los elementos en el todo. Pues sélo al descu- brir estos factores, vinculos y relaciones cabe entender las regularidades del funcionamiento y desarrollo de los sistemas objetivamente existentes y apren- der a dirigirlos. El hecho de calificar como “sistema” a uno u otro objeto o a un conjunto de objetos no significa todavia aplicar el enfoque sistematico. En realidad la utilizacion de éste implica un trabajo prolijo de andlisis y generalizacion de numeroso material efectivo para la revelacién de los elementos y la verdade- ra estructura del sistema, sus vinculos integrales y los principales factores que forman un sistema. De tal manera, fueron necesarios muchos afios de intenso trabajo creative para que en la teoria del deporte se descubrieran (por otra parte todavia sin una aproximacién completa) tales objetos sistematicos, co- mo el sistema del funcionamiento del deporte en la sociedad, el sistema del entrenamiento deportivo y el sistema de la actividad preparatoria competitiva del deportista en su totalidad.'° Un lugar importante en el conjunto de los enfoques cognitivos, utilizados en la teoria del deporte, lo ocupa la modelacién tedrica. Consiste en esencia en la for- macién a través de medios légicos de un determinado modelo concreto abstracto del objeto de investigacién (su anélogo, semejanza) y en su operacién con el fin de obtener conclusiones que puedan ser trasladadas, segiin la analogia, a las apreciaciones sobre el objeto reproducide (original). En la investigacién tedrica, los modelos estén representados no por objetos reales (como sik modelacién practica), sino en forma de signos (representacién légico-simbélica, matematica, grfica, verbal). Cuando los modelos de este género consiguen reflejar algunas de " Para més detalles scbre las bases metodolégicos del enfogue sistemético, véose p. ej: Blauberg LV., Yudin E.G. Formacion y esencia del enfoque sistematico. Moscé, Nauka, 1973. Los aspectos gene- roles de sv uilizacién en las investigaciones teéricas de cultura fisica y deporte se exponen en la “Introduccién a la teoria de la cultura fisica”. Moscb, Fizcultura y sport, 1983, capitulo 2. 22 | TEORIA GENERAL DEL ENTRENAMENTO DEPORTIVO las propiedades esenciales del original, adquieren un significado cognitive impor: fante y ayudan no sélo a explicar los hechos conocides, sino también a acceder a un nuevo conocimiento. En la teoria del ,, el enfoque modelador se utiliza con bastante ampli- tud, pero todavio en formas muy simplificadas, tocando apenas algunos de los elementos, e insuficientemente rigurosas (por ejemplo, modelan algunos parame- tros de la actividad competitiva del deportista y sus correlaciones, algunos facto- res de los logros deportivos y sus correlaciones, etc.). Aqui la modelacién se ve di- ficultada, por un lado, por la excesiva complejidad de los objetos integros (fend- menos, procesos, sistemas y subsistemas complejos) que se investigan en la teoria general del deporte y, por otro, por la insuficiencia de la informacién cuantitativa exacta sobre sus parametros, propiedades estructurales funcionales e interrelacio- nes. Pese a esto, la experiencia de modelacién en Ia teoria del deporte presenta ya en la actualidad resultados positivos. Un ejemplo relativamente sencillo de esto es la utilizacién de los modelos ma- tematicos extrapolares para el prondstico de la dinémica de los resultados de- portivos, Generalmente en estos casos se recurre a las construcciones matemati- cos (formulas, ecuaciones), deducidas en primer lugar de los hechos que no per- tenecen a la practica deportiva, pero que reflejan algunas tendencias generales y en su esfera (en particular, las ecuaciones que describen la tendencia de la di- namica de los resultados, la cual, al ser expresada graficamente, tiene una for- ma de parabola o exponencial, u otro tipo de curva)."' Modelos de este tipo per- miten tener una idea aproximada sobre en qué direccién y en qué medida van a variar los indices exominados, comparar con el fiempo hasta dénde coinciden © divergen las tendencias pronosticadas y factibles de la dinamica de los indi- ces, y formular unas conclusiones previas sobre el estado de! complejo de facto- res (en este caso, factores de los movimientos deportives) que s infuyen en lo di- némica de los indices resultantes. Pero, en realidad, los modelos construidos de esta manera, al estar fundamentados sélo en un analogia parcial, no propor- cionan una informacién concreta sobre la esencia de las regularidades analiza- das. Desde las posiciones del conocimiento de la esencia de las dependencias normales, que actuan en el proceso del perfeccionamiento deportivo, parecen ansehen taheresories' los'ciddlele ej Ie Gus ve fallejan, adeav4a, los correla: ciones entre los factores de la influencia dirigida hacia el deportista y la dind- mica de sus logros. Por ejemplo, la modelacién de las correlaciones determina- das estadisticamente entre la dindmica del volumen sumario de las principales cargas de entrenamiento y la dinémica de los resultados deportivos segin los " ©" Para la observacién de los métodos de la descripcién matemética y el pronéstco dela dinémica de los resultados deportivos, véase p. ej., Zatsiorskiy V.M. Cibernética, matemdtica, deporte. Mosc, Fizcultura y sport, 1969, capitulo 1. Teowia bei Devore como cencia [BI aiios de la especializacién deportiva, los célculos basados en esto sobre la di- némica optimizada de las cargas para los primeros aiios de la especializacién deportiva profundizada y la comprobacién practica de los parametros calcula- dos permitieron precisar de una manera satisfactoria los conceptos sobre algu- nas tendencias de la construccién del entrenamiento deportivo en la etapa bési- ca de la preparacién deportiva a largo plazo.'? Indudablemente, a medida que se acumule la informacién cuantitativa exacta sobre lo que realmente ocurre en la préctica deportiva, la insercién de la técnica computarizada y el perfeccio- namiento de los métodos de modelacién, el papel de ésta en la teoria del de- porte aumentard de manera significativa. Obviamente, ni uno solo de los enfoques integrales sefialados es perfecto en si mismo; dnicamente en su combinacién, asi como en su unién con otros métodos del conocimiento cientifico, se puede encontrar una solucién multifacética de los problemas de la teoria del deporte. La convergencia concreta de los diferentes en- foques, medios y metodologias particulares se determina segin el caracter del problema que se ha de resolver, del estado de las premisas iniciales de su resolu- cién (grado de elaboracién teérica, presencia de datos factibles preliminares, etc.), de la etapa de investigacién y otras circunstancias. La légica de fa construccién de la investigaci6n tedrica supone la ejecucién consecutiva, como si fuera por etapas, de una serie de procedimientos (operacio- nes) de investigacion que deben proporcionar: en la primera etapa, la revelacion de la situacién problemética (de la contradiccién entre el estado del conocimiento teérico y las necesidades de la solucién cientifico-tedrica de uno u otro problema, por ejemplo, del problema de Ia inteleccién de la tendencia del desarrollo del de- porte en las condiciones sociales modificadas o del problema de concreci6n de los principios de la construccién éptima del entrenamiento con las variaciones cardi- nales de su contenido), el planteamiento preciso del problema, la determinacion de las premisas de su solucién y la formulacién de la hipétesis de trabajo; en la etapa siguiente, la comprobacién de la hipétesis de trabajo (mas exactamente, de las secuencias concretas que salen de ésta y que se someten a corroboracién) ba- sada en los datos reales, y en la etapa culminante, la elaboracién resultante de las posiciones conceptuales. Los principios y enfoques metodolagicos generales con- servan su significado en todas estas elapas de la investigacion, y el complejo de los métodos porticulares varia en el transcurso de ésta dependiendo de su direc- cién principal en diferentes etapas. En la primera efopa ocupan habitualmente un lugar significative en el comple- jo los mélodos principales de especial referencia ol problema (para esto se uflizan las existentes metodologias de investigacién bibliografica, trabajo documental ® Matveev LP. Molchinikolov K.G. Sobre las tendencias de la especializacién deportiva inicial. En la revista: Teoria y préctica de la cultura fisica. 1979, n° 1. FB) trons cavers vat evrenamento oeroetv0 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. BIBLIOGRAFIA 1. Matveev LP. (redaccién general) (1983). Vvedenie v teoriu fizicheskoy kultu {Introduccién a la teoria de la cultura fisica) (manual para los Institutos de cue tura Fisica). Moscd, Fizkultura y sport, capitulos 1-2. 2. Matveev LP. Razvitie nauchnyj osnov sovietskoy shkoly sporta (obsheteoreti- cheskiy aspekt) (Desarrollo de los fundamentos cientificos de la escuela soviéti- ca del deporte (aspecto tedrico general)). En la revista: Teoria y practica de la cultura fisica, 1967, N* 11-12; Teoria de! deporte como ciencia y como asig- natura. En la revista: Teoria y practica de la cultura Fisica, 1972, n°3. 3. Platonoy V.N. (redaccién) (1987). Metodologia i metody poznania v teorii sporta ( ia y mélodos del conocimiento en la teoria del deporte). En el libro: Teoria del deporte (manual para los Institutos de Cultura Fisica). Kiev, Vysha shkola. 4. Osipov G.V. (redoccion) (1977). Rabochaia kniga sotsiologa (libro de trabajo del socidlogo). Moses, Nauka, capitulos 3-7. 7] TeORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Aunque la tipologia? completa de las competiciones que se practican en el de- porte todavia no esta elaborada definitivamente, esta claro que algunas de ellas se caracterizan por todo el complejo de los pardmetros tipicos de la competicion deportiva, siendo preciso relacionar con diferentes grupos tipolégicos las que ca- recen de algunos de estos parametros. Partiendo de esto, es necesario distinguir las competiciones propiamente deportivas de las competiciones “subdeportivas” (cercanas a las propiamente deportivas, pero no idénticas a éstas y que existen junto a ellas).” Las competiciones propiamente deportivas son las que se caracteri- zan por todos los parémetros establecidos de la actividad propiamente competiti- va de los deportistas con estatus oficial. En el deporte contempordneo la competi- cién adquiere un carécter oficial siempre y cuando: ~ esté incluida en el “Calendario deportivo" oficial, 0 sea, esté aprobada en la lis- ta de las competiciones previamente confirmadas (generalmente para 1 afio) por las organizaciones deportivas, donde se sefialan las fechas, el nivel y el des- fino (campeonatos deportivos regionales o de mayor escala, disputas de copas deportivas de diferente nivel, etc.); ~ se organice segin el “Reglamento de la competicién” oficial, que constituye un documento normativo precisamente formalizado (constaniemente vigente como la Carta olimpica, o que se confirma o se comprueba antes de la competicién), en el cual, acorde con el destino concreto de la competicién, se determine el cuerpo de sus participantes y el orden de su acceso e intervencién en las competiciones, y se concrete el reglamento y los criterios de la determinacién del resultado de la ‘competicién, asi como otros aspectos y condiciones de su organizacién; ~ se realice segin las “Reglas de las competiciones” oficialmente vigentes en las modalidades deportivas y se provea el arbitraje deportivo calificado. Las competiciones propiamente deportivas més extensas, que incluyen una serie de etapas, son los campeonatos regionales, nacionales e internacionales en las modalidades deportivas. En las ultimas décadas se practican también las llamadas competiciones de copa que prevén varias s y se realizan a escala continental y global, y ademas las copas de las federaciones deporti- vas internacionales y de las asociaciones en modalidades deportivas. Sola- mente segin los resultados de las intervenciones en estas y otras competicio- nes propiamente deportivas se determina oficialmente el nivel de la califica- ? La tipologia comprende unc agrupacién légica consecutiva de los fendmenos examinados, que se recliza dependiendo de la semejanza o diferencia de sus pardmetros fipicos (fendmenos que tienen parémetros coincidenies pertenecen al mismo grupo tipolégico a su vez; los grupos se distinguen segin los parémetros fipicos). * La denominacién “subdeportivas” pareceré a muchos insdlita y no muy expresiva, pero se recurre a su introduccién debido a la ausencia de una denominaciéna mas apropiada, aunque sea hasta la ‘paricién de una més conveniente. La ACTIVIDAD COMPETTIVA DEL DEPORTISTA COMO NUCLEO DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS es aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. précticamente de hasta cual de las etapas de la competicién, condicionadas por el reglamento, alcanza a llegar el deportista (si llegar a la final, pasando por las sles anteriores, o abandona la competicién en una de las etapas previas ala fi- El conjunto de los vinculos regulados que unen las acciones competitivas en combinaciones y estas tltimas en las formas integras de comportamiento del atle- ta, que se forman por etapas, crea en el proceso de la competicion la estructura de comportamiento de su actividad competitiva. Esta estructura esta condicionada tanto por la concepcién, el plan tactico y la orientacién en general del comporta- miento competitivo del deportista, como (ademas, en medida decisiva) por las re- gularidades y condiciones concretus de la realizacién del objetivo en el proceso de la misma competicién. De aqui se hace evidente que las operaciones por si so- las y las acciones aisladas del deportista todavia no caracterizan su actividad competitiva: ellas se convierten en sus componentes sdlo en la unificacién sobre la base de una estructura integra. Junto con esto, para entender la esencia de la actividad competitiva del de- portista y su influencia sobre éste, es importante tener en cuenta el cardcter se- cuencial de los cambios que aquélla produce en el estado (psiquico y biofuncio- nal) del deportista, Aun antes del comienzo de la competicién, en la fase pre- competitiva (véanse las fases representadas condicionalmente en la figura 2), la prevision, la espera y la disposicién para la intervencién en aquélla se encuen- tran ligadas con todo un espectro de cambios del estado psiquico y general del deportista, que se manifiestan en el desarrollo de los procesos precompetitivos. Estos son los procesos de la formacion de la orientacién competitiva, de su mo- fivacion en base a la inteleccion de la necesidad, los intereses y la autoapre- ciacién por el deportista de sus posibilidades de éxito, de la modelacién de la actividad competitiva que viene (proyeccion més o menos aproximada de sus formas, contenido y resultado), de la disposicién emocional y el “calentamien- to” practico previo a la competicién. En el proceso de la competicién en si, la orientacién competitiva elaborada previamente y el modelo de la actividad, na- turalmente, se concretan, precisan y corrigen conforme a las situaciones com- petifivas reales. Por otra parte, se realizan las posibilidades funcionales del de- portista, que se manifiestan en el complejo de sus acciones competitivas (Kéeni- cas y tacticas). Dependiendo del contenido de la actividad competitiva, del vo- lumen sumario y de la intensidad de la corga compettiva, al ferminar la com- peticién, en la ie postcompetitiva, se desarrollan procesos de otro tipo. Estos son, en primer lugar, los procesos inmediatos de recuperacién (vuelta al nivel inicial del estado funcional del organismo, resintesis de los recursos bicenergé- ticos que se renuevan con rapidez, recuperacién de la capacidad operativa pa- ra el trabajo). Después de la competicién y como reaccién a ésia, se activan también los procesos mas retardados en los cuales, hablando metaféricamente, se estampan las “huellas” relativamente estables de la competicin pasada (en LA ACTWDAD CONPETTIVA DEL DEFORTSTA COMO NUCIEO DE LAS CoMPenIONeS DeroaTvas [BZN] aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. des e intereses y que es comprendida en calidad de los motivos del comporta- miento competitivo. Entre éstos hay necesidades, intereses y motivos tanto relati- vamente estables (formados sélidamente durante la vida bajo la influencia de la educacién y las condiciones generales de vida), como comparativamente “mévi- les” (que se transforman operativamente dependiendo de los situaciones actua- les). Las orientociones competitivas del deportista estan relacionadas también, por supuesto, con los principios morales generales de su conducta, cardcter, tem- peramento y porticularidades individuales de las manifestaciones de la voluntad. Todo esto en conjunto determina en cierta medida individualmente la proyeccién competifiva concreta y el comportamiento del deportista en una u otra compe- ficién. Dependiendo de los citados determinantes personales y otros factores que in- tervienen en la orientacién concreta del comportamiento competitivo del deportis- ta, ésta puede variar considerablemente en las diferentes competiciones. Ademés, aparte de los factores personales individuales, influyen en ella con FO menor fuerza los diversos factores condicionados externamente, como: nivel de la com- peticién establecido oficialmente, su prestigio (o falta de éste), nivel de concurren- cia (potencia de los competidores participantes), influencias “directivas” (instruc- ciones, convencimientos, explicaciones) por parte del entrenador, dirigentes de- portivos, otras personas interesadas, grado de estimulacion moral y material (o re- probacién) por el resultado de la intervencién en la competicion y estado de las condiciones técnicas y otras condiciones externas en las cuales se realiza la com- peticion. De ahi se deduce que la proyeccion competitiva concreta del comporta- miento del deportista no siempre va a coincidir obligatoriamente con su objetivo a largo plazo o incluso con el de la etapa. Por principio, el deportista verdadero est orientado en la tendencia general hacia la realizacién maxima de sus posibilidades deportivas, el logro deportivo més alto posible, la victoria deportiva extraordinaria, el récord personal que no seria solamente personal. Esto se apoya en los motivos estables de autoexpresién, autoafirmacién y autoperfeccionamiento de la personalidad, junto con el soporte en las orientaciones radicales de importancia social, principios morales y senti- mientos (sentimientos de honor, patriotismo, responsabilidad social, etc.). A su vez, el objetivo concreto perseguido por el deportista: en una u otra competicién no siempre prevé la demostracién del resultado maximo, lo cual esté condiciona- do, ademas, por las razones derivadas de las tendencias de la preparacién épti- ma del deportista hacia la competicién de mayor responsabilidad. En esta situa- cién, precisamente hacia esta compelicién se proyecta el objetivo de la etapa que consiste en la victoria o la obtencién de la clasificacién final més alta posible y/o el establecimiento de un récord. En las competiciones preparatorias a ésta se plan- tea a menudo el resultado premeditadamente limitado, partiendo de la necesidad de un acercamiento mas o menos paulatino hacia el nuevo logro, por razones tac- ficas u otras. LU ACTVBAD COMPETIIVA DEL DEFORTISTA COMO NUCLEO DE LAS COMPENCIONES DeORIIVAS. [UAT aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. estructuras estatales, bajo cuya égida compiten. Aqui las divergencias proba- bles entre los objetivos individuales concretos y los generales pueden ser supe- radas con racionalidad, aunque no sea facil. Técnica y téctica de la actividad competitiva del deportista Como “técnica” de las acciones competitivas se entienden los métodos relati- vamente efectivos de su ejecucién que constituyen las formas inicialmente integras de la construccién de los movimientos del deportista, y como “téctica” de la activi- dad earns se entienden las formas generales de su construccién racional en su totalidad, que unen consecutivamente las acciones competitivas en correspon- dencia con la idea y las lineas principales del comportamiento del deportista (equipo) en la competicion. Précticamente, la técnica y la tactica en la actividad competitiva real del deportista no existen por separado, pero para los intereses del anélisis se deben examinar no sélo en conjunto, sino también consecutivamente de una manera sel Técnica de las acciones competitivas como un componente relativamente in- Gepencteate de fa actividad competitiva. Al examinar la actividad competitiva deportisia en el aspecto de las formas de construccién que la componen, aquélla aparece como un conjunto de las acciones técnica y técticamente orde- nadas. Su técnica en las modalidades deportivas de actividad motriz, como en general la técnica de las acciones motrices (nota bibliogréfica n°.1), se caracte- riza por el fundamento del sentido, por la estructura espacio-temporal (cinema- fica), dinamica y ritmica de los movimientos, que se unen dentro de una v otra accién, En el proceso de las practicas prolongadas del deporte, la técnica de las acciones competitivas se trabaja detalladamente, se pule, se adapta a las mani- festaciones maximas de las posibilidades funcionales del deportista y al final se conduce, como ragla, hasta un grado de perfeccién mucho mas alto que el de las formas de las acciones analégicas de caracter no deportivo (esto se nota cla- jovkanie cl simple vice: Bala comparan. digames la isefioa dla eaciechal das portiva y la habitual, y la de la carrera deportiva y la hobitual). Para los juicios argumentados sobre la maestria técnica del deportista se tienen en cuenta una serie de indicativos que caracterizan cualitativa y cuantitativamen- te el estado de la técnica de las acciones competitivas, entre ellos los indicativos de la eficacia general del resultado, de la efectividad parcial y “seguridad” de la téc- nica de las acciones competitivas, del volumen y diversidad del conjunto de los ha- bitos técnico-competitivos del deportista. Los indicativos que muestran hasta dénde la técnica de kas acciones competiti- vas del deportista es resultante en su totalidad y efectiva en detalles se subdividen La ACTIVIDAD COMPETITIVA DEL DEPORTISTA COMO NUCLEO DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS [a aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. mecénicas), en base o las cuales se crean las formas individualizadas de accion. Estas se crean y se perfeccionan en todas las modalidades deportivas de accién motriz en una dependencia especialmente significativa del nivel individual de de- sarrollo de las capacidades motrices, que son esenciales en una v otra modalidad del deporte. Es esencial también que en muchas modalidades deportivas la técni- ca de las acciones competitivas esié ligada de una manera tan intima a la tactica de la competicién concreta, escogida por el deportista, que los componentes prin- cipales de la composicién de su actividad en ésta no sean los gestos tecnicos en si, sino las acciones técnico-técticas como uniones organicas de las operaciones for- madas técnica y tacticamente. Esto es caracteristico sobre todo de las acciones competitivas en deportes de combate y en juegos. A menudo en diferentes varian- tes de estas uniones la técnica de los movimientos en determinadas fases (fre- cuentemente en las iniciales, preparatorias) se modifica considerablemente (una cosa, por ejemplo, es realizar en lucha un lanzamiento del rival en el momento de defensa, bajo la presion del contrincante, y otra es realizarlo en el momento de ataque, cuando el rival ha perdido la estabilidad). Lo inherencia de la técnica y la tactica de las acciones del atleta, asi como su dependencia del nivel de desarrollo de sus cualidades individuales, obligan en el proceso de su preparacion a guar- dar la unidad de todas sus facetas: frco, psiquica, técnica y tactica. Tactica de la actividad competitiva del deportista. En general, el concepio de “tactica deportiva” abarca tanto las operaciones mentales y “construccio- nes” (modelos) que determinan las lineas cardinales del comportamiento del atleta (equipo deportivo) en la competicin, como las formas practicas de su comportamiento competitive que las realizan. Asimismo, al hablar de la tacti- ca de la actividad competitiva del deportista, es necesario relacionar sus for- mas mentales y practicas, pero al mismo tiempo también diferenciarlas. Es inadmisible no advertir sus diferencias, pues incluso una idea tactica muy bue- na a menudo se pone en practica erréneamente o ni siquiera se llega a reali- zar, asi como las posibilidades de una conducta tacticamente racional pueden dejor de utilizarse debido a un proyecto tactico incorrecto. En general, el sen- tido de la tactica del deportista (equipo) consiste en la elaboracién y utiliza- cién de las ideas, modelos y maneras practicas del comportamiento compe- itive que permitiran realizar su potencial de logro (fisico, psiquico, tecnico) con mayor efectividad y superar las acciones del adversario con menores di- ficultades. El fundamento mental de Ia tactica deportiva lo componen las capacidades del pensamiento tactico deportivo especializado que se desarrollan en el deportista y que se manifiestan en la elaboracién de la idea general oportuna y del plan con- creto (o modelo) de! comportamiento competitivo, como también en la toma de de- cisiones tacticas racionales en el curso de la competicién. La idea tactica general del comportamiento competitive consiste en trazor LU ACTVIDAD COMPETIVA DEL DEPORTISTA COMO NUCEO DE LAS CONPETIIONES DePORTVAS [MAGI aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. polin, etc.), los componentes practicos de la tactica de la competicion incluyen, ademés, la variacién del programa libre de intervencién dependiendo de las si- tuaciones que se forman durante la competicién. La maestria tactica del deportista, de la que habla la caracterizacién expuesta de los aditamentos de la tactica deportiva, se fundamenta tanto en los conoci- mientos tcticamente esenciales del deportista y en sus idades de raciocinio deportivo-tactico, como en las habilidades practicas y habitos de la ejecucién de las acciones competitivas tacticamente justificadas. Adn no se han elaborado unos criterios suficientemente integros y rigurosos de la maestria rtivo-tactica. So- bre ésta se juzga segén el conjunto de los indices subjetivos y objetivos, que en al- guna medida la reflejan. Entre ellos se encuentran: eficacia general del resultado del comportamiento competitivo del deportista (equipo), la amplitud y profundi- dad de los conocimientos ticticamente esenciales asimilados por el deportista (co- nocimientos sobre los principios y medios racionales de la tactica deportiva, de las tendencias de su desarrollo, de las condiciones en las que unas u otras variantes de la tactica de las competiciones resultan mas eficaces, etc.), el volumen y la di- versidad del repertorio individual de las destrezas y habitos tacticos del deportis- ta, la variabilidad de las formas de su comportamiento competitive {evaluade por los expertos) y otros indices.® Cuando se habla de la perfeccién o la imperfeccién de la tactica del deportis- ta (equipo), es preciso recordar que por principio no puede existir una sola va- riante éptima de ésta que sea “la mejor” en Weds los casos, pues la tactica cam- bie dependiande da una confided de variables: orientaciones de abjelive concre- tas, nivel de preparacién del deportista, particularidades de los adversarios y compafieros, escala y condiciones de las competiciones, dinémica de las situacio- nes competitivas, etc. De aqui proviene que los intentos por encontrar este tipo de variante carezcan de fundamento. Esto se refiere también a los intentos de desta- car una variante mas efectiva de la tactica segin algin criterio determinado. Asi, cuando, por ejemplo, se afirma que la distribucién uniforme de las fuerzas en las distancias de fondo es la mas “econémica” segin los gastos de energia (en la cual la oscilacién de la velocidad del desplazamiento en los trayectos de igual distan- cia no supera el 3% de la velocidad promedio), esto no quiere decir que esta va- riante de la tactica de la ién de la distancia we preferible para el de- fista siempre y en todas las competiciones. Cudl sea la variante tactica preferi- : depende, ademas, del planteamiento tactico y de la preparacién hacia su rea- lizacién. *Paro més detalles sobre algunos criterios de la optimizacién de la tactica deportiva, véase el curso de metrclogia del deporte: Godik M.A. Metrologia deportiva. Moscd, Fizcultura y sport, 1988, apar- 107. LA ACTIVIDAD COMPETTIVA DEL DEPORTISTA COMO NUCLEO DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS [3 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. chas, la sociedad), donde la “atmésfera’ esté cargada con las emociones co- lectivas de los amplios circulos de los aficionados del deporte. Las colisiones peripecias de la confrontacién deportiva, el éxito o no en ésta, junto con el al- to “nivel de pretensiones” del deportista en la competicién de mucha respon- sabilidad y la intensidad de las emociones que surgen en su transcurso, pro- porcionan una fuerza considerable a la influencia de fa competicién sobre la sique de los competidores. Esta fuerza es tan grande que adquiere un signi- Fedo de estrés, o sea, se convierte en un factor del llamado “estrés psiqui- co”.'° © puede provocar en el deportista un grado de tensién psiquica dife- rente, pero bastante alto, capaz tanto de contribuir como de obstaculizar la realizacién de las posibilidades de logro dependiendo del grado de capaci- dad del deportista para regular racionalmente su estado psiquico, para “diri- girse a si mismo”. Las elevadas exigencias hacia la automovilizacion y autorregulacion del de- portista plantean asimismo unas determinadas condiciones “externas” de la competicién deportiva; precisamente las que estipulan la necesidad de luchar por el resultado de unas formas determinadas y no de cualesquiera, en los li- mites asignados de tiempo, lugar, cantidad de intentos competitivos (partidas), en las circunstancias previstas y las que se van formando en el transcurso de la competicién. Todo esto, junto con el caracter dinamico de la competicién y otras condiciones que la dificultan, pone a los competidores frente a la necesi- dad de actuar con la iniciativa complementaria (comparativamente con la ac- tividad en otras condiciones), con la concentracién y prudencia inherentes al ger intensive de la “energic psiquica”. Las demandas hacia las posibilidades je movilizacién y regulacién del deportista pueden ser en las situaciones ex- tremas ma&ximas o cercanas a éstas. Como, por ejemplo, cuando en los iltimos segundos de la compet en un juego deportivo, con igualdad de posibili- dades de ganar para los equipos competidores, se necesita, para obtener la victoria, dar en el blanco con precisién (introducir el balén en la cesta, hacer el gol con el balén.), o cuando se requiere en la misma situacién al final del tiem- po en la lucha deportiva (0 en el boxeo, la esgrima), pese a la fatiga extrema, realizar el gesto de una manera potente y exacta, o en el dltimo de los intentos competitivos que se dan a los saltadores de lon itud, acertar exactamente en la tabla de batida, sin sobrepasarla, y: realizar sfcazmente la impulsi6n, etc. En totalidad el conjunto de las exigencias planteadas al deportista por la ac- tividad competitiva afecta profundamente a muchas de las funciones psiquicas, las activa y causa una considerable tensién mental. En particular, aqui se exige mucho a las funciones de percepcién y reelaboracién urgente de la informacién, '® Para los datos de investigacién referentes a esto, véase en particular: “El estrés y lo alarma en el deporte” (Coleccién internacional de orficulos cientifices). Moscé, Fizcultura y sport, 1983. La ACTIVIDAD COMPETTTIVA DEL DEPORTISTA COMO NUCLEO DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS 7 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. rato éseo de soporte, elasticidad de los tejidos musculares y los ligamentos). El nivel de las capacidades de resistencia general en las competiciones en las modalidades deportivas de estos tipos es inferior al de muchas otras modalida- des; no obstante, para el logro asegurado del éxito, especialmente en las com- peticiones importantes we pueden durar varias horas (en los campeonatos de atletismo, por ejemplo, los saltos con pértiga “se estiran” a menudo hasta 5-6 horas y mas) se necesita, ademas, el desarrollo de una resistencia competitiva especifica. Tipos de actividad competitiva con exigencias maximas y preponderantes de resistencia, que se manifiesta en formas de produccién permanente de movi- miento. La actividad competitiva de este género es tipica para todas las modali- dades deportivas ciclicas, que incluyen la superacién de las distancias de fondo y mediofondo (en la marcha, carrera, patinaje, esqui, ciclismo, natacién, remo, etc.), asi como para las competiciones con “cantidad maxima de repeticiones” en algunos ejercicios deportivos de origen no ciclico, a los que se atribuye un co- racter ortificialmente ciclico (levantamiento reiterado de pesas, flexiones en la ba- rra, flexiones acostado, etc.). Las exigencias de resistencia en todas estas moda- lidades y variedades de las competiciones son exiremadamente altos, aunque no totalmente idénticas. Las diferencias estan condicionadas tanto por las desigual- dades del objeto de las competiciones, como por las particularidades de los cri- terios de logro aceptados en las modalidades deportivas y por las del regimen de las competiciones. Las manifestaciones de resistencia especialmente impresionantes, expresadas hasta el limite, se demuestran en las modalidades deportivas en los que, en las competiciones, el volumen general del trabajo fisico realizado ininterrumpida- mente se incrementa con tendencia al maximo y la duracién de la competicién es prolongada o no se limita del todo. Son las variedades competitivas tipo confron- faciones de 24 horas o de varios dias en marcha, carrera, natacién, ciclismo, etc. Estas competiciones son, como si fuera a propésito, adaptadas para la ma- nifestacion de los limites de la capacidad fisica al trabajo, basada en la resis- fencia “general”; o sea, en la resistencia en la actividad motriz, que involucra en el funcionamiento prolongado |a totalidad o la mayoria de los componentes del sistema muscular y que activa respectivamente las funciones vegetativas (en par- ticular las funciones del aprovisionamiento energético aerobio de la actividad motriz). Ejemplos de los logros superiores en algunas de estas competiciones se ofrecen en la tabla 2 A. LA ACTMDAD COMPETTIVA DEL DEFORTISTA COMO NUCIEO DE (AS CONPETIIONES DEPORTIVAS [BITE aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Satisfaccion de la demanda de oxigeno (en % respectoala | Menos del 10%| Hasta 50% | Hasta 85-90% | Total o casi total magnitud de la demande) Débito de oxigeno (litros O2/min) Ventilacion pulmonar Menos de 60 | Hasta 150 | 100-150 Menos de 100 (litros/min) y mas Hasta 15-18 | Hasta 25 | Hasta 15-16 | Hasta 4-6 Frecuencia cardiaca | Alfinal del | Hasta 220 | Hasta 200 Hasta 180 (latidos/ ejercicio hasta| -240 (por | (preponderan-| (preponderan- min) 180 y mas momentos) | temente) temente menos) Volumen | Considerable sanguineo por mente menos | Se acerca | Maximo o minuto [litros | del maximo | al maximo | cercano a éste /min) posible (hasta 35-40) Contenido de | Hasta 10 20-25 10-5 Al principio se Acido lactico y més eleva ena sangre insignificativa- (mg%) mente, se acerca al ni- vel inicial Contenido del | Normalo mas} Normal o | Normal Disminuye azicarenla | de 80-120 | superior en el transcurso sangre (mg%) del trabajo Nota: Las magnitudes maximas se sefialan respecto a los resultados de récords y se deducen, como regla, por el céleulo basado en los datos de los tests. Us ACTMIDAD COMPETIVA DEL DEFORTSTA COMO NUCIEO DE LAS COMPETIOONES DEPORTVAS [BBN aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. causas, esto se condiciona por el reglamento de las competiciones si éste obli- gaa los participantes, en los limites de un tiempo rigurosamente reglamenta- do, a entrar en rivalidad varias veces; especialmente cuando los participantes en el transcurso de la competicién deben llegar consecutivamente hasta la eta- final a través de una serie de etapas anteriores ("semifinales”, “cuartos de Fal” etc.), asi como cuando la preeminencia se determina por el “sistema de rotacién” (por medio de los encuentros competitivos consecutivos de cada participante o equipo deportivo con cada otro participante a equipo). En es- tas condiciones incluso en las modalidades deportivas, que por lo visto no exi- gen en absoluto la actividad motriz, para la garantia firme de los altos logros se necesitan, ademas, unas desarrolladas propiedades funcionales del orga- nismo y principalmente, basada en ellas, resistencia competitivo. Esto se re- fiere en particular a las competiciones en modalidades deportivas en las cua- les las acciones competitivas principales se realizan en estado de “inmovilidad obligatoria” (modalidades deportivas de tiro) y a las competiciones de torneo en las modalidades deportivas de tipo juego de ajedrez. En total, compren- diendo las exigencias que plantea la actividad competitiva al deportista, es necesario partir del hecho de que en cualquier modalidad deportiva hay que considerar (directa o indirectamente) las posibilidades biofuncionales de aquél, pues el individuo es integro en todas sus manifestaciones y todas sus posibilidades funcionales estan relacionadas, aunque sea indirectamente. Y esto marca la necesidad de un aumento de su nivel general si el deportista pretende incrementar sus logros. Dependencia de la actividad competitiva del deportista del regimen y de las condiciones ambientales de las competiciones Pese a que la actividad competitiva en el deporte esta unificada con re- lesiva rigurosidad por los realas ds las competiciones establecidas en sus modalidades, se modifica considerablemente no sélo en detalles, sino en su totalidad debido a una serie de causas y circunstancias, incluso dependien- do del régimon y do las condiciones extéencis de diferentes competiciones. Esto ya se ha mencionado antes. Nos resta comentar aqui algunos aspectos de esta dependencia. El régimen de las competiciones se plantea previamente en el “estatuto” sobre la competicién concreta y su reglamento calculado, que se elaboran teniendo en cuenta muchos factores y condiciones. Los principales son el significado y tamajio de la competicién, cuerpo de participantes, orden se- leccionado de la expresién del vencedor y de los resultados de otros parti- cipantes, condiciones del tiempo, lugar y apoyo material de la competicién. Los regimenes de la actividad competitiva que se forman bajo la influencia UA ACTIVIDAD COMPETITIVA DEL DEPORTISTA COMO NUCIEO DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS fae aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. CAPITULO III FUNDAMENTOS DEL SISTEMA DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS DIFERENTES COMPETICIONES DEPORTIVAS; ENFOQUES DE CLASIFICACION EN SU SISTEMATIZACION Esencia y condicionalidad miltiple de las diferentes competiciones deporti- vas. En el transcurso del estudio general de lo esencia del deporte y de la ca- racterizacién de la actividad competitive del deportista (citas bibliograficas n= 1-3) se ha mencionado que las diferentes competiciones deportivas poseen rasgos generales y distintivos, distinguiéndose, ademas, por unas funciones particulares (por el rol concreto en la satisfaccién de unas u otras necesidades en la esfera del deporte) y por sus formas (modos de organizacién, construc- cién, direccién). Para ordenar estos rasgos dentro de un sistema determinado es necesario tener en cuenta los principales factores y circunstancias que justi- fican la utilizacién de las competiciones de uno u otro tipo, su correlacién y consecuencia en condiciones estandar. La finalidad universal de las competiciones deportivas, que se deriva de la esencia misma del deporte, consiste, como ya se ha dicho, en la manifestacion objetiva comparativa en condiciones de rivalidad de las capacidades de logro deportivo de los competidores, en la satisfaccién en base a esto de las necesi- dades personales y sociales en la esfera del deporte. Esto es caracteristico en una u otra medida de cualquier competicién deportiva. No obstante, debido a la multifuncionalidad del deporte en su totalidad, sobre la cual también ya se ha tratado (citas bibliogréficas n™ 1,3), y a las diferencias de las condicio- nes de la organizacion de las competiciones, algunas de sus funciones pueden aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. (0¥xaj J ua sauo!sn21dxa) spaysodap seuorayadwod so} ap upio0zZyoUsYs1s Dy Ue SoUOJOIY!sOP SenboyUe So] ap seJodiouUd seoLjDaNg “y BANbLy apyedwos k ojouousdue ep os650ud je ue 108n) X jal ns unBos souorsyeduio> So] ap UDONUIEQ oa NW WuOu ‘SNODIBINOD SWAIOACRNS. S3NOIDUSdWOD_ mo se muestra esqueméticamente en la figura 4, En los niveles clasil M las ma i la] jas {habituales segén el signi general, que se encuentran entre las otras en el calendario ‘ays0dep [ep 0/Dues0 0} uDlayas onb sowauipuod so) unbes S2NODUIEWOD SV130 TW8INID TVIDIN| NODVINRSIC FUNDAMENTOS DEL SISTEMA DE LAS COMPETICONES DEvORTVAS [77 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. practican una determinada modalidad deportiva; los de contingentes selec- cionados, o sea, destinados a algunos contingentes de deportistas (diferen- ciados segin el nivel de la calificacién deportiva, la edad, el sexo y otros pa- rametros). Todos ellos también pueden componerse en distintas escalas terri- toriales demograficas (local, regional, nacional, continental, mundial) o en el aspecto de las estructuras deportivas organizativas (asociaciones deportivas, federaciones, etc.). En cualquier variante, el calendario deportivo mas o me- nos generalizado no constituye algo que pueda sustituir el plan individual de las intervenciones de los atletas en las competiciones, plan que deben realizar ellos mismos junto con sus entrenadores, teniendo en cuenta el calendario de- portivo general. Por otra parte, no se debe confundir el plan de la partici- pacion en las competiciones con su sistema real, que se forma bajo la influen- cia de diversos factores, entre los que se incluyen los de caracter variable y de probobilidad. Las exigencias principales, que se plantean para el calendario unificado gene- ral de las competiciones en el deporte contemporaneo, suponen lo siguiente: — Regularidad de las competiciones de distinto tipo y rango, lo cual permitiria a los participar reiteradamente durante los ciclos grandes del proceso de en- trenamiento y competi (de tipo anual o semestral). Practicamente esto supo- ne en muchas lidades deportivas la cantidad y frecuencia de las competi- ciones dentro de los ciclos grandes, con lo cual los deportistas suficientemente preparados podrian competir semanalmente durante la mayor parte del afio. —Abarcar los amplios contingentes de deportistas de diferente calificacion, edad y sexo (se entiende que esta exigencia no se refiere a los calendarios deportivos para contingentes seleccionados). - Secuencia en Ia distribucién de las competiciones de rango inferior y su (para que las competiciones de rango inferior antecedan, como regla, a las de rango superior). — Proporcién radical de los intervalos entre las competiciones especialmente prestigiosas de importancia general y los periodos promedio de tiempo ne- cesarios objetivamente para la adquisicién y conservacién de la “forma de- portiva” (como estado de la preparacién éptima del deportista hacia los lo- gros) por los participantes més probables en estas competiciones. Esta exi- gencia adquiere su mayor importancia slo cuando hay que combinar dos o més competiciones de alto rango (por ejemplo, campeonato nacional y con- tinental 0 campeonato mundial y Juegos olimpicos) dentro del mismo ciclo de entrenamiento y competicién. — Estabilidad del calendario, que se manifiesta en la garantia sélida de que sus puntos principales afirmados no se someterén a revision a no ser por ex- trema necesidad, asi como en la reproduccién tradicional de afio en afio de lo que se justifica en la practica y no contradice las tendencias del fomento del deporte. FUNDAMENTOS DEL SISTEMA DE LAS COMPETICIONES DEPORTVAS far aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. dad deportiva de equipo. Muchas veces, en las modalidades individuales, los deportistas que pretenden el ingreso en la misma seleccién y con el mismo ca- lendario deportivo tienen diferente nimero de intervenciones en las competicio- nes previstas (yéase como ejemplo la figura 5). La solucién del problema en las lidades deportivas de equipo se ve dificultada considerablemente por la constante incorporacin de los rtistas en el equipo tnico, por la interven- cién prolongada y frecuente dentro de éste segin el calendario deportivo unico, y ms aun cuando su centro lo compone un campeonato con muchas fases du- rante varios meses (como el campeonato nacional de futbol, hockey y otras modalidades deportivas de juego). Meses del afio COMPETICIONES N° de orden 1 234 56 78 9 io 11 12 A A-A AAIA A A A - B B- - sf 8 B BB B Cc Cas “i= pe ¢ Cc om ~ D DDD ma see see D i = wf ee fo ode oe E —E - im I nm voy Vv vt | vil vill x x XI Xil Figura 5. Eje del calendario deportivo oficialmente establecido para los deportistas alto rendimiento y de las variantes individuales de la intervencién real en las competiciones previstas en él jgrupo de atletas més fuertes de los situados en uno de los afios olimpicos!, (segén los materiales de lishenko V.E.). (Ver singos convencionales, pag. siguiente.) FUNDAMENTOS DEL SISTEMA DE LAS COMPeNCONES DerORTVAS. [BBN aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Tabla 4. Numero de miembros del equipo (en % respecto a todo el equi que mostraron en los Juegos olimpicos del afio 1988 sus resultados ind anet mente superiores en las competiciones de natacién (segin los datos oficiales) Equipos de paises % de deportistas que mostraron individualmente el resultado superior En el equipo En la parte En la parte en totalidad masculina femenina del equipo del equipo RDA 44,7 45 44,4 Hungria 43,5 44,4 40 Australia 38,3 44 31,8 URSS 35,9 25 53,3 Inglaterra 31 20 5 China 31 56 50 RFA 27,8 24,1 32 Suecia 26,1 33,3 18,2 Canada Gas 20 26,3 tralia 20 21 18,8 Francia 19,5 217 16,7 EE.UU. 15,8 24,1 72 FUNDAMENTOS DEL SSTEMA DE LAS COMPETICONES DEPORTIVAS [JBI] aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Tabla 5. Edad de los deportistas que mostraron en el afio olimpico 1988 resultados no inferiores a los de los 10 mejores en el mundo Edad de las deportistas Edad de los deportistas (aiios) {arios) Modalidades deportivas De las De las De los De los primeras 10 primeras | primeros 10 primeros 2 2 2 2 EPSIE/EIS/E (B14 ae rs = = 2 q g(2|3/8|2/3/8 |2|3/2|2|2 Natacién (13 distancias [14 |19,4/24 |14 J19,5]27 ]19 |22,5/28 |17 |21,8)28 olimpicas) Halterofilia: ~ Categorias de 20 |22,4/27 |17 |23,3)31 peso hasta 75kg — Categorias de pow rode 25 {274/32 | 19 |24,1/32 75 kg Saltos de atletismo 23 |24,5/26 |18 |25 |30 |21 |24 |27 |20 |247/32 (alto, largo) Lanzamiento de disco 25 |25,5|26 |19 |26,5/34 |26 |27 |28 |22 |29,1/38 Carrera de Velocidad 29 |29 |29 }23 |26,5/31 |21 |248/27 | 21 |248) 29 (100 y 200 m) Carrera de medio fondo | 25 |30 |35 |22 |26,5/35 |28 |28 |28 | 22 |265|32 (800 y 1.500 m) | Carrera de fondo (Sy 10km,| 24 |26,6}28 |21 |28,9/38 [21 |23,7}26 | 21 |27,5|33 maratén) FUNDAMENTOS DEL SISTEMA DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS | 93 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. BIBLIOGRAFIA 1. Matveev LP. (1977). Osnovy sportivnoy trenirovki (Fundamentos del entrena- miento deportivo). Moscd, Fizkultura y sport, capitulos 1-2. 2. Iniy metod v podgotovke sportsmenov (Método competitive en la preparacién de deportes) (1977), Monch, Seccién metadologica de GZO- UFK. 3. Platonov V.N, (redaccién) (1987). Teoria sporta (Teoria del rte) (manual para los Institutos de Cultura Fisica). Kiev, Vysha shkola, capitulo 8. 4, Shaposhnikova V.I. (1984). Individualizatsia i prognoz v sporte (Individucliza- cién y pronéstico en el deporte). Mosci, Fizkufure y sport, FUNDAMENTOS DEL SISTEMA DE LAS COMPETICIONES DEPORTIVAS [97 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. de las capacidades de contraccién y relajacién de los misculos, de la dinamome- tria selectiva, de la movilidad articular y otros indicadores que reflejan las propie- dades funcionales de los sistemas neuromuscular y locomotor. Hay razones para considerar que algunas de estas propiedades {por ejemplo, la capacidad de reac- cién motriz inmediata en su forma sencilla, que se modifica en el transcurso de la vida apenas en fracciones de segundo) se , determinon hereditariamente en gran medida y que las otras (capacidades de fuerza, por asi decirlo) se heredan en un grado menor y se desarrollan bajo influencias orientadas en limites muy amplios. Los indicadores del diagnéstico funcional selectivo en su conjunto son bastante tiles para la orientacién deportiva. Si, por ejemplo, se manifiesta que los indica- tivos de las posibilidades funcionales de los sistemas de aporte energético de oxi- geno del organismo de un adolescente de 14 aiios, incluso sin el entrenamiento previo sistematico, superan considerablemente los del promedio, que general- mente se observan en sus contemporéneos (ventilacion pulmonar maxima de mas de 90 |/min, consumo maximo de oxigeno superior a 3 /min, umbral anaerobi- co mayor del 65% respecto al consumo maximo de oxigeno}, entonces cabe su- poner con mucha probabilidad que resultaria eficaz su especializacién en alguna de las modalidades deportivas que plantean altas exigencias a la resistencia ae- robica. Si no se observa esto, pero manifiestan unos indicadores muy superiores los del promedio segin la edad en la dinamometria compleja (que superan en varios kilogramos el promedio calculado para 1 kg de peso corporal) con lo mis- ma probabilidad de eleccién correcta se puede orientar hacia la especializacion en alguna nen del deporte que exija unas manifestaciones de la capacidad el S. En su totalidad, el conjunto de los métodos biodiagnésticos de la determina- cién de’ lo prodisposiciéa deportiva 12 perfecciona.con relative rapide [aunque por ahora basicamente en la actividad investigadora y no en la amplia utilizacion practica). Se van completando y renovande los criterios y las metodologias que iten obtener una informacién més profunda sobre las reservas potenciales de ioe sctemos vitalmente importantes del organismo, entre ellos el hormonal, el imu- nolégico y otros, que permiten la adaptacién y el desarrollo en el proceso de la actividad deportiva crénica. Es dificil estimar el significado de esto para la deter- minacién precisa de la predisposicién deportiva y el prondstico de las perspecti- vas deportivas del individuo. Sin embargo, como ya se ha dicho, para solucionar muttilateralmente el problema de una correcta orientacién deportiva no bastan los criterios y enfoques Piolegicos En la practica de las observaciones masivas de los atletas, incluyendo los prin- cipiantes, todavia no se ha logrado utilizar rutinariamente los métodos con apa- ratos complejos en el biodiagnéstico funcional. Esto se compensa de alguna ma- nera mediante la introduccién cada vez més amplia en la practica de ie obser- vaciones de diagnéstico deportivo de los aparatos funciométricos portatiles (de los cardio-sporttester con el registro automatico, medidores de velocidad de reaccion |MANEFESTACION © EXPRESION DE LA PREDISPOSICON DePORTWA NOwOUAL... IQA aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Tabla 8. Algunas variantes del grupo de ejercicios de los tests generales que se proponen en la admisién en las escuelas deportivas infantiles (segin Filin V.P., reelaborado parcialmente) Objeto Carrera | Salto | Salto |Lanza- } Flexio- predeterminado | Carrera |Skipping |deida |de |de |miento | nes — |Correra dela orientacién |30m {10 seg | y vuelta | lon- | altura|de en sus- [5 min deportiva 3.x 10 m| gitud pelota | pensién Modalidades de velocidad y fuerza rapida sony ea ++ ++ + fee fee | te | tt ++ eel ++ + — fat fee | te | te ++ engaones ++ + te of te | te | te | t+ + Halterofilia ++ + ++ t+ | tt | tt ++ = Juegos ivos Baloncesto, volaibel ++ ++ +e | te | te | tt « ++ Balonmano, tenis, hockey | ++ ++ ++ ++ | tt | tt + ++ sobre hierba Hockey - hielo + _ ao jae lee] oe | ae + Fatbol ++ ++ t+ | te [tt | te | ote ++ Gimnasia (en instalaciones) | *+ + + Ae [eR | ee | ee = MANIFESTACION © EXPRESION DE LA PREDISPOSICION DEPOBTIVA INDIVIDUAL... | 17 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. en diferentes individuos muy diversa pese a cargas anteriores iguales, lo que se puede considerar en alguna medida como el indicador del rod de entrenabili- dad individual y de las posibilidades de logros (“perspectivas deportivas”) del deportista, Evidentemente, cuanto mayor sea el “angulo de la divergencia” de las curvas examinadas después de su cruce (en otras condiciones iguales), menor se- r el grado de {a entrenabilidad individual y, en consecuencia, menor la proba- bilided de alcanzar unos resultados destacades en un futuro. Y al contrario, cuanto menor sea este Gngulo, mayor seré el grado de entrenabilidad individual y el atleta tendra mas “perspectivas”. En las dltimas décadas se han miosiond el psrecdonaristt del diagndsti- co de la predisposicién rtiva y del pronéstico de las perspectivas del depor- fista con la k checes oe *coreterktees modelos” unindes del deportista. Estas representan los bloques — esquemas o las listas descriptivas con cifras de los indicadores que en conjunto reflejan unitariamente las propiedades disponibles o pronosticadas del atleta, parGmetros de su nivel de preparacién y su nivel de de- sarrollo de los cualidades y capacidades. Datos promedio del grupo Saltode Lanzamiento Hallerofilia Ejemplos de altura de disco voriaciones individuales Indicadores en fracciones “M” Cantidad de aos desde el comienzo de la especializacién deportiva Figura 7. Ejemples de correlacién de la dinémica de los volimenes anuales de las cargos de entrenamiento especializadas y de la dinémica de ls resutados deportvos en los primeros tres afios de la especializacién Significacién. Todos los indicadores en el eje de las ordenads estén expresados en las magnitudes relativas (’M"): volémenes de las corgos (VC) en las fracciones de los valime- nes méximos de las cargas analégicas, fjadas durante la investigacién en la préctica de- portiva mundial, y los resultados deportivos (R) en las fracciones de los récords mundiales en las modalidades deportivas sefialadas. MANIFESTACION © EXPRESION DE LA PREDISPOSICION DePORTWA NOMDUAL.... [ATE aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. nalidad, que es lo mas importante (véase, p. ej., citas bibliograficas n* 1-2). Se sabe, en particular, que muchos deportistas jévenes, que se formaron en el cri- sol de un entrenamiento forzado estrechamente especializado y que brillaron con resultados extraordinarios para su edad, posteriormente, acercéndose a su maduracién pueden mostrar apenas resultados mediocres y a menudo abando- nan del todo el deporte (segtin los datos de una investigacién especial, en nues- fro pais dentro de la totalidad de los practicantes de las escuelas deportivas in- fantiles y juveniles hubo una gran mayoria de estos jévenes deportistas). Se sa- be también que muchos de los deportistas que iniciaron la especializacién de- portiva en una edad cercana a la madura o madura, 0 sea, a los 17-20 aifios y en algunos casos mas, lograron unos resultados deportivos verdaderamente destacados (entre ellos varios de nuestros campeones olimpicos, campeones y recordistas mundiales). Hay que pensar que forzar una especializacion deportiva profunda en la edad temprana entra en contradiccién ante todo con la necesidad de garantizar la ampliacion y el aumento del nivel general de las posibilidades funcionales del erganismo en los afios de su maduracion, obstaculiza la creacién, hablando metaféricamente, de una base valida del perfeccionamiento deportivo y limita, en particular, las posibilidades de adaptacién y el fondo individual de las des- frezas y habitos motores que pueden ser vtiles en el proceso del perfecciona- miento deportivo. Por otra parte, la especializacién forzada extremadamente femprana es peligrosa porque es inherente a una explotacién rigida de los me- carismos biclégices de la movilinacién dala entrencbilided, que losogotu:en cierta medida y de esta manera crea con relativa rapidez una especie de “ba- rrera psiquica” ante las tensiones deportivas crénicas. Sea lo que sea, es ade- cuado el concepto admitido en la teoria y metodologia del deporte de que en la rimera etapa de la preparacién deportiva no es pertinente forzar una especia- lizacién deportiva estrecha y que la preparacién del deportista principiante de- be ser lo mas posible multilateral, especializandose sélo en sentido condicional. Precisomente en el sentido de que, dependiendo de la direccién fijada oproxi- madamente de la futura especializacién profunda, los esfuerzos del deportista se concentran paulatinamente en el contenido de la modalidad deportiva pla- freckke 9 oni les prosavicn' ella. Durante el estadio basico de la preparacién deportiva es conveniente atri- buirle a la actividad competitiva en cierta medida un cardcter multiple sin el do- minio de la orientacién a la superioridad inmediata en los resultados deportivos tecnicos mostrados. La orientacién miltiple no prevé aqui obligatoriamente las in- fervenciones en las pruebas multiples admitidas y puede realizarse en base al material de las disciplinas contiguas y otras disciplinas deportivas. Por ejemplo, quienes n especializarse en natacién, al principio ponen a prueba sus po- sibilidades compitiendo en las diversas distancias y en diferentes estilos de nata- cién deportiva; quienes escogen los deportes de combate compiten en algunas MANIFESTACION © EXPRESION DE LA PREDISPOSICION DEPORTIVA INDIVIDUAL... aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. fituye un hecho que requiere una sélida erudicién profesional y a menudo un arte gdgico extraordinario. La argumentacién de las decisiones que se toman ‘aqui respecto a los objetivos a largo plazo depende en gran medida de la calidad del diagnéstico inicial de la predisposicién deportiva y de la utilizacién de las po- sibilidades contempordneas de un pronéstico objetivo y una modelacién de las perspectivas del perfeccionamiento deportivo. Principles esperios ds fa concrecién de los obyetwecs deporte. preparatorios a largo plazo El objetivo general, hacia cuya realizacién esté dirigida la preparacién del atleta, adquiere un significado practicamente constructivo sélo si se procura su concreci6n consecutiva en forma de objetivos individualizados y tareas relativa- mente particulares que los componen, en base a los conocimientos de las regula- ridades del perfeccionamiento deportivo, que se correlacionan con las condicio- nes realmente cumplidas de la consecucién de los objetivos. Como aspectos prin- cipales de concrecién hay que prever los siguientes: Aspectos que se derivan de la predisposicién individual, de la especiali- zacién deportiva y de la orientacién general de la vida. Esta claro que es ne- cesario concretar los objetivos y las tareas que los detallan en el proceso de preparacién del atleta conforme a los datos del diagnéstico inicial de la pre- disposicién deportiva individual, a la direccién de la especializacién deportiva dlegider sobre’ esta base:y dependiendo de la’ sistematizacién’de la dinémica evaluada del nivel de preparacién deportiva individual. Cuando al terminar la primera etapa de la actividad deportiva a largo plazo se presentan bastantes argumentos para juzgar sobre las perspectivas individuales de los logros de- portives y, teniendo en cuenta esto, se determina un lugar justificado del de- porte en el estilo de vido individual del deportista, los objetivos concretos en la preparacién de diversos contingentes de deportistas generalmente se diferen- cian considerablemente segin entren éstos en la esfera del deporte de alto ren- dimiento o limiten su actividad deportiva al deporte para todos, de acceso ge- neral. Hasta esta divisi6n, los objetivos preparatorios de todos los aficionados al de- pore pese a - isis nee en una u otra medida, den coincidir en lo principal: en la proyeccién hacia la creacién y optimizacién de las premisas de los bres! logros procurando un aumento gene de nivel de las cothdedes funcionales del organismo, de la manifestacién posiblemente multilateral y el de- sarrollo de las capacidades individuales, de la formacién y perfeccionamiento del fondo individual de las destrezas y los habitos deportivos, Mas adelante, depen- diendo de las posibilidades de logro deportivo individual expresadas en la préc- MANIFESTACION © EXPRESION DE 1A PREDSPOSICION DerORTIVA NOwibUAL.. [IBT aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Estos lapsos de las etapas 0 los periodos proximos a ellos de la actividad de- portiva a largo plazo se presentan en una serie de publicaciones deportivo-meto- légicas que aparecieron en las dltimas décadas. Generalmente el comienzo y el término de estas etapas se correlacionan con la edad cronolégica del atleta, to- mando como inicial “punto de partida” la edad de 8-10 uv 11-13 afios del inicio de las practicas deportivas (dependiendo de las especificidades del objeto elegido de la especializacién iva; véase, p. ej., citas bibliograficas n®. 1,4). Esto puede tener un signifi ticular de orientaci6n, si, no obstante, no se olvida que la duracién de los estadios y etapas sefialados esté condicionada no tanto por la edad cronolégica del atleta, como por su edad biolégica (que se calcula segon los indicativos de la maduracién biolégica e involucién de las propiedades mor- fofuncionales del organismo),” asi como por el contenido que realmente se esta formando y la construcci6n del sistema de la actividad preparatoria y competitiva del aileta. Tampoco se puede olvidar que en la practica son probables unas des- viaciones considerables de los plazos sefialados, derivadas tanto de las particula- ridades individuales del desarrollo de! deportista, como de la influencia de otros factores en la evolucién del proceso de la actividad deportiva a largo plazo. Concrecién de los objetivos por partes (facetas) de la preparacién del depor- tista, Junto a los aspectos anteriores de la concrecién de los objetivos de la prepa- racién deportiva es esencial tener en cuenta en su planteamiento las especificida- des de diversas capacidades (partes) del contenido multilateral de la preparacién del deportista. Teniendo en cuenta la direccién primordial relativamente selectiva de las influencias sobre la formacién, el perfeccionamiento y el desarrollo de unas v otras cualidades, capacidades, destrezas y hébitos del atleta, se acostumbra di- vidir los objetivos segin las partes de la preparacién: fisica, técnica, tactica y psi- colégica. A su vez, todas ellas se subdividen respecto a la especializacién depor- tiva en preparacién general y especial, con la diferenciacién correspondiente de los objetivos ratorios. Esta desmembracién del proceso realmente integro de la preparacién del atle- ta posee, por supuesto, en cierta medida un cardécter condicional artificial, pero tiene su sentido. La cuestién es que con toda la unidad de sus aditamentos, éstos, como se demostraré mas adelante, no son idénticos uno al otro. Para el aprovi- sionamiento del nivel de preparacién valido del deportista como de una conse- cuencia general integra de su preparacién racional se hace necesario no sélo in- fluir de una manera integral unificada, sino también, con la direccién relativa- mente selectiva hacia sus cualidades fisicas, psiquicas y espirituales, crear en ca- da una de las etapas las condiciones preferiblemente optimas para la formacién y ? Respecto a la edad biologica, véase, en particular: Fisiologia segon la edad. Leningrado, Nauka, 1975; Aceleracién del crecimiento y del desarrollo de los nifios. Moscd, MGU (Universided Estatal de Mosci, 1975. MANIFESTACION © EXPRESION DE LA PREDISPOSIION DEPORTIVA NOWIDUAL.. [ITF aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Tabla 10. Oscilaciones aproximadas de los cambios anuales de los resultados deportivos individvales por etapas de la especializacién deportiva proto {algunas variantes, en magnitudes relativas) Variantes de la dinamica | Etapas de la especializacién deportiva de los resultados profunda (EDP) {su duracién aproximada en afios) Principio de la | Segundo Tercera EDP (2-3 afios) | etapa (afios (3-4 aos) aproximados) Oscilaci6n de los cambios anuales de los resultodos por etopes {en magnitudes relativas)* Dinémica relativamente lineal, en una sola Incremento - 1 | Incremento Incremento direccién inferior a 1 - inferior superior a 0,1 a05- superior a 0,01 Dindmica irregular, que va en diversas direcciones | Incremento - 1* |Incremento Incremento de hasta 1 y hasta 0,5 és (a-veces) - | més (a veces} caide hasta -0,5| - caida hasta 0,5 y mas incrementos individvales anuales del * Con uno (1) se sefiala el mas considerable de los prir del entrenamiento especializodo sis- resultado, que se detecta en uno de los 2-3 aiios del tematico del deportista. Otras explicaciones en el texto. MANIFESTACION © EXPRESION DE LA PREDISPOSICION DEPORTIVA INDIVIDUAL... [ist aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. De los ejemplos mostrados se deduce que el progreso anual de los indices en los ejercicios de tests con el tiempo, como regla, se modifica segin la mis- ma tendencia que la de la dinémica de los resultados deportivos: durante los primeros dos afios en mayor grado, después los ritmos de incremento comien- zan a disminuir (excepto algunos indices cuyo grado de mejora comienza a bajar mds tarde). Disponiendo de la informacién sobre el amplio grupo de es- tos indicadores y sus enlaces con el resultado deportivo, se puede tener una idea mas concreta y detallada respecto al grado de necesidad del cambio de unos u otros componentes de preparacién del atleta (especialmente fisico y téc- nico), que se Tellier en los indices de los tests, para establecer las premisas necesarias para el logro del resultado deportivo planificado. Esto se utiliza ca- da vez mas ampliamente en la practica de la preparacién deportiva, apoyan- dose en los materiales aplicados de las investigaciones (incluyendo las deduci- das y comprobadas ecuaciones de regresion de diferentes indices de los tests deportivos). Un significado semejante para la especificacién cuantitativa de los objetivos preparatorios a largo plazo pueden tenerlo los datos investigativos sobre la dina- mica de los indicadores biométricos parciales, que reflejan las propiedades fun- cionales y morfofuncionales de los sistemas del organismo del atleta, si éstos se re- locionan esirechomnente con la dindmica del resultado deportivo y existe la posibi- lidad real de conirolarlos sistematicamente en la practica deportiva. Estos son, en porticular, determinados indicadores de los posibilidades funcionoles de los siste- mas locomotor y vegetativo del organismo, que se seleccionan conforme a las par- ticularidades de la especializacién deportiva y de los cuales ya se ha tratado en la caracterizacién de los enfoques del diagnéstico deportivo (presente capitulo). Pa- ra su utilizacién con fines de conerecién de la inclinacién de una u otra parte la preparacién es necesario, desde luego, disponer de la informacién sobre las tendencias del cambio de los indicadores seleccionados bajo la influencia dirigi- da en el tiempo previsto. En la literatura especializada contempordnea se tiene parcialmente este tipo de informacién (en particular, citas bibliograficas n™ 1 - 6). La comparacién con ésta de los datos determinados individualmente sobre el es- tado y la dinamica de los indicadores analdgicos en el deportista concreto contri- buye a la fijacién razonable de la direccién de algunos aspecios de su prepara- cién en la etapa siguiente. Asi, en el planteamiento de las tareas por etapas del desarrollo de la resisten- cia en el proceso de preparacién basica de los javenes atletas que eligen como ob- jeto de especiolizacién uno de las modalidades deportivas que requiere altas exi- gencias hacia los sistemas de aporte energético de la actividad muscular, es pre- ciso fener en cuenta, ademds, los datos objetivos de la investigacién que caracte- rizan la dinamica tipica de las posibilidades funcionales de estos sistemas duran- te los afios de preparacién en la ia respectiva de los javenes deportistas (véase, p. ej., la tabla 13). Aunque la dinamica individual de estos indices funcio- 136] TeORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Parametros del modelo unificado condicionalmente vp - 160 VOzmax - 81,5 VO2/FCC - 31,4 FC-191 VS - 202,5 VS en 1 min- 38,6 Variantes reales de los indicadores de modelo Varianie A vP- 170 80,3 - VOzmax VO2/FC - 35 190 -FC VS ~ 200 37,6 - VS en Imin Variante B vP - 160 78 — VOzmax VO2/FCC - 29 39-VS en 1 min VS - 192 204 - FC Figura 9. fromm de le erode mochie! generalizada de los parémetros funcionales competitivos uele fopioues| — opadsas oppuala ne ‘soo01pan seu0po014U09 ew ozIpes un ap ,sauornsind opnuele jap _sauonosynd Ua J0DA, $0] 8p [0404 popyuD>| 08409 D ap 254 ua popisuajut, | ,seuoposind ua J0j0A, FPP uopoR o|| ofeme aoxagp ‘oot o| sepuneuTy 2] ap oqun}su0D] 0. @p UO!IDA|OAe O} PPugponone oj] ‘095 0 “,s0u0}205) ‘{04) op 2s0\2 jap] soAyooipur oysiBas j3,| v9 anb ‘oussiws 07 (0 ue enb ows 07 (2 ue popisuayy, (2 | _,seuopoynd ue soj,, [2] sounbyy Eg + ‘ujuanoue jp us © oBaal JP uo ojuand ue vouey ‘2 ‘o1peut 95 enb seuoi200 op opp ‘oppo 29 ‘orpew opis| — popyuoo oj » opedsar un ua oved ‘opponny| — (oBuns ap sojgoy so soyo| ajoquios ap ‘soprosale sounBjo ua un ue sonissale| —_unBas sppouiuusayap) Aosuaep| sauodap ua DAYDau Popisuayl | —_soUNBO.@p UaUIN}OA| —_SDAYID SHU S9U0!220 9p ‘enboj0| 4 06s] ap 1] 8p UgBOAIOAe Jep uomonDAe D ‘ep popyuo> ep soucrss0| — sor/au0l 1] us ond curry oxy ua enb oust 7 9] 8p upPpojey P popyund | $0y uP ugpDUIqUICS oj ue sopuoweye 36 oppose 2 ‘opposnu | pve popunno Of ojuatuiouayua op ojuatwiouesjue opedse: (04n2]0> ugisas oun ood oved ‘ep uoisas oj] 9p s0|q04 soj unBas) ‘sopmuals sopounuaep va sauoouiquicd porate poynoyip ugiaDUIqwiod D| ue onyojey poprsuayut A ,sopuun, 9p sonroume ve ,souo}un,, Prouast sp 1] @P UO!NDN|DAS ‘sqquauiafe ap ‘@p popyund Asoyuawaja| —soviaueh | us enb ours oy PrOI PopyUDD 9] ep ugnojey ®p popuuc>| 50) U7 EZ Dysytodap jap ojuaiuiouequa ap somizuale soj ep ugionsele Dj Ue 261099 ap popu 9 uounon op sa1oponpu soupy “ot 19h 2 TeORIA GENERAL DEL ENTRENAMENTO DEPORTIVO. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. perfeccionamiento unificado de los habitos junto con las particularidades cuali- tativas de las acciones). Cuando en el proceso de entrenamiento se reproducen la composicién y los bs parent cs de la actividad competitiva futura, entonces, doettiende dd rado de la realizacién en las diferentes etapas de prepara- cién, se a métodos del ejercicio parcialmente modelador (en los cua- les la actividad competitiva se modela apenas en elementos, fragmentariamen- te) y los métodos del ejercicio modelador aproximado al integro (donde las ac- ciones competitivas, sus combinaciones y parémetros de la carga relacionados con ellas se modelan en lo posible de un modo total). b) Segin los parametros de la estandarizaci6n o variacién de las acciones que se re- alizan en el proceso del entrenamiento. En este sentido se diferencian los métodos de enirenamiento por repeticiones (en los cuales las acciones se reproducen en lo posible de la misma manera, sin variaciones y en las condiciones estandarizadas} los métodos del entrenamiento variable (en cuyo transcurso los parémetros de fos acciones se modifean, en particular, con la velocidad de los movimientos; en este Ultimo caso en la reproduecién de las acciones ciclicas se trata del “ejercicio variable”). ¢) Segan los parametros de discrecién o de continuidad de la carga con la utiliza- cién del método por una vez en una sesién concreta de entrenamiento. Segan estos pardmetros se distinguen los méfodos del entrenamiento de intervalos [donde Io carga 30 divide en una especie de “porciones”, separadas una de otra por los intervalos dosificados de descanso) y los métodos del entrenamien- fo continuo (donde la carga se plantea de una manera permanente, en una so- la vez}.* Esta diversidad de los enfoques metodolégicos que se personifican en los mé- todos del entrenamiento hace que su arsenal sea bastante rico y itil para la reali- zacién de muchas tareas preparatorios concretas. En algo tan dificil como es la preparacién del deportista, no existe ni puede existir un método “mejor”; sola- mente el conjunto de los métodos, justificados cientificamente y en la practica, pue- de acercarnos hacia la metodologia éptima de la preparacién. Método de juego y método competitive. En comparacién con los métodos del entrenamiento estrictamente reglamentado, el de juego y el competitive se distinguen por una reglamentacién mucho menor, aunque algin grade de ésta, obviamente, se hace necesario. Como un principio reglamentado sobresalen las reglas del juego o de la competicién (oficial o no oficial), que dejan un a ~~ *En parte de la literatura especializada la idea de “ejercicio de intervalos’ (“entrenamiento de inter- volos") no se relociona de una manera ligica con los casos en los que entre los cargas se inlroducen iniervalos de cardcter “incompleto” (véose,p. ¢j.,cita bibliografica n° 9). CCARACTERIZACION INTEGRAL DEL CONTENIDO, MEDIOS Y METODOS DE LA PREPARACION ... [rer aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. BIBLIOGRAFIA 1. Matveev LP. (1991). Teoria i metodika fizicheskoy kultury (Teoria y metodolo- gia de cultura fisica). Mosc, Fizkultura y sport, capitulo 2. 2. Plotonov V.N. (1987). Teoria sporta (Teoria del deporte). Kiev, Vysha shkola, ca- pitulos 25-27. 3. Alabin V.G., Skripko A.D. (1979). Trenazhery i trenirovochnye ustroysiva v fi- zicheskoy kulture i sporte (Equipos y aparatos de entrenamiento en la cultura fisica opore: Minsk, Vysheishaia shkola. 4. Dubrovskiy Vi. (1991). Reabilitatsia v sporte (Rehabilitacién en el deporte). Mosci, Fizkullura y sport. 5. Farfel V.S. (1975). Upravienie dvizheniami v sporte (Direccién de los movi- mientos en deporte). Mosc, Fizkultura y sport. 6. Soli M. (1966). Krugovaia trenirovka (Entrenamiento en circuito). Moscu, Fiz~ ultura y sport. 7. Ratov I.P. (1994). Dvigatelnye vozmozhnosti cheloveka (netraditsionnye metody ij razvitia i vosstenovenia) (Posibilidades motrices del hombre: métodos no tra- icionales de su desarrollo y recuperacién). Minsk. 8. Volkov V.M. y otros (1994). Sredstva vosstanovlenia v sporte (Medios de recu- peraci6n en deporte). Minsk, Smiadyn. 9. Volkov N.I. y otros. (1995). Teoria i praktika intervalnoy trenirovki v sporte (Te- oria y practica del entrenamiento de intervalos en deporte). Mosc, Academia militar Dzerzhinskiy, capitulos 1-3. 10. Suslov EP, Sych V.L., Shustin B.N, (1995). Sovremennaia sistema sportivnoy podgotovki (Sistema contempordneo de preparacién deportiva). Mosci, SA- AM, partes 1 y 4. "T80] ‘TEORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO. CAPITULO VI TENDENCIAS Y PRINCIPIOS BASICOS DE LA CONSTRUCCION DE LA PREPARACION DEL DEPORTISTA FUNDAMENTOS GENERALES Se sabe que la clave para los éxitos no casuales en una ocupacién seria la pue- de dar solamente el conocimiento de las regularidades de su ejecucién y su cum- plimiento habil en la practica. Precisamente ellas, las regularidades, representan- do las ligazones esenciales objetivas, las dependencias y relaciones en la esfera de la actividad, al fin y al cabo determinan su término. Sélo ellas componen el fun- damento determinante y sélido del logro de los resultados de la actividad, que no depende de las intenciones subjetivas. A diferencia de las expresiones inconscientes de las regularidades espon- téneas, las regularidades de la actividad racional, incluyendo la deportiva, se manifiestan por medio de la conducta consciente. Asimismo, sus manifesta- ciones tienen el cardcter de probabilidad en el sentido de que no determinan de una manera fatal el termino de la actividad, sino que admiten la libertad de eleccion de sus variantes y, dependiendo de la variante escogida y las condiciones concretas, conllevan los diferentes resultados (no es casual que el efecto de la utilizacién de los mismos medios y métodos de preparacién de- rtiva sea desigual en distintas condiciones, y a veces incluso contrario). De- ido @ esto se otorga un significado peculiar en el camino del logro de los ob- jetivos, que se prevén en la preparacién del deportista, a la realizacién con- secutiva de determinados principios, los cuales representan los pilares angu- lares del cardcter de direccién y estan destinados a reflejar idealmente sus regularidades principales y, junto con esto, dar una orientacién lo mas exac- ta posible sobre cémo hay que cumplirlos en las condiciones tipicas de la practica deportiva. De esta manera, el cumplimiento de las regularidades de la preparacién deportiva esta ligado estrechamente a la elaboracién y reali- zacién de los principios que la reglamentan. Sin embargo, los principios son correctos s6lo en la medida en que reflejen adecuadamente las regularidades realmente existentes, y no se deducen arbitrariamente. En esto consiste la re- lacién mutua de los principios y regularidades mencionados. Por otra parte no se reducen los unos a las otras. Las regularidades (como inicios objetivos} sen primarias y los principios (como reflejo de las regularidades) son secun- larios. Al exponer los principios, significativos para una correcta orientacién de la actividad del entrenador en la preparacién del atleta, en Ia literatura especia- lizada se suelen nombrar ante todo los principios pedagégicos generales, en- tre ellos los didécticos, los cuales se habian formado en la esfera de la peda- gogia general, que une los conocimientos aplicados sobre las reglas de la en- sefianza y la educacién (reglamentos conocidos como los principios de conciencia y actividad, demostracion, accesibilidad, sistematicidad, etc.). Esto es pertinente en la medida en que los principios de este género, siempre y cuando estén elaborados correctamente, reflejan las regularidades universales de ensefianza y educacién, que se difunden también en lo preparacion del de- portista. No obstante, estos principios, naturalmente, no expresan sus tenden- cigs especificas y, por tanto, no pueden servir como principios especiales de lo preparacién del deportista. Para su correcta orientacién son también significativos los principios ela- borados en Ia teoria y metodologia de la educacién fisica. Estos son los prin- cipios que exigen el aprovisionamiento de la continuidad del proceso de en- trenamiento y la alternancia sistematica en él de las cargas con el descanso, el incremento paulatino de las sobrecargas y recuperaciones para un equili- brio de su dinamica, construccién ciclica del sistema de entrenamiento y su ccién variable, que es adecuada a los periodos de desarrollo fisico del individuo segén la edad (cita bibliografica n° 1). Reflejando de una manera integral las singulares tendencias de la educacién fisica, estos principios son vigentes también para el enirenamiento deportivo, por supuesto, en la medi- da en que éste constituye una de las variedades del proceso de educacién fi- sica. Sin embargo, estos principios tampoco son idénticos a los principios de la preparacién del atleta. Respecto a ella, como principios especiales en sen- tido estricto de esta nocién es pertinente considerar sélo aquellos que refle- jan sus regularidades especificas, que no son iguales a algunas otras regu- laridades. De lo dicho proviene que los principios propiamente especiales de la pre- paracién del deportista se pueden “deducir” tnicamente en base a la manifes- tacién, ante sa de sus regularidades especificas. Su conocimiento ha trans- currido y esté transcurriendo durante toda la historia del deporte; al principio 182] ‘TEORIA GENERAL DEL ENTRENAMENTO DEPORTIVO. fundamentalmente de una manera empirica por medio de los ensayos acierto y error, después con la utilizacién progresiva de las posibilidades cientificas de la investigacién, que se han empleado muy activamente en las tlimas déca- das. Aunque el proceso de conocimiento en general es infinito, hay razones para afirmar que los amplios datos recopilados hasta el momento de la expe- riencia practica y los materiales de investigacién cientifica en la esfera del de- porte permiten juzgar con seguridad sobre una serie de regularidades de la preparacién deportiva y, apoyandose en esto, formular los principios que la re- glomentan. Antes de entrar a examinarlos, no esté de mas centrar de nuevo la atencién en qué se entiende por regularidades de la preparacién del deportista. Las ba- sicas representan en si algo que de una manera objetiva y no casual relaciona, condicionandolos mutuamente, los factores de influencia sobre la preparacién (que estan representados por la actividad de entrenador y el deportista, los me- dios y métodos de entrenamiento y otras influencias reguladas), por un lado, y, por el otro, la dinémica de la “respuesta” (reaccién) de los sistemas del orga- nismo del deportista a estas influencias, cambio de su entrenabilidad y nivel de preparacién en general. Conocer estas ligazones tan complejas se hace posi- ble sdlo con la condicién del estudio comparativo de los sucesos y procesos que las relacionan, como también de sus propiedades y correlaciones. Sin tener en cuenta o sin entender esta condicién no resulta posible comprender estas regu- laridades. Asi sucede, en particular, cuando se intenta “argumentar” la apa- rente regularidad de la preparacién deportiva, limiténdose a la observacién de algunos cambios funcionales o morfofuncionales en el organismo del deportis- ta y no prestando atencién a lo esencial, lo que sucedia en la preporacién mis- ma y condicioné las transformaciones observadas. Este enfoque es equivalen- te listens de explicar algo, que es consecuencia de determinadas causas, sin conocerlas. ‘ Gracias a los esfuerzos de muchos especialistas, la teoria y practica del deporte en general se desplaza exitosamente por el camino del conocimien- to cada vez mas profundo y de la utilizacién maestra de las regularidades, en base a las cuales se produce el progreso deportivo. Por supuesto, no to- das ellas estan estudiadas con la necesaria plenitud y precision. Dentro del conjunto general de las regularidades conocidas de la preparacién deporti- va las mas estudiadas son, como ya se ha mencionado, las regularidades del entrenamiento deportivo. No obstante, al hablar mas adelante sobre las re- gularidades y los principios de la preparacién deportiva, la atencién se cen- traré no sélo en el entrenamiento, sino también en otras esferas de la prepa- raci6n, asi como en los problemas de las relaciones mutuas de !a actividad del entrenamiento y la competitiva del deportista. TENDENCIAS Y PRINCIPIOS BASICOS DE LA CONSTRUCCION DE LA PREPARACION DEL DERORTISTA, fies PRINCIPIOS ESPECIFICOS DE LAS TENDENCIAS BASICAS DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO Y PRINCIPIOS DERIVADOS DE ESTAS Maximizacién y especializacién individualizada profunda La actividad deportiva en general, incluyendo las competiciones y su en- trenamiento, se puede denominar en cierto sentido maximizada y maximiza- dora. Con esto se subraya que en su esfera actian las regularidades, debido a las cuales en los aficionados a aquélla se produce la activacién de las pro- yecciones personales hacia los logros individuales maximos y comienza la ejecucién intensa de estas proyecciones. En otras palabras, la actividad de- portiva, tanto en las competiciones, como en el proceso de entrenamiento de éstas, adquiere normalmente los principios que la diferencian de otro tipo de actividad habitual estandarizada, los cuales no cambian esencialmente y no se caracterizon por la aspiracién hacia los logros constantemente crecientes. Obviamente, el elemento de logro en general existe en los mas diversos ti- pos de actividad, pero, debido a las causas objetivas y subjetivas ya conoci- das, no se refleja en el mismo grado. En el deporte los estimulos hacia la mas completa realizacién de las posibilidades individuales de logro estan fundados inicialmente “en limpio” y se llevan hasta el grado maximo de su expresién. De esto ya se ha hablado suficientemente en la caracterizacién de !a esencia del te como una actividad propiamente competitiva, de sus funciones especi- ficas y condiciones de fomento en la sociedad (capitules | y Ill). Y aunque el ni- vel realmente alcanzado de los resultados deportivos individuales es muy dife- rente (en algunos deportistas solo el logro personal, en otros pueden ser los lo- gros a nivel global), quienes son verdaderamente aficionados al deporte aspi- ran ala expresién plena de sus posibilidades deportivas, aunque sea dentro de las etapas determinadas de la actividad deportiva. Indiscutiblemente, esto se refleja de una manera esencial no sélo en la ac- tividad competitiva del atleta, sino también en la de entrenamiento, pues ya no es un secreto que el resultado, al cual le llevar mas adelante su aspira- cién hacia los logros, est condicionado ante todo por los parémetros cuali- tativos y cuantitativos de lo preparacién deportiva. Ademas, esto se halla condicionado de una manera decisiva. Con las restantes condiciones relati- vamente iguales (incluyendo una dotacién deportiva oproximadamente idén- tica), para los lideres los logros deportivos son arial: mas no casualmente, los deportistas que superan a los demas por la calidad y cantidad de su tra- bajo de preparacién Io hacen, en particular, por la magnitud de las cargas de entrenamiento empleadas, que provocan el progreso de la entrenobilided (por supuesto, de acuerdo con la capacidad vital y el desarrollo de las fuer- zas del organismo). [RBA] Teo centr. vet enrenamenro veroRtO aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. ipios cardinales de la reglamentacién de las prdcticas de cardcter no episédico, que se relacionan con la ensefianza, la edu- cacién y el perfeccionamiento. Los reglamentos que descubren su esencia estén elaborados detalladamente, en particular, en la teoria y metodologia de la edu- cacién fisica con apoyo en los datos de investigaciones sobre las tendencias del roceso de ensefianza de las acciones motrices y educacién de las capacidades isicas (cita bibliogréfica n° 1). El problema de la continuidad del proceso de las practicas que estan destina- das a provocar el cambio progresivo de la capacidad de trabajo de los practi- cantes surge en primer lugar por la reversibilidad (cardcter transitorio) de las transformaciones funcionales y morfofuncionales provocadas en los sistemas del organismo por una determinada sesién: una serie de estas transformaciones co- mienza a “nivelarse” practicamente de inmediato és de la sesion (procesos rapidos de recuperacién del nivel funcional inicial); las otras, al transformarse, permanecen un tiempo mas prolongado (recuperacién y supercompensacién de los recursos bioenergéticos, reestructuraciones plasticas del tejido, etc.), pero también se “suavizan” con el tiempo y pueden desaparecer del todo si no siguen pronto las sesiones que provocan Sorbie andlogos. Incluso en las condiciones del entrenamiento sistematico prolongado anticipado, bastan apenas varios dias de interrupcion de la sesién para que comience el regreso de algunas partes de entrenabilidad adquirida. Por consiguiente, si se aspira seriamente a proveer con las los entrenamientos los cambios progresivos de la capacidad de trabajo, de la entrenabilidad, el nivel de preparacién 0, como minimo, el mantenimiento del ni- vel alcanzado, es necesario garantizar en la secuencia del entrenamiento la su- cesi6n ininterrumpida de sus efectos retardados y sumatorios. O sea, no admitir intervalos que obstoculicen la unién (acumulacion] de fos efectos de mejora o que menoscaben el efecto sumatorio alcanzado. De aqui se derivan en calidad de principales las proyecciones hacia la frecuencia, y duracién suficiente de los en- trenamientos. En esto consiste la esencia general del principio de continuidad y en este sentido tiene vigencia, por supuesto, también respecto a la preparacién del deportista. Al mismo tiempo, la idea de continuidad se concreta conforme a la preparacién, reflejando la especificidad de las tendencias de desarrollo de la activided deportiva, Los pardmetros distintivos de la continuidad del proceso de preparacién de- porfiva estén condicionados fundamentalmente por su concentracién en la orien- fociéa hocia ki realizacién moda de las posibiidades de logro del atleta, por la elevacién del nivel de las cargas de entrenamiento y competicién, y por la estruc~ tura ciclica de evolucién de la actividad de entrenamiento y competicién. Debido aestos factores, la preparacién hacia las competiciones y la practica competitiva del deportista se desenvuelven esencialmente como un proceso unificado (entre- namiento-competitivo), cuya persistencia se caracteriza plenamente a traves de los siguientes pardimetros: TENDENCIAS ¥ PRINCPIOS BASICOS DE LA CONSTRUCCON DE LA PREPARACION DEL DERORTISTA fie — a actividad deportiva (de entrenamiento y competicidn) se desarrolla en el orden de las sesiones anuales y de varios afios, que garantizan de una ma- nera permanente la adquisicién, conservacién y desarrollo posterior de la entrenabilidad; ~ la relacién entre los eslabones de este proceso se realiza en base a la ga- rantia de la sucesién de los efectos de las sesiones anteriores y posteriores en diferentes variantes que se cambian por ciclos, pero con tendencia gene- ral a un incremento del nivel de entrenamiento y preparacién en general; — el intervalo entre las sesiones de entrenamiento se disminuye a medida que se desarrolla la entrenabilidad y se incrementa el némero de las sesiones dentro del mismo periodo, lo que provoca una especie de compresién del ré- gimen general de la sesién, acompafiada de un aumento de la acumulacién de sus efectos (véanse figuras 11 y 12). Junto con esto, los intervalos de re- cuperacién en las series de sesiones (microciclos} y la dinamica por ciclos de las cargas de entrenamiento y competicién se regulan para excluir la trans- formacién del efecto acumulativo en agotamiento y sobreentrenamiento, De esta manera, la continuidad del proceso no excluye la variacién regular de los intervalos de recuperacién ni el cambio de las tendencias de la dinamica de las cargas tanto hacia el aumento como hacia la disminucién de sus pa- rémetros determinados, si esto transcurre conforme con las regularidades de la edaptocién del deportista alas cargas propuestas y con el desarrollo de su capacidad deportiva JERR] Teowis cavers: vet exrenamenro oePORTO aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Signos convencionales de la figura 11: Las lineas de puntas sefialan los efectos retar- dados (ER) de las sesiones de entrenamiento (SE), expresados en los procesos relativamen- te répidos (aparicién de la fatiga en el transcurso de las sesiones y recuperacién de la ca- pacidad de trabajo operativa, gasto corriente y recuperacién de las sustancias bioenergé- ticas, ete.]; con las flechas horizontales (EARE) se demuestran condicionalmente los proce- $08 de acumulacién de los efectos de las sesiones, que con el tiempo se comierten en las ad- quisiciones relativamente estables (formacién y perfeccionamiento de los hébitos, aumento del nivel de la entrenabilidad, elevacién de las posibilidades funcionales del organismo, etc.) Se puede observar que, con el aumento del némero de SE en el mismo periodo de tiem- po, los procesos de acumulacién se incrementan. La realizacién metodolégicamente correcta de todo esto significa, precisa- mente, la personificacion del principio de la continuidad 0, en otros términos, el principio de la sistematizacion (evolucién permanente) de la Proparacin, de- portiva. Su realizacién practica tipica en el deporte contemporaneo se refleja en las sesiones diarias de le preparacién deportiva durante todo el afio y a largo plazo. Ademés, los atletas que tuvieron una preparacién previa fundamental se entrenan no sélo diariamente, sino a intervalos ain més “comprimidos”: dos veces al dia y mas a menudo (el nimero de las sesiones de preparacién de- portiva en una semana aleanza en algunos periodos 18 y mas). Gracias a es- to el proceso de entrenamiento, como todo el proceso de evolucién de la acti- vidad deportiva, se convierte en un proceso sumamente denso, ininterrumpido y acumulativamente eficaz, lo que permite garantizar unos cambios especial- mente esenciales en el desarrollo de la entrenabilidad y en la realizacion de las posibilidades deportivas del alta, E> obvio que al electo postive general de esta concentracién de las influencias de entrenamiento y desarrollo se logra con la condicién del seguimiento de todos los principios de la construccién ra- ional del sistema de preparacién del deportista. Enire ellos, al principio de la sistematizacién esti muy ligado el principio de la evolucién cielica de la pre- paracién junto con el sistema de competiciones. PBRG) Troe ceneear 0e1 enrenamento veroRIvO aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Cantidad de elevaciones de la barra de pesas (sin contar los ejercicios \* calentamiento y locales) 250 75.400 7/25.000/ Tonelaje total en los ejercicios con pesas 50 200 /4.100/ Peso promedio de la barra (en os ejercicios principales, kg) 217 210 205 201,5 Cantidad de saltos altos (con el modo competitivo y preparatorios) 120 340 550 /3.500/ En deportes de combate Cantidad de asaltos de entrenamiento en lucha 45 /\60/ 7/500/ Cantidad de asaltos de entrenamiento en esgrima 55 /210/ /\.400/ En gimnasia deportiva (con aparatos) Cantidad de elementos de gimnasia 1.000 5.100 + /20.500/ /\60.000/ Cantidad de combinaciones de gimnasia (en la interpretacién completa) 200 7/650/ /5.400/ * En la tabla se mvestran los datos obtenidos por medio de observaciones directas, materiales docu- mentales, evaluaciones de expertos y publicaciones especiales. cisiones. Se han abreviado una serie de cifras. 196] TeORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO . Los cifras entre rayas requieren pre- aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. JPpedse uoroundeud 0 ep soppiele 60] uo juoupipsowiad soBse> +0) ep pop!suetu! oj ep Do1uHUIp o} ep [o1eve6 o}2uepUd4 D] UDYSONUS sOMUYUODRIP sDYDEHy 50] {{sopeBjep soeuy) opro.20w ep sopoued so} Ua X (sopoupunsus soeuy)) sop;soseu! So] ue 808109 $0] ap UauiNjon jap CoIUIDLIP 0} UD\UEseide: SonUYuOD sEPEINPUO sOY>DeY 30] ZO}ONY ‘Dypuais/sa ap snayiodep sapopyepow $0} ap noidy aqounA ‘onysodep o4 “WSILUDUaHUS J@P $0}2/0J90U SO] Ue Ofue!LUDUAL{UB Ep sejodiouLid soB40> soy ap O>\WHUIp Dy ap sE}SUEpUA, se] ep OWeNbsZ “gy DANBLY 4 e~ . LS ZX : LA uauinjon © SANOIDUAdWOD [204] TEORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. En general, la correlacién de los diferentes porametros de la carga en el pro- ceso de evolucién de la preparacién deportiva no permanece constante. Una de las causas principales en este sentido son las “divergencias” que aparecen en la dinémica de su volumen e intensidad durante el crecimiento de aquéllos hasta cierlas mognitudes. Si con los ritmos relativamente bajos del incremento de volu- men e intensidad del entrenamiento estos paraémetros pueden aumentar durante elgiin tiempo simultaneamente, aproximandose a un nivel bastante alto, el au- mento posterior de la intensidad se hace posible con la condicién de la estabiliza- cién y disminucién posterior de los parémetros del volumen y, al contrario,la con- dicién para el aumento del volumen es la estabilizacién o disminucién de la inten- sidad. Es por eso por lo que en las diversas etapas de la preparacién deportiva se requiere variar de una manera diferenciada estos parametros de las cargas, lo cual interviene de un modo peculiar en el caracter ondulatorio de su dinémica. Como se deriva de lo anteriormente mencionado, la forma ondulatoria de la dinémica de las cargas adquiere un mayor significado cuanto més alto sea su nivel general. Por otra parte, el grado de expresién de los cambios ondula- torios de unos u otros parametros de las cargos depende, ademas, de la es- pecificidad de las modalidades deportivas. Asi, la dinamica de las cargas prin- cipoles en los deportes de fuerza rdpida se distingue por el dominio de la ten- dencia de incremento de la intensidad absoluta de las acciones competitivas y de los ejercicios de entrenamiento cercanos a aquéllas con una duracién rela- tivamente corta, lo que estipula el cardcter ondulatorio fuertemente expresado en el cambio del volumen de las cargas principales de la preparacién especial {figura 14 A). A diferencia de esto, en las modalidades deportivas de resisten- cia el nivel general de lo intensidad de las cargas principales es considerable- mente menor (frecuentemente se encuentra dentro de las zonas de intensidad fisiologica moderada y grande del trabajo muscular), pero el volumen en cada sesién y el volumen total alcanzan las magnitudes absolutas maximas, lo que determina el caracter ondulatorio menos expresado en la dinamica general de las cargas (figura 14 B). En general, en la dinamica de las cargas deportivo-preparatorias y compe- fitivas intervienen una gran cantidad de factores y circunstancias, algunos con- trolables, otros parcialmente controlables y otros no controlables (accidentales). Los dltimos pueden alterar en una u otra medida las formas objetivamente nece- sarias de la dinamica de las cargas. Dirigir ésta con maestria es uno de los adi- tamentos principales del arte de construir de una manera éptima la preparacién deportiva. Y esto supone, junto con lo demas, la habilidad de atribuir a la dina- mica de los cargas las tendencias necesarias en micro, meso y macrociclos, y co- rrelacionar y regular de un modo adecuado, segin el incremento de las cargas, los cambios ondulatorios de sus parameiros en el proceso de desarrollo de la ac- tividad deportiva. TTENDENCIAS Y PRINCPIOS BASICOS DE LA CONSTRUCCION DE LA PREPARACION DEL DEPORTISTA [207° aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Lo progresién necesaria en la modelacién practica de la actividad competitiva en el transcurso de |a preparacién para ésta se realiza mediante el cambio no for- zado de los parametros establecidos anteriormente en el deportista, las acciones competitivas y del régimen de su ejecucion con la intensificacién gradual de los es- fuerzos y el traspaso paulatino, como ya se ha mencionado, desde la materializa- cién analitica hacia la mas plena posible de los nuevos parémetros a medida que se produzca la adaptacién a las cargas elevadas. Como un factor principal de adaptacién en este sentido sirve la repeticién regular de los ejercicios de prepara- cién especial, en los cuales se logra reproducir, aunque sea parcialmente, los nue- vos rasgos de la actividad competitiva, que ya son posibles para el deportista (en calidad de estos ejercicios, por ejemplo, los deportistas especializados en modali- dades ciclicas del deporte utilizan la superacién de una distancia mas corta que la ‘competitiva con una nueva velocidad; los gimnastas emplean los ejercicios que re- producen las nuevas combinaciones competitivas en su presentacién abreviada, incluyendo los elementos y sus “uniones”, etc.). En esta relacion, la modelacién practica de la actividad competitiva en cuan- to a la preparacién para ésta es en cierta medida adaptativa debido a que no s6lo saca al deportista de los limites de lo habitual, a lo que esta acostumbrado, sino que también convierte lo nuevo, todavia no habitual para él, en algo co- rriente. Es comprensible que en este caso el efecto adaptativo suficiente puede proporcionarlo la utilizacién sistematica, pero no episédica, de los respectivos ejercicios de preparacién especial. Junto con ello, a medida que se hace posi- ble la reproduccion completa de la actividad competitiva en el nivel de sus nue- vos pardmetros, asimismo se modela el régimen de las futuras competiciones principales, asi como (cuando es necesario y posible) las particularidades de las condiciones del medio — ambiente y otras con el fin de adaptarse anticipada- mente a ellas. La regulacién de las tendencias examinadas, es decir, la tendencia dirigida ha- cia unos nuevos limites de los logros deportives y la tendencia adaptativa, que for- talece lo alcanzado, juega un papel clave en la realizacion de las posibilidades deportivas del atleta. Teniendo esto en cuenta, dentro de los principios cardinales de la construccién racional del sistema de entrenamiento deportivo hay que incluir el principio de la combinacién sistemética en la preparacién deportiva de la mo- delacién anticipada y adaptable de la actividad competitiva. Este principio subra- ya la necesidad objetiva de la correlacién éptima de fodas lineas en el proceso de su modelacién practica y obliga a lo siguiente: ~ a fijar los resultados del atleta, capaz de progresar en el siguiente macrociclo de preparacién y competicién, pronosticar el grado individual realmente posible del cambio consecutivo de los rasgos de la actividad competitiva, formados en el deportista al comienzo del maesociclo, y realizar paulatinamente sus nuevos parametros por medio de los ejercicios de entrenamiento adecuados, que los “714 TEORIA GENERAL DEL ENTRENAMIENTO DEPORTIVO