Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 29 de Mayo de 2015.

LOS ESTADIOS DE FÚTBOL DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
SIN AUTORIZACIÓN PARA FUNCIONAR
En la Ciudad de Buenos Aires en los últimos años la discusión de los estadios de fútbol y
las actividades que en ellos se realizan ha ingresado nuevamente con intensidad en la
agenda de la planificación urbana de la Ciudad.
Así, los vecinos del Barrio de Núñez desde principios de este siglo profundizaron las
denuncias sobre los impactos negativos de la utilización del estadio del Club River Plate
como asiento de eventos musicales locales e internacionales. Este estadio fue inaugurado
en el año 1938. En esa época el estadio estaba rodeado de tierras sin construir y pantanos.
Actualmente de residencias y en sus cercanías se encuentran instalaciones universitarias1.
La modificación en los usos del estadio y las radicales transformaciones urbanas de sus
alrededores están dando lugar a conflictos permanentes aún no resueltos2.
Por otra parte, el reclamo de los hinchas del Club Atlético San Lorenzo de Almagro para
que el estadio retorne al barrio de Boedo, que fue escuchado por la Legislatura porteña, ha
generado resistencia de los vecinos3 de los alrededores del inmueble ubicado en la
Avenida La Plata 1624, entre Las Casas e Inclán. A través de la ley Nº 4.3844 se ordenó la
1

Por ejemplo, edificios de la Universidad Torcuato Di Tella y de facultades de la Universidad de Buenos Aires.
Los vecinos denuncian que los edificios oscilan a causa de las vibraciones del Estadio Monumental y que
esto genera daños y rajaduras en los edificios. También que las personas sufren mareos, ataques de pánico y
nauseas.
Ver https://www.youtube.com/watch?v=2e1gYk9e0Go
3
https://www.facebook.com/pages/Los-vecinos-de-Boedo-NO-queremos-un-Estadio-de-Futbol-en-elbarrio/431120563577000?sk=timeline&ref=page_internal
4 Sanción: 15/11/2012
Promulgación: Decreto Nº 579/012 del 10/12/2012
Publicación: BOCBA N° 4057 del 17/12/2012
2

expropiación de este predio cuyo titular es Carrefour y en el que se encuentra construido
un hipermercado. Se creó el Fideicomiso "Club Atlético San Lorenzo de Almagro"
encargado de pagar la indemnización por la expropiación con los aportes del Club y de
sus socios. El inmueble quedará bajo el dominio de ésta institución quién tiene decidida
construir un nuevo estadio allí. La instalación de un estadio en plena área residencial hace
insoslayable que exista una evaluación de sus impactos y plena participación de los
futuros afectados.
Por último, el Club Atlético Boca Juniors ha impulsado proyectos de ley en la Legislatura
porteña para construir un nuevo estadio en los terrenos conocidos como Casa Amarilla5; el
Club Atlanta está finalizando la construcción de un micro estadio6; y se ha anunciado la
construcción de un micro estadio en la manzana N° 667 (manzana entre las arterias de
Jujuy, Belgrano, Catamarca y Moreno).
Los actividades de los estadios producen un incremento notable del tráfico de autos,
traslado y concentración de una cantidad ingente de personas en un plazo temporal
reducido, incremento de las intensidades de los ruidos y vibraciones, en definitiva,
situaciones que exigen una logística especial, adecuación de los servicios y preparación
de las áreas urbanas afectadas por estas afluencias.
Estas actuales situaciones tienes varias instancias institucionales para ser discutidas y
evaluadas por la sociedad porteña. Una de las principales instancias es el proceso de
Evaluación de Impacto Ambiental en el cual se evalúa los impactos ambientales y sociales
de una actividad o emprendimiento, se busca formas de atenuación de éstos o se decide la
imposibilidad de otorgar su autorización. Este proceso de acuerdo a la ley Nª 123 debe
permitir la participación ciudadana a través de la realización de una Audiencia Pública,
donde las voces, denuncias y propuestas de los futuros afectados deben ser escuchadas y
obligatoriamente analizadas.
Esto nos lleva a indagar si el GCBA está impulsando este proceso institucional-técnico de
Evaluación de Impacto Ambiental como mecanismo adecuado para afrontar y resolver
estos conflictos urbanos originados por la construcción y funcionamiento de estadios.
Según información del Gobierno de la Ciudad, los estadios de fútbol ubicados en la
Ciudad de Buenos Aires, salvo el Club Atlético Vélez Sársfield, no cuentan con
Certificado de Aptitud Ambiental vigente, lo que implica que no han cumplimentado
cada una de las etapas de la Evaluación de Impacto Ambiental.
Los estadios deben obtener el Certificado de Aptitud Ambiental otorgado por la
Agencia de Protección Ambiental (APrA) como condición previa para el desarrollo de
actividades y, en consecuencia, para alcanzar la habilitación definitiva8. Ésta autorización
5

http://www.infobae.com/2014/11/14/1608767-el-pro-avanza-la-entrega-terrenos-publicos-boca
https://sites.google.com/site/ingenierociviltdf/cype-ingenieros-en-nuestra-provincia
6 http://442.perfil.com/2012-12-20-180661-atlanta-tendra-un-nuevo-micro-estadio/
7 https://www.facebook.com/Manzana66?_rdr
http://www.clarin.com/ciudades/balvanera-estadio-espacio_verde-vecinos-oposicion-polemicadebate_0_1234676919.html
8 Art. 5 de la Ley N° 123.

resulta imprescindible para que los estadios de fútbol, como cualquier otra actividad
considerada de impacto ambiental con Relevante Efecto, puedan funcionar sin violar las
normas ambientales de la Ciudad.
De acuerdo a información proporcionada por la Agencia de Protección Ambiental
(APrA)9, sólo dos estadios (el Estadio y Complejo Deportivo Club Atlético Boca Juniors y
el Estadio y Campo de Deportes del Club Atlético Vélez Sársfield) obtuvieron el
Certificado de Aptitud Ambiental, encontrándose vencido el del Club Atlético Boca
Juniors.
Esta situación constituye una ausencia de evaluación de las actividades desarrolladas en
los estadios y un impedimento a la ciudadanía de participar en los procesos de Evaluación
de Impacto Ambiental a fin de advertir sobre impactos ambientales negativos en su barrio
o proponer alternativas de mitigación de éstos.
Los estadios de fútbol constituyen una de las actividades de mayor impacto ambiental en
la Ciudad, por lo tanto, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires debería controlar con
mayor énfasis qué estos cumplan con las normas, entre ellas, la obtención del
Certificado de Aptitud Ambiental luego de la realización del proceso de Evaluación de
Impacto Ambiental con participación ciudadana a través de audiencias públicas. Esta
omisión produce desconfianza respecto al tratamiento que se dará a las discusiones
sobre los impactos sociales y ambientales negativos que los futuros estadios
impulsados por distintos clubes generarán.

INFORME TÉCNICO
1. LOS ESTADIOS DE FÚTBOL Y LA EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

De acuerdo al art. 13°, inciso o), de la Ley N° 123, se presumen con Relevante Efecto
Ambiental a las actividades "...ferias, centros deportivos, salas de juego y lugares de
diversión, según surja de la reglamentación de la presente".
Por su parte el Cuadro de Usos del Anexo II del Decreto N° 222/2012 reglamentario de la
ley N° 123 dispone que los estadios están considerados como de impacto ambiental Con
Relevante Efecto (Cuadro A - Espectáculo y Diversiones Públicas - 800.230 Estadio).
Esto implica que para su funcionamiento deberían someterse previamente al
Procedimiento Técnico-Administrativo de Evaluación de Impacto Ambiental establecido.
Este procedimiento cuenta de las siguientes etapas10:
a. La presentación de la solicitud de categorización.

9

EX-2015-04319420-MGEYA-DGSOCAI. S/ Consulta Ley 104.
Art. 9 de la ley N° 123.

10

b. La categorización de las actividades, proyectos, programas y/o emprendimientos
con relevante efecto y sin relevante efecto, según correspondiere.
c. La presentación del Manifiesto de Impacto Ambiental acompañado de un Estudio
Técnico de Impacto Ambiental.
d. El Dictamen Técnico.
e. La Audiencia Pública de los interesados y potenciales afectados.
f. La Declaración de Impacto Ambiental (DIA).
g. El Certificado de Aptitud Ambiental.
En consecuencia, los estadios creados con posterioridad a la ley N° 128 que fue sancionada
el 10 de diciembre del año 1998 deben cumplir cada una de las etapas detalladas para
poder funcionar. Este sería el caso, por ejemplo, del nuevo estadio que quiere construir el
Club Atlético San Lorenzo en el Barrio de Boedo11.
Respecto a los estadios que se encontraban en funcionamiento con anterioridad a la
aprobación de la ley N° 123 se estableció un mecanismo particular que no desobliga a los
estadios a obtener el Certificado de Aptitud Ambiental para su habilitación ya sea precaria
o definitiva.
En esta dirección el art. 40 de la ley N° 123 que regula el "Régimen de Adecuación"
dispuso:
"Los responsables de actividades, proyectos, programas o emprendimientos que se
presumen como de Impacto Ambiental con relevante efecto que se encuentren en
desarrollo, ejecución o funcionamiento al promulgarse la presente ley, deben presentar
un Estudio Técnico de Impacto Ambiental elaborado de conformidad a lo indicado por
el artículo 19 y en los plazos que determine el cronograma que establezca la autoridad
de aplicación con anterioridad al 31 de diciembre de 2006.
El plazo para la presentación del Estudio Técnico de Impacto Ambiental, no podrá ser
posterior al 30 de junio de 2008.
El citado estudio estará acompañado de un Plan de Adecuación Ambiental, según las
condiciones de tiempo, forma y publicidad que determine la autoridad de aplicación".
El Régimen de Adecuación aplicable a los estadios de fútbol con existencia anterior a la ley
N° 123 establece dos particularidades.

11

La primera que señala un plazo para la presentación del Estudio Técnico de
Impacto Ambiental12 que no puede ser posterior al 30 de Junio de 2008. Para los

http://www.infobae.com/2014/07/22/1582377-anteproyecto-del-nuevo-estadio-san-lorenzo-lammensanuncio-que-la-construccion-costaria-75-millones-dolares
http://www.sanlorenzo.com.ar/noticia.php?codigo=1885
12 Artículo 19 de la ley N° 123.- El Estudio Técnico de Impacto Ambiental debe contener, como mínimo y sin
perjuicio de los requisitos que se fijen en la reglamentación de la presente ley, los siguientes datos:
a. Descripción general del proyecto y exigencias previsibles en el tiempo, con respecto al uso del suelo
y otros recursos (combustibles, aguas, etc.). Relación del proyecto con el cuadro de usos del C.P.U.
(Código de Planeamiento Urbano) o con la norma que lo reemplace y/u otras normas vigentes.
Análisis de la normativa específica relacionada con la materia del proyecto.
b. Estimación de los tipos y cantidades de residuos que se generarán durante su funcionamiento y las
formas previstas de tratamiento y/o disposición final de los mismos.

proyectos o actividades posteriores a la aprobación de la ley N° 123 debe ser
presentado en forma previa a la construcción o desarrollo de la actividad. Vencido
el plazo del 30 de Junio de 2008, los estadios de fútbol que no hayan presentado el
Estudio Técnico de Impacto Ambiental se encontrarían en violación a la ley N° 123.
Esta situación autoriza a la autoridad de aplicación de la ley, la Agencia de
Protección Ambiental, a suspender o clausurar de inmediato al estadio
correspondiente13.

La segunda, la presentación de una Plan de Adecuación Ambiental.

Este régimen particular no excluye de la realización de cada una de las etapas establecidas
en el art. 9 de la ley N° 123 detallados con anterioridad.
Los estadios de fútbol que deben someterse al Régimen de Adecuación son los
individualizados en el Anexo de la Ley N° 2.801.

c.

Estadio
All Boys

Dirección
Álvarez Jonte 4150

Argentinos Juniors

Boyacá 2152

Atlanta

Humboldt 348

Barracas Central

Luna 1211

Boca Juniors

Brandsen 805

Comunicaciones

San Martín 5152

Defensores de Belgrano

Comodoro Rivadavia 1450

Estimación de los riesgos de inflamabilidad y de emisión de materia y/o energía resultantes del
funcionamiento, y formas previstas de tratamiento y control.
d. Descripción de los efectos previsibles, ya se trate de consecuencias directas o indirectas, sean éstas
presentes o futuras, sobre la población humana, la fauna urbana y no urbana, la flora, el suelo, el aire
y el agua, incluido el patrimonio cultural, artístico e histórico.
e. Descripción de las medidas previstas para reducir, eliminar o mitigar los posibles efectos ambientales
negativos.
f. Descripción de los impactos ocasionados durante las etapas previas a la actividad o construcción del
proyecto. Medidas para mitigar dichos impactos.
g. Informe sobre la incidencia que el proyecto acarreará a los servicios públicos y la infraestructura de
servicios de la Ciudad.
h. Descripción ambiental de área afectada y del entorno ambiental pertinente.
i. Identificación de Puntos Críticos de Control y Programa de Vigilancia y Monitoreo de las variables
ambientales durante su emplazamiento y funcionamiento.
j. Programas de recomposición y restauración ambientales previstos.
k. Planes y programas a cumplir ante las emergencias ocasionadas por el proyecto o la actividad.
l. Programas de capacitación ambiental para el personal.
m. Previsiones a cumplir para el caso de paralización, cese o desmantelamiento de la actividad.
13 XVIII - DE LAS ACTIVIDADES, PROYECTOS, PROGRAMAS Y/O EMPRENDIMIENTOS EN INFRACCION
A LA PRESENTE LEY
Artículo 38.- Las actividades, proyectos, programas o emprendimientos, o las ampliaciones de las mismas que
se inicien sin contar con la Declaración de Impacto Ambiental o que no cumplan con las exigencias,
seguimiento y controles que establezca dicha Declaración serán suspendidas o clausuradas de inmediato, sin
perjuicio de las responsabilidades que pudieran corresponder a sus titulares. En todos los casos la Autoridad
de Aplicación puede disponer la demolición o el cese de las obras construidas en infracción a la presente
norma, con cargo al infractor.

Social Español

Santiago de Compostela 3801

Deportivo Riestra

Ana Janer 2651

Excursionistas

La Pampa 1376

Ferrocarril Oeste

Avellaneda 1240

Lamadrid
Huracán

Desaguadero 3150/90
Amancio Alcorta 2570

Nueva Chicago

J. A. Suarez 6900

River Plate

Pte. Figueroa Alcorta 7597

Sacachispas

Barros Pazos 3702

San Lorenzo

Perito Moreno y F. de la Cruz

Vélez Sarsfield

Juan B. Justo 9200

De acuerdo a información brindada por la Agencia de Protección Ambiental (APrA) en
respuesta a un pedido de información14 sólo dos (2) estadios de fútbol de la Ciudad
cumplieron con el Régimen de Adecuación y obtuvieron el Certificado de Aptitud
Ambiental:

14

Por Expediente Nº 55.153/2007 se tramitó el Certificado de Aptitud Ambiental Nº
9420 otorgado con fecha 17 de Febrero del 2009 a nombre de la ASOCIACIÓN
CLUB ATLÈTICO BOCA JUNIORS, titular de la actividad, incluida en el Artículo
40 de la Ley Nº 123, “Estadio y Complejo Deportivo Club Atlético Boca Juniors”
a desarrollarse en el inmueble sito en Barragán Nº 01/15/31/35/75/801/05
esquina Doctor Enrique Del Valle Iberlucea Nº 715/31/871/85/91 y vías del
Ferrocarril General Roca, Distrito de Zonificación: E4, con una superficie de
32.954,89 m2, cuya categorización es Con Relevante Efecto Ambiental, con las
condiciones establecidas en la Resolución Nº 052-APRA-2009, a las cuales deberá
ajustarse para su validez. Asimismo, el Certificado tiene una validez de seis (6)
años. Este Certificado de Aptitud Ambiental venció el 17 de febrero de 2015.

Por Expediente Nº 73.670/2007 se tramitó el Certificado de Aptitud Ambiental Nº
16747 otorgado con fecha 06 de Febrero del 2012 a nombre del Club Atlético Vélez
Sársfield Asociación Civil, titular del proyecto, encuadrado en el Artículo 40 de la
Ley Nº 123, “Estadio y Campo de Deportes del Club Atlético Vélez Sársfield”
que se desarrolla en el inmueble sito en la Avenida Juan B. Justo Nº 9200 (Estadio)
y Avenida Juan B. Justo Nº 8900 (Polideportivo), Distrito de Zonificación: E4-60,
con las siguientes superficies: total: 184.749,74 m2, cubierta existente: 10.494 m2,
cubierta nueva: 9.788,82 m2 y la descubierta: 147,723 m2, cuya categorización es
Con Relevante Efecto Ambiental, con las condiciones establecidas en la
Resolución Nº 017-APRA-12, a las cuales deberá ajustarse para su validez.
Asimismo, el Certificado tiene una validez de cuatro (4) años. Este Certificado de
Aptitud Ambiental se encuentra vigente hasta el 6 de febrero de 2012.

EX-2015-04319420-MGEYA-DGSOCAI. S/ Consulta Ley 104.

En conclusión, sólo el Estadio y Campo de Deportes del Club Atlético Vélez
Sársfield ha cumplido con lo establecido por la ley N° 123 y cuenta con Certificado de
Aptitud Ambiental vigente que es la autorización ambiental necesaria en la Ciudad de
Buenos Aires para funcionar.
2. IMPORTANCIA DE CUMPLIR CON EL PROCEDIMIENTO TÉCNICO DE
EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL
La Evaluación de Impacto Ambiental tiene como objetivo identificar e interpretar, así
como a prevenir o recomponer los efectos de corto, mediano y largo plazo que actividades,
proyectos, programas o emprendimientos públicos o privados, pueden causar al
ambiente15.
En el ambiente urbano se entiende por "impacto ambiental" a cualquier cambio neto,
positivo o negativo, que se provoca sobre el ambiente como consecuencia, directa o
indirecta, de acciones antrópicas que puedan producir alteraciones susceptibles de
afectar la salud, la calidad de vida, la capacidad productiva de los recursos naturales y los
procesos ecológicos esenciales16.
Así, por ejemplo, se analiza la cuestión de los residuos, los riesgos de inflamabilidad, los
efectos previsibles sobre la población humana y en las casas residenciales, la incidencia en
los servicios públicos y la infraestructura de servicios de la Ciudad, el tránsito y el
transporte, la seguridad, ruidos, etc.
La Evaluación de Impacto Ambiental no tiene sólo dos opciones de finalización como
podría entenderse (la autorización o su rechazo), al contrario, se puede otorgar el
Certificado de Aptitud Ambiental condicionado a la realización de acciones para adecuar
o mitigar cada uno de los impactos ambientales. Así, la Agencia de Protección Ambiental
puede ordenar que se adopten medidas de tránsito o de disminución de ruidos en cada
evento deportivo de envergadura, la adopción de medidas adecuadas para la limpieza de
los alrededores de los estadios, etc.
El impacto que proveen la actividad en estadios tiene distintas formas de manifestación de
acuerdo a su ubicación, dentro de qué tipología de barrio se encuentran insertos, las
diferentes actividades o espectáculos que se realizan, etc.
Un caso paradigmático de los altos impactos es el del estadio del Club Atlético River Plate
que ha sido denunciado por los vecinos por los efectos dañinos de las vibraciones en los
edificios debido a los shows musicales y los partidos17. La Evaluación de Impacto
15

Art. 2 de la ley N° 123.
Art. 3 de la ley N° 123.
17 Ver http://recitalesderiesgo.blogspot.com.ar/.
Ver http://www.lanacion.com.ar/1016837-suspenden-los-recitales-en-river
Ver también el informe elaborado por la Agencia de Protección Ambiental elaborado a raíz de estas
denuncias:
http://www.agenciaambiental.gob.ar/areas/med_ambiente/apra/prensa/archivos/informes/inf_uba_river.pdf
16

Ambiental es el instrumento institucional y técnico adecuado para tratar de encontrar
solución a cada uno de los impactos ambientales negativos de los estadios advertidos.

3. EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL DE LOS ESTADIOS DE FÚTBOL Y LA
AUDIENCIA PÚBLICA
Una cuestión importante es si los estadios que se encontraban en funcionamiento al
momento de la aprobación de la ley N° 123 deciden iniciar el Régimen de Adecuación
Ambiental deben cumplir también con la Audiencia Pública dispuesta para el
procedimiento general de Evaluación de Impacto Ambiental, o no.
El Decreto N° 222/2012, reglamentario de la ley N° 123, dispuso en su art. 19 dicta que
"(l)as actividades, proyectos, programas y/o emprendimientos incluidas en el Plan de
Adecuación Ambiental no deberán cumplir con el procedimiento de Audiencia Pública".
Es decir, exceptuó de la obligación de convocar a Audiencia Pública para aquellos
actividades o emprendimientos existentes al momento de aprobación de la ley N° 123.
Esta excepción no está establecida en la ley N° 123 que sólo dispone de dos
particularidades al Régimen de Adecuación como se detalló con anterioridad: un plazo
para la presentación del Estudio Técnico de Impacto Ambiental y la presentación del Plan
de Adecuación Ambiental.
La Constitución de la Ciudad en su art. 1 dispone que el sistema de gobierno sea una
Democracia Participativa. Un eje arquitectónico de la organización institucional es la
participación de los habitantes de la ciudad más allá de sus representantes. Por este
motivo, siempre debe interpretarse a favor de la participación ciudadana y no de su
cercenamiento.
En esta ocasión, el decreto N° 222/2012 reglamentó la ley N° 123 que disminuye el
derecho de participación de los habitantes de la Ciudad al eliminar el proceso de
Evaluación de Impacto Ambiental de los estadios existentes con anterioridad a la sanción
de la ley N° 123. La Audiencia Pública es el momento de participación ciudadana por
antonomasia que debería respetarse.

4. LA HABILITACIÓN DEFINITIVA DE LOS ESTADIOS DE FÚTBOL

La Ley N° 2.801 estableció un régimen de excepción para la habilitación definitiva de los
estadios de fútbol enumerados en su Anexo18. No es lo mismo el Certificado de Aptitud
Ambiental y la Habilitación Definitiva. El primero es la autorización ambiental para una
actividad luego de evaluar sus impactos ambientales. La segunda es la reglamentación

18

Enumerados en el punto 1 de este informe.

para el funcionamiento de la actividad luego de evaluar si se cumple con las normas
generales de higiene y seguridad.
En este régimen de excepción se ordena a los representantes legales de los estadios de
fútbol que en un plazo de dieciocho (18) meses contados a partir de la reglamentación de
la ley realicen la presentación formal de la solicitud y la documentación para su
habilitación definitiva19. La autoridad competente en materia de habilitaciones y permisos
deberá emitir el acto administrativo que disponga la habilitación -o su rechazo- dentro de
los siguientes noventa (90) días hábiles20.
Se autoriza a dicha autoridad a permitir el funcionamiento de los estadios -hasta tanto los
estadios obtengan su habilitación definitiva- a través de autorizaciones precarias y
condicionales renovables trimestralmente, las cuales deben asegurar las condiciones
generales de seguridad, higiene y funcionamiento de los mismos21.
Con respecto a la Evaluación de Impacto Ambiental, la ley N° 2.801 establece que, para
obtener la habilitación definitiva, los estadios de fútbol deben dar cumplimiento a los
incisos b), e), g) y k) del art. 19 de la ley N° 123:
"b. Estimación de los tipos y cantidades de residuos que se generarán durante
su funcionamiento y las formas previstas de tratamiento y/o disposición final
de los mismos (...).
e. Descripción de las medidas previstas para reducir, eliminar o mitigar los
posibles efectos ambientales negativos (...).
g. Informe sobre la incidencia que el proyecto acarreará a los servicios
públicos y la infraestructura de servicios de la Ciudad(...).
k. Planes y programas a cumplir ante las emergencias ocasionadas por el
proyecto o la actividad" (...)".
Esta norma viene a enfatizar que al momento de presentar el Estudio Técnico de Impacto
Ambiental éste debe contener la información detallada en dichos incisos obligatoriamente.
No implica exceptuar a los estadios de fútbol de las demás etapas del proceso de
Evaluación de Impacto Ambiental, lo cual no está permitido por la Constitución de la
Ciudad.

Contacto: 15-3655-3465
Mail: observatorioderechoalaciudad@gmail.com
Twitter: @obs_der_ciudad
FB: https://www.facebook.com/ObservatorioDerechoalaCiudad

19

Art. 4.
Art. 5.
21 Arts. 7 y 9.
20

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful