Está en la página 1de 19

Hagadá shel

Pesaj
26 de Abril 2008
21 de Nisan 5768

TZAVTA CENTRO COMUNITARIO


Tte. Gral. Perón 3638 Cap. Fed. ( 1198 )
Tel.: 4865-2823/2804 - 4867-3727 Fax: 4865-2810
E-Mail: tzavta@sion.com
www.tzavta.com.ar

1
El primer festejo de Pesaj fue aún en Egipto, la noche
previa a la salida. La primera fiesta de la libertad fue
cuando aún éramos esclavos. Desde entonces –hace
3500 años- celebramos Pesaj.

La celebración es la misma que esa primera noche


con los aportes y adecuaciones que cada generación
elaboró.

Los relatos y leyendas de la Tradición transmiten el


valor y el significado de lo que pasó y tiene relevancia
perpetua. La historia registra datos, la tradición
transmite significados.

La torá estableció las reglas básicas de la celebración


y un Orden -el SEDER. El corazón de la celebración
es rememorar el pasado y reafirmar nuestro
compromiso con la libertad y la justicia, con la
compasión y la vida. Es una celebración colectiva y
todos los asistentes deben participar activamente,
por eso es necesario un SEDER (orden).

2
Pesaj - Matzá - Maror
Esta mesa en torno de la cual nos reunimos, esta mesa con las
matzot y con las hierbas amargas, esta mesa de Pésaj con su
mantel inmaculado, no es una mesa, es una embarcación mágica
con la que navegamos por las brumas del pasado en busca de las
memorias de nuestro pueblo.

Sentémonos, pues, a esta mesa. Somos muchos esta noche.


Somos los que están y los que ya fueron, somos los padres y los
hijos; somos también nuestros antepasados, somos un pueblo
entero en torno de esta mesa. Aquí estamos para celebrar, aquí
estamos para dar testimonio. Dar testimonio es la principal misión
del judaísmo.

Observemos, entonces, la matzá que está sobre la mesa. Este es el


pan de la pobreza que nuestros antepasados comieron en la tierra
de Egipto. Quien tenga hambre - y son muchos los hambrientos en
este mundo en que vivimos - que venga y coma. Quien esté
necesitado - y son muchos los que sufren necesidad en este
mundo - que venga a celebrar con nosotros el Pésaj. Este año
estamos aquí y el año venidero, en la Tierra de Israel. Este año
somos esclavos, el año próximo seremos libres. Este es el legado
ético de nuestro pueblo: Compartir el pan con generosidad y
justicia, amparar al débil y ayudar al desvalido.

Todos repiten y repitieron las palabras sin las cuales no se cumple


el precepto de Pésaj: “PESAJ, MATZÁ UMAROR”. Y todos les
contaron y les contarán a sus hijos: “Vehigádeta le baneja”, y les
dirás a tus hijos, y hablarás con ellos y repetirán, porque ellos son
el futuro y la razón por la que transmitimos, ellos son la primavera
para la cual elegimos la libertad.
Repitamos pues Pesaj, Matzá Umaror y dispongámonos también
nosotros a decir “HINENI MUJÁN UMEZUMÁN LEKAIEM ET
HAMITZVÁ ULESAPER AL IETZIAT MITZRAIM, IAJAD IM COL
ISRAEL”. Estoy dispuesto y preparado para cumplir con la mitzvá
de contar la salida de Egipto junto con todo Israel.

Ha lajmá aniá
“Quien tenga hambre que venga y coma; quien esté necesitado que venga
y celebre Pésaj”.
Este es nuestro legado: compartir la mesa, dividirse el pan, el alimento,
ser solidario. La mesa de Pésaj no es un banquete, es un orden que nos

3
invita a compartir, a leer juntos y así como hemos puesto las tres
matzot (Cohen, Leví e Israel, los tres estratos del pueblo en la
antigüedad), juntas dentro de esta carpeta, así debemos permanecer
unidos.
Ama a tu prójimo como a ti mismo. Reparte con él tu pan. Siéntate con
él en Pésaj y en cada día que puedas.
Ayúdale y ayúdate a atravesar el desierto que a veces nos impone la
existencia.
Ha lajmá aniá
di ajalú abhataná
beará de Mitzraim.
Col dijfin ietei veijol.
Col ditzrij ietei veifsaj.
Hashatá hajá le shaná habaá
beará de Israel.
Hashatá avdéi leshaná habaá
benei jorín

.La Keará
La keará simboliza el paso de la esclavitud a la libertad:

BEITZÁ (Huevo): Varios son los significados que se le atribuyen, hervido


y quemado es para muchos el símbolo de nuestro pueblo, crudo es
blando pero igual que el pueblo hebreo cuando más sufre más fuerte es.
También recuerda el sacrificio festivo.

MAROR (Rábano silvestre amargo): simboliza la vida amarga de los


esclavos.

JAROSET (Mezcla de manzanas, nueces, vino y canela): Tiene el color de


los ladrillos que amasaba nuestro pueblo siendo esclavo, sin embargo
está hecho con ingredientes dulces. Los judíos sefaradim suelen hacerlo
con dátiles.

KARPÁS (Apio o lechuga): Simboliza el renacimiento y la primavera. El


agua salada, representa las lágrimas de los esclavos. El fresco verde del
karpás sugiere la posibilidad de crecer y renovarse, aún en medio del
dolor y el sufrimiento.

JAZERET (Lechuga o jrein triturado).


Primera copa
Los judíos somos todos hijos de vagabundos errantes. Mientras
recorremos caminos conocidos, exploramos nuevos senderos. Este es
un Pacto que se inscribe en el cuerpo y en el alma. Ser judío –entre
otras cosas- es ser leal a la conciencia de que todo es transitorio, que la
vida es un viaje y la eternidad es un eco del origen.

4
Esta noche rememoramos nuestro origen y honramos a aquellos que
eligieron el desierto... que tuvieron el coraje de salir del miedo conocido
a la libertad de otros miedos nuevos. Hoy honramos a aquellos que
tuvieron el coraje de abandonar todo. Todo; menos la dignidad de ser
libres, la dolorosa dignidad de ser libres.
Esta noche volvemos a ponernos en camino.

Baruj atá Adonái Eloheinu Melej Haolam, boré pri hagafen. AMÉN.

Estamos dispuestos a tomar la primera de las cuatro copas del Séder.


Elevémosla pues, por la libertad, por el nacimiento de los pueblos y la
dignidad del hombre. De la esclavitud a la libertad, porque podamos
deshacernos de las nuevas ataduras que nos esclavizan.

Ma nishtaná
¿Ma nishtaná halaila hazé micol haleilot?
Shebejol haleilot anu ojlin jametz umatzá,
halaila hazé kuló matzá.

Shebejol haleilot anu ojlin shear ierakot,


halaila hazé kuló maror.

Shebejol haleilot ein anu matbilin afilu paam ejat,


halaila hazé shtei peamim.

Shebejol haleilot anu ojlim bein ioshvim ubein mesubin,


halaila hazé kulanu mesubin.

¿Por qué esta noche es diferente a todas las noches? ¿Por qué todas las
noches comemos jametz y matzá y esta noche sólo matzá? ¿Por qué
todas las noches comemos verduras diversas y esta noche sólo maror?
¿Por qué mojamos los alimentos dos veces?¿Por qué comemos
reclinados?

Yo te agradezco hijo mio, te agradezco por preguntar. Si me preguntas


no puedo olvidar, si indagas no puedo permanecer callado.

Enseñamos a los chicos que es valioso preguntar y que los adultos no


tenemos todas las respuestas, pero respondemos. Nos hacemos
responsables y buscamos las respuestas. Uno de los caminos en la
búsqueda de respuesta, es recordar, aún cuando los recuerdos sean
amargos.

Antes de continuar con el Seder, qué les parece si nos preguntamos a


nosotros mismos ¿Ma Nishtaná? ¿Cuáles son los cambios que han
ocurrido en mi vida este año? ¿Cuáles me propongo promover? ¿Cuáles

5
son mis preguntas fundamentales hoy? ¿Estoy haciendo las preguntas
correctas?

Avadim aínu
Avadim aínu
atá benei jorín.
Esclavos fuimos del faraón en Egipto. Ahora somos hijos de la libertad,
y todo aquél que abunda en contar acerca de la salida de Egipto será
alabado.

Los cuatro hijos


De cuatro hijos nos habla la Torá:
Uno, era sabio. El segundo era insensible. El tercero, no estaba
enterado de nada. Y el cuarto, no sabía preguntar.

¿Qué pasó en Pésaj con estos cuatro hijos?


Así como cada hijo era distinto, así el papá responde a cada uno de
manera distinta.
Al sabio, que preguntó: -“¿Cuáles son las leyes que hay que cumplir en
Pésaj?”, le respondió: -“Una de las tradiciones de Pésaj es no comer
nada después de la cena”.
Al insensible, que preguntó: -“¿Qué es este relato para vos?, Le
respondió: -“Si vos hubieras estado en Egipto, no hubieras sido liberado
como lo fui yo, porque renunciaste a ser parte de la comunidad”.
El que no estaba enterado de nada, preguntó: -“¿Qué es eso?”, y el papá
le respondió: -“Con mucho esfuerzo y sufrimiento salimos de Egipto y de
la esclavitud”.
El que no sabía preguntar, no pudo preguntar nada. A él, que no sabe
preguntar, tú inícialo, enséñale a preguntar. Y le contó todo acerca de la
salida de Egipto, de la tierra de la esclavitud a la libertad.

¿Son cuatro personas diferentes o somos cada uno de nosotros en


diferentes momentos? ¿No serémos a veces como el Rashá – cínicos?
¿Otras veces no seremos como el Tam, que no comprendemos las
complejidades de la vida? ¿Seremos algunas veces sabios porque
advertimos esas complejidades y formulamos las preguntas adecuadas?

Bejol dor vador

6
En cada generación debe el hombre verse a sí mismo como si él hubiera
salido de Egipto.

Bejol dor vador


jaiav adam lirot
lirot et atzmó kehilu
kehilu hu iatzá miMitzraim.

Shlaj na et amí
Maher Moshé tzavé leparó Apúrate, Moshé, ordena al faraón:
shlaj na et amí ¡Deja salir a mi pueblo !
mitzvat ha el emor na lo Es la orden de Dios, dile:
¡Deja salir a mi pueblo !
shlaj na et amí
kuma lejna
el kebad halev hará
tzav lo bishmí
shlaj na et amí

Las diez plagas


Estas son las diez “makot” que cayeron sobre Egipto :

SANGRE DAM
RANAS TZFARDEA
PIOJOS KINIM
FIERAS AROB
PESTE DEBER
LEPRA SHEJIN
GRANIZO BARAD
LANGOSTA ARBE
OSCURIDAD JÓSHEJ
MUERTE DE LOS PRIMOGÉNITOS MACAT HABEJOROT

7
Betzet Israel
Y el pueblo hebreo sale de Egipto pero los ejércitos del faraón lo
persiguen. Llegan a orillas del mar, pasa el pueblo y los ejércitos se
ahogan, pero no nos está permitido alegrarnos, ya que la muerte no es
motivo de alegría.
Somos un pueblo que elige la vida: “Ubejartem bajaim”.
Seamos conscientes como individuos y como comunidad, no sólo de
nuestros propios sufrimientos sino también de todos aquellos que aún
deben luchar.

Betzet Israel miMitzraim Al salir Israel de la casa extranjera


beit Iaacov meam loez de Egipto, Iehudá fue su santuario,
haitá Iehudá lekodshó Israel fue su territorio, el mar lo vio
y retrocedió, el Iardén se retiró.
Israel mamshelotav
haiam raa vaianos
haiarden isov leajor

Segunda copa
Somos descendientes del pueblo que provocó la primera rebelión de
esclavos que recuerda la historia humana. El mensaje de Pesaj es
revolucionario: No estamos obligados a aceptar que el mundo sea como
es; lo podemos cambiar.

Baruj atá Adonái Eloheinu Melej Haolam, boré pri hagafen. AMÉN.

Elevemos esta segunda copa por la libertad de todos los oprimidos. Hoy
son muy variadas las formas de opresión. Es hambre sin maná del
cielo, es desprotección y exclusión, ataduras y autoexclusión que no
nos permite concretar nuestro rol de judíos íntegros y no quedarnos en
el desierto sin asumir el protagonismo de nuestra propia libertad.

ADHESIÓN ROSITA BARÓN Y ARNOLDO ORZECH

LEA Y DIFUNDA
NUEVA SION
60 AÑOS DE PERIODISMO JUDEO ARGENTINO
CON COMPROMISO

8
Daieinu
Con sólo una de esas cosas nos hubiera bastado. Porque tenemos la
suerte de ser un pueblo rico en valores, cada uno de ellos vale por todos
los demás, pero ninguno se consigue sin la libertad obtenida con la
salida de Egipto.

Ilu otzi-otzianu
otzianu miMitzraim (2)
daieinu.

Da-daieinu...

Ilu natan-natan lanu


natan lanu et hashabat (2)
daieinu.

Da-daieinu...

Ilu natan-natan lanu


natan lanu et hatorá (2)
daieinu.

Da-daieinu...

ADHESIÓN SARA Y LITO VOLIJ

ADHESIÓN DE IVANA, TATIANA, MATÍAS Y ALEXIS

HASHOMER HATZAIR
Leonardo Da Vinci 13
Tel Aviv – Israel
SALUDA AL TERCER SEDER DE TZAVTA Y AUGURA ÉXITO EN
LA ACTIVIDAD ANUAL

OLAM ROTISERIA
El rey del pastrón caliente
40 años haciendo Cosas Ricas
Junín 384, Capital Federal – Tel.: 4953-9722 / 6626

9
19 de abril de 1943
Hablemos de la lucha por la libertad. Hablemos del ghetto de
Varsovia.
En julio de 1942 comenzaron las deportaciones hacia los campos
de Trablinka, Auschwitz, Maidanek y Belsen.
Fue entonces que las agrupaciones juveniles tomaron una
determinación: resistir hasta el fin. Armas y municiones
comenzaron a ser introducidas, de contrabando, al ghetto.

En la noche del Seder de 1943, sonó un tiro en la calle Nalewki.


Era la señal para dar comienzo a la rebelión que opondrían las
cuarenta mil almas judías que aún quedaban en el Ghetto,
luchadores hambrientos y mal armados, a la poderosa máquina de
guerra nazi. Los combatientes resistieron durante semanas. El
comandante del levantamiento, Mordejai Anilevich, y sus
compañeros, murieron luchando en el cuartel general de la calle
Mila 18. Ninguno se rindió.

No podemos hablar de libertad sin hablar del Ghetto de Varsovia.


No podemos hablar den libertad mientras existan otros ghettos en
nuestro mundo.

Nuestro homenaje y gratitud a los jóvenes valientes que


organizaron los levantamientos en los Ghettos, ofrendando sus
vidas. Ellos lucharon como en los tiempos de los Macabeos, fueron
decididos com Bar Kojba y Rabi Akiba. A pesar de su muerte, nos
legaron a todos los judíos, un nuevo capítulo de dignidad.

“No tengo palabras para expresar mis sentimientos. Ha sucedido


algo que supera nuestros más fantásticos sueños: los alemanes
huyeron del ghetto dos veces. Una de nuestras unidades mantuvo
sus posiciones durante cuarenta minutos y hubo otra que resistió
seis horas. Desde hace tres días el ghetto está en llamas. Desde
anoche pasamos a la guerra de guerrillas... no puedo describirte
en qué condiciones nos hallamos. Solamente unos pocos
sobrevivieron... Nuestro destino ya está sellado. Me despido de ti,
mi querido. Mi postrer deseo está cumplido. Llegué a ver la defensa
judía en el ghetto, en toda su gloria y grandeza.”

Mordejai Anilevich, líder de la rebelión del Ghetto de Varsovia.

Tercera copa
Baruj atá Adonái Eloheinu Melej Haolam, boré pri hagafen. AMÉN.

10
Alcemos la tercera copa en memoria de los que se alzaron sin esperanza
de vida por la dignidad de nuestra nación y lucharon hasta agotar el
último aliento. Que esta tercera copa sea también en recuerdo de
asesinados en el atentado a la embajada de Israel y en el atentado a la
AMIA. Que la justicia sea el consuelo de las sillas vacías que desde hace
16 y 14 años miran desolados sus seres queridos.
Que nuestra comunidad encuentre la fuerza para exigir justicia
despojada de silencios cómplices e intereses espúreos.

Himno de los partizanos


Zog nisht kein mol az du gueist dem letztn veg Nunca digas esta senda es la final
ven himlen blaiene farshteln bloie teg acero y plomo cubren un cielo celestial
nuestra hora tan soñada llegará
kumen vet noj undzer osguebengte sho
redoblará nuestro marchar: henos acá !
s’vet a poikt ton undzer trot: mir zainen do!

Fun grinem palmenland biz vaisn land fun shnei, De las nieves a las palmas de Sión
Mir kumen on mit undzer pain, mit undzer vei. Henos aquí con el dolor de esta canción
Un vu gefaln s'iz a shprits fun undzer blut - Y en el lugar que salpicó nuestro sangrar,
Shprotsn vet dort undzer gvure, undzer mut. Nuestra fe y nuestro valor han de brotar.

Ahora sí... vamos a llenar de vino esta copa, y vamos a abrir la puerta, para
que el profeta Eliahu venga anunciando la paz entre los pueblos.

Sí, esperamos a alguien. Esperamos a Eliahu hanaví, al profeta Elías, al


precursor del mesías.
Es un huésped ilustre, aguardado desde hace siglos. Hasta hoy no ha venido
y no hay seguridad de que nos visite esta noche.
No tiene importancia, lo importante es que nuestra puerta esté abierta. Para
el profeta o para nuestro vecino, para el mesías o para el pobre que venga a
pedirnos un poco de comida.

Cuarta copa
Baruj atá Adonái Eloheinu Melej Haolam, boré pri hagafen. AMÉN.

11
Elevemos esta copa por la paz entre los pueblos. Como dijo el profeta
Ishaiau: “Y pasará en el futuro de los tiempos, y las espadas se
convertirán en arados, y las lanzas en instrumentos de trabajo; no se
alzará pueblo contra pueblo, y no se enseñará más la guerra”.
Por la paz de Israel nuestra tierra, y por la paz del mundo.

Esta noche en la que renovamos nuestro pacto con la Libertad alzamos


también por Israel la copa de la esperanza. Honramos la memoria de los
Jalutzim que secaron pantanos y regaronel desierto para construir el
moderno Estado de Israel con la esperanza de vivir definitivamente en
paz junto a sus vecinos arabes.

Eliahu hanaví
Eliahu hatishví
Eliahu haguiladí
bimeherá iavó eleinu
mi mashíaj ben David.
Para que el profeta Elíahu venga, anunciando la paz entre los pueblos.

Y ahora que tomamos la cuarta copa de vino, cumplimos con el séder,


estuvimos juntos y les contamos a nuestros hijos, ahora podemos
decir...

JAG SAMEAJ
LESHANÁ HABAÁ BIRUSHALAIM

Jag Sameaj!!!
Lavalle 715 – 9º B
(1047) Buenos Aires – Argentina
Tel.Fax: + 54 (11) 5199-0080

Vuelta de Obligado 2380


Buenos Aires – Argentina
Tel: + 54 (11) 4785-7572

E-mail: info@sobolviajes.com
Web: www.sobolviajes.com

Jad Gadiá
Jad gadiá, jad gadiá Un solo cabrito, un solo cabrito

12
dizvan aba bitrei zuzei Lo compró mi padre por dos zuzim
jad gadiá, jad gadiá un solo cabrito, un solo cabrito

veata shumra pero vino el gato


veajal lagadia y comió el cabrito
disvan aba birei zuzei que compró mi padre por dos zuzim
jad gadiá, jad gadiá un solo cabrito, un solo cabrito

veata jalba venashaj leshunra Luego vino un perro


deajal legadia y mordió al gato
dizvan aba birei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito
veatra jutra
vehika lejalba llegó el palo
denashaj leshunra y pegó al perro
deajal legadia que mordió al gato
dizvan aba bitrei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito
veata nura
vesaraf lejutra vino el fuego
dehika lejalba y quemó el palo
denashaj leshunra que pegó al perro
deajal legadia que mordió al gato
dizvan aba bitrei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito
veata maia
vejava lenura llegó el agua
desaraf lejutra y apagó el fuego
dehika lejalba que quemó el palo
denashaj leshunra que pegó al perro
deajal legadia que mordió al gato
dizvan aba bitrei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito
veata tora
veshata lemaia vino el buey
dejava lenura y tomó el agua
desaraf lejutra que apagó el fuego
dehika lejalba que quemó el palo
denashaj leshunra que pegó al perro
deajal legadia que mordió al gato
dizvan aba bitrei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito
veata hashojet
veshajat letora llegó el matarife
deshata lemaia y mató al buey

13
dejava lenura que tomó el agua
desaraf lejutra que apagó el fuego
dehika lejalba que quemó el palo
denashaj leshunra que pegó al perro
deajal legadia que mordió al gato
dizvan aba bitrei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito
veata malaj hamavet
veshajat lashojet vino el ángel de la muerte
deshajat letora e hirió al matarife
deshata lemaia que mató al buey
dejava lenura que tomó el agua
desaraf lejutra que apagó el fuego
dehika lejalba que quemó el palo
denashaj leshunra que pegó al perro
deajal legadia que mordió al gato
dizvan aba bitrei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito
veata Hakadosh Baruj Hu
veshajat lemalaj hamavet pero apareció el Santo Bendito Sea
deshajat lashojet y vino el ángel de la muerte
deshajat letora y mató al matarife
deshata lemaia que mató al buey
dejava lenura que tomó el agua
desaraf lejutra que apagó el fuego
dehika lejalba que quemó el palo
denashaj leshunra que pegó al perro
deajal legadia que mordió al gato
dizvan aba bitrei zuzei que comió el cabrito
jad gadiá, jad gadiá que compró mi padre por dos zuzim
un solo cabrito, un solo cabrito

TAIAR
Viajes y turismo
Les desea Jag Sameaj!!!
Florida 129 Piso 1º A Tel. (005411) 4331-0005 R.S. Ortiz 144 – (005411) 4854-
6700
Fax (005411) 4331-9666
BUENOS AIRES – ARGENTINA
E-mail.: taiar@taiar.com - Web.: www.taiar.com

14
Hatikvá
Kol od balevav pnima Mientras en el corazón
nefesh iehudi omia un alma judía palpite
ulfatei mizraj kadima y rumbo al oriente
ain letzion tzofia la mirada a Sión se dirija

Od lo avda tikvatenu No está perdida aún nuestra esperanza


Hatikvá bat shnot alpaim esa esperanza de dos mil años
lihiot am jofshí beartzeinu de ser un pueblo libre en nuestra tierra
eretz Tzion, virushalaim la tierra de Sión y Jerusalem

SOÑAR CON LOS OJOS ABIERTOS:


MASÁ
MÁS DE 40 PROGRAMAS DE CAPACITACIÓN EN ISRAEL
Mail: programas@bamah.org.il

EL DESAFÍO DE SER PROTAGONISTA:


LOMDIM Y JALOMOT
PROGRAMAS DE EDUCACIÓN
JUDEO-SIONISTA EN TZAVTA AUSPICIADOS POR BAMAH
Y LA AGENCIA JUDÍA PARA ISRAEL

EL MOVIMIENTO KIBUTZIANO DE ISRAEL


Leonardo Da Vinci 13
Tel Aviv – Israel
SALUDA A TZAVTA CENTRO COMUNITARIO
AUGURANDO FELICES FIESTAS.

LA UNION MUNDIAL DE MERETZ


BRINDA CON TZAVTA LEVANTANDO UNA COPA POR LA
PAZ PARA ISRAEL Y PARA TODOS LOS PUEBLOS.

15
Fragmento de “Saga Judía” de Eliahu Toker

--Papá, ¿qué significa ser judío?


--Los que nacen en Francia son, sin vuelta, franceses. Los que nacen
en Italia tampoco se preguntan por qué son italianos, y los israelíes
son israelíes simplemente. Pero la condición judía no va
sobreentendida ni figura anotada en los papeles. No se nace judío de
improviso, no es un parto simple, tinieblas por un lado, una puerta
que se cruza, luz sobre el rostro de pronto. Se va naciendo de a poco,
descubriendo lentamente dentro siglos de dolor y alegría y pugna
reprimidos,
milenios de grandeza y poesía y pueblo y amor y fe en el hombre y
entereza y caídas y vuelta a empezar como judío, no como una
sombra nacida casualmente en un rincón cualquiera de la tierra.
Somos parte de un pueblo inquieto, en movimiento, disperso entre
las fronteras de cinco continentes desde hace muchos siglos como
tanto pueblo evaporado al perder su memoria colectiva. Pero,
extrañamente, por encima de montañas y océanos, en dos milenios
de exilio, siempre hubo judíos que mantuvieron despiertas sus raíces
y no entregaron sus entrañas al olvido. Pensando en distintos idiomas
y andando diferentes destinos seguíamos siendo un solo pueblo
habitante de un territorio metafísico, con una
Jerusalem plantada más allá de los caminos. Cada festividad era una
carga de nostalgia que crecía de padres a hijos implicándolos
personalmente en la larga memoria del pueblo judío. Dentro de cada
cual volvía Abraham a despedazar
una y otra vez los ídolos y cada cual de nuevo optaba por el difícil
pan de la autenticidad como volviendo a salir de Egipto, dejando
atrás la olla fácil de ser como el vecino. Por eso es necesario que
conozcas tu historia, para que puedas
elegir ser vos mismo.
--Yo no quiero, papá, vivir desarraigado y dividido, condenado a ser
distinto...
--En definitiva la opción ha de ser tuya, pero ¿es que tengo derecho
acaso, hijo, a ocultar los espejos para que no te descubras a ti
mismo?¿A escamotearte la historia de tu origen?¿Y es acaso la
ignorancia garantía de entereza? Más que
dividirte yo te multiplico; te doy a conocer lo que de todas maneras
llevas dentro, algo, que si no aprendieses a usarlo vitalmente, podría,
entonces sí, pudrirse; el amor volverse encono, una maldición de la
que nunca puedas desprenderte, hijo. No, yo no tengo todas las
respuestas en la mano pero para saber quién soy no necesito
preguntárselo a nadie, y nunca me perdonaría burlarte, no decírtelo.

16
GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSOTROS ESTE
MOMENTO DE ALEGRIA, ENCUENTRO Y REFLEXION.
LOS ESPERAMOS EN PROXIMAS ACTIVIDADES EN
TZAVTA, PERON 3638 - BUENOS AIRES Y EN
NUESTRO SITIO WEB: WWW.TZAVTA.COM.AR

Pesaj 5768:
Un buen momento para detenerse a pensar
por Moshé Rozén
Representante del Movimiento Kibutziano de Israel
en Argentina
El calendario hebreo –en realidad, la tradición judía toda- lleva el
sello del puente entre horas de congoja y de regocijo. En el
momento de contraer enlace, la pareja rompe una copa: sus añicos
rememoran la destrucción de Jerusalén, la derrota y el exilio.
La pascua hebrea (Jag Hapesaj) nos trae, año tras año, el relato de
la salida de Egipto: Moisés lidera el regreso a casa de la grey judía,
poniendo fín a la esclavitud en el imperio faraónico.
En Pesaj de 1943, las huestes hitlerianas, luego de vaciar el Gueto
de Varsovia y transportar a miles de judíos rumbo a los campos de
concentración y muerte, acrecentaron su cerco represivo contra
un gueto debilitado, hambriento y golpeado por el destierro de sus
pobladores. Pero la juventud judía, en la noche del “seder-pesaj”,
la velada de festejo pascual, tomó las escasas armas de la
insurrección y el legado libertario de la celebración, haciendo
frente a la maquinaria bélica más poderosa de la historia moderna.
Anilevich y sus compañeros cayeron la batalla contra el Reich, pero
inscribieron un imborrable mensaje de esperanza para judíos y
polacos, para la Humanidad en su conjunto: “por nuestra y vuestra
libertad, por nuestra y vuestra dignidad”.
Nuestros días, como pueblo, oscilan en la dualidad de la esclavitud
y el destierro, la rebelión y el aferrarse a la vida.
Se cumplen ahora 65 años de aquel 19 de abril, cuando la
Organización Judía Combatiente sorprendió al ocupante alemán y

17
a una Varsovia pisoteada por la soberbia nazi, sublevándose,
otorgando sentido concreto y material al espíritu de Pesaj.
En este puente, en este calendario pendular, quisiera –como israelí-
señalar dos momentos de fiesta que puden inspirar optimismo para
quienes compartimos la búsqueda de un mundo sin guerras, sin
amenaza y persecución.
Hace 30 años, un grupo de oficiales israelíes firmó una carta
reclamando al primer ministro Beguin no desperdiciar la posibilidad
de paz, no cerrar la puerta al diálogo: eran los días del presidente
Sadat, de la iniciativa egipcia que rompió el hielo de la hostilidad
entre esa república árabe –la primera que se animó a dar ese paso-
y el Estado de Israel.
Esa carta (Mijtav Haktzinim) fue el acta fundacional de Paz Ahora
(Shalom Ajshav), el movimiento que supo llenar plazas y calles de
Israel con lo más auténtico de la idea sionista: la aspiración de una
soberanía judía en convivencia –no en disputa- con otras
reinvidicaciones nacionales.
Hay otra fecha, en estos días que cruzan Pesaj, Iom Hashoá
veHagvurá (Día de Recordación del Holocausto y la Rebelión) y
culminan con Iom Haatzmaut (Día de la Independencia de Israel).
Se trata de una fecha que probablemente no sea significativa desde
lo histórico, pero es muy trascendental para mí: si uds. me
permiten, la comparto con uds.
Hace 35 años, el 24 de abril de 1973, arribó a Israel un contingente
de jóvenes argentinos, militantes y educadores del Movimiento
Hashomer Hatzair. Estos compañeros se radicaron en el sur de
Israel, en la frontera con Egipto, en Nir-Itzjak, un kibutz que lleva
el nombre de Itzjak Sadéh, comandante del Palmaj.
Desde entonces, Nir-Itzjak es nuestra casa y en ella nacieron
nuestros hijos y ya comenzaron a nacer los primeros nietos.
Nuestros campos bordean el desierto de Sinaí: es posible que
muchas de las escenas que uds. leen en las narraciones de Pesaj
sobre el camino de Moisés y su grey desde Egipto, hayan
transcurrido a metros de nuestra casa.
El kibutz, como otros kibutzim, como la ciudad de Sderot, supo de
días de guerra y noches de terror. Pero sus habitantes estudian,
trabajan, cultivan y cosechan en los campos del Neguev.

18
Que Pesaj, la fiesta de la libertad, sea - en Israel, en América
Latina, en todas partes- un momento de reflexión, de reencuentro
con su raigal significado: no someterse a la desesperanza y a la
resignación.

19

También podría gustarte