Está en la página 1de 4

DEMOCRACIA

¿Existe democracia
en los partidos políticos?
LA IDEA EN BREVE
• 76% de peruanos está a favor de que los organismos
electorales fiscalicen las elecciones internas de los
partidos políticos; sin embargo, los partidos todavía
muestran resistencia para lograr elecciones legítimas,
limpias y competitivas.

• La ley actual otorga plena facultad al órgano electoral
partidario para realizar sus elecciones internas sin
obligación de la intervención de organismos electorales. Más aún, las posibles discrepancias surgidas en el
proceso electoral deben ser resueltas por el propio
partido.

• Unas elecciones internas supervisadas pueden ser el
primer filtro para garantizar una selección de candidatos que sea el resultado de la voluntad mayoritaria de
las bases del partido, y no un producto de intereses de
la cúpula partidaria.

• De lograrse elecciones internas supervisadas, se
daría un soporte a la propuesta de ley que eliminaría el
Voto Preferencial, pues garantizaría un mejor filtro de
las listas parlamentarias que entrarían por orden y ya
no por votación individual.

Gráfico 1

SUPERVISIÓN DE LA
ONPE A ELECCIONES
INTERNAS
Los procesos de
elección de candidatos
al interior…

Siempre deben
ser supervisados
por ONPE

TO

VO

76%

Deben ser conducidos
solo por los del partido,
sin intervención del
Estado

11%

Fuente: Encuesta de GFK, realizada en marzo del 2014 a
1239 personas de 18 años a más en el Perú Urbano.

Informe 2015-04

ELE
CC
INT IONES
ERN
AS

cuando el
6% Solo
partido lo pida,

sabe /
7% No
No opina

podrán ser
supervisados
por ONPE

www.integracion.pe

1

DEMOCRACIA

Un amplio 76% de peruanos cree que las elecciones
de candidatos al interior del partido deben ser supervisadas por la Organización Nacional de Procesos Electorales (ONPE), como muestra el gráfico 1.
La Ley de Partidos Políticos (LPP), ley 28094 publicada en octubre del 2003, señala que estos procesos
pueden contar con el apoyo y asistencia técnica de la
ONPE, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y el
Registro Nacional de Identificación y Estado Civil
(RENIEC) para la organización y fiscalización de los
comicios internos (organizadas en la actualidad por
los comités electorales de cada partido, órgano autónomo y permanente). Sin embargo, esta norma no
tiene carácter obligatorio y, de presentarse irregularidades en el proceso, queda en manos de los partidos subsanarlas.
Actualmente, en el Perú se observa una gran resistencia de los partidos políticos para poner en práctica mecanismos para lograr elecciones legítimas,
limpias y competitivas. Es frecuente encontrar en los
partidos organismos electorales internos que no
cuentan con una normativa que garantice la eficiencia e imparcialidad de estos procesos de selección de
candidatos y autoridades1.
Según Gerardo Távara, Secretario General de la Asociación Civil Transparencia, aún no existe un consenso en la clase política que defina a los partidos
políticos como entidades privadas e independientes
(empresas), o como instituciones privadas que deben
ser reguladas en cierta medida por el Estado, al
cumplir una función pública. “En el mundo se avanza
cada vez más hacia esa regulación, pero en el Perú
todavía hay partidos que pueden tener presidentes
vitalicios”, señala el especialista.

La democracia al
interior del partido
La democracia interna dentro de los partidos garantizaría que la selección de sus dirigentes y candidatos sea el resultado de la voluntad mayoritaria de
las bases del partido, y no la imposición de las
individualidades o élites políticas o económicas2. En
el Perú, según la LPP, los partidos deben realizar
elecciones internas para elegir a sus representantes
y pueden ser a través de las siguientes modalidades:
1) Jurado Nacional de Elecciones. En busca de la reforma electoral. Lima, mayo 2014.
2) IDEA Internacional (2014). La política al encuentro de las políticas.
3) En el caso de los candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de la República, solo a través
de las modalidades abiertas o cerradas, o por elección indirecta.

Informe 2015-04

1

Elecciones abiertas. Pueden participar tanto los
afiliados de los partidos como la ciudadanía en
general.

2

Elecciones cerradas. Solo participan los afiliados
a las organizaciones políticas.

3

Elecciones indirectas. A través de los delegados
elegidos por los órganos partidarios según
estatuto del partido.

Estas modalidades se aplican para elegir al menos el
80% de los candidatos al Congreso, al Parlamento Andino, consejeros regionales y regidores3. El 20% de
candidaturas restantes pueden ser designadas directamente por el comité ejecutivo de cada partido4. Este
mecanismo permite que el partido invite a figuras que
no necesariamente tienen trayectoria política o que,
según las dirigencias, no necesitan elección interna.
Sin embargo, para evitar que los líderes que obtuvieron su legitimidad en las urnas se vean desplazados
en el padrón electoral por los invitados, es necesario
que el Estado establezca medidas para asignar de
manera más equitativa y democrática las posiciones
en sus listas5.
Por otro lado, la LPP otorga plena facultad al órgano
electoral partidario para la realización de elecciones
internas a diferencia de las regulaciones en otros
4) Hurtado, Virgilio (2011). Avances en el control jurisdiccional de los procesos
de democracia interna. Revista de derecho electoral.
5) IDEA Internacional y Transparencia (2004). Ley de partidos políticos: la
construcción de un consenso.

www.integracion.pe

2

DEMOCRACIA

países. No sólo eso, las posibles discrepancias surgidas en el proceso electoral deberán ser resueltas
según las propias disposiciones del partido; es decir,
un proceso sin regulación externa. En países en los
que se regulan las elecciones primarias como Uruguay y Bolivia, son la Corte Electoral y la Corte Nacional Electoral (organismos extrapartidarios), respectivamente, las que resuelven y hasta conducen los procesos electorales en mención6.

¿Cómo es la democracia interna
en otros países de latinoamérica?
En Argentina, las elecciones internas
son obligatorias para todos los
partidos que quieran competir en las
elecciones nacionales; son abiertas a
todos los ciudadanos, quienes
deberán participar incluso si no son
afiliados a ningún partido político y se
dan de manera simultánea en todo el
país cada dos años. Es la Cámara
Nacional Electoral que maneja su
organización.

En Chile, las elecciones internas no
son obligatorias. Los partidos que
decidan realizarlas, deberán inscribir
las candidaturas en el Servicio
Electoral (Servel) y decidir qué
sistema de participación llevarán, es
decir si participarán los afiliados o
todos los ciudadanos. El voto, en
cualquier caso, será voluntario.

Cómo funciona en la realidad

zaciones políticas con bastante frecuencia es que los
afiliados votan para elegir a los delegados y estos
últimos se reúnen en una asamblea para designar a
sus autoridades partidarias.
Por su parte, Carlo Magno Salcedo, experto en temas
electorales, precisa que para algunos partidos recurrir a elecciones para elegir a sus representantes es
solo un ritual que sirve para convalidar decisiones que
ya están tomadas por la cúpula partidaria.
Según Salcedo, otro mecanismo típico del manejo de
la elección es el control de los comités electorales.
Los comités electorales, en teoría, son autónomos,
pero en realidad suelen estar condicionados por las
cúpulas. Se desnaturaliza la democracia con el
manejo de los padrones. ¿Qué genera esto? Militantes
que van a votar el día de la elección y no están en el
padrón o personas que aparecen en el padrón sin ser
militantes y son llevadas por alguno de los candidatos
del partido.

Rutas hacia el cambio
El JNE, en coordinación con la ONPE y el RENIEC, ha
presentado un proyecto de ley que modifica la LPP.
Uno de los objetivos de esta propuesta es el fortalecimiento de la democracia interna de los partidos
mediante la intervención obligatoria de los organismos electorales en las elecciones internas.
Estos serían los encargados de organizar y fiscalizar
las elecciones de autoridades y candidatos en el
interior de los partidos: RENIEC elaboraría el padrón
electoral, ONPE organizaría los comicios y JNE fiscalizaría y resolvería controversias. Según Salcedo, esta
reforma permitiría fortalecer a las organizaciones
políticas para lograr que haya elecciones internas
legítimas para seleccionar candidatos, reseñar la
actividad partidaria de manera continua y promover
normas que disminuyan los riesgos del caudillismo.

Virgilio Hurtado, especialista en Derecho y Sistema
Electoral, señala que en la realidad son muy pocos los
partidos que recurren a elecciones internas donde
todos los afiliados están presentes y entre ellos
existen influencias para elegir a sus representantes.
Según Hurtado, lo que sucede al interior de las organi-

Cabe señalar que otras iniciativas de reforma electoral se han presentado para aumentar la responsabilidad de los partidos políticos en la elección de sus
candidatos. Por ejemplo, se ha aprobado una nueva ley
llamada Curul Vacía7, por la cual el partido no podrá
reemplazar al congresista que tenga una condena
judicial firme por narcotráfico, terrorismo, trata de

6) IDEA Internacional y Transparencia (2004). Ley de partidos políticos: la construcción de un
consenso.

7) Resolución legislativa del Congreso n° 002-2014-2015-CR publicada el
20/03/2015 en el diario oficial El Peruano.

Informe 2015-04

www.integracion.pe

3

DEMOCRACIA

personas o lavado de activos. Además, la Comisión de
Constitución del Congreso ya ha aprobado un dictamen para crear una norma que prohíba a los congresistas tránsfugas de formar o adherirse a otras bancadas y de ocupar cargos directivos en el parlamento y
en sus comisiones8.
Más allá de las posibles reformas, y ante el inminente
comienzo de la campaña para las Elecciones Genera-

les del 2016, el JNE ha llamado la atención sobre la
necesidad de realizar elecciones internas transparentes para el nombramiento de los próximos candidatos.
De hecho, según el artículo 23 de la LPP, estos comicios deben convocarse 180 días antes de las elecciones generales y 21 días antes de la inscripción de
candidatos; es decir, entre el 13 de octubre y 21 de
diciembre del 2015 para presidente y vicepresidentes,
y hasta el 20 de enero para parlamentarios.

La democracia interna y el
voto preferencial
Además de la propuesta presentada por los organismos electorales, la iniciativa de eliminar el voto
preferencial9 influiría en la fortaleza de los partidos. Según Carlo Salcedo, se podría suprimir el
voto preferencial solo al instaurar mecanismos de
supervisión electorales más formales, y no antes.
Si bien algunos analistas políticos dicen que el voto
preferencial se debería anular (pues genera más
fricciones dentro del partido) este fundamento
teórico no toma en cuenta que en realidad en el
país no existen partidos consolidados. Entonces,
para Salcedo, la falta del voto preferencial generaría que solo los primeros puestos de las listas se
beneficien a la hora de la votación y que genere más
corrupción dentro del partido. Por ejemplo, se
podrían beneficiar los que pagan más por contar
con los primeros lugares.
Adicionalmente, se podría perjudicar el porcentaje
de mujeres que llegan al Congreso. De acuerdo con
el Movimiento Manuela Ramos, el voto preferencial
favorece la elección de mujeres al permitir su
reubicación hacia los primeros lugares de la lista

AS
ESIST

R
CONG

elegida. Así, en la elección nacional del 2011 por
efecto del voto preferencial, 50% de mujeres elegidas al Congreso mejoraron su ubicación frente a
solo el 43% de hombres .
Si se elimina el voto preferencial, se debería asegurar la alternancia en la propia lista (bajo el orden de
hombre y mujer sucesivamente). Según Pilar Tello,
en el año 2006 el 28% de los representantes elegidos al Congreso fueron mujeres, este porcentaje
bajó a 22% en las elecciones generales del 2011. De
allí la importancia de generar mecanismos para
que las mujeres no pierdan representatividad en
cualquier tipo de decisión política.

AGRADECIMIENTOS:
• Gerardo Távara, Secretaria General de Asociación Civil Transparencia.
• Carlo Magno Salcedo, Profesor de la Escuela de Ciencia Política de la UNMSM.
• Virgilio Hurtado, Profesor de la Escuela de Ciencia Política de la UNMSM.
• Ana Neyra, Asesora de la Presidencia del Jurado Nacional de Elecciones.
8) Dictamen presentado al Congreso de la República - 03/04/2014. Al cierre de este
informe, el dictamen se encuentra pendiente de ser discutido en el Pleno del
Congreso.

Informe 2015-04

9) Proyecto de Ley 09/2011: Al cierre de este informe, se espera que este
proyecto sea aprobado por la Comisión de Constitución del Congreso de la
República para ser llevado al Pleno.

www.integracion.pe

4