Está en la página 1de 2

El Perdon

Tema Biblico sobre el perdon, muchos ya han hablado sobre este tema no
obstante lo han hecho sin antes haber escudriñado en las Escrituras, lo que ha
producido mucha confusion en el pueblo de Dios acerca de este tema.

Mateo 18:15-20 ; 22

Mas si tu hermano peca, ve y redargúyele entre ti y el solo; si te escucha, has


ganado a tu hermano.
Mas sino no escucha, toma contigo uno o dos, para que por boca de dos
testigos o tres quede zanjado todo asunto;
mas si desoye a ellos dilo a la iglesia, y si también a la iglesia desoye, sea para
ti como el gentil y el publicano.
De cierto os digo que todo lo que prohibáis en la tierra quedará prohibido en el
cielo, y todo lo que permitáis en la tierra quedará permitido en el cielo….
El concepto de perdón se aplica en un sentido muy amplio que va desde un
simple pedido de disculpas, hasta el perdón divino, boleto de entrada a la Vida
Eterna. El diccionario lo define como la “Remisión de la pena merecida, de la
ofensa recibida o de alguna deuda u obligación pendiente”. A lo largo de la
historia, el concepto va cambiando, y no todas las sociedades entienden lo
mismo por “perdonar”. En el plano religioso, recordemos que el tema del
perdón[3], fue la causa principal que motivó la Reforma Protestante, allá por el
año 1517.
Pero si tu hermano se arrepiente debes perdonarle hasta setenta veces siete…
Vs. 22
Es decir “ Siempre”

“PERDÓN”
La palabra mas importante en la historia de la humanidad tiene que ver con
sacrificio.
Para que haya perdón tiene que haber primero una expiación.
PERDÓN del Griego.
- Jarizomai : Tratar benévolamente
- Afiemi : Soltar, dejar ir
- Apolyo : Liberar
- Paresis : Pasar por alto.

- Todos tienen que ver con una acción realizada con una determinada actitud

¿Cómo debemos perdonar?

- “…De la manera que Cristo nos perdonó, así hacedlo tambien vosotros.”
(Col.3:13 ; Ef.4:32)

Mateo 18:23-24
Lucas 7:40-49

“El perdón está relacionado con la fe”

- Hechos 10:43 ; Santiago:5:15


“ El que yo perdone no es un merito para que reciba mas gracia de Dios”

“Mas bien es el medio por el cual la gracia de Dios la hacemos nuestra”

Por tanto un creyente que no perdona, es una persona que no puede vivir en la
Gracia de Dios.
CONDICIONES DEL PERDON

El perdón debe ser solicitado. Jesús, colgado en el madero, perdonó al


ladrón crucificado a su lado que lo solicitó. ¿Cómo sabía Jesús que el pedido
fue genuino? Porque el Espíritu Santo que moraba en Él daba testimonio de
eso. Solo el Espíritu Santo puede dar prueba de un verdadero
arrepentimiento.
Jesús dijo, en la antesala de su muerte, en medio del más terrible sufrimiento:
“Padre perdónalos porque no saben lo que hacen Jesús le pide al Padre
por sus asesinos pero no se atreve a otorgarles el perdón Él mismo, ¿Por qué?
Porque no tenía la convicción del Espíritu Santo. ¿Acaso creemos que los
asesinos de Jesús fueron salvos? La decisión de otorgar o no el perdón, ante
tal nivel de gravedad, se correspondía con la jerarquía del Padre. Tengamos
en cuenta que Jesucristo en la tierra era Dios hecho hombre. Era un
hombre lleno del Espíritu en la más perfecta armonía con el Padre.
El Espíritu Santo es el único vínculo capaz de compatibilizar la correspondencia
perdonador – perdonado.
Así como vimos que hay condiciones que deben darse por parte de quien
desea perdonar, también hay condiciones para aquel que desea ser
perdonado.
El Espíritu Santo está dispuesto a perdonar, tal como sucede con la Salvación.
El asunto es “si se quiere” ser perdonado. O “porqué” o “para que” se quiere
ser perdonado. Hay intenciones ocultas en los corazones de los hombres que
solo pueden ser reveladas por el Espíritu Santo. ¿Quién sino Dios, sabe si un
pedido de perdón es realmente genuino? Incluso, nadie sabe con certeza, sino
solo Dios, las consecuencias de tal acto, tanto para el dador como para el
receptor de la dádiva.