Está en la página 1de 35
VEAMOS · "LA BUENA TIERRA"
VEAMOS · "LA BUENA TIERRA"
VEAMOS
·
"LA BUENA TIERRA"
VEAMOS · "LA BUENA TIERRA"
VEAMOS · "LA BUENA TIERRA"
VEAMOS · "LA BUENA TIERRA"
Océano Atlántico ÍNDICE Las tierras de la Biblia 4 Jerusalén y el templo de Salomón
Océano
Atlántico
ÍNDICE
Las tierras de la Biblia
4
Jerusalén y el
templo de Salomón
El mundo de los patriarcas
6
Imperios qu e
atacaron la Tierra Prometida
De Egipto a la Tierra Prometida
8
Israel en su entorno geográfico
10
"Una tierra buena y espaciosa"
12
La inf! uencia de Grecia y Roma
en el pueblojudío
Jesús "en el país de losjudíos "
Cuando "Jehová levantabajueces"
14
Jerusalén y el templo que Jesús conoció
Israel en tiempos de David y Salomón
16
La difusión del cristianismo
La Tierra Prometida
18
Índice para los mapas
©
2003 Wa tch Tower Bibl e a nd Trac t So ci e t y o f Penn sylv a ni a
To dos los d e rechos rese rvados
Prim e ra impres ió n e n in g lés:
575.000
ejempl a res
Veam os "l a bu e na ti e rr a "
A
Edito res
Wa tc ht o we r Bible a nd Tract So ci e tyo f Ne w Yo rk , Inc.
Broo kl yn , New Yo rk , U.S.A .
Impr eso p o r la A ssoc ia¡;:ao Torre d e Yi g ia d e Bíbli as e Tra ta d os
Ro d o via SP- 141 , km 43, 1828 5-000 Cesá ri o La nge , Sp' Bra s il
me no s qu e se
la Bibli a so n de
indiqu e lo co ntra ri o , las cit as d e
la ve rs ió n e n le ng uaj e mo dern o
Trad ucción de l N uevo Mund o d e la s Santa s Esc rituras
(co n referencias)
"S ee th e Good Land"
Spa nis h (g l-S )
Hec ho en Br as il

20

22

El pueblo de Dios regresa a su tierra 24

26

28

30

32

34

e Good Land" Spa nis h (g l-S ) Hec ho en Br as il 2
e Good Land" Spa nis h (g l-S ) Hec ho en Br as il 2
Mar Arábigo N - -.~ Procedencia de las ilustraciones: todas A las fotos excepto las
Mar Arábigo N - -.~ Procedencia de las ilustraciones: todas A las fotos excepto las
Mar
Arábigo
N
- -.~
Procedencia de las ilustraciones: todas A
las fotos excepto las de las páginas 6 (abajo),
24 y 25: Pictorial Archive (Near Eastern History)
Es\.; mapas de las páginas 9 , 17 (excepto recuadro),
18, 19 Y 29: basados en mapas propiedad de Pictorial
Archive ( Near Eastern Histor y) Es\. and Survey of Israel rn
18, 19 Y 29: basados en mapas propiedad de Pictorial Archive ( Near Eastern Histor y)
18, 19 Y 29: basados en mapas propiedad de Pictorial Archive ( Near Eastern Histor y)
A 2 3 MA L TA 4
A
2
3
MA L TA
4
N
N

A

A

A 2 3 MA L TA 4 N A A LAS TIERRAS DE LA BIBLIA C
A 2 3 MA L TA 4 N A A LAS TIERRAS DE LA BIBLIA C

LAS TIERRAS DE LA BIBLIA

C UANDO Israel se preparaba para entrar en la Tierra Prometida, Moisés expresó a Dios un

profundo deseo: "Déjame pasar, por favor, y ver la buena tierra que está al otro lado del Jordán, esta buena región montañosa y el Líbano" (Dt 3:25). Aunque Moisés no vio cumplida su petición, sí se le permitió ascender a una montaña situada frente a Jericó y ver la tierra, 'desde Galaad hasta Dan y la tierra de Judá hasta el mar occidental yel Négueb y el valle del Jordán' (Dt 3:27; 34: 1-4). ¿Ha oído nombrar estos lugares? ¿Sabe dónde están? Hoy día, muy pocos siervos de Jehová pueden visitar los numerosos sitios sobre los que leen en la Biblia. A la gran mayoría no le es posible hacer lo que Dios ordenó a Abrahán, es decir, recorrer en toda su extensión la Tierra Prometida (Gé 13:

14-17). Aun así, a los cristianos verdaderos les en- tusiasma ampliar su conocimiento de los lugares bíblicos y ver cómo se relacionan entre sí.

VEAMOS "LA BUENA TIERRA" le resultará un ins-

trumento muy útil para comprender mejor las Es- crituras. Contiene fotografías de lugares que aún existen, como Galaad, que aparece en la portada. Aún más reveladores son los mapas, que profun- dizarán su conocimiento de las tierras bíblicas. El mapa de las páginas 2 y 3 muestra los terri- torios y regiones principales. Por ejemplo, al ob- servar la ubicación de Asiria y Egipto con respecto a la Tierra Prometida, entenderá mejor las profecías sobre estas naciones (Isa 7:18; 27:13; Os 11:11; Miq 7:

12). La estrecha franja llamada

la Tierra Prometida era un anti- guo cruce de caminos, y otras na- ciones procuraron apoderarse de sus fértiles campos de grano, vi- ñas y olivares (Dt 8:8; Jue 15:5). En ocasiones hallará conve- niente comparar los mapas. Por ejemplo, a Jonás se le encomen- dó ir a la capital de Asiria, pero él se embarcó rumbo a Tarsis (Jon 1:1-3). ¿Puede localizar las dos zonas geográficas en el pri- mer mapa? Ahora bien, no debe confundirse Tarsis con Tarso, la ciudad natal del apóstol Pablo. Encontrará Tarso y otras ciuda- des notables en el mapa ubicado junto a estas líneas. Al observar dónde están Ur, Harán y Jerusalén, piense en la distancia que Abrahán cubrió y en la ruta que siguió. Tras salir de Ur obedeciendo a Jehová, re- sidió en Harán, y luego se tras- ladó a la Tierra Prometida (Gé

11:28-12:1; Hch 7:2-5). El viaje de

Abrahán cobrará más vida si estudia la sección "El mundo de los patriarcas" (págs. 6, 7). Ni el primer mapa ni el que aparece aquí son de una época concreta; sin embargo, los demás se hallan generalmente en orden cronológico, y las ciudades y los detalles tienen que ver con sucesos de cierto período. Aunque el índice (págs. 34, 35) no incluye todos los nombres geográficos, con fre- cuencia le ayudará a determinar qué mapas se rela- cionan con el objeto de su investigación. El mapa de la doble página central (págs. 18, 19) es el que contiene más pueblos y ciudades de la Tierra Prometida. La lista de signos convenciona- les le permitirá localizar las ciudades levitas y las seis ciudades de refugio, así como saber si cierto lugar se menciona en las Escrituras Hebreas, en las Escrituras Griegas, o en ambas.

de refugio, así como saber si cierto lugar se menciona en las Escrituras Hebreas, en las
de refugio, así como saber si cierto lugar se menciona en las Escrituras Hebreas, en las
de refugio, así como saber si cierto lugar se menciona en las Escrituras Hebreas, en las
e B o G H 1 Mar Negro Mar Caspio 2 ASIA MENOR GRECIA ~
e
B
o
G
H
1
Mar Negro
Mar
Caspio
2
ASIA MENOR
GRECIA
~
.
Corinto·
·Antioquía
(de Pi idja)
.T~ o
3
·Antioquía
(de Siria)
CHIPRE
Sidón.
. Qa ma co
Tiro·
C esarca
TIERRA
JERUSALÉN
4
~ ~~T~I~A M OAB
~dé •
EDOM
Omi 500 I o km 500
Omi
500
I
o km
500

B

e

o

+Mte. Silla{ ARABIA 5 G H
+Mte. Silla{
ARABIA
5
G
H
Omi 500 I o km 500 B e o +Mte. Silla{ ARABIA 5 G H En

En la actualidad se desconoce la ubicación de algunos lugares bíblicos, de modo que la mayoría de tales nombres no figuran en el mapa central. Tampoco ha sido posible incluir todas las ciuda- des y poblaciones, como las que se enumeran para trazar los límites territoriales de las tribus (Jos, caps. 15-19). Sin embargo, en el mapa suelen apa- recer ciudades cercanas, de modo que podrá ubi- car el lugar de manera aproximada. Se han señala- do algunos accidentes geográficos (montañas, ríos o valles torrenciales), y la elevación yel relieve del terreno se representan con distintos colores. Estos detalles le permitirán visualizar algunos aspectos de los sucesos que narra la Biblia. Encontrará más información sobre los lugares bíblicos en la enciclopedia Perspicacia para com- prender las Escrituras, disponible en muchos idio-

mas.* Al emplear dicha obra y otras ayudas para el estudio de la Biblia, tenga a mano el presente fo-

lleto VEAMOS "LA BUENA TIERRA". Consúltelo al

estudiar todos los pasajes de las Escrituras, que tantos beneficios aportan a su vida (2Ti 3:16, 17).

* Editada por los testigos de Jehová.

DÓNDE SE ESCRIBIERON LOS LIBROS DE LA BIBLIA Babilonia Cesarea Corinto Egipto Éfeso Jerusalén La
DÓNDE SE ESCRIBIERON LOS LIBROS DE LA BIBLIA
Babilonia
Cesarea
Corinto
Egipto
Éfeso
Jerusalén
La Tierra Prometida
Macedonia
Moab
Patmos
Roma
Susa
EL MUNDO DE LOS PATRIARCAS E STEBAN comenzó un famoso discurso con algunos datos geográficos:

EL MUNDO

DE LOS PATRIARCAS

E STEBAN comenzó un famoso discurso con algunos datos geográficos: "[Jehová] se apa-

reció a nuestro antepasado Abrahán, cuando él es-

taba en Mesopotamia, antes que se domiciliara

en Harán, y le dijo: [

mostraré'" (Hch 7: 1-4). Aquel mandato propicia- ría una serie de sucesos clave que ocurrirían en la Tierra Prometida y que tendrían como protagonis- tas a Abrahán, Isaac y Jacob, sucesos vinculados al

'Ve a la tierra que yo te

Abrahán vivió en Beer-seba, y sus rebaños pastaron en los alrededores
Abrahán vivió en Beer-seba,
y sus rebaños pastaron en los alrededores

Maris, o "el Camino del Mar", pasaba por Megui- dó y llegaba hasta Egipto. Sin embargo, Abrahán cruzó las montañas de Samaria y finalmente acampó en Siquem. Más tarde continuó hacia el sur por ese camino montañoso. Siga su viaje en el mapa mientras lee Génesis 12:8-13:4, y fíjese en otros lugares que fueron escenario de sus diversas experiencias: Dan, Damasco, Hobá, Mamré, So- doma, Guerar, Beer-seba y Moria (Jerusalén) (Gé

14:14-16; 18:1-16; 20:1-18; 21:25-34; 22:1-19).

Conocer algunos datos geográficos le permiti- rá comprender mejor las vivencias de Isaac y Ja- cob. Por ejemplo, cuando Abrahán estaba en Beer- seba, ¿adónde envió a su siervo a fin de hallar una esposa para Isaac? Lo mandó rumbo a Mesopota-

]

propósito divino de bendecir a la humanidad (Gé

12:1-3; Jos 24:3).

Dios pidió a Abrahán (o Abrán) que dejara atrás Ur de los caldeos, una próspera ciudad que en aquel entonces estaba situada en la ribera oriental del río Éufrates. ¿Qué ruta debía tomar? Desde Caldea, región también llamada Sumer o Sinar, di- rigirse directamente hacia el oeste parecería lo más sencillo; entonces, ¿por qué subir hasta Harán? Ur se hallaba cerca del extremo oriental de la Media Luna Fértil, un semicírculo que se extiende desde Palestina hasta las cuencas de los ríos Ti- gris y Éufrates. Es posible que esta zona tuvie- ra antiguamente un clima más moderado. Bajo la curva que describe la media luna se encuentra el desierto sirio arábigo, con sus colinas de piedra caliza y llanuras de arena. Según The Encyclopadia Britannica, constituía "una barrera prácticamente infranqueable" que separaba la costa mediterrá- nea de Mesopotamia. Había caravanas que atrave- saban el desierto desde el Éufrates hasta Damasco pasando por Tadmor, pero Abrahán no condujo a su familia y sus rebaños por aquella ruta. Más bien, remontó el valle del Éufrates has- ta Harán, desde donde tal vez siguió una ruta comercial hasta un vado situado en Carquemis, para entonces dirigirse al sur, hacia Damasco y a lo que llegó a llamarse el mar de Galilea. La Via

dirigirse al sur, hacia Damasco y a lo que llegó a llamarse el mar de Galilea.
Valle to"enc/al de Jaboq
Valle to"enc/al de Jaboq
dirigirse al sur, hacia Damasco y a lo que llegó a llamarse el mar de Galilea.
dirigirse al sur, hacia Damasco y a lo que llegó a llamarse el mar de Galilea.
r A G H Los viajes de Abrahán Los viajes de Isaac Los viajes de
r A
G
H
Los viajes de Abrahán
Los viajes de Isaac
Los viajes de Jacob
Rutas principales
2
3
4
4
LA TIERRA
\!!!!!!!!!!!!!!~!!!!!!!!!!!!!!!~~!!!!!!!!!!!!!!!~~~~!!!!!!!!!!!D~ PROMETIDA
mía (que significa "Tierra Entre Ríos"), a Pa-
dán-aram. Imagine ahora el agotador viaje en
camello que realizó Rebeca hasta encontrarse
con Isaac en el Négueb, quizá cerca de Qadés
(Gé 24:10, 62-64).
Posteriormente, su hijo Jacob (Israel) tuvo
que emprender un largo viaje parecido a aquel
para casarse con una adoradora de Jehová, '
pero al regreso siguió un itinerario algo dife-
rente. Tras vadear el Jaboq cerca de Penuel,
luchó con un ángel (Gé 31:21-25; 32:2, 22-30).
Esaú se encontró con él en esta zona, y luego,
cada uno de ellos se puso a morar en una región
distinta (Gé 33:1,15-20).
Después de que su hija Oina fue violada en
Siquem, Jacob se trasladó a Betel. Ahora bien,
¿puede imaginarse hasta dónde llegaron los hi-
jos de Jacob para que los rebaños de él pastaran
y dónde dio con ellos José? En este mapa, y en
el de las páginas 18 y 19, podrá ver la distancia
que separa Betel de Dotán (Gé 35: 1-8; 37: 12-17).
Los hermanos de José lo vendieron a unos mer-
caderes que se dirigían a Egipto. Aquel inciden-
te preparó la escena para la llegada de los israe-
litas a Egipto y para el éxodo. ¿Qué ruta cree
usted que siguió la caravana de los mercaderes
hasta llegar a su destino? (Gé 37:25-28.)
/
N
~
20~
A
I
I
I
I
~dés
2 1 01
o km
i
DE EGIPTO A LATIERRA PROMETIDA T ODO el mundo ha oído hablar del éxodo de
DE EGIPTO
A LATIERRA PROMETIDA
T ODO el mundo ha oído hablar del éxodo de
Egipto. Pero ¿qué les esperaba a Moisés y al
Las caravanas atravesaban la península del Slnaí
pueblo de Dios después de cruzar el mar Rojo?
¿Hacia dónde se dirigieron, y cómo llegaron al río
Jordán para entrar en la Tierra Prometida?
Su destino era la tierra de Canaán, pero Moisés
no tomó la ruta más corta, la que extendiéndose
unos 400 kilómetros a lo largo de la arenosa cos-
ta mediterránea pasaba justo por Filistea, territo-
rio enemigo de Israel. Tampoco atravesó la vasta
región central de la península del Sinaí, con su
pedregosa meseta abrasada por el sol. Más bien,
condujo al pueblo hacia el sur por la angosta lla-
nura litoral. Erigieron el primer campamento en
Marah, donde Jehová convirtió agua amarga en
dulce.* Después de partir de Elim, murmuraron
por causa del alimento, y Dios les dio codornices
pías, vagaron treinta y ocho años (Nú 13:1-14:34).
Entre otros lugares, se detuvieron en Abroná y
Ezión-guéber, y luego regresaron a Qadés (Nú 33:
33-36).
y luego maná. En Refidim volvieron a quejarse
por el agua, derrotaron a los amalequitas que los
atacaban, y el suegro de Moisés instó a este a apo-
yarse en hombres capaces (Éx, caps. 15-18).
Moisés llevó a los israelitas a las montañas que
se alzaban más al sur y los hizo acampar al pie del
monte Sinaí. Allí el pueblo recibió la Ley, constru-
yó el tabernáculo y ofreció sacrificios. En el segun-
do año se dirigieron al norte a través de un "desier-
Cuando por fin llegó el momento de que se en-
caminaran a la Tierra Prometida, no marcharon
directamente al norte, sino que rodearon el cora-
zón de Edom para subir por "el camino del rey"
(Nú 21:22; Dt 2:1-8). Para toda una nación que lle-
vaba consigo niños, animales y tiendas, no fue una
senda fácil de recorrer, pues su trazado descendía
serpenteando hasta el fondo de imponentes desfi-
laderos como los de Zered y Arnón (cuya profun-
didad supera los 500 metros), para luego ascender
por el lado opuesto (Dt 2: 13, 14, 24).
to grande e inspirador de temor", y parece que les
tomó once días llegar a la zona de Qadés (Qadés-
barnea) (Dt 1:1, 2, 19; 8:15). Por ceder al temor
que les infundió el informe negativo de diez es-
Finalmente alcanzaron el monte Nebo. Míriam
había muerto en Qadés; Aarón, en el monte Hor, y
ahora moría Moisés teniendo a la vista la tierra en
la que había deseado entrar (Dt 32:48-52; 34:1-5).
Le correspondió a Josué introducir a Israel en
ella, y así llegó a su fin una travesía que había co-
* Se desconoce la ubicación exacta de la mayoría de los luga·
res donde acamparon.
menzado
cuarenta años atrás (Jos 1: 1-4).
Israel acampó al pie del monte Slnaí
LIBROS B¡BLlCOS DE ESTE PERioDO
Génesis
Deuteronomio
Éxodo
Job
Levítico
Salmos (parte)
A 1 Ruta que siguió Israel Rutas principales Ruta de caravanas 2 3 4 4
A
1 Ruta que siguió Israel
Rutas principales
Ruta de caravanas
2
3
4
4
\
\
5
,
Ruta
-
- -
e(~.
, v-
7
8
8
9
10
12
ISRAEL EN SU ENTORNO GEOGRÁFICO J EHOVÁ le dijo a Abrahán: 'Vete de Ur, en
ISRAEL
EN SU ENTORNO GEOGRÁFICO
J EHOVÁ le dijo a Abrahán: 'Vete de Ur, en
Me-
sopotamia, al país que yo te mostraré'. Ese país
estaba habitado y rodeado por otras naciones (Gé
12:1-3; 15:17-21).
Cuando el pueblo de Dios salió de Egipto, ellos
no ignoraban que quizá tendrían que vencer la
resistencia de adversarios tales como "los déspo-
tas de Moab" (Éx 15:14, 15). Los amalequitas, los
moabitas, los ammonitas y los amorreos se halla-
ban en el camino de Israel hacia la Tierra Prometi-
da (Nú 21:11-13; Dt 2:17-33; 23:3, 4). Además, en di-
cha tierra encontrarían otras naciones enemigas.
Dios declaró que Israel tendría que "quitar de
delante" de él siete "naciones populosas" que me-
recían ser destruidas: los hititas, los guirgaseos,
los amorreos, los cananeos, los perizitas, los he-
veos y los jebuseos. Todas ellas se caracterizaban
por su corrupción moral y religiosa. Entre sus dio-
ses figuraba Baal (conocido por sus símbolos fáli-
cos en forma de columnas de piedra), Mólek (a
quien se sacrificaban niños) y la diosa de la fertili-
dad, Astoret (Astarté) (Dt 7:1-4; 12:31; Éx 23:23;
Le 18:21-25; 20:2-5; Jue 2:11-14; SI 106:37, 38).
En ocasiones se llama "Canaán" a toda la zona
geográfica que Dios le iba a dar a Israel, desde el
norte de Sidón hasta "el valle torrencial de Egipto"
(Nú 13:2,21; 34:2-12; Gé 10:19). Otras veces, la Bi-
blia menciona el nombre de varias naciones, ciu-
dades estado o gentes de esa tierra. Algunas esta-
ban establecidas en una región concreta, como los
filisteos en la costa o los jebuseos en las monta-
ñas que rodeaban Jerusalén (Nú 13:29; Jos 13:3).
Otras, en cambio, eran nómadas (Gé 34:1, 2; 49:30;
Jos 1:4; 11:3; Jue 1:16, 23-26).
Para el tiempo del éxodo, es probable que los
amorreos fueran la tribu más poderosa (Dt 1:
19-21; Jos 24:15).* Habían conquistado las tierras
moabitas hasta el valle torrencial de Arnón, aun-
que el territorio al otro lado de Jericó aún se de-
nominaba "las llanuras desérticas de Moab". Los
reyes amorreos también gobernaban Basán y Ga-
1aad (Nú 21:21 -23, 33-35;
22:1; 33:46-51).
A pesar de que contaban con el respaldo divino,
los israelitas no eliminaron a todas aquellas na-
ciones condenadas, las cuales se convirtieron con
el tiempo en un lazo para ellos (Nú 33:55; Jos
23:13; lue 2:3; 3:5, 6; 2Re 21:11). En efecto, Israel
cayó en la trampa a pesar de esta advertencia:
"No deben andar tras otros dioses, ninguno de los
dioses de los pueblos que se hallan todo en derre-
dor de ustedes" (Dt 6:14; 13:7).
* Al igual que cananeo, el término amorreo podía designar a to -
dos los pueblos del territorio o a uno de ellos (Gé 15:16; 48:22).
Derecha: el rey amorreo og dominó Basán,
célebre por sus toros y ovejas
AbaJo: en primer plano, Moab.
:~
m!,r $a/edo y el desierto de Judá
A 1/ SIRIA Damasco 1 NACIONES QUE HABíAN DE SER EXPULSADAS DE LA TIERRA PROM
A
1/
SIRIA
Damasco
1
NACIONES QUE HABíAN
DE SER EXPULSADAS
DE LA TIERRA PROM ETIDA
+Mte. H ermón
/
HEVEOS
2
2
·Dan
(Lal)
Jehová ordenó a Israel
que desposeyera
a las naciones que
. cy
\~~
3
adoraban a divinidades
falsas como Baal, Mó/ek
y la diosa de la fertilidad
Astoret (en la foto)
Hazor
c.,
3
~
~
.Astarot
4
4
.Edrei
Meguidó·
.T~C
)
AMORREOS
(OG)
5
5
~
~
s:
~
siquen
~
6
6
la
04
~!EJ~
¡:s
~
Afeq
' Ñ
~
I--
¡
o:::
.Rabá
7
,~
~ Gu~gal.
~
AMMÓN
~
Jencó·
EBUSEOS
~Hesbón
-Jerusalén
Gat.
Bef:
mes
AM
RREOS
W
8
~
(S
HÓN)
8
~
!
•Lakís
)
)
~
~
S
Hebrón-
~
.
Aroer
~
~ (Q¡jryat-arbá) N
-
~
·Debir
f:::;
9
J:
9
·Guerar
/
Beer-seba.
OS
MOAB
10
QUENITAS
f,
1)
Aqrabim.
~G
Mte.Hor+
11
~
\
-
Omi
20
• Hazar-addar (Addar[?])
EDOM
I
.~d és (~dés-barnea)
Okm
20
O
"UNA TIERRA BUENA Y ESPACIOS~' J UNTO a la zarza ardiente, Dios comunicó a Moisés

"UNA TIERRA BUENA Y ESPACIOS~'

"UNA TIERRA BUENA Y ESPACIOS~' J UNTO a la zarza ardiente, Dios comunicó a Moisés que
"UNA TIERRA BUENA Y ESPACIOS~' J UNTO a la zarza ardiente, Dios comunicó a Moisés que
"UNA TIERRA BUENA Y ESPACIOS~' J UNTO a la zarza ardiente, Dios comunicó a Moisés que
"UNA TIERRA BUENA Y ESPACIOS~' J UNTO a la zarza ardiente, Dios comunicó a Moisés que

J UNTO a la zarza ardiente, Dios comunicó a Moisés que liberaría a Su pueblo 'de la mano

de los egipcios y los haría subir de aquella tierra a

una tierra buena y espaciosa, a una tierra que ma- naba leche y miel' (Éx 3:8). Estas dos imágenes de computadora le ayuda- rán a hacerse una idea de la variedad de regiones naturales y terrenos de la Tierra Prometida (las elevaciones se han resaltado para mostrar mejor el relieve). Consulte la tabla de colores para determi- nar las altitudes con respecto al nivel del mar. Dicha tabla ofrece un modo de clasificar las re- giones naturales de la zona. Hallará una descrip- ción de estas, documentada con citas bíblicas, en

el libro "Toda Escritura es inspirada de Dios y prove-

chosa" (estudio núm. 1, págs . 270-278) yen la obra

Perspicacia para comprender las Escrituras (vol. 2,

págs. 584-588).*

* Publicaciones editadas por los testigos de Jehová.

metros ¡------;--------------------

2500

SECCIÓN TRANSVERSAL DE LA TIERRA PROMETIDA

--,

pies

7500

2500

2000

2000

1500
1500

6000 6000

4500

1500 4500

1000

500

·500

Región montañosa deJudá Tierra de Moab Llanura - de-F-ili=·s=te=a =---- -= -t----::--:--r-- :.(N_ ivel del
Región montañosa
deJudá
Tierra de Moab
Llanura
- de-F-ili=·s=te=a =----
-= -t----::--:--r--
:.(N_
ivel del mar)

rv-"'--~---l 3000

1000 3000

1500

1500 500

-1500

-500

-1500

/

:.(N_ ivel del mar) rv-"'--~---l 3 000 1 0 0 0 3000 1500 1500 5 0

Mte. Hermón (2814 m; 9232 pies)

REGIONES NATURALES

A.

B. Llanuras al oeste del Jordán

Costa del mar Grande

1. Llanura de Aser

2. Franja costera de Dor

3.

4.

5. Valle central de este a oeste

a. Llanura de Meguidó

Dehesas de Sarón Llanura de Filistea

b. Llanura baja de Jezreel

6. Desierto de J udá

7. Négueb

8. Desierto de Parán

D. Arabá (valle del Rift)

1. Cuenca del Huleh

2.

3. Valle del Jordán

4. Mar Salado (mar Muerto)

5. Arabá (sur del mar Salado)

Zona del mar de Galilea

C. Regiones montañosas al oeste del Jordán

E. Montañas y mesetas al este del Jordán

1. Colinas de Galilea

1. Basán

2. Galaad

3. Ammón y Moab

4. Altiplanicie de Edom

2. Colinas de Carmelo 3. Colinas de Samaria 4. Sefelá (colinas bajas)
2.
Colinas
de Carmelo
3.
Colinas de Samaria
4.
Sefelá (colinas bajas)
S. Región montañosa de Judá F. Montañas del Líbano E3
S. Región montañosa de Judá
F. Montañas del Líbano
E3

Beer-seba e

ca

O,IIIa del ma, Salado:

el punto más bajo drta TIerra

(a ~m

[1300 ples1

po, debajo del nivel del mar)

e ca O,IIIa del ma, Salado: el punto más bajo drta TIerra (a ~m [1300 ples1
CUANDO "JEHOVÁ LEVANTABA JUECES" N o LE costará hallar el monte Tabor (F4) en el

CUANDO "JEHOVÁ LEVANTABA JUECES"

N o LE costará hallar el monte Tabor (F4) en el mapa contiguo, al sudoeste del mar de Gali-

lea, en el valle de Jezreel. Trate de imaginar un ejér- cito de 10.000 hombres reunido en la cima. Jehová

se valió del juez Barac y de la profetisa Débora para

incitar a todo Israel a pelear contra Jabín, rey ca- naneo que llevaba veinte años oprimiendo al pue- blo. Al mando de Sísara, el jefe de su ejército, los

900 carros de Jabín, armados con temibles guada- ñas de hierro, llegaron desde Haróset hasta el lecho seco del Cisón, entre Meguidó y el monte Tabor. El juez Barac condujo a los hombres de Israel al valle para luchar contra las fuerzas de Sísara,

y Jehová aseguró la victoria causando una súbita

inundación que inmovilizó los carros de Sísara y sembró el pánico entre los cananeos (Jue 4: 1-5:31). Esta es solo una de las muchas victorias que Dios concedió a Israel en la época de los jueces. Tras la conquista de Canaán, la tierra se repartió entre las tribus de Israel. Observe dónde se estable- cieron algunas tribus no levitas. A la pequeña tribu de Simeón se le otorgaron varias ciudades enclava- das en el territorio de Judá. Después de la muerte de Josué, los israelitas decayeron en sentido espiri- tual y moral, y los enemigos los pusieron "en muy grave aprieto". En su gran compasión, "Jehová le- vant[ó] jueces", doce hombres de fe y valor que du-

rante tres siglos libraron a la nación de sus opreso- res (Jue 2:15, 16, 19). El juez Gedeón derrotó a 135.000 guerreros madianitas con tan solo 300 hombres ligeramen-

te armados, pe o capaces de moverse con rapidez.

El campo de batalla se situó entre el monte Guil- boa y Moré. Tras su victoria inicial, Gedeón persi-

guió al enemigo hacia el este, hasta adentrarse en

el desierto (Jue 6: 1-8:32).

Jefté, galaadita de la tribu de Manasés, libró del yugo ammonita a las ciudades de Israel situadas al este del Jordán. Para lograr su victoria, probable- mente empleó el Camino del Rey, que unía Ramot- galaad con la zona de Aroer (Jue 11:1-12:7). Las hazañas de Sansón contra los filisteos tuvie- ron como escenario la zona litoral entre Asquelón

y Gaza. Esta última se encuentra en una región

bien regada, famosa por sus productos agrícolas. Fue allí donde Sansón se valió de 300 zorras para prender fuego a los campos de grano, las viñas y los olivares de los filisteos (Jue 15:4,5).

Bien porque el relato bíblico mencione lugares concretos, o porque se desprenda del nombre de la tribu a la que pertenecían, sabemos que hubo jueces por toda la Tierra Prometida. Sin importar dónde ocurrieran los hechos, Jehová cuidó a su pueblo arrepentido en tiempos de crisis.

El monte Tabor, en el territorio de Isacar, domina el valle de Jezreel

La crecida del Cisón inmovilizó los carros de Sísara

en el territorio de Isacar, domina el valle de Jezreel La crecida del Cisón inmovilizó los
en el territorio de Isacar, domina el valle de Jezreel La crecida del Cisón inmovilizó los
A TRIBUS DE ISRAEL - Divisiones tribales Enclaves de Manasés 2 íiiI Enclaves de Simeón
A
TRIBUS DE ISRAEL
- Divisiones tribales
Enclaves de Manasés
2 íiiI
Enclaves de Simeón
Ciudades de refugio levitas
2
Rutas principales
3
3
JUECES
1. Otniel
~
4
4
2. Ehúd
~
,~ '""'-
3. Samgar
~
~
4. Barac
"-~
~
~
5 5. Gedeón
5
.~
~
6. Tolá
{;
"-
7. Jaír
~
()
8. Jefté
~~
6
9. Ibzán
6
10. Elón
:i~
11. Abdón
12. Sansón
7
7
8
RUBÉN
9
10
Bet-lebaot
(Bet-birí).
11
11
O mi
20
.Azmón
I
Okm
20
12
H
ISRAEL EN TIEMPOS DE DAVID Y SALOMÓN D IOS prometió dar a la descendencia de
ISRAEL EN TIEMPOS
DE DAVID Y SALOMÓN
D IOS prometió dar a la descendencia de
Abrán la tierra que se extendía "desde el río
LIBROS BíBLICOS DE ESTE PERíODO
de Egipto hasta [
] el río Éufrates" (Gé 15:18; Éx
23:31; Ot 1:7,8; 11:24). Cuando Josué entró en Ca-
naán, aún faltaban unos cuatro siglos para que la
Tierra Prometida alcanzara dichos límites.
El rey David conquist<? el reino arameo de
Zobá, que llegaba hasta el Eufrates, en el norte de
Siria.* Hacia el sur, sus victorias sobre los filisteos
le permitieron expandir su reino hasta la frontera
con Egipto (2Sa 8:3; 1Cr 18: 1-3; 20:4-8; 2Cr 9:26).
Luego, Salomón dominó "desde el Río [Éuf~a­
tes] hasta la tierra de los filisteos y hasta el límIte .
de Egipto", y su mandato prefiguró el pacífico
reinado del Mesías (l Re 4:21-25; 8:65; 1Cr 13:5;
SI 72:8 ; Zac 9: 10). Sin embargo, normalmente se
decía que la tierra que ocupaba Israel iba "desde
Dan hasta Beer-seba" (2Sa 3: 10; 2Cr 30:5).
El rey Salomón desobedeció a Dios al acumu-
lar numerosos caballos y carros (Ot 17:16; 2Cr
9:25). Estos podían recorrer toda una red de cal-
zadas y rutas (Jos 2:22; 1Re 11 :29; Isa 7:3; Mt
8:28). Solo conocemos bien el trayecto de unas
pocas de ellas, como "la calzada que sub[ía] de
Betel a Siquem y hacia el sur de Leboná" (Jue 5:6;
1 y 2 de Samuel
Salmos (parte)
Proverbios (parte)
El Cantar de
los Cantares
Eclesiastés
21 :19).
El libro The Roads and Highways ofAndent Israel
* El territorio de los rubenitas se adentraba en el desierto de
Siria, cuyo límite occidental era el Éufrates (1 Cr 5:9, 10).
(Los caminos y rutas del antiguo Israel) hace esta
observación: "La dificultad más obvia al investi-
gar la red viaria del antiguo Israel es el hecho de
que no haya p erdurado en el país ningún rastro
de los caminos del período del Viejo Testamen-
to, pues no es taban pavimentados". Aun así, la
topografía y lo" restos de ciudades desenterrados
indican el trayecto de muchos de ellos.
Los caminos solían condicionar los movimien-
tos de tropas (1 Sa 13: 17, 18; 2Re 3:5-8). A fin de
atacar Israel, los filisteos marcharon desde Eqrón
y Gat hasta la zona situada "entre Socoh y Aze-
qá", y el ejército de Saúl se encontró con ellos "en
la llanura baja de Elah", Cuando David dio muer-
te a Goliat, los filisteos huyeron y regresaron a
Gat y Eqrón, mientras que David subió a Jerusa-
lén (lSa 17:1-54).
Lakís (DIO), Azeqá (09) y Bet-semes (09) se
hallaban en rutas naturales que atravesaban la
Sefelá y se dirigían a las colinas de Judea, de
modo que eran ciudades clave para detener a los
enemigos que desde la Vía Maris intentaran pe-
netrar en el corazón de Israel (l Sa 6:9, 12; 2Re 18:
Derecha: valle de Elah; vista hacia
el este, en dirección a las montañas
de Judá
Abajo: una red de caminos surcaba
la Tierra Prometida
13-17).
hacia el este, en dirección a las montañas de Judá Abajo: una red de caminos surcaba
hacia el este, en dirección a las montañas de Judá Abajo: una red de caminos surcaba
A B e D 1 TERRITORIO y CAMINOS DURANTE LA MONARQuíA UNIDA 2 2 3
A
B
e
D
1
TERRITORIO y CAMINOS
DURANTE LA MONARQuíA UNIDA
2
2
3
3
4
4
Helam(?).
5
5
Ramot-galaad
6
Cl 6
~
.!
~
c3
7
8
8
9
9
10
10
N
A
11
20
I
20
12
E

A

B

e

1

~ LA

TIERRA PROMETIDA

2

ZONA DE JERUSALÉN

Gabaón Á Ramá· ÁGucba .Azmávct • Emaús • Kcfirá • Hazor . Guibcah Almón .
Gabaón Á
Ramá·
ÁGucba
.Azmávct
• Emaús
• Kcfirá
• Hazor
.
Guibcah
Almón
.
.
.
Á Abdón
Quiryat-jcar~ozah
Galim· ÁAnatot
3
oa/J ·
Nob••
Bahurim
Baal-pcrazim·
®
Betfagué
• Bet-émeq
JERUSALÉN· ° e · I
,.
rl'gll ., .
Betania
• Manáhat
• Belén
Jotbá•
4
°Caná
Rumá· ÁDimná
SIGNOS CONVENCIONALES
Belén
.Gat-héfer
Nazaret
0Dabcrat Á +.
• Ciudades levitas
Haroset. , •
Simrón
Kesulot.
•Dabéset.Sarid
5
I
• Ciudades de refugio
• Lugares de las Escrituras
Hebreas
Lugares de las Escrituras
Griegas
• Lugares de las Escrituras
Hebreas y Griegas
6
I
+
Picos montañosos
V.
t . Valle torrencial

T~I.~.

Piratón· .Baal-salisá Arumá .Siló Ramá .Zeredá _ (Arimatea) )esaná Timnat-sérah· .Baal-hazor ·Nebalat
Piratón· .Baal-salisá Arumá .Siló Ramá .Zeredá _ (Arimatea) )esaná Timnat-sérah· .Baal-hazor ·Nebalat
Piratón·
.Baal-salisá
Arumá
.Siló
Ramá
.Zeredá
_ (Arimatea)
)esaná
Timnat-sérah·
.Baal-hazor
·Nebalat
• Hadid
-Efraín
.Hai (Ofrá[?])
.Baal-hazor ·Nebalat • Hadid -Efraín .Hai (Ofrá[?]) Zorá· Bet-semes Maquedá. 4 . Jarmut

Zorá·

Bet-semes

Maquedá. 4.

Jarmut

Azeqá.·

Socó (Socoh)·

Adulam.

·Moréset

Lehi

• Zanóah

.Timnah

Queilá.

• Maresá (Maresah)

Guiló·

Safrr.

Etam.

~ \¡ ,~ ~~ ~ ~ ~ 8 ~ ~ ~ ~~ ~ ,CJ ~~~~
~
,~
~~
~
~
~
8
~
~
~
~~
~
,CJ
~~~~
9
~~0
10
Ziqlag
13

Bet-haran • Bet-

Ml e. Neb

(Pisgá

Bamot-ba

Baal-meó

Lakís

Kitlís.

Bet- Ml e. Neb (Pisgá Bamot-ba Baal-meó Lakís Kitlís. Bet-ezel· Ain. Quir de Moab (Quir-haréset) •

Bet-ezel·

Ain.

Quir de Moab (Quir-haréset)

Bet- Ml e. Neb (Pisgá Bamot-ba Baal-meó Lakís Kitlís. Bet-ezel· Ain. Quir de Moab (Quir-haréset) •
e D F
e
D
F

O~

O~

JERUSALÉN y EL TEMPLO DE SALOMÓN S E LA llamó "la pe rfección de la
JERUSALÉN
y EL TEMPLO DE SALOMÓN
S E LA llamó "la pe rfección de la belleza" y "el
pu eblo del
gran
Re y" (SI 48:2 ; 50:2 ; Lam 2:
15). Je r usalén fue la capital de la nación de Dios
(SI 76:2) . Cua ndo D avid se la arrebató a los jebu-
seos y la hizo su capital, fue llamada "la ciudad de
D avid ", o sencillamente "Sión" (2Sa
5:7).
Aunque no gozaba de una ubicación muy es-
tratégica, se hizo célebre porque Dios colocó Su
nombre sobre ella (Dt 26:2). Por lo tanto, fue el
centro religioso y administrativo de la nación.
La ciudad se halla a una altitud de 750 metros,
en el corazón de las montañas de Judea. La Biblia
hace alusión a su "encumbramiento" y a los que
'subían' para adorar a Dios allí (SI 48:2; 122:3, 4).
La Jerusalén antigua estaba rodeada de valles:
el de Hinón al oeste y al sur, y el valle torrencial
de Cedrón al este (2Re 23:10; Jer 31:40). El ma-
nantial de Guihón,* en el valle de Cedrón, y el
* El rey Ezequí as obstru yó es te ma na ntial y lo conectó me-
di a nte un túnel a un a ci stern a situada en el lado oeste (2Cr 32:
4, 30).
de En-roguel, al sur, la abastecían de agua fresca,
algo de especial importancia durante los asedios
de ejércitos enemigos (2Sa 17:17).
En el diagrama de la página 21, la ciudad de
David aparece en rojo. Durante los reinados de
David y Salomón, la ciudad se extendió hacia el
norte para incluir Ofel (en verde) y el monte Mo-
ria (en azul) (2Sa 5:7-9; 24:16-25). Salomón edificó
un imponente templo en esta cima algo más ele-
vada. Imagínese a las multitudes de adoradores
subiendo a "la montaña de Jehová" para celebrar
las fiestas anuales (Zac 8:3). La red viaria que se
muestra en la página 17 facilitaba tales viajes.
Decorado con oro y piedras preciosas, el templo
de Salomón fue una de las más costosas edificacio-
nes de la historia, y es notable que fuera Jehová
quien proporcionó los planos para su construcción.
Tal como se ve en el grabado, el templo se hallaba
flanqueado por grandes patios e instalaciones de
servicios. Estudiar sus detalles realmente merece la
pena ORe 6:1 -7 :51 ; lCr 28:11 -19; Heb 9:23 , 24).
En primer término , el emplazamiento
de lila ciudad de David ". El templo se alzaba
en la zona plana que se ve al fondo
Modelo generado por computadora
de la antigua Ilcludad de David"
y el templo de Salomón
ZONA DEL TEMPLO EN LOS DíAS DE SALOMÓN Pórtico Casa de la hija de Faraón
ZONA DEL TEMPLO EN LOS DíAS DE SALOMÓN
Pórtico
Casa de la hija
de Faraón
Casa del Bosque
del Líbano
del Trono
Torre de
Torre de
Hananel
Meah
"- /
Puerta del Pescado
CI
a
, Puerta de las Ovejas
Ir,
Puerta de
~ . la Guardia
SEGUNDO
~\ I
BARRIO
I
Torre de los
: Puerta de
• la Inspección
1. Santísimo
!
<;
2. Santo
!
'a
I Puerta '~
J de los 'Q
;"' Caballos CJ
3. Pórtico
4. Boaz
I
5. Jakín
}-8 ~
'Q
/ :¡fJ-g
~
6.
Altar de cobre
,,~rr~
~
7.
Mar fundido
,,# ~~
'y
~
I
v
8.
Carretillas
I ~
Puerta
i I
9.
Cámaras laterales
del Agua(?)
10.
Comedores
11.
Patio interior
Con el tiempo, Jerusalén se expandió hacia el
oeste y hacia el norte, y los reyes de Judá posteriores
a Salomón le agregaron puertas y murallas. Las
excavaciones arqueológicas que se están llevando
a
cabo quizá revelen con exactitud el trayecto y
la
extensión de algunos tramos de tales murallas.
N
La ciudad fue destruida en 607 a.E.C. y permaneció
setenta años desolada. Al cabo de unos ochenta
A opies
años del regreso de los judíos, Nehemías emprendió
I
Om
la inmensa obra de reconstrucción de sus muros.
IMPERIOS QUE ATACARON LA TIERRA PROMETIDA S AMARIA, la capital del reino norteño de Israel,

IMPERIOS QUE ATACARON LA TIERRA PROMETIDA

S AMARIA, la capital del reino norteño de Israel, fue capturada por los asirios

en 740 a.E.C. De este modo, los israelitas caye-

ron en manos de un imperio cruel. Asiria se en- contraba en el extremo norte de las llanuras de Mesopotamia, cerca del Tigris, uno de los gran- des ríos de la Media Luna Fértil. Nemrod había fundado Nínive y Cálah, sus principales ciudades (Gé 10:

8-12). En tiempos de Salma- nasar III, Asiria se expandió hacia el oeste para apoderar- se de Siria y del norte de Is- rael, regiones muy producti- vas y bien regadas. Este imperio comenzó a oprimir a Israel durante el reinado de Tiglat-piléser IJI (Pul), mencionado por nom- bre en la Biblia. Su campa- ña militar también afectó a Judá, situada al sur (2Re

15:19; 16:5-18). Con el tiem- po, las "aguas" de Asiria inundaron Judá y llega- ron hasta su capital, Jerusalén (Isa 8:5-8). El rey asirio Senaquerib invadió Judá en el año 732 a.E.C. (2Re 18:13, 14). Saqueó 46 de sus ciudades, entre ellas Lakís, estratégicamente si- tuada en la Sefelá. Como muestra el mapa, esto significa que sus ejércitos rodearon y cercaron Je- rusalén, la capital de Judá. Senaquerib se jacta en sus anales de que apresó a Ezequías "como a un pájaro en una jaula", pero las crónicas asi- rias eluden mencionar la matanza de los soldados de Senaquerib que llevó a cabo el ángel de Dios (2Re 18:17-36; 19:35-37).

El Imperio asirio tenía los días contados. Los medos, en su mayor parte procedentes de la acci- dentada meseta de lo que ahora es Irán, acosa- ron al resto del ejército asirio. Este hecho distrajo la atención de Asiria de sus provincias occiden- tales, las cuales también comenzaron a rebelar- se. Mientras tanto, los babilonios se hacían más fuertes, e incluso capturaron la ciudad de Asur. Nínive, "la ciudad de derramamiento de sangre", cayó en 632 a.E.C. ante una coalición de babilo- nios, medos y escitas (pueblo guerrero originario del nor- te del mar Negro), en cum- plimiento de las profecías de Nahúm y Sofonías (Na 3:1; Sof 2:13). A Asiria le llegó su fin en Harán, donde trató de resis- tir el ataque de las aguerridas huestes babilónicas hasta que

llegaran refuerzos de Egipto. Sin embargo, el avance del faraón Nekó hacia el norte se vio frenado en Meguidó por el rey Josías de Judá (2Re 23:29). Cuando Nekó llegó a Harán, ya era demasiado tarde: el Imperio asirio había caído.

ya era demasiado tarde: el Imperio asirio había caído. Tell Lakís Imperio babilónico ¿Qué ciudad le

Tell Lakís

Imperio babilónico

¿Qué ciudad le viene a la memoria al oír la expresión "jardines colgan- tes"? Babilonia, la capital de la po- tencia mundial del mismo nombre, representada proféticamente por un león alado (Da 7:4). La ciudad era célebre por su riqueza y comercio, así como por el predominio de la religión y la astrología. El imperio tenía su centro en las llanuras pantanosas del sur de Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Éufrates. Este último dis- curría por en medio de la capital, cuyas murallas parecían inexpugnables.

último dis- curría por en medio de la capital, cuyas murallas parecían inexpugnables. Maqueta de la
último dis- curría por en medio de la capital, cuyas murallas parecían inexpugnables. Maqueta de la

Maqueta de la antIgua Meguldó

último dis- curría por en medio de la capital, cuyas murallas parecían inexpugnables. Maqueta de la
último dis- curría por en medio de la capital, cuyas murallas parecían inexpugnables. Maqueta de la
H Mar Caspio 2 2 3 Mar Mediterráneo (Mar Grande) 3 4 N A 300
H
Mar
Caspio
2
2
3
Mar Mediterráneo
(Mar Grande)
3
4
N
A
300
I
300
5
5
A
G
H
Los babilonios abrieron rutas comerciales a tra-
vés del desierto rocoso del norte de Arabia. En cier-
to momento, el rey Nabonido residía en Temá y
dejaba que Belsasar gobernara en Babilonia.
Babilonia invadió Canaán en tres ocasiones.
Tras la derrota que Nabucodonosor infligió a los
egipcios en Carquemis (año 625 a.E.C.), los babi-
lonios avanzaron hacia el sur y llegaron a Hamat,
donde de nuevo se impusieron sobre los egipcios
que se batían en retirada. A continuación aso-
laron la costa hasta el valle torrencial de Egip-
to, incluida la ciudad de Asquelón (2Re 24:7; Jer
47:5-7). Durante esta campaña, Judá se convirtió
en vasalla de Babilonia (2Re 24:1).
LIBROS BíBLICOS DE ESTE PERíODO
Oseas
Isaías
Miqueas
Proverbios (parte)
Sofonías
Nahúm
Habacuc
Lamentaciones
Abdías
Ezequiel
1 y 2 Reyes
Jeremías
Recreación artística
de los jardines colgantes
de Babilonia
Cuando el rey Jehoiaquim de Judá se rebeló en
el año 618 a.E.C. , Babilonia envió contra Judá a
los ejércitos de las naciones cercanas, mientras
que sus propias tropas asediaron y toma-
ron Jerusalén. Poco después, la alianza que
el rey Sedequías estableció con Egipto en-
cendió la cólera de los babilonios, de modo
que de nuevo invadieron Judá y empezaron a
destruir sus ciudades (Jer 34:7). Finalmen-
te, Nabucodonosor dirigió su ejército contra
Jerusalén , yen el año 607 a.E.C. la conquistó
(2Cr 36:17-21; Jer 39:10).
EL PUEBLO DE DIOS REGRESA A SU TIERRA D os importantes cordilleras bordean la me-
EL PUEBLO DE DIOS
REGRESA A SU TIERRA
D os importantes cordilleras bordean la me-
seta en la que se sitúa el actual país de Irán:
los montes Elburz (al sur del mar Caspio) y los
Zagros (que corren hacia el sudeste, en dirección
al golfo Pérsico). Ambos sistemas montañosos es-
tán surcados por largos y fértiles valles de lade-
ras arboladas y clima templado. Pero más arriba,
las áridas planicies azotadas por el viento sufren
los rigores del gélido invierno, y en las cercanías
se extiende el escasamente poblado desierto de
la meseta. Fue en esta región, enclavada al este
de Mesopotamia, donde surgió el Imperio me-
dopersa.
Los medos se concentraban en el norte de la
meseta, aunque con el tiempo se extendieron
a Armenia y Cilicia. Los persas, por otro
lado, habitaban la parte suroccidental,
al este del valle del Tigris. A mediados
del siglo VI a.E.C., los dos reinos se alia-
ron a las órdenes de Ciro y formaron la
potencia mundial medopersa.
Las tropas de elro tuvieron que cruzar
los montes Zagros en su marcha hacia Babilonia
Ciro tomó Babilonia en 539 a.E.C. Sus domi-
nios se extendieron desde la India, en el este, hasta
Egipto y la actual Turquía, en el oeste. Apro-
piadamente, Daniel comparó el Imperio
medopersa a un "oso" voraz que 'comía
mucha carne' (Da 7:5). Ciro gobernó de
modo humanitario y tolerante. Dividió
el imperio en provincias, cada una ad-
ministrada por un sátrapa que solía ser
G
H
Imperio medopersa
Maracanda
(Samarcanda)•
3
PARTIA
ARIA
'&.¡}fediterraneo
.Cirene
ar r:
,
Babilonia·
ll131¿{
ARABIA
.Temá
N
GEDROSl.A
Omi
INDIA
A
¡
5
500
5
A
D
E
G
H
Bajo la dirección de Zorobabel, casi cincuenta mil hombres israelitas recorrieron de 800 a 1.600
Bajo la dirección de Zorobabel, casi cincuenta mil
hombres israelitas recorrieron de 800 a 1.600 ki-
lómetros (dependiendo de la ruta) para regresar a
Jerusalén. Allí se encontraron con una penosa si-
tuación económica, pues la tierra había permane-
cido desolada durante siete décadas. Lo primero
que los repatriados hicieron para reanudar la ado-
ración verdadera fue reconstruir el altar y ofrecer
sacrificios a Jehová. En el otoño del año 537 a.E.C.
celebraron la fiesta de las Cabañas (Jer 25:11;
29:10), y luego colocaron los cimientos de la casa
de Jehová.
persa, si bien un gobernante local bajo su
mando también ejercía cierta autoridad.
A los pueblos del imperio se les animó a
no dejar sus costumbres y religiones.
En consonancia con esta política, Ciro
permitió a los judíos que volvieran a Jeru-
salén para reconstruirla y reanudar la ado-
ración verdadera, tal como relatan Esdras
y Nehemías. ¿Cree usted que aquel gran
grupo regresó por el camino que una vez
recorrió Abrahán, remontando
el Éufra-
tes hacia Carquemis, o se inclina a pensar
que tomó la ruta más corta, la que pasaba
por Tadmor y Damasco? La Biblia no lo
especifica (véanse las págs. 6, 7). Con el
tiempo, los judíos también se establecie-
ron en otras zonas del imperio, como en el
delta del Nilo y aún más al sur. En Babilo-
nia permaneció una considerable comunidad ju-
día, lo que quizá explique por qué, siglos después,
el apóstol
Pedro
visitó aquella ciudad (1 Pe 5: 13).
En efecto, el Imperio medopersa tuvo mucho que
ver con que hubiera judíos en numerosos lugares
de los subsiguientes imperios griego y romano.
Tras conquistar Babilonia, los medopersas hi-
cieron de esta ciudad de veranos abrasadores un
centro administrativo. Susa, la anterior capital de
Elam, era una de las ciudades reales. Fue allí don-
de, posteriormente, el rey persa Asuero (al pare-
cer Jerjes I) convirtió a Ester en su reina y frustró
una conspiración que perseguía el exterminio del
Arriba: Puerta de todos los pueblos, en Persépolis
Recuadro: tumba de Ciro, en Pasargada
LIBROS BíBLICOS DE ESTE PERíODO
Daniel
Ageo
Zacarías
Ester
1 y 2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Malaquías
Salmos (parte)
pueblo de Dios a lo largo y ancho del inmenso im-
perio. Otras dos capitales medopersas fueron Ec-
bátana (a más de 1.900 metros sobre el nivel del
mar, con agradables veranos) y Pasargada (a la
misma altitud, unos 650 kilómetros al sudeste).
¿Cómo llegó a su fin esta potencia mundial?
En la cúspide de su poderío, Medopersia tuvo
que hacer frente a ciertas insurrecciones alenta-
das por los griegos en su frontera noroccidental.
En aquel tiempo, Grecia estaba dividida en ciuda-
des estado que guerreaban entre sí, pero que cola-
boraron para derrotar a las fuerzas persas en las
decisivas batallas de Maratón y Salamina. Esto
preparó el terreno para el declive de Medopersia
y la supremacía de una Grecia unificada.
LA INFLUENCIA DE GRECIA y ROMA EN EL PUEBLO JUDÍO ~ ------------------------------------------------------- T A
LA INFLUENCIA DE GRECIA
y ROMA EN EL PUEBLO JUDÍO
~ -------------------------------------------------------
T A EXPANSIÓN del que se convertiría en
L
el Imperio griego comenzó en las mon-
tañas de Macedonia, donde Alejandro, unjo-
ven de apenas 20 años, dirigió su ambiciosa
mirada hacia el oriente. En 334 a.E.C~cruzó
con su ejército el Helesponto (Dardanelos),
estrecho que separa Europa de Asia. Cual
ágil "leopardo", los griegos emprendieron
una serie de rápidas conquistas (Da 7:6).
Se impusieron a los persas cerca de Troya,
en las llanuras del río Gránico, y en Isos les
infligieron una derrota decisiva.
Luego invadieron Siria y Fenicia, y tras sie-
te meses de asedio capturaron la ciudad de Tiro
(Eze 26:4, 12). Perdonando Jerusalén, Alejandro
tomó Gaza y, ya en Egipto, fundó Alejandría, lla-
mada a ser un importante centro comercial yaca-
démico (Zac 9:5). Después de cruzar nuevamente
la Tierra Prometida, derrotó otra vez a los persas
en Gaugame1a, cerca de las ruinas de Nínive.
Desde allí se dirigió hacia el sur con el fin de to-
Tolomeo 11 reconstruyó Rabá y le puso el nombre
de Filadelfia. Aún se conservan las ruinas de
un gran anfiteatro romano
mar Babilonia, Susa y Persépolis, las capitales ad-
ministrativas del Imperio persa, para entonces
avanzar velozmente a través de sus dominios has-
ta alcanzar el rio Indo, en lo que ahora es Paquis-
tán. En tan solo ocho años, Alejandro conquistó
la mayor parte del mundo conocido de aquel tiem-
po. Pero en 323 a.E.C., a los 32 años de edad, la
malaria segó su vida en Babilonia (Da 8:8).
Tras la muerte de Alejandro, cuatro de sus generales se repanleron su Inmenso Imperio
e
A B
D
H
Imperio griego
1
-
Ruta de Alejandro
2
Alejandría
M
·ana.
3
4
N
A No-amón·
(Tebas)
O mi
O km
5
5
A B
e
D
~
La Tierra Prometida sufrió una intensa influencia heléni- ca. Algunos veteranos del ejérci- to de
La Tierra Prometida sufrió
una intensa influencia heléni-
ca. Algunos veteranos del ejérci-
to de Alejandro se establecieron
en ella, y para el siglo primero
existía la Decápolis, una federa-
ción de ciudades de habla griega
(Mt 4:25; Mr 7:31). Las Escritu-
ras Hebreas se habían traducido
al griego, y el koiné (griego co-
mún) fue el idioma internacio-
nal que contribuyó a la difusión
de las enseñanzas cristianas.
3
Imperio romano
¿Qué sucedía mientras tanto
en occidente? Roma, que ape-
nas había sido un conjunto de
pueblos a orillas del Tíber, fue
ganando importancia hasta que su eficiencia
militar y centralización política le permitieron
o mi
I
4
Okm
1000
A
B
E
anexionarse uno tras otro los territorios contro-
lados por cuatro de los generales de Alejandro.
Para el año 30 a.E.C. era evidente la supremacía
del Imperio romano, la primera manifestación de
la "bestia [
] espantosa" que Daniel contempló
en
1, 2). Jesús se bautizó y murió durante el manda-
to del emperador Tiberio. Algunos gobernantes
romanos persiguieron sin piedad a los cristianos,
pero no pudieron acabar con la fe verdadera. Des-
pués de trece siglos de existencia, el imperio su-
cumbió a los ataques de las tribus germánicas del
norte y de invasores nómadas del este.
una visión (Da 7:7).
Sus dominios se extendieron desde Britania
hasta el norte de África y desde el océano
Atlántico hasta el golfo Pérsico. Puesto que su
imperio rodeaba el Mediterráneo, los romanos
lo llamaron Mare Nostrum (Mar Nuestro).
La tierra de los judíos llegó a ser parte del im-
perio, de modo que en ella también se dejó sen-
tir la influencia de Roma (Mt 8:5-13; Hch 10:
Las calzadas romanas, como esta cercana
a Alepo, atravesaron Europa, el norte de África
y el Oriente Medio. Los cristianos las recorrieron
para difundir la verdad bíblica
Gerasa (Jerash), ciudad de la Decápolls
Oriente Medio. Los cristianos las recorrieron para difundir la verdad bíblica Gerasa (Jerash), ciudad de la
JESÚS "EN EL PAÍS DE LOS JUDÍOS" C UANDO dio testimonio a Cornelio, el após-
JESÚS "EN EL PAÍS
DE LOS JUDÍOS"
C UANDO dio testimonio a Cornelio, el após-
tol Pedro mencionó lo que Jesús había hecho
"tanto en el país de los judíos como en Jerusalén"
(Hch 10:39). ¿En qué regiones cree usted que el
Hijo de Dios llevó a cabo su histórico ministerio?
"El país de los judíos" incluía Judea, donde Je-
sús realizó parte de la obra que Dios le había enco-
mendado (Lu 4:44). Tras su bautismo, estuvo cua-
renta días en el desierto de Judá (o Judea), región
bastante árida y desolada frecuentada por rebel-
des y bandidos (Lu 10:30). Posteriormente, viajan-
do hacia el norte desde Judea le predicó a una mu-
jer samaritana cerca de Sicar (Jn 4:3-7).
Un repaso de los Evangelios muestra que Jesús
concentró sus esfuerzos en Galilea. Aunque viajó
a Jerusalén, al sur, para las fiestas anuales, pasó la
mayor parte de los primeros dos años de su minis-
terio en el norte de la Tierra Prometida (Jn 7:2-
10; 10:22, 23). Por ejemplo, cerca del mar de Ga-
lilea o sobre sus aguas expuso gran número de
. notables enseñanzas y ejecutó asombrosos mila-
gros. Recuerde que calmó sus embravecidas olas
Vista hacia el sudoeste del mar de Galilea
y la llanura de Genesaret. Capernaum aparece
en primer plano, a la izquierda
y hasta caminó sobre ellas, y que predicó desde
barcas a las muchedumbres que lo escuchaban en
sus orillas pedregosas. Sus primeros y más íntimos
discípulos procedían de comunidades pesqueras
y agrícolas de los alrededores (Mr 3:7-12; 4:35-41;
Lu 5:1-11; Jn 6:16-21; 21:1-19).
El centro desde el que Jesús expandió su minis-
terio galileo fue la ribereña Capernaum, "su pro-
pia ciudad" (Mt 9: 1). Se hallaba en una colina,
no muy lejos de donde pronunció el célebre Ser-
món del Monte. En ocasiones se trasladó en barca
desde las proximidades de Capernaum hasta Ma-
gadán, Betsaida u otros lugares cercanos.
Observe que la "propia cíudad" de Jesús no dis-
taba mucho de Nazaret, donde había crecido, ni de
Caná, donde convirtió el agua en vino, ni de Naín,
donde resucitó al hijo de una viuda, ni de Betsaida,
donde alimentó milagrosamente a 5.000 hombres
y devolvió la vista a un ciego.
Tras la Pascua del año 32 E.C., Jesús viajó al
norte hacia los puertos fenicios de Tiro y Sidón, y
luego extendió su ministerio a algunas de las diez
ciudades helenizadas conocidas como la Decápo-
lis. Estaba cerca de Cesarea de Filipo (F2) cuan-
do Pedro lo reconoció como el Mesías, y poco
después tuvo lugar la transfiguración, quizá en
el monte Hermón. Más tarde predicó en la re-
gión de Perea, al otro lado del Jordán (Mr 7:24-37;
8:27-9:2; 10:1; Lu 13:22,33).
Durante su última semana en la Tierra, Jesús
estuvo con sus discípulos en Jerusalén -"la ciu-
dad del gran Rey"- y sus alrededores (Mt
5:35). Puede localizar en el mapa algunas pobla-
ciones vecinas mencionadas en los Evangelios,
como Emaús, Betania, Betfagué y Belén (Lu
2:4; 19:29; 24:13; véase el recuadro "Zona de Je-
rusalén", pág. 18).
El monte Guerlz/m era el centro de adoración
de los samaritanos. En segundo plano, el monte Ebal
JERUSALÉN y EL TEMPLO QUE JESÚS CONOCIÓ P oco después de que Jesús naciera, José
JERUSALÉN y EL TEMPLO
QUE JESÚS CONOCIÓ
P oco después de que Jesús naciera, José y
María lo llevaron a Jerusalén, la ciudad en la
"como a tres kilómetros" al este de Jerusalén (Jn
11:1, 18, nota; 12:1-11; Lu 10:38-42; 19:29; véase
que su Padre celestial había colocado Su nombre
(Lu 2:22-39). A la edad de 12 años se hallaba de
nuevo allí para la Pascua, asombrando con su en-
tendimiento a los maestros en el templo (Lu 2:41-
51). Las labores del conjunto del templo fueron
parte del programa de construcción de Herodes el
Grande y duraron "cuarenta y seis años" (Jn 2:20).
En su ministerio, Jesús asistió a varias fiestas en
Jerusalén, donde a menudo enseñó a multitudes.
En dos ocasiones expulsó a cambistas y mercade-
res del patio del templo (Mt 21:12; Jn 2:13-16).
Al norte del templo, en el estanque llamado Bet-
zata, curó a un hombre que llevaba enfermo trein-
ta y ocho años. El Hijo de Dios también sanó a un
ciego enviándolo a lavarse al estanque de Siloam,
en el sur de la ciudad (Jn 5:1-15; 9:1, 7, 11).
Jesús visitaba con frecuencia a sus amigos Lá-
zaro, María y Marta, quienes vivían en Betania,
"Zona de Jerusalén", pág. 18). Unos días antes de
morir, Jesús se dirigió a Jerusalén pasando por el
monte de los Olivos. Imagínelo deteniéndose para
mirar hacia el oeste y llorar por la ciudad que te-
nía a sus pies (Lu 19:37-44). El panorama que con-
templaron sus ojos debió de ser parecido al que
vemos en la parte superior de la página siguien-
te. Luego entró en Jerusalén a lomos de un asno,
probablemente por una de las puertas situadas al
este, mientras las multitudes lo aclamaban como
el futuro Rey de Israel (Mt 21:9-12).
Los trascendentales sucesos que precedieron a
su muerte ocurrieron en lugares de Jerusalén o
sus cercanías: el jardín de Getsemaní, donde oró
a su Padre; el salón del Sanedrín; la casa de Cai-
fás; el palacio del gobernador Pi lato y, por último,
el Gólgota (Mr 14:32, 53- 15:1 , 16,22; Jn 18:1 ,
13,
24,28).
Vista hacia el este de la Jerusalén moderna:
A) zona del templo, B) Jardín de Getsemaní,
Ya resucitado, se apareció a los discípulos en Je-
rusalén y sus alrededores (Lu 24: 1-49). Ymás tarde
ascendió a los cielos desde el monte de los Olivos
C) monte de los Olivos, D) desierto de Judá,
E) mar Muerto
(Hch 1:6-12).
e
AS
o
E
N~
Vista hacia el oeste desde el monte de los Olivos en tiempos de Jesús .Gólgota(?)
Vista hacia el oeste desde el monte
de los Olivos en tiempos de Jesús
.Gólgota(?)
Estanque
de Betzata
Gólgota(?)•
O Jardín de
Getsemaní(?)
1.
Santísimo
2.
Santo
3.
Altar de la ofrenda quemada
4.
Mar fundido
5.
Atrio de los sacerdotes
6.
Atrio de Israel
7.
Atrio de las mujeres
8.
Atrio de los gentiles
9.
Barrera (Soreg)
10.
Columnata real
1500
11.
Columnata de Salomón
I
I
500
.En-rogtuf.
LA DIFUSIÓN DEL CRISTIANISMO E N EL monte de los Olivos, cerca de Betania, Jesús

LA DIFUSIÓN

DEL CRISTIANISMO

E N EL monte de los Olivos, cerca de Betania, Jesús encomendó a sus discípulos una labor

predicadora que cambiaría el curso de la historia. El mensaje comenzaría a difundirse a unos tres ki- lómetros al oeste de allí, en Jerusalén, y, tras alcan- zar las vecinas Judea y Samaria, llegaría "hasta la parte más distante de la tierra" (Hch 1:4, 8, 12).

Poco después de que Jesús pronunciara esas pa- labras, la fiesta de Pentecostés congregó ajudíos y prosélitos de todo el Imperio romano, de las regio- nes indicadas en el mapa. El discurso que el após- tol Pedro les dirigió aquel día sentó las bases para la veloz difusión del cristianismo (Hch 2:9-11). La persecución desatada en Jerusalén no tardó

LLEGARON DE Los judíos y prosélitos que oyeron las buenas nuevas en el Pentecostés de
LLEGARON DE
Los judíos y prosélitos que oyeron las buenas
nuevas en el Pentecostés de 33 E.C. eran de Partia,
Media, Elam, Mesopotamia, Judea, Capadocia,
Ponto, Asia, Frigia, Panfilia, Egipto, Libia, Roma,
Creta y Arabia. Muchos de ellos se bautizaron. ¿Qué
cree que hicieron cuando regresaron a su tierra?

en dispersar a los discípulos. Pe- dro y Juan contribuyeron a que los samaritanos oyeran yabraza- ran las buenas nuevas (Hch 8:1, 4, 14-16). A raíz del testimonio de Felipe a un etíope en el cami- no que iba "de Jerusalén a Gaza"

a través del desierto, el cristianis- mo llegó a África (Hch 8:26-39). Por ese entonces, el mensaje pro- dujo fruto en Lida, situada en la llanura de Sarón, y en el puer- to de Jope (Hch 9:35, 42). Desde allí, Pedro fue a Cesarea y ayudó al oficial romano Cornelio, así como a sus parientes y amigos,

a convertirse en cristianos ungi-

dos por espíritu (Hch 10:1-48). Pablo, antiguo perseguidor, llegó a ser el apóstol a las nacio- nes, así que realizó por tierra y mar tres recorridos misionales y un viaje a Roma. Tanto él como otros cristianos propagaron las

3

~~~

MALTA .rt

él como otros cristianos propagaron las 3 ~~~ MALTA .rt 4 Okm A- I I 150

4

él como otros cristianos propagaron las 3 ~~~ MALTA .rt 4 Okm A- I I 150

Okm

A-

I

I

150

15') --

1 2 *'q?, CR -4t e dit Cirene errdneo 3 N A Omi 800 I
1
2
*'q?,
CR
-4t e
dit
Cirene
errdneo
3
N
A
Omi
800
I
o km
800
4
4
~
A B e G H
A
B
e
G
H
B G H Mar Mediterra/ neo 4 VIAJES DE PABLO Primer viaje misional (Hch 13:
B
G
H
Mar
Mediterra/
neo
4
VIAJES DE PABLO
Primer viaje misional (Hch 13: 1-14:28)
Segundo viaje misional (Hch 15:36-18:22)
Tercer viaje misional (Hch 18:22-21: 19)
Viaje a Roma (Hch 23: 11-28:31)
Rutas principales
5
B
e
D
E
H

buenas nuevas a numerosas poblaciones del Im- perio romano. Pablo expresó el deseo de ir a Espa- ña (véase la pág. 2) , y Pedro estuvo en el oriente, en la lejana ciudad de Babilonia (I Pe 5: 13). Bajo la dirección de Cristo, los discípulos difundieron el cristianismo por todas partes. Para los años 60 ó 61 E.C., 'las buenas nuevas se habían predicado en toda la creación que estaba bajo el cielo' (Col 1:

6, 23). Desde entonces han llegado literalmente "hasta la parte más distante de la tierra".

SIETE CONGREGACIONES Jesús envió mensajes a siete congregaciones de Asia Menor. Observe dónde estaban ubicadas:
SIETE CONGREGACIONES
Jesús envió mensajes a siete congregaciones
de Asia Menor. Observe dónde estaban ubicadas:
Éfeso y Esmirna, en la costa; Pérgamo, Filadelfia y
Laodicea, en el interior; Tiatira, a orillas de un río, y
Sardis, en una importante ruta comercial. Los restos
desenterrados de estas ciudades confirman que la
Biblia hizo alusión a lugares reales.

Altar de Zeus, en Pérgamo. Los cristianos de esta ciudad moraban 'donde estaba el trono de Satanás' (Rev 2:13)

Zeus, en Pérgamo. Los cristianos de esta ciudad moraban 'donde estaba el trono de Satanás' (Rev
Zeus, en Pérgamo. Los cristianos de esta ciudad moraban 'donde estaba el trono de Satanás' (Rev
ÍNDICE PARA LOS MAPAS Los números de página están en negrita; las combinaciones letra-nOmero corresponden
ÍNDICE PARA LOS MAPAS
Los números de página están en negrita; las combinaciones letra-nOmero corresponden a las
coordenadas de los márgenes de los mapas.
Los par~ntesisencierran nombres ahernativos; los corchetes, datos descriptivos.
En los mapas, los nombres en color azul designan cuerpos de agua, como valles torrenciales,
manantiales o rios.
Carmelo [Judá)17 E1I; 19 Dl2
Carquemis 7 DI; 23 02; 24 C3
Cartago 27 B3
Cauda 33 04
Cedr6n 21; 31
Cesarea 5 E4; 18 C6; 29 B6; 33 G4
Cesarea de Filipo 18 F2; 29 F2
Chipre 5 E3; 23 C2; 26 B3; 32 02;
~zam [campamento) 9 C5
Ezem 15 EIO
Ezi6n-guéber 9 H6; 17
Far'ah 19 E7
33G4
Fasis 24 D2
Fenicia 11 F2; 29 D3
Filadelfia [Asia Menor) 33 F2
Filadelfia (véase Rabá)
Filipos 5 C2; 33 DI
Abdón 18 D3
Abel-bet-maacá 17 G2; 18 F2
Abel-keramim 15 H7; 19 H9
Abel-meholá 15 G5; 17 G6; 18 F7
Abila 29F5
Abilene29 FI
Abroná9H5
Acaya 26 A2; 33 D3
Accio27 C3
Acmeta (véase Ecbátana)
Aczib 18D3
Adán 19F8
Addar (véase Hazar-addar)
Adulam 17 DIO; 19 ClI
Afeq [Aser)18 04
Afeq [Manasés)18 F4
Afeq (Antipatris) [Efrain)11 E6; 17
D8; 19 C8; 29 C8
Ain [Simeón)15 D9; 19 Cl2
Ain (véase Asán) [Simeón;Levi)
Ayalón 19 CIO
Azeqá 17 D9; 19 CIO
Azmávet 18
Azmón 9 G3; 15 CI2
Baal (véase Ramá)
Baalat-beer (véase Ramá)
Baal-gad 11 GI; 18 FI
Baal-hazor 19 E9
Baal-meón 19 G 10
Baal-perazim 17 E9; 18
Baal-salisá 19 C8
Babilonia 3; 5 G4; 7 G3; 23 F3; 24
04; 26 03; 32 F3
Bactra 26G3
Bactriana 24 G3; 26 G3
Bahurim 18
Bamot-baal19 G 10
Basán 11 H3 ; 13
Beer-lahai-roi 7
Beer-seba 7, 7 C4; 9 G2; 11 D9; 13; 15
D9; 17, 17 Dl2; 19 B13; 29 Bl2
Beesterá (véase Astarot)
Belén [Zabulón)15 E4; 18 05
Belén (Efrat) [Judá)7; 15 E8; 17 E9;
18; 19 DIO; 29 DIO
Bene-jaaqán 9 G3
Benjamin 15 F7
Berea 33 DI
Berotai (Cun) 17
Besor 19 Al3
Bet-anat 15 F2; 18 E2
Betania 18; 19 010; 29 09
Betania (al otro lado del Jordán)
Cilicia 24 C3; 32 E2; 33 H3
Cirene 24 A4; 26 A3; 27 C3; 32 C3
Cisón 1804
Cnido33 E3
Colosas 33 F2
Constantinopla (véase Bizancio)
Corazín 18 F4; 29 E4
Corinto 5 C3; 33 D2
Cos33 E3
Creta 5 C3; 26 A3; 32 C2; 33 D3
Cun (véase Berotai)
Daberat 18 ES
Filistea
9 G 1; 11 D8 ; 13
Frigia 32 D2; 33 F2
Gabaón 17 E9; 18; 19 D9
Gad 15 H6
Gadara 18 F5; 29 F5
Galaad 7; 11 G6; 13
Galacia 32 D2; 33 G2
Galia 27 B2
Galilea 13; 29 04
Galim 18
Gamala29F4
Dabéset 18 D5
Damasco 5 E4; 7 C3; 11 11; 15 11; 17;
Gat 11 D8; 1709; 19 CIO
Gat-héfer 18 ES
Gat-rim6n [Dan) 19 B8
23 03; 24 C3; 26 C3; 27 03; 29 H 1;
33H4
Dan [tribu) 15 07, G2
Gat-rimón (véase Ibleam) [Mana-
sés)
Gaugamela 26 D3
Oan (Lais) [ciudad) 7 C3; 11 G2; 12;
Gaza 9 G2; 11 C9; 15 C9; 17, 17 BIO;
15 G2; 17, 17 G2; 18 F2
19 AII; 26 C4; 29 A1I; 33 G5
Akkó1804
Alejandria [Carmania)26 F4
Alejandria [Egipto) 26 B4; 27 D3;
Gedrosia 24 G4; 26 G4
Gehena (véase Hinón)
Gerasa 19 G7; 26 C3; 27 03; 29 F7
33F5
Alejandria [India) 26 H4
Alejandria Aracósica 26 G4
Alejandria Aria 26 G3
Alejandria Escata 26 H2
Alejandria Margiana 26 G2
Alejandria Oxiana 26 H3
Alejandria Proptasia 26 G 3
Alepo 26 C3; 27 D3
Almón 18; 19 EIO
Almón-diblatairn 9 11; 19 Gil
Amalequitas 11 BIO
Ammón 11 17; 13; 17 19
Amorreos 11 DIO, G8, 15
Debir [Levi) 11 E9; 19 Cl2
Debir (véase Lo-debar) [Gad)
Decápolis 29 G6
Oerbe33 G3
Derbent 26 G2
Dib6n (Oib6n-gad) 9 11; 19 Gil
Dimnál8E4
Dim6n 19G13
Dion29 G5
Dofqá9 E7
Dor 11 E4; 13; 15 E4; 17 05; 18 C5
Dotán 7; 1806
Orangiana 24 F4; 26 F4
Germania 27 BI
Getsemani 31
Golán 15 H4; 18 H4
Gólgota 31
Gordion 26 B2
Gosén [Egipto) 7 A4; 9 A3
Gosén [Judá)19 CI2
Gozán 23 E2
Grecia 2; 5 C2; 24 A2; 26 A2; 27 C3;
32 C2; 33 C2
Gueba 17 E9; 18; 19 09
29E6
Guederá 19 BIO
Guerar 19 A12
Guerar [ciudad) 7, 7 C4; 11 D9;
Edén5F3
Anab19Cl2
Bet-arabá 19 F9
Bet-biri (véase Bet-lebaot)
Bet-dagón 19 B9
Betel (Luz) 7,7 C4; 15 F7; 17 E8;
Orapsaca 26 G 3
Ebal15 F6; 1907; 29 07
Ebenézer 19 C8
Ecbátana (Acmeta) 24 E3; 26 E3
19A12
Anatot 18; 19 DIO
Anfipolis 33 DI
1909
Antioquia [Pisidia) 5 03; 33 F2
~~~~ia [Siria) 5 E3; 26 C3; 27 03;
Antipatris (véase Afeq)
Aqrabim 11 Ell
Bet-émeq 18 03
Bet-ezel19 Cl2
Betfagué 18; 29 09
Bet-harán 19 FIO
Bet-hoglá 19 FIO
Bet-horón 17 E9; 19 09
Bet-jesimot 19 FIO
Bet-lebaot (Bet-biri) 15 C10
Bet-marcabot (Véase Madmaná)
Bet-nirnrá 19 F9
Betonirn 19 G9
Bet-peor 19 FIO
Betsaida 18 F4; 29 E4
Bet-seán (Bet-san) (Escit6polis) 15
F5; 17 F6; 18 F6; 29 E6
Bet-semes [Isacar)18 F5
Bet-semes [Judá) 11 E8; 17 09;
Edom 5 E4; 7 C5; 9 H4; 11 F12; 13
Edrei [Manasés)11 H4; 18 H5
Edrei [Neftali)18 F3
Éfeso 5 03; 26 B2; 27 03; 33 E2
Efrain [tribu) 15 E7
Efrain (Ofrá) 17 F8; 19 E9; 29 09
Guerizim 15 F6; 19 07; 29 07
Guesur 17 H4
Guézer 17 09; 19 C9
Guibeah [Benjamin) 17 E9; 18;
Ankara26C2
19010
Efrat (véase Belén [JudáJ)
Egipto 3; 5 05; 7 AS; 9 A7; 23 B5; 24
84; 26 84; 27 04; 32 03; 33 F5
Egipto, V
de 9 F3;
11
B11;
Arabá 13
Arabia 3; 5 F5; 23 E4; 24 04; 26 04;
t.
Guibeah [Judá)19 DIO
Guibet6n 19 C9
Guih6n 21; 31
Guilboa 15 F5; 17 F5; 18 E6
Guilgal [Efrain)19 08
15
BlI; 17
29H12;32F4
Arabia, Desierto de 11 Hl2
Aracosia 24 G4; 26 G4
Arad [cananea) 9 H2; 11 EIO
Arad [israelita) 19 013
Guil619D11
Ararat5G2
Eglairn 19 Fl3
Egl6n 19 B1I
Elam 23 G4; 24 E4; 32 F3
Elat (Elot) 17; 24 C4
Elburz24 E3
Elealé 19 G 10
Guilgal [junto al Jordán) 11 F7; 15
F7; 19E9
Arbel18G6
Elim906
Guirnz6 19 C9
Guirgaseos 11 F4
Hadadrim6n 18 06
Hadid 19C9
Hai 7; 1909
Aria 24 G3; 26 G3
Arimatea (véase Ramá)
Armenia 24 02
Amón 9 12; 11 G9; 15 G9; 19 G 12
Hali1804
19CIO
Hamat 17; 23 02
Harnmat (Hamot-dor) 18 F4
Ham6n1802
Aroer 11 G9; 15 G9;
17,
17 Hll;
19G12
Arpad 23 D2
Arubot 17 E6; 18 06
Arumá19 E8
Asán (Ain) 1509; 19 Bl3
Asdod 9 GI; 11 D8; 17 C9; 19 BIO
Aser 13
Aser [tribu) 15 E3
Asia [romana) 32 D2; 33 E2
Asia Menor 3; 5 E2; 27 03
Asiria 3; 5 F3; 23 F2; 24 D3
Asón33 E2
Asquelón 11 C8; 15 C8; 17 CIO; 19
Bet-sitá 15 F5; 18 E6
Betuel (véase Hazor)
Betzata 31
Bet-zur 19 DlI
Bézeq 18 E7
Bézer 15 H8; 19 G 10
Bitinia 32 DI; 33 G 1
Bizancio 24 B2; 26 B2; 27 D2
Bozrá 11 GlI
Britania 2; 27 Al
Bujara 26G2
Cabul17 E4; 18 04
Cálah 23 F2
Caldea 5 G4; 7 H4; 23 F4
Cam 18G6
Camino del rey 7; 9 14; 15 G 10; 17 H6
Caná 18 E4; 29 04
Canaán 7; 11 D8
Canata 29 15
Capadocia 32 E2; 33 H2
Capernaum 18 F4; 29 E4
Carmania 26 F4
Elot (véase Elat)
Eltequé (Eltequeh) 19 B9
Emaús 18; 19 DIO; 29 C9
En-dor 15 F4; 17 F5; 18 ES
En-ganirn 18 E6
En-guedi 17 F1I; 19 EI2
Enón 18 F6; 29 E6
En-rim6n (véase Ain [Simeón))
En-roguel17 E9; 18; 19 DIO; 21; 31
En-semes 18
Eqrón 17 D9; 19 CIO
Erec 23 F4
Escitia 24 Cl
Escitópolis (véase Bet-seán)
Esmirna 33 E2
España (Tarsis) 2; 27 A3
Hamot-dor (véase Hammat)
Harán 5 F3; 7 El; 23 D2
Harod 18E6
Har6set 15 E4; 1805
Hazar-addar (Addar) 11 Cl2
Hazar-sual15 DIO; 19 Cl3
Hazar-susah (véase Sansaná)
Hazar-susirn (véase Sansaná)
Hazerot9G7
Hazor [Benjarnin)18
Hazor [Neftali)11 G3; 15 G3; 17 G3;
18F3
AlI;23C4
Estaol19 CIO
Estemoa 17 Ell; 19 Dl2
Etam [Judá)19 DIO
Hazor (Betuel) 15 E9; 19 Dl2
Hebr6n (Quiryat-arbá) 7, 7 C4; 9
HI; 11 E8; 15 E8; 17 ElO; 19 Dll;
Astarot (Beesterá) 11 H4; 18 H4
Asur23 F2
~tam [Sime6n)15 E9; 19 ClI
Eter (Token) 15 D8
29Cll
Atalia33F3
~tiopia 3; 32
04
Atarot 19 Fll
Atenas 5 C3; 24 A3; 26 A2; 32 C2;
Eufrates 3; 5 F3; 7 E2; 17; 23 E2; 24
C3;26 03
3302
Carmelo 11 E4; 13; 18 C5
Ezam9D5
Hecat6mpilos 26 E3
Héfer 17 06; 18 C7
Helam 17 14
Helbá 18DI
Helqat 18 D5
Hermón 11 G 1; 12; 18 GI; 29 F2 Herodión 29 O 1O Hesbón 11
Hermón 11 G 1; 12; 18 GI; 29 F2
Herodión 29 O 1O
Hesbón 11 G7; 15 G7; 19 G 10
Heveos 11 E6, G 2
Hinón 21; 31
Hipo (Hipos) 29 E5
Hircania 24 E3
Hititas 11 E9
Hobá 7 03
Holón 19CII
Hor 9 H3; 11 EII
Horeb (véase Sinaí)
Hores 17 EII; 19 012
Hor-haguidgad 9 G5
Huleh 13; 18 F3
Ibleam (Gat-rimón) 15 F5; 18 E6
Iconio 33 G2
Idumea 29 CI2
Ijón 18 FI
Ilírico 27 C2; 32 B 1
India 24 H5; 26 H5
Indo 24 H4; 26 G4
Macpelá (véase también Hebrón) 7;
19011
Madián 917
Madmaná (Bet-marcabot) 15 E9;
19CI2
Madón 18 E4
Magadán 18 F4; 29 E4
Séforis 29 05
Seír 7 C4; 9 H4; 11 FII
Seír [Judá]19 DIO
Seleucia 33 H3
Sicar 19 E7; 29 07
Sicilia 5 A3; 33 A3
Sidón 5 E4; 11 FI; 15 FI; 17; 23 C3;
Mahanaim 7; 17 G 7; 19 F8
Malta 5 A3; 33 A3
Mamré 7; 19 011
24
C3; 29 DI ; 33 H4
Manáhat 18
Manasés 15 E5, H3
Maón 17 EII ; 19 012
Maqaz 17 09
Maquedá 19 CIO
Maracanda (Samarcanda) 24 G2;
Siene 24 B5; 26 C5
Silhim (véase Saruhén)
Siló 15 F6; 17 F8; 19 E8
Siloam 31
Simrón 18 05
Sin 9 E6
Sinaí (Horeb) 5 E5; 9 F8
Sión 21
26G2
Siquem 7, 7 C4; 11 F6; 15
F6; 17
F7 ;
Marah 9 06
Maratón 24 A3
Maresá (Maresah) 19 C 1I
Masada 29 012
19
E7
Medebá 17
H9 ; 19
G 10
Isacar 15 F5
Isos 24 C3; 26 C3
Italia 2; 5 Al; 27 B2; 32 BI; 33 Al
lturea 29 G3
Iyé -abarim 9
13
Jabés-galaad 18 F6
Jabneel [Judá]15 07; 19 B9
Jabneel [Neftalí]18 F5
Jaboq 7; 11 G6; 15 G6; 19 G8
Jacob, Fuente de 29 07
Jagur 19 CI3
Janóah 18 F2
Jarmut [Judá]19 CIO
Jarmut (véase Ramot) [Isacar]
Jatir 17 DlI; 19 CI2
Jebuseos 11 E7
Jehúd 19 e8
Jerash (véase Gerasa)
Media 3; 5 H3; 23 G2; 24 E3; 26 E3;
32 F2
Media Luna Fértil 7 G2
Mefaat 19 H9
Meguidó 7; 11 E5; 13; 15 E5 ; 17 E5;
1805; 23C3
Menfis (NoO 5 04; 9 A5; 23 B4; 24
B4; 26 B4
Merom 18 E3
Meroz 18 F3
Mesopotamia 7 F2; 23 E2; 32 E2
Micmás (Micmash) 19 E9
Micmetat 19 E8
Migdal-el18 E2
Migdol9C5
Siracusa 33 A3
Siria 5 F3; 11 HI; 17 HI; 23 03; 24
C3; 32 E2; 33 H3
Sitim 11 G7; 19 FIO
Siwa, Oasis de 26 A4
Socó (Socoh) [Judá]17 DIO; 19 CIO
Socoh [Manasés]18 C7
Sodoma 7; 19 EI3
Sogdiana 24 G3; 26 G2
Soreq 19 BIO
Sucot [Egipto] 9 BS
Sucot [Gad]7; 15 G6; 17 G7; 19 F8
Sunem 17 F5; 18 ES
Sur 7 B4; 9 03
Susa 5 G4; 23 G3; 24 E4; 26 E3
Taanac 11 E5; 15 E5; 17 E6; 18 D6
Taanat-siló 19 E8
Tabor 15 F4; 18 E5
Tadmor (Palmira) 7 02; 17; 24 C3;
Migrón 1909
Milet033 E3
Miní23 F2
Minit 15 H7
26C3
Jericó 9 H 1; 11 F7; 17 F9; 19 E9 ;
29 E9
Jerusalén 5 E4; 7; 9 HI; 11 F8; 13; 15
F8; 17, 17 E9;
18; 19 DIO; 21; 23
C4; 24 C4; 26 C3; 27 03; 29 09; 31;
Mira 33 F3
Misia 33 E2
Misrefot-maim 18 03
Miti1ene 33 E2
Patmos 5 03; 33 E3
Pela (Pella) [Oecápolis] 18 F6; 29
E6;33 H4
Pela (Pella) [Macedonia] 26 A2
Penuel 7; 15 G6; 19 F8
Perea 29 F7
Perga 33 F3
Pérgamo 33 E2
Perizitas 11 F7
Persépolis 24 E4; 26 E4
Persia 3; 24 E4; 26 E4
Pihahirot 9 C5
Pi ratón 15 E6; 17 E7; 19 08
Pisgá (véase Nebo)
Pisidia 33 F3
Ponto 32 El; 33 HI
Punón 9 13
Pura 26 F4
Puteoli 33 Al
Qadés (Qadés-barnea) 5 E4; 7, 7 C4;
9 G3; 11 C12; 15 CI2
Qaná 18 E2
Qayín 19 011
Quedemot 19 G I1
Quedes [Isacar]15 E5; 18 06
Quedes [Neftall]15 F3; 18 F2
Queilá 17 DIO; 19 CII
Quenitas 11 EIO
Quibrot-hataavá 9 F7
Quíos 33 E2
Quirde Moab (Quir-haréset) 19G 13
Quiryataim 19 FII
Quiryat-arbá (véase Hebrón)
Quiryat-jearim 17 E9; 18; 19 DIO
Quisión (véase Quedes [Isacar])
Rabá (Filadelfia) 11 H7; 15 H7; 17
H8; 19 H9; 26 C3; 29 G9
Rafana 29 H4
Ragas 26 E3
Ramá [Benjamín] 18; 19 09
Ramá [Neftalí]18 E3
Ramá (Arimatea) [Efraín]17 08; 19
C8;29 C8
Ramá (Baal) (Baalat-beer) [Simeón]
15 EIO; 19 013
32 E3;33 H5
Ramesés9A5
Jesaná 1909
Jesúa (Seba) 15 E9; 19 CI3
Jezreel13; 17 F5; 18 E6
Jogbehá 15 G7 ; 19 G8
Jope 15 07; 17 C8; 19 B8; 29 B8;
33G5
Joqneam (Joqmeam) 17 E5; 18 05
Jordán 7; 11
F6;
13;
15 F6;
19 F8;
Mizpá (Mizpé) [Benjamín] 19 09
Mizpá (Mizpé) [Gad]15 G6; 19 G8
Moab 5 E4; 9 12; 11 HIO; 13; 17 HI2
Moré 15 F4; 18 ES
Moréset 19 CII
Moria 7, 7 C4; 21
Mozah 18
Naará 19 E9
Naín 18 E5; 29 OS
Tahpanhés 9 B3
Tamar 17
Tapúah 15 F6; 19 08
Tarsis (véase España)
Tarso 5 E3; 24 C3; 26 C3; 33 H3
Taxila 26 H3
Tebas (véase No-amón)
Tebez 18 E7
Temá 23 OS; 24 C4
Teqoa 17 E 10; 19 011
Tesalónica 33 DI
Tiatira 33 E2
Tiberíades 18 F4; 29 E5
Tierra Prometida 3; 5 E4
Tifsah 17
Tigris 3; 5 G4; 7 G2; 23 F3; 24 03;
29 E7
Nazaret 18 ES; 29 OS
Neápolis 33 DI
Nebalat 19 C9
Nebo [ciudad] 19 G 10
Nebo (Pisgá) 9 11 ; 11 G8 ; 19 G 10
Neftalí 15 F3
Neftóah 18
Négueb 7; 9 H3; 11 011; 13
2603
Jorsabad 23 F2
Jotbá 18 04
Jotbatá 9 H5
ludá [tribu] 15 09
ludá (ludea) 13; 29 CIO, DIO; 32 E3
Jutá 19 012
Kabul26 H3
Kefirá 18; 19 DIO
Kesil (véase Hazor [BetueI])
Kesulot 18 E5
Kinéret 18 F4
Kitim (véase Chipre)
Kitlís 19 BII
Lais (véase Dan [ciudad])
Lakís 11 08; 17 DIO; 19 CII; 23 C4
Laodicea 33 F2
Lasarón 18 E5
Leboná 17 E8; 19 08
Lehí 15 E8; 19 C 10
Líbano 13
Libia 5 C4; 24 A4; 26 A3; 32 C3
Libná 19CII
Licaonia 33 G2
Licia 33 F3
Lida (véase Lod)
Lidia 24 B2
Listra 33G2
Lod (Lida) 19 C9; 29 B9; 33 G5
Lo-debar (Oebir) 17 G5; 18 F5
Luz (véase Betel)
Maacá 17G3
Macedonia 5 C2; 24 A2; 26 A2; 32
CI; 33CI
Timnah [Judá]19 CIO
Timnah [ludá/ Oan]19 CIO
Timnat-sérah 15 E7; 19 09
Tiro 5 E4; 11 E2; 15 E2; 17, 17 E2; 18
02; 23 C3; 24 C3; 26 C3; 29
02;
33
H4
Neiel1804
Netofá 19 DIO
Nibsán 19 EIO
Nilo 3' 5 OS· 9 A6· 23 B5· 24 B4·
26 B4
'
,
,
,
Nínive 5 G3; 7 G 1; 23 F2; 24 03
Nisibis 26 03
No-amón (Tebas) 24 B5; 26 B4
Nob 17 E9; 18
Nof (véase Menfis)
Ofel21
Ofní 19 09
Ofrá [en Isacar]18 ES
Ofrá (véase Efraín)
Olivos, Mte. de los 31
On9A4
Ramot (larmut) 18 FS
Ramot-galaad 15 H5; 17 H6; 18 H6
Raqat 18 F4
Refidim 9 F8
Regio 33 B2
Rehob 18 04
Rehobot 7
Riblá 23 03
Rimón (véase Ain [Simeónj)
Rimón-pérez 9 G6
Risá 9G5
Rodas 5 03; 33 E3
Roguelim 17 G5; 18 G6
Roma 5 A2; 27 B2; 32 BI; 33 Al
Rubén 15 H8
Rumá 18 E4
Saalbim 17 09; 19 C9
Saaraim (véase Saruhén)
Safir 19 CII
Sal, Ciudad de la 19 EIO
Salamina [Chipre] 33 G3
Salamina [Grecia] 24 A3
Salem (véase Jerusalén)
Salim 18 F6; 29 E6
Samarcanda (véase Maracanda)
Samaria 13; 29 C8; 32 E3
Samaria [ciudad] 15 E6; 19 07; 23
C3; 29 D7
Samir (véase Samaria [ciudad])
Samos33 E2
Samotracia 33 El
Sansaná (Hazar-susah) 15 09;
Tiropeón, Valle de 21; 31
Tirzá 17 F7; 19 E7
Token (véase Éter)
Tolemaida 18 04; 29 C4; 33 H4
Tracia 24 A2; 26 A2
Traconítide 29 H3
Troas 33 E2
Troya 26 B2
Ur 5 G4; 7 H4; 23 F4
Onó 19C8
Padán-aram 7 El
Pafos 33 G4
Palmira (véase Tadmor)
Panfilia 32 02; 33 G3
Pará 19 EIO
Parán 7 B5; 9 FS; 13; 17 CI2
Partia 24 F3; 26 F3; 32 G2
Pasargada 24 E4; 26 E4
Pátara 33 F3
19CI2
Sardis 24 B3; 26 B2; 33 E2
Sarepta 18 DI
Sarid 18 OS
Sarón 13
Saruhén 15 C9; 19 A 13
Seba [reino] 3
Seba (véase lesúa)
Secacá 19 E 10
Sefelá 13
Via Maris 7; 15 BIO; 17 CIO
Yarkón 19 B8
Yarmuk 18G5
Virón 18 E3
Zabulón 15 F4
Zafón 19 F7
Zagros 24 E4
Zalmoná9 H3
Zanóah 19 CIO
Zaretán 17 F8; 19 E8
Zered 9 13; 11 Gil; 15 GIl
Zeredá 17 E8; 19 08
Zéret-sáhar 19 FII
Zif 17 EII; 19 Dl2
Zin9G3
Ziqlag 1509; 17 CII; 19 Bl2
Zoan 9 B3; 23 B4
Zorá 15 E8; 19 CIO @!I