Declaración Pública – Ante el asesinato de dos jóvenes en Valparaíso – 14 de mayo de 2015

DECLARACIÓN PÚBLICA
Ante el asesinato de dos jóvenes en Valparaíso y la represión hacia los estudiantes movilizados en
el día de ayer, la Dirección Nacional de la Juventud Rebelde Miguel Enríquez – JRME, declara lo
siguiente:
Lamentamos la muerte de Exequiel Borbarán y Diego Guzmán Farías, militante del comunal
Quillota de las Juventudes Comunistas, que se encontraban participando en la movilización
estudiantil en contra de las políticas educacionales de la Nueva Mayoría. Hacemos llegar nuestra
solidaridad a sus familiares y a los militantes de las JJCC que han perdido a su compañero.
Los responsables de esta situación son los que durante todos estos años han profundizado y
perfeccionado un modelo político, económico y social, el neoliberalismo, que criminaliza a la
juventud de nuestro país; que la mantiene en un estado de vulnerabilidad de derechos y
precarización económica; que ha legitimado la violencia hacia nuestros jóvenes, incluso el
asesinato, ya que se nos trata como delincuentes; basta leer las redes sociales, abundan los
comentarios de personas totalmente indolentes. Son esos mismos los responsables políticos por el
asesinato de Alex Lemún, Daniel Menco, Rodrigo Cisternas y tanto otros jóvenes que han sido
asesinados durante la “transición”. Esos mismos que ayer mandaron a reprimir las movilizaciones
estudiantiles, resultando varios detenidos y un estudiante de la USACH herido en su ojo por una
bomba lacrimógena al interior de su casa de estudios; y que durante la noche, enviaron a reprimir
una marcha en conmemoración de Exequiel Borbarán y Diego Guzmán, terminando nuestro
compañero Pablo Figueroa, estudiante de la Historia en la USACH, con graves lesiones
provocadas por las Fuerzas Especiales de Carabineros.
La juventud de Chile criminalizada, vulnerada en sus derechos y precarizada económicamente, se
encuentra en una situación de peligro. Basta decir que en nuestro país hay casi 750 mil jóvenes
que no estudian ni trabajan, según la Séptima Encuesta Nacional de la Juventud, una cifra que da
cuenta clara de que el modelo neoliberal no genera reales oportunidades para los que, se supone,
son el futuro de Chile.
Las marchas y protestas, la organización y la lucha, no se pueden dar por terminadas. Es por eso
que la JRME llama a todos los jóvenes y estudiantes a exigir lo siguiente:
- Eliminación de la Ley Penal Juvenil, Ley Antiterrorista y de todas las leyes que criminalizan a los
jóvenes y vulneran sus derechos.
- A rechazar “control de identidad preventivo”, que vuelve a reponer la detención por sospecha.
- Retiro inmediato de las Fuerzas Especiales de Carabineros de la USACH y el ex Instituto
Pedagógico, actual UMCE, y de todos los recintos educacionales, que se ven constantemente
hostigados y violentados por la policía.
- A seguir movilizándose en contra de las llamadas reformas, verdaderos ajustes al modelo
neoliberal, que ha impulsado el gobierno en materia educacional, laboral, entre otros.
Sabemos que para cambiar realmente nuestro país se hace necesario obtener una nueva
Constitución, la cual debe ser conquistada por los trabajadores y pueblos de Chile. Los jóvenes
deben tener un rol importante en esa lucha. Por eso, también los llamamos a exigir a la presidenta
Bachelet que convoque a un plebiscito para que se decida si queremos o no una Asamblea
Constituyente, único proceso realmente democrático para cambiar la Constitución, e iniciar las
transformaciones que se necesitan para salvar a la juventud y sacarla de su situación de peligro.
¡Ningún otro muerto por luchar!
A rechazar la reforma neoliberal en educación
Por un plebiscito popular para una Asamblea Constituyente

Dirección Nacional
Juventud Rebelde Miguel Enríquez
JRME
MIR de Chile
14 de mayo de 2015
www.mir-chile.cl

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful