Está en la página 1de 47
ANGOSTURA (3) CULIACAN, SIN. DICIEMBRE DE 1979.—NUM. 30 EPOCA I LA VIVIENDA ES EL RINCON DEL HOMBRE EN EL UNIVERSO INFONAVIT TRAGAJAMOS FARA LOS TRABAJADORES INSTITUTO DEL FONDO NACIONAL DE LA VIVIENDA PARA ‘LOS TRABAJADORES presagio ARO 3 NUMERO 30 DICIEMBRE 79 REVISTA DE SINALOA CONTENIDO DIRECTORIO DIRECTOR GENERAL: José Ma. Figueroa Diaz JEFATURA DE REDACCION: Enrique Ruiz Alba Profr. Jorge Guillermo Cano CONSEJO EDITORIAL: Lie, Francisco Higuera Lopez Ing. Rodolfo de la Vega Lie. Raiil René Rosas Echayarria Manuel Ferreiro y Ferreiro DIRECCION ARTISTICA: Arturo Moyers Villena Rina Cuéllar Héctor Lépez Gamez TECNICA FOTOGRAFICA: Enrique Guadiana Serrano Ing. Luis Salgado Ledesma Jorge Pita Zazueta DIRECCION: Francisco Villa 290 Ote. Culiaedn, Sin, ‘Teléfono: 2-81-96 En México, D. F. Teléfonos: 518-61-69 y 539-29-80 REVISTA MENSUAL: Impresa y hecha en los | talleres de offset de Editorial “El Mundo”, Ramon Aldana 39, Colonia Vista Alegre México 8, D. F. CIRCULA POR SUSCRIPCION $600.00 POR ANO IE) antiguo Puerto ide Playa Colorada Por Enrique Ruiz Alba De como perdiendo se gana [Por Cipriano Obezo Camargo EI crimen del jcoronel Elias Mascarefio Por Francisco Ramos Esquer Carta de Elias Mascarefio ia su hermano Filemén Por Héctor Lopez Gémez [El procesamiento del camarén en La Reforma Por Jorge Guillermo Cano |Serenatas de Alhuey |Por Cipriano Obezo Camargo \Cipriano Obezo Camargo: lhombre polifacético Por David Rubio Gutiérrez Y cambiamos jabali |por rana sabrosa Por Samuel Duarte Garnica Den Juan Angulo. |garbancero nén Por Arturo Figueroa G. Ventas de cosechas sin intermediarios Por Carlos Beltran Her y Esteban Por Jos? Ma. Figueroa Diaz Echen “pegua” y que comience la “hulama” Por Cipriano Obezo Camargo Melquiades Camacho EI Viejo" Por Juen Ramén Leyva Frutos positives de DIFOCUR Por Jesis Munguila y Mexia lLoable labor editorial de la UAS Por Enrique Ruiz Alba De nuestra portada 4 28 30 32 EL ANTIGUO PUERTO DE PLAYA COLORADA Por Enrique Ruiz Alba cho nombre, a los 25° 23" lat. N. y 9° 28" 6” long. © M con una po- blacién que comenzaba a prospe- rar, pero en la actualidad est su- mamente disminuida, por lo que la autoridad de la demarcacién suele residir en Alhuey. A esta alealdia corresponden las islas que estén enfrente, ésto es, Saliaca, Altamura, Tachichilte”. Del puerto en cuestién, sabe- mos por boca de don Felipe Mon- toya, que fue salida durante mu- A chos afios del palo de Brasil, pro- pi ducto colorante que se exportaba a Europa, prineipalmente a Ale- mania, El Brasil abundaba y sigue Produciéndose en la zona de Mo- corito y Angostura. En veleros, la madera estibada en las orillas del estero era trans- |portada a Mazatlén, de donde | grandes buques se encargaban de = | hacerla legar a su destino, Una EI viejo camino de La Ciénega a Playa Colorads, conocido también como “Bre- cha Carrera”, via importante en el siglo pasado e inici Dos puertos, El Tule y Playa Colorada, ambos pertenecientes al distrito de Mocorito, son citados por el Lic. Eustaquio Buelna en su Compendio Histérico, Geogré- fico y Estadistico, editado por la imprenta Irineo Paz, en 1877, pro- porcionéndonos luz sobre estas antiguas plazas portuarias. Acerca de Playa Colorada, en- clavada en el actual‘municipio de Angostura, el ilustre historiador deseribié: “Playa Colorada, en el estero de este nombre, situado en- tre los rios de Mocorito y Sinaloa. El puerto dista una legua de la boca del estero y catorce de la ca- becera del distrito. Entre la pun- ta de Perihuete y Ia isla de Salia- ca se entra a la ensenada de este nombre, y de ahi al estero que conduce al puerto. Las embarcaciones de cabotaje 4 Presagio del actual pueden atracar junto a tierra en este puerto, como en el anterior (El Tule) ; y aunque no esta habi- litado para el comercio, pero a él viene a cespachar los empleados de la aduana de Navachiste... es puerto més eémodo y poblado”. Por lo que més adelante co- menta don Eustaquio, se deduce que Playa Colorada aleanz6 su méxima importancia portuaria en las décadas de mediados del siglo pasado, y empez6 a decaer apro- ximadamente en 1870, principal- mente por la cercania de Altata, por entonees el segundo puerto en importancia en Sinaloa; asi como también por Ja proximidad de To- polobampo y Mazatlin. Leamos al Lic. Buelna: “Playa Colorada. Cabecera de alcaldia, pequefio puerto en el estero de di- = versién obtenida en el transcurso | de nuestra investigacién, asegura que una fuerte luvia destifie snorme estiba de Brasil en espera de ser movilizada, pintando de rojo la playa, la que a partir de entonees se conocié con el nom- bre de Playa Colorada. Pero otra opinién recogida afir- ma que el nombre proviene de lés terrenos ferruginosos, de la tie- ra colorada que rodea en parte al lugar. Sin poderse precisar fechas, Playa Colorada conté con servi- cios de aduana, bodegas, oficinas federales y teléfono directo a La Ciénega, por entonces punto co- meroial de mucha. importancia en el distrito de Mocorito. Sin exis- tir entonces el ferrocarril ni la ciudad de Guamichil, todo el tré- fico de productos, tanto los que se enviaban como los que se reci- bian, eran movilizados por el puer- to de Playa Colorada. En carretas jaladas por bueyes © mulas, los cargamentos se mo- “En carretas como ésta se transportaba €l palo de brasil y otros productos pa- ra exportarlos a Europa. vilizaban en ambos sentidos por la ruta La Ciénega-Playa Colora- da, que en el siglo pasado fue de mucho movimiento. Playa Colorada fue ventana abierta para muchos aventureros, principalmente europeos, que lle- garon a Sinaloa en busea de for, tuna. Don Felipe Montoya, cita entre otros a los irlandeses Patri- cio Me’Conegly y Eduardo Logan, asi como al espafiol Buenaventu- ra Casal, que arribaron a Maza- tlén en un buque extranjero y de ahi prosiguieron el viaje hasta Playa Colorada, estableciéndose en la zona mocoritense, Ya a prineipios del siglo actual los Casal eran propietarios de bar- 0s, al igual que don Jestis Castro y otros présperos comerciantes y agricultores. Para entonces el tré- fico naviero se extendié a La Paz, Santa Rosalia, Guaymas, ete. TESTIGO DEL FIN DEL PUERTO En la pequefia comunidad pes- quera vive don Enrique Romero Flores, nacido alli en 1916, Es el mas antiguo de los pobladores. Recuerdos de su infancia son la aduana, el taller de reparacién de barcos y desde luego las embarea- ciones como el “Catalufia”, el “Al- fonso”, “Chorruca” y otros, en Jos que se embarcaba garbanzo, cueros, minerales, brasil, mezeal, mantecs, maiz, ete., y se reeibian = harina, ropa, calzado, herramien- tas. y demés cosas que no se pro- ducian aqui. Recuerda asimismo que en lan- chas se levaban las mercancias por el estero hasta la bahia, aun- que también barcos de poco to- nelaje entraban hasta la “pun lla” que incluso fue y sigue siendo refugio de bareos pesqueros cuan- do reina el mal tiempo. Cita los nombres de algunas personas que fungieron como Jefes de aduana: Lézaro Cuimacho, Santiago Do- dier, Alfonso Noriega, Angel Ga- lindo y otra persona de upellido Curiel. Como celadores menciona a sus hermanos José y Leonardo Romero, a Francisco Madero y a Jesis Bazaldia. Narra que el puerto fue deca- Este carro hizo muchos viajes al pue ta, jalado por bueyes, y sigue prestan- do servicio en Capamas, Presagio 5 yendo poco a poco, més que nada por la competencia que signified ‘| ferrocarril Sud Pacifico, pero el tro de gracia lo dio el llamado geupo venovador”, que destruy6 instalaciones oficiales de que se lisponia, “Los eolorados entraron aquf por alla en 1929 0 1930 y acaba- von con la aduana, las bodegas, el taller y las casas que habia, y de suerte no nos mataron”, eomen- ta don Testis. El puerto entré en franeo de- clive, perdié su otrora importan- cia y los pocos habitantes lo aban- donaron para irse a probar fortu- na en otros lugares, Nuestro pro- pio entrevistado se radicé 15 afios en Mazatlan, pero la nostalgia y el amor al tervuiio le hizo regre- sas, Desde entonces, sin mas com- Piffa que la de su esposa, vivi6 Hace 8 afos se formé la Coope- rativa “Rio Evora” y eon ello la repoblacién de Playa Colorada, cobrando asi nueva vida, 6 Presagio Un muro derruido y vigas podridas de lo que fue el muelle, es tedo lo ae queda del que fuera importante puerto. solo en Playa Colorada, alimen- téndose de mariscos... y recuer- dos. Ya no estén solos. Hace tres aiios se formé y empez6 a traba- jar la Sociedad Cooperativa de Produecién Pesquera Rio Evora, y aunque no es socio, la actividad propia de la pesqueria le permite mantenerse atendiendo un peque io negocio, Playa Colorada acabé como puerto, su futuro ahora esta en la pesea. Del pasado sélo quedan re- cuerdos, del presente las esperan- zas de su resurgimiento, Toca a Jos nuevos hombres hacerlo rea lidad, El estero de Playa Colorada que conduce a la bahia, Ahora se utiliza como atracadero por los pescadores, Era en el pueblo de la Tama donde se iba a jugar la carrera. Correrian una yegua tordilla contra un caballo moro. Mientras nosotros _haciamos conjeturas respecto de cual de los dos ligeros ganaria, ofmos que dos vecinos comentaban que la carrera habia sido “arreglada” para que ganara la yegua. Apenas acababamos de oir la informacién anterior, cuando pas6 un hombre gordo, de edad ma- dura montado en un macho prieto y con un billete azul en la mano. Voy cincuenta pesos a la yegua. gritaba en piiblico desafio, Un hombre con trazes de fue- refio que Hevaba un morral de cuero terciado al hombro, le salié al paso y le dijo: Aqui esta mi dinero contra el de usted. Y si le gusta el “amarre” de otro modo, le voy doscientos pesos més a que pierde el moro, agregé, en tanto le alargaba la mano ofreciéndole el dinero. Y va a perder el jodido, res- pondié el del macho a tiempo que reeogia el dinero y se lo daba en depésito a un tercero de confianza. be Cbiriano Ohta cn Siguieron cruzdndose las apues- tas; intereambidndose los tragos de mezcal y buscando cada quien el mejor sitio para ver la carrera, cuando se oyé a lo lejos el grite de “|Se vinieron”...! Y efectivamente, seguidos por una nube de polvo se vefan corer los dos animales a lo largo del “tasti” uno detrés del otro. Como se habfa afirmado discre- tamente entre los enterados, la yegua gan6 como con tres cuer- pos, sin dejar lugar a dudas. Inmediatamente después volvié a aparecer el jinete del macho prieto y, dirigiéndose al hombre del morval, le espeté: Vengo a recoger mis centavos, amigo, porque la perdié medio a medio, jverdad. ..? En evanto a lo que ve a los cincuenta pesos, si. Respondié el hombre del morral; pero los dos- cientos pesos los gané yo, amigo mio. Nada que usted gané los dos- WV cientos pesos. Usted in perdi6 completa, replieé el del macho. No sefior, volvié a terciar el otro, 4Verdad que usted apost6 cincuenta pesos 2 que ganaba la yegua? Si hombre, asi fue. Y gané la yegua, Qué fregados averigua entonces?, insistié el apostador montado. Tiene razén usted. Esa si le gané. Pero yo le aposté doscientos pesos a que perdia el moro, y perdié. ,0 se me va a querer rajar? Asi como dice aqui el sefior, asf fue la apuesta, dijo el que habia fungido como depositario, y asf les voy a pagar, recaled mientras “hacfa entrega del dinero. $ 100.00 para el que aposté que ganaba la yegua, y $ 400.00 para el que apost6 que perdia el moro. EI fullero del morral se perdié entre la multitud y no fue sino hhasta un buen rato después, que los demas se dieron cuenta de la “caméndula” con que enred6 al pobre apostador del macho prieto. Presagio 7 A la muerte del general Fran- cisco Cafiedo, gobernador del Es- tado, hubo necesidad de elegir su- cesor, La poblacién de Angostura se afilid a la candidatura del Lic. José Ferrel, por ser ésta la que te- nfa aspecto de independiente. En los angosturenses imperaba el principio de libertad. Entre la familia Mascarefio, descendientes de don Rudesindo, se contaba el joven Elias, de regu- lar estatura, blanco, de ojos gran- des y mirada vivaz, bigote semi ralo; por su semblante de mani- festacién risuefia irradiaba sim- patia y por su temperamento jo- vial, la franqueza con que trataba a la gente, pues siempre traia en los labios Ja sonrisa y la broma suave y oportuna, supo conquistar amigos en su camino. Llevado por sus principios y su cardcter varo- nil, le encontramos en Culiacén por el mes de mayo de 1911, for- mando parte de la guerrilla de la Angostura jefaturada por Cén- dido Avilés, la que atacé la parte poniente del Seminario defendido por el capitén porfirista Ignacio Herrera y Cairo. Desde 1909, la familia Maseare- fio se afilié a los partidos politi- cos: primero, luchando en favor del Lie. Ferrel, después en las fi las del antireeleccionismo y, ilti- mamente, en la lucha armada con- tra el huertismo. Y en todas oca- siones Elias demostré su entusias- mo, su valor y su inteligencia para dirigir sus actos en los momentos de prueba. Elias Mascarefio Urfas se en- contraba en Mazatlin cuando el gobernador Felipe Riveros trasla~ 6 los Poderes del Estado a aquel puerto, y el 21 de marzo de 1918, fecha en que el gobernante asis- ti6 al banquete que las autorida- des huertistas sirvieron mar aden tro para celebrar el ascenso a bri- gadier del coronel huertista Rey- naldo Diaz, Elias supo de la aprehensién del gobernador Rive- El joven Elias Mascarefio, retratado al iniciarse en el mo- vvimiento revolucionario en 1910, Fue arteramente asesinado en Sinalos, por rezones politicas. 8 Presagio ros y de inmediato se vino acom- pafiado de Macario Gaxiola, Rude- sindo Masearefio y Jacinto Cas- tro. A su paso por Angostura, Ile- vandose a algunos amigos, forms la guerrilla poniendo como jefe a Gaxiola, y el 6 de abril del mismo afio atacaron y derrotaron a la guarnicién federal huertista de Los Mochis, que operaba bajo las Grdenes del Tte. Miguel Espinosa de los Monteros. En aquella ocasién y sabiendo que el jefe de la guarnicion de Si- naloa habfa destacado un bate én para combatirlos, la guerrilla enfilé hacia el Estado de Sonora en donde ya se encontraba levan- tado en armas el coronel Alvaro Obregén, y al llegar a Estacion Don, inesperadamente se encon- traron frente al batallén de La Muerte, que los perseguia; se en- frascaron en refidisimo tiroteo y al sentir que a los guerrilleros se les agotaba el parque, Gaxiola or- dené la retirada; pero Elias Mas- carefio, sintiéndose avergonzado porque eso significaba correr frente al enemigo, disparé su arma sobre el vagén del Sud-Pa- cifieo estacionado sobre los rieles. Al impacto del disparo se incen- diaron los eépsules y exploté la pélvora que se encontraba dentro del carro ferroviario, volando en pedazos los soldados que servian de guardia, Lienos de pavor los jefes del batallén se retiraron del lugar, llevéndose a duras penas lo poco que les habia quedado. Esta versién a contaban Macario Ga- xiola y Elias Mascarefio Urias, en rueda de amigos. La corporacién formada por Macario Gaxiola, de la que era alma Elias Mascarefio Urias, tomé el nombre de Primer Batallén de Sinaloa, y con esa denominacién tom6 parte, en forma brillante, en todas las acciones de armas rea- lizadas en el Estado hasta el 10 de agosto de 1914, fecha en que se tomé la plaza de Mazatlin. Convocada la Convencién por don Verustiano Carranza, en su earécter de Primer Jefe del E: cito Constitucionalista y Encarga- do del Poder Ejecutivo de la Unién, salieron para Aguascalien- tes todos los jefes de alta gradua- cién, entre ellos el general Ramén F, Iturbe, jefe de las operaciones militares en el Estado, dejando en El general Ramon F. Tturbe y el brigadier José Maria Cabanillas. Iturbe dejé a Cabanillas como Jere de Operacio- nes en Sinaloa y al Corl Elias Mascareiio, como Jefe de Estado Mayor. su lugar al brigadier José Maria R. Cabanillas y como jefe del Es- tado Mayor al coronel Elias Mas- carefio, éste en substitucién del teniente coronel Manuel Roncal quien se fue acompafiando a Itui be, Ya para entonces gran parte de los jefes militares se sentian con los suficientes méritos y aptitu- . que el coronel Mascarefio Urias aspiraba tam- bién al cargo, emprendieron una campaiia de intrigas en contra de 4, tendiente a eliminarlo como Jefe de Estado Mayor, pues con- sideraban que estando en exe puesto les aventajaba en la dispu- ta por el gobierno. Y asi fue el eémo y por qué los generales An- gel Flores, Manuel M Mesta, Ma- nuel A. Salazar y el coronel Er- nesto Damy y atin el teniente co- ronel J. Gonzalo Escobar, ocu- rrian diariamente a la Jefatura de Operaciones con el fin de presio- nar al general Cabanillas, arro- jando siempre quejas contra Mas- carefio, quejas que, por infunda- das, rechazaba siempre el general. Con la proximidad al Estado de de Macario Gaxiola y de Felipe Riveros, como guerrilleros villis- tas, el grupo volvié a la Jefatura a reforzar su lucha, ahora acu- sando a Mascarefio de que sus fa- milliares eran los levantados en ar- mas, nueva intriga que no hizo mella en el Jefe de las Operacio- nes; pero, el 16 de diciembre de 1918, los yoremes que militaban en el Ser, batallén, detuvieron a su jefe el mayor Rodolfo Ibarra Vega, que explotaron a su modo, y habiendo convencido al Jefe de Operaciones, en una junta acorda- ron destituir de su cargo.al coro- nel Elfas Mascarefio, pero “en for- ma inteligente”. A dicha junta asistieron los ge- nerales Angel Flores, Manuel M. Mesta, Manuel A. Salazar, asi como el Coronel Ernesto Damy y el teniente coronel Francisco Ra- mos Esquer, éste como familiar eereano del general José Maria Cabanillas, de quien, aparte, era entrafiable amigo y compafiero de armas desde el movimiento ini- 10 Presagio El general Macario Ga- xiola con el coronel Elias Mascarefio a su inquierda y un oficial ‘no identificado, a su diestra. ciado el 20 de noviembre de 1910. El mismo 16 de diciembre de 1914, desde temprana hora, infi- nidad de lanchas y canoas surca- ban las aguas de la bahia de Ma- zatlén, Ievando soldados de los Jo. y 50. batallones que estaban de guarnicién en la plaza, a los que dejaban en el vapor “Bonita” Franciseo Ramos Esquer, autor del presente articulo, en 1910, al levantarse con Elias Masearefio contra el usurpa- aor, que, segiin anuneio oficial, condu- citia una expedicién a le Baja Ca- lifornia bajo las érdenes del ma- yor Buenrostro, comandante del primero; cuando muchas lanchas estaban en el muelle, Ilenas de soldados, esperando la salida, unos oficiales del 60. batallén que co- mandaba el Gral. Angel Flores, se infiltraron entre aquellos soldados y, haciéndose aparecer como de Jos batallones comisionados, gri- taron: ;Que nos leve nuestro Jefe el coronel Elias Mascareiio! Al oir aquello Ia soldadesea que en su gran mayoria eran del pri- mer batallén y querian a su jefe, prorrumpieron en gritos con la misma frase ignorando, al igual que su jefe, que se trataba de una trampa. El coronel Mascarefio, al saber que sus soldados lo pedian, acudié al muelle en donde recibio muestras de afecto y, de alli, re- gresando a la Jefatura de Opera- ciones, gestioné y obtuvo la auto- rizacién para conducir aquella ex- pedicién. Rato después, el vapor zarp6 de Mazatlan con aparente destino Baja California, Como lo tenfan inteligentemen- te previsto, al llegar a Topolobam- po lo hicieron entrar al puerto, y allf, con vou magna y érdenes de clarin, obligaron a toda la gente @ que bajara dejando sus armas embaneadas, y ya en el muelle, el Gral, Angel Flores, al frente de sus soldados, tom6 preso al coro- nel Elfas Mascarefio, al mayor Alejandro Vega Beltrén, al capi- tén Leoneio Montiel, pagador del primer batallén y a jefes y ofi- ialidad de los dos agrupamien- tos. A soldados y oficiales se les dej6 en libertad de escoger, si que- Gar libres 0 seguir en las filas del Hjército. Pero a Mascarefio, Vega y Montiel, se les traslad6, deteni- dos, a San Blas, en donde estaban acuarteladas las corporaciones que formaban la Segunda Brigada de Sinaloa. Después, a Mascarefio y Montiel los mandaron a Mazatlan. Al mayor Vega Beltran lo fusila- ron sobre la rueda de la maquina del Kansas City, que humeando, esperaba en la estacidn, para par- tir al sur. Fusilaron a Vega por- que al encontrarse con el Gral. Flores, Ie echd en cara la traicién que les habia jugado y hasta le amagé, dieiéndole: ;Només que quede libre... veremos quién es més hombre! Llegados Mascareiio y Montiel a Mazatlén, fueron tratados con rudeza, desconsideradamente. Les arrancaron las insignias y, sin calidad militar, les dejaron libres. El 28 de diciembre legaron a Cu- liaeén, hospedéndose en el Hotel Palacio, de la Nacha Ruelas. Lue- go continuaron su camino, Masca- refio a trabajar en sus labores agricolas en Angostura y a casar- se con su prometida, la bella y vir- tuosa sefiorita Rosita Ahumada, Ya en Angostura, Rosita se traslad6 2 Sinaloa para tratarse un padecimiento con el Dr. Luis de la Torre, y a los pocos dfas acudié Elias a visitarla, Se en- contraban en el consultorio del prestigiado galeno, en amena con- versacién, cuando legaron alli un grupo de gendarmes que dirigién- dose a Mascarefio, le dijeron que ‘El coronel Ernesto Damy for. mé parte de la intriga en contre de Blias Mascareiio, am. 1 Prefecto Narciso GAmez, le mandaba llamar, Ofreciendo a su novia que volverfa enseguida, Elias siguié a los gendarmes para atender el llamado, pero a la al- tura de un chiquero de palo de brasil, cercano a la Prefectura, lo esesinaron cobardemente des- cargando sus armas sobre el pe- cho de aquel hombre, cuyo tinico delito fue el ser generoso con to- das Jas personas. EL general Angel Flores le vio las orejas al lobo en la fi- gura de Mascarefio, Ya se usaba cl juego rudo en la politica Set Desde aquellas fechas se tejen ¥ desbaratan infinidad de conje- turas, ¥ como en realidad no hubo una causa aparente que justifica- ya ningiin atentado contra este buen hombre, todas las opiniones coineiden en que esa injusta eje- cucién, fue para evitar que fuera candidato a gobernador. jAsi se hilvanaba la vida en aquellos tiempos! Presagio 11 Un documento inédito hallado por PRESAGIO coronel Mascare- fio confirma sus eualidades de re- volucionario ver- | a " Carta de Elias = Mascarefno a su. Hermano Filemon aa volt Teal sgasearste Por Héctor Lopez Gamez Al pedirle al teniente coronel Iegionario Francisco Ramos Es- quer, escribiera sobre los revolu- cionarios angosturenses, nos es- peté las siguientes palabras: “voy a escribirles sobre Elias Masca- refio, revolucionario de verdad, honrado y patriota, que no obs- tante su origen humilde sabia porqué Iuchaba, Como hombre de campo, fue franeo, sineero y goz6 de gran popularidad; paradéjicamente, eso fire su muerte, pues revolucio- narios politicos, ambiciosos, le eliminaron al ver en él el princi- pal obstéculo para aleanzar la gubernatura del Estado”, Lo afirmado por Ramos Es- quer, en su primera parte, se con- firma en la carta que Elias Mas- carefio dirigié a su hermano File- mon, documento que PRESAGIO ha rescatado y publica con la de- bide antorizacién de los familiares del destacado revolucionario an- “ gosturense. ‘ 12. Presagio EI Centauro del Norte Gral, Francisco Villa “No tuvo repre- sentante en Ia Convencién Filemén Mascarefi, hermano de Elias, el dia de su boda con la Srita. Rosario Urias, efectuada el 19 de febrero de 1906. La foto fue tomada por don Alejandro Zazueta. Presagio 13 Gral. José Maria Maytorens. Tam bign estavo repre- sentado en la gran Convencién iy @ ig eee aoe z " 14 Presagio Mazatlin, Nov. 4 de 1914 Sr, Filemén Mascarefio Angostura ‘Mi querido hermano: Anoche lleg6 Manuel trayéndome varias car. tas de todos Uds., entre ellas la tuya que peso 4 contestar. Deberds estar seguro de que todos mis actos estarén siempre ajustados bajo mi humilde cri- terio, y como me precio de hombre honrado jams ‘obraré con violencia, sino después de estar seguro de que la parte a que yo me incline es la buena. yor. El iltimo de la derecha es el coronel Eli general Villa y Maytorena, para desconocer al Primer Jefe y hasta la misma Conveneién. Entonces yo hice todas las instancias para que nombraran su representante en dicha Convencién y que respetéramos sus determinaciones, hasta que por fin lo hizo. Debo decirte que tanto Villa como Maytorena en esa época no tenian repre- sentacién en la tantas veces dicha Convencién y que entonees Carranza era quien estaba més de parte de ella. En fin, tengan ustedes seguridad de que mi conducta sera recta, que no me ame- drentara el peligro ni la alta representacién de quien quiera hacerme un instrumento de sus am- biciones, Ilémese como se lamére. Maseareie a quien Iturbe dispensé gran amistad. Bien puedo equivocarme, pero obrando con desinterés y viendo solo por el buen prestigio de nuestra querida Patria se ven las cosas como son, ¥ dificiimente se equivoca quien obra asi. Por las copias de los telegramas adjuntos y por muchas otras noticias que he podido adquirir, tengo algo en que fundarme para obrar; si veo que esté en parte distinto 4 como les hice ver en mi comunicado, es porque tenia raz6n para ello, y hasta puedo decirte que la tan cacareada adhesin del C. Gobernador 4 la gran Conyencién * en par- te me la debe a mi, como puedo probarlo a su debido tiempo con algunas comisiones especiales que me mandé a ponerme de acuerdo con él y el Si antes el Gobernador se habia salido de su camino supe mostrarle mis energias, y hoy que esti por el buen camino, sabré apoyarlo, asi como el Primer Jefe antes se habia sujetado a la Con- vencién y supesapoyarlo y si hoy no xe acatan sus disposiciones, eon mi espada y mi vida estaré de parte de quien invariablemente he estado. Te mandaré el papel que en tu misma carta me pides. Tu hermano Elias Mascarefio © Convencién de Aguascalientes Presagio 15 2 ee _ Ridin rr ees alee ee 4 Cuando nos sentamos a la mesa con la familia 0 en el convivio con los amigos a deguatar los exqui- sitos camarones, sean al natural, en “eoctel”, guisados con verdura, empanizados, a la plancha, en t tas, en picoso ceviche o simple- mente seco, terminamos satisfe- cos, alabando Ja sabrosura del erustéceo “rey de las especies ma- rinas”, pero olviddndonos siempre del proceso que hizo posible llega- ra a nuestra mesa, Una visita a la planta que Pro- ductos Pesqueros Mexicanos, S.A. de C.V, tiene establecida en La Reforma, nos permitié el acceso al conocimiento del proceso que sigue para la congelacién del ca- marén y la industrializacién de otras especies marinas. Dicho proceso se inicia con la recepeién en la misma planta del producto fresco, deseabezado, que Tuego de ser pesado pasa a las ti- nas de la maquina seleecionadora, en donde tras de ser lavado sube a la bandas que lo seleceionan s én su tamaiic, Ya clasifieado llega, mecénica- mente hasta las mesas de empa- que, en las que en forma manual 16 Presagio ae eed i eee ae ' y estrictas normas de higiene, personal femenino se encarga de acomodarlo en charolas, de acuer- do a su tamafio. Un grupo de su- pervisoras vigila que el tamafo del crustaceo sea uniforme. Colocado en charolas, el cama- El nesaje. Abi concluye Ja labor del peseador y se inicia 1a industrial zacion del producto, La planta se eneargaré de su congelacidn o enlata- ‘iento, mientras el pes- cador, tras breve des- | canso, se haré de nuevo ala ma of DEC 2] procesamiento del Camardén — yOttas especies en La Reforma es eee ron se vuelve a pesar; enseguida se le agrega agua para introdu- cirlo a los armerios o tineles de congelacién, colocéndolas previa mente en una charola mayor que requiere de dos personas para su manejo e introduecién a los tine les. La baja temperatura hace po- sible la rapida congelacién del marisco, que transportado por me- dio de carretas se lleva a una mesa central, en donde un grupo de obreros se encarga de introdu- cir las charolas al agua obtenien- do asi las marquetas de camarén congelado. Estas se guardan en bolsas de plastico, luego en cartones del ta- maiio de la marqueta y finalmen- te en cajas de cartén que se en- vian al almacen de congelamiento a disposicién de las cooperativas pesqueras para su venta en los mercados nacionales y extranje- ros. El camarén en estado de conge- lacién puede durar meses y afios sin deseomponerse, lo que permi- te su transportacién a Estados Unidos y Europa, sin riesgo algu- no, lo que no ocurre con el produc- to natural que es facilmente pere- cedero. Pero si sabroso es el camarén, también lo son los moluscos y las especies de escama que se proce- san en la planta de La Reforma, tales como la almeja, pargo, hua- chinango, cabrerilla, sierra, v: queta, pierna, cazén, tiburon, co- cinero y otras. Produetos Pesqueros de Sinaloa cuenta con su propia flotilla para la captura de estas especies, pero también adquiere de los pescado- res las que éstos capturan. Ademés de presentarla en esta- do fresco, la empresa congela las piezas enteras, en filete o reba- nada, pero siempre tomando en cuenta la preferencia que el con- sumidor tenga hacia las misma’ Cuando se congela entero (destri- pado) solamente se lava, se colo- ca en charolas y se mete a conge- lacién, Cuando se filetea el pescado El marisco entra al proceso de la. vado y la méqui- na se excarga de Tlevarlo «las ban- das seleccionado- ras, que a su ver lo distribuird a Ins meses de aco- modo. Uno a uno los re cipientes son lle- nnados per las ma nos expertas de las acomodado- ras. Las charolas son llevadas de muevo # esaj El tamato y peso determina Ta cali- dad del producto Hecho el. pesaje, Jas cherolas son Tevadas a conse- Taniiento Presagio 17 fresco, se introduce a congela- cién, Cabeza y huesos se rebana y congela como subproducto con fines industriales, principalmente para elaborar harina. El pescado seco: salado es por- cién de cazén, pero principalmen- te de tiburén. Se filetea, se sala y se pone a secar al sol. Normal- mente se vende en bolsas 0 se con- vierte en machaca que llega direc- tamente al publico a través de los centros distribuidores de Culia- can, Cd. Obregén y Hermosillo. Cuenta la planta de La Refor- ma con area de enlatado, prinei- palmente de sardina, atin, cama- r6n, almeja y lisa. Dispone Pro- duetos Pesqueros Mexicanos de cuatro barcos sardineros, tipo pe- ruanos, a cargo de la planta de ‘Topolobampo, que obtienen la ma- teria prima en esa zona y la de Yavaros, Sonora. En estos lugares se recibe la sardina y se corta, Bl desperdicio 18 Presagio ‘También se tene fres— * pecies de eseama co— Sacadas de los armerios| ttineles de congela- in, las marquetes quedan listas para rect bir la envoltura protec- tora. Luego viene su pacamiento en cajas de cartén x su introdue- eign al almacén, cas 0 procesadas Ins es~ mo_tiburén, cazén, gua chinango, mero, pargo, ete (que no lo es) se utiliza para ela- borar harina, ¥ la carne para en- latarse se envia a La Reforma en estado fresco, enhielado, para su envasado, Al reeibirse entra al proceso de cocimiento y salmoreado, y luego al acomodo en la lata. Lo mismo ccurre con el camarén, previa mente pelado, y la almeja descon- chada, pasando enseguida al en- gargolado que sella la tapa de la lata y garantiza la conservacin y calidad del producto. La coloca- cidn de etiquetas y el envasado en cartones cierran el proceso indus- trial en la planta, Esta da trabajo permanente a 824 personas, entre empleados y obreros, los que gozan de todas las prestaciones de ley. Se caleula que en 1979 se cubrirén por concepto de salarios y prestaciones la can- tidad de 16 millones 545 mil pe- sos, lo que da una idea de la im- portancia de esta fuente de traba- jo en el municipio de Angostura. al ALHUEY La noche obscura de enero Eaego . oyen dos gititarras suspira y canta también. borré cielo y horizonte seguidas de un acordeén 7 y un buey viejo ex el potrero y una vor rural desgrana ies Plo ne i tel i se oye bramar entre el monte; SH apasionada canciéns ast escuchar Tas muchackas y cuando brilla la luna suspirando una mujer las serenatas de dUhuey por encima de los cerros, escucha al galiin que canta 7 al verla brillar los perros mientras mi tierra querida, Asi escuchan las muchachas Te cuentan algiin pesar. bajo Ia luna de plata las serenatas de Alhuey. Presagio 19 Como siempre sucede en el me- tabolismo misterioso de las cosas humanas, la vida, a veces, se ve frustrada por oscuras catarsis, por infortunios y sinsabores, por penalidades y vicisitudes, en fin por enigmas misteriosos; asi Ci- priano Obezo Camargo, primera- mente nifio, bajo una orfandad temprana— se convierte en efi ciente aprendiz y mandadero, ca. zador audaz, lider estudiantil, agrario y magisterial; comunista violento, brillante poeta, extraor. dinario maestro, hombre de bien, pire abnegado, sinaloense dis- tinguido. Cipriano Obezo Camargo, nace en el lugar més transparente del 20 Presagio trépico sinaloense, en el lugar mas claro de la provincia sinaloense, en Alhuey, Angostura, el 26 de septiembre de 1918. De origen humilde, de pensa- “miento gil, hombre de temple y de carécter, de probada inteli- geneia, de expresién violenta, anecdético y dicharachero; es Obezo Camargo un hombre gallar- damente “ esponténeo, con una prosa flufda que emana de la ins- pirecién como de una profunda vena, que stele arrastrar limos e impurezas, més también llevar arenas de o70 al escribir el pen- samiento mas profundo y el poe- ma mas violento, tierno y peda- gogico. Por David Rubio Gutiérrez Cipriano conocié y sintié los donaires de la vida; huérfano a la edad de 12 afios, el destino le de- pararia cosas tristes; mas sin embargo, jamés se sintié aniqui- Jado en su lucha por su existen- cia; él imbufdo por el hambre y el abandono social, se cobija en la campifia sinaloense; después de panidero, se convierte en pedn agricola, se adiestra en el manejo de Ia pala, el machete, la tazpane y el hacha, aprende a uncir bue- yes, a enguarnecer mulas, a ma- nejar el arado, la rastra, y la carreta. Este joven no se detiene en lo pequefio, nunca eaeré abati- do por la pobreza ; da la impresién de que ha venido a la tierra y al myndo de Dante para algo, y bus- ea ese algo que nos impulsa a proyectar nuestras inguietudes y acciones; asf, se convierte para el afio de 1932 en un eficiente meca- négrafo “a dos dedos” y eseribe para los dirigentes locales que alentaron la formacién de sindi- catos y comités agrarios, En 1936, la vieja casona rosa- lina le da Ja bienvenida; el cristal universitario vive la era cardenis- ta; ya se dejan sentir las voces roménticas de “Chuy Andrade”, del “Guacho” Félix, de Solén Za- bre; ya se escucha con insistencia el pensamiento revolucionario de un Carlos Marx; pensamientos e inquietudes que vendrén a nutrir su voeacién social; convirtiéndose en lider universitario, al formar el Bloque Izquierdista Universi- tario, en compafifa de los estu- diantes: Rodolfo Monjarraz Buel- na, Josefina Leon, Catalina Her- néndez, Amado Estrada, Mar- garito Gutiérrez Castro, Roberto Hernandez Rodriguez, ete. Situar a Cipriano Obez0 Ca- margo en su época, rodearlo de sus contempordneos y analizar su obra, buscando sus influencias y modelos, es 1a mejor manera de hacerle justicia; en este propésito modesto me he empefiado y es PRESAGIO la encargada de reco- nocer 82 nombre. Cipriano en la época en que fue presidente de la Sociedad de Alum- nos de la UAS. Presiden junto con 4 (1963) una sesién solemne del Consejo Universitario el siempre bien recordado gobernador Leopol- do Sanchez Célis y el rector y se- eretario de a Universidad Dr. Ju- Wo Tarra Urrea y Lie.’ Franeiseo Gil Leyva, EL HOMBRE, EL MAESTRO Cipriano Obezo Camargo, es de tos hombres forjados al calor de las vicisitudes, violento en sus ideas, sofiador de un mundo sin ismos, donde se acaben para sierr pre las guerras fraticidas, que le- van al hombre a la destruccién del hombre por el hombre; admi- rador de una juventud rebelde que oiga el lamento que viene de los sétanos del tiempo, arrastran- do su pena medieval, para con- vertirse mafiana en figuras pe- rennes de paz, de progreso y de amor. Su admiracién por la juventud, El meestro Obezo Camargo ree Diendo su Carta de Pasante de la Escuela de Leyes el to, de julio de 1959. Esfuerzo, dedicaciin, cons- tancia, atributos de este singular angosturense. Presagio 21 se convierte en poesfa cuando apoyado por una profunda remi- niscencia nos dice: Vamos pues, juventud, ti irds delante; hablandote al oido 22 Presagio Qué actividad, de tas pensantes, no ha em- rendido y bien— el maestro Cipriano? Aqué Jo vemos en 1956 como Bi comentarista de asun- tos politicos y eultura- Jes de la radiodifusora XECQ. ira mi sigio. y junto a ti, iré yo cantando un [himno que haga marea en tu sangre y te recuerde que si no te permiten vivir libre preferible es morir siendo rebelde Evocar el nombre de Cipriano Obezo Camargo, es remover el anécdota en las estaticas y con- geladas memorias. Decir Cipriano ‘Obezo Camargo es algo mas toda- via; es citar un ejemplo; es ha- blar del maestro, es forjar un simbolo. Ven, ven, ven, ven maestro, ven: dame las luces de tu alma noble alienta mi fe. Producto de la persecucién del gobierno de la époea, Obezo Ca- margo para bien del magisterio y de Sinaloa, se hace maestro el 16 de mayo de 1938, iniciéndose en una escuela unitaria de La Noria, municipio de Culiaeén, Este fue su preludio magiste- rial, éste fue su primer encuentro con la nifiez de mi pueblo; y en su temprano amanecer como maes- tro, siempre reflejé vocacién de servicio, amor, carifio y respon- sabilidad en la docencia. Cipriano Obezo Camargo nacié para maes- tro, moriré ensefiando la verdad como el Mesias, transmitiendo emociones vivas, trazando rum- bos y corrigiendo errores. Como maestro caminé por muchos rin- cones de la geografia sinaloense; En el campo del periodismo activo como reportare, columnista, cuen- ‘ista, eseritor, Cipriano también ha destacado. Aqui To observemos en mayo de 1961 entrevistando para el diario “La Palabra” al licenciado Alejandro Carrillo Mareor. En la plitica el también licenciado Salva- dor Robles Quintero. en la Escuela Normal de Sinaloa, supo escribir su mejor pagina como forjador de las nuevas ge- neraciones normalistas;; en la Uni- versidad cumplié con su deber al contagiar a muchas juventudes y en la ETIG, al lado del “Caballo” Montoya, Joaquin Flores Gutié- rrez, Juan Macedo Lépez, José ‘Ma. Cota y Cota, delinearon una nueva generacién de verdaderos valores sinaloenses. Su poesia se torna un canto de admiracién a la nifiez; sus versos se convierten en himnos didécti- cos que en mucho ayudaron a motivar una clase 0 hacer més ameno el proceso ensefianza- aprendizaje. Tengo un burro enano orején y pinto; canta, baila y brinca mi burrito es listo. .. Yo soy soldado valiente, el mejor de mi batallén; tengo un caballo de palo y una espada de carton: tra, fa, la, laaaa.. Cipriano Obezo Camargo, es un hombre poliédrico: cuentista, poe- ta, periodista, escritor, maestro, en todos estos campos ha incur- sionado con elegancia; su prosa es amena, pero en algunos casos es irdnica y violenta, Maneja la ironfa con bastante facilidad. Sus cuentos hablan de un claro cos- tumbrismo, inspirados en perso- najes de su pueblo natal o de su municipio, salpicades de humor y de critica. Su poesia se inspira en rios y montafias, en las injusti- cias de su pueblo, en Sinaloa, en Ja alegria y en el afén de vivir; es de profunda intuicién critica y de gran temperamento. México: Ahora, tu vecino enemigo abre tus [venas, Pero tus Nifios Héroes Haciendo barricadas con su infancia Protegen tu bandera con su muerte, Supervisando una escuele: Cipriano y el Profr, José Lois Félix Nen- sen, Director de Edueacién del Es tado en 1964, Haciéndose inmortales al morit. Cipriano Obezo Camargo, repre- senta el pie veterano del sindica lismo magisterial; en este campo ha sabido escribir las mejores pa- ginas de Miguel Cristo Ontiveros, Claudio Meza Vidales, Alejandro y Angel Torréntegui Millén, Ro- dolfo Monjaraz Buelna, ete., de- jando um verdadero ejemplo para aquellos que sentimos al sindieato como un 6rgano de lucha, de defensa y de reivindicacién. Maestro Cipriano: Tu talento no es, por fortuna, un privilegio de castas, no lo heredaste como se heredan los tronos imperiales, surgiste solitario en el solar si- naloense; eres hoy un virtuoso del relato, de la anéedota, de la tala, emeno y atrevido, de viva En Poebla, en 1958, ¢) maestro Obezo Camar- go con el licencia do Luis Alfonso Gastéluma, en via- Je de investiga. cién_académica. imaginacién ereadora, ingenioso y dominador de un estilo propio. ‘Maestro Cipriano: Cémo desea- riamos ser como td, franco y va- iente, porque Hamas a las cosas por su nombre; brillante porque das luz, al cenéculo literario sina- Toense; probo, porque das ejemplo con tus actos a las nuevas genera- ciones; limpio, porque no ocultas nada en tu persona; apéstol, por- que ensefias la verdad sin com- promisos; altruista, porque de- fiendes al mendigo. ‘Maestro Cipriano: Nuestra ge- neracién puesta de pie te rinde este sencillo homenaje a través de PRESAGIO. Culiacdn, Sin., a 2 de octubre Presagio 23 Tan abundante fue el jabali en los montes de Angostura que se gané a pulso su inclusién en. el escudo oficial, aunque me temo que no pasarén muchos afios sin que sea sustituido por una rana, un dnsar o una lobina en tan pri- vilegiado sitio. 'Y es que el jabalf, al igual que 24 Presagio el venado y la liebre, se extinguen poco a poco, arrojados por él hombre que actéa en aras del progreso, hacia otras latitudes. No, no se trata de que el hom- bre esté acabando con el poreino salvaje con despiadada matanza, sino simplemente le limita cada vez més sus reducidas dreas de existencia, empujéndolo a diario Bast La lobina, “manjar de los dioses”, se reprodu- fee y se pesca en los ca- nales de Angostura. y cambia por rar Por Samu fuera del monte, a zonas descu- biertas en las que no tendré mas alternativas que emigrar o pere- cer. ‘Las méquinas del hombre abren nuevas tierras al cultivo, pues la consigna es producir. Y a cada centimetro, pulgada o metro de Arboles 0 arbustos derribados, de porcién de tierra despejada, la naturaleza y sus hijos sufren el pinchazo doloroso del progreso. Huye el venado, la liebre, el conejo, el jabali; vuelan las pa- Jomas, el pato, las chachalacas y godornices; corre el armadillo, el tején, el mapache y el gato mon- és; reptan y se deslizan en rauda fuga la ilamacoa, la vibora de cascabel y el coralillo. La cueva, el nido, la madriguera han sido destruidos por la maquina, Habré que encontrar nuevos sitios mien- tras los haya, después, cuando todo esté despejado, solo las ms “*pequefias de estas criaturas, po- drén_ sobrevivir. —000— Por manadas se podian ver to- davia hace 22 afios al jabalf en Bacepora, Costa Azul, Batury, Batésari y Las Animas. La natu- raleza fue prédiga con estos ani- nos jabalt, 1 sabrosa juarte Garnica males, proporciondndoles clima, alimento y escondites estratégi- cos pare sustento y proteccidh. Varias veces participé en la caza de estos animales que nos dan ejemplo de unién social. Siempre andan juntos, y juntos se enfren- tan con bravura y decision a las situaciones de peligro que se les presente. En una ocasién vi morir a uno de mis mejores perros degollado por los filosos colmillos de un Jabali. Claro, Ia escena la presen- cié trepado en un Arbol, pues el resto de la manada acechaba fu- riosa y por un momento pensé que hasta podria derribar el arbol. Vive este porcino silvestre en los aguamales, mezealeras y nopa- leras, ya que gusta de esearbar y consumir sus raiees. Ademas estos sitios pocos freeuentados por el hombre, le son propicios para vi- vir en paz y a salvo de peligros, excepto claro, cuando los detecta el cazador. Ademés de los desmontes, el uso de fumigantes y otros pro- ductos quimicos estén extinguien- do al jabali. Me he encontrado algunos animales muertos des- pués de beber agua en Jos drenes, agua contaminada que escurre de manne terrenos fumigados. He visto también jabalies envenenados con el cebo destinado a las ratas de campo. El progreso, pues, est acaban- do con Is fauna en Angostura, y no pasarén muchos afios cuando los cazadores (antes formaban legiones, hoy son contados) vivi- temos solo del recuerdo de las especies que nos toed conocer y 120808, peti tosos, son los patos que se cazan en las lagunas sinaloenses. : hasta cazar. —=000== Pero como para com pensar desde el punto de vista ecolégico la ausencia del jabalf, la madre naturaleza, siempre prédiga, ha puesto a nuestra disposicién otras especies que si bien no igualan en tamafio y abundancia de carne al cuadrtipedo colmilludo, si le ganan Presagio 25 en sabrosura y calidad alimenti- cia, como el ansar o ganso sil- vestre, la lobina, el cauque y la sabrosa rane, El 4nsar es por decirlo asi ave de paso. Nos llega anualmente de Estados Unidos y Canadien parvadas inmensas, causando per- juicios 2 los arrozales y otros cultivos de los que se alimenta. Y tras de las aves llegan también cazadores de todos los rumbos Una sarta de ricas 1o- Dinas, listas en el mer- eado Garmendia de Cu- |) Yiaeén, pars su expen- dio y deleite de los gourmets, dispuestos a cazarlos, pues su carne es delicada y muy apetitosa. Pero los que siempre estén aqui, gracias a la abundancia de agua y canales, son el cauque, la lobina y la rang, euyas carnes son ricas ‘Un venadito en cauti- verio en el parque Cons- ‘itucién, Ys, apenas, en fotografia los vemos... en protefnas. Cuando s2 cierran las compuer- tas, los campesinos se meten a los canales y con facilidad captu- ran los cauques suficientes para comer durente toda le semana, ‘SI jabali, que _otrom deambulara en manadas | vor Jas pampas ango ‘turenses, solitario y P) Siste en una aula del (1) pareve Constitueisn, i i obteniendo asi un alimento buenu ¥ gratuito que le obsequia la na- turaleza. Ciertamente la lobina no es tan facil de capturar, pero abunda en Tos eanales en donde se le captura con anzuelo y atarraya, Pero es la rana, a mi ver, la que mayor atractivo y perspectivas guarda para el hombre. Sus an- cas, carne delicadisima, tienen un magnifico precio en el mercado local no se diga ya en el extran- jero, Le rana se cria a la orilla de la multitud de canales y atarjeas que existen en Angostura, asi como a la vera de los campos agrieolas por donde corre el liqui- do que los irriga. Es todo un es- pectéculo ver a los saltarines animalitos cuando la méquina tri- ladora pasa cerea de sus escon- Grijos, principalmente de noche. Las personas que las capturan utilizan lamparas de gasolina y un artefacto de tela en figura cénica, Los he visto que en unas horas de la noche lenan varios costales del batracio anuro, El anca de rana tiene gran de- manda en los Estados Unidos, en donde se cotiza a magnifico pre- cio, En Angostura una persona tiene concesién federal para la captura de rana, aunque también existe una cooperativa con la misma finalidad. El auge va en aumento, sabiendo que hay por lo menos una docena de solicitu- des presentadas a las autoridades de pesea, para la captura de rana. Como se ve, Ja rana va en ca- mino de convertirse en substituta del’ jabali en nuestro municipio. Si bien su captura no ofrece la emocién que busca el cazador en cada salida, si, en cambio, brinda el incentivo de ganar buen dinero durante la temporada en que se permite su captura. iA cambiar el rifle por la lém- para y el ranero! SoA ouEO INSTITUCION AL SERVICIO DEL PUEBLO UNA FUERZA NUEVA ORGANIZADA POR EL GOBIERNO Y VIGILADA POR EL PUEBLO. José Lépez Portillo CONASUPO ES DE TODOS PARA TODOS. ih PRODUCTOS BASICOS Presagio 27 DON JUAN ANGULO, GARBANCERO NON Por Arturo Figueroa Galvez Don Juan Angulo, deseubridor del garbanzo “ sreve Blanco”. En 1960 lo pre- mia don Antonio Amézquita, otro esforzado angosturense, con una medalla de oro. La observacién y el estudio de ciertos fenémenos por parte del hombre, han dado pébulo a mu- chos inventos y descubrimientos que hoy benefician a la humani- dad. De Isaac Newton, cientifico in- glés, se dice que fue una man- zana desprendida del érbol la que influyé y dio margen al estudio y formulacién de la Ley de Gra- vedad, que revela los ptineipios de la mecénica del cosmos. De Toms Alva Edison, norte- americano inventor del aparato transmisor y receptor telegréfico automético, el transmisor telef6- nico, el fonégrafo, la lémpara 28 Presagio incandescente y el proyector cine- matogréfico, se cuenta que fue un deseuido suyo al derribar un equipo portador de una aguja, lo que le dio la idea del fonégrato. La aguja ro26 un pedazo de car- tén y Edison capt6 que la onoma- topeya del golpe quedé grabado, naciendo més tarde los discos y el fondgrafo. Tanto Newton como Edison fueron individuos preparados a la alta escuela, el primero filésofo y cientifico, dl segundo un indus- trial que aprendié por si mismo quimiea, fisiea y mecénica. En la zona de Angostura, Sina- loa, Reptblica Mexicana, all4 por Ja década de los cuarentas, un hombre riistico, campesino dedi- cado a la siembra del garbanzo, hizo gran sportacién a la agri- cultura regional al descubrir la variedad de garbanzo “breve blan- co”, eultivo precoz que es actual- mente la mas recomendada por los expertos agricolas para las zonas garbanceras de Sinaloa. Don Juan Angulo, autor del ci- tado descubrimiento, cultivé sus tierras en El Saucito como tantos otros angosturenses lo hacian en sus respectivas jurisdicciones. Pero su espiritu de observacién y su comprobado apego a la tierra, Te hicieron sobresalir entre sus compafieros desde aquel dia en que al igual que Newton y Edi- son, tuvo la oportunidad de ad- vertir un hecho curioso que llamé su atencién y se dedieé a inves- tigarlo. Esa mafiana don Juan Angulo recorria su siembra de garbanzo como a diario lo hacia, para cer- ciorarse del crecimiento de las plantas y arrancar las malezas que en los alrededores les roba- ban la savia, Las plantas no flo- recfan atin, La floracin en la variedad blanco espafiol, que era la‘sembrada, se inicia entre los 61 y 68 dias y termina entre los 111 y 138 dias. El ciclo vegetativo es de 130 a 150 dias. Internado en Ja plantacién, don Juan observé de pronto que una parvada de tordos y zanates em- prendfa el yuelo asustado con su presencia. Se acercé atraido por 1a curiosidad, sabjendo por expe- riencia que los pdjaros sélamente acuden a los garbanzales cuando éstos tienen fruto. Grande fue su sorpresa al descubrir que las plan- tas en donde estaban los pajaros, no sdlamente florecian, sino que algunas tenfan vainas con fruto, picoteadas en parte por los ani- malillos que se habfan dado un banquete antieipado. Esas plantas precoces se ade- lantaron por més de un mes al ciclo vegetativo; el hecho en sf, significaba un fenémeno agricola garbancero nunca antes visto, por Jo que don Juan, previsor y visio- nario, procedié a colocar varas al- rededor de esas plantas para dis- tinguirlas del resto, teniendo especial cuidado en vigilarlas dia- riamente para impedir que los pé- jaros comieran su fruto. Fue cuestién de dias nada mis, el mo- desto agricultor coseché el primer garbanzo de su plantacién, cuan- do la inmensa mayorfa de las plantas apenas empezaban a flo: recer, Esos primeros granos de la Jeguminosa fueron guardados por don Juan en frascos de vidrio, con fines de reproduccién. Sabfa que de lograr reunir cantidad sufi- ciente, los futuros cultivos se re- ducirian en muchos dias con el consiguiente aprovechamiento de las tierras para otros cultivos. Y¥ Io hizo. Al ciclo siguiente El cultivo del garbanzo en las leas tierras de sembré unos euantos surcos con la semilla descubierta y ésta se reprodujo, La siguié multiplican- do hasta lograr la cantidad sufi- ciente en poco tiempo, y entonces el garbanzo sembrado por él salié del mbito particular y empezé a ser adquirido por otros garban- eros batitizado ya con el nombre de “breve blanco”. Los esvecialistas en la materia recomiendan Unicamente el breve blanco y Ia variedad Cal Grande para sierabras de temporal, pues por su precocidad aprovechan me- jor Ia hamedad residual de las iluvias de veranos (la variedad Cal Granite es resultado posterior del breve blanco). El breve blanco esté clasifica- do como “precoz, de alto rendi- miento y de buena calidad de grano”. La planta tiene crecimien- to erecto y aleanza una altura de 55 a 60 cms. Sus flores son blan- cas; le floracién comienza entre los 84 a 44 dias y termina entre Jos 90 a 120 dias. El ciclo vegetativo varia prin- cipalmente con las fechas de siem- bra y las condiciones de humedad. En siembras de riego del 15 de octubre, el ciclo vegetative es de 143 dias, y en siembras del 15 de diciémbre, de 117. En tem- poral el ciclo vegetativo es de 90 a 100 dias. Esta variedad puede producir de 1,500 a 2,000 kilogra- mos por hectérea bajo condicio- nes de riego y de 500 a 1,000 kilo- gramos en siembras de temporal. El breve blanco al igual que las variedades Garbanza, Macarena, Blanco Espafiol y Breve Inmuni- zado, utilizados para el consumo humano, ‘son de gran valor ali- menticio, El garbanzo en general es més rico en protefnas que el huevo y Ia leche y practicamente se le compara con la carne; ade- més es muy rico en carbohidra- tos. Estas propiedades alimen- ticias no pasan desapercibidas para paises como Espafia, Japén, Puerto Rico, Estados Unidos, Bra- sil, Uruguay, Venezuela y Colom- bia que lo adquieren en México, Lamentablemente en nuestro pais el garbanzo no forma parte de la dieta del mexicano que consume en mayor eseala mafz y frijol. Don Juan Angulo, modesto agricultor angosturense, hizo in- dudablemente una gran aporta- cin al agro mexicano con st deseubrimiento del breve blanco, contribuyendo con ello a la im- portaneia que dicho cultivo ad- quirié en las iltimas décadas. Presagio 29 A través de la Union de Ejidos rovanias de cosechas*"""§ Lem Si (intern SCLAMOS rmereserneed Exten: Bl renglon de comercializacion ha sido otro de los pasos impor- tantes que dio la unién de Bjidos en favor de los consocios, pues con éste inicié en firme su libera- cién de las garras de los “coyo- tes”, Iamados asi los comprado- ves de cosechas al tiempo y los que refaccionando de avios al eji- datario le compromete a entregar- Ie a precios mas bajos que los ofi- ciales. Eliminar a los intermediarios que sin arriesgar nada se quedan con gran parte de las utilidades de los ejidatarios, fue desde su creaciOn meta que se propuso la Unién, y vaya que lo esta logran- do, Para ello ha sido factor coad- yuvante la intervencién del Ban- co Rural del Pacifico Norte, que al otorgar eréditos oportunamen- 30. Presagio Por Carlos Beltran ia, cerea de Alhuey, ocupa la Unién de Bjidos. En primer término 1 edificio que alberga las cficinas, departamentos y refeccionaria. Al fondo la planta de fertilizantes y silos s siglas de la CNC. te impide que los campesinos cai- gan en manos de habilitadores particulares, Con pruebas fehacientes del avance liberacional que se ha ob- tenido con la comercializacién de las cosechas, el presidente de la Unién, Heriberto Vega Soto, da a conocer los siguientes resultados: “Durante el ciclo pasado se co“ mercializaron por conducto de la Unién un total de 14,692,203 to- neladas de trigo a un precio de $2,365.00 tonelada (precio de ga- rantia Conasupo), mientras que los “coyotes” lo pagaron a. $2,300.00 tonelada. La diferencia de §$ 65.00 representé una utilidad para los ejidatarios de . $954,980.00. cabe sefialar que este beneficio se extendid @ eji- dos que aunque no pertenecen a la Unién, aprovecharon los pre- cios logrados al vender directa- mente a la industria”. Y si este ejemplo no fuera bas- tante, cita datos referentes a la cosecha de cértamo, en la que se obtuvo la fabulosa cifra de 31 mi- Hones de pesos. Veamos como se “ logré: “Bl precio del cdrtamo en cam- po se inicié a $4,300.00 tonelada pero aleanz6 un precio de ...... $5,800.00 al finalizar las trillas; a nivel de municipio se obtuvo tuna produceién de 20,824,141 to- neladas, resultando una diferencia a nuestro favor de $ 1,500.00 por tonelada. De esta manera y por Esta por coneluirse Ja enorme bo- dega para almacenar cosechas, evitando con ello que el efidatario, cearente do sitios adeeuados para su resguardo, las malbaraten. medicacién de la Unién, logramos una utilidad de § 31,336,211.50. Si a ésto le sumamos las ganan- cias cbtenidas en los programas de actividades en todos sus depar- tamentos, podemos decir con sa- tisfaccién que los campesinos de Angostura hemos recibido un be- neficio directo superior a los 35 millones de pesos, dinero que an- teriormente iba a parar a las bol- sas de los intermediarios”. Como aceién complementaria de Ia anterior, y a fin de evitar que los campesinos malbaraten Ta bodega constaré de dos rampas hidréuticas con elevadores euya ca- pacidad en Ia recepcién de granos sera de 140 toncladas por hora; ademés tendré una secadora y un silo anexo con capacidad de 800 to- neladas, sus cosechas, la Union tramité y consiguié nuevo crédito, destinado a la construcci6n de enorme bode- ga mecanizada que esta a punto de ser concluida. Por los datos proporeionados por el dirigente, se sabe que la bodega constard de dos rampas hidraulieas con elevadores cuya capacidad para la recepeién de granos ser de 140 toneladas por hora; ademés estaré equipada con una seeadora y un silo anexo con capacidad de 300 toneladas. También contaré con dos es- puelas de ferrocarril, una a cada lado con su propia bascula ferro- carrilera. Con esta obra se estard en con- diciones de agilizar las trillas, mo- vilizar répidamente las cosechas y guardarlas para hacer una me- jor comereializacién de las mis- mas, E] trabajo de la Union de Bji- dos no ha terminado, falta mucho por hacer, inclusive ya estén apro- bados algunos proyectos de los cuales comentaremos separada- mente. Presagio 31 Jun profesional en el periodis mo... (foto del ayer) Estuve presente en el parto de la segunda época de El Sol de Si- naloa, él 1o. de diciembre de 1956. ‘Me preparaba para asirme a ese bareo previendo el naufragio —como asf ocurrié— de mi plaza como secretario auxiliar en la particular del gobernador, ya cuando Gabriel Leyva Velézquez asumiera el poder el 10, de enero de 1957. ‘Mi amigo y compadre Manuel Ferreiro y Ferreiro —hacedor de muchos periodistas de primera plana de diarios sinaloenses— fue mi padrino para el ingreso a esa nueva actividad, de la que confie- 80 no conocia —y muy poco he aprendido— ni la o por‘lo redondo, Ah{ me toc6 amistar con Her- berto Sinagawa Montoya y Este- ban Zamora Camacho, primerizos en esos tiempos, al igual que yo, en esta tan desprestigiada e in- comprendida profesién, Fui pues testigo del inicio de la carrera de dos extraordinarios periodistas originarios de Angos- tura: Herberto, de La Unién y Esteban, de la propia cabecera. 32 Presagio Herberto ¥ Ksteban Por José Ma. Figueroa Diaz SINAGAWA MONTOYA ‘Tengo bien presente a Herber- to, quién ingres6 a El Sol en los primeros meses de 1957. Callado, circunspecte, con su delgadez fi- sica de siempre, llegaba a grandes zancadas a la redaccién, metia las cuartillas a la Underwood y en un santiamén hacia sus notas, las entregaba 2 Zérate Urbina o a mi y se ibe sin que mediara un “hasta mafana” o un “nos ye- mos”. Siempre fue elegante, fino, en la elaboracién de sus articulos. No era la informacién comin y corriente, de esa que se hace para “salir”. Era otra cosa, diferente a la confeccionada por los demés reporteros. Ya, desde ese enton- ces, asomaba la facilidad asom- brosa que tiene para redactar y su corte de prosa de muchos kilates. Fui testigo también de sus bal- buceos roménticos con Beatriz, que después se convertiria en su esposa y madre de sus hijos, y a la que Herberto quiso tanto, tanto que nunca se consolaré con verti Ja politica, 1 en el periodismo y en (toto del pasado) su lamentable y temprana desa- paricién. Herberto siempre ha sido mo- desto, retratdo, serio, pero que no Je pisen un callo... porque cui- dado con él. Yo lo he visto eémo, sabe defenderse con Ja palabra escrita y hablada, En todas partes se le estima y se le admira por su talento y por su don de gente. La gran ilusin de su vida es eseribir un libro. Y si no lo ha hecho no es porque no pueda ha- cerlo, sino que la biisqueda del pan de cada dfa, lo ha obligado a posponer lo que en cualquier momento iré a realizar. A veces cerca, a veces lejos, he seguido’ con interés los vaivenes de la vida de Sinagawa Montoya. Ya en el campo del periodismo 0 de la televisién; hoy en las artes gréficas y en la direccién de El Sol de Sinaloa; en todas partes, ha dado pruebas de su capacidad, de su inteligencia, de su honesti- dad y verticalidad. Es Herberto un angosturense, un sinaloense, fuera de serie. .. ZAMORA CAMACHO Hace unos meses Esteban me hizo una entrevista en relacién ‘con mi nueva actividad como edi- tor y director de PRESAGIO. Re- cordamos en esa ocasién algunos pasajes de viejos paisajes del ayer que en una u otra forma, cuando faimos compafieros en El Sol, nos ligaron y nos hicieron amigos desde esa época. Fue también Esteban, al igual que Herberto, de esos jévenes con uns seriedad temprana no co- rrespondiente a su edad, pero eon una gran inquietud por cultivarse, prepararse y sobresalir en la vida. Rememoro a Zamora Camacho en la redaecién de sus notas in- formativas, Austero, seco, cicate- ro dirfa yo, hacia sus notas breves, condensadas, ni una pala- bra més ni una menos, pero cuan- do el tema le gustaba se convertia en el buen Quijote, con su lanza en ristre, presto a defender hon- ras de bellas doncellas y de nobles caballeros. Lo vi y lo of también hablar una que otra vez en aquellos can- Sinagawa, en la actualidad Zamora, en 4 presente, dentes mitines en contra del gobierno de Gabriel Leyva Veléz- quez. Valiente, temerario, con una oratoria flufda, profundo en sus conceptos, pedia la cabeza del gobernador y del procurador Mi- guel Gaxiola. Perdi de vista a Esteban por algunos efios cuando se fue a San Luis Potosi a trabajar en un pe- riddico de la Cadena Garcia Val- seca, Inclaudicable en sus princi- pios, en su formacién ideolégica, alld se vio envuelto en problemas de tipo polftico, que casi lo con- Manuel Ferreiro y Ferreiro, forja dor de infinidad de periodistas si naloenses. vierten en fiambre al criticar al régimen estatal al través de sus columnas periodisticas. Después regresé a Sinaloa més fogueado, maduro en cultura y en ideas. Combiné su tiempo en Ja venta de seguros, en la politica y en el periodismo. Panista de hueso colorado nunca ha negado la cruz de su parroquia, Hoy, después de algunos intentos falli- dos, lleg6 a diputado federal por Sinaloa bajo los auspicios y la bandera azul de su partido. Desde México, después de que estrend su curul, sigue enviando sus lefdas colaboraciones perio- disticas 2 El Noroeste. Las entre- telas de la Camara de Diputados, sus recovecos e intimidades, son dadas a conocer por Zamora Ca- macho en forma amena, hiriente, sareastica. Serd Esteban, y lo vamos a ver, un representante popular con to- da la barba. Agresivo, valiente, diré sus verdades, porque podré tener muchos defectos, pero nun- ca se le podr tildar de pusilénime 0 de claudicante, Es otro angosturense que hon- ra a su tierra... Presagio 33 Echen “Pegua” y que Si te quedas para fin de sema- na, me dijo Balta Angulo, vas a poder ver un buen juego de pelo- ta de brazo entre Manuel Zazue- ta, “Bl Lavadero” y un muchacho de Los Capomos que todos por aca tienen ganas de ver bien planta- do. Los dos estan nuevos y tienen muy buena vista y juegan muy regular. Es cierto que no son de aguellas lumbreras de antes como el Negro, el Giiero Roberto Gar- fa, el Duleero 0 el Loco Evaristo, pero siempre vale la pena verlos porque tienen ganas de llegar a ser famosos, agregé mi amigo, ya en las afueras del pueblo de AL huey. Puse el caballo “a rumbo” y le solté la rienda para que sélo en- filara a la querencia por el cami- no de Angostura, siguiendo por 34° Presagio La Primavera, para tomar mas delante la brecha que pasa por el campo de Los Casal, pasando por Tobery, y de alli a San Antonio donde prestaba mis servicios como maestro rural, Al paso de la bestia y al ritmo del sonar de las espuelas, traje a mi memoria el viejo deporte indio Tamado tarabién “hulama”, re- cordando que el campo de juego se llama “tasti” y mide como cien metros de punta a punta y poco mas de un metro de anchura. A media distancia, el “tasti” se di- vide en dos campos iguales por una linea transversal Iamada “analeo” y 2 los extremos de am- bos lados se les da el nombre de “chivos” 0 “puchas”. Recordé también que un parti- Comience la “Hulama” Por Cipriano Obezo Camargo do de “hulama” se puede jugar “mano a mano”, “dos a dos” o “tres a tres”, y que en la clasifi- cacién de los jugadores, se le da el nombre de “malero” al que va al frente de cada bando, porque es el que debe poner la bola en juego echando “mali”. Se le lla- ma “topador” al jugador contra- rio que le toca atajar el “mali”. El que va detrés del “malero” es el “segundo” y el ultimo, por ra- 26n, de su colocacién, es el “chi- vero”. La pelota es de un hule o latex especial, que los mismos campesi- nos fabriean como parte de sus artes tradicionales, moldedndola para darle la forma de una esfe- va maciza como de unos diez 0 doce centimetros de didmetro, aproximadamente, El juego se inicia cuando los dos equipos se encuentran coloca~ dos a uno y otro lado del “anal- co”, a partir del momento en que uno de los “maleros” empieza a “echar pegua”. La “perua” con- siste en lanzar la pelota con Ia mano a los jugadores del equipo rival, para que el “topador” del bando contvario pueda contestarla, golpedndola con la parte més musculosa del ante-brazo que se desarrolla abajito del codo, y que ha sido especialmente protegida vendéndola con una larga cinta de manta de unos dos o tres centime- tros de ancha, llamada “faja”. Una vez que la pelota empieza a ir y venir por el efecto de los golpes de ante-brazo Iamados “gliechis” 0 “cdidas”, queda prohibido tomarla con la mano: mientras esté “viva”, Para ponerla en juego otra vez, el equipo que “trajo” la “raya” anterior debe echar “mali” por conducto de su “malero” designa- do, sujetando ligeramente la pe- Jota con la mano izquierda para soltarla e impulsarla después con el ante-brazo derecho, colocéndo- lo en posicién de éngulo agudo do- lado hacia adelante, con vértice en el codo, y manteniendo la mano firmemente apufiada para darles ay mayor rigidez a los misculos, a fin de que el golpe resulte mas sdlido, La pelota se considera en juego mientras esté yendo y viniendo por dentro del “tasti”, ya sea “de aire” 0 de botes, a condicién de que rebase siempre el “analco” después de cada “céida” del con- trario, Pero si pasa el “analeo” de aire y va a caer al lado contrario fue- ra del “tasti”, le bola se conside- ra muerta sin consecuencia para nadie, debiendo volver a echar “mali” el mismo jugador que Jo hizo anteriormente, Se anota una “raya” o punto a favor de un equipo, si el jugador del bando conirario no hace le- gar la bole al “analeo” después de haberla gclpeado con su ante-bra- zo, .quedando la bola “muerta”. También se anota una “raya” a El malero-antes de poner la bola cen juego, realiza una serie de mo- vimientos para destantear al “to- pador”.... favor de un equipo, cuando algu- no de los jugadores rivales es to- eado en cualquier parte de su cuerpo fuera de la zona fajada del ante-brazo, que ¢3 con la tini- ca que est sutorizado para con- testar los “giienchis” 0 “eéidas” del contrario, En este caso se con- sidera “jariado” al jugador gol- peado, considerandose la declara- cidn como una calificacién despec- tiva. Otro caso en que la bola se con- sidera “muerta” y se concede una “raya” al contrario, es cuando el “malero” lanza la pelota y ésta no llega a dar el primer bote en el campo propio, sino que bota en el campo enemigo. La pelota en este caso, se califiea como “guala”. Favorece igualmente al bando contrario, el hecho de que la pe- lota al ser contestada por un ju- gaddr‘ “muerda” sélo parte de la faja o pegue por completo fuera dela zona fajada del ante-brazo. En este caso se declara que la bola fue “yagualiada” y queda muer- ta, como se ha dicho, en favor del rival Finalmente explicaremos que ‘otro caso en que un equipo se puede aereditar una “raya” a su favor, resulta del hecho en que un jugador de brazo potente golpee con tal fuerza la pelota, que ésta Hegue hasta l extremo del “tas. ti”, mas alld de la marea del “chi vo", bien sea que la pelota vaya botando por dentro de terreno de Juego o se vaya “de aire” aunque vuele viajando fuera de los limi- tes, El juego termina en favor del Presagio 35 equipo que anote primero ocho “rayas” para su bando, pero el hecho de que la anotacién sea re- versible, es decir que suban los puntos en favor de un bando en la misma proporcién que bajan en contra del otro, permite que los encuentros de prolonguen por horas y horas, y a veces hasta por varios dias. La noche anterior a la fecha en que se efectuaria el encuentro de “hulama” anunciada para el do- mingo en Alhuey, le conté a don Guadalupe Soberanes, en cuya casa me alojaba, mi propésito de asistir al desafio, dando motivo para que el aludido trajera a cuen- to el recuerdo del gran “agarrén” que quedé en la mente de los afi- cionados de la regién por muchos afios, allé por 1929 0 30. Se trata, me dijo don Guadalu- pe, de la “hulama” que se jugé en El Playén entre el Negro de San Joaquin y El Loco Evaristo, de Alhuey. Aunque el juego quedé “esta- jado” que se jugaria “dos a dos”, Jos compafieros de ambos queda- ron totalmente opacados por la gran fama y categoria de aque- llas dos figuras principales, ya que entanto El Negro como Eva- risto, ademas de muy buenos eon la pelota en la mano, se pintaban 36 Presagio ‘Los adversarios se dieron un abrazo en plena raya del “analeo”... solos como ocurrentes, “echones” y mal-hablados. Desde antes de entrar al campo de juego, los dos, pasedndose en- tre sus partidarios, empezaron el duelo de “chifletas” y respuestas subidas de color, para deleite de los mirones de uno y otro bando, que celebraban con aplausos, gri- tos y carcajadas las puntadas de su fdolo respectivo, En el momento en que el “ve- dor” 0 juez ordend “echar pegua”, para que empezara el encuentro, Jos adversarios se dieron un abra- zo en plena raya del “analeo”, di- ciéndole El Loco Evaristo a su ri- val: agérrate Negro “jijo de la chintegua”, porque de aqui vas 2 volver a tu tierra con la cola en- tre las patas, pues vas a ver que te voy a dar hasta por debajo de Ia lengua, pendejo. El Negro, una ver oido el dis- curso que le endilgé su “sayo”, solté una ruidosa carcajada, y le contesté: vamos a ver si con el brazo eres tan bueno como con la lengua, “pinchi”. Mira, només pa’ que sepas quien es tu padre, en este juego te voy a “jariar”. Abre los ojos y aprieta las nalgas, por- que te vas a llevar la pelota re- tratada en las narices, Otra vez las carcajadas del auditorio; dos o tres madrazos de ida"y vuelta, y el grito del “ve- dor” urgiéndolos nuevamente 2 empezar. “Pegua. .. Pegua, hocicones. ..” “{A empezar la jugada luego, Ine- go!", grit con energia. Casi todo el dia duré el “aga re”, colgandose la balanza para un lado o para el otro, pero sin dejar modo de calcular quien iba a ser el vencedor. Sin embargo, tenia que llegarse tarde o temprano, el momento de- cisivo. YY sucedi6 que en una de las fa- ses del cerrado duelo, El Negro se vio obligado a mandarle una pelo- ta “franca” y fécil a Evaristo. Este, reaccionando con mucha vi- veza, contesté con una “eéida” suavecita, ahi només arribita de Ta cabeza de El Negro, y echéndo- se pricticamente encima del “analeo”, se pas6 enseguida al campo contrario, saltando y dando gritos despavoridos como para “aeoquinar” al adversario; tratan- do de evitar que trajera la “raya” que le era decisiva y, de paso, tumbarle el peligroso “se van” que se “cantaba” como adverten- cia del inminente final del juego. Pero El Negro, habil como el que més y con la liviandad de un gato, dio un salto lateral, y atra- vesando el brazo con precisin, 1o- gré6 parar a tiempo el viaje de la pelota, haciéndola caer a plomo para que de pura casualidad, ca- yera sobre el lomo de Evaristo que, por haber trastabillado en esos momentos, se encontraba caido en cuatro pies. i“Jariado...”! “Bstés “jaria- do”, “jijo de la “jinjurria”. Te lo dije, mentecato, Qui est tu pa- dre, Reconécelo, viejo “mondado”, gritaba Hl Negro fuera de mientras el derrotado, levant dose con la sonrisa de la ineredu- lidad en el vostro, le contestaba yendo a su encuentro: “Negro “méndigo”; ;qué suer- te tienes...! Luego, uniéndose con él en un fuerte abrazo, lo le- vanté por los aires y dirigiéndose a sus partidarios, les dijo: Ni modo; me gan6 derecho porque es muy bueno el cabrén. Pero no ha de ser esta la iiltima vez que nos “hagamos bola” en un “tasti’ Cuando nos ‘“vuélvamos” a ver, voy a ser yo el que lo va a joder. Se los juro. ;Por dios santo que me “amano”. Al dirigirse a la sombra de las fondas para descansar un poco aquellos dos titanes del “mali” y de la “ciida”, una cerrada ovi cidn los seguia, mientras los gri- tos de los partidarios de uno y otro hacian coro brindando con bolletas de cerveza “al tiempo” y tragos de mezeal, 2 costa de los que habian perdido en las nutri- das apuestas que se cruzaron. Por mucho tiempo, repitié Don testa uns _pelota casi a ras del sue- bo... Guadalupe, quedé en la regién el recuerdo de aquella “jugada”, y més se comentaba el hecho casi inerefble, que E] Negro hubiera *Jariado” al Loco Evaristo. Ahora, cuando el tiempo ha puesto de por medio la historia, la “hulama”, aunque no ha des- aparecido del todo, se bate en re- tirada ante la actualidad de los deportes modernos que reciben impulso oficial, al mismo tiempo que, sin vaz6n valedera, se sosla- ya cualquier intento por darles nuevo crédito a los deportes vie~ jos. Es el mismo caso del “gome”, que se jugé con una bola de ma- dera dura que se impulsaba con el pie y se jugaba “mano a mano”; la “quichi” en que entra- ‘an en juego los “palilleros” gol- peando unas esferas de madera blanda que se sometfan a la acci6n. de] fuego, para que su trayectoria luminosa destacara en la negrura de las noches de agosto en que so- lia jugarse, o “el hule” que se ju- gaba también con pelota elastica pero como de unos quince o die- ciocho centimetros de diémetro golpedndola con el “cuadril”, son variantes deportivas que pertene- cen al pasado de nuestras tradi- ciones regionales y que, solo por motives de curiosidad “folkléri- ca”, se busea de vez en cuando a Jos que fueron sus més activos ex- ponentes, para pedirles demostra- ciones ptiblicas de lo que queda de sus antiguas habilidades, pero nada mas. Y es asi como a pesar nuestro, _de la nostalgia de los viejos, y del eritetio de los folkloristas, las ma nifestaciones de la cultura anti- gua se nos van yendo cada dia més al fondo de las bohardillas del recuerdo. Los tiempos nuevos van impo- niendo sus nuevas modalidades de vida a las superestructuras de ayer que, en muchos aspectos, ya es anacrénico, extempordneo. Presagio 37 Melquiades Garacko es “RL VIE. JO” iVaya si lo conoei!, fue de los mejores compafieros que tuvimos en la lucha, pese a que era algo atrabancado, Asi se expresa don Cosme L6- pez Cruz, uno de los sobrevivien- tes de la lucha sindical y agraria en Angostura, al referirse a don Melquiades Camacho Camacho, Iuchador social abatido por balas asesinas el 20 de agosto de 1940. Antes de iniciarse en las lides agrarias, Melquiades trabajaba en la oficina recaudadora de ren- tas, es decir, para el gobierno, Jo que hace més meritoria ain su participacién en la lucha. Enten- dia perfectamente la necesidad del cambio social, de redimir a obreros y campesinos, y desde su mismo empleo en recaudacién inicig su labor redentora, Un dia nos fuimos @ formar el grupo peticionario de tierras a La Esperanza, hecho lo cual Mel- quiades renuncié a su empleo pa- ra entregarse de leno al trabajo social. Particip6 en casi todos los actos constitutives de comités agrarios en Angostura, al igual que otros progresistas como Bvaristo Angulo, Cosme Obeso, Genovevo Herndndez, Agustin Don Melquiades Camacho “El Vie precursor de Ia lucha Gutiérrez, José Maria. Espinoza, agraria en Angosturs. Los fuertes intereses le privaron de Ia vida el 20 de agosto de 1940. Sulién Cruz Lépez, Mariana Espi- noza, Teresa Gutiérez, Cipriano 38. Presagio Fue muy amigo del Coronel Rodol- fo T. Loaizs, que como él, tavo tragico fin. Aqui aparecen Juntos al llegar a una fiesta en honor del gobernador de Sinaloa. Obeso, Margarito Gutiérrez y mu- chos mas, Siempre andabamos juntos. Era parco al hablar, pero su presencia en las reuniones nos estimulaba, como que nos sentiamos ampara- dos. Casi todos los que participa- ron en la organizacién de comités locales Jo hicieron también en la de los que correspondieron a otras comunidades, pues se trataba de Juchas hermanas. Primero fueron los sindieatos, después los comités, inclusive en cada sindicato se de- signaba una comisién campesina EI coronel Loaiza visitaba seguido a don Melquiades, quien junto con su hijo del mismo nombre mues- tran al mandstario estatal unas matas de garbanzo. de las que surgieron futuros di- rigentes del campesinado. Los ejidos surgieron alentados por el régimen cardenista, la Constitucion y el Cédigo Agrario. Melquiades, empapado de esos prineipios, recorrié con todos no- sotros la zona de Angostura pre- gonando la nobleza de esa ley lu- chando por la organizacién de los trabajadores y el reparto de las tierras. Melquiades, como Cristo, aren- g6 a las multitudes hablandoles con la verdad, intentando redimir- las de su condicién de explotadas. también, como Cristo, murié sacrificado sin que nadie, en sus tiltimos momentos, pudiese brin- darle ayuda. (Los ojos del anciano se cubren de lagrimas al narvar este tragico episodio, cuyo desarrollo explica mas adelante) Anduvimos en San Antonio, Angostura, El Ebano, Esperanza, El Llano, Horcones, Hama, San Luciano, Batamotes, La Primave- Presagio 39 va, El Playén y Alhuey, promo- viendo la formacién de los comi- és agrarios, explicando a los jomaleros que solo mediante la ‘obtencién de la tierra seria posi- ble lograr su emancipacién, pues serian duefios de ellas al igual que las cosechas que levantaran ¥ dejarian de ser esclavos de terratenientes. ‘Trabajébamos por cambiar la fisonomia social de Angostura. Para entonces habian pasado 20 afios de inieiada I revolueién y sus postulados no se cumplian. Zapata era burlado, las tierras y el agua eran de los poderosos; predominaba el analfabetismo, no habia electricidad, tampoco servi- cios médicos; en fin, brillaba por su ausencia la justicia social. 40 Presagio Durante el go- bierno de Mol quiades Cama- cho, en 1940, se inieié le Ta construceiin del pale- pal. La lucha fructifieé, se vinieron las dotaciones de tierras en 1935, confirmadas en 1937 por el presi- dente Lazaro Cardenas, y poco a poco la sitvacién de los antiguos dos se xetrata- ron con el goberna dor Losiza unto a la ex- hacienda Mas- cearefio, cuando ya. trabajaban as tierras por su cuenta Atrés del co- rronel esté don ‘Belquiades, EL gobernador Rodolfo T. Loaiza, atras Melquia- des “El Vie- Jo” y un grupo nameroso de angosturenses. explotados empez6 a cambiar. Ahora ya lo ve, tenemos eseuelas, hasta preparatorias, caminos, luz, telégrafo, teléfono, agua, tracto- res, casitas de material en pro- piedad. Las cosas cambiaron y hoy somos duefios y no explota- dos. Es una Angostura diferente ala de entonces. No me explico cémo hay quien diga todavia que todo tiempo pasado fue mejor. Por lo menos en Angostura, vivi- mos muchos para desmentir tal afirmacién. Ea lucha sindical decay6 con el reparto de las tierras, pues las propiedades particulares conver- tidas en ejidos, dejaron de tener patrones. Muchos terratenientes se fueron a Guamtichil, Los Mo- chis y Culiacén, Nosotros nos quedamos a hacer producir la tierra, a responder eon trabajo y cosechas a la revolucién que nos hizo justicia, y aqui estamos to- davia respondiendo. : —000— Melquiades, le deefa, murié co- mo Cristo. Yo me eseapé de morir junto a él, por una verdadera ca- sualidad. Ese 20 de agosto de 1940, fue por mi a Bl Ebano, para pedirme Je acompafiara a Guamiichil, pero no me encontré. Andaba yo en el nfonte haciendo tin carro de lefia, Por la tarde, al regresar a casa, me enteré de la fatal noticia: le encontraron acribillado @ balazos dentro de su carro, junto con el comandante Juan Burgos y su hi jito Arturo, salvandose de morir otro pequefiito de nombre Alejo y Francisco Argiielles Terrones que fingiendo estar sin vida escapé de morir. ‘Tres dias antes una vez que lo acompaiié 2 Guamtichil, nos en- contramos caminando por la ca- rretera al coronel Rafael Granja Lizérraga, con un rifle en la ma- no. Nos detuyimos para pregun- tarle si se le ofrecia algo, y tras de reconocer a Melquiades se hizo de palabras con él, lanzén- dole palabras altisonantes y re- Roe Esta foto se tomé al parecer en la ciudad de México. En ella aparece Melquiades “El Viejo” con varios amigos. prochandole su participacién en la Incha agraria. Nos seguimos de frente para evitar Ja cosa pa- sara a mayores, En Guamichil, Juego de tramitar algunos asun- tos, fuimos al edificio de la sin- dicatura en donde se alojaba la comandancia de la guarnicién mi- litar, con la intencién de hablar con el coronel Granja y pedirle aclaraciones respecto a su grosera actitud en la carretera. Durante bastante tiempo per- manecimos en espera de ser reci- bidos, sin conseguirlo, por lo que Melquia- Don Cosme Lépez, amigo fiel del honibre de La Esperanza. optamos por el retiro. Ese tragico 20 de agosto, Mel- quiades recibié una llamada tele- fOnica pidiéndole se presentara con urgencia en Guamiichil, a donde acudi6. Al regreso, a la altura de San Isidro, los asesinos dispararon sus armas con los re- sultados ya deseritos. Al practicarse las investiga- ciones en el lugar de los hechos, se encontraron latas vacias, residuos de alimentos, cigarrillos consumi¢os y abundancia de cas- quillos de diferentes calibres, lo que indieé que los asesinos ma- teriales se habian apostado dos 0 = des Cama ‘cho fue s=pul- tado en el pan- tein de Ale huey Su hijo ‘Melquiades, al centro, visita sutumba acompa- fiado den ‘merosos ami- 08, tres dias antes para consumar su alevoso crimen. Los autores intelectuales per- manecieron por siempre en el anonimato, pero nunca ha exis- tido duda que fueron algunos de los intereses afectados por el re~ parto de tierras los que ordena- ron el saerificio de Melquiades, en acto cruel de venganza, A Melquiades le quitaron la vida, pero nunca la gloria de ha- ber luchado y logrado el propésito cardenista de dar tierra a los campesinos desheredados, por lo que su recuerdo vive en el pen- samiento de todos nosotros. Presagio 41 A menos de cinco aiios de su creacién por el gobierno de Alfon- so G, Calderén, la Direccién de Investigacién y Fomento de Cul- tura Regional (DIFOCUR) ha rendido optimos frutos al pueblo, contribuyendo asi a su desarrollo cultural, En efecto, el organismo que preside la Lie. Sandra Calderén de la Peta, en stis escasos cuatro afios de actividades culturales y de investigacién, ha logrado pe- netrar hasta los més apartados rineones de Sinaloa Ievando el mensaje cultural a través de sus grupos de danza regional y con- tempordnea, teatro, marionetas, guifiol, pantomima, banda de mi- sica juvenil, cine-club, ete. y gru- pos fordneos invitados especial- mente por la institueién, La misica, idioma universal de los pueblos, ha sido estimulada por DIFOCUR al formar la banda juvenil que tan solo en el presen- te afio ha realizado 60 presenta- ciones en la entidad. A su vez, la banda juvenil ha sido estimula- da, pues participé en la bienveni- da al Presidente José Lépez Por- tillo en su arribo a las ciudades de Culiaean y Mazatlan en mayo de 1979. tras invitaciones con que fue 42 Presagio Por Jesis”Mungitia y Mexia distinguide la banda fueron la de la sefiora Carmen Romano de Lé-" pez Portillo, Presidente de FO- NAPAS, para participar en el des- file conmemorativo del “Afio In- ternacional del Nifio”, efectuado en Chapultepec el 29 de abril; y la de la Sociedad de Autores y Compositores de México para que participara en el concurso televi sivo de homenaje a Francisco Ga- bilondo Soler “El Grillito Can- tor”. La Escuela de Miisica de la ins- tituciGn imparte cursos de solfeo, coro ¢ instrumentacién, registran- do actualmente una inscripcién de cien nifios que reeiben capaci- tacién musical. TEATRO. — El grupo de tea- tro DIFOCUR se divide en tres compaiiias, dos de las cuales via- jan por rancherias y poblados del Estado; el otro visita ciudades con repertorio de autores mexica-~ nos y latinoamericanos, Los gru- pos han realizado 450 representa- ciones durante el presente afio. TEATRO GUINOL. — En el Centro Civico Constitucién de Cu- liacdn, se presenta sibados y do- mingos el grupo de teatro Guifiol para hacer las delicias de chicos ¥ grande con obras infantiles décticas y de esparcimiento. En- ‘tre semana el grupo recorre la en- tidad sinaloense. Durante 1979 hizo 381 representaciones en el Estado. PANTOMIMA. — Siendo una actividad artistica nueva en Sina- loa, la pantomima como forma de expresién ha despertado interés y tenido aceptacién en los lugares en que el grupo se ha presentado. DANZA REGIONAL. — El grupo de danza regional “Nanaa- leite” realiza investigaciones de grupos étnicos tanto indigenas como mestizos; de esta manera ha venido integrando su repertorio danzario y musical basado en las tradiciones regionales. El grupo ha sido invitado a participar en eventos de caracter nacional e in- ternacional. Ademas de 100 repre- sentaciones durante 1979, los miembros del grupo sirvieron de monitores a mas de 800 maestros del sistema estatal y federal de educacién sobre danzas indigenas del Estado. DANZA MODERNA. — Este grupo ha tomado elementos de Danza Regional para realizar sus coreografias; ala fecha eva 110 representaciones a las que han asistido 67,990 personas. ARTES PLASTICAS.—Esta es- euela, permanentemente abierta, registra una asistencia promedio de 300 alumnos por semestre, a los ‘que se instruye en dibujo, pintu- ra, serigrafia y grabado, En coor- dinacién con el taller de Artes Plasticas se realizaron 16 exposi- ciones tanto al aire libre como en locales cerrados de Culiacén, asi como en las ciudades de Guamti- chil, Mexicali y Tijuana, TALLER LITERARIO. — Se inicié en marzo de 1978 en coor- dinaeién con el Instituto Nacional de Bellas Artes. Dirigido por el maestro Renato Prada, el taller esté integrado por tres seceiones: infantil, mayores de 18 aiios mayores de 80 afios. Cinco publ caciones de poesia y una de poesia y cuento es la cosecha lograda al momento. INVESTIGACIONES. — Entre las investigaciones realizadas se cuentan el trabajo de artesanias en Sinaloa, cuya informacién esta en prensa; la relativa a la misica sinaloense; y la de las mascaras rituales de los-mayos. El resulta- do de estos trabajos estan en pren- sa, al igual que una agenda que contendra fotografias antiguas y de interés social. BIBLIOTECA PUBLICA. En la biblioteca publica ubiea- da en el Centro Civico Constitu- cién, coordinada por DIFOCUR. Danza Moderna. La de mayor arraigo en el medio rural, 110 representaciones al aire libre, en forma gratuita, se prestaron este afio 24,600 li- bros a un total de 15,362 perso- nas que consultaron temas relati- vos a ensefianza primaria y se- cundaria Esté listo el material Dibliogrético que integraré la bi- blicteca de cultura mexicana del Centro Cultural DIFOGUR - FO- NAPAS, En eoordinacién con FO- NAPAS se donaron 5,000 libros a escuelas primarias de la entidad en promocién para formar biblio- tecas escolares. Anexo a la biblio- teca piiblica se instalé la libreria DIFOCUR con ejemplares de di- ferentes temas a precios popula- res, MUSEO. — Mediante convenio celebrade entre Gobierno del Es- tado, FONAPAS y el Instituto Nacional de Antropologia e Histo- ria, est siendo construido el mu- seo que sera expositor de la his- toria de Sinaloa, CINE CLUB. — Una euidadosa seleccién de peliculas ha llevado a cabo DIFOCUR para los nifios que asisten a las funciones de cada fin Grupo de “Los Con- temporneos” en una presentacién “sin cobrar”, al aire libre, de semana, como las que se pro- yeetan en las comunidades rura- les a través del sistema Cine-Mé- RELACIONES. — Existe es- trecha relacién con los municipios del Bstado, en donde se han cons- truido y se siguen eonstruyendo edificios para las delegaciones DI FOCUR y para teatros, Las sema- nas culturales es la promocién de mayor arraigo en el medio rural, y consiste en presentar grupos artisticos diariamente durante una semana en las 17 cabeceras municipales, colonias populares y rancherias. Durante el afio que cursa se efectuaron cuatro even- tos de esta naturaleza con 440 re- presentaciones a las que acudie- ron medio millén de personas aproximadamente. En Culiaedn y Mazatlan se pro- moyieron espectaculos profesiona- les con artistas de la talla de Ig- nacio Lépez Tarso, Carmen Mon- tejo, Maria Teresa Armendaris, Pilar Rioja, La Trova Cubana, Ballet Infantil de Yugoeslavia y un ciclo de pianistas sinaloenses. DIFOCUR cumple asi con la funcién que tiene asignada: res- catar, investigar y divulgar la tradicién cultural, artistica regio- nal; as{ como estimular la creati- vidad artistica y la investigacién histérica; fomentar la ensefianza y creacién de las artes visuales, la literatura, la danza, el teatro, , la mdsica, el cine y las artesanias. Presagio 43 LABOR * EDITORIAL DE aad UA. 8. Por ae Difundir cultura es de las ta~ reas més importantes que tiene encomendadala Universidad Auténoma de Sinaloa; y responde a ello utilizando los medios de que dispone sin més limitaciones que las fijadas por su propio presu- 44. Presagio ue Ruiz Alba “¥ # 4 Seine Ay J eee ae ae puesto, A las diversas formas de divul- gacién cultural —teatro, cine, ra- dio, conferencias, mesas redondas, periddicos, ete.— la institucién universitaria sumé el afio pasado at; udy; ey AEM ee Gente GN CVT RY | lide ee ees, a la aecién editorial con el propési- to de publicar y difundir textos didéeticos. temas politicos, socia- les y econdmicos, investigaciones, entrevistas y demés en la que han venido participando autores loca- Jes, nacionales e internacionales. Durante 1978 dicha labor edi- torial arrojé por resultado la pu- blicacién de la serie denominada “Situaciones” que consté de ocho libros de temas y autores que en- seguida se eitan: RAXIOLOGIA, PLANIFICACION Y ACCION OGIAL, Pablo Suarez; sARTRE DESDE SARTRE (entrevista), M. Con SISTEMA ¥ CLASE EN LOS ESTUDIOS DE A MERICA LATINA, Pablo Gonziilez Casanova; DIALECTICA Y MQRAL, Karel Kosik; METODOLOGIA DEL MARXISMO, Roger Gara EL METODO DE INVESTIGACION SOCIAL, Segundo Galicia; EL RADICALISMO PEQUENO BURGUES, Hii les, Terdn, Sotomayor; y EL LUGAR DE LA FILOSOFIA EN LA ENSE- NANZA, Louis Althusser. En el mismo afio se edité Recur- sos Naturales del Estado de Sina- loa, resultado de una investiga cién realizada por maestros y alumnos del Instituto de Investi- gaciones de Ciencias y Humani- dades, asimismo 6 niimeros de la revista Ciencia y Universidad conteniendo ensayos, encuestas, comentarios criticos, proyectos de investigacién y temas diversos, Es de hacerse notar que en su tarea de difundir la cultura, la Universidad Auténoma de Sinaloa ha tomado en cuenta el esfuerzo y dedicacién de sus investigado- res publicando los resultados de sus trabajos, lo cual ademas de alentador hace doblemente meri- toria esta iarea. A la fecha se llevan publicados 17 libros, siendo los titimos Las Literaturas Totales (Al fredo Juan Alvarez), Sistema Electoral Mexicano (Arturo Mar- tinez Nateras), Cronica de la Poe- sfa Mexicana (José Joaquin Blan- co), Cien Puntos sobre la Comuni- cacién (Jaime Godet) y Cuentos del Camino (Juan de la Cabada), ademas del mimero uno de Ia re- vista “Buelna”. En prensa tiene la editorial universitaria el libro “Sabor a PRI”, de Carlos Monsivais y “El Santo Oficio” de José Emilio Pa- checo. Se imprime la revista “Buena” (2) cuyo contenido se enfoca al papel que juegan las universidades en la politica mexi- cana. También en proceso de im- presidn el mimero 8 de la revista Gieneia y Universidad, con temas regionales. Destaca en este empeiio cultu- ral la difusién a nivel nacional que se ha dado a las publicaciones sefialadas, que inclusive pueden ser adquiridas en librerias de la ciudad de México y principales cludades del pais, Esfuerzo positivo sin duda éste de la Universidad Auténoma de Sinaloa, con el cual deja constan- cia del trabajo que realiza en pro de la difusion cultural. Presagio 45 ig =t-t- [lee ec __ El arte fotogréfico desempefia un papel importante en el mundo de la eomunicacion masiva contemporanea. Se ha dicho y repetido que una buena fo- tografia dice mas que las palabras, y ésto, ademés de cierto, constituye hasta hoy el mejor reconocimiento brindado a los profe- sionales de la fotografia. _ Ya en la edicién de julio pasado de- dicada al profesor Enrique Félix Castro, PRESAGIO ilustré su portada con una mag- nifica composicion fotografica, llena de dr: matismo, lograda por Sergio Insunza Nor- 46 Presagio Ing. Luis Salgado Ledesma zagaray, nacida de una idea de nuestro eolaborador Prof, Guillermo Sierra Espi- noza, En esta ocasién, nos place en verdad pre- sentar a nuestros lectores una serie de tomas obtenidas por otro artista de la lente, el Ing. Luis Salgado, todas ellas correspon- dientes al municipio de Angostura, al que esta dedicada la presente edicion. En su trabajo, el Ing. Salgado capté los principales elementos que contribuyen al desarrollo del municipio, tales como la agri- cultura, la pesca, la industria, caminos, agua de riego, electrificacién, escuelas, agua potable, instituciones bancarias, ete. En medio de la composicién, como factor incipal —el humano— en cualquier tipo ‘idad colocé al hombre, un campesino prototipo del agricultor angosturense, con sombrero de palma y camisa arremangada, caye rostro moreno denota fatiga por el tra~ bajo recién realizado. Sus manos duras, en- callecidas por las labores diarias, descansan sobre sus piernas en espera del’ café de la tarde que la esposa prepara. Los interiores de ladrillo, la silla, la mesa y el perro que fiel permanece al lado del amo, complementan la excelente con- cepeién artistiea de un tipico hogar angos- turense jograda por el Ing. Salgado, a quien PRESAGIO dé la mas cordial de las bien- venidas. : : s¥a Ilego gordo millones... | Peo Ie NO See a | SM Ade: 4 Para dar dineroa montones! 24.de diciembre 31 de diciembre 5de Enero 125 MILLONES 75 MILLONES 50 MILLONES enS series en3 series en2 series vigesimo $ 125,00 vigesimo $ 125,00 vigesimo $ 125,00