Está en la página 1de 9

- Reportaje sobre los instrumentos musicales celtas

Un viaje a través del sonido celta

Uno de los elementos que más llama la atención sobre Irlanda es su música
tradicional, una música con raíces celtas que hoy en día está más viva que nunca.
Recibe el nombre de celta debido a la raíz folclórica de estos pueblos. El género musical
tradicional proviene de Europa Occidental y es de relativa antigüedad. La mayor parte
de su repertorio, fue popular en los siglos XVIII y XIX. Algunas de las obras más
antiguas, han sobrevivido adaptándose al paso del tiempo, otras fueron creadas con
posterioridad y se continúan creando en la actualidad. Es música trasmitida de una
generación a otra, más por el ejemplo que mediante la enseñanza formal.

El término música tradicional deposita el énfasis en la transmisión oral de la


música, en contraposición al de música folclórica que sólo enfatiza el origen y el
entorno de la misma. Esta particularidad podría deberse al carácter nómada del pueblo
Celta y a la vez explicar su universalidad. Desde mediados del pasado siglo XX ha
resurgido con gran fuerza, no sólo en las llamadas naciones celtas sino además, en todo
el mundo occidental, a ello han contribuido la gran cantidad de festivales y la
incorporación de nuevos instrumentos y ritmos que se fusionan con los de siempre. A
continuación detallamos los instrumentos musicales celtas más representativos de esta
región.

Gaita

La gaita apareció hacia el siglo XVIII y se cree que está inspirada en la musette1
francesa. La gaita irlandesa es un instrumento de viento que lleva sonando en Irlanda
desde hace unos cuatrocientos años más o menos, el modelo de gaita uilleann (de codo)
es la que está íntimamente asociada a esta región. El singular desarrollo que ha tenido la
gaita uilleann en particular, como instrumento musical, le ha merecido el sobrenombre
de órgano irlandés.

1
Es una danza francesa de los siglos XVII y XVIII, pastoril, que tomó el nombre del
instrumento con el cual se ejecutaba: musette o cornamusa. También se refiere a un estilo
musical predominante en París, donde el acordeón era el instrumento principal. Con el paso
del tiempo, el estilo musette se convirtió en una forma de vida y aún en la actualidad es
común relacionar este tipo de música urbana con el París moderno.

1
Principalmente se usa para interpretar aires y
para acompañar tonadas bailables como
marchas, bamboleas, chirimías y gigas.
Aunque la música irlandesa es esencialmente
melódica sin armonía, los músicos adornan
con profusión las melodías mediante notas
embellecedoras, notas adicionales en los
intervalos.

Como dato curioso mencionar que las


gaitas fueron y son un instrumento utilizado
por el ejército para amenizar las marchas militares aunque hoy en día las podemos ver
en cualquier parte.

Funcionamiento
EL modelo de gaita uilleann se distingue porque en lugar de un conducto para
soplar, posee un fuelle que se sujeta al brazo con el cual se infla la bolsa de cuero
ubicada debajo del otro brazo. Al presionar dicha bolsa se envía el aire hacia una flauta
con una escala de dos octavas con el cual se digita la melodía. También posee varios
reguladores que emiten una nota o acorde de acompañamiento, que puede ser variada
mediante claves, para armonizar con la melodía producida con el chanter.

Arpa Irlandesa

Los sonidos del arpa irlandesa o clarsach, se han escuchado en Irlanda durante
más de 500 años. El instrumento está tan
íntimamente ligado a la identidad irlandesa que
es el símbolo del Emblema Nacional.
Posiblemente sea el instrumento más famoso y
representativo del país, de hecho, es el símbolo
de la República Irlandesa.

2
Este instrumento cuenta con más de 1000 años de historia y es, sin duda, un
elemento imprescindible e indispensable y todo un icono de la música irlandesa.
Sin embargo, el arpa puede resultar algo aparatosa y, por desgracia, se suele
prescindir de él quedando solamente reservado para aquellas ocasiones especiales en
que sea preciso contar con su majestuosa presencia.

Funcionamiento
El sonido característico del arpa se produce al pulsar las cuerdas con las uñas en
lugar de con las yemas de los dedos, como suelen tocarse la mayoría de las arpas.

Bodhrán

El Bodhrán (pronunciado Bou-Rón) es un tipo de tambor muy antiguo. Este


instrumento recibe diferentes nombres dependiendo del país. No se conoce el origen
exacto de creación del Bodhrán, podría darse el caso que durante el uso de este
instrumento de piel y casco de madera, se descubriera que podía ser usado para producir
sonidos rítmicos y de allí que se desarrollara como un tambor.

También podría ser posible que el


Bodhrán irlandés llegara a Irlanda a través
del Imperio Romano gracias a los
comerciantes árabes para convertirse luego
en el Bodhrán del que se tiene constancia
hoy en día.

Mientras muchos tambores son


similares en apariencia o técnica de
ejecución, la versión irlandesa del Bodhrán
ha desarrollado su propia apariencia y técnica. Hay numerosas formas de tocarlo, siendo
la mayoría de los estilos denominados con el nombre de la región de Irlanda de donde
se originaron. El más común es el estilo Kerry, que usa una baqueta doble. Aunque

3
común en Irlanda, el Bodhrán ha ganado popularidad en el mundo de la música celta,
especialmente en Escocia, Gran Bretaña, Galicia, Asturias, León, Cantabria y
Terranova.

Funcionamiento
El Bodhrán es tocado con un palo de doble punta llamado cípin o tipper. El cípin
y la forma en que se emplea es una de las características que distingue al Bodhrán del
resto de las cajas de música. El casco del instrumento se apoya sobre la pierna
paralelamente a esta y se sostiene con una mano por los tensores internos apretando de
este modo el tambor contra el cuerpo. Deslizando esta mano sobre la cara interior del
parche, se llega a obtener diferentes tonos.

El cípin se sostiene con la otra mano como si fuera un bolígrafo y se golpea con
este al parche con movimientos rápidos de muñeca en forma de arco.

Fiddle (violín)

El fiddle no es más que un violín que se toca con un estilo particular. Debido a su
manejabilidad se ha convertido en uno de los instrumentos más comunes y recurridos
entre los músicos irlandeses. Es un instrumento de cuerda frotada que tiene cuatro
cuerdas afinadas por intervalos de quintas: sol2, re3, la3 y mi4.

Funcionamiento
El violín tiene la característica de no poseer
trastes2, a diferencia de la guitarra, lo que dificulta el
aprendizaje. Es el más pequeño y agudo de la familia
de los instrumentos de cuerda clásicos, que incluye el
chelo, la viola y el contrabajo, los cuales, salvo el
contrabajo, son derivados todos de las violas
medievales, en especial de la fídula.

2
Un traste es la separación que existe en el diapasón del mástil de muchos instrumentos de
cuerda, en la mayoría de los instrumentos modernos los trastes son finas tiras de metal
(alpaca, níquel o acero) incrustadas en el diapasón. En algunos instrumentos antiguos no
procedentes de Europa se usaban cuerdas atadas al mástil a modo de trastes.

4
Tin whistle

El tin whistle o low Whistler es uno de lo más famosos instrumentos de viento


irlandeses y de los más significativos en la música celta. El whistle es un instrumento
antiquísimo y tuvo su nacimiento en China hace 5.000 años y llegó a Europa en el siglo
XI. Pero no fue hasta el siglo XIX, en Inglaterra, que se elaboró el whistle que hoy en
día conocemos. Se le denominó tin whistle, una pequeña flauta de metal o madera de
seis agujeros. En la década de los 50, fue introducida la boquilla de plástico. Y ya en los
70, se introdujo el low whistle, afinado una octava más baja.

Funcionamiento
Para tocar el tin whistle se usan las yemas de
los dedos índice, anular y corazón de ambas
manos, generalmente colocando los de la mano
izquierda en los tres agujeros superiores y los de la
derecha en los inferiores. Para sostenerlo se
utilizan los pulgares.

En un low whistle la técnica es similar, con la diferencia fundamental de necesitar


emplear las falanges inferiores de los dedos índice y corazón en lugar de las yemas para
poder tapar completamente los agujeros, debido a su tamaño y separación mayores.

La dulzaina

La dulzaina es un instrumento de viento que produce sonidos muy intensos, lo que


hace que cuando es tocado al aire libre produzca resultados muy apreciables, tanto por
su intensidad como por su peculiar timbre de voz, incluso ante grandes bullicios. Este
instrumento es la evolución de las antiguas chirimías3.

El origen de este instrumento se sitúa hace varios milenios antes de Jesucristo, en


el antiguo Egipto, según los mas recientes descubrimientos de eminentes investigadores,

3
La chirimía es un instrumento musical de viento de doble lengüeta. Es el antepasado
directo del oboe. El nombre proviene del francés chalemelle, y este, a su vez, del griego
calamos. Fue de uso común en Europa desde el siglo XIII, y llevado a las colonias
hispanoamericanas a partir de fines del siglo XV.

5
dándonos testimonio de su configuración pinturas egipcias, monumentos, esculturas y
toda clase de vestigios de orden plástico hallados en diferentes lugares, donde se
ven figuras de esta clase de instrumentos.

Funcionamiento
El instrumento se perfecciono en el siglo XVII, durante el cual su
cuerpo se hizo mas estilizado y largo, la lengüeta redujo su anchura y fue
más sensible a los labios del músico y finalmente le fueron incorporadas
dos llaves para que la digitación fuese más fácil y se ganase velocidad en la
ejecución.

Un hecho a destacar es que en un principio la dulzaina carecía de


llaves, hasta que a principios del siglo XX se empezó a construir la
dulzaina con llaves.

Buzuki

El buzuki griego fue introducido en la música tradicional irlandesa en los años 60.
Poco después, el buzuki irlandés comenzó a transformarse en algo parecido a su forma
actual. Hoy, este instrumento juega parte importante en la interpretación de la música
tradicional irlandesa, casi siempre como acompañamiento, sobre todo como mezcla de
acordes.

Funcionamiento
El buzuki irlandés tiene, generalmente, la caja
plana o ligeramente arqueada por detrás en lugar de
arqueada como la del buzuki griego. Para todos los
efectos, el buzuki irlandés moderno pertenece a la
familia de la mandolina y tiene de buzuki sólo el
nombre. Sin embargo, el irlandés se diferencia de la mandolina en que tiene un mástil
más largo y una afinación característica. Como las mandolinas, los buzuki irlandeses se
fabrican con las tapas planas, talladas y dobladas. Ya casi nadie utiliza el buzuki griego
en la música irlandesa de hoy.

6
A parte de estos instrumentos musicales que hemos descrito detalladamente con
anterioridad existen algunos otros. Pero, se puede decir, que éstos que acabamos de ver
son los que conforman el pilar maestro de la música tradicional irlandesa y los más
significativos y peculiares.

7
- Crónica de la actuación

LORIENT, UN VIAJE AL
PASADO
Cerramos los ojos y empezamos a respirar historia. La música nos envuelve desde
primera hora de la mañana y así, ajenos a todo cuanto ocurre fuera de los muros del
festival, no podemos evitar preguntarnos si en cierto modo no habremos retrocedido en
el tiempo con nuestros iPhones y nuestras Nike último modelo. A cada paso que damos,
cada rostro que observamos y cada vez que respiramos, más nos alejamos de casa y nos
sumergimos en el ambiente. Bienvenidos al Festival Intercéltico de Lorient, donde lo
más sensato es dejarse llevar por la magia de los antiguos celtas y la melodía de una
vieja gaita.
La llegada resultó más sorprendente de lo que nos esperábamos. Todo Lorient se
había vestido de gala para acoger un festival que ya se ha convertido en parte de esa
pequeña ciudad. Un poco fuera de lugar, tratamos de mezclarnos con las centenas de
personas que había allí. Una joven se me acercó y me explicó rápidamente cuáles
debían ser mis primeros pasos si de verdad quería disfrutar del festival. “Dentro de un
momento te sentirás parte del grupo”, me dijo. “Aquí todos somos parte de un gran
grupo”. Al principio me costó creerlo.
Me resultó muy extraña su elección de palabras, pero como más tarde descubrí, no
había nada casual en lo que aquella niña me había dicho. Nos separamos y, obediente,
me dirigí en primer lugar a los puestos celtas que habían colocado por todo el recinto.
La actividad era frenética y ni un solo tendero paraba de meter en bolsitas diversos
collares y otros objetos que llamaron con rapidez mi atención. Espirales y los mismos
símbolos que empapelaban muros y tiendas. Me decanté por un anillo Claddagh y dejé
que me pintaran el Crann Bethadh –el árbol celta de la vida- en el brazo.
Y así fue como empezamos a mezclarnos entre los asistentes. Nos dirigimos al
Estacio du Moustoir y asistimos al concierto más importante de la jornada. Un grupo
autóctono sirve para abrirle boca al público. La música se cuela entre los asistentes, les
hace viajar y les revive recuerdos de tiempos demasiado pasados. Unos dedos expertos
comienzan a tocar un arpa irlandesa y todos sabemos que no es más que cuestión de
tiempo que empiece el verdadero concierto.

8
A pesar de ser sólo medio día, la sangre irlandesa se deja notar con fuerza y
empiezan a haber las primeras peleas. No sé por qué se están peleando a mi lado y me
alejo de sus cervezas y sus puños. La música sigue sonando y la gente empieza a corear
un solo nombre.
El público enmudece a una sola voz y todos miramos expectantes el escenario.
Aún no han retirado los instrumentos del grupo anterior cuando él sale a escena. Carlos
Núñez sonríe al público y pese a lo pequeño que es en comparación con todo lo que le
rodea, algo le hace grande. Él mismo es enorme, tanto, que hasta las peleas paran. Dice
algo en irlandés, él también quiere formar parte de la ilusión, y se acerca su gaita a los
labios. Nadie respira hasta que la música comienza a sonar de nuevo. Nos traspasa, nos
une y nos hace uno.
Carlos sigue tocando dos horas más. Para sólo para beber un poco de agua y
recuperar el aliento. La gente sonríe y se mueve al ritmo de la música, en pequeños
grupos, celebrando cualquier creencia pagana, disfrutando del espectáculo. El tiempo
pasa, nos abandona y el único consuelo que nos queda cuando el músico se despide del
escenario, es que mañana tenemos otra cita, a la misma hora, en el mismo mágico lugar.