Está en la página 1de 3

ESTILOS DE VIDA: San

Quilmes
Telmo
1

Mantener
el espíritu
Al encarar la reforma de este PH en San Telmo, su dueño
decidió conservar algunos elementos originales que le daban
identidad, pero transformó otros que permitieron volverlo tan
funcional como acogedor. Fotos: Marcos Valencia

“L
a primera vez que vi el departamento, me enamoré en el acto de la calidad 1. En la entrada se mantuvo
la puerta original, que
de un edificio con historia, que fue el segundo construido por la comisión Juanita pintó de rojo
nacional de casas baratas en 1921”, dice Gabriel, y agrega: “Al estar ubicado para darle personalidad
al ambiente. Además,
en la calle Defensa, corazón de San Telmo, mantiene ese espíritu de conventillo o de recuperaron el piso de
pequeña comunidad urbana muy característica del imaginario popular porteño. Desde pinotea que estaba en
la casa. Al entrar en la
afuera, genera intriga en el peatón desprevenido, ya que deja entrever un pasillo largo recepción, está el living,
que se pierde atravesando patios secos a lo largo de los cuatro cuerpos del edificio”. Su donde el sofá con funda de
gabardina blanca contrasta
mujer, Juanita, confiesa: “Aunque no estaba muy convencida al principio, tengo que con los pufs, también rojos.
reconocer que cuando la casa estuvo terminada, yo también me enamoré de ella y de mi
2. La pared que divide el
nuevo barrio”. living y de la cocina se
Cuando lo compraron, el departamento estaba en su estado original y algo descuidado. aprovechó para generar un
rincón muy acogedor, con
“La distribución de aquella época imponía mucho espacio destinado a la circulación, así una antigua una mesa de
como algunos ambientes oscuros y con poca ventilación”, explica Gabriel. Sin embargo, juego reciclada, encima de
la cual se colgó un cuadro
nada de esto afectó su decisión de encarar la reforma. Un gran ventanal, que da al patio, de Liliana Trotta, que lleva
fue tal vez el motivo que inspiró el proyecto. por título Cadillac rosa.

2 PlanDeco PlanDeco 89
ESTILOS DE VIDA: San Telmo
1 2 3

“E
1. La recepción es un amplio espacio, desafío era aprovechar al máximo las cualidades de este tipo de construcciones
totalmente reformado por Gabriel, que
incluye living, comedor y escritorio. Los
antiguas –los techos altos, un enorme ventanal de luz difusa, las buenas
pisos del living y el escritorio son de carpinterías de cedro y los pisos de pinotea– para generar un espacio actual,
pinotea; los del pasillo y la cocina, de
cemento alisado. La mesa ratona, de
complejo y dinámico conformado por lugares que pueden cumplir múltiples funciones sin
diseño moderno, con patas de metal y perder la calidad de cada uno”, dice Gabriel. El resultado de lograr la fusión espacial entre
tapa de madera, se acompaña de dos
sillones tapizados con un género a rayas
los distintos ambientes –un cuarto chico, un cuarto con ventilación interna, el pasillo, un hall
y otro liso (De Levie). de distribución, la cocina y una galería– fue este pequeño loft, donde el living, el comedor, el
2. En el comedor, la barra de madera
escritorio y la cocina se integran, y el ventanal de la antigua galería forma parte del espacio
laqueada blanca, que separa este central. “Los pasillos, que están totalmente prohibidos en mi arquitectura, fueron eliminados
ambiente del escritorio, contrasta con
las seis sillas Thonet, compradas en un
de los ambientes, convirtiéndose en parte de la escena”, agrega el arquitecto.
mercado de pulgas. En la parte de abajo, La articulación entre los espacios se materializó a través de los muebles, de trazos simples
tiene espacio para guardar la vajilla.
Además, está unida a la cocina, ya que
y decididos, que en lugar de separar, generan armonía mediante su función. La luz es
los muebles rojos de ese ambiente se un elemento central que define los ambientes y busca en los colores –blanco, negro y
extienden sobre ella. Desde allí cuelgan
dos lámparas tipo globo. Inspirándose
rojo– generar amplitud, elegancia y provocar los sentidos, cuando es necesario. “Los
en los carritos de la Costanera, Gabriel pisos de madera originales recuperaron su color y para el resto se realizó una verdadera
diseñó un panel que baja para que no se
vea el escritorio.
amalgama blanca de microcemento que termina en el baño totalmente renovado y con
artefactos de época, al estilo de la belle époque de los años veinte. En el dormitorio, que
3. La cocina tiene mesada de cemento
alisado y muebles de melamina blanca.
ocupa el lugar del antiguo living, los muebles crean un ritmo de llenos y vacíos que se
La heladera se escondió detrás de uno complementa con el empapelado de fondo y con una lámpara de trazos mínimos”,
de los muebles rojos. La luz natural entra
por una gran ventana de hierro y vidrio
explica Gabriel.
repartido, original de la casa.

90 PlanDeco PlanDeco 91
ESTILOS DE VIDA: San Telmo
1 2 3

1. En el baño, la cortina que Juanita trajo


de en uno de sus viajes a Nueva York es la
protagonista indiscutida. Los sanitarios blancos
antiguos los compraron en mercados de
pulgas. El toque de color está dado por una
alfombra de desechos textiles (Juana de Arco).

2. El blanco reaparece en el dormitorio, que


tiene una cama con somier vestida con una

“A
colcha de lino y almohadones que trajeron de
París. En la pared de la cabecera, el cuadro los dos nos encanta recibir invitados en casa y yo trato de agasajarlos
lleva la firma de Liniers. Sobre la mesa de luz,
heredada, un velador antiguo que compraron
preparando diferentes menús”, cuenta Juanita. Aunque no lo diga, es
en un mercado de pulgas. una excelente cocinera y, por eso, su casa se convirtió en lugar de en-
3. Frente a la cama armaron un sector de
cuentro para los amigos que ambos tienen en común, a quienes ella deleita con sus recetas
guardado en forma de L, juntando todos y con sus dotes de anfitriona. Además de compartir el placer de estar con amigos, tanto a
los placares que había en cada uno de los
ambientes de la casa y adaptándolos para que
Juanita como a Gabriel les apasiona el arte y les gusta invertir en cuadros. También son
fueran cómodos y funcionales. Además, los fanáticos de los viajes y siempre traen algún recuerdo de los lugares que visitan, que
pintaron de blanco con los marcos en negro,
colores que se repiten en el empapelado que
luego forma parte de la decoración.
cubre el fondo (Picnic). En el centro, dejaron “Los fines de semana que nos quedamos en Buenos Aires, salimos a recorrer el barrio,
un espacio para la tele y el DVD; en la parte
inferior colocaron cajoneras, y en la de arriba,
visitamos la feria de San Telmo o vamos al mercado a hacer las compras. Además, como
estantes con objetos decorativos. La luz nos encanta las películas y no queremos perdernos ningún estreno, caminamos hasta los
natural se filtra por las cortinas traslúcidas y
la artificial está dada por una lámpara de un
cines de Puerto Madero. En cierta forma, es como si estuviéramos siempre de viaje”,
mercado de pulgas. concluye la dueña de casa.

92 PlanDeco PlanDeco 93