Está en la página 1de 3

Temas Públicos www.lyd.org- Email:lyd@lyd.

org

Nº 690 - 3 de Septiembre de 2004 ISSN 0717-1528

¿Hacia una Cultura Oficial?

El año 2004 ha sido particularmente acti- remite al desarrollo de diversas expresiones


vo en materia de acción de Estado en el ámbi- artísticas. Sin embargo, para otros el concepto
to de la política cultural. Las celebraciones del es bastante más amplio e incluiría no sólo las
natalicio de Neruda, el estreno de la película expresiones artísticas, sino “el conjunto de (...)
Machuca, que ha tenido mucho éxito de públi- costumbres, conocimientos y grado de desa-
co y controversia acerca de su visión de Chile rrollo artístico, científico, industrial en (...) un
el año 1973, y también las tradicionales discu- grupo social”1.
siones en torno al otorgamiento de los Premios
Nacionales han contribuido a la visibilidad de La diversidad de opiniones cobra particu-
las políticas culturales. lar relevancia al momento en que el Estado
decide invertir para promover la cultura. Por
Frente al auge de las ar- ejemplo, la tradicional “Fiesta
tes en Chile, parece razonable de la Cultura” que año a año
preguntarse cuál es el rol que organiza el Gobierno en el
está jugando el Gobierno en la Parque Forestal (con manifies-
toma de decisiones sobre apor- Más que una institucionalidad to malestar para los vecinos),
tes a la cultura. cultural de Gobierno, lo que el ¿es cultura? O la famosa Casa
país necesita es una de Vidrio, ¿fue cultura?
De acuerdo a un catastro institucionalidad y políticas de
nacional elaborado por el Go- Estado, transparentes e Frente a esos y otros ca-
bierno el año 2003, existen independientes. sos -más o menos conocidos
cerca de 40 programas públi- por el público- es razonable
cos de financiamiento cultural, preguntarse cuál ha sido la
incluyendo 10 ministerios dis- participación del Gobierno en
tintos. la toma de decisiones correspondiente. A fin
de cuentas, se trata de recursos de todos los
De ellos, cabe destacar, por su impor- chilenos.
tancia relativa, a los ministerios de Educación,
Consejo de Cultura, Economía (CORFO) y Se- En efecto, el aporte estatal a la cultura
cretaría General de Gobierno. ha experimentado un fuerte incremento en los
últimos años. Considerando sólo el Consejo de
Cada uno de ellos tiene diferentes pro- Cultura y fondos especiales de la Secretaría
gramas de financiamiento, que van desde la General de Gobierno y del Ministerio de Edu-
compra de libros hasta la promoción de largo- cación2, durante el 2004 se gastarán más de
metrajes chilenos en el extranjero. La pregunta 30 millones de dólares en cultura. Ello repre-
de fondo es con qué criterio se define el desti- senta un 52% más que el año 2000. Por la
no de los fondos públicos. propia naturaleza de las artes, evidentemente
Sin duda la cultura desempeña un rol es muy difícil estimar la eficiencia de tales re-
fundamental en la vida de un país. El punto es cursos, pero a modo de comparación baste
quién decide qué entendemos por cultura y señalar que el presupuesto del National En-
cuáles son las manifestaciones que hay que dowment for the Arts (Estados Unidos) es de
apoyar. En el lenguaje cotidiano el término nos 120 millones de dólares3. Es decir, el gobierno
de los Estados Unidos entrega sólo cuatro ve-

6
ces lo que se destina en Chile, para una po- una destacada trayectoria en la contribución a
blación que es 20 veces la de Chile y una eco- la cultura nacional y regional”.
nomía que es 70 veces la nuestra.
Esta institucionalidad está lejos de ga-
Frente a la creciente participación del Es- rantizar una selección independiente y pluralis-
tado en materia cultural, surgen muchas pre- ta. Su directa dependencia al Poder Central
guntas: ¿cuáles son los verdaderos criterios de vincula estrechamente la toma de decisiones
selección para financiar un proyecto?, ¿qué en materia cultural al Gobierno de turno, más
grado de profesionalismo se exige en materia que a definiciones de Estado, representativas
cultural? Para llenar un cargo público o ganar del país en general.
alguna licitación o concesión, la lista de per-
gaminos requeridos generalmente es bastante Convendría establecer mecanismos ob-
larga; pero en el arte, no es tan claro cómo re- jetivos y sobre todo independientes para la de-
solver el punto. signación de los directores del Consejo y jura-
dos de los concursos. Ellos definen el uso de
Institucionalidad Independiente recursos públicos destinados a la cultura, por
lo que corresponde garantizar que las diversas
Frente a la importancia de visiones del arte estén debida-
la cultura como vía de expresión mente representadas y protegi-
de valores, de visiones diversas El aporte de los privados das.
sobre la realidad y de fomento también debe ser Finalmente, respecto a los
de la identidad nacional, es rele- fortalecido, mediante criterios de selección y evalua-
vante contar con una institucio- mecanismos tributarios ción de las obras que se finan-
nalidad cultural que asegure el adecuados que permitan a cian, también hay desafíos pen-
pluralismo y la plena transpa- las empresas contribuir de
dientes: no sólo debe tenerse en
rencia en el financiamiento esta- manera significativa a la cuenta una distribución propor-
tal a las artes. oferta cultural cional a la oferta y sus costos.
La creación del Consejo Para el público demandante no
Nacional de la Cultura y las Ar- es indiferente a qué tipo de
tes (Agosto de 2003) podría haber representa- obras se destinan los recursos y seguramente
do un avance en el sentido de perfeccionar habrá ciertas expresiones artísticas más de-
dicha institucionalidad. Sin embargo, su fuerte mandadas que otras. Sería conveniente en-
dependencia frente al Gobierno Central es evi- tonces orientar la asignación de fondos en fun-
dente, lo que pone en razonable duda la plura- ción de la demanda, privilegiando aquellas ac-
lidad en la toma de decisiones. De los 11 tividades que son de mayor interés para el pú-
miembros que conforman el Directorio del blico.
Consejo Nacional, 8 son nombrados por el
El Aporte Privado
presidente de la República (sólo 2 de ellos con
acuerdo del Senado). Ese mismo Directorio es
el que designa a los 15 miembros del Comité Junto a una institucionalidad pública
Consultivo y a la totalidad de los Consejos Re- transparente e independiente, conviene hacer
gionales. presente el aporte que los propios privados
pueden efectuar en materia cultural. El mundo
Respecto a la administración de los di- conoce experiencias privadas bastante exito-
versos fondos contenidos en dicha institucio- sas al respecto. Por ejemplo, el Premio Nobel
nalidad, los jurados que definen los proyectos es administrado por la Fundación Nobel, en
a financiar son designados por el Directorio del tanto que los prestigiosos Pulitzer (periodismo,
Consejo, sin otra condición que “contar con letras, teatro y música) y Pritzker (arquitectura)

7
Gráfico Nº1* Chile, en cambio, prácticamente se-
Presupuesto para fines Culturales pultó la denominada Ley Valdés que permi-
(en pesos 2004) tía deducir de impuestos parte de las dona-
20000000
ciones con fines culturales. En recientes
15000000 declaraciones, el Presidente se ha com-
prometido a mejorar nuevamente el es-
10000000 quema, pero habrá que ver de qué manera
su intención se concreta en un proyecto
5000000
específico.
0
2000 2001 2002 2003 2004
Conclusiones

Nota: Incluye sólo Ministerio de Educación y Secretaría General de La directa injerencia del Gobierno en
Gobierno
Fuente: Ley de Presupuesto del Sector Público el la toma de decisiones sobre financia-
miento cultural resulta cuestionable desde
varios puntos de vista (pluralismo, criterios
también son entregados por instituciones pri- de selección, dificultades de evaluación, etc.)
vadas. Quizás el intenso lobby desplegado por
las candidaturas a Premios Nacionales podría Más que una institucionalidad cultural de
reemplazarse por mecanismos más objetivos e Gobierno, lo que el país necesita es una insti-
independientes si los Premios Nacionales fue- tucionalidad y políticas de Estado, transparen-
ran discernidos por una Fundación de carácter tes e independientes y que tengan en conside-
independiente. ración no sólo el criterio de los artistas, sino
también del público.
Pero además de entregar premios, el
aporte de los privados a las artes y la cultura El aporte de los privados también debe
contribuye a “subsidiar” la creación y preserva- ser fortalecido, mediante mecanismos tributa-
ción artística. En efecto, varios de los mejores rios adecuados que permitan a las empresas
museos de Estados Unidos son gratis o con contribuir de manera significativa a la oferta
precios muy por debajo de su valor real, gra- cultural.
cias a las cuantiosas donaciones que reciben
las instituciones.
De esta manera en Estados Unidos las
fundaciones y corporaciones privadas aportan
más de 10 billones de dólares anuales a las
artes, en tanto que el Fondo Nacional para las
Artes –dependiente del Gobierno- sólo contri-
buye con cerca de 100 millones de dólares, es
1
decir, sólo el 1%. Diccionario de la Lengua Española, Real Aca-
demia Española, Vigésima Primera Edición.
2
¿Cuál es la diferencia? Los esquema tri- Respecto al Consejo de Cultura se excluyen Or-
butarios, que permiten a las personas elegir questas Sinfónicas Juveniles y Consejo Nacional de Te-
levisión. Del Ministerio Secretaría General de Gobierno
libremente a qué institución financiar. Como incluye Secretaría de Comunicación y Cultura y Progra-
resultado, Estados Unidos goza de una activi- mas de Difusión e Información. Del Ministerio de Educa-
ción incluye Acciones Culturales Complementarias (DI-
dad cultural envidiable, que atrae a artistas y BAM). No se incluyen fondos de CORFO.
turistas de todo el mundo. 3
Fuente: National Endowment for the Arts,
FY2004