Está en la página 1de 23

Organización celular de

los seres vivos


El descubrimiento de la célula y la teoría celular
En 1665 Robert Hooke, con un microscopio construido por él mismo que
llegaba a unos 50 aumentos, observo tejidos vegetales. Descubrió que el tejido
suberoso (corcho) y los otros tejidos observados estaban constituidos por una serie de
celdillas, similares a las de un panal de abejas y estableció para ellas el término de
células. En realidad, al observar el corcho , no vio células vivas sino que las paredes
celulares de células muertas, sin embargo, en los demás tejidos sí pudo observar
células vivas.
En 1674, el holandés Van Leeuwenhoek, construyó microscopios simples
que llegaban a tener hasta 200 aumentos, con los que, al observar el agua de las
charcas y los fluidos internos de los animales, realizó interesantes descubrimientos. Así,
pudo ver por primera vez protozoos y rotíferos (animales microscópicos planctónicos de
aguas dulces), levaduras, espermatozoides, glóbulos rojos de la sangre e, incluso,
bacterias. Con ello, obtuvo una gran popularidad entre los científicos de su época.
Durante el siglo XVIII apenas hubo avances en citología.
Durante el siglo XIX, gracias a la mejora en los instrumentos de observación
óptica y a la mejora de las técnicas de preparación microscópicas (fijación, inclusión y
tinción), se pudo estudiar las células con más detalle y observar diversas estructuras
de su interior. Así, en 1831, Brown descubrió en las células vegetales un corpúsculo al
que denominó núcleo y al que atribuyó importantes funciones, aunque desconocía
cuáles podrían ser éstas.
En 1838, el fisiólogo alemán Purkinje descubrió el medio interno de una
célula vegetal, al que denominó protoplasma.
En 1839, el zoólogo alemán Schwann estableció el paralelismo entre los
tejidos animales y los vegetales al observar que el tejido cartilaginoso estaba
constituido por células separadas claramente entre sí por una abundante materia
extracelular y en cuyo interior también había un núcleo. Schwann se dio cuenta de que
en la célula no solo es importante la estructura sino también su funcionamiento, al que
denominó, metabolismo.
A partir de los postulados del botánico alemán Schleiden (1838) y del zoólogo
Schwann (1839) se inició el desarrollo de la llamada teoría celular, al enunciar de
forma clara sus dos primeros principios:
1. Todos los seres vivos están constituidos por una o más células: la célula
es la unidad morfológica (estructural) de todos los seres vivos.
2. La célula es capaz de realizar todos los procesos metabólicos necesarios
para permanecer con vida, es decir, la célula es la unidad fisiológica de
los organismos. La estructura más sencilla capaz de realizar las
funciones propias de la vida.
En 1855, el médico alemán, Virchow contribuyó a mejorar la teoría celular,
aportando una idea correcta sobre el origen de las células, punto en el que Schwann y
Schleiden estaban equivocados, al enunciar un tercer principio:
3. Toda célula procede de otra por división de la misma. Las células solo
pueden aparecer a partir de otras ya existentes. Es una unidad
reproductiva de la vida.
En 1899, Ramón y Cajal, autor de la teoría neuronal, puso de manifiesto la
universalidad de la teoría celular al aplicarla también al tejido nervioso. Ramón y
Cajal demostró que las neuronas eran elementos independientes que contactaban con
sus extensiones citoplasmáticas, y llevaban a cabo la propagación del impulso nervioso
a través de esos contactos.

1
En 1902, Sutton y Boveri, autores de la teoría cromosómica de la herencia,
propusieron que la información de la herencia reside en los cromosomas de la célula. A
partir de ello y de los actuales conocimientos sobre genética se puede añadir un cuarto
principio a la teoría celular:
4. La célula contiene la información sobre la síntesis de su estructura y el
control de su funcionamiento, y es capaz de transmitirla a sus
descendientes, es decir, la célula es la unidad genética autónoma de los
seres vivos.
En 1932, el alemán Ruska inventó el microscopio electrónico, aunque quedó
perfeccionado para su uso en microbiología en 1952.
Concepto de célula
La célula es la unidad estructural y funcional básica de los seres vivos,
ya que es capaz de realizar por si misma las tres funciones vitales. La célula
es una estructura constituida por tres elementos básicos: membrana
plasmática, citoplasma y material genético (ADN), que tiene la capacidad de
realizar las tres funciones vitales: nutrición, relación y reproducción.
La forma de las células
Las células presentan una gran variedad de formas e, incluso, algunas no
presentan una forma fija. Las células con forma definida pueden ser redondas,
elípticas, fusiformes, estrelladas, prismáticas, aplanadas, etc.
Tamaño de las células
El tamaño de las células es extremadamente variable. Así las bacterias
suelen medir entre 1 y 13 micras de longitud y las células eucariotas entre 10 y 100
micras de diámetro. La yema de huevo de gallina mide 2 cm, algunas neuronas más de
1 metro.
Las unidades de medida en citología:
• La micra (µ), que es la milésima de milímetro, también denominada
micrómetro (µm)
• El nanómetro (nm) que equivale a una milésima de micra ( 10 -6 mm), también
se suele denominar milimicra (mµ).
Estructura de las células
La estructura común a todas las células es: la membrana plasmática, el
citoplasma y el material genético o ADN.
La membrana plasmática está constituida básicamente por una doble capa
lipídica en la que hay, englobadas o adheridas a su superficie, ciertas proteínas. Los
lípidos hacen que la membrana se comporte como una barrera aislante entre el medio
acuoso interno y el medio acuoso externo. Las proteínas, en cambio, son las que
permiten la entrada y salida de sustancias.
El citoplasma abarca el medio interno líquido o citosol y una serie de
estructuras con forma propia denominadas orgánulos celulares y el citoesqueleto.
El material genético está constituido por una o varias moléculas filamentosas
de ADN. Éstas pueden encontrarse dentro de una vesícula formada por una doble
membrana, denominada envoltura nuclear, formando el núcleo, o sin dicha envoltura,
encontrándose entonces una sola fibra de ADN, más o menos condensada, en una
región del citoplasma denominada nucleoide. Las células sin núcleo, es decir con
nucleoide, se denominan células procariotas. Las células con núcleo se denominan
células eucariotas.
Las células procariotas son las bacterias
y las cianobacterias, y las células eucariotas
son el resto (animales, plantas, hongos,
protozoos y algas).
Bacterias

2
Las bacterias son un grupo abundante y heterogéneo de microorganismos con
una organización celular procariota, con un tamaño que oscila entre 1 y 13 µ .
Las bacterias poseen cuatro tipos morfológicos:
• Los bacilos, en forma de bastón
• Los cocos, en forma esférico
• Los espirilos, en forma de bastón espiralado
• Los vibrios, como una coma ortográfica
Algunas bacterias forman agrupaciones de individuos ya que, al dividirse, las
bacterias hijas se mantienen unidas mediante sus cápsulas.
Estructura bacteriana:
La organización interna de las bacterias es
mucho más simple que la de las células
eucariotas; sin embargo, su estructura superficial
es más compleja. Los principales componentes
estructurales de las bacterias son los siguientes:
• Cápsula bacteriana (puede faltar) de
naturaleza mucosa.
• Pared bacteriana formada por un
polisacárido denominado mureina.
• Membrana plasmática Su estructura es
idéntica a la de las células eucariotas. Una
peculiaridad que presenta la membrana
bacteriana es la existencia de unos
repliegues internos que reciben el nombre
de mesosomas.
• Citoplasma: carecen de orgánulos
citoplasmáticos, solamente tienen
ribosomas y vesículas cargadas de gases.
• No poseen citoesqueleto.
• ADN bacteriano está constituido por una
sola molécula circular de tipo bicatenario
muy plegada y situada en el citoplasma.
Fisiología bacteriana
Las bacterias, como cualquier ser vivo, desarrollan funciones de nutrición, de
relación y reproducción.
Las células procariotas colonizan todos los ambientes, por lo que presentan
todas las formas conocidas de nutrición y metabolismo. Según la fuente de carbono
que utilizan, los seres vivos se dividen en autótrofos (principal fuente de carbono, el
CO2) y heterótrofos (moléculas orgánicas o biomoléculas como principal fuente de
carbono). Por otra parte, según la fuente de energía, la clasificación de los seres vivos
se establece en dos grupos: los organismos fotótrofos, cuya principal fuente de
energía es la luz, y los organismos quimiótrofos, cuya principal fuente de energía es
un compuesto químico que se oxida.
La mayor parte de las bacterias son heterótrofas y utilizan modos muy diversos
de obtener el alimento. Algunas bacterias heterótrofas son parásitas (viven a expensas
de otros seres vivos) y ocasionan enfermedades, mientras que otras son beneficiosas,
como las simbiontes (viven asociadas a otros organismos produciendo beneficios
mutuos) o las saprófitas (descomponen la materia orgánica).
En cuanto a las necesidades de oxígeno pueden ser: aerobias, anaerobias
estrictas y anaerobias facultativas.
La célula eucariota
Células animales y vegetales
Las células eucariotas presentan dos tipos de organización general: células
animales y vegetales.
Las diferencias entre las células animales y las vegetales son:
3
a) En las células de los vegetales destaca la presencia de una pared de secreción
gruesa de celulosa, la existencia en general de una vacuola grande que desplaza
el núcleo desde el centro a un lado, la presencia de plastos que almacenan el
polisacárido almidón y que si son estimulados por la luz, se enriquecen en
clorofila y se convierten en cloroplastos fotosintéticos.
b) En las células de los animales, las vacuolas son pequeñas, el núcleo suele estar
en el centro, hay un diplosoma formado por dos centriolos, puede presentar
cilios, o flagelos o emitir pseudópodos

4
5
6
La membrana plasmática
La membrana plasmática es una delgada lámina que envuelve a la célula y la
separa del medio externo. Esta lámina puede variar su forma permitiendo movimientos
y deformaciones de la célula (es fina y deformable).
Su estructura es prácticamente la misma en todas las células y en todos los
orgánulos citoplasmáticos (mitocondrias, retículos endoplasmáticos, vacuolas, etc), por
lo que también recibe los nombres de membrana unitaria o membrana celular.
Según el modelo propuesto por Singer y Nicholson en 1972, está constituida
por una doble capa de lípidos a la que se asocian moléculas proteicas, que pueden
situarse en ambas caras de la superficie de dicha doble capa o englobadas en la
misma, formando una estructura denominada mosaico fluido dada la facilidad de
todas las moléculas para moverse lateralmente.

La bicapa lipídica se halla compuesta básicamente por fosfolípidos, colesterol


y glucolípidos, siendo los fosfolípidos los componentes más abundantes.
El glucocálix es el conjunto de cadenas de
oligosacáridos pertenecientes a los glucolípidos y
glucoproteínas de la membrana celular. Aparece en la
cara externa de la membrana plasmática de muchas
células animales.
Función de la membrana plasmática: Su principal
función es mantener estable el medio intracelular,
regulando el paso de agua, moléculas y elementos.
Limita a la célula y, por tanto, separa el citoplasma y sus
orgánulos del medio que le rodea. Protege a la célula y
es el lugar de recepción de la información procedente
del exterior.
Transporte a través de la membrana:
La membrana actúa como una barrera selectiva
que deja pasar ciertas sustancias e impide el paso a
otras. Según el tamaño de las partículas, el paso se
produce por diferentes mecanismos:
Moléculas pequeñas. Las moléculas de baja masa molecular, como el agua, las sales
minerales, los gases o moléculas orgánicas sencillas como monosacáridos y
aminoácidos, pueden atravesar la membrana mediante mecanismos de difusión,
ósmosis o transporte activo.

7
8
Difusión simple: Es el paso de pequeñas moléculas a favor del gradiente
electroquímico. Se produce siempre a favor de gradiente, es decir, del medio en donde
hay más hacia el medio en donde hay menos. Se puede realizar a través de la bicapa
lipídica o a través de canales proteicos.
Difusión facilitada: Permite el
transporte de pequeñas
moléculas polares, como los
aminoácidos, la glucosa, la
sacarosa, etc., que al no poder
atravesar la bicapa lipídica,
requieren que proteínas
transmembranosas específicas
para cada sustrato faciliten su
paso. Estas proteínas reciben el
nombre de proteínas
transportadoras o permeasas que, al unirse a la molécula a transportar, sufren un
cambio en su estructura que arrastra a dicha molécula hacia el interior de la célula.
El transporte activo: En este proceso también actúan proteínas de membrana, pero
estas requieren energía, en forma de ATP, para transportar moléculas al otro lado de la
membrana. Se produce cuando el transporte se realiza en contra de gradiente
electroquímico. Son ejemplos de transporte activo la bomba de Na +- K+ y la bomba de
Ca2+.
Osmosis: La ósmosis es un fenómeno en el que se produce el paso o difusión de un
disolvente a través de una membrana semipermeable (permite el paso de disolventes,
pero no de solutos) desde una
disolución más diluida a otra
más concentrada. Fenómeno
que se produce cuando dos
disoluciones de distinta
concentración están
separadas por una membrana
semipermeable que permite el
paso de disolvente, pero nada
o casi nada el de soluto. En
este caso, las moléculas de
disolvente, generalmente
agua, pasan de la zona donde existe mayor concentración de ésta, a la zona donde hay
menor concentración de la misma, o lo que es lo mismo, el agua pasa de la disolución
diluida a la concentrada hasta que las concentraciones de soluto se igualan. El
porcentaje de moléculas de agua el mayor en la solución más diluida; por tanto, el
número de choques es superior en el medio
más diluido. Aparece un impulso de agua
hacia la más concentrada.
Moléculas de gran tamaño:
Consiste en la ingestión de
macromoléculas y partículas mediante la
invaginación de una pequeña región de la
membrana que engloba la sustancia a ingerir
y que posteriormente se estrangula
formando una nueva vesícula intracelular.
Los procesos de introducción de
macromoléculas en el interior de vesículas
reciben el nombre de endocitosis. Por el
contrario, la expulsión de macromoléculas transportadas por vesículas al medio
externo recibe el nombre de exocitosis.

9
La pared celular
La pared celular es una envoltura gruesa y rígida. Su composición química es
muy variada, pero en general la pared celular de todas las células eucariotas está
formada principalmente por polisacáridos. En los hongos, el polisacárido es la quitina, y
en la mayoría de las algas y plantas superiores es la celulosa.
La pared celular se halla formada por dos elementos: una red de fibras de
celulosa y una matriz, en la que hay agua, sales minerales, hemicelulosa y pectina
(sustancia con una gran capacidad para retener el agua).
Función: La pared celular da forma y rigidez a la célula e impide se ruptura.
El citoplasma
El citoplasma es el espacio celular comprendido entre la membrana plasmática y
la envoltura nuclear. Está constituido por el citosol, el citoesqueleto y los orgánulos
celulares.
El citosol
El citosol, también denominado hialoplasma, es el medio interno del citoplasma
(la fracción soluble del citoplasma). En
él están inmersos el citoesqueleto y los
ribosomas.
Es un medio acuoso, con un 85%
de agua, en el cual aparecen disueltas
gran cantidad de moléculas
(aminoácidos, enzimas, lípidos,
glúcidos, ácidos nucleicos, nucleótidos,
nucleósidos y sales minerales disueltas).
El citoesqueleto
El citoesqueleto aparece en todas
las células eucariotas. Lo forma una red
de filamentos proteicos, entre los que
destacan los microfilamentos o
filamentos de actina, los filamentos
intermedios y los microtúbulos. .
Su función es mantener la forma de la
célula y es responsable de sus
movimientos.
El centrosoma
El centrosoma está solo en células animales, próximo al núcleo y es considerado
como un centro organizador de microtúbulos.
Estructura: En el interior del centrosoma
aparece el diplosoma, formado por dos
centríolos dispuestos perpendicularmente
entre sí. El diplosoma se encuentra inmerso
en un material denso ópticamente, el
material pericentriolar, que es el centro
organizador de microtúbulos. En él se
organiza una serie de microtúbulos que
parten radialmente y que reciben el
nombre de áster.
Cada centríolo consta de nueve
grupos de tres microtúbulos o tripletes
que se disponen formando un cilindro,
estructura que se mantiene gracias a
proteínas que unen a los tripletes entre sí formando los llamados puentes.
Función: Se encarga de organizar los filamentos del citoesqueleto y de la separación
de los cromosomas durante la división celular (forma el huso acromático).

10
Cilios y flagelos
Los cilios y flagelos son prolongaciones filiformes citoplasmáticas móviles
situadas en la superficie celular.
Su función es la de permitir el desplazamiento de la célula, y también, en los
cilios, crear turbulencias alrededor de ella para atraer el alimento.
Los ribosomas
Los ribosomas son estructuras globulares
carentes de membrana, que están constituidas
por varios tipos de proteínas asociadas a ácidos
ribonucleicos ribosómicos (ARNr) procedentes
del nucleolo. Pueden encontrarse dispersos en
el citosol o estar adheridos a la membrana del
retículo endoplasmático rugoso, gracias a unas
proteínas, las riboforinas, que posibilitan su
anclaje.
Función: Los ribosomas realizan la biosíntesis
de proteínas.
Retículo endoplasmático
El retículo endoplasmático es un sistema
membranoso compuesto por una red de
sáculos aplastados o cisternas, sáculos
globosos o vesículas y túbulos sinuosos,
que se extienden por todo el citoplasma y que
se halla en comunicación con la membrana
nuclear externa. Se distinguen dos clases de
retículo endoplasmático: el retículo
endoplasmático rugoso o granular (RER),
que posee ribosomas en su cara externa, y el
retículo endoplasmático
liso o agranular (REL), que
carece de ribosomas.
Función del retículo
endoplasmático: En él se
sintetiza y transportan las
proteínas y los lípidos
constituyentes de las
membranas plasmáticas, o
destinadas a ser
transportados al exterior de la
célula (secreciones), gracias al
concurso del aparato de Golgi.
Aparato de Golgi
El aparato de Golgi
(AG) forma parte del sistema membranoso
celular. Está formado por uno o varios
dictiosomas (agrupaciones en paralelo de cuatro
a ocho sáculos discoidales denominados
cisternas), acompañados de vesículas de
secreción.
Funciones:
Transporte, maduración, acumulación y
secreción de proteínas procedentes del
retículo endoplasmático que posteriormente
son concentradas y pasan al interior de
vesículas de secreción.

11
Los lisosomas
Los lisosomas son vesículas procedentes del aparato de Golgi que contienen
enzimas digestivas.
Función: Los lisosomas realizan la digestión de materia orgánica.
La digestión puede ser extracelular, cuando los lisosomas vierten sus enzimas al
exterior, o intracelular, cuando se unen a una vacuola que contiene la materia a
digerir.

Las vacuolas
Las vacuolas son vesículas constituidas por una membrana plasmática, y cuyo
interior es predominantemente acuoso.
Las vacuolas de las células animales suelen ser pequeñas, y actualmente se
denominan vesículas. Las vacuolas de las células vegetales suelen ser muy grandes.
Funciones: Las vacuolas poseen tres funciones principales:
• Acumular en su interior gran cantidad de agua.
• Sirven de almacén de muchas sustancias.
• Son medio de transporte entre orgánulos del sistema endomembranoso y entre
éstos y el medio externo.
Las mitocondrias
Las mitocondrias son los orgánulos de
las células eucariotas que se encargan de la
obtención de energía mediante la respiración
celular, un proceso de oxidación. La energía
obtenida se guarda en forma de ATP.
Estructura: Las mitocondrias poseen dos
membranas: una membrana externa lisa y
una membrana interna con numerosos
repliegues internos, denominados crestas
mitocondriales. Estas membranas originan
dos compartimentos: el espacio
intermembranoso, entre las dos
membranas, y la matriz, espacio delimitado por la membrana interna.
Funciónes: La respiración celular proceso que consiste en la oxidación de las
moléculas combustibles por el oxígeno molecular para obtener energía en forma de
ATP.
Los plastos
12
Son orgánulos celulares exclusivos de las células vegetales. Se caracterizan por
poseer pigmentos (clorofila y carotenoide) y por su capacidad para sintetizar y
acumular sustancias de reserva (almidón, aceites, proteínas).
Se clasifican en dos grandes grupos:
• Leucoplastos. Son plastos que carecen de pigmentos y en la mayoría de los
casos almacenan diversas sustancias, como almidón (amiloplastos).
• Cromoplastos. Son plastos que llevan en su interior un pigmento que les da
color. Así, por ejemplo, los que contienen clorofila son de color verde y se llaman
cloroplastos.
Cloroplastos
Los cloroplastos son unos
orgánulos típicos de las células
vegetales que poseen clorofila, por lo
que pueden realizar la fotosíntesis,
proceso en el que se transforma la
energía luminosa en energía química
contenida en la molécula de ATP
Son orgánulos constituidos por una
doble membrana (membrana
plastidial interna y externa), un
espacio intermembranoso y un
espacio interno o estroma, en el seno
del cual se localizan formaciones
membranosas denominadas tilacoides.
Los tilacoides tienen forma de sáculos aplanados. Los tilacoides pueden extenderse por
todo el estroma, por lo que reciben el nombre de tilacoides del estroma o pueden
ser pequeños, tener forma de disco y presentarse apilados como montones de
monedas, los denominados tilacoides de grana, ya que cada montón recibe el
nombre de grana.
El núcleo celular
El núcleo es una estructura constituida por una doble membrana, denominada
envoltura nuclear, que rodea el material genético (ADN) de la célula separándolo así
del citoplasma. El medio interno nuclear recibe el nombre de nucleoplasma. En él se
encuentran, más o menos condensadas, las fibras de ADN, que reciben el nombre de
cromatina, y uno o más corpúsculos, muy ricos en ARN, denominados nucléolos.
La cromatina es la sustancia fundamental del núcleo celular. Se halla
constituida por filamentos de ADN en diferentes grados de condensación. Existen
tantos filamentos como cromosomas presentará la célula durante la división del núcleo.
Estos filamentos forman ovillos.

La célula como unidad funcional


Nutrición celular
La nutrición es el conjunto de procesos mediante los cuales la célula intercambia
materia y energía con el medio que le rodea. Todas las células necesitan materia para
construir y renovar sus estructuras, y energía para realizar sus actividades vitales. Las
sustancias químicas que las células toman del medio y que transforman en su interior
en materia y energía se denominan nutrientes.
Unas células son capaces de fabricar su propia materia orgánica, mientras que
otras necesitan disponer de materia orgánica ya elaborada. En ambos casos, se
incorporan del medio los nutrientes necesarios para su metabolismo y a él se expulsan
los desechos.
Tipos de nutrición: Todas las células necesitan las mismas moléculas. Según la
forma de obtener estas moléculas, se distinguen dos tipos de nutrición:
• Nutrición autótrofa: Las células de los organismos autótrofos toman del
exterior moléculas inorgánicas sencillas (dióxido de carbono, agua, algunas
13
sales) con las que construyen las moléculas orgánicas que necesitan (glúcidos,
lípidos, proteínas y ácidos nucleicos). La síntesis de moléculas orgánicas sencillas
ricas en energía a partir de moléculas inorgánicas pobres en energía requiere el
aporte de una fuente energética. Esta fuente energética puede ser la luz
(organismos fotosintéticos) o energía procedente de reacciones químicas de
oxidación de compuestos inorgánicos reducidos (quimiosintéticos). Este tipo de
nutrición es propia de las plantas y de algunos protoctistas (algas) y bacterias.
• Nutrición heterótrofa: Las células de los organismos heterótrofos son
incapaces de sintetizar las moléculas orgánicas y deben obtenerlas ya
fabricadas. Dependen, pues de la materia orgánica sintetizada por los seres
autótrofos. Todos los animales, los hongos y la mayoría de las bacterias y
protoctistas tienen nutrición heterótrofa.
Procesos de la nutrición:
La nutrición celular comprende tres tipos de procesos:
• Incorporación de sustancias procedentes del medio extracelular.
• Metabolismo o utilización química de los nutrientes.
• Excreción o expulsión al medio externo de los productos residuales resultantes
del metabolismo.
El metabolismo celular: Conjunto de reacciones químicas que se producen en el
interior de la célula y que conducen a la transformación de unas biomoléculas en otras.
Las reacciones metabólicas presentan las siguientes características:
• Se trata de reacciones encadenadas, es decir, el producto final de una reacción
constituye el reactivo inicial de otra. Se establecen así, secuencias de reacciones
encadenadas, que se denominan rutas o vías metabólicas, que pueden ser
lineales, ramificadas o cíclicas.
Se denomina vía metabólica a la sucesión de reacciones químicas que
conduce desde una sustancia inicial (sustrato), a través de distintos
compuestos intermedios (metabolitos), hasta una sustancia final
(producto). En las rutas ramificadas, según las necesidades celulares, pueden
obtenerse distintos productos a partir de un mismo sustrato.
• Todas las reacciones metabólicas son catalizada; es decir, necesitan la presencia
de una molécula denominada catalizador para llevarse a cabo. Los
biocatalizadores son sustancias que posibilitan y favorecen las reacciones
químicas que se producen en los seres vivos.
Un catalizador es una molécula que no interviene como reactivo en una
reacción química, pero sin la cual esta no podrá realizarse. Al no ser un reactivo,
no se consume y puede actuar de forma indefinida, por lo que solo se requiere
en cantidades muy pequeñas.
Las enzimas son específicas (solo actúan sobre un determinado sustrato y
solo cataliza un tipo de reacción).
• La mayor parte de las reacciones metabólicas son de oxidación-reducción. En la
oxidación, las moléculas orgánicas se rompen en moléculas más sencillas y se
produce energía. Por el contrario, la construcción de moléculas grandes a partir
de otras más sencillas tiene lugar, normalmente, mediante un proceso de
reducción para la cual se requiere energía.
Tipos de procesos metabólicos: El metabolismo celular comprende dos tipos de
procesos metabólicos: catabolismo y anabolismo.
• Catabolismo: Fase degradativa del metabolismo y su finalidad es la obtención de
energía. Consiste en una serie de reacciones de oxidación que transforman las
moléculas orgánicas complejas en otras más pequeñas y sencillas. La energía
liberada en el cababolismo se almacena en los enlaces fosfato del ATP y
posteriormente podrá ser utilizada para reacciones de síntesis orgánicas o para
realizar actividades celulares (división celular, transporte de nutrientes a través
de la membrana, etc.) Una parte de esta energía se desprende también en forma
de calor. El catabolismo es semejante en organismos autótrofos y heterótrofos.

14
• Anabolismo: Fase constructiva del metabolismo y su finalidad es fabricar sus
propios componentes a partir de sustancias químicas o nutrientes que incorpora
del medio. Consiste en un conjunto de reacciones de reducción. Es la síntesis de
moléculas orgánicas complejas a partir de otras más sencillas, para lo cual se
necesita suministrar energía, proporcionada por los enlaces fosfato del ATP. Las
moléculas del ATP pueden proceder de las reacciones catabólicas, de la
fotosíntesis o de la quimiosíntesis.
Las reacciones anabólicas y catabólicas son interdependientes: la energía
desprendida en el catabolismo se utiliza en el anabolismo, y las moléculas complejas
sintetizadas en el anabolismo pueden, a veces, ser catabolizadas.
Sin embargo, para que la energía pueda intercambiarse de una manera tan
simple, es necesaria la intervención de un intermediario que capte la energía
desprendida en los procesos oxidativos catabólicos y la ceda, cuando sea necesario, en
los procesos anabolólicos.
El ATP una molécula transportadora de energía, al ser capaz de almacenar o
ceder energía gracias a sus dos enlaces éster-fosfóricos que son capaces de almacenar
cada uno de ellos 7,3 kcal/mol. Cuando uno de estos enlaces se rompe, la molécula se
transforma en ADP, y se libera un grupo fosfato y una gran cantidad de energía, la
misma que se necesita para formar ATP.

energía

ATP ADP + fosfato

energía
La energía desprendida en los procesos catabólicos se usa para formar ATP, y la
energía necesaria para llevar a cabo los procesos anabólicos procede de la ruptura de
las moléculas de ATP, que constituyen, por tanto, auténticos acumuladores energéticos
que permiten transportar fácilmente energía cuando la célula lo necesita.
ANABOLISMO

energía

Moléculas sencillas ATP ADP + P Moléculas


complejas

energía

CATABOLISMO
Catabolismo:
Las reacciones del catabolismo son reacciones de oxidación, es decir, de
pérdida de electrones. Dado que la materia que experimenta el catabolismo es materia
orgánica, constituida básicamente por carbono e hidrógeno, la forma de oxidarse es
mediante la pérdida de átomos de hidrógeno que se encuentran unidos al carbono
(deshidrogenación) o por ganancia de átomos de oxígeno (oxigenación).
Un átomo sólo puede perder electrones (oxidación) si hay otro que los acepta
(reducción). Por ello estos procesos se denominan reacciones de oxidación-reducción
(reacciones “redox”). Las reacciones catabólicas son reacciones redox. En ellas unos
componentes se oxidan y otros se reducen. Una molécula se oxida cuando pierde
electrones y otra se reduce cuando los gana; cuando una molécula pierde hidrógenos,
también se oxida, ya que un átomo de hidrógeno se compone de un protón y un
electrón. De manera equivalente, una molécula se reduce cuando gana átomos de
hidrógeno. En la materia orgánica, para que una molécula pueda perder hidrógenos, ha
de haber otra que acepte esos hidrógenos (molécula aceptora de hidrógenos). Los
átomos desprendidos en las reacciones de oxidación son captados por unas moléculas
llamadas transportadoras de hidrógeno, como son el NAD+, el NADP+ y el FAD,

15
hasta que finalmente son traspasados a la molécula aceptora final de hidrógeno,
que se reduce.
En las reacciones de oxidación y reducción, frecuentemente los protones (H +) y
los electrones (e-) van separados; estos últimos, antes de llegar a la molécula aceptora
final de electrones, son captados por los llamados transportadores de electrones. El
paso de los electrones de un transportador a otro conlleva una disminución del nivel
energético del electrón y la liberación de una energía que es utilizada para fosforilar el

ADP y formar moléculas de ATP.


Según sea la naturaleza de la sustancia que se reduce, es decir, que acepta los
hidrógenos, se distinguen dos tipos de catabolismo: la fermentación y la respiración.
• En la fermentación la molécula que se reduce es siempre orgánica.
• En la respiración la molécula que se reduce es un compuesto inorgánico, por
ejemplo, O2, NO3-, SO42-, etc. Si es el oxígeno se denomina respiración aerobia,
y si es una sustancia distinta del oxígeno, por ejemplo, el NO 3-, SO42-, etc., se
denomina respiración anaeróbia.
Respiración aerobia: En la respiración aerobia se produce la oxidación total de las
moléculas energéticas y se obtienen productos inorgánicos (dióxido de carbono y
agua). El rendimiento energético es alto. Por ejemplo, la oxidación de la molécula de
glucosa libera la energía suficiente para sintetizar 38 moléculas de ATP.
Glucosa (C6H12O6) + 6 O2 → 6 CO2 + 6 H2O + 38 ATP
La respiración aerobia se realiza, en su mayor parte, en las mitocondrias de las
células eucariotas. En las procariotas el proceso ocurre en loa mesosomas.
El proceso de respiración aerobia consta de tres fases:

16
1.- Las macromoléculas de los materiales estructurales y de las sustancias de reserva
energética son transformadas en moléculas más simples, como la glucosa,
aminoácidos, ácidos grasos y glicerina. Este proceso de digestión se puede realizar en
el interior de las células (organismos unicelulares y algunas células de los pluricelulares
como los glóbulos blancos) (los nutrientes entran en la célula por endocitosis), en los
pluricelulares se realiza en el tubo digestivo (también ocurre en el interior de las
células animales y vegetales cuando se utilizan las reservas energéticas).
2.- Las moléculas más simples obtenidas en la fase anterior, se convierten mediante
diferentes procesos químicos en acetil CoA (compuesto de 2 carbonos). En el caso de
los azúcares la glucosa se convierte previamente en moléculas de ácido pirúvico en el
citoplasma. Este proceso de la glucólisis es común a las fermentaciones y respiraciones
celulares, y se producen 2 moléculas de ATP por cada una de glucosa.
3.- Tiene lugar en el interior de las mitocondrias (eucariotas). Las moléculas de acetil
CoA se degradan a moléculas de CO 2 en un proceso cíclico de 8 reacciones conocido
como ciclo de Krebs que se realiza en la matriz mitocondrial. Además se liberan H + y
electrones que son captados por transportadores (NAD + y FAD). Los transportadores

17
transfieren los protones y electrones a moléculas transportadoras localizadas en las
crestas mitocondriales, las cuales se los van pasando de unas a otras, hasta que
finalmente son transferidos al aceptor final que es el O 2, el cual se reduce formando
H2O. Durante el transporte de electrones de transportador a transportados, los
electrones van ocupando niveles de menor energía, por los que se va perdiendo
energía, que es utilizada para formar ATP.
Este tipo de respiración es propia de organismos aerobios como los animales, las
plantas, los hongos, los protoctistas y la mayoría de las bacterias, que han de tomar
oxígeno del entorno para llevarla a cabo.
Fermentación: Siempre se realiza en el citoplasma celular. La oxidación de las
moléculas energéticas es incompleta y origina, como productos finales, moléculas
orgánicas menos degradadas que en la respiración. Ello explica la baja rentabilidad
energética de las fermentaciones. Por ejemplo, una glucosa al degradarse produce 38
ATP mediante respiración y sólo 2 ATP mediante fermentación.
Según la naturaleza del producto final, se distinguen varios tipos de
fermentaciones. Las principales son la fermentación alcohólica, la fermentación láctica,
la fermentación butírica y la putrefacción.
Anabolismo
Todas las células sintetizan moléculas complejas a partir de otras más sencillas.
Se distinguen dos tipos de procesos anabólicos: Anabolismo heterótrofo,
realizado por todos los seres vivos, se parte de moléculas orgánicas y se sintetizan
otras más complejas. En el anabolismo autótrofo se elaboran moléculas orgánicas a
partir de inorgánicas (solo lo realizan los autótrofos). Para ello, es necesario reducir los
compuestos inorgánicos aportando energía. Según cuál sea la naturaleza de esta
fuente energética, se diferencian dos procesos anabólicos distintos: la fotosíntesis y la
quimiosíntesis.
Fotosíntesis: La realizan las plantas y algunas bacterias y protoctistas, que obtienen
la energía necesaria para sintetizar las moléculas orgánicas de la luz del Sol.
La fotosíntesis consiste en un proceso de oxido-reducción, en el que existe un
dador de H+ y de electrones (en las plantas es el agua) y un aceptor inorgánico (dióxido
de carbono, nitratos, sulfatos,...):
AH2 + B → A + BH2
De esta manera, la molécula dadora queda oxidada, y la aceptora, reducida.
Cuando el dador es el agua, y el aceptor, el dióxido de carbono:
n H2O + n CO2 → (CH2O)n + n O2
En la reacción se libera oxígeno procedente de la molécula de agua. De este
modo, las plantas desprenden a la atmósfera grandes cantidades de esta molécula.
Si se compara el proceso de la fotosíntesis con el de la respiración aerobia,
se observa que son opuestos.
La fotosíntesis se realiza en los cloroplastos de las células vegetales. En el caso
de las bacterias fotosintéticas, que carecen de estos orgánulos, se lleva a cabo en los
mesosomas, unos repliegues de la membrana celular.
6 H2O + 6 CO2 → (CH2O)6 + 6 O2
En la fotosíntesis se distinguen dos etapas: la fase luminosa y la fase oscura.
Fase luminosa: Se realiza en la membrana de los tilacoides de los cloroplastos. Son
imprescindibles en esta fase la luz y la presencia de pigmentos fotosintéticos, como la
clorofila y los carotenoides, moléculas que absorben energía de distintas longitudes de
onda.
Como consecuencia de esta fase se produce la fotólisis (rotura por la luz) de la
molécula de agua, lo cual proporciona los H + necesarios para obtener una molécula
reductora, NADPH, que será empleada en la siguiente fase.
La energía de la luz solar, captada por la clorofila, se utiliza para:
- Romper las moléculas de agua, quedando libre el oxígeno molecular y por
otra parte, átomos de hidrógeno (H+ y e-).
- Empujar los electrones procedentes del agua a través de una cadena de
moléculas transportadoras hasta un compuesto denominado aceptor final,

18
que se reduce (NADPH). La energía liberada en las sucesivas oxidaciones se
utiliza para sintetizar ATP.
Fase oscura: Tiene lugar en el estroma de los cloroplastos y no requiere la presencia
de la luz.
En esta etapa se utiliza el ATP y el NADPH originados en la fase lumínica para
sintetizar moléculas orgánicas a partir de la reducción de moléculas inorgánicas
(dióxido de carbono, sales minerales...).

Quimiosíntesis: Solo la realizan


algunas bacterias. La energía
necesaria para sintetizar las
moléculas orgánicas procede de las
reacciones de oxidación de
determinadas sustancias
inorgánicas. Muchos de los
compuestos reducidos que utilizan,
como el NH3 o el H2S, son sustancias
procedentes de la descomposición
de la materia orgánica. Al oxidarlas
las transforman en sustancias
minerales, NO3- y SO42-
respectivamente, que pueden ser
absorbidos por las plantas. Cierran,
pues, los ciclos biogeoquímicos,
posibilitando la vida en el planeta.
Bacterias nitrificantes,
bacterias sulfatizantes, bacterias del
hierro.

19
Organización celular de los seres vivos
1.- ¿A qué se llama poder de resolución de un microscopio? ¿Qué valor tiene el límite
de resolución del microscopio óptico? ¿A cuantos nanómetros equivale un milímetro?
2.- ¿A qué llamó Hooke “célula”?
3.- Define el concepto de célula según la teoría celular. ¿Cuáles son las características
comunes a cualquier tipo de célula?
4.- ¿Qué diferencia hay, respecto a la organización del material genético, entre células
procariotas y eucariotas? ¿Qué grupos de organismos son procariontes y cuáles
eucariontes?
5.- Dibuja una célula procariota y nombra sus partes.
6.- Todas las células presentan los siguientes rasgos comunes:
a) Membrana plasmática, citoplasma con orgánulos membranosos y núcleo.
b) Membrana plasmática, citoplasma con ribosomas y material genético.
c) Pared celular, citoplasma con mitocondrias y membrana nuclear.
7.- Señala las diferencias entre las células vegetales y las animales.
8.- El siguiente dibujo ha sido realizado a partir de la imagen de una célula obtenida
con un microscopio
electrónico.
a) ¿Se trata de una
célula animal o de
una célula vegetal?
Razona la respuesta.
b) Nombra las
estructuras
numeradas del 1 al 9
c) ¿En cuál de las
estructuras
numeradas se
encuentra el ADN
cromosómico? ¿En
qué otro lugar de la
célula podrías encontrar moléculas de ADN?

9.- ¿Qué división se puede hacer en los seres vivos en función del número de células?

20
10.- ¿De qué esta formada la pared celular de las células vegetales? ¿Es continua?
¿Por qué?
11.- Relaciona cada orgánulo celular con su función.
Orgánulos Función
1. Núcleo celular a. Almacenamiento de sustancias nutritivas
2. Aparato de Golgi b. Síntesis de proteínas
3. Vacuolas c. Realizar la fotosíntesis
4. Membrana plasmáticas d. Control de la actividad celular
5. Mitocondrias e. Producción de energía
6. Lisosomas f. Secreción de sustancias (proteínas y
lípidos) y
7. Ribosomas formación de lisosomas
8. Cloroplastos g. Almacenar proteínas y transporte
9. Centrosoma h. Digestión de sustancias
10. Retículo endoplasmático i. Formación de cilios y flagelos e
intervención en la
rugoso división celular. Organización de los filamentos
del citoesqueleto
12.- ¿Qué es la cromatina? ¿Dónde se encuentra?
13.- Razona si las afirmaciones son correctas o no correctas:
a) Una célula eucariótica heterótrofa posee mitocondrias pero no cloroplastos.
b) Una célula eucariótica fotosintética tiene cloroplastos pero no tiene
mitocondrias.
c) Una célula procariótica fotosintética posee cloroplastos y mitocondrias.
14.- ¿En qué consiste la nutrición celular? Define los conceptos de metabolismo,
anabolismo y catabolismo.
15.- ¿Qué significa que los enlaces que unen los grupos fosfato en el ATP son “enlaces
de alta energía”?
16.- Explica el significado de la siguiente frase: “El ATP es el intermediario energético
del metabolismo”.
17.- El transporte por difusión y por ósmosis recibe también el nombre de transporte
pasivo. ¿En qué se diferencia este tipo de transporte y el transporte activo?
18.- ¿En qué se diferencia la nutrición autótrofa de la heterótrofa?

21
a) Completa los esquemas. Para ello: sustituye los números por el nombre del
orgánulo correspondiente. Sustituye las letras por el proceso metabólico que
se está representando. Rellena los cuadros indicando si se trata de un
proceso catabólico o anabólico.
b) ¿Qué tipo de nutrición está representado en cada esquema?
c) ¿A qué tipo de célula corresponde cada esquema?
19.- ¿En qué se parecen y en qué se diferencian los procesos de secreción y de
excreción? Cita algunos productos de secreción y de excreción del cuerpo humano.
20.- ¿Qué es la respiración celular, qué tipo de células la realizan y para qué lo hacen?
21.- Define el proceso de respiración aerobia e indica en qué consiste, básicamente,
cada una de sus fases y dónde se realizan.
22.- Define el proceso de fermentación y establece las semejanzas y las diferencias
entre el mismo y la respiración aerobia.
23.-¿Por qué la fermentación se considera un proceso catabólico, si los productos
finales son compuestos orgánicos?
24.- Explica en qué consiste básicamente cada una de las fases de la fotosíntesis y la
relación que hay entre ellas. ¿En cuál de ellas se libera O 2 y de qué sustancia procede?
¿En cuál de ellas se consume CO2 y las sales minerales y para qué se utilizan?
25.- Completa la siguiente tabla comparando los procesos de la fotosíntesis y la
respiración aerobia:
Aspectos Fotosíntesis Respiración aerobia
Sustancias de
las que se
parte
Productos
finales que se
obtienen
Lugar de la
célula
eucariótica en
el que suceden
Destino del
ATP que se
obtiene
Tipos celulares
en que se
realizan
Resumen
global de cada
proceso

26.- ¿Qué seres vivos realizan anabolismo y cuáles catabolismo?:


a) Los autótrofos anabolismo, y los heterótrofos catabolismo.
b) Autótrofos y heterótrofos ambos procesos.
c) Los autótrofos anabolismo y los heterótrofos los dos procesos.
27.- La fotosíntesis se realiza en:
a) Algunas células vegetales. b) Todas las células vegetales.
c) Todas las células vegetales, a excepción de las que constituyen la raíz.
28.- ¿En qué consiste el proceso de respiración celular?:
a) En el intercambio de O2 por CO2.
b) En la transformación de cualquier sustancia compleja en otra más sencilla.

22
c) En la oxidación de sustancias orgánicas.
29.- ¿Cuándo respiran las plantas?:
a) Durante la noche. b) Continuamente. c) No respiran.
30.- El ciclo de Calvin forma parte de:
a) La fase oscura de la fotosíntesis. b) La fase luminosa de la fotosíntesis.
c) La fase aerobia de la respiración.
31.- Indica cuál de las siguientes frases es correcta:
a) Todos los seres vivos, sin excepción, obtienen energía de la materia orgánica.
b) Los seres fotosintéticos obtienen energía de las sustancias inorgánicas.
c) Los seres heterótrofos obtienen la energía del oxígeno.
32.- ¿Por qué las bacterias son también células? ¿Por qué los virus no pueden fabricar
sus propias enzimas?
33.- Dibuja un virus y nombra sus diferentes partes. ¿Poseen todos los virus las mismas
partes que el que has dibujado? ¿Qué diferencias encontrarías?
34.- Según la teoría endosimbionte, ¿qué característica de los cloroplastos y de las
mitocondrias apoyaría la idea de su incorporación por fagocitosis al procarionte
primitivo?

23