Está en la página 1de 3
Nacido el 4 de julio Aunque el título de la película Nacido el Cuatro de Julio(Born the 4th of July, Oliver Stone, 1989) suene a propaganda fílmica patriotera, y que en el póster promocional aparezca Tom Cruise, estrella de la altamente bélica cinta Top Gun (Ídem, 1986), la película es todo lo contrario, siendo un férreo documento contra el sinsentido de la guerra, dando cuenta del desencanto de Oliver Stone como veterano de la Guerra de Vietnam, de Tom Cruise como estrella naciente, y de Ron Kovic, autor de la novela autobiográfica homónima en que se basa la película. Pese a su relativamente larga duración, vale la pena aventurarse en las dos horas y media que abarba Nacido el Cuatro de Julio. A finales de la década de los cincuenta, el pequeño Ron Kovic es el típico joven estadounidense de clase media asentado en los suburbios, su vida transcurre con toda normalidad dentro del llamado american way of life. Cuando crece, se convierte en un joven promedio (Tom Cruise en una de sus mejores interpretaciones), pero fervientemente enamorado de su país, los Estados Unidos. Luego de una plática de un oficial de marina en su escuela, Ron decide enlistarse en el ejército y servir a su país, motivado también por la frase deJohn F. Kennedy“ciudadano no te preguntes que puede hacer tu país por ti. Pregúntate que puedes hacer tú por tu país”. Ron está consciente de que servirá como recluta en Vietnam, luchando contra “el comunismo”. Sin embargo, las cosas resultan ser menos heroicas en el frente de lo que Ron pensaba. No se ataca a los Viet-Congs o a los enemigos comunistas, sino a la población civil, lo cual lleva a Ron a cometer una de las accione que lo perseguirá durante varios años. En combate, Ron es herido y debido a una atención médica poco eficiente, queda paralítico del pecho para abajo. Su recuperación en un hospital de Brooklyn, está muy alejada del romanticismo planteado en Retorno Sin Gloria (Coming Home, Hal Ashby, 1978), y la enfermera que lo atiende está muy alejada de la compasiva Sally de Jane Fonda. Las condiciones insalubres, y la falta de equipo y personal para atender a los heridos, son retratadas sin escarnio por Oliver Stone. Así, Ron se percata de que Estados Unidos ha cambiado, de que la Guerra en Vietnam no es aprobada por todos, y de que muchos consideran su labor en el frente como indigna y no como heroica. En medio de los movimientos de protesta y del hipismo, Ron se reencuentra con su novia de la preparatoria, Donna (Kyra Sedgwick), quien está involucrada en las manifestaciones universitarias. Ron se siente fuera de todo contexto, con su familia, sus vecinos, amigos y en general con todo el que lo rodea. El verdadero drama no es haberse quedado paralítico, sino haber perdido en el camino todo aquello en lo que el creía. Aunque la Guerra de Vietnam propiamente dicha abarca poco tiempo de la duración del filme, es posible presenciar varios aspectos de la misma, como el empleo de los Viet-Congs de las aldeas como escudos contra los estadounidenses, para después atacarles por sorpresa. Otro elemento de la guerrilla vietnamita es la súbita aparición en el segundo ataque presenciado en la película, que ejemplifica las llamadas “guerras relámpago”. Un tercer aspecto mostrado es el temor y la escasa preparación de los efectivos norteamericanos en el frente, enlistados en su gran mayoría, a fortiori, sin la convicción de ir a luchar por algo o alguien. Tom Cruise, como Ron Kovic, emprende un viaje emocional de casi quince años, en un papel de por sí lucidor que el actor explota de la mejor manera posible, logrando una interpretación emotiva, sólida y creíble que se quedó a poco de ganar el Óscar, mismo que perdió frente al tetrapléjico Christian Brown de Daniel Day-Lewis en Mi Pie Izquierdo (My Left Foot, Jim Scheridan, 1989). El resto del ensamble, formado por actores poco conocidos, y algunos rostros identificables como Willem Dafoe, Kyra Sedgwick o Tom Berenger, está escogido de manera puntual y oportuna, dándole al filme mayor intensidad dramática y permitiéndole a Tom Cruise brillar en cuanta escena aparece. La dirección de Oliver Stone, se ve complementada por un excelente trabajo de edición, una fotografía impecable que retrata la belleza del baldío suburbano boscoso, el ocaso en las dunas móviles de la costa vietnamita, o el paraje desolado del desierto mexicano. Otro aspecto bien cuidado en la película es sin duda la ambientación, tanto de los interiores en Coneticutt de la casa y la escuela, como de los hospitales militares, y los ambientes urbanos de la década de los setenta.Nacido el Cuatro de Julio es una de las mejores películas hechas sobre la Guerra de Vietnam, altamente política y con un sentido patriótico sui generis propio de lo primeros años de labor fílmica del director Oliver Stone.

Intereses relacionados