Está en la página 1de 11

La obra de arte en su época de reproductibilidad técnica y las industrias

culturales. Dos visiones en torno al fenómeno del arte y la cultura de
masas
Durante la modernidad se produce un acrecentamiento sorprendente de los
medios de producción. Estos cambios traen a su vez nuevas ideas y
costumbres a la sociedad que permiten replantear la industria de lo bello
debido a que se modifica tanto el tratamiento de la parte física como material
de la obra de arte, transformando su técnica e inventiva, obligando a replantear
la noción misma de arte.
El ensayo ‘La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica’, escrito
por Walter Benjamin en 1936 pone de manifiesto que la obra de arte
reproducida por medios técnicos, subvierte nuestros conceptos tradicionales
acerca de la experiencia estética e igualmente reformula el arte bajo las
posibilidades de un nuevo lenguaje formal que surge para dar cuenta por las
condiciones sociales particulares de la época moderna e industrializada. Lo que
explica Benjamín es que la incursión de la tecnología como procedimiento
artístico, supone a su vez un cambio cualitativo que modifica el ser de la cosa
producida.
Las ideas expuestas a lo largo del presente ensayo intentarán mostrar por qué
la reproductibilidad técnica resultaría ser un factor decisivo en la constitución de
un arte de masas, pues el hecho de que una obra pueda ser creada, copiada,
difundida y consumida de modo simultáneo, le confiere una significación
diferente como objeto simbólico y a eso se refieren las transformaciones y
destrucción del aura a partir de la existencia y masificación de las copias.
Entonces, si el arte de masas y la evolución de las técnicas de reproductibilidad
obligan al replanteamiento de la función y forma material del arte, es necesario
pensar en otros conceptos que permitan dar cuenta por el quehacer de la
actividad artística en tiempos industrializados y mecánicos, pues no se puede
intentar comprender el arte de masas bajo las determinaciones de otras teorías
que refieren a las formas tradicionales del arte; por lo que la expansión de la
capacidad productiva de la sociedad trae consigo una nueva forma de arte que
surge a partir de una nueva base económica.
El filósofo Noël Carroll en su análisis sobre el ensayo de Benjamin llamó
argumento del “nuevo arte” a la formulación de una de las premisas
fundamentales del ensayo del filósofo alemán relacionada con el hecho de que
la naturaleza del arte cambia con la época, según sus fuerzas y relaciones de
producción, es decir, se da un cambio de paradigma artístico que se acopla a
las nuevas formas económicas. Sin embargo, Carroll advierte que no puede
confundirse la esencia del arte con las manifestaciones artísticas, pues éstas
últimas bien pueden emerger y desaparecer en la historia sin que la esencia del

W. la cultura y en ella el arte pasan a volverse un todo social que intenta tomar partido de las formas de vida de los individuos. por lo que. 1998) La posición que sostiene la crítica cultural de Horkheimer y Adorno se funda en un intento por mostrar cómo la unidad formada por los sistemas sociales. la política. si bien tiene su origen en la filosofía Hegeliana. se funda en un argumento para defenderlo que tiene que ver con que su evolución está relacionada con la noción de progreso histórico. analiza las transformaciones que se estaban produciendo en el campo de las artes como consecuencia de los cambios y las ideas que sobrevinieron a la sociedad. sin embargo. (Adorno. y a su vez con las leyes básicas del devenir de la historia. Horkheimer. El arte de masas corresponde entonces a una época histórica que se caracteriza por la ruptura de los cánones determinados para llevar a cabo las actividades tanto intelectuales como artísticas. a pesar de que el arte de masas es diferente en su función y formas expresivas. el arte adecuado en una época bien puede ser cuestionado a la siguiente. junto con la imprenta y la radio como elementos de ese proceso histórico que describe el materialismo (Carroll. económico y cultural después de la introducción y desarrollo de los avances técnicos como el cine y la fotografía. a diferencia de ésta. en el ámbito político. políticos y económicos actúa bajo una lógica . se encuentra la teoría de Th. a través de la influencia del capital en el desarrollo de esas relaciones sociales. no considera la expansión de la conciencia como clave del desarrollo histórico. para llevar a cabo una exploración de su función social. La justificación del arte de masas que esboza el autor. En este ensayo. los medios de producción tecnológicos se encuentran en constante perfeccionamiento para complementar la administración de la sociedad. ratifica la idea de que la economía. sino que. Esta concepción. En este apartado. Por eso este ensayo también puede considerarse como un intento por situar el desarrollo del cine y la fotografía. para Benjamin esto no compromete su status artístico propiamente. el motor de la historia tiene que ver con las fuerzas responsables de los cambios sociales y que para el caso tendrían que ser las fuerzas productivas en las que se hallaban inmersas las condiciones de vida en la sociedad industrializada.arte sea lo que realmente cambie (Carrol. 2002). Adorno en el capítulo acerca de las industrias culturales incluído en el libro ‘La dialéctica de la ilustración’ que escribe junto a Max Horkheimmer en 1944 y que junto a la teoría de Walter Benjamin. Por otro lado. como agentes emancipadores. considera la expansión de las fuerzas de producción como fuente del desarrollo histórico. De modo que el arte cambia y se desarrolla de manera paralela con las condiciones históricas y sociales de una época determinada. culturales. 2002). Benjamin se propone plantear al menos las debilidades y cualidades de ciertas posibilidades artísticas y mecánicas producto del arte de masas como el cine y la fotografía.

para caracterizarlos según una escala de valores que homogenizan el estilo de vida para convertirlo en un cúmulo de productos masificados. también propone comprender la crisis que trae consigo la implementación de mecanismos de formación. Por tal motivo se puede decir que en esta teoría de las industrias culturales.estandarizada. la tv y el cine que pasan a formar parte de los medios y canales de comunicación de los poderes oficiales. pues Adorno insistía en la obra de arte autónoma y en la reivindicación de un arte elevado que tuviera cierto valor cognoscitivo e histórico. Ambos autores planteaban las diferencias en lo que tenía que ver con el análisis de los efectos sociales y culturales que trae consigo la reproductibilidad técnica y las formas de producción masificada. puede interpretarse como una falsa ilusión de identidad. en el ensayo “la obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica” no recrea una crítica de la noción y existencia de las industrias culturales. todo está construido bajo un esquematismo. reflejo de la racionalidad técnica dominante a su vez identificada con los medios de producción industrial de la cultura como el radio. ambos autores muestran que la disolución de las formas culturales del pre-capitalismo no ha provocado un caos. sino que ha dado lugar a la conformación de una nueva estructura cuyas formas se muestran más eficientes para los desarrollos económicos del orden capitalista. 1998:166). ya que sería una industria que somete a la racionalidad instrumental todos los ámbitos de la vida incluidos el arte y la cultura. esta organización de la industria cultural acude a la reproductibilidad técnica como procedimiento efectivo y rentable que permite homogenizar las necesidades y tipificar las tendencias de consumo. sus alcances y posibles consecuencias tanto para el arte como para la sociedad. sino que más bien lo que hace es una descripción del fenómeno. A lo largo del apartado sobre industrias culturales. ambos filósofos tenían una visión negativa de los avances técnicos en la sociedad. Benjamin por su lado. distribución y acceso de las mercancías. Las tendencias de consumo marcan los límites de la semejanza entre lo que produce la industria cultural y sus consumidores. ya que la nueva forma de generación cultural se divide en sectores especializados que se ordenan en función de las lógicas y procedimientos de producción. pues “toda cultura de masas bajo el monopolio es idéntica” (Adorno. ofreciendo bienes de acceso estandarizados que manipulan y coaccionan al individuo. La estructura de la sociedad y la forma cómo ésta percibe el modelo cultural. Horkheimer. . pues en ella se cuestionan los espacios de libertad del individuo a través de la implementación de las lógicas de la producción y consumo capitalista. De cierto modo. que se encuentran dentro de la superestructura de la sociedad para ejercer cierto control en las tendencias de consumo.

sino también el modo y manera de la percepción sensorial. y se produce un nuevo fenómeno que sustituye esa experiencia dentro de un ámbito que de algún modo se encuentra más vinculado a la dimensión vital o cotidiana de los individuos. ya que esos modos de percepción están condicionados tanto natural como históricamente (Benjamin. que tienen sus propias formas de sensibilidad y percepción. dicha cuestión no sólo remite a la pérdida de valores en la creación estética. caso del cine.1989:22). el concepto de Aura que reúne todo lo anteriormente dicho. Esta categoría de lo irrepetible da cuenta por una de las cualidades auráticas que conforman una obra de arte. en los espacios históricos de tiempo no sólo se modifican las formas de existencia de las colectividades humanas. pues la existencia singular de la obra está determinada por la historia a la que se ha sometido. distribución y acceso a ciertos modos de experiencia.producción. a saber. esa existencia irrepetible que lo dota de unicidad. La autenticidad no es susceptible de reproducción y es este concepto el que se halla en juego en la discusión sobre el arte a partir de la incursión de los métodos de reproductibilidad técnica.1998). por lo que la reproductibilidad técnica incursiona como método de procedimiento artístico. arte o manifestaciones artísticas de las cuales el espectador puede sentirse más cercano en tanto sus posibilidades de apropiación y adquisición se facilitan debido a su reproductibilidad mecánica como arte de mas masas y de recepción múltiple. La modificación de las formas y condiciones perceptivas se da cuando hay una ruptura en la tradición. 1989:22). Sin embargo. rápidamente nos da a entender que a esa reproducción le hace falta algo de suprema importancia para el arte. Lo anterior resulta necesario para introducir el concepto fundamental de toda esta disertación. así mismo esta pérdida del aura cambia la percepción sensorial de los individuos. sino que además remite a una crisis de la experiencia que trastoca las categorías sensibles a través de las cuales juzgamos una obra de arte. en tanto se halla condicionada e influenciada históricamente por las transformaciones sociales. La modificación de la experiencia sensorial a través de la incursión de los medios técnicos de producción marca el inicio de la cultura de . como sucede con el cine o la fotografía. su aquí y ahora. cuando se pierde su unicidad y por tanto su aura. en tanto como reproducción ésta se pierde en las presencias masivas de lo que se supone un objeto irrepetible. “la autenticidad de una cosa es la cifra de todo lo que desde el origen puede transmitirse en ella desde su duración material hasta su testificación histórica” (Benjamin. Benjamin afirma que la obra de arte ha sido siempre susceptible de reproducción como la mayoría de cosas creadas por el hombre (Benjamin. En primer lugar. todo esto modificado por el incipiente devenir de los cambios que implementan nuevas formas de pensar en la sociedad. La obra de arte en su época de reproductibilidad técnica sufre una atrofia del aura.

hay que precisar que el modo aurático de existencia de la obra de arte está relacionado con su dimensión ritual. la radio y la tv como innovaciones técnicas de recepción múltiple se hacían indispensables para la transmisión de discursos de los hombres políticos y caudillos. debido a que éste tomó provecho del sensorium característico de la cultura de masas. la reproductibilidad técnica como procedimiento artístico hace que el arte pueda articularse humana y espacialmente con la sociedad de masas. el Aura sería la manifestación irrepetible de una lejanía. lo que quiere decir que la reproductibilidad técnica no sólo trajo cambios a nivel de producción y recepción sino que también cambió la forma como se percibía la actuación. pues mientras un actor de .masas que demanda una nueva sensibilidad que identifica la experiencia estética de la modernidad y la sociedad industrializada. esta destrucción del aura como existencia irrepetible. lo inaproximable es lo que constituye la cualidad intrínseca del valor cultual del arte. En este contexto. para exaltar ciertos valores y emotividades establecidos previamente para favorecer su proyecto político y brindarles una falsa sensación de participación en el sistema para que puedan ilusamente sentirse protagonistas de sus propios destinos. desligándolo del aura de la existencia única. se da también una pérdida del aura de la actuación. por lo que. pues en el fondo. Pero la reproductibilidad técnica a través de la fotografía. sin embargo. pues si antaño su valor se hallaba relacionado con su función ritual. Cuando el cine se convierte en una de los espectáculos masificados oficiales de los logros de la innovación técnica. tal como decían Adorno y Horkheimer. pues su autenticidad como obra artística se funda en el ritual en el que tuvo su primer valor útil. La obra de arte en la sociedad industrializada se enfrenta a una pérdida del aura que transforma los hábitos de percepción. La recepción de la obra de arte tiene dos formas: una por su valor cultual y otra por su valor exhibitivo. es la homogenización del gusto lo que entra en juego. en tanto. Cuando la pérdida del aura de la obra de arte como norma de autenticidad necesaria para la creación artística pierde su importancia. Por otro lado. Benjamín reconoce un cambio de funciones en la obra de arte. hace que aumente la percepción de lo igual en la sociedad en tanto se ha logrado instaurar un patrón de consumo y sensibilidad que reclama los lugares comunes y estimula el deseo de pertenencia de aquello que brinda una falsa distinción. el arte desplaza su dimensión ritual y se inscribe en una praxis política que daría lugar a lo que Benjamin llamaría “esteticismo político” y que relacionaría con el fascismo. los diversos métodos que trae consigo la reproducción técnica aumentan las posibilidades de exhibición de la obra de arte. la reproductibilidad técnica emancipa a la obra artística de su existencia en un ritual. sino que también modificó su carácter tradicional. no sólo significó un aumento del valor exhibitivo del arte. Entonces cuando la obra de arte se desliga de su valor original como objeto de culto.

donde el espectador queda fuera de la acción. ya que no es un modo extrínseco a su propia forma de ser y producir experiencias. la industria cinematográfica se las ingenia para hacer de un actor toda una personalidad pero reducida al carácter de mercancía. el autor consideraba que junto a la fotografía eran emblemas y agentes del cambio histórico.teatro presenta él mismo su ejecución al público. (Huyssen. incorpora una actitud crítica que se hace manifiesta en la potencia de las imágenes en primer plano. pues simbolizaban y ayudaban a crear un nuevo tipo de conciencia proletaria acorde con los poderes expansivos de la base productiva de la sociedad. y tal vez sería esta una de las . el actor de cine presenta a su personaje mediante un mecanismo tecnológico que destruye el aura de la actuación pues se pierde el aquí y el ahora de las escenas. como un observador o perito. Benjamin intentaba localizar y desplegar el arte y su potencial revolucionario apartado de las pretensiones capitalistas. La reproductibilidad técnica de la obra artística modifica la relación de la masa con el arte. a pesar de la incipiente incursión del cine como industria capitalista y ejemplo del reemplazo del valor cultual de la obra de arte por el valor exhibitivo. Aunque en ciertos casos. él insistió en que en el arte no eran necesarias tales fuerzas de producción asimilables a la industria. 2006). pues si bien la idea marxista sugiere que incluso dentro de las mismas fuerzas productivas del capitalismo deben encontrarse las fuerzas necesarias para su abolición. Benjamin comprendió la transformación del arte desde las técnicas modernas de reproducción. A pesar de esta pérdida del aura. Para el cine es inherente la reproductibilidad técnica. Sin embargo. sino que más bien el artista y la técnica misma son las fuerzas de producción particulares correspondientes al arte. pues el cine como gran espectáculo cultural. adoptando una postura crítica. El cine se convirtió en el ethos de la nueva cultura del proletariado. el único mérito que puede atribuírsele es el de apoyar una crítica a las concepciones heredadas del arte. Por eso. Las obras cinematográficas y sus métodos de producción propios generaron un nuevo medio de descripción para esos cambios específicos en la percepción del mundo que ha traído consigo el arte de masas. incluso aquellas que tienen que ver con el orden de la propiedad y esto precisamente es lo que lo acerca al proletariado. el cine puede apoyar una causa revolucionaria como crítica a las condiciones sociales. sino que también hace parte de sus parámetros y condiciones de recepción a través de los medios de masas. lo cual afectaba profundamente su estructura interna. mientras que el capital sea una gran influencia para determinar o definir lo qué es el cine.

ya que para ambos autores el arte de masas como una forma de industria cultural. la pintura posee un medio expresivo de imagen fija que permite el fluir de nuestros pensamientos e incluso permite una experiencia estética más íntima y personal. La praxis en la que debe inscribirse el arte en su época de reproductibilidad técnica según Benjamin .2002:80) La preocupación de Adorno en torno al cine como expresión del arte de masas de la industria cultural. Benjamin advirtió que esa inmersión contemplativa que reclamaban los defensores del arte tradicional y que ya dejaba de ser valor supremo en la actividad artística. Sin embargo. pues se ofrecía como un escape de los trajines y preocupaciones. En este sentido. se halla condicionada por su inminente masificación. la distracción estética de la que se acusa al cine tiene que ver con el efecto de choque que trae consigo y que tiene que ver con el hecho de que apenas si se ha registrado un plano y ya ha cambiado. sólo había servido para interrumpir cualquier intención de construcción de una praxis social comprometida con el cambio de las condiciones en las que se encontraba la sociedad respecto a la influencia de las fuerzas de producción. la interpretación de Noël Carroll sobre Adorno y Horkheimer otorga ideas similares. La reacción del público frente al cine. como un arte de participación particular despierta un interés de las masas y empezaría a ser considerado como una disipación de iletrados. debe conducir a la ‘politización del arte’ para que la actividad artística cumpla con un rol revolucionario en la sociedad. Mientras que por otro lado. 2006). disipación y recogimiento se contraponen. la masa dispersa sumerge en sí misma a la obra artística. que bien podría ser la emancipación del proletariado o la estimulación de la conciencia . a una dimensión artificiosa reflejo de los grandes espectáculos. En este sentido. “El público no tiene en nada que pensar. todo se sirve ya convenientemente digerido”(Carroll. quien se recoge en una obra de arte se sumerge en ella y sus significados. está relacionado con el hecho del desplazamiento de la reflexión de los individuos sobre su realidad social. impidiendo la reflexión continua al ser el cine un arte inmediato a través de la fugacidad de las imágenes y escenas que transcurren en la pantalla. es decir. mientras que por el contrario. genera una actitud irreflexiva en el espectador. lo cual no era aceptable porque el arte reclamaba reflexión y recogimiento. pues deslegitimaba sus formas de producción y recepción artísticas (Huyssen.razones por las cuales el cine. impedía la emancipación a través de estos mecanismos. por lo que fácilmente sus contenidos se pueden prestar para la manipulación y el engaño que aliena al espectador de las condiciones que influencian la realidad social.

Cuando la función del arte se halla politizada. decía Marinetti en su manifiesto futurista. que con una ‘estetización de la política’ promulgó la guerra como el espectáculo de masas culminante que da sentido y propósito a los movimientos sociales en tanto moviliza y emplea todos los medios técnicos. CONCLUSIONES En resumen lo que hace benjamín en su ensayo es referirse a la introducción de los medios tecnológicos de producción en la sociedad y a su vez a las consecuencias que se derivan del encuentro entre la obra de arte y la reproductibilidad técnica.crítica. Marinetti. donde particularmente se ocupa del cine y la fotografía. también es necesario advertir que su prominente masificación no escapó a los fines del fascismo. Su objetivo es mostrar que esto trae grandes consecuencias históricas para el arte y un cambio de paradigma. Sin embargo. a pesar de que el cine fuera considerado como una actividad revolucionaria para la liberación de las fuerzas de producción y el proletariado. Los esfuerzos por un esteticismo político culminan en la guerra como una manifestación que satisface el goce estético trastocado por la incursión de la técnica. caso del cine. El fascismo intenta organizar las masas proletarizadas sin que éstas tengan derecho a reclamos por las condiciones de propiedad. involucrándose más con el proletariado. sin embargo. no sólo en su apreciación y . cabe anotar que Benjamin consideraba al respecto que la guerra proporcionaba las pruebas para mostrar que la sociedad no estaba aun madura para instrumentalizar la técnica e igualmente la técnica no estaba suficientemente elaborada para dominar las fuerzas elementales de la sociedad. 1989:57) La guerra es bella porque permite el triunfo del hombre respecto de la máquina subyugada. el precursor del movimiento futurista italiano con una marcada ideología fascista espera de la guerra. “la satisfacción artística de la percepción sensorial modificada por la técnica” (Benjamin. las masas buscan expresarse y se reconocen en los fenómenos que transcurren en frente de la cámara. puede hablarse de una ‘democratización’ de sus medios de acceso. que debido al gran número de personas que lo consumen y participan de su actividad bien puede ser útil para la difusión ideológica de la conciencia emancipatoria. sin embargo. El cine entonces se convierte en herramienta panfletaria y propagandística para instaurar el plan político del fascismo.

En este contexto de la descripción de los efectos de la industrialización y capitalización de la cultura. se hace énfasis al destino de la obra de arte en la nueva realidad. se muestra como se da un control de la cultura por parte del mercado. mientras que de la teoría de Benjamin acerca de los posibles efectos revolucionarios que traería consigo la implementación en la sociedad de las . sino también un cambio de función. lo que hace Adorno en la dialéctica de la ilustración es mostrar los efectos del encuentro entre cultura. a la vez que la convierte en una mercancía. Por otro lado. ya que actúan bajo los parámetros de circulación de un bien de consumo. que permitía suplir demandas masivas con objetos de consumo que pudieran tener una existencia múltiple. tecnología e industria. En el apartado de las industrias culturales. sitúa el problema de la reproductibilidad técnica desde una perspectiva ontológica. El concepto de industria cultural se refería entonces al sistema de producción y recepción de la cultura. situación en la que la obra de arte se convierte en un caso particular de análisis de dichos efectos. pues el arte y las manifestaciones culturales pasan a convertirse en mercancía. Cuando el arte pierde su aura empieza a servir. a través de sus análisis bien podríamos decir que Adorno no asevera que sea la propia obra de arte la que se ha transfigurado sino que es más bien el aparataje capitalista el que se ha servido de la función y de los medios expresivos del arte para emprender proyectos de índole política y de dominación. la unicidad y autenticidad y que resultaban categorías necesarias para distinguir el arte de un objeto cualquiera recreado bajo medios tecnológicos. en el marco de la instauración de un modo de vida capitalista y sus consecuentes manifestaciones políticas. inscribiéndola en las lógicas de oferta y demanda poniéndola a la par de cualquier otro objeto de consumo.producción. pues la usencia del aura produce la pérdida de los valores estéticos que antaño definían el arte. considerando que la expansión e importancia de esta industria estaba relacionada en gran medida con la evolución de la tecnología de reproducción. como la originalidad. La transformación de la experiencia estética en la modernidad debido a la pérdida del aura de la obra de arte. por mediación de la tecnología y bajo el aspecto de distribución y producción masiva. Adorno elaboró una teoría sobre la manipulación total de la cultura por parte del capitalismo para ilustrar el sometimiento de la producción artística a la industria. a fines relacionados con la política y los movimiento sociales. pues pasa de su función ritual a su función contemplativa despojada del aura y de su dimensión cultual.

puede afirmarse que en ella. Después de la Gran División: Modernismo. W. una experiencia audiovisual de carácter masificado. Buenos Aires. es necesario analizar la cuestión también desde la posibilidad de entender la masificación como una forma de democratización de las formas artísticas y su impacto directo en los individuos y por tanto en la sociedad. Cultura de Masas. Este tema ha suscitado múltiples debates desde su aparición y lo que ha persistido en la discusión tiene que ver sobre todo con las consecuencias que puede acarrear la masificación de las formas de producción cultural a las que se ha culpado de la pérdida de acción crítica y reflexiva respecto a la recepción de la obra de arte.técnicas de reproductibilidad.A. A.A. -BENJAMIN. Discursos interrumpidos I. Machado Libros. 2006. 2002. Posmodernismo. -HUYSSEN. Adriana Hidalgo Editoras S. él no aseguraba tajantemente que la producción y reproducción en masa le asegurara al arte una función emancipadora. Dialéctica de la ilustración. A partir de este breve recorrido por dos teorías antagonistas sobre la obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica y las industrias culturales. se puede decir que el ensayo de Walter Benjamin es uno de los textos esenciales para la comprensión de la estructuración de una teoría que pudiese dar cuenta por el nuevo tipo de experiencia que emerge en la sociedad industrializada a lo largo del siglo XX. Editorial Trotta S. BIBLIOGRAFÍA -ADORNO.A. HORKHEIMER. 1989 -CARROLL. Madrid 1998. S. en tanto permaneciera ligada al capitalismo. sin embargo. Madrid. N. Una Filosofía del Arte de Masas. . Editorial Taurus S.A. M. Th W. A. Argentina.