Está en la página 1de 5
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO FACULTAD DE ANTROPOLOGÍA ENSAYO ANTROPOLOGIA, EDUCACIÓN PRIMARIA Y MÚSICA.

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO

FACULTAD DE ANTROPOLOGÍA

AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO FACULTAD DE ANTROPOLOGÍA ENSAYO ANTROPOLOGIA, EDUCACIÓN PRIMARIA Y MÚSICA. NOMBRE

ENSAYO ANTROPOLOGIA, EDUCACIÓN PRIMARIA Y MÚSICA.

NOMBRE DEL ALUMNO: EDSON ENRIQUE PLIEGO SANDOVAL

9° SEMESTRE

GRUPO: “52”

TOLUCA MÉX. DICIEMBRE DE 2007

Si nosotros como antropólogos, músicos o maestros nos interesáramos por realizar trabajos interdisciplinarios que beneficien y proliferen el interés y el aprendizaje de los niños, surgirían con estos, un mejoramiento en los niños y su aprendizaje, estos obtendrían conocimiento de las mejores maneras posibles, daríamos paso a que nuestra sociedad y futuros adultos fuesen mejor en su vida futura y su vida profesional; por tal motivo surge la inquietud de indagar en esta temática, referente al aprendizaje del niño en la escuela, desde un punto de vista, antropológico, musicológico y pedagógico.

Entrando en algunos hechos históricos se menciona que en china aproximadamente por los años 800 antes de nuestra era el sabio pensador Confucio consideraba la música como parte de la Filosofía, la moral y la política y reconocía su influencia educativa.

Con esta cita se quiere empezar a redundar sobre el poder que tiene la música en el ser humano en específico en los niños y su educación inicial. La música tiene el poder de transformar, las antiguas civilizaciones avanzadas como la griega, romana, china y otras percibían la música como una fuerza poderosa que podría cambiar el carácter de un individuo e influenciar a las masas.

Si tomáramos en cuenta esto último, nos daríamos cuenta que si nosotros aplicáramos como técnica cognitiva o de aprendizaje esto en la educación inicial de nuestros niños, obtendríamos buenos resultados, para bien de ellos mismos y de la sociedad en general.

“Hoy en día, científicos y neuromusicólogos, investigadores que estudian el efecto de la música en el cerebro, empiezan a revelar el potencial que la música tiene en el desarrollo de los seres humanos”. (Small:1989;45)

Es aquí donde no nos quedamos en habladurías, sino que entramos en materia científica y medica, sobre lo que puede provocar la música en el ser humano, siendo esta parte de su cultura y por tanto de sus expresiones. Al indagar en esto el antropólogo encontraría que en una expresión como es el caso de la

música se pueden encontrar muchos beneficios, por tal motivo han surgido ramas que se especializan en antropologia de la música, y en etnomusicólogia.

La Música va mas allá de ser una fuerza poderosa en nuestro universo, una parte de la naturaleza y un vehículo de comunicación. Su mayor impacto es de manera proporcional, en los seres humanos, en nuestros procesos de aprendizaje, desarrollo cerebral, y organización, así como en el refinamiento de todo nuestro sistema neurológico. (Habermeye:2001;21)

Muchos otros en la comunidad de la investigación cerebral, han comprobado que la música tiene un extenso valor educativo a nivel de desarrollo del cerebro.

Esto último ha sido tomado en cuanta en algunos países del mundo, puesto que han implementado nuevos planes de estudio en donde incrustan a la música como una materia curricular para verificar su veracidad en los alumnos y su aprendizaje.

Por ejemplo escuchar música clásica (barroca) puede aumentar la memoria y la concentración, lo cual permite un mejor aprendizaje de parte de los niños, si nosotros lo implementáramos en las escuelas nos daríamos cuenta de los resultados.

La música crea una atmósfera positiva que conduce al aprendizaje y ayuda en la adquisición de lenguaje a temprana edad. Si en las escuelas se imparten clases de música de manera total, en consecuencia, suben las calificaciones de matemáticas, ciencias, lectura e historia. Además, beneficia a estudiantes con falta de confianza y aquellos con discapacidades de aprendizaje.

Asimismo, estudiar un instrumento musical ayuda a desarrollar la imaginación, invención, el pensamiento creativo, la comunicación y las habilidades de trabajo en equipo, justo los atributos necesarios para una fuerza laboral global del siglo XXI. (Habermeye:2001;21)

El hecho de que la música motive las relaciones sociales es un punto a investigar de la antropologia, pero si nos vamos a cuestiones más especificas, como es el caso de la antropologia de la educación o pedagógica, podríamos darnos cuenta de lo benéfica que podría ser esta para fomentar los nuevos programas de estudio en nuestro país.

“Investigaciones indican que la música y las artes utilizan los dos sistemas de la corteza y límbica. Ambos son perdurables y si permitimos que ella forme parte del proceso de aprendizaje, nuestra educación es más rica, significativa, duradera y de mayor impacto en nuestra vida.”(Small:1989;76)

Hace siglos, Platón dijo: “la música es un instrumento más potente que cualquier otro para la educación”. Hoy en día podemos ver con mayor claridad la verdad de esta afirmación. (Habermeye:2001;21)

Los científicos descubrieron que la música tiene la capacidad de entrenar al cerebro para niveles de pensamiento superiores, el tipo de pensamiento que incluye solucionar problemas, inferir, sacar conclusiones comparar y contrastar similitudes y diferencias entre dos o más objetos, analizar, sintetizar y evaluar información. (Habermeye:2001;21)

En conclusión se quiere llegar a sustentar que si la música se evaluara y se aplicara con una preinvestigación de especialistas en antropología de la educación, pedagogos y músicos, en los programas de estudio, se lograrían buenos resultados en el aprendizaje de los niños; y este caso seria un buen ejemplo de las investigaciones interdisciplinarias.

Bibliografía

Habermeyer Sharlene, Martha Mauri (traductora).(2001) Cómo estimular con música la inteligencia de los niños. México, Selector.

Small, Christopher (1989). Música. Sociedad. Educación, México, Alianza editorial.