Está en la página 1de 3

¿Qué es el Renacimiento?

R enacimiento viene de “volver a nacer” y es un periodo histórico que se ha situado más o menos entre
mediados del siglo XIV y comienzos del siglo XVII. Varios países de Europa pasaron por un “Renacimiento”
– y no al mismo tiempo - pero como tuvo sus orígenes en Italia con elementos que exploraron los poetas
Dante, Petrarca y pintores como Giotto, y dado que Leonardo da Vinci era italiano, aquí sólo se brinda
información sobre el Renacimiento italiano.

Fue un periodo de gran innovación. Así lo describe el inglés Walter Pater:

“Para nosotros, el Renacimiento es el nombre de un movimiento polifacético y sin


embargo unitario, en el que se dejaron sentir un amor por las cosas del intelecto
y de la imaginación en sí mismas y un deseo de una forma más liberal y atractiva
de concebir la vida, urgiendo a quienes sentían este deseo a buscar primero uno y
luego otros medios de disfrute intelectual e imaginativo, y dirigiéndolos no sólo al
descubrimiento de viejas y olvidadas fuentes de goce, sino también a la adivinación de
nuevas fuentes de lo mismo: nuevas experiencias, nuevos temas poéticos y nuevas
formas de arte.” [Fuente: El libro “El Renacimiento” de Walter Pater. Barcelona:
Editorial Icaria, 1982.]

En la ciencia, George Sarton (padre de la Historia de la ciencia en el siglo XX) muestra que los adelantos
en este periodo fueron abrumadores:

“Los científicos del Renacimiento no sólo introdujeron una “nueva mirada a las
cosas” sino un ser nuevo. La novedad que trajeron era a menudo tan grande
que uno a duras penas podría hablar acerca de un Renacimiento o un “volver a
nacer”; fue un verdadero nacimiento, un nuevo comienzo.

Y muestra que el Renacimiento innovó sobre todo en doce áreas del conocimiento:

1. El descubrimiento de la tierra. Este fue el periodo dorado de los descubrimientos geográficos. Para el
año 1600 el área del mundo conocido se había duplicado.

2. La nueva educación, que se orientó a enseñar las innovaciones en el conocimiento.

3. La nueva matemática. No sólo se trata de las innovaciones de la perspectiva empleada en el arte, sino
de la trigonometría y el álgebra. Llegó el empleo de símbolos operacionales que preparó la escritura
de ecuaciones y la teoría de las ecuaciones empezó a tomar forma. La trigonometría la retomaron
alemanes como Regiomontanus, Rheticus y Pitiscus y el álgebra la retomaron italianos como Scipione
del Ferro, Tartaglia y Cardano. Las cumbres de la matemática en el Renacimiento fueron el italiano
Bombelli, el francés Viète y el flamenco Stevinus.
4. La nueva astronomía: El mundo dejó de ser el centro del universo. La publicación del libro de Copérnico
“Sobre las revoluciones de los orbes celestes” en 1543 marcó el comienzo de la astronomía moderna.

5. La nueva física y el retraso de la química. Stevinus realizó descubrimirnos en la estática y en la


hidrostática. Esta fue la era dorada de la alquimia y sólo al final del Renacimiento, en 1600, se publicó
el gran tratado sobre el magnetismo de William Gilbert.

6. La nueva tecnología. En el campo del armamento para la guerra hubo innovaciones notables. Se creó
la tipografía que permitió la divulgación de los textos que, antes, eran únicos. Ello facilitó la publicación
de tablas astronómicas y matemáticas. Asímismo las tallas en madera y en cobre recibieron un gran
auge, y esto facilitó la reproducción de imágenes de plantas, de animales, de detalles anatómicos y
quirúrgicos, de aparatos químicos, etc.

7. La nueva botánica. Los herbarios del mundo clásico carecían de ilustraciones y en Renacimiento se
volvió a hacer todo el trabajo de descripción de las plantas. Los pioneros fueron los alemanes Brunfels,
Fuchs, Bock y Cordus y fueron seguidos por los flamencos Dodonaeus, Clusius, Lobelius, Busbecq
y luego por ingleses e italianos. Esto tuvo grandes implicaciones porque se usó la botánica para la
medicina y se vio la necesidad de manipular las plantas mismas a partir de las ilustraciones.

8. Las nuevas zoología y mineralogía. Se sintió la misma necesidad que con las plantas y se buscaron
animales y fósiles en lugares apartados que pudieran mostrar nuevas especies. Surgió en este periodo
el científico-expedicionario. Los minerales fueron sometidos al mismo tipo de estudio. Para 1600 el
conocimiento de los tres reinos de la naturaleza era radicalmente distinto del que se tenía en la Edad
Media.

9. La nueva anatomía. Los creadores fueron Leonardo da Vinci y el belga Andreas Vesalio. Específicamente
dice Sarton: “Leonardo no era un anatomista amateur, como lo fueron tantos artistas, sino un
incansable investigador que pasó más tiempo haciendo disecciones elaboradas que la mayoría de los
profesionales del momento. Examinó casi cada órgano del cuerpo humano, tomando copiosas notas y
realizando dibujos admirables; sin embargo todo ese trabajo permaneció en sus archivos y permaneció
prácticamente desconocido hasta el siglo XIX. Por otro lado, Vesalio publicó su Fabrica, en 1543, que
se conoció de inmediato y marca el comienzo de una nueva era en los estudios anatómicos.”

10. La nueva medicina. Los representantes más importantes del periodo son Paracelso, Fracastoro de
Verona y Ambroise Paré. Paracelso representa al médico que aún no se desligaba de las concepciones
medievales. Su estudio de las enfermedades de los mineros fue el primero que se dedicó a la medicina
industrial u ocupacional. Fracastoro de Verona realizó un tratado sobre el contagio en el que sostuvo
que la infección es causada por la transmisión, de una persona que está enferma a una que está
saludable, de cuerpos diminutos que son capaces de auto-multiplicarse y esto es el inicio de teorías
modernas. Ambroise Paré era médico militar. Es el padre de la quirúrgica moderna.

11. Las nuevas enfermedades corporales y psíquicas. Se descubrió la sífilis y se la nombró así por un
personaje en un poema de Fracastoro de Verona. Se llevó a cabo “la persecución de brujas” debido a
la bula que emitió Inocencio VIII, un tratado para guiar a inquisidores y que explicaba cómo detectar,
condenar y castigar a la brujas. Se lo puede considerar como un Libro de texto de psicopatología
sexual.

12. Las nuevas artes. La creación de la perspectiva en el arte es uno de los grandes avances de este
periodo. La cultivaron hombres como Alberti, Brunelleschi, Uccello, Piero della Francesca. Este
conocimiento implicaba saber de óptica, de meteorología y de sombras y colores. Igualmente hubo
una relación estrecha entre la arquitectura por un lado y la matemática, la física y la ingeniería por el
otro.

En cuanto a estas doce áreas del conocimiento, Leonardo da Vinci trabajó en la gran mayoría de ellas.

Por ejemplo, Sarton habla de cómo en relación con el descubrimiento que se hizo del mundo, Leonardo
fue un caso especial:

“(…) en las expediciones que se realizaron a los Alpes había dos motivaciones
principales: la religiosa o estética (o sea que uno podía arriesgar su vida
escalando lugares peligrosos para disfrutar de la belleza de la naturaleza y de
lo sublime que era Dios pero también para comprender el misterioso clima que
hay en las grandes alturas y para contemplar la forma de las montañas y las
plantas y animales que viven en ellas. El primer hombre en combinar ambos
intereses fue Leonardo da Vinci”.

En cuanto a la matemática, Leonardo fue interlocutor del franciscano Luca Pacioli, estudió con cuidado
los textos de Euclides y de Arquímedes (en traducciones de la época) y se enfrentó con problemas
matemáticos como la cuadratura del círculo. Consideraba que todo el conocimiento debía probarse con la
matemática. Igualmente, dedicó mucho de su tiempo a la construcción de armas mortales como cañones,
pistolas, la gran ballesta y el tanque de guerra (éste último se incluye en esta exposición). Las notas sobre
perspectiva que hay en los cuadernos de notas de Leonardo da Vinci son ejemplares y muchas de ellas
pasaron a formar parte del famoso “Tratado de la pintura”.

Como botánico llegó a conocer las propiedades benéficas y venenosas de muchas plantas, fuera de
realizar dibujos muy preciosos de ellas. Como anatomista, Sarton ya indicó su importancia. Como arquitecto
diseñó una “ciudad ideal”, diseñó fortalezas impenetrables, realizó planos de catedrales y aconsejó a
constructores en diversas ocasiones. Como ingeniero construyó centenares de máquinas como aquellas
para hacer productos en serie o para modelar el hierro según necesidades específicas, etc.