Está en la página 1de 2

ESPINOSA TRUJILLO KAREN DANIELA

12 de noviembre de 2014
GUILLERMO DE OCKHAM,
SOBRE EL GOBIERNO TIRANICO DEL PAPA, PP. 21-85
En el siguiente trabajo se realiza una recopilación de las ideas de Guillermo de
Ockham sobre el gobierno del papa.
El análisis de este autor se basa principalmente en la interpretación de la frase:
“Lo que atares sobre la tierra quedara ligado a los cielos y cuando dice todo lo que
atares no exceptúa nada”.
De esta frase parte la su crítica, ya que ha sido mal interpretada, lo cual ha creado
la idea errónea de que el papa tiene el poder para regir como más le convenga.
Se comienza por decir que la iglesia es una institución que saca provecho de los
errores del pueblo, de igual forma es contradictorio ya que el mismo papa y los
obispos cometen los mismos errares y pecados.
Menciona que el papa no tiene ningún poder para mandar sobre las leyes civiles y
canónicas. Esta idea la respalda basándose en la ley evangélica, esta ley afirma
que el pueblo es libre y que por lo tanto el papa no tiene el poder para mandar.
También existe el poder divino y natural los cuales ya están establecidos y no los
puede cambiar, así como tampoco pude crear otras leyes.
San Pedro, San Agustín y San Pablo afirman que el poder del papa debía ser
tolerable para el pueblo, porque no era justo oprimir a los cristianos con cargas
que ni el mismo soportaría.
El papa debe ejercer un poder padre – hijo, más no amo – esclavo, porque su fin
es obrar bien y ser humilde sin buscas los honores ni atribuirse un poder que no
tiene. Aunque se tuviera este derecho de mandar, no se debería de regir porque
el pueblo no está preparado y llevaría a la destrucción corporal y espiritual de los
fieles.

porque al final le tiene que rendir cuentas a Dios y este es quien los juzgara. y que está usurpando un poder que no le corresponde Guillermo de Ockham utiliza las citas bíblicas y las traduce para entender que han sido mal interpretadas con fines individuales puesto que Dios no da tal poder a sus seguidores. por lo cual no existe tal poder.Hace una comparación con Cristo donde menciona que ni siquiera el teniendo el poder fue un tirano. Algo que hay que resaltar es la carta que escribe San Bernardo al papa Eugenio. y que mucho menos podría serlo el papa. porque le dice que su deber está en excluir prevaricadores. sea pontífice o sea papa debe cumplir con un voto de pobreza. no a los poseedores. Hay que recordar que no se puede mezclar en los negocios. . Ahora bien tampoco puede gobernar sobre el poder imperial ya que este existía desde antes del papado. Por consiguiente el papa no tiene el poder para ser un tirano. cualquier persona encomendada a Dios. que bien podría ser un “espejo de príncipe”. Todas estas ideas surgen como una respuesta al mal gobierno del papa y una razón era que pueblo había sido segado e ignoraba las verdaderas ideas bíblicas. aparte el poder imperial no procede ni depende de la iglesia. por eso vivía pensando que su deber era obedecerlo y servirle. por lo que no tiene tal derecho para la propiedad o dominio sobre las cosas temporales.