Está en la página 1de 3

Cosas que suceden en México y que son las causas de nuestras crisis

MENSAJE A UN AMIGO DEL PARTIDO QUE NOSGOBIERNA

Enero 28 del 2010

Primeramente y como siempre, te saludo afectuosamente y deseo que junto a tu


querida familia goces –igual que todos ellos- de salud, bienestar y mejor ánimo para
afrontar este y los próximos años y, en segundo término pero no menos importante,
dado de tu interés por la política y el desarrollo sano del país, hacerte unos comentarios
que desde hace muchos años he ido haciendo respecto a algunas personas que
componen el grupo de políticos que le están dando rumbo y destino a México y a los
mexicanos en los últimos nueve años.

Hace tres años, un poco más, te comenté algunas cosas y quiero que ahora las
recuerdes por lo que te anexo a la presente ese correo que te remití con mis mejores
intenciones, sabiendo que tu sabrías hacerle llegar esas inquietudes planteadas por mi, a
la gente adecuada dentro del gobierno. Pero… lo importante ahora es enterarte de lo que
hacen algunos allegados al poder, en la administración pública y en las paraestatales, ya
que no pocos son los que están traicionando al pueblo y al gobierno, al pueblo, con
absoluta seguridad y al gobierno de Calderón, si es que el presidente no está enterado y
no es parte del plan o complot –como desees llamarle- que llevan a cabo esas gentes
para beneficiar a unos cuantos –mexicanos y extranjeros- en detrimento de las mayorías,
de la seguridad nacional y de una gobernabilidad adecuada, la que debería llevar a buen
puerto las finanzas y la seguridad social de nuestro país, del Estado mexicano y de todos
y cada uno de los mexicanos, incluyéndonos tu y yo.

Se, desde la primera comparecencia de Francisco Gil Díaz al Congreso de la


Nación en que mostró desorden y traspapeleo en los documentos que portaba para dar
respuesta a las preguntas de nuestros legisladores, que quien llevaba las riendas de la
Secretaría de Hacienda no era él ni el presidente Fox sino el Consenso de Washington,
el de Bretton Woods, o sea, el FMI, el BM y sus subalternos BID y otras muchas
instituciones, las que a través de personas preparadas para dirigir y dar rumbo a los
secretarios de la presidencia y al presidente en las políticas acordes y en consonancia
con los intereses PRIMERO para EEUU y su Eje Hegemónico EUA / G. Bretaña /
Israel y después a los intereses nuestros, de México y de los mexicanos.

En esa comparecencia… ¿lo recuerdas?... sino, investiga y confirmarlo. Gil Díaz


llamó –micrófono en mano- compulsivamente dos o tres veces a un personaje de
apellido Budebo, para que le pasase datos que él debía traer –como te lo dije antes-
traspapelados en su portafolios,,, bueno, este es solo un referente para que veas de
donde, desde cuando y con que cometido e intenciones, viene Budebo a México. Y, te
preguntarás con justa razón… ¿Quién es Budebo?... Budebo es… yo te respondo: Un
judío estudioso, joven, hijo de un amigo mío que trabaja con un grupo de judíos como
clan o pandilla, dependiente del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial.
Se llama Mario Gabriel Budebo, hace unos días era sub secretario en la SENER, bajo el
mando –supuestamente- de Georgina Kessel, la que es gente de confianza de Felipe
Calderón desde que estuvo como titular de la SENER
Enero 26 2010/ hoja dos

Hoy, Mario Gabriel Budebo trabaja en PEMEX, antes trabajó en la CONSAR y


antes, en la Secretaría de Hacienda, como lo dije al principio de esta carta. La pandilla o
clan trabaja no para México ni para los mexicanos sino para intereses –políticos y
económicos- absolutamente extranjeros y, se desenvuelve dentro de puestos clave en
nuestras instituciones de gobierno. Es numerosa y, como no soy un sabio –lo habrás
sabido por los muchos años que llevamos de conocernos- solo se el nombre y el puesto
que desempeñan algunos de ellos. Quien en el pasado estuvo al frente de esta pandilla
fue Andrés Rozenthal Gutman, Venezolano por nacimiento y medio hermano de Jorge
Castañeda Gutman. Antes que él – el jefe del clan- fue Martín Werner, el judío güerito
que firmó los pagarés del FOBAPROA por orden de Zedillo y con la venia de quien
ahora es nuestro presidente.

En fin… podría contarte la historia de Budebo, de Martín Werner, de su


hermano Alejandro que es hoy sub secretario en Hacienda y que era quien daba órdenes
al gordo que ahora está en el BANCO de MEXICO; de Jaime Zabludovzky Kooper que
fue quien manipuló –por indicaciones del FMI- cifras para empujar un TLC México –
Israel que nos ha costado miles de millones de dólares y, favorecer a ese país dirigido
por genocidas y ladrones, simple y llanamente porque a EEUU le interesa. También
podría platicarte sobre Moisés Shuartz que recibió la jefatura de la CONSAR de manos
de Budebo y que ahora retornó al FMI para ser instruido y regresar a México a hacerse
cargo de la sub secretaría de Hacienda en lugar de Alejandro Werner y que este asuma
titularidad en CFE o PEMEX y así ir redondeando la entrega de los puntos clave y
estratégicos de México y los mexicanos a: las trasnacionales, a:los mexicanos ricos
aliados a extranjeros como Germán Larrea, Alberto Bailleres, Claudio X. González y
una veintena más de vende patrias, pero no, no te contaré esas historias a menos que tu
me lo pidas, lo que me interesa sobremanera ahora -porque amo a México y me duele
que la clase política sea tan ruin, inepta, canalla y corrupta- comentarte los planes,
motivos e intenciones del malévolo clan al poner a Budebo en PEMEX.

Planes.- El FMI ha sido nombrado eje rector de las políticas convenientes


para EEUU y, responsable de diseñar y desplegar en nuestras instituciones y en las
mentes de empresarios y políticos, ad hoc a los intereses de ellos y cómplices o aliados
en México, y por supuesto, contrario a nuestros intereses, necesidades e imperativos.
Motivos.- Mantener a México y a los mexicanos por medio de políticos y
funcionarios afines a esos menesteres extraños, dependientes del Norte –de ellos- en lo
energético, alimenticio, pecuniario, diplomático y político, naturalmente.
Intenciones.- Fortalecer la hegemonía estadounidense, alargarla en el tiempo
ante los embates de sus competidores del BRIC y otros y, de paso, usándonos para
mantener la línea de una lucha contra la delincuencia organizada –inventada e irreal- la
que ya nos ha costado más de 17 mil ejecutados, logrando la genuflexión del ejecutivo
federal, de su gabinete en pleno y de la de la mayoría del legislativo y el poder judicial e
inmiscuirnos en su farsa de lucha contra el terrorismo, un fenómeno creados por ellos
para el logro de sus cometidos y, en este caso, con cargo a nuestro erario, seguridad
nacional y soberanía. Budebo juega un papele importante a favor de ellos en PEMEX,
empezando por exploración y producción –ya en sus manos- y logrará el anhelo de los
magnates de EEUU y su servidumbre mexicana.
Enero 26 del 2010/ hoja tres

Budebo es apenas uno de una veintena de personas –judíos en su mayoría,


debido a la falta de escrúpulos nacionalistas que estos acusan y el enorme interés que
ellos mismos imprimen en la preparación de su gente para el logro de permanecer junto
al poder en turno- que han sido “recomendadas” por Washington para ocupar puestos en
el gobierno mexicano y llegar al punto de los logros que EEUU requiere, según las tres
máculas de mi apreciación… Budebo en Hacienda era indispensable para Francisco Gil
Díaz y para los intereses de EEUU, cuando logró su cometido en esa secretaría, se fue a
la CONSAR para llevar a cabo otro cometido que fue el de depredar por medio de
“novedades bursátiles” el ahorro para el retiro de los trabajadores mexicanos. Pasó a la
SENER para imponer las prácticas afines a los intereses ajenos y de paso manipular a su
antojo y conveniencia a la señor Georgina Kessel y ahora en PEMEX y ya convertida la
señora Kessel en papel del WC, por medio de los consejeros “independientes” de la
paraestatal, controlar la exploración, la producción, el transporte y la distribución de los
hidrocarburos y con ello, lógicamente, su privatización. No olvides ni dejes de lado una
probabilidad nada descabellada respecto al supuesto accidente de un titular de SEGOB
y, el de Moisés Saba, ya que muchos insumos de la industria de polímeros, celulosas y
fibras para elaborar rayón, nylon, poliéster y más de 5 mil productos derivados del
petróleo, son para industrializar telas, plásticos, empaques, medicinas, pinturas,
barnices, lacas y piezas mecánicas de las industrias automotrices y computadoras. Saba,
Alberto y Moisés su hijo, los controlaban poco a poco, pero sin detenerse, eran la
cabeza de Celanese Mexicana, contrapuesta –irremediablemente- a los intereses de
CYDSA del Grupo Monterrey y también, el Grupo de Isac Saba –hermano de Alberto-
recién fallecido, tenía control de los derivados del hidrocarburo, utilizados para la
elaboración de medicinas. Esto último, muy en contra de los intereses de distribuidores
de medicinas competidores de Casa Saba, de Isac Saba herederos, y de no pocos
laboratorios mexicanos y extranjeros radicados en nuestro país.

Budebo, Alfredo Elías Ayub –no judío pero como si lo fuera- y muchos más se
han dedicado a hacer el trabajo sucio dentro de México, para favorecer a empresas
extranjeras judías y de la clase WASP norteamericana, lo mismo hace podemos verlo
con desencanto- a Javier Lozano, quien trabaja para Alberto Bailleres, Germán Larrea
Mota Velasco y sus asociados y patrones – los Guggenheim, los Rothschield, Israel
Singer y Edgar Brofman- judíos todos ellos que aunque son estadounidenses, tienen sus
corporativos en Canadá por cuestiones de estrategia, logística y fiscal, en lugar de hacer
su trabajo para favorecer a los trabajadores mexicanos… ¿o acaso no es el Secretario del
Trabajo?.

Estos comentarios que te hago, espero que sirvan de algo bueno para México
pero paralelo a esto, estoy elaborando un trabajo especial para el Senado, San Lázaro,
los partidos políticos y 122 medios de comunicación de México y 55 analistas de la
política y las finanzas, mexicanos y del exterior, porque es increíble que esto suceda
ante los ojos y las narices de tanto político mexicano inepto y corrupto.

Augusto Hugo Peña D.

e mail ah.pd@hotmail.com