Está en la página 1de 2

Solenoide

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Saltar a navegación, búsqueda

El solenoide es un alambre aislado enrollado en forma de hélice (bobina) o un número


de espirales con un paso acorde a las necesidades, por el que circula una corriente
eléctrica. Cuando esto sucede, se genera un campo magnético dentro del solenoide. El
solenoide con un núcleo apropiado se convierte en un imán (en realidad electroimán).
Se utiliza en gran medida para generar un campo magnético uniforme.

Podemos calcular el modulo del campo magnético dentro del solenoide según la
ecuación:

Donde

 μ0 : el coeficiente de permeabilidad
 n : densidad de espiras del solenoide
 i : corriente que circula.

Este tipo de bobinas o solenoides es utilizado para accionar un tipo de válvula, llamada
válvula solenoide, que responde a pulsos eléctricos respecto de su apertura y cierre.
Eventualmente controlable por programa, su aplicación más recurrente en la actualidad,
tiene relación con sistemas de regulación hidráulica y neumática.

El mecanismo que acopla y desacopla el motor de arranque de los motores de


combustión interna en el momento de su puesta en marcha es un solenoide.

Un solenoide es definido como una bobina de forma cilíndrica que cuenta con un hilo de
material conductor enrollada sobre si a fin de que, con el paso de la corriente eléctrica, se
genere un intenso campo eléctrico. Cuando este campo magnético aparece comienza a operar
como un imán.
La función principal de un solenoide es activar una válvula que lleva su mismo nombre, la
válvula solenoide. Esta válvula opera de acuerdo a los pulsos eléctricos de su apertura y de su
cierre.

Por lo general, este tipo de dispositivo se puede programar según ciertos horarios y dentro de
sus usos más comunes se encuentran los sistemas de regulación hidráulica y neumática.
Dentro de este último campo, es frecuente utilizarlo para permitir el flujo o realizar la detención
de corrientes de alto amperaje en los motores de arranque. Debido a su funcionamiento, es
posible encontrar solenoides en varias partes de un motor, no sólo en el motor de arranque.

Para hacer que uno de estos dispositivos cumpla sus funciones, es necesario aplica corriente
positiva a uno de sus terminales. Se aplican cargas positivas y no negativas ya que esta última
está aplicada en el momento en que se instala, en la tierra. En el único caso en que este
principio no es aplicable, es para los motores de arranque. Estos motores son controlados por
un interruptor, o switch, que impide que el vehículo comience a movilizarse a menos que éste
se encuentre en neutro o en parking. Este interruptor está ubicado en la transmisión del
vehículo y está conectado eléctricamente a fin de que se mueva junto al movimiento de la
palanca de cambios.

Es importante mencionar que existen varios tipos de solenoide, por lo que es lógico que su
instalación y conexión también varíe. No obstante, ya se trate de un solenoide u otro, y se le
den usos diferentes, todos ellos operan bajo el mismo principio explicado con anterioridad.