Está en la página 1de 15

(ll6^t.

ù
11isroÉ.ins
R.uish*
t3B3-

El acueductode Zempoala:las respuestas


de
fray Franciscode Tembleque
AlainMusset

r
[v, onstruido a mediados del sigloXVI, para lle- no con datos suficientespara lograr definir la
uar agua potable al pueblo de Otumba, el acue- personalidaddel franciscano,ni tampocola his-
dttcto eonocido izoy en dta bajo ei nombre de su toriacompletade su obra.3
constructor, el padre fray Francisco de Temble- Por todo lo dicho,cualquierdocumentonueuo
que, todnuia alza susarcosmonumentalesarriba sobreel padre Tembleque, o sobreel acueducto,
de una profunda banenca, un poco al este de puede resultarmuy importantey proporcionar-
Tepeyahualco,sobre la carretera federal numero nos un poco de luz sobreuna obrahidraulicatan
132, entre Teotihuacdn y Tulancingo. Sfn embar- extraordinaria. Presentamosaqui un documento
go, los arcos que se pueden uer desdeIa canete- que en nuestraopinionno carecede ualor:por
ra no sonmas que una pequefiaparte de una obra primera uez, en efecto, habla el padre Temble-
gigantescct que, desdehace mas de cuatro siglos, que, contestandoa quincepreguntassobresu
prouoca la admiraciôn de los cronîstas,uiajeros, trabajoy sobreIa uidade los indiosde Otumba.
e hktoiadores. Famoso por sus cualidades ar-
quitectônicas, el acueductq lo es también por
laspinturas indigenas y los glifos de susparedes. de Tembleque
Algunosdatossobreel acueducto
Estasdecoracionesfueron estudiadaspor Angel
Ivlaria Garibay y Joaquin Galarza, aunque desa- De hecho2quésabemos del padrey de su acue-
fortunadamenteel trabajo de este ûltimo nunca ducto, antesde la lecturade estemanuscrito?
se hayapublicado. Las informacionesmas ualiosaslas scamos de
Un lîbro entero fue dedicado a Ia personalidad Mendieta,aquien dedicaunascuantaslineasal
del padre Tembleque: el de Octauiano Valdés.2 ftanciscanode Otumba y a su compafierofray
Esta es una publicaciôn de corte mas poético Juan de Romanonesen su Historia.Los dos
que histîrico, ba*da en las leyendas de la cons- frailesuinieronde Castilla;el primero del pueblo
trucciôn casi "milagrosa" del acueducto. De de TembleQuê, ! el otro de Romanones.Otro
hecho, no podemos oluidar que s pesar de ser el texto de lulendieta,uerdaderocatalogo de Ia
padre Tembleque un personaje famoso en Ia prouincia franciscanade NueuaEspafia,redacta-
historîa nouohispanq todauia persisteun cierto do en 1570, confirma estainformacion.Escribe
misterio en torno a é1.Escasosson /os documen- al respecto:
tos de Ia época que tratan de su aida y de su
obra. Algunos testigas,camo fray Gerônimo de Frai franeiscode tembleque,de sesentaafros.
Mendieta, que {'te a uisitsrlo en su lugar de tra- Es confesor de espafrolesy de los yndios
bajo, nos bindan algunas informaciones, pero confessory predtcadoren la lenguamexic*
,r|
-el
., 1
..1
I
:l

N
+
t
| ..
0 ) Ea

J'-.:.

S. Juan Teotihrtrcrn
-. .)2oo^
.\
Otumba ,I
r'- i\
- ,'...\
t.l

1 de la Hacienda de Tecajete
2 de la Hacienda de los Arcor
/ 3 de Tepeyahualeo

na. A srdo guonJur en las casasprincipales recer, hablaba la lengua del pueblo. Aunque no
y a echo oôrc-snoloÔlesen ornato de las sabfa componer discursos,sermonesencantado
rePûblicasde los.r'ndros' res, ni tampoco hacer traducciones floidas del
Iatin al nahuatl, podta al menos conuersarcon
Un documento olc-r'oaiade: "de la prouincia /os indios de su pueblo y de su doctina.
de Castilla".t Al conlicrio de fray Juan de Ro' Merced a Ia obra de Mendieta, disponemos
manones, considetudocomo "una de lasmeiores por otra parte de unos datos sobreel acueducto
Iengaas que en eslo trero ha habido", Temble' que construyera Tembleque o, mejor dicho, que
que nunca logrô hablu e! nahuatl con todo el mandara construtr. Acerca del porqué de la obra,
ornoto que Ie dabon los religrososcultos- Al pa' nos dice Mendieta que Otumba estaba ubicodo
en una regiôn semidesértica,qtte carecia de agua. paso podia por debajo del passarun nau{ode por-
Ademds, el ganado de los espafioles bebiaen los te a ueln tendida". La perfecciôn de la obra era tal
jagiieyes de los indigenas, con lo que ensuciaba que 140 atos después de acabada,no habia
y contaminaba el agua. Para el padre Temble- ninguna piedra rota, y no se podia encontrar
que, la ûnica soluciôn era traer el aguapotable ninguna hierba entre las piedras.e Ademds,
de lejos. AI parecer, nuncs pensô en prohibir nunca faltô agaa,saluo en 1674; pero ya el afio
que el ganado tuuiera accesoa losjagtieyes. siguienteel problema se habia arregladomerced
La segundainformaciôn brindadapor Mendie- a la intensenciôn de san Nicol6s. En Ia obra de
ta toca Io espiitual. En efecto, segûn é1, este Vetancurt, Ia anécdotadel goto pardo sepresen-
acueducto nunca hubiesepodido lleuarsea cabo, ta de manera diferente: algun dia, el aicadema-
sin el socorro de los santos.Aun los maspoten- yor don Juan Cauallero uino a uerlo para tra-
tes monarcas nunca hubieran podido hacer lo tar de persuadirle de que todos sus esfuerzosno
que logrô un frailecillo sin dinero ni conocimien- seruirian para nada, puesto que los manantiales
tos arquitectônicos, pero que disponia de una del Tecajete estaban supuestamentesituados a
mano de obra al parecer muy calificada. Como un niuel mas bajo que el pueblo de Otumba.
lo dîce el mismo Mendieta: "ni él pudiera dfspo- Entonces apareciô el gato pardo trayendo un
nerse a semejante obra, si no fuera con inspira- conejo para el padre. Cortésmente,Tembleque
ciôn y particular auxilio de la gracia diuina". El pidiô otro conejo para el utsitante, y para su
carôcter milagroso del trabajo Io encontramos gran sorpresa el animal le obedecio. Para Ca-
también en la leyenda del gato pardo quien, cada uallero no cabia duda alguna: el fraile estaba
mafiana y durante los cinco afios que tardô la bajo la protecciôn de los santos.
elaboraciôn de los arcos de Tepeyahualco, Ie Al contrario de Mendieta, quien no mencio-
trafa conejos y codornices cazadosen la noche. na ningunafecha de construccion,Vetancurt nos
Mendieta afirma haber uisto estemilagro con sus propone una, aunque de manera indirecta. En
propios ojos. efecto, su libro saleen 1698,y como escibe que
Por fin, pese a Io que predecian las autorida- el acuerdo habia funcionado sin problemas
des religioæs y la administraciôn cclonial, para desde hacia 140 afi.og se puede pensor que la
quienes el acueducto nuncapodria lleuaraguaal fecha en que se concluyô seria la de 1548. To-
pueblo de Otumba, dadc Ia disposiciôndel tene- mando en cuenta los 17 afios necesariospara su
fro,6 Tembleque cumpliô su meta. Para ello realizaciôn,se obtiene como fecha de principio
utilizô uarios manantiales ubicados al pie del de Ia obra 1531. Esta fecha muy antigua (sôlo
ceno del Tecajete (2890 m). Todauiasepueden diez afios despuésde la caida de México-Tenoch-
uer, cerca del pueblo de Santa Moria Tecajete, titlan) corresponde mas o menos con Io que
tres pozos antiguos que seguramenteson del si- dice fray Juan de Torquemada.En casi todos los
glo XVI, y de donde sale un cofio de agua: es detalles el texto de Torquemada es una parâfra-
el pincipio del acueducto. El trabajo durô por srs de Io que escribeMendieta,pero afiadeque a
lo menos 17 afios: cinco de ellos fueron necesa- partir de que se terminaron los trabajos, es decîr
rios para la parte que cruzara la barrancade Te- desde hacia 60 afios, nunca habia faltado el
peyahualco, arriba del rio Tecocomulco.Segûn agua, y que los peores tenemotos no hîcieron
Mendteta, el acueducto alcanzaba15 leguasde ningûn dafro al acueducto. Ya que Torquemada
largo. escribiôsu libro entre los afros1609 y 1612, el
En su Teatro Mexicano,l Vetancurt repite acueductotuuoque haberseterminadoentre i549
gran pcrte de las inforrnacicnes de Mendieta, y y 1 552,y seempezar{aentre1532 y 1535.A pesr
afrade muchas cosaq a ueces inspirdndoseen rLeestasinformaciones,OctauianoValdéspenxba
Torquemada.E Se construyeron trespuentes: el que eI trabajo no habrfapodido empezarantesde
pimero de 46 arcos, el segundo de trece, y un 1543, para acabarseen 1560, 17 afios mds tarde-
tercera, el de Tepeyahualco,cuyo arco central Funda su hipôtestsen el hecho de que Mendieta,
"a los que io uen cau* asombro, que si iuera quien llegô a la NueuaEspafiaen 1554, probable'

83
.Ëqqj
g,Il idr'
J€J
:''lq
i--ï r1..h
e.
çtj qË&Y: ?F&l ^ti W
l*Ë,u
nl
={
=t
uÊ" m'1 fif i ,l
e{ÀÂ{ Cuplui;z
l"-*

>=
é(
j
#"
ii
$,
;ïï"f'æ.
t*l â'
+ lîin
Nsll
tl irr T# -l i *#nr o i .1 ,
l ô' {t
1j IT
* ,L l .11

*:;*.|r f

fi--r,='.
n' éa4
ôô ô à €,,,t t

Relaci6n geogrâfica de Zempoala

84
ïtente uisitô a Tembleque dos o tresafios después' milagtosa pues Ia fuente de donde xlia el agua
En esta época, el francisceno trabaiaba en los era mds baja que su punto de llegada,y ademds
arcos de ia barranca de Tepeyahualco,y Ie fal- el franciseano que lo concibiô no conocia nada
taban por Io menos dos o tres artos antes de de arquiteet.tra.t2 Para ilustrar su descripeiôn,
poder lleuar agua a Otumba (se necesitabaun Aiofrin dibujô las arcos prîncipales y algunosde
carto de cuatro legtns). As{ que llegamos a l.a Ias glifos estudiadospor Garibay y Galnrza.Por
fecha de 1560 para Ia conclusiôn de bs traba- otro lado, segin lo que dice Madame Calderôn
ios. El problema de esta interpretaciôn es que de la Barca, en 1840 ya no funciorwba el acue-
Mendteta no especifica la fecha de su uisita al ducto.t3 Se puede pensar que hacfa tiempo que
padre Tembleque, y que Ia propuesta de Octa- el agua ya no salia,porque éstaescribeque nun'
ubno Valdés no tiene una bosemuy firme. ca llegô a concluirse el acueducto, dejando a los
Tampoco nos brinda inforrnaciôn al respecto habitqntesde Otumba sinagua.El guia no hubie'
la Relaciôn Geogrdfica de Zempoala.lo Redacta- ra oluidsdo que a fines del siglo XVII todauia
da en 1580, no hace mds que recordarla existen- Ilegaba el agua hasta Otumba: al parecer, el
cia de la obra de Tembleque,pero sin hablardel acueductoterminô de seruirhncia 1800.
fraile: Como se puede uer, no faltan las descripcio-
nes de l.aobra de Tembleque, pero esasdeserip-
T?ujeron dicha agua de una leguade donde ciones no responden a laspreguntas y dudas que
estan eongregados,del pie de un cerro que se presentan: de hecho, es Ltn milagro que el pa-
Ilaman Tlecaxtitlan, que quiere decir "cerro dre haya realizado tal obra sin tener ningû.ncono-
heeho c trnrnera.de brosero", porque, en la cimiento de arquitectura. Pero si tomamos en
eumbre del dîcho ceto estd un llano hecho cuenta que fueron los indios los que eonstruye-
como brasero. T?ujeron el aglta por unos ron los arcos, el milagro se reduce. Por otra
arcos de calicanto hasta en rnedio de la parte, nos falta informociôn ueraz sobre las fe-
congregaciôn, en una fuente en media de chas de construeciôn del acueducto, dado que
h plaza de los euatro dtehos pueblos, y las que tenemos ahora estan basadasen hipôte-
eorre por todas las calles. sis e interpretcciones (ademas, no concuerdan
entre sf). En fin, se tienen datos sobre lostécni-
El mapa que scompafia la relaeiôn propone cos de construcciôn,pero no ocurre Io mismo
sin ernbargo una de hs primeras representacio- en el caso del contexto histôico, polftico y so-
nes, h primera qutztis, del acueducfo. Se pueden cial en el cual se decidiô emprender la obra. Este
,Jer, en efecto, euatro arcos frente al pueblo de es un punto que tenemostambién que aclarar.
Tepeyahualco, asi como el cafro de agua que vle
de! cerco Tlecaxapa, simbolizado por un tepetl
coranado por llamas. Una parte de este cafro ua Las respuestasde Tembleque
a juntarse con los arcos, mientras que la otra
viene a dar en Ia fuente de un tinquis. El documento aqui presentado da respuestaa
Muy temprano, el acueducto de Tembleque se casi todos esaspregunfos. Se trata de un manus-
conuirtiô en ui lugar "turistieo", y los relatos de crito del Archiuo General de [ndias de Seuilla,
los admiradores de la obra del franciscanoabun- registrado bajo el nûmero 1029 del Ramo Justi'
dan. Ya en 1585, fray Alonso Ponce al uisitar las eia. El titulo completo es: "Jnformaciïn hecha
conuentos de la proutncia franciscana quiso uer por D. Luis de Velasco Virrey de Nueua Espafia,
Ios famosos crcos.11 En el siglo XVIII, cusndo sobre lo tocante ol aguaque se lleva al pueblo de
todavia paxban los aguaspor el cafro del acue- Otumba". Su fecha es de 1562, pero contiene
dueto, el capuchino Francisco de Ajofrin, de la uaios documentos anteriores, del afio 1558,
%grada Congregaciôn de PropagandaFide, admi- entre los cualesestô el texto que nos interesa.La
raba h.s proporciones de esossrcos tan delgados escitura del manuscrito es una cursiuadel siglo
y tan altos. Segûn su opiniôn, la obra era muy XW. El conjunto, es decir 93 fojas recto4terso,

85
parece haber sido escritopor una sola persona, Transcribimos las respuestosdel franciscanoy las
iiÂi- 6-ii^;;;r; h hoÀogeneidad dit grafis- presentamos en este corto estudio, dado que las
mo. La informaciôn trata de"una peticiôn"de los înformaciones que nas bi.ndon modifican la
ii.ndiosde Otumba que quieren seï releusados del histoia hastaahora conocida del acueducto'Se
tributo pagadoa laborina, dado que estancons- sabia en efecto que el padre falleciô en 1579 o
1580,.despuésde una tentatiuade asesinato per'
tTuyendoTn ameducto con el cual uan a traer
a si pueblo el agua potuble que necesitan;éste petrada en contra de su uida por un,fraile lego-
les cuesta mucho trabajo, y ademôs gastànen puesto a su disposiciôn,y que tenia en a-qu-el
su realizaciôn gran parie'dé sus ingrelos.En el e.ntoncesuna edad muy auanzada.Perosufecha
marco de Ia iiformaciôn enco^ridodo al juez de naeimientoera desconocida,El manuscritode
Alonso de Bazdn,ta y registradapor el escriba- Mendieta descubiertopor J.P. Berthe en Madrid
no de su Majestad Aionsà de Quidro, se conuo- afirma sin embargoqueenlST0Temblequetenia
ca a muchàs tustigosque tienen que contestar 60 afros:habria entoncesnacidoen1510. Elin-
a quince preguntas sobrela regiôn de Otumba terrogatorio de Temblequeconfirma esta fecha,
y â" ,, falti de agua; sobre la-situaciôn econô- dndo que dice textualmente "qLtees de edadcuc'
mica de los habiiantesdel pueblo: sobre las rentayochoafiospocomdsomenos"(fol.72u.).'
técnicasutilizados en la consirucciôndel acue- Como el documento es de 1558, la fechade na-
ducto; sobre el tibuto y sus consecuencios para clmiento es seguramente1510; muriô a Ia edad
Ios indigenas; sobre lo-sproblemas que tienen de 69 ô 70 afios.
qr" los mismo'sindigenas por culpa En cuanto a Ia construcciôn del acueducto,
"ri"ntar
âe este trabajo.ls aunque no conocemosIa fecha en que se termi'
Se presenian tres categorfasde testigos: nô la obra, nos dice el padre que los trabajos
-Espafioles, como Agustin de las Ca*s (fol. 14 empezaron a fines de febrero de 1555, y que se
u.), Diego Ramirez de Barrio Nueuo, cotegidor eomenzaron a juntar los materiales seis o siete
de Otumba (fol. 58 u.), Gregorio de las Ribas, mesesantes, es decir en agosto o en septiembre
conquistadory uecinode México (fol.69). de 1554. En 1558, ya tres leguosy media (un
-Indios, prouenientesde los pueblos circundan- tercio de la obra) estaban acabadas(pregunta
tes, y cuyas respuestas traduce el intérprete siete, fcl. 73 u.). Tembleque no pensaba que
Juan Nufrez; cada pueblo (Tepeapulco,Zempoa- fuera posible termitwr el trabaio antes de einco
la, San Juan Teotihuacdn, Huetaco (?), Octoti- o seis afros, ost que sepuede deducir que se con-
qutpac (sic -seguramenteOxtotîcpac), Achichi- cluyô hacia 1564. Pero al parecer,en 1558 to-
lacayucan (sic) presenta dos principales (fol. dauia no habia llegadoelacueductoalaborranea
26 u.-fol. 58 u.). de Tepeyahualco, y sabemos que ûnicamente
-Franeiscanos, que los indigenas de Otumba para la constntcciôn de eps a,rcasEelleuô cinco
presentan como testigospara reforzar su punto afios. Segûn el parecer de Juan de Bazdn (fol.
de uista frente a las autoridades espanolas.Del 92-92 u.), en febrero de 1558 el agaa llegaba a
conrsento de Tulancingo uiene Juan de Mansilla; poca distancia de un lugar en donde se tenia
del de Zempoala, fray Antonio de Herrera (fol. que hacer un puente muy importante: se trata
64 u.); y de Otumba fray Lorenzo de Villanue- segtramente de esta bonanca.Porconsecuencia, I
ua (fol. 67 u.), fray Juan Buenauentura (fol. 23 se necesitô mas tiempo para acabarlo.Si admitî I
u.), fray Juan de Romanones(fot. 18u.),el ilus- mosWra que se eoncluyerael acueductolos1? i
tre compafiero de Tembleque,y sobre todo fray afros propuestos por Torquemaday Vetancurt, i
Francisco de Tembleque, el mismo fraile que la obm se terminô en 1572, es decir mucho mds I
ideara el acueducto. tarde de lo que hnstaahora sepen*ba. I
Por primera uez, apareceun manuscritode la Cuando habla det acueductoy de su construc- |
época en donde el padre Temblequehabla de si ciôn, otro punto muy importante del interroga' I
mismo, de la regiôn de Otumba, y de la gran toio, el padre Tembleque nos brinda mucha I
obra que se esta realizando bajo su direccion. informaciôn que los historiadoresy los cronistss I
I
l|-
86 II
I
I
de su época no recordaron. Segun é1,en efecto, csros por esccsos.Este aspecto no interesabaa
300 o 400 hombres eran necesrios para traba- los autores que ya mencionamos,pero es esen-
jar en la obra diariamente; 300 o 400 indios cialpara entender la obra.Desafortunadamente,
oluidados por la historia, pero que idearon sin el p-odreTemblequeno contesta directamentea
duda alguna la estructura del edificio, dado que la pregunta del iuez, asique no se pueden calcu-
Tembleque no conoc|a nada de arquitectura. lai lol gastosrealizadospor los indigenas. Todo
Los muros de adobe que todauia se pueden uer lo queâîce Temblequees que la obra cuesta mas
hoy en dfa entre los arcos, son una prueba que caro que Io que se puede pensar,y que ua a cos'
æ emplearon, para su construcciôn, técnicas tar atin mosporque faltan todauia laspartes mas
indigenas y prehispdnicos. El nûmero de obre' dificites (pregunta ocho, fol. 74). A pesar de
ros empleadosen Ia obra parece enorme, y aun- todo, la Real Audiencia,en el parecerenuiadoal
que no se conoce exactamenteel promedîo de real Consejode los Indias,calcula que se gastarân
problaciôn de Ia regiôn de Otumba, se puede en la obra un total de 20 mil pesos,y que ya los
pensar que Ia mayoria de los hombres sanos indigenas han pagado 15 mil pesospara comprar
participaba en esta tarea- Pero el trabajo de los susmateri.ales( el texto esde 15 62'f ol. 93). Puesto
hombres es una cosa; no se puede oluidar por que segitnla misma fuente,los indios de Otumba
otra parte el trabajo de lasmujeres.Este aspecto pagabâncada afio 2500 pesosde tepuzquecomo
de la dir:isiôn del trabajo en la sociedadindigena tributo, sepuede uer la eantidadenorme de dine'
fue completamente ocultado por los cronistas.A ro inuertido en la obra.
pesar de todo, el texto de Temblequenos hace Por otra parte, Temblequeno habla mucho de
recordar que cuando se trataba de un trabaio su trabajo personal. Sabemosque seencarga.dela
comûn, de Ia importancia del acueductode Zem- direcciôn de Ia obra, como lo dice el texto de
poala, todos participaban en el esfuerzo. Asi, presentaciôn del testîgo: "EI padre fray Francis'
mientras que los hombres trabajabanen leuantar co de Temisleque,a cuyo cargo esté el traer de Ia
los arcos monumentales,o cauabanla tiercapara dicha agua desde que se comenzô a traer" (fol.
colocar en su lugar el cafio de agua, las mujeres 72). Pero segûnparece, su trabaio es més bien un
sequedabanencasapara tejer telasde algodonque trabajo rie organiza.ciôny de control que de ar'
uendian despuésen lostianguis.El dinero queper- quitectura, ciencia que debfa desconocer,aun'
cibian de Ia uenta de ess mantas (producto tipi- que no podemos asegurarnada: la construcciôn
eamente indigena, que refleja la persistenciade del acueducto,en efecto, necesitôel usode cono-
una tradicion prehispdnica) seruia para comprar cimientos arquitectônrcossln los cualesIa obra
los materialesque no se encontrabanen el terri- no hubiera podido lleuarsea cabo. En combio,
torio de Otumba, como Ia cal, por ejemplo (fol. jugô un pa-Delfundsmental en la determinaciôn
76). Este tipo de financiamiento no era muy fre- del trayecto del acueducto,y en la busquedade
cuente en la época coloninl; cuando se tratabade Ias fuentes môs adecuados.Hizo muchos recorri-
la construcciôn de un acueductogeneralmenteel dos por Ia zona para medir el teneno y escoger
dinero prouenia de las autoridades uirreirnles, los pasosmas practicables (pregunta sets,fol. 73
del cabildo de urw ciudad, o de urw ordenreligb- u.). Sus cdlculos no resultaron malos,a pevr de la
s. El caso del acueducto de Temblequees muy oposiciôn de los principales maestros que uinie-
espec{fico,y eso Ie da un ualor histôrtcoaûn mds ron a Zempoala y Otumba para uerificarlos.
importante. Cuando habh por ejemplo de las nueue leglas
El problema del financiamiento de Ia obra, "mâs o menos" que seporana las fuentes de su
raiz de Ia peticiôn hechapor los indiosde Otum- punto de ilegada, él estô mâs cerca de Ia reali-
ba, es uns consecuenciadirecta de los altos cos- dad que Torquemaday susquince leguas.
tos de fabicaciôn de un acueductoque atrauesa-
ba tres barrancas,entre ellas la de Tepeyahualco, El contexto histôrico y social
porticularmente ancha y hondn, y para el que se
necesitaban arcos de marnposteria,y mateicles Ademds de las informaciones que se refieren al

87
'P'

I
T
,

propio acueducto, las respuestosde fray Francis- en dfa se puede uer la l{nea de poblaciones (ha-
co de Tembleque euocan Ia uida cotidiana de los ctendas, pueblos o aldeas) que sigue el trayecto
indios de Ia regiôn de Otumba a mediados del del acueducto. En este contexto, y a partir de
siglo XVL En torno aI problema del agua,de su nuestro documento, es posible inferir una serie
control y de su distribuciôn se exacerbanloscon- de conflictos que traducen un cambio en las
flictos no sôlo entre espafiolese indios, sino tam- estructums que solian gobernar las relaciones
bién entre las mismos comunidades indigenas. entre las diferentes actores de Ia uida econômica.
En esta época empiezan a aparecercambios en
Ios paisajes:laspoblac{onesprehispdnicasfueron 1) Los conflictos entre espafiolese indios
obligadas a congregarsecon el fin de controlarlas
mejor. En una region cuyo clima es seco,y don- El agua que unban lns poblaciones indige-
de los escososarroyos no bastanpara alimentar lws pdra beber, antes de Ia construcciôn del
la poblaciôn natiua, el agua es un motiuo, o un acueducto, era prtnctpalmente el agua de lluuia
objeto, de luchas: la construcciôn del acueducto recogida en los tradicionales jaglieyes. Esos
de Tembleque puede modificar su panorama jagtieyes, al parecer, no tenian techo, ya que el
politico, econômico y social, y eI trayecto que ganado espafiolpodia beberahi sin difîcultad.ro
sigue contribuye a reorganizar el espacio regîo- Este ganadoconstituye la primera fuente de con-
nal, El uirrey, por ejemplo, en Euparecer, declara flicto entre las dos comunidades. En efecto,
que "se poblaran muchospor laspartes por don- como lo indica Tembleque (pregunta cuatro,
de ha de uenir el agua" (fol. 93). De hecho, hoy fol. 73), los bueyes y las uacas traidos por los
espafioles contaminan el agua hasta entonces
reseruada a los hombres. Esos tanguæ se trans-
forman rô.pidamenteen focos de infecciôn y pro-

@* uocan el desarrollo de muchas enfermedadesen


las poblaciones indigenas. Lo interesante en Ia
reflexiôn de Tembleque, es que enfrentamos
aqui un fenômeno nuet)o,estrechamenteligado

ffi a una actiuidsd que no existia antes de la llegada


de |os espafioles.
La segundacausa de conflicto, aparentemen-
Rpz te, es mas aleatoria: depende de la situaeiôn del
pueblo de Otumba, ubicado en el Canino Real
que Da de lt[éxico a Veracruz, y también a las
minas de Pachuca (pregunta once, fol. 74 u.-
75). Pero otra uez es el desanollo de dos actiui-
dades de oigen espartol el causante de proble-
mas: hablamos de Ia industia minera, y del
aumento de los flujos regionales e interconti-
nentales entre México y Ia Costa del Golfo,
uerdadero cordôn umbilical entre la metrôpoli y
su colonia. .Esos flujos, adem6s, estan basados
en el uso de carcetasy de mulas; éstasmulti-
plican las posibilidades de transporte, por Io que
muy temprano las autoridades uîteinales modifi-
caron los caminos prehispdnicos.En cuanto aI
caso de Otumba, esosflujos comercialesconti-
buyeron a acentuar un problema ya sensible:el
Signos y figuras en el acueducto de Zempoala abastecimientode aguapotable. En el mejor de

88
:i,i - -{;

lii4

1, Arco y entrada del agua 2. Por donde sale 3. Torrecillas que impiden
la entrada en el puente; segûn Ajofrin

los cosog los uiajerosno pdrabanen un pueblo 2) Conflictosentre comunidadesindtgenas


en donde faltaba el agua,aunqueeso suponid
que Otumbo no sacabaningunprouechode su Pero traer el aguaa un lugarsignifica también
ubicociôn estratégicaen una de las rutas mas quitdrselaa otro. El agaaconducidaa Otumba
importantesde Nueua Espafra.En el peor, se uienede muy lejos,fenômenoque extrafraa ias
oarobeny lesrobabanel agaaa los indios.Como autoridadesespafiolas,para quieneshubierasido
buen postory buendialéctico,Tembleque hace môsfdcil captarel agaade fuentesmôscercanas,
hincapiéen el hechode que el acueductoserui- como las de Tepeapulco,o de Texcoco. Esta
,ia a la uezpara los inCigenas
y para losuiajeros posibilidad,sinembargo, presentaba dosinconue-
Cel CaminoReal, dado que se estabanconstru- nientesmayores:el primero de cardetertécnico,
yendo fuentesy pilasde aguapotable a Io largo puesto que traer el aguade otro lugar diferente
le toda la obra (preguntadiez, fol. 74 u.), To- de Zempoalasuponia también no atrauesarlas
Cauiasepuedeûer una de esascajasde aguaen la mejorestierrasde la regiôn (era entoncesel tra'
zntradadel pueblo de Otumba,pero tambiénen yecto mas ûtil). El ægundo era môs de tipo
Zempoalay en lasdosextremidades de losarcos politico o econômico: Ios îndios de Tepeapul-
le Tepeyahualco. co y de Texcoco no aceptaroncedersu aguaa

89
los de Otumba, ni tampoco uendérsela.Este su doctrina iban a traer el agua desdeel p.ueblo
aspecto de la construcciôn del acueducto fue de SanJuan Teotihuacrin,situado a dos leguosde
oluidado por los dos pincipales de Tepeapulco, su pueblo, cuando lo necesitaban(tercerapregun-
cuando se les preguntô los motiuos de la longi- ta, fcl. 72 u.-73).No se sbe si existia desdela
tud tan inusitada del cano (fot. Z8-Sl). Por otra épocaprehispdnicaun acuerdoentre Teotihuacdn
parte, el manuscrito nos informa que los indios y Atumba, pero esprobable que si, y seguramen-
de Otumba no gozabangratuitamentedel aguade te éste ten{a basessimilaresa las que acabamos
Zempoala. Se estableciô un contrato entre las de uer, y que se repitieron con los indiosde Zem-
dos partes: los de Otumba tenian que pagar c los poala.tE
de Zempoala ueinte pesosde oro comûn cada Asi resulta que nuestro documento es una
afio, ademasde los trabajos realizadospara traer fuente histôrica bastante importante no sôlo
a su pueblo el agua potable (quinta pregunta, en cuanto a la regiôn de Otumba, sino tam-
fol. 73). bién en lo que toca a toda Ia Nueua Espafia,
Este contrato es muy similor a otro estudiado dado que trata de muchas aspectosde la uida
por José Lameiras en un litigio entre los indios colonial.
de Teotihuacuny los de Acolman en 1589.1' En Claro que sepodria afiadir muchas cosasa esta
este pleito, los de Acolman tenian que entregar introducciôn, pero el manuscrito habla por sl
a los de Teotihuacanla cantidad de ueintepesos mismo y no necesita tantos afiadidos. Traté,
de oro cada afro por el uso de las aguasubicsdas eso si, de colocarlo en su contexto, y subra-
en su jurisdicciôn, esto en lugar de losproductos yar los temas que me parecian môs importantes.
tradicîonalesque solian ciarcorno tributo (ma{2, En cuanto a Ia transcripciôn presentadaaqui,
mantas de algodôn,plumas.). Es notoria la simi- eseogimosuna uersiônen espafrolmodernopara
litud de los dos contratos.Ademôs, el pleito se facilitar su lectura. En cambio, no se tocô la
lleua a cabo en la regiôn de Otumba, ya que, estructura de las frases;sôlo se afradiôla puntua-
como Io dice el padre Tembleque,los indios de ciôn, para mayor inteligenciadel texto.

Notas

t En su totalidad el acueducto alcanza 34 km de lar- 7 Fran Agustfn de Vetancurt, Teatro trlexicano, Su-
go, desde el ceno de Tecajete, de donde salfa el agua, cesos Religiosos,I,Iéxico, Porrûa, 1921, p. 119.
hasta el pueblo de Otumba. Los alcos de Tepeyahualco E Fray Juan de Torquemada, Mâiarquia Indiana,
miden 38.75 rn en su punto mâs elevado.El arco central L i b . X X , C a p . 6 3 ( y n o ? 3 c o m o l o i n d i c a l a s r n t e si sd e
tiene 17 m de ancho. Para lodas las medidas esenciales fuentes histôricas de Octaviano Valdés, p. 148), pp.
del acueducto, uno puede referirse al estudio del arqui- 532-535.
t ecto D. Rica rdo B odina. en ia edic i6n de 19?9 de l l i b r o 9 Hoy en dfa los arcos de Tepeyahualco estân en ex.
de Octaria no Va ldés ,pp. 164^i70. celente estado de conservaci6n.
2 Octaviano Valdés, El padre Tembleque, tr{éxico, to Relaciones Geogrâficasde México,lVtéxico,
UN.{M,
T olu ca , BEEM, 1 979 ( pr im er a edic ién: 1945) . 1986, T. I, p.7 4.
3 Fray Gerônimo de \{endieta, Historia Eclesiastica ll "Entre Tepeapulco y Cempoala, no lejos del cami-
I nd ian a, México , Por r r ia, 1971, pp. 697€99. no, estân los arcos tan nombrados de Ternbleque, por
a Op. cit., ibidem. los cuales pasa por una barranca muy honda el agr.raque
s Fondo lUanuscrito de! Instituto de Valencia de va encafradadesde Cempoala a Otumba. Fuélos a ver el
Don Juan (X4adrid).Comunicaciôn persona! del Doctor padre comisario, y causan adrniracién porque son aiti- i
I
JP. Be rthe . simos, muy bien sacadosy I'istosos: son tres, uno encima
6 Se pensaba que las fuentes estaban a menor altura
que el pu eb lo d e O t um ba. per o en r ealidad hay un a d i f e -
del otro, y asf v:ene a estar el ûltimo muy alto, y con
tcner esta aitura, no tiene de gruesola pared mâs de nue- I
rencia de nivel de 250 m. Tenia asi lugar, pese a un decli-
ve mu y dé bil (7Yo ) ,el der r am e del agua. A s im pl e v i s t a ,
ve pies (...) Es toda agua maravillosa". Antonlo de Ciu-
dad Reai, Ttatado curioso y docto de las grandezasde
I
sin instrumentos para medir con precisiôn, era necesaria
la fe de Tembleque para pensar que la obra fuera posible.
N u e u a E s p a f i a . . V é x i c o ,U N A M , 1 9 ? 6 , T . I , p . ? 1 ,
i2 Francisco de Ajofrin, Diario
de! uiaje que por o.-
II
I
I

l-
90 l
I
L
len de la sasrada conûelaciôn de propaganda fide hizo jagûeyes que recogian el agra de lluvia. El primero se
r la Amériia septeniio-nal en el-siglo XVIII eI pdre ubica atrâs del convento; el segundoa un Iado del hospi
'ray Francisco Ajofrin, capuchino, Madrid, Archivo Do' tal antiguo, en Ia calle fray Francisco de Tembleque, por
:u m e n tal E spafrol,1 9b 9, T. II, p. 211. donde llegaba el acueducto al pueblo; el tercero a la
13 Madame Calder6n de la Barca. Lo uida en México esquina de las calles de Miguel Lerdo de Tejada e Isidro
Iurante una residenciade dos afios en ese pais, Méxieo, Favela, Son obras, al parecc, del siglo XVI. Sus dimen-
?orrûa, 1976, Carta XVI. siones son considerables (el mâs grande alcanza 11 me-
la "Vecino desta ciudad, persona de toda confianze", tros de ancho sobre 26 de largo, y casi 8 de hondo).
lnviado a ver el estado de la obra en virtud de una real Hoy en dfa esosjagûeyes sirven de basurero.
:édula del 3 de julio de 1556, que pedfa mds informa- l? "Relacioneo en torno a la posesiôn de tierras y
:iôn-sobre el proyecto del padre Tembleque (fol. 93). agues: un pleito entre indios principales de Teotihua-
l5 Al final de cuentas, Alonso de n""ân propuso sus-
clin y Acolman en el siglo XVI", en Rojas, Strauss,
render el pago del tributo de los indfgenas de Ohrmba Lameiras, Nueuas noticias sobre bs obls hidrâulicas
lurante tres afios (fol.92 v.). El viney y la Real Audien- prehîspdnîcasy colonbles en el Valle de trléxico, tr{éxico,
:ia aceptaron la propuesta, peto en 1562 (fol. 93), es SE P . I N A H , 1 9 ? 4 .
Jech cuatro afros después de la visita del juez al acre- I E Sabemos por otra parte que los franciscanos corts-
luct o . truyeron un convento en Zempoala como eompensaciôn
16 Subsisten en el pueblo de Otumba tres g:andes
al agua entregadaal monasterio de Otumba (fol. 19 v.).

91
Respuestas de
fray Franciscode Tembleque

T:T
.[r l dicho padreFray Franciscode Tembleque, ella lo dice e declara,e que estetestigolo sabe
a cuyo cargoestâel traer de la dichaaguadesde por que muchasvecesla ha andadoa buscarpor
que se comenzôa traer, frayle profesoconven' loda la dicha provincia,e no ha visto ni hallado
tuat aet mcnasteriodel senorSan Franciscodel que en toda ella hayarfo ni fuenieni otro ma'
pueblo de Otumba, testigopresentadopor los nantial de aguaalgua, e que estorespondea es'
dichosgobernadore alcadese principalesdel di' ta pregunta.
cho pueblode Otumba,el cual habiendojurado A la tercerapreguntadijo que lo contenidoen
ægun derechoe siendopreguntadoy examinado la dicha preguntapasaasf como en ellalo dice e
por las preguniasdel dicho interrogatorio,dijo e declara,e que esverdadque algunosafroslesfal'
depusolo siguiente: ta la dicha aguapor no llover tanto algunosafros
como otros,por lo cual los dichosnaturales van
A la primera preguntadijo que conocea los que distancia
al pueblo de San Juan por ella, esta
dichos gobernadore alcadesy casi a la mayor
parte de los indiose principalesdel dicho pueblo de dos leguase la traen a cuestasparaasfsusten'
de Otumba,e que tiene noticiasdel dicho pue- tar con ella, e esto es muy notorio en toda la
blo de Otumbae de sussujetose términos,por- NuevaEspafra, e estorespondea estapregunta.
que ba sido el guardiândel dicho monasteriode A la cuarta pregunta dijo que es e pasacomo
la pregunta lo dice e declara, e que esverdadque
Otumbatiempo y espaciode tresafrospocomâs que seva se'
la dicha agua es tan mala aI tiempo
o menose que asimismotienenoticiase conoci'
cando, por causa de los ganados que en ella estan
mientosde la fuente, cafroe obradel traerde la que por la be'
a beber, gue viene a ser tan mala,
dicha agua,porque lo ha visto e ha estadoa su
ber vienea causar a los dichos naturales ntimero
cargo el traer de la dicha aguadesdeque se co'
de enfermedades, ser por la dicha agua tan dafro'
menzôhastael dfa de hoY.
sa y pestilencialcomo es,e trafda la dicha agua
Y preguntadopor laspreguntasgenerales, dijo
dellasmâs de que al presentese trae cesarfantodas las enfer'
que no le tocanni empeceninguna
por caridad,y holgarfa mucho de ver trafda la medadesque la Preguntadice.t
dichaag:aaal dicho pueblc deÛtumba por el bien A la quinta preguntadijo que lo contenidoen
e descansode los naturalesdel dicho pueblo de la dichapreguntaes pûblicoe notorio,e ha sido
Otumba,e que es de edadcuarentae ocho afros delantedestetestigotres aios los indiosnaturales
poco mâso menos,e que ayudeDiosa la verdad. del dichopueblode Otumbahan pagadoa losdel
A la segundapreggntadijo que lo contenido pueblo de Capuala(sic) los veintepesosde oro
en la dicha preguntaespûblicoe notoriosegûnen comûn que en cada afro les dan por razôn de
la dicha agua,e que este testigose remite a Ia es- e mediae antesdocientasbrazasmâs,e quetodo
critura que sobre ello pasô,e que demâsde los estedichotiemposeha gastadoen la dichaobra,
dichos veinte pesosde oro comûn que los dichos por ser la dichaobra fuerte e habersehechoen
indios del dicho pueblo de Otumba dieron a los ella cantidadde arcose puentespor dondey en-
del dicho pueblo de Çapualapor razôn de la di- cima de ellospasala dicha agua,e que estores-
cha agua,el dicho pueblo de Otumba sacôa su pondea la pregunta.
costa e misiôn gran parte de la dicha agua,e ayu- preguntadijo que estetestigono
A la c.,ctava
d6 a traer dos mil brazasel cafro del agua que sabeparticularmente lo que en Ia dichaobraque
viene al dicho pueblo de Capuala,la cual dicha se ha hecho hasta hoy se ha gætado,mâs de
agua se hace dos partes, la una de la cual es la que Ie parecesegrinla obra va fuertee los mate-
que se lleva al dicho pueblode Otumba e la otra rialesque en ellava que la ealno hay en el dicho
mitad se trae al dicho pueblo de Çapuala e al puebloe seva por ellaa otraspaJtese fuerade la
monasterio del sefrorSan Franciscoque en el re- comarcadel dicho pueblode Otumba,le parece
side, e se dan otras dos terciaspartesal pueblo que se habrâgastadoaûn mâsde lo que la pre-
de Cempoalae Tlaquilpa pueblosque se han jun- gunta dice, e que estaentendidoque en lo que
tado, e ha llegâdosecercadel dicho monasterio restadel traer de la dicha aguaal dichopueblo
nuevo que esta en medio de los diehos dos pue- de Otumbase gastarâaûn mucho mâsde lo que
blos, e que esto respondea estapregunta. la preguntadice,por no estarhechosinopoco
A la sexta preguntadijo que es verdadque por rnâsde la tercerapartede la distanciaqueha si-
el camino derecho desdedonde se toma e salela do de Ia toma de aguahastael dicho puebloe
dicha agua, hasta el dicho pueblo de Otumba, plazade Otumba,e que le parecea estetestigo
hay e puede haber cinco leguaspoco mâs o me- que para acabarde llevar la dicha aguadesde
nos, e por los rodeos,partese lugarespor donde donde ahoraestaal dicho pueblode Otumba,
la dicha agua va e ha de ir, podrfa haber nueve que se podrâllevaren tiempoy espacio de cinco
leguaspoco mâs o menos, porque estetestigo lo afrosantesmâsque menos,e que estoes lo que
ha andado, medido, e niveladomuchasveces,e sabee responde a estapregunta.
que es verdad que no hay otra agua alguna que A la novenapreguntadijo quedicequelo dicho
mâs cômodamentee con menostrabajo se pueda e declaradotiene en la preguntaantesde esta,
llevar al dicho pueblo de Otumba si no esla que e que Ie parecea este testigoque para que la
al presente se lleva; e esto que en el pueblo de dicha obra seacabeen el dichotiempoque tiene
Tepeapuico y la cibdad de Tezcuco se pudiera declaradoesmuy necesario e conveniente quede
llevar de ellos otra aguaalgunacon menos traba- ordinarioandenen ellacadadfa trecientoso eua-
jo, e que éstalos dichospueblosde Tepeapulcoe troeientoshombres,porgueestaclaroqueno an-
cibdad de Tezcuco no la quisierondar ni vender dandoen la dichaobra la cantidadde genteque
a los naturales del dicho pueblo de Otumba, e declaradotienesetardarâmâstiempo,e cesando
aun que la dieran, no fuera tan necesariae aco- la obra no habrfa efecto lo eomenzado y serfa
modada como es la dicha aguaque agorase lleva, causade perderse lo hechoy gastaCo en ella,por
porque atraviesae pasapor toda la mayor parte ser los indiosparamuy poco trabajoe por traer-
e lo mejor deTdicho puebloe provinciade Otum. se los materiales lejos,e que estoresponde a esta
ba, e que esto respondea estapregunta. pregunta.
A la séptima preguntadijo que lo que sabede A la décimapreguntadijo que lo contenidoen
ella es que esverdadque esteque declaraeomen- la dichapreguntaese pasaasfcomoen eilalo di-
zô a traer el cafro de la dicha agua tres afrosen ce e declara,e que demâsde la utilidade prove-
fin de este mes de febrero en que estamos,e an. cho que vienea los narurales del dichopuebloe
tes que se comenzasegætô en comenzara juntar provinciade Otumba,los demâsnaturales defue-
e a llegar materialespara la dicha obra seiso sie- ra parte e otros términose pueblose queno son
te meses,y hasta ahora desdeque asf se comen- sujetosdel dichopueblode Otumba,en todaslas
zô, podrâ estar hecha e trafda el aguatres leguas partese lugarespor dondela dichaaguapasae
iene, reciben gran pro e utilidad porquese les se aumentarâe crecerâpor ser provinciade las
ejan arcas e pilas abiertasde agua,e lo mismo principales de estaNuevaEspafra, una delasprin-
n los caminosrealesla que dellapuedanasimis- cipalesde ellas,e no tenerotra falta mayorque
no gozarlos pasajerose otras personasque por es la de la dichaagua,e queestoresponde a esta
llos pasane asf lo ha hechoestetestigo,en lo pregunta.
:ue hastaahorase ha hechode la dichaobra,e A las trecepreguntasdijo que dice lo que di-
r mismo harâ en lo que resta por hacer,hasta cho e declaradotiene en la dichapreguntaantes
levarla dicha aguaal dicho pueblode Otumba, de ésta,e que le parecea estetestigoque para
unque hastaahoralo que estâhechoe trafdala que los dichosnaturalesquedendescansados y
Liehaaguaafin no allegaa los sujetosdel dicho relevadosdel trabajo e gasto que han de tener
rueblode Otumbano embargante queestâe alle- del traer de la dichaaguahastala poneren el di-
a la dieha aguacercade los sujetosdel dicho cho pueblode Otumba,esnecesario e convenien-
rueblode Otumba, e que esto respondea esta te que su Magestadles hagamerceda los dichos
rregunta. naturalesdel dicho puebloe provinciade lessol-
A las once preguntas dijo que lo contenidoen tar e remitir los tributos que en cadaun afrole
a dichapreguntaese pasaasf comoen ellasedi- dan,por el tiempode los dichoscincoo seisafros
:e e declara,y que demâsde lo que la pregunta que ha dichoe declaradoqueha de durarel traer
lice, es notorio que no hay otro caminosinoes de la dicha aguaal dicho pueblode Otumba,e
ror el pueblo e provinciade Otumbaparair las aunqueestetestigotiene entendido(que)los di-
:anetas a las cibdadesde la Veracruz,Taxcala chos naturalesgastarâne montarâ mr{slo que
,sic),y los Angeles,e las minasde Pachucae a ellos haa de gastarde sus casase haciendasque
:tras partes por donde es muy grandeel basti- Ios tributos que su Magestadles hicieremerced
nento que las carretasponen a (?) Méxicode las de les soltar e remitir de los dichoscinco o seis
lichas partese de otrasmuchas,e que por no te- aios, e que estorespondea estapregunta.
rer como no tiene el dicho pueblode Otumba A las catorce preguntasdijo que es notorio
lgua, las carretase harrfase otrasmuchasgentes que haciéndoles su Magestadla dichamercedde
lue por el pasanno osanpararen él por causade les soltar e remitir los tributos que en cadaun
a falta de la dicha agua,e si algtrnosparanlos aio le dan por el tiempo de los dichosseisafros
raturalesdel dicho pueblorecibengrandes vexa- que declarado tieneque ha de durarel traerde la
y
:iones molestias por que demâs de lestomar su dichaagua,losdichosnaturales del dichopueblo
€ua se la hacen traer de sus pozosy jagiieyesa e provinciadel recibirângran eontentoe queda-
:uestas,e que si la dichaaguaestuviese ya trafda rân relevados e descansados del trabajodel traer
r puestaen el dicho pueblode Otumbae plazae de la dicha agua,y el dicho puebloe provincia
nercado del, es notorio que cesarr'an las dichas del tieneentendidoque por el granaumentoque
rexaciones gue a los dichosnaturales seleshacen ha de venir del traer de la dicha aguaal dicho
)or causade la dicha aguae todo redundarfa en pueblo redundarâen gran pro e utilidad de su
lro de los dichosnaturales,e gue estoresponde Magestad e de su Rea!HacienCa, e que estores-
r estapregunta. ponde a esta pregunta,demâsdel aumentode
A las doce preguntas dijo que lo contenidoen nuestraSantafe que esel principalintentode su
a dicha preguntaese pasâasi como en ella lo di- Magestad.
:e e declara,porqueclaro estâque teniendolos A las quince preguntasdijo que todo lo que
liehosnaturalesabundancia de aguasanae lim- dicho e declaradotiene es la verdady en ello se
ria como la que se trae e ha de ilevar al dicho afirmae ratificadespuésde se lo haberlefdo de
rueblo de Otumba e sussujetos,e no bebiendo verboad verbum,y esla verdadparael juramen-
as dichasaguasque en susjagûeyese pozostie- to que hizo, e lo firmô de su nombrey el dicho
ren, que es encharcada e dafrosa,los dichosna- sefrorjuez asimismoAlonsode Bazân,FrayFran-
uralesdel dicho puebloe provinciade Otumba, ciscode Tembleque,ante mi Diegode Quadro,
'ivirânmâs sanose contentos,y el dichopueblo escribano de su Magestad.

95
E luego e incontinenteel dicho sefrorjuez haya echado impuesto' otros tributos, ni imposi'
de oficio pregunt6 al dicho padrefray Francis- cionesalgunas,e esto que paraayudade! costode
co de Temblequequeso cargodel juramentoque la cal por no echarlesque paguenningun dinero
tiene hecho,diga e declareque si por causaâel de sus casas,se comprô cantidad de algodôn, el
traer de la dicha aguaal dicho pueblode Otum- cual se repartiô entre losvecinosdel dicho pueblo
ba algunosde los naturalesdel dicho pueblode para que Io mandasenhilar a sus mujeres,e des-
Otumbasehayanmuerto,ido o ausentado deldi- pués de hilalio se tejiô e hicieronmantasparaque
cho pueblo,o seleshayaechadootrostributose el dinero que dello sobresese gastaseen cal como
imposiciones mâsde lasquesonobligados por su se gastô,y los indios le dijeron que ningfin traba'
tasacion,o seleshayahechoalgunosotrosmalos jo ni vexaciôndello recibieron,antesgranconten-
tratamientos, molestias,
o vexaciones,quelo diga to con deseode beberel aguaen suscasase pue-
o declare;al cua-dijo que so cargodel dichoju- blo, e que esto es verdad para el juramento que
ramentoque dicho tiene,que no sabequeporra- hizo y en ello ser, firmô e ratificô elo firmô desu
zôn de la dichaobrasehayamuertoindioalguno, nombre, y el dicho sefrorjuez de su nombreAlon-
ni menosse haya ido e ausentado naturaldel di- so de Bazân, fray Franciscode Tembleque,ante
cho pueblo,2ni sabeni ha ofdo decir queseles mi Diego de Quadro, escribanode su Magesiad.

Notas

t Juan de Romanones aflade que muchas mujeres, tal 12 indios se han ausentado del pueblo de Oturnba,
como muchos ni.fros, se ahogaron en los jagùeyes de para no tralajar en la obra (f,90). Otros, como Diego
Otumb a (f. 19 v. ) . Cehuyloque (sic), han ofdo decir que algunos indios
2 En cambio, el indio Francisco Ximenez. indio natu- se han ido, pero no lo averiguaron personalmente (f.
ral y principal de Huetutiquipaque (sic) declâra que 10 o 92 ).

29. o "lubt& rc ræmbrri D. P?rfccb écl se


lcma nryisimoc* cl curl D. Afts€o êcgÊ flrut
Pan ru postubciscs b:ste cnlre 16 rutRtG"