Está en la página 1de 3

COMUNICADO DE PRENSA

2 de febrero de 2010
No. 017/10

Con un proyecto multidisciplinario


Lumínico conmovió a su auditorio.
o Tuvieron su presentación en el Teatro
Hinojosa, como parte de las actividades de “Surco”.

Jerez de García Salinas, Zac.- Videos, imágenes, música electrónica y su fusión con
diversos géneros musicales, proveniente de diversas épocas y regiones del mundo, fueron tan
sólo algunos de los elementos que utilizó el grupo Lumínico durante su presentación en el
Teatro Hinojosa de Jerez, como parte del programa del Festival “Surco”, Jornadas Nacionales
Huízar para Música Mexicana de Concierto.

Un importante número de espectadores se dieron cita en el recinto, para disfrutar de


este concierto multidisciplinario. Minutos después hicieron su aparición en el escenario,
Alejandro Escuer, Rodrigo Sigal y José Luis García, integrantes de Lumínico, para dar inicio al
interesante recital.

Con música de estilo prehispánica y una proyección de imágenes abstractas, dio


comienzo el espectáculo, en el que Eduardo Escuer, acompañado de una flauta transversal,
interpretó una diversidad de sonoridades, de cuyos detalles las y los espectadores no
perdieron detalle.

En seguida, los integrantes comenzaron a ejecutar varios sonidos que recreaban, al


igual que las imágenes, abstracciones; sucesivamente, con la fusión de la música electrónica,
se logró un ritmo que resultó estimulante y reflexivo, lo que potenció la sensación auditiva de
cada una de las personas que se encontraban en el lugar.

Sonidos de flauta, tecnología y video, se fusionaron en un concepto único, en el que


Escuer, y en distintos de medios acústicos, Sigal, se unieron para hacer del sonido un viaje
original, único y sorprendente. Una propuesta en la que el espectador reflexionó sobre
algunos temas que ocurren hoy en el mundo.

Con las tonalidades de su flauta, Escuer logró recrear las texturas características de
Lumínico, agrupación que incluye mayormente en su repertorio, melodías creadas por sus
2

integrante, así como algunas piezas del músico canadiense Michael Matthews, de Gabriela
Ortiz y de otros grande compositores.

Lumínico no se define un programa específico, más bien se integran las obras en un


discurso continuo y orgánicamente dispuesto, según su contexto visual, musical, sonoro y
literario. Además, la improvisación y la reacción en tiempo real, constituyen elementos
esenciales de la propuesta.

Por lo anterior, los espectadores pudimos disfrutar de fragmentos y obras completas


para flauta y electrónica, que se presentaron en orden diverso: “Códigos Secretos”, de
Gabriela Ortiz; “Vermont Counterpoint”, de Steve Reich; “Sonic Farfalla” y “Vida Lunar”, de
Rodrigo Sigal; “Mar Muerto”, “Kursk 118” y “Templos de Alejandro”, de Escuer, además de
una Selección de poemas y fragmentos del libro “Historias Baldías”, de Mónica Sánchez
Escuer.

Tras casi una hora, y sin interrupciones, la agrupación mexicana concluyó su


participación dentro de este Festival, y recibieron, de manos de Sergio Cárdenas, Director
artístico de “Surco”, y de Marco Antonio Saucedo, Subdirector de Difusión y Animación del
Instituto Zacatecano de Cultura “Ramón López Velarde”, un reconocimiento por su actuación
en esta fiesta en honor a Candelario Huízar.

En entrevista, Rodrigo Sigal señaló que Lumínico es un diario de lentos y minuciosos


procesos de estructuración musical y del discurso, basados en una “visión de realidades
aparentes”.

El mundo es lo que es en el presente y a simple vista, pero en este proyecto ofrecemos


una infranqueable ambigüedad entre la esencia y la apariencia; por ejemplo, los objetos
físicos no aparecen a simple vista compuestos de moléculas o átomos; tampoco se puede
percibir lo que fueron o lo que serán con el tiempo, por lo que estamos condicionados a
percibir, como realidad, una serie de apariencias, sean estas naturales o sociales. Desde esta
perspectiva, el mundo de las imágenes delinea una esencia de las cosas ante nuestros ojos y
oídos, que no es tal.

“Nuestra existencia podría definirse como un constante oscilar entre lo aparente y lo


esencial, revelando sus tendencias hacia uno u otro extremo, según la naturaleza, la historia y
la cultura en relación con nuestras capacidades intelectuales y de percepción sensorial”,
expresó.

Finalmente dijo que para Lumínico, la clave en la comprensión de lo que


verdaderamente sucede y de lo que existe, está en nuestro interior, en el ejercicio de la
conciencia y su relación con los sentidos. Es ella la que puede revelarnos todo aquello que se
ve y lo que no se ve.

2
3

-o0o-