Está en la página 1de 2

COMUNICADO DE PRENSA

2 de febrero de 2010
No. 018/10

Escuchamosinteresantessimilitudes
EduardoContrerasdictóla conferenciamagistralHuízar aprende de Revueltas.
o El ponente puso especial atención en las dos últimas
sinfonías del jerezano y en “La Coronela”, de Revueltas.

Jerez de García Salinas, Zac.- Huízar aprende de Revueltas, fue el título de la conferencia
magistral que ofreció el Investigador Eduardo Contreras, en el Foyer del Teatro Hinojosa,
como parte de las actividades de las Primeras Jornadas Nacionales Huízar para Música
Mexicana de Concierto “Surco”.

Ante la presencia de una nutrida asistencia, Eduardo Contreras agradeció a las


instituciones organizadoras de estas jornadas, ya que desde su punto de vista, es un orgullo
que Jerez honre de esta manera a uno de sus hijo más predilectos; dijo sentirse conmovido de
poder conocer un teatro tan especial y maravilloso, como lo es el Hinojosa.

Sobre todo por haberlo conocido en un concierto como el de la OFILZAC, y citó las
palabras que escuchó de un jerezano, “y al caer sobre el pueblo la noche ensoñadora, los
amantes se miran con la mejor mirada, y la orquesta en su flautas y violines, asesora mil
sonidos románticos en la noche enfiestada”.

Ya entrado en el tema, Contreras aseguró que de entre las muchas cualidades que se
pueden enunciar de la música de Candelario Huízar, dos le interesaron para examinar en ese
momento. Una, su claridad en la construcción de las formas de sus obras y en especifico las
sinfónicas, y otra, su disposición para aprender y asimilar cuanto pudiera ser de gran valor y
utilidad en la creación de su muy bien definido mundo sonoro.

Estas dos cualidades se vuelven manifiestas en una relación muy interesante y digna
de observación, entre un episodio de “La Coronela”, de Silvestre Revueltas, y las dos últimas
sinfonías de Huízar, la cuarta, conocida como “Cora”, y la quinta; al examinar con detalle esta
relación, podemos observar como el zacatecano identifico, en la música de su amigo y colega,
un procedimiento de construcción que tiempo después incorporó en sus propias
composiciones.
2

A Huízar –dijo— le interesó la forma de la sinfonía durante toda su carrera de


compositor, lo cual queda más que demostrado, no solo por haber escrito cuatro obras
extensas de este género, entre los años de 1930 y 1942, sino por los esfuerzos por concluir
una más cuando ya se hallaba limitado físicamente.

Cada una de las cinco sinfonías tiene sus características muy particulares, y en ellas, el
músico jerezano se proponía, desde luego, examinar diversas sonoras; es evidente que
también compartió elementos, formas y procedimientos, con los cuales constituyó un discurso
personal, que ostentaba sus preferencias a lo largo de toda su producción.

Sobre esas características formales, Eduardo Contreras expresó que siempre hubo en
Huízar la tendencia a reciclar y reutilizar materiales entre sus propias obras, una actitud de
artesano más del barroco o renacentista, que del clásico o romántico interesado en la idea de
originalidad a toda costa.

En la visión de nuestro tiempo, merece tanto valor la actitud musical de Huízar como la
de un Revueltas, por diferentes que puedan sonar. Revueltas habría sido el primero en sonreír
a este fenómeno del que ya era conciente desde 1932, cuando señaló que el compositor
“Huízar es un señor que, a pesar de sus anteojos, su serenidad y su gesto agrio, tiene la
avaricia, la mala fe, la reserva de un ranchero bueno y sentimental”.

Pero si los dos amigos y colegas estaban muy concientes de cuan distantes podrían
hallarse sus respectivos caminos sonoros, ello no impidió a Huízar prestar atención a los
muchos recursos geniales que Revueltas puso en juego, cuando compuso “La Coronela”,
pues constituían fragmentos de gran valor y de alcances profundos, en términos abstractos.

Cabe señalar que durante la conferencia, el expositor utilizó diversas melodías, tanto
de Revueltas como de Candelario Huízar, para mostrar la relación que existía en cada una de
sus obras, así como la originalidad de las composiciones.

Al finalizar su ponencia, Eduardo Contreras recibió de manos de Sergio Cárdenas, un


reconocimiento por su participación en este Festival, realizado en honor al ilustre jerezano
Candelario Huízar.

-o0o-

Intereses relacionados