Está en la página 1de 4

LA FORMA LITÚRGICA

La celebración matrimonial, por el carácter sagrado se inserta en un clima religioso y en


rito litúrgico (en la comunidad conyugal, y comunidad cristiana,) para realizar así la
acción eclesial de la liturgia.

Se le llama forma canónica a las solemnidades que componen a tales ritos de la celebración.
Para la validez del contrato matrimonial es suficiente la observancia de la forma canónica
sustancial.

La liturgia matrimonial contribuye a destacar un elemento imprescindible en la celebración


del matrimonio cristiano, por su sacramentalidad y su carácter eclesial.

La forma litúrgica para su estudio lo dividiremos en cuatro puntos:

1. Tiempo y Lugar de la Celebración


2. La Celebración Litúrgica
3. La Inscripción y anotación canonica
4. La Eficacia Civil del Matrimonio Canónico

1.- Tiempo y Lugar de la Celebración

El CIC del 17 (cc. 1108-1109) establecía y determinaba una serie de tiempos y épocas
tanto en el derecho común, como particular. También prohibía: las solemnidades
nupciales, la misma celebración, en forma no solemne y las proclamas.

El CIC del 83 silencia la cuestión del tiempo oportuno para la celebración de las nupcias,
remitiéndose a las prescripciones litúrgicas.

En el primer esquema se establecía una norma general para los aspectos del matrimonio,
remitiéndose a los libros litúrgicos. La supresión se deja la determinación al propio ritual
condicionada por la necesidad pastoral.

El ritual del matrimonio señala: todo el tiempo litúrgico es apto para la celebración del
matrimonio. Excepto en el Triduo Pascual.

El CIC del 17 establecía que la celebración ante el Párroco del Esposa. En cambio el del
83 no consideraba necesario retener esta norma. Varios consultores decían que se le tenía
que dar libertad a los contrayentes para que celebren el matrimonio donde ellos optaran.

La obligación es la de comunicárselo a su párroco y establecer la obligación de celebrar el


matrimonio en la propia parroquia de los contrayentes, a no ser que haya causas
razonables que excusen de ello.
Libre elección del lugar de la celebración del matrimonio.

Se requiere, la licencia del párroco o del ordinario del lugar (para otro lugar distinto al de
la propia parroquia).

El c.1118, siendo el matrimonio un sacramento significación eclesial, comunitaria, ( lugar


propio Iglesia parroquial).Secundariamente se puede celebrar el matrimonio en otro lugar
§2.

Lugar: la parroquia de los contrayentes, teniendo su domicilio, cuasi-domicilio, residencia


mensual (residencia física) licencia de los párrocos.

2. La Celebración Litúrgica

En la celebración litúrgica se deben manifestar los siguientes aspectos: el gesto sacramental


de la santificación de los esposos, el signo del amor de Cristo y a su Iglesia, el gesto
sacramental de la Iglesia o dimensión comunitaria de su celebración.

La celebración exige por norma que se realice de manera social, comunitaria, y tiene por
naturaleza eclesial, y sacramental.

El c. 1119 tiene una concordancia con el c.834, ya que fija la obligación de realizar los
ritos litúrgicos aprobados por la autoridad eclesiástica.

El c.1120 recoge una idea requerida del Concilio Vaticano II

 Cada Conferencia Episcopal debe tener en cuenta las costumbres y usos locales.
 Elaborar un ritual propio (reconocido por la S.A.)
 Contener la formulación de la norma sobre el asistente eclesial debe pedir y recibir
la manifestación del consentimiento de las partes.

El c.1118 especifica sobre la doble distinción de la celebración del matrimonio:


Matrimonio entre Bautizados (se hace el matrimonio dentro la celebración eucarística)
Parte católica y parte no bautizada, (se hace el matrimonio fuera de la celebración
eucarística, se puede hacer con una liturgia de la palabra).

3. La Inscripción y anotación canonica


Los cc.1121, 1122,1123, regulan las diferentes cuestiones concernientes a la inscripción o
registro canónico del matrimonio (anotación, en los libros, registro parroquiales, y
diocesanos).

Su finalidad más importante: es asegurar la prueba de la celebración del matrimonio y los


efectos que de aquí se derivan,

En la curia diocesana debe haber:

 Archivo Diocesano (c.486 §2)


 Archivo Secreto (c.489 § 1 )
 Archivo Histórico ( c.491 § 2 )

En cada parroquia debe existir un archivo parroquial con el fin:

 De cuidarse con esmero los libros parroquiales,


 Atención a los fieles concerniente a la condición canónica de los fieles
(bautismo, confirmación, matrimonio, etc.) c.535 § 1.

La inscripción o registro: consiste en el asentamiento del matrimonio celebrado, con


indicación de los diferentes elementos requeridos por el ordenamiento canónico en el
registro correspondiente.

o Documento público eclesiástico , que hace de fe de todo (c. 1540 § 1)


o Se afirma en ello , debe tener fuerza aprobatoria
o Debe reunir una serie de requisitos legales (c.1544,1546)

La inscripción puede caer en falsificación, alteración, destrucción u ocultamiento, su


utilización de forma ante dicha. Puede estar sujeta a severas sanciones eclesiásticas (c.
1391) la inscripción es un elemento de prueba y seguridad jurídica.

La Legislación Eclesiástica señala que la inscripción o registro de los matrimonios


canónicos debe ajustarse a las siguientes normas:

1. El matrimonio debe ser registrado en la parroquia donde se celebró (c.530 ,531


§ 1)
2. El Registro debe contener los datos o elementos que individualicen
perfectamente el matrimonio celebrado. ( nombre de los cónyuges, del asistente,
de los testigos, lugar y día de la celebración)
3. El modo de su realización establecido por la Conferencia Episcopal o por el
Obispo Diocesano.

Puntos para establecer la anotación de los matrimonios:


Si coinciden la parroquia de la celebración del Matrimonio con la del lugar
del bautizado de los cónyuges; es el mismo párroco el responsable de hacer
las anotaciones.
Cuando sean parroquias distintas (1122 § 2) el párroco del lugar de la
celebración del matrimonio debe enviar cuanto antes la notificación
oportuno al párroco del lugar del Bautizado de los cónyuges.
Al igual cuando alguna circunstancia modifique el estado matrimonial de
los contrayentes (fallecimiento, declaración de nulidad, disolución legítima’,
etc.)
Cuando no coincidan ambos párrocos, se debe comunicar al del lugar del
bautismo y el de la celebración del matrimonio.

4.- La Eficacia Civil del Matrimonio Canónico

La Iglesia Católica por motivos de bien común, y para evitar inútiles trastornos y perjuicios
a sus fieles, tiene interés en que se reconozca efectos civiles del matrimonio celebrado
según las normas canónicas.

La inscripción del matrimonio canónico en el registro civil para el reconocimiento o de los


plenos efectos civiles del matrimonio canónico o simplemente de efectos civiles

La Santa Sede toma nota de que el registro no podrá tener lugar:

a) Cuando los esposos no guarden los requisitos de la ley civil sobre la edad
exigida para la celebración
b) Cuando existe entre los esposos un impedimento que la ley civil considera
irrevocable.

Pero hay que tener en cuenta cada nacionalidad con sus respectivas leyes civiles, así como
su cultura y su sociedad jurídica.