Está en la página 1de 1

Las arterias vertebrales en su parte anterior se van a dirigir al foramen magno, van a subir

hacia el clivus, el cual es un canal cóncavo transverso por delante del foramen magno y aquí se
van a juntar estas formando la arteria o el tronco basilar. En cuanto a la parte posterior de las
arterias vertebrales van a subir por los lados del bulbo raquídeo y se van a unir en la
protuberancia y se va a derivar la arteria basilar la cual se aloja en el surco basilar que está en
la porción media de la protuberancia. Esta arteria va a irrigar el cerebelo. Va a tener como
ramas colaterales a la arteria cerebelosa anteroinferior, arterias Protuberanciales y arteria
cerebelosa superior, y en su parte terminal se va a originar la arteria cerebelosa superior.

En el tercio medio y en la cara lateral del tronco basilar sale la rama de la arteria cerebelosa
anteroinferior que irriga la parte inferior del cerebelo. Tiene una disposición cóncava y
después asciende hacia el flóculo pasando por debajo del nervio trigémino. Esta va a irrigar el
núcleo facial, trigémino, vestibulococleares, trocleares, las fibras intraaxiales del nervio
auditivo, el tracto espinotalámico y los pedículos cerebelosos (inferior e interno). De estos se
va a originar la arteria laberíntica o arteria auditiva interna que va a pasar por debajo del
flóculo. Así como también va a dar ramas terminales al hemisferio cerebeloso. La rama que se
origina de la cerebelosa anteroinferior, es decir la arteria laberíntica, se va a introducir en la
cóclea y el aparato vestibular.

En la parte media del tronco basilar y en su cara posterior y lateral se originan las arterias
Protuberanciales, las cuales son numerosas y de trayectos cortos, que van a irrigar la cara
anterior y lateral de la protuberancia, el pedículo cerebeloso medio y la emergencia de los
nervios cocleares del suco bulbopontino que son el facial y vestibulococlear.

En la parte superior del tronco basilar, inmediatamente antes de su terminación se va a


originar la arteria cerebelosa superior que se dirige en curva cóncava hacia arriba y atrás
pasando por debajo del nervio oculomotor y por encima del nervio trigémino. Va a transcurrir
en el surco que separa el mesencéfalo del cerebro. Va a irrigar la cara superior del cerebelo y
la porción anterior y externa de la protuberancia, así como el pedículo cerebeloso y el tracto
espinotalámico.

En la porción terminal del tronco basilar, por arriba de la arteria cerebelosa superior, la arteria
basilar se bifurca y forma la arteria cerebral posterior y se va dirigir lateralmente y hacia atrás
en la cara lateral del pedículo cerebral sigue el borde medial del hemisferio y termina
rodeando su cara medial en el lóbulo occipital. Proporciona el principal aporte sanguíneo del
mesencéfalo, va a irrigar la mitad posterior del tálamo, el lóbulo occipital, la corteza visual que
se encarga de procesar la información visual que llega a la retina y cara inferior del lóbulo
temporal, donde se encuentra el hipocampo que participa en la memoria y la orientación
espacial.

La arteria cerebral posterior se va a unir por la comunicante posterior a la carótida interna y


por la red leptomeníngea a la cerebral media.