Está en la página 1de 128

AUDITORÍA ENERGÉTICA

Auditoria energética: registros eléctricos específicos, inventarios de


los equipos consumidores de energía, estudio de viabilidad técnica
– económica y plan de actualización priorizado

Es necesario tomar conciencia que uno de los aspectos de la


eficiencia de la economía de cualquier empresa consiste en utilizar
adecuadamente la energía eléctrica que se requiere para la
operación en su planta o edificio, la que normalmente constituye
uno de los costos más significativos en un mercado competitivo y
globalizado. Para ello, es necesario realizar un diagnóstico
energético a fin de determinar las acciones a realizar, las que deben
sustentarse en un sistema de control adecuado del consumo
eléctrico.

De esa manera, es necesario la identificación del consumo


energético, que puede definirse como la respuesta a la pregunta de
cómo, dónde y cuanta energía es empleada o desperdiciada y para
ello, además del análisis del consumo eléctrico se requieren los
perfiles energéticos, para establecer las áreas potenciales de ahorro
de energía.

Para el análisis del ahorro a producir, es conveniente poner en


práctica ciertas premisas básicas recordando que el objetivo no es
dejar de emplear los equipos eléctricos sino utilizarlos
eficientemente y el primer aspecto a considerar es la determinación
de la energía se consume en el edificio, dónde y cómo se utiliza y
cual es el costo que representa.
Generalidades

Es muy importante que las empresas obtengan logros de ahorros


importantes a través de un uso adecuado de la energía eléctrica en
sus plantas o edificios, los que proyectados a escala país además
de permitir un desarrollo más sostenible y competitivo, tiendan a
conservar los recursos naturales y proteger el medio ambiente.

Para esbozar los lineamientos básicos a adoptar se debe conocer el


problema en su real dimensión, como ser la cantidad y
características de los consumos y los ahorros que se pueden
obtener. Para ello, hay que medir con datos objetivos y significativos
los procesos energéticos que se producen, para determinar dónde
es posible y conveniente su aplicación y establecer un diagnóstico
energético con las soluciones a aplicar, para determinar con
precisión el grado de eficiencia que se requiere.

De esa manera, es necesario la identificación del consumo


energético, que puede definirse como la respuesta a la pregunta de
cómo, dónde y cuanta energía es empleada o desperdiciada y para
ello, además del análisis del consumo eléctrico se requieren los
perfiles energéticos, para establecer las áreas potenciales de ahorro
de energía.

Para el análisis del ahorro a producir, es conveniente poner en


práctica ciertas premisas básicas recordando que el objetivo no es
dejar de emplear los equipos eléctricos sino utilizarlos
eficientemente y el primer aspecto a considerar es la determinación
de la energía se consume en el edificio, dónde y cómo se utiliza y
cual es el costo que representa.
Sobre la base de dicho análisis, se debe decidir si es necesario
efectuar una auditoria energética para conocer en detalle y con
certeza cuales son las mejoras y eventuales inversiones a realizar y
estos resultados permiten determinar con exactitud en cuanto
pueden reducirse los costos y el tiempo de retorno de los montos a
invertir. Para realizar todo estudio energético deben analizarse
varios elementos básicos que importan en los consumos que son:

Edificio Iluminación Aire acondicionado Instalación eléctrica


Elementos de control

Edificio

Para que un edificio esté bien ejecutado, debe contar con un


adecuado aislamiento térmico, una buena orientación y protección
de ventanas y estar dotado de una eficiente iluminación, porque ello
requiere un sistema de climatización de verano más pequeño, dado
que normalmente es el que consume mas energía eléctrica.

El proyecto de un edificio que tienda al ahorro de energía en


climatización en verano, debe cumplir los siguientes objetivos:

Reducir al mínimo las ganancias de calor por transmisión a través


de los cerramientos.

Proteger eficazmente la ganancia de calor por radiación solar


directa a través de las ventanas

Intensificar la ventilación e iluminación natural de los locales


Minimizar los consumos eléctricos de las instalaciones de
iluminación artificial y artefactos que disipen calor en los ambientes
aumentando su eficiencia.

En la ejecución de los edificios deben emplearse aislantes térmicos


que están constituidos por materiales de baja conductividad del
calor y representan un elemento importante para evitar
recalentamientos de muros y techos expuestos a la acción directa
del sol, por lo que se infiere que el uso de aislamientos adecuados
es una de las mejores formas de reducir los consumos energéticos
en la climatización.

Las ventanas son los medios de comunicación visual con el exterior


y de iluminación hacia el interior y además deben proveer una
adecuada ventilación natural, debiendo ser adecuadamente
dimensionadas. Debe tenerse en cuenta sin embargo, que los
vidrios actúan como una trampa de calor dado que dejan pasar la
luz solar y calientan los elementos del ambiente, pero a su vez la
radiación calórica invisible que estos emiten, no pasa a través del
vidrio, por lo cual el calor almacenado no puede escapar
denominándose a ello, efecto invernadero y como este calor debe
extraerse con aire acondicionado, es necesario dotar de una buena
protección solar a las ventanas utilizando persianas, postigones de
protección o parasoles.

Un aspecto muy importante a considerar es el recorte de los picos


de demanda. En efecto, debe tenerse en cuenta que cuando el
consumo supera la potencia convenida en punta o en fuera de
punta por un período mayor a 15 minutos, las empresas de energía
facturan sobre la base de ese valor máximo registrado durante un
cierto período, generalmente 6 meses, de manera de penalizar los
excesos de consumos de potencia, de acuerdo a lo indicado en la
figura.

Por ello, si se producen desvíos, es necesario el recorte de los


picos de demanda denominado peak-save, para evitar dichas
penalidades, por lo que es necesario contar con un dispositivo
automático que separe el consumo de la red y arranque los grupos
electrógenos.

En la optimización de energía eléctrica puede basarse en producir


entre otros, los siguientes controles:

 Desfasajes en los arranques de motores programados.


 Transferencias de cargas eléctricas de acuerdo a la situación
de consumo, día o noche, días feriados o laborables, estación
del año, etc.
 Optimización de arranques y paradas de motores.
 Control de variadores de velocidad de ventiladores.
 Control de temperatura de agua o aire de climatización.
 Secuencias de funcionamiento de los equipos de
climatización.
 Control de unidades de tratamiento de aire.
 Control de temperaturas de condensadores o de torres de
enfriamiento.
 Optimización de consumos por contraste de curvas de
consumos eléctricos anteriores registrados.

Para entender mejor como es una auditoria energética de una


empresa hacemos una analisis mas pequeño, asi la auditoria la
entendemos como una actividad que implica el análisis real sobre
el consumo de energía de su Centro, en este caso un edificio.

Primero nos preguntamos ¿Qué es una auditoría energética?


En esencia es una revisión del edificio, de los componentes que nos
suministran el confort y de los hábitos que tenemos a la hora de
usarlo con el objetivo de encontrar las oportunidades de mejorar la
eficiencia energética (consumir menos energía asegurando el
mismo confort) por un lado, y de reducir las emisiones de gases de
efecto invernadero (sustituir fuentes de energía contaminantes por
otras de origen renovable) por otro.

Luego de saber que es una auditoria energética debemos de saber


¿qué podemos medir?, y ¿Cómo podemos hacerlo?

Siendo prácticos, hay que medir aquello que va a tener incidencia


sobre el edificio y en un periodo de tiempo controlado de un año
escolar.
La mayoría de las cosas que podemos medir son las que van a
afectar al mantenimiento del Centro como por ejemplo el
aislamiento del edificio, las luces, los aparatos de calefacción o
agua caliente y todo el sistema de suministro de agua potable.
Adicionalmente, podemos estudiar los hábitos con los que usamos
las instalaciones y qué ocurre cuando no hay clases.

¿Cómo podemos hacerlo?


La forma de medir y de evaluar va a ser sencilla. Por ejemplo,
pensaremos en recoger los recibos de las compañías: eléctrica, del
suministro de gas y/o de gasolina. Preguntar cuando se hicieron
revisiones de los equipos o investigar el estado del aislamiento de
las tuberías o el tipo de cristal y de junta que se usa en las
ventanas.

Pero para que realizar una auditoria, cual es el objetivo

Desde el punto de vista docente, esta actividad tiene un objetivo a


largo plazo que es el de mejorar el conocimiento sobre la energía y
la conciencia acerca de su consumo responsable.
Los objetivos cercanos y cuantificables dentro del programa
docente del Centro pasan por:
 Observar, recopilar información y analizar datos que
pertenecen a un caso real y del que se pueden extraer
conclusiones que se puedan llevar a la práctica.
 Evaluar informaciones y contrastarlas con otras fuentes de
datos para valorar la situación relativa de nuestro centro con
respecto a otros.
 Redactar un informe sobre el consumo de energía del Centro
que pueda ser duradero.
Una visión general del problema, como punto de partida.

Como cualquier edificio, el Centro se va adaptando a la temperatura


que hay en el exterior y va perdiendo o ganando calor/frío con más
o menos velocidad en función de lo que le ayude o perjudique su
orientación, la cantidad de gente que lo utilice y de la calidad con
que se haya construido. Cuando la temperatura del interior no está
dentro de lo que consideramos confortable, tenemos que añadir o
quitar calor mediante las máquinas de calefacción o aire
acondicionado. La forma del edificio, su orientación, la 1distribución
interior y el uso que hagamos de las plantas y de los materiales que
lo rodean son el primer factor que va a condicionar el que el edificio
tenga que consumir más o menos energía para garantizar el
confort.
En la mayor parte de nuestra geografía, un edificio rectangular
orientado de forma que su lado mayor esté en la dirección este-
oeste y distribuido de manera que las zonas más habitadas se
encuentren situadas en la parte sur y las que necesitan menos
control de temperatura en la parte norte, es la mejor.
Los árboles de hoja caduca situados en la partesur van a dejar
pasar los rayos del sol en invierno y bloquearlos en verano. En los
edificios de más de una planta, no hay que olvidar lo inexorable de
las leyes de la física. El aire caliente va a subir siempre y los pisos
altos serán mas cálidos que los bajos. La ventilación natural puede
ayudar a enfriar los edificios siempre que no le pongamos
restricciones de paso. Para sacar provecho de ese regalo de la
naturaleza, tenemos que tener presente que el aire necesita un
lugar de entrada y otro de salida y que entre ambos, el camino tiene
que estar libre de obstáculos insalvables.
La piel del edificio la componen las paredes, el suelo, los techos y
las puertas y ventanas. En nuestro clima, las ventanas son el lugar
por el que perdemos o ganamos más energía de la que queremos.
A la hora de analizar el buen o mal sistema de control del clima
exterior que realiza el edificio, tenemos que dedicar especial
esfuerzo a los factores más importantes: las ventanas, la cubierta y
las paredes.
Como las ventanas son visibles, podemos comprobar si tienen uno
o más vidrios, si cierran bien y que tipo de marco tienen instalado.
Aquí siempre encontraremos posibilidades de realizar alguna
mejora.

A los techos les pasa algo similar que a lo de las ventanas. No


sabemos como se ha instalado, si es que se ha hecho, el
aislamiento.
Por el techo se nos irá mucha parte de la energía del invierno al ser
la parte que estará mas caliente y, lo mas importante en la mayor
parte de nuestro clima, va a ser el mayor contribuyente al consumo
de energía debido al calor del verano.

Soluciones simples que están en nuestra mano para mejorar el


comportamiento de la cubierta son aquellas que reduzcan la
ganancia de calor.
Sombrear o pintar de un color claro las cubiertas son los primeros
pasos que van a dar un buen resultado.
El consumo de electricidad para mantener la iluminación del Centro
va a ser una parte muy importante del total de la factura. En
condiciones normales, la luz natural tiene que ser el primer y único
sistema de iluminación a las horas diurnas
en la mayor parte de las estancias. Las luces eléctricas encendidas
en muchas de las aulas a las horas del día pueden ser inútiles.
Apagar muchas de esas luces puede aportar un ahorro importante
sin que afecte en nada al confort.
En el último lugar de este repaso están las máquinas que vamos a
usar para la calefacción, agua caliente y, si es necesario, la
refrigeración. Como todas las máquinas las hay mejores y peores a
la hora de darnos el mismo servicio consumiendo menos cantidad
de energía.

Entendiendo que una auditoria Energética es un análisis progresivo


que refleja cómo y dónde se usa la energía en instalaciones de una
fábrica (pueden aplicarse también a una institución, comercio,
hoteles, residencias, etc.), con el único objetivo de utilizarla racional
y eficientemente. Le ayudará a comprender mejor como se emplea
la energía en su empresa y a controlar sus costos, identificando las
áreas en las cuales se pueden estar presentando los despilfarros y
en donde es posible hacer mejoras. Es una evaluación técnica y
económica de las posibilidades de reducir el costo de la energía de
manera rentable sin afectar la cantidad y calidad de su producto, y
la razón principal por la cual se hace una auditoria es el ahorro de
energía ver donde se hay una mayor cantidad de energía que se
utiliza y ver la forma de producir la misma cantidad pero
disminuyendo o haciendo constante los costos.

En este tipo de actividad es importante la amplitud de criterio, la


selección de instrumentación adecuada requerida y la experiencia
de quienes desarrollan esta actividad. esto es importante para
llevar a buen término la auditoria, de manera tal que el cliente
pueda decidir apropiadamente los caminos a seguir.

La Auditoria Energética permite, una vez que ésta ha sido realizada,


estimar de manera cierta, los costos y beneficios (ahorro de
energía) que el cliente puede conseguir en muchos casos, los
costos involucrados son despreciables, en otros, se pueden
considerar inversiones adicionales.

Estos mismos conceptos se aplican también al análisis del bienestar


térmico en edificaciones, sean éstos institucionales, industriales o
viviendas.

Desarrollo de las Auditorías Energéticas


La energía permite a las empresas alcanzar mayor productividad y
mayor calidad en su producción. Sin embargo, la energía se debe
cubrir mayoritariamente con importaciones.
Por ello, el conocimiento de cómo la empresa contrata su energía,
cómo la consume en sus procesos, y cuánto repercute en sus
costes, su posición relativa respecto a otras empresas similares y
las posibles mejoras para disminuir el coste energético, fue el origen
del desarrollo de las auditorías energéticas.
---------------------------------------
La auditoría energética es un proceso sistemático mediante el que:
1. Se obtiene un conocimiento suficientemente fiable del
consumo energético de la empresa.
2. Se detectan los factores que afectan al consumo de energía.
3. Se identifican, evalúan y ordenan las distintas oportunidades
de ahorro de energía, en función de su rentabilidad.
Los modelos de auditoría energética son variados. El que se ha
diseñado y se desarrolla en esta guía pretende ser muy sencillo,
fiable, práctico y replicable.

Complementos a la Auditoría Energética


La empresa auditada, a la vista del informe final, que explica y
resume toda la auditoría, podría completarla con los siguientes
aspectos dándole mayor valor añadido.
1. Diseño de la “gestión energética de la empresa”
 Procedimientos para monitorizar los consumos
energéticos.
 Relación con los sistemas de gestión medioambiental,
calidad, segurida de higiene.
2. Formación y entrenamiento energético del personal
 Gerencia y cuadros responsables.
 Personal de mantenimiento.
3. Implementación de las medidas de ahorro detectadas
 Sin coste.
 De coste reducido.
 De coste elevado.

Adicionalmente podría contemplarse las inversiones con la


participación de terceros, otras fuentes de financiación más
sofisticadas y soluciones que incluyan la participación de las
empresas suministradoras de servicios energéticos.
Aunque esas soluciones pueden interesar en algunas ocasiones
para situaciones particulares, no son el objeto preferente de esta
informe.

En definitiva, la auditoria energética es una herramienta que permite


conocer la trazabilidad de la energía en relación con:
1. El producto elaborado
Cantidad y tipo de energía incorporada en cada operación de
proceso.
2. La instalación industrial
Energía destinada a alumbrado, calefacción, aire
acondicionado, ventilación, aire comprimido, vapor,
informática, ofimática, comunicaciones, y restantes
tecnologías horizontales, dado que repartir la energía añadida
a cada producto en cada uno de los procesos de fabricación
forma parte de la labor de la auditoría energética.

En cuanto a los sistemas de gestión medioambiental, la auditoría


permite reducir el consumo de recursos contemplado en los
objetivos de este tipo de sistemas.

El Auditor Energético

Es el profesional que realiza la auditoría en ocasiones coordinando


a un grupo de especialistas, por la amplitud o complejidad de la
instalación analizada.
La diversidad de tipos de empresas, pertenecientes a sectores con
procesos muy diferentes, distintos tipos de equipos consumidores y
tecnologías energéticas horizontales específicas hacen aconsejable
que el auditor, o el coordinador al menos, tenga una formación muy
amplia, con conocimientos de las técnicas energéticas en
profundidad y capacidad para relacionar los procesos productivos
con el consumo de energía.

El auditor energético deberá poseer los conocimientos necesarios


para la realización de cálculos técnicos y económicos así como la
capacidad de realizar o dirigir las mediciones que sean necesarias.
La habilidad para realizar cálculos técnicos y económicos es
necesaria. Los perfiles que más se adaptan a estos requisitos son
los de Ingenieros Superiores o Técnicos de especialidades
energéticas. La base teórica debe ir acompañada de una amplia
experiencia profesional de trabajo en plantas, de diseño y/o de la
realización de auditorias energéticas.
La participación de instaladores en las auditorias, aportando bagaje
práctico en determinadas tecnologías horizontales o equipos puede
admitirse, siempre que no se pierda la visión de conjunto y se
potencie la perspectiva de eficiencia energética.
No existe un registro de profesionales auditores energéticos, ni de
empresas auditoras, ni organismos de certificación.

Medios Materiales para las auditorias energéticas


La auditoria energética exige la realización de medidas específicas
que complementan las que se pueden obtener leyendo los
instrumentos existentes en la fábrica.
La realización de los balances de materia y energía requiere
medidas específicas que, para la producción normal y el
mantenimiento, no son necesarias. Los medios que se indican a
continuación son materiales imprescindibles para la auditoría, si
bien estos pueden complementarse con otros elementos más
sofisticados para facilitar el trabajo del auditor.
 Medidas Eléctricas
Un analizador de redes con sus pinzas amperimétricas y
voltimétricas. Para medidas puntuales pueden utilizarse tester
o multímetros.

 Medidas para instalaciones de combustión


Un analizador de gases de combustión, que incluya sonda
para toma de muestras, opacímetro, termómetro para gases y
ambiente.

 Otros instrumentos y medios


La sonda de medida de tiro y sondas (tubos de Pitot, Annubar,
Isocinéticas) para medidas de velocidad, son facultativas.
Estas sondas permiten determinar los caudales volumétricos
de los gases a partir de la medida del perfil de velocidades en
los conductos, medir diferencias de presión, presiones
estáticas y dinámicas y tomas de muestras representativas
que no alteran la composición de los gases, en particular si
arrastran partículas.

Otros equipos facilitan la labor del auditor, aunque no son


imprescindibles: Luxómetros, sondas de temperatura
ambiente, pirómetros ópticos y termográficos, anemómetros y
caudalímetros. Como medios auxiliares deben mencionarse el
ordenador portátil, cronómetro, herramientas, y material de
seguridad.
Los manuales de todos los aparatos de medida utilizados, así
como las normas sobre medidas editadas por instituciones de
reconocido prestigio, como UNE, ASTM, ASME, CENELEC,
API, CEN, DIN, VDE, EPA, etc, deben formar parte del bagaje
del auditor.

2.6. Cálculos económicos


Como toda actividad empresarial, la eficiencia energética tiene un
condicionante, que es la rentabilidad económica. Aunque cada
empresa tiene su sistema y sus criterios para medir la rentabilidad y
establecer sus prioridades, aquí se incluye un procedimiento clásico
de cálculo de la rentabilidad de las mejoras energéticas, que
requiere conocer la inversión efectuada y el ahorro económico
obtenido.

Datos de partida

Antes de efectuar los cálculos se han de reunir los datos de base


que se relacionan y explican a continuación:

 I INVERSIÓN
Valoración de los equipos que hay que adquirir y los trabajos
que hay que realizar, a los precios vigentes en el mercado,
todo ello de acuerdo con una especificación funcional.
 DCE DISMINUCIÓN ANUAL DE COSTES ENERGÉTICOS
(€/año)
Valoración del ahorro en costes energéticos, consecuencia de
la implantación de la mejora energética.
 ACMO AUMENTO COSTES MANTENIMIENTO/OPERACIÓN
(€/año)
Valoración del incremento anual de los costes de
mantenimiento y de operación asociados a la mejora
energética introducida.
 AEA AHORRO ECONÓMICO ANUAL (€/año)
Valoración del ahorro económico anual resultante, que se
obtiene aplicando la expresión siguiente:

Ratios de rentabilidad inmediatos


Para evaluar las inversiones se emplean los ratios de
rentabilidad siguientes:
o PB PERIODO DE AMORTIZACIÓN BRUTA (PAY-
BACK) (años)
Se determina mediante la expresión:

También conocido como tiempo de retorno de la


inversión.
Indices de rendimiento indirecto
Estos índices relacionan la inversión con el beneficio a lo largo de la
vida del equipo y se calculan mediante las expresiones:

 RBI RENDIMIENTO BRUTO INVERSIÓN


Para determinar este índice se utilizan otros conceptos, como
Vida útil del equipo y Ahorro económico durante todo el
proyecto. El Rendimiento bruto de la inversión se determina
mediante la expresión.

Expresa el porcentaje de beneficio obtenido a lo largo de la


vida de la instalación, equipo, procedimiento, origen de la
mejora, etc.

 RBA RENDIMIENTO BRUTO ANUAL


Con este indicador se calcula el ahorro anual, que suele ser
más operativo.

TRI TASA DE RETORNO DE LA INVERSIÓN


Mediante este indicador se pretende disponer de una base para
comparar distintas alternativas de inversión. Se calcula mediante la
expresión siguiente, que considera la depreciación del equipo.

La depreciación se supone que es lineal durante la vida de la


mejora propuesta.
Soluciones especiales
Existen en el mercado soluciones personalizadas para financiar las
mejoras de la eficiencia energética, pero aquí no se tratan ya que
desbordan el objetivo de este trabajo. Normalmente consisten en
amortizar el préstamo de la inversión con el ahorro conseguido.

Formulario para el desarrollo de las Auditorías Energéticas

Se trata de conocer la trazabilidad de los consumos de energía, la


replicabilidad de los resultados, al tiempo que se ponen los medios
para asegurar un nivel de calidad alto y mantenido.

Instrucciones generales
Las auditorías energéticas requieren que se establezca una buena
relación entre el personal de la empresa auditada y el personal
auditor, para que la transmisión de datos e informaciones sea más
fluida.
La planificación de los trabajos de la auditoría debe acordarse con
el responsable de la empresa, para minimizar las interferencias con
el normal funcionamiento de las empresas, y cumplirse
estrictamente.
Para la realización de medidas “in situ” debe obtenerse autorización
previa. Se harán con las máximas medidas de seguridad para el
personal de la fábrica y de la auditora.
En lo posible, hay que evitar que los operadores de la planta
modifiquen su método de trabajo habitual.
Es conveniente preparar una lista de la documentación necesaria
para la auditoría, y comentarla con el responsable de la empresa
para fijar un plazo de entrega, así como solicitar los permisos
necesarios para la instalación de aparatos de medida. Estas
instrucciones generales son también aplicables cuando la auditoría
la realiza personal de la propia empresa.

 Explicación del formulario


En el ANEXO 1 se incluye un formulario de auditoría en el que
se dan instrucciones y explicaciones para su cumplimiento.

 Recopilación de datos
Una parte importante de la auditoria está constituida por la
recopilación de datos. Para facilitar la labor de recopilación, en
www.camaramadrid.es se pueden consultar y descargar
algunos formatos y herramientas que facilitan esta labor.
Las partes cumplimentadas permiten extraer buenas
conclusiones sobre consumos específicos.
 Cumplimiento del formulario
Si se han cumplido todas las indicaciones reflejadas en los
apartados precedentes, el cumplimento del formulario es
relativamente sencilla. Cuando la empresa no disponga de
datos y no se pueda cumplimentar algún apartado, podrá
obviarse cuando se estime que no afecta al resultado de la
auditoria.
En caso contrario, la experiencia del auditor y la comparación
con la práctica en el sector permitirá fijar un criterio para
estimar el valor no conocido. Para valorar las mejoras puede
utilizarse la experiencia del auditor, base de datos y ofertas de
suministradores.
TARIFAS ELECTRICAS

En primer lugar debemos de saber cual es la ley que crea la


Comisión de Tarifas de Energía. (17/05/99),esta ley No 27116:

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
POR CUANTO:
EL CONGRESO DE LA REPUBLICA;
Ha dado la Ley siguiente:

LEY QUE CREA LA COMISION DE TARIFAS DE ENERGIA

Artículo 10.- Objeto de la Ley


Modifícase la denominación del Título II y los Artículos 10o y 20o de
Decreto Ley No 25844, Ley de Concesiones Eléctricas; en los
términos siguientes:

TITULO II

COMISION DE TARIFAS DE ENERGIA

Artículo 10o.- La Comisión de Tarifas de Energía es un organismo


técnico y descentralizado del Sector Energía y Minas con
autonomía funcional, económica, técnica y administrativa,
responsable de fijar las tarifas de energía y las tarifas de transporte
de hidrocarburos líquidos por ductos, de transporte de gas natural
por ductos y de distribución de gas natural por ductos, de acuerdo a
los criterios establecidos en la presente Ley y normas aplicables del
subsector Hidrocarburos.
Artículo 20o.- El presupuesto de la Comisión de Tarifas de Energía
será cubierto por los aportes anuales que efectuarán los
concesionarios y empresas de electricidad y por los aportes anuales
que efectuarán los concesionarios de transporte de hidrocarburos
líquidos por ductos, de transporte de gas natural por ductos y de
distribución de gas natural por ductos."

Artículo 2o.- De la mención a la Comisión de Tarifas Eléctricas


A partir de la dación de la presente Ley, toda mención que se haga
a la Comisión de
Tarifas Eléctricas, en el Decreto Ley No 25844 - Ley de
Concesiones Eléctricas – y sus normas regulatorias, modificatorias
y demás normas relacionadas, deberá entenderse hecha a la
Comisión de Tarifas Eléctricas.

Artículo 3o.- De los aportes para el sostenimiento de organismos


Los concesionarios de transporte e hidrocarburos líquidos por
ductos, de transporte de gas natural por ductos y de distribución de
gas natural por ductos están obligados a contribuir al sostenimiento
de los organismos normativos, reguladores y fiscalizadoras
mediante aportes fijados por el Ministerio de energía y Minas, que
en ningún caso podrán ser superiores al 1% de sus ventas anuales.
Dicha fijación se efectuará mediante Decreto Supremo refrendado
por el Ministerio de Energía y Minas el 30 de noviembre de cada
año, debiendo señalar la proporción que, del total fija la Dirección
General de Hidrocarburos del citado Ministerio.

Artículo 4o.- De las normas de adecuación


El Ministerio de Energía y Minas aprobará los dispositivos legales
para adecuar los Reglamentos de los subsectores de Electricidad y
de Hidrocarburos a los previstos en esta Ley, en un plazo no mayor
de 120 (ciento veinte) días naturales, posteriores a la vigencia de la
presente Ley.

Organismos del Sector:

• Ministerio de Energía y Minas (MEM):


El MEM ejerce a través de la dirección general de electricidad
(DGE) su potestad para normar y planificar el desarrollo del
sector. Asimismo, tiene la función de otorgar concesiones y
autorizaciones para efectuar las diferentes actividades eléctricas.

• Organismo Supervisor de la Inversión en Energía (OSINERG):


Su función es fiscalizar en el ámbito de electricidad e
hidrocarburos el cumplimiento de las disposiciones legales y
técnicas dispuestas en la LCE, así como las referidas a la
conservación y protección del medio ambiente en el desarrollo de
estas actividades, encargándose también de hacer cumplir las
normas de calidad en el servicio.
• Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la
Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI):
Está encargado de velar por la competencia en el sector
mediante el estudio de las concentraciones que la disminuyan,
perjudicando al usuario, así como de las prácticas que limiten la
libre concurrencia en las diferentes actividades.

• Comisión de Tarifas Eléctricas (CTE):


Tiene facultades regulatorias, toda vez que tiene como función
principal la fijación de tarifas para los servicios sujetos a
regulación, así como de otras variables relacionadas con la
determinación del precio de energía y potencia en el mercado
regulado.

CTE

La CTE es un organismo técnico y descentralizado del sector


Energía y Minas, que goza de autonomía funcional, economía,
técnica y administrativa, lo que garantiza la naturaleza técnica de
sus decisiones. Los miembros del Consejo Directivo son nombrados
por Resolución refundada por el Presidente del Consejo de
Ministros y además por el titular del sector, en caso de los
representantes de los Ministerios.

La misión de la CTE es lograr una regulación del sistema de precios


que permita reflejar tanto en el corto como en el largo plazo:
• La eficiencia en los costos de la industria eléctrica y del gas
natural, con una búsqueda del equilibrio entre la oferta y la
demanda en los diferentes mercados regulados que comprenden
a ambas industrias.
• Un entorno apropiado para el desarrollo de los sistemas
eléctricos y sistemas de transporte y distribución del gas natural,
en un marco de mercado y de competencia, con la fijación de
señales apropiadas en la inversión y garantías a los clientes del
servicio.

Organización:

La CTE cuenta con un consejo directivo cuyas decisiones se


manifiestan a través de acuerdos y resoluciones, que son de
obligatorio cumplimiento para las empresas eléctricas sujetas a
regulación de precios. Dicho consejo está compuesto por 5
miembros designados para un periodo de 5 años, propuestos por
las siguientes instituciones:
• 1 representante de la Presidencia del Consejo de Ministros,
quien la presidirá.
• 1 representante del Ministerio de Energía y Minas.
• 1 representante del Ministerio de Economía.
• 1 representante del Ministerio de Industria, Turismo, Integración
y Negociaciones Comerciales Internacionales.
• 1 representante de Indecopi.

Además está conformada por una Secretaría Ejecutiva, integrada


por profesionales altamente calificados y personal de apoyo
eficiente. La Secretaría Ejecutiva está conformada por 3 niveles:
Nivel División Funciones
Responsable de la dirección general de la Secretaría y
Nivel Secretario más alto nivel técnico administrativo de la CTE. Le
de Ejecutivo corresponde programar, dirigir, coordinar, supervisar y
Direcci evaluar las actividades que se requieran para el
ón cumplimiento de objetivos.
Encargada de la ejecución y revisión de estudios
División de técnicos para la determinación de las tarifas en barra,
generación y así como para otros asuntos relativos a su área.
Transmisión
Eléctrica
Encargada de la ejecución y revisión de estudios
División de técnicos para la determinación del VAD y de la tarifas a
Nivel Transmisión usuarios finales del servicio público de electricidad, así
de Eléctrica como otros asuntos relativos a su área.
Línea
Encargada de la evaluación y cálculo de las tarifas para
División de Gas el transporte por la red principal y distribución del gas,
Natural así como la evaluación técnica y económica de los
proyectos de instalación de las redes principales y de
distribución.
Nivel Encargada de ejecutar las labores propias de la gestión
de Oficina de administrativa, en los aspectos de logística y personal,
Apoyo Administración así como la gestión económica y financiera.
Actualización de las tarifas

Las tarifas de electricidad reconocen los costos eficientes de


generación, transmisión y distribución de la energía eléctrica, las
mismas que son reguladas por la CTE de conformidad con los
criterios y procedimientos que señala la Ley de Concesiones
Eléctricas y su reglamento.

Las tarifas en barra (tarifas de generación) son reguladas


semestralmente en los meses de mayo y noviembre de cada año.
Los peajes de transmisión (tarifas de transmisión) son reguladas
anualmente en el mes de mayo.

La tarifa de distribución se regula cada cuatro años en el mes de


noviembre. Según los criterios y procedimientos de la Ley, las
tarifas deben conservar su valor real. Con tal finalidad las
resoluciones de la CTE que fijan las tarifas, incluyen los
procedimientos de actualización de las mismas para los períodos
comprendidos entre regulaciones.

Mensualmente se calculan y evalúan los factores de


actualización de las tarifas (generación, transmisión y distribución)
que resultan de aplicar fórmulas que consideran indicadores
macroeconómicos y precios de los combustibles).

El reajuste de las tarifas de generación y transmisión se aplican


cuando alguno de los factores sufre una variación mayor al 5 %
respecto al vigente. Asimismo, el reajuste de las tarifas de
distribución se aplica cuando alguno de los factores de actualización
del valor agregado de distribución (VAD) tenga una variación mayor
al 3% respecto al vigente o cuando las tarifas en barra sufran
alguna variación.

Resoluciones de CTE

Las principales resoluciones de la CTE se pueden agrupar en


2 grandes categorías: las referidas a la generación y transmisión
eléctrica, y las correspondientes a la distribución. Además,
recientemente con la Concesión de la explotación, transporte y
distribución del gas natural, la CTE ha iniciado la fijación de las
respectivas tarifas en distribución y transporte de gas natural por
sus ductos.

Dentro de las resoluciones de generación y transmisión se


encuentran las que fijan las tarifas en barra y fórmulas de
actualización para suministros a que se refiere el artículo 43 inciso
c) de la Ley de Concesiones Eléctricas, las cuales son publicadas
en abril y octubre de cada año.

Así mismo se publican las resoluciones que fijan los peajes de


transmisión. Por otro lado en cuanto a distribución se han emitido
resoluciones que fijan los factores de ponderación de energía (Ep) y
el factor de balance de potencia (FBP), aplicables para el cálculo de
las tarifas de energía y que son establecidas cada año Finalmente,
mediante resolución Nº 02497 P/CTE, se fijaron las opciones
tarifarias y las condiciones de aplicación de las tarifas a los clientes
finales. Actualmente se ha transferido a la CTE la potestad para fijar
los peajes por el uso de los sistemas distribución.

Las principales resoluciones que fijan las tarifas vigentes y los


procedimientos de cálculo de las mismas son las siguientes:

Actividad Fijación de tarifas Procedimientos de


Cálculo
Generación Resolución Nº 021-2000 Resolución Nº 030-2000
P/CTE P/CTE
Transmisión
Resolución Nº 008-98 Resolución Nº 014-98
P/CTE P/CTE
Distribución Resolución Nº 004-2000 Resolución Nº 014-2000
P/CTE P/CTE

Resolución Nº 023-97 Resolución Nº 001-98


P/CTE P/CTE

Estas resoluciones incluyen formulas tarifarias para calcular


los precios en los diferentes puntos del sistema eléctrico y los
pliegos aplicables a los clientes finales. Asimismo, las fórmulas y
procedimientos de actualización de las tarifas en los periodos
comprendidos entre regulaciones con el objetivo de conservar el
valor real de las tarifas.

Planes Tarifarios Actuales

Las opciones tarifarias para usuarios en media tensión (MT) y baja


tensión (BT) son los siguientes:

Media Tensión
Opción Tipo de Medición Cargos por facturación
Tarifaria
Medición de dos tipos de a) Cargo fijo mensual.
energías activas y dos b) Cargo por energía activa
potencias activas (2E2P) en horas punta.
MT2 c) Cargo por energía activa

Energía: Punta y Fuera de en horas fuera de punta.

Punta d) Cargo por potencia activa

Potencia: Punta y Fuera de en horas punta.

Punta e) Cargo por exceso de


potencia activa en horas fuera
de punta.
f)Cargo por energía reactiva.
(Igual a BT2)
Medición de dos tipos de a)Cargo fijo mensual.
energías activas y una b)Cargo por energía activa en
MT3 potencia activa (2E1P) horas punta.
Energía: Punta y Fuera de c) Cargo por energía activa en
Punta horas fuera de punta.
Potencia: Máxima del mes d)Cargo por potencia activa.
Calificación de Potencia: e)Cargo por energía reactiva.
P: Usuario presente en
punta.
FP: Usuario presente en
fuera de punta.
Medición de una energía
activa y una potencia activa a)Cargo fijo mensual.
MT4 (1E1P) b)Cargo por energía activa.
Energía: Total del mes. c) Cargo por potencia activa.
Potencia: Máxima del mes d)Cargo por energía reactiva.
Calificación de Potencia: (Igual a BT4)
P: Usuario presente en
punta.
FP: Usuario presente en
fuera de punta.

Baja Tensión
Opción Tipo de Medición Cargos por facturación
Tarifaria
Medición de dos tipos de a)Cargo fijo mensual.
energías activas y dos b)Cargo por energía activa en
potencias activas (2E2P) horas punta.
BT2 c) Cargo por energía activa en
Energía: Punta y Fuera de horas fuera de punta.
Punta d)Cargo por potencia activa en
Potencia: Punta y Fuera de horas punta.
Punta e)Cargo por exceso de potencia
(Refleja con mayor activa en horas fuera de
exactitud el consumo del punta.
usuario) f) Cargo por energía reactiva.
Medición de dos tipos de a)Cargo fijo mensual.
energías activas y una b)Cargo por energía activa en
BT3 potencia activa (2E1P) horas punta.
Energía: Punta y Fuera de c) Cargo por energía activa en
Punta horas fuera de punta.
Potencia: Máxima del mes d)Cargo por potencia activa.
Calificación de Potencia: e)Cargo por energía reactiva.
P: Usuario presente en
punta.
FP: Usuario presente en
fuera de punta.
Medición de una energía a)Cargo fijo mensual.
activa y una potencia activa b)Cargo por energía activa.
BT4 (1E1P) c) Cargo por potencia activa.
Energía: Total del mes. d)Cargo por energía reactiva.
Potencia: Máxima del mes. (FP si su demanda media en
Calificación de Potencia: HP es mayor en 0.05 veces la
P: Usuario presente en demanda máxima, esta
punta. calificación se revisa
FP: Usuario presente en mensualmente)
fuera de punta.
BT5A Medición de dos energías a)Cargo fijo mensual.
activas (2E) b)Cargo por energía activa en
Energía: Punta y Fuera de horas punta.
Punta. c) Cargo por energía activa en
horas fuera de punta.
d)Cargo por exceso de potencia
en horas fuera de punta.
BT5B Medición de una energía a)Cargo fijo mensual.
activa (1E) b)Cargo por energía activa.
Energía: Total del mes. (Se aplica a usuarios que no
superan un consumo de
potencia de 20 kW)
BT6 Medición de una potencia a)Cargo fijo mensual.
activa (1P) b)Cargo por potencia activa.
Energía: Máxima del mes. (Considera consumos
especiales con alta
participación en HP, tales como
letreros luminosos, semáforos y
cabinas telefónicas)

• Consumidor Residencial (presenta una demanda de energía de


100kWh al mes) → BT5
• Consumidor comercial que se abastece en baja tensión (la
demanda mensual asciende a 36MWh de energía y 100kW de
potencia) → BT2
• Consumidor industrial (demanda mensual de 280.8MWh y 950kW)
→ MT2

Obtención de la Tarifa Eléctrica:

En el siguiente esquema se muestra la formación de los precios de


electricidad desde los precios en barra MAT hasta las tarifas
aplicables a los clientes finales de media y baja tensión.
Las tarifas a usuarios finales de distribución están dadas por:

TARIFAS EN
BARRA + VAD

TARIFAS EN BARRA

Las tarifas en barra son los precios que determinan las


transacciones entre el generador y distribuidor para abastecer a los
clientes regulados.
Los precios en barra son fijados a través de las Resoluciones de la
CTE. Comprenden los precios de potencia marginal, energía
marginal (horas punta y horas fuera de punta) y los peajes de
transmisión principal y secundaria.

La Resolución N° 021-2000 P/CTE establece las formulas de


calculo de los precios en barra. Asimismo, establece las formulas de
calculo de los precios en barra en subestaciones de centrales
generadoras y subestaciones diferentes a las subestaciones base
publicadas.

Precios en Barra Equivalente de Media Tensión

Los precios en barra equivalente de media tensión comprenden los


precios de potencia, energía en horas de punta y energía en horas
fuera de punta.

El precio de potencia en barra equivalente de media tensión resulta


de considerar las pérdidas marginales de potencia. El precio de
energía tanto en horas de punta como en horas fuera de punta en
barra equivalente de media tensión resulta de considerar las
perdidas marginales de energía y los costos de transmisión
secundaria (peajes por transformación y transmisión) asociados a
un determinado sistema eléctrico de distribución.

Los peajes de transformación reconocen los costos de llevar la


energía de un nivel de tensión a otro a través de las subestaciones
de transformación. Los peajes de transmisión reconocen los costos
de transportar la energía a un determinado nivel de tensión a través
de una línea de transmisión.

El sistema de transmisión secundaria esta conformado por las


subestaciones de transformación y líneas de transmisión que
permiten a los clientes finales del sistema eléctrico la adquisición de
energía.

La Resolución N° 021-2000 P/CTE establece las formulas de


calculo de los precios en barra equivalente de media tensión.

Precios de energía en Barra Equivalente de MT

Los precios de energía en barra equivalente de MT se obtienen


luego de multiplicar los precios de energía en barra por el respectivo
factor de perdidas marginales de energía (FPME) y adicionando el
cargo base por transmisión secundaria en energía (CBPSE).

Precio de Potencia en Barra Equivalente de MT

El precio de potencia en barra equivalente de MT se obtiene luego


de multiplicar el precio de potencia en barra por el respectivo factor
de pérdidas marginales de potencia (FPMP).

. GLOSARIO DE TÉRMINOS

Barra : punto localizado en una sub - estación donde se produce un


intercambio de energía eléctrica.
SSTg : Sistema Secundario de Transmisión de responsabilidad del
generador o asociado a la central eléctrica.

SSTd : Sistema Secundario de Transmisión de responsabilidad del


cliente final o asociado a la demanda final.

FPME : Factor de pérdidas marginales de energía.

FPMP : Factor de pérdidas marginales de potencia.

4.5. DISMINUCIÓN DEL FACTOR DE POTENCIA.

El esquema adjunto representa una sencilla instalación trifásica,


que servirá para ilustrar el efecto que tienen sobre las pérdidas en
la línea de alimentación varios modos de corregir el factor de
potencia del conjunto. La tensión entre fases es 220V, y las
potencias y factores de potencia de las dos cargas son los
indicados en el dibujo.

a) Situación representada

El valor eficaz de la intensidad que absorbe la carga trifásica por


cada fase vale

y tomando como origen de fases VR se tiene

I1=4’374/-53’13º
I2=4’374/-173’13º
I3=4’374/-293’13º
Como la intensidad por la carga monofásica está retrasada el
ángulo arccos 0’50=60º respecto de la tensión compuesta URS, que
a su vez está 30º adelantada respecto de VR, se tiene que

I4=P/Ucos 2/30º-60º = 700/(220x0’50)/-30º = 6’364/-30º

Sumando las intensidades se tiene para los valores eficaces de las


fases que

IR=10’528A
IS=10’206A
IT=4’379A

La potencia total de la instalación —la de los dos receptores a un


tiempo— vale

P = 1.000W + 700W = 1.700W


S= S1 + S2 = P1/ cos 1/ arccos 1+ P2/ cos 2/ arccos
2=

= 3.026/ 56’266º

Es decir, con un factor de potencia de cos =cos 56’266º = 0’56 en


retraso o inductivo.

b) Corrección del cos de cada aparato por separado

Corrigiendo el factor de potencia de la instalación actuando para


compensar el de cada aparato por separado, según el esquema:
La potencia de la batería de condensadores y del condensador
C2 es:

Y tomando como origen de fases de nuevo VR, mediante un


procedimiento similar al anterior, se obtiene ahora para las
intensidades:
I1=2’624/0º
I2=2’624/-120º
I3=2’624/-240º

Y como la intensidad por la carga monofásica está ya en fase con


la tensión compuesta URS, respecto de VR, se tiene que

I4=P/Ucos 2/30º-0º = 700/(220x1)/30º = 3’182/-30º

Sumando fasorialmente las intensidades se tienen para los


valores eficaces de las fases que

IR=5’61A
IS=5’61A
IT=2’624A

La potencia aparente coincide ya con la potencia activa, porque


el factor del conjunto —y de cada aparato por separado— es 1’00.

c) Corrección del cos mediante un solo condensador


Si se colocase un solo condensador monofásico de la forma
dibujada, cuya potencia fuera

se tendría, para la potencia aparente del conjunto

S = S1 + S2 + SC = 1.667/ 53’13º+ 1.400/ 60º+ 2.545/ -90º=


S = 1.700/ 0º

Lo que significa que así también cos =1’00 para toda la instalación
—y el contador de energía reactiva no se movería—. Sin embargo,
las intensidades de las fases son mayores que en el caso b).
Aprovechando los valores de I1, I2, I3, I4 del caso a), y viendo que
ahora IC=2.545/220/150º+90º = 10’205/-120º—porque está
retrasada 90º respecto de UTR=220/150º—, se tiene, tras la suma
fasorial, que

IR=13’413A
IS=10’206A
IT=5’886A

d) Evaluación de las pérdidas en la línea de alimentación

Suponiendo una resistencia R de cada hilo de la línea trifásica que


alimenta la instalación del ejemplo, las pérdidas de potencia son

Lo que ofrece, para cada caso estudiado,


a)

b)

c)

Si comparamos los dos métodos de corrección respecto de la


situación actual,

Resulta, pues, que a pesar de haber conseguido factores de


potencia iguales a 1’00 con las dos soluciones, la segunda —
método c)— implica un incremento en las pérdidas de la línea, a
causa del aumento de la intensidad circulante por las fases, del
36%, mientras que la solución primera —método b)— logra
disminuirlas en un 70%.
4.6. MEDIDORES TRIFASICOS

Cuál es el precio para un suministro monofásico y para uno


trifásico (10,0 kW)?

Sin Mástil (S/.) Con Mástil (S/.)

Monofásico
465,00 525,00
Aéreo

Monofásico
805,00
Subterráneo

Trifásico
745,00 805,00
Aéreo

Trifásico
1.035,00
Subterráneo

Los precios incluyen el IGV.


TEMA DE ACTUALIDAD:

Tarifas eléctricas bajan 2,2% desde hoy debido a reducción del


residual

Como si fuera un buen augurio para lo que resta del año en el


tema de tarifas eléctricas, el Organismo Supervisor de la Inversión
en Energía (OSINERG) realizó una reducción tarifaría, a partir de
hoy, equivalente al 2,2% en promedio para el consumidor
residencial y de 5% en promedio para los consumidores
industriales. En ese sentido, dependiendo del consumo de las
familias, la reducción implicaría tener un ahorro promedio que varía
entre los S/.1, 20 y los S/.2 en los bolsillos de los consumidores
residenciales.

Alfredo Dammert, presidente del OSINERG, señaló que el ajuste


tarifario se debe a la reducción de los precios del petróleo residual,
que es el insumo principal de las generadoras térmicas. Manifestó
que en el ámbito internacional este combustible se mantuvo a la
baja desde inicios de noviembre, aunque ello no fue trasladado al
mercado interno por las refinerías. El funcionario indicó que a partir
de diciembre se dieron sucesivos ajustes en el precio residual por
parte de Petro-Perú, acumulando una disminución de 14% respecto
al precio con el que se realizó la última fijación tarifaría de
noviembre. En ese sentido, OSINERG reevaluó las tarifas e hizo el
reajuste que se reflejará en los recibos de febrero.

Dammert refirió que en los sistemas eléctricos aislados, como


Iquitos, donde la producción de energía depende mucho de la
generación térmica, podría haber una reducción de las tarifas de
hasta 6%.

Explicó que actualmente los precios de las refinerías locales tienen


un adelanto de 5% frente a la referencia internacional, por lo que si
estuvieran a la par, la reducción tarifaría residencial podría haber
llegado a 2,4% o 2,7%.

. GLOSARIO DE TÉRMINOS

Barra : punto localizado en una sub - estación donde se produce un


intercambio de energía eléctrica.

SSTg : Sistema Secundario de Transmisión de responsabilidad del


generador o asociado a la central eléctrica.

SSTd : Sistema Secundario de Transmisión de responsabilidad del


cliente final o asociado a la demanda final.

FPME : Factor de pérdidas marginales de energía.

FPMP : Factor de pérdidas marginales de potencia.


Tarifas Eléctricas
Actualización de las Tarifas Eléctricas
Evolución de los Indicadores Macroeconómicos y Precios de
los Combustibles
La actualización de las tarifas eléctricas se realiza a través de
fórmulas que están en función de la variación de
indicadores macroeconómicos y precios de los combustibles, tales
como el tipo de cambio, la tasa arancelaria
de productos importados utilizados en electricidad, índice de precios
al por mayor, índice del precio del cobre,
índice del precio del aluminio, gas natural, carbón bituminoso, diesel
2 y residual 6.

Evolución de los Indicadores Macroeconómicos y Precios de


los Combustibles
Reajuste de las Tarifas Eléctricas - Octubre 2004
Los indicadores macroeconómicos y precios de los combustibles no
tuvieron una variación significativa, por lo cual no
hubo reajuste de tarifas en el mes de octubre, y por consiguiente
siguen vigentes las tarifas del 4 de setiembre del 2004.

Evolución de las Tarifas Eléctricas Residenciales


La evolución de las tarifas eléctricas residenciales en Lima para los
usuarios con consumos mensuales de 15 kW.h,
65 kW.h y 125 kW.h es la siguiente:
Variación Anual de las Tarifas Eléctricas Residenciales
La variación anual de las tarifas eléctricas residenciales en Lima
durante el periodo 1997 - 2004, así como la
variación del diesel 2, residual 6, inflación y devaluación se muestra
a continuación:
Mercado Eléctrico
Evolución
Los siguientes cuadros muestran la evolución del mercado eléctrico
en el período 1995-2004. En el 2004 las
cifras presentadas corresponden a un mercado histórico hasta
octubre y un mercado proyectado para el resto
del año. En la siguiente página se muestran los detalles de
proyección en las empresas con mayor presencia en
la atención a clientes, ventas y facturación.
Situación por Empresa
En el 2004, quince (15) empresas representan más del 90% del
mercado eléctrico. Los cuadros siguientes
resumen la situación histórica y proyectada para el 2004. La infor
mación proyectada ha recogido la
tendencia estacional de los períodos de facturación mensual de las
empresas y un precio medio invariable
entre noviembre y diciembre.
Etapas

La eficiencia energética es un aspecto crucial en la actualidad


para la competitividad de cualquier tipo de empresa, incluyendo en
este concepto de eficacia los diferentes aspectos energéticos:
consumo eléctrico, de combustibles fósiles (provenientes del
petróleo, carbón o gas natural) y otras fuentes de energía
alternativas. No obstante, antes de hablar de eficacia es necesario
conocer cuál es nuestra situación en este aspecto, es decir, es
necesario poder medir para controlar y poder proponer medidas de
mejora. Aquí es donde entran en juego las auditorías energéticas.
Las auditorías son un proceso sistemático mediante el que se
obtiene un conocimiento suficientemente fiable del consumo
energético de la empresa para detectar los factores que afectan a
dicho consumo e identificar y evaluar las distintas oportunidades de
ahorro en función de su rentabilidad. Las etapas típicas en las que
se desarrolla una actividad de este tipo son:
Preauditoría o Prediagnóstico
Se realiza una primera vista a la instalación como toma de
contacto, recabando información sobre los equipos, métodos de
trabajo, protocolos de actuación, datos de tarificación y consumos
energéticos (eléctricos, combustibles fósiles, energías alternativas).
El objetivo de esta etapa es detectar los puntos críticos en cuanto a
consumos, malas prácticas, etc. y poder establecer un plan de
acción en cuanto a los períodos y puntos de toma de datos,
medidas "in situ" y entrevistas con el personal.

 Visita de las instalaciones: determinación de las oportunidades


evidentes de ahorro
 Entrevista con responsables de operación y mantenimiento:
conocimiento del proceso e identificación equipos de mayor
consumo energético
 Determinación del consumo específico de energía
 Primera evaluación de eficiencia energética
 Identificación de otras posibles oportunidades de reducir costos
energéticos
 Elaboración de reporte

Toma de Datos
Los períodos de toma de datos varían ostensiblemente
dependiendo del tipo de empresa, oscilando desde días hasta un
mes en función del número de equipos a auditar, tipos de
instalaciones, dimensiones, etc. En cualquier caso, debe ser el
suficiente para que los datos sean representativos. Es importante
durante esta etapa contar con la colaboración del personal de la
empresa, especialmente con el encargado de mantenimiento y el
jefe de planta.

 Observación de prácticas de operación y mantenimiento


 Medición de parámetros operacionales con instrumentación fija
existente y equipos de medición portátiles
 Compilación de posibles medidas de eficiencia energética
 Evaluación del potencial de reducción del consumo y costo de
la energía para cada medida identificada
 Estimación del costo de ejecución de las medidas
 Evaluación económica de cada medida (v.g. tiempo de retorno
de la inversión)
 Selección/priorización de las medidas evaluadas según nivel de
inversión, rentabilidad y facilidad de ejecución
 Elaboración de reporte para la dirección de la empresa

Parte de la instrumentación de última generación usada para el


control y valorización
Diagnóstico
El estudio de los datos anteriores permitirá identificar los
puntos donde no se está consiguiendo un uso eficaz de la energía y
establecer las medidas correctoras oportunas como sustitución de
equipos, nuevos protocolos de actuación. Además de la viabilidad
técnica, debe analizarse la económica, determinando inversiones,
beneficios, costes y períodos de recuperación.

 Identificación del proceso y/o áreas principales


 Identificación fuentes de energía
 Identificación consumidores de energía, capacidad instalada y
horas de operación
 Información histórica de las facturas de los subministradores de
energía.

Implantación y Seguimiento
Una vez adoptadas las medidas propuestas, debe realizarse un
seguimiento para comprobar que se están ejecutando
correctamente y confirmar las mejoras y los ahorros consiguientes.

Tipos

1. Auditoría Informática
Consiste en:
− Analizar el consumo de energía y demanda de las diferentes
localidades y determinar cuál el mejor contrato de suministro a
ser efectuado.
− Controlar la cantidad y el costo de energía eléctrica utilizada.
− Controlar y validar el pago de las facturas de energía eléctrica.
− Asegurar pago sólo de la energía realmente consumida.
− Reducir, a través de análisis operacionales, el valor del
consumo y de demanda de energía eléctrica.
− Apurar la devolución de cantidad y costos de energía
consumida.
− Prever flujo de caja de facturas a recibir.
− Diagnosticar oportunidades de eficiencia.
− Evaluar los resultados de las acciones de eficiencia.

2. Auditoría Administrativa
Se encarga de:
− Clasificación de las Cuentas de Energía.
− Regularización de la demanda contratada.
− Alteración de la estructura tarifaria.
− Desactivación de las instalaciones sin utilización.
− Conferencia de lectura de la cuenta de energía eléctrica (Error
de lectura).
− Entendimientos con las distribuidoras de energía para
disminución de tarifas.

3. Auditoría Técnica
Su función es:
− Corrección del factor de potencia.
− Alteración de la tensión de alimentación (AT- BT).
− Mejora del Factor de Carga en las instalaciones.
− Modificación de la altura geométrica.
− Disminución de la potencia de los equipamientos.
− Reducción de las pérdidas de carga en las turbulencias.
− Reducción del Volumen de agua bombeada.
− Mejora en el rendimiento del conjunto motorbomba.
− Utilización de Soft Starter e Inversor de Frecuencia.

Complementos a la Auditoría Energética


La empresa auditada, a la vista del informe final, que explica y
resume toda la auditoría, podría completarla con los siguientes
aspectos dándole mayor valor añadido.

1. Diseño de la “gestión energética de la empresa”


4. Procedimientos para monitorizar los consumos energéticos.
5. Relación con los sistemas de gestión medioambiental, calidad,
seguridad e higiene.

2. Formación y entrenamiento energético del personal

− Gerencia y cuadros responsables.


− Personal de mantenimiento.

3. Implementación de las medidas de ahorro detectadas

− Sin coste.
− De coste reducido.
− De coste elevado.

Adicionalmente podría contemplarse las inversiones con la


participación de terceros, otras fuentes de financiación más
sofisticadas y soluciones que incluyan la participación de las
empresas suministradoras de servicios energéticos.
Aunque esas soluciones pueden interesar en algunas
ocasiones para situaciones particulares, no son el objeto preferente
de esta guía; serán mencionadas cuando se aborde el análisis de
las mejoras desde el punto de vista de su rentabilidad.
En definitiva, la auditoría energética es una herramienta que
permite conocer la trazabilidad de la energía en relación con:

a) El producto elaborado
Cantidad y tipo de energía incorporada en cada operación de
proceso.

b) La instalación industrial
Energía destinada a alumbrado, calefacción, aire
acondicionado, ventilación, aire comprimido, vapor, informática,
ofimática, comunicaciones, y restantes tecnologías horizontales,
dado que repartir la energía añadida a cada producto en cada uno
de los procesos de fabricación forma parte de la labor de la
auditoría energética.

En cuanto a los sistemas de gestión medioambiental, la


auditoría permite reducir el consumo de recursos contemplado en
los objetivos de este tipo de sistemas.
Medios Materiales para las auditorías energéticas
La auditoría energética exige la realización de medidas
específicas que complementan las que se pueden obtener leyendo
los instrumentos existentes en la fábrica.
La realización de los balances de materia y energía requiere
medidas específicas que, para la producción normal y el
mantenimiento, no son necesarias.
Los medios que se indican a continuación son materiales
imprescindibles para la auditoría, si bien estos pueden
complementarse con otros elementos más sofisticados para facilitar
el trabajo del auditor.

1. Medidas Eléctricas
Un analizador de redes con sus pinzas amperimétricas y
voltimétricas.
Para medidas puntuales pueden utilizarse tester o multímetros.

2. Medidas para Instalaciones de Combustión


Un analizador de gases de combustión, que incluya sonda para
toma de muestras, opacímetro, termómetro para gases y ambiente.

3. Otros Instrumentos y Medios


La sonda de medida de tiro y sondas (tubos de Pitot, Annubar,
Isocinéticas) para medidas de velocidad, son facultativas. Estas
sondas permiten determinar los caudales volumétricos de los gases
a partir de la medida del perfil de velocidades en los conductos,
medir diferencias de presión, presiones estáticas y dinámicas y
tomas de muestras representativas que no alteran la composición
de los gases, en particular si arrastran partículas.
Otros equipos facilitan la labor del auditor, aunque no son
imprescindibles: Luxómetros, sondas de temperatura ambiente,
pirómetros ópticos y termográficos, anemómetros y caudalímetros.
Como medios auxiliares deben mencionarse el ordenador
portátil, cronómetro, herramientas, y material de seguridad.
Los manuales de todos los aparatos de medida utilizados, así
como las normas sobre medidas editadas por instituciones de
reconocido prestigio, como UNE, ASTM, ASME, CENELEC, API,
CEN, DIN, VDE, EPA, etc, deben formar parte del bagaje del
auditor.

Auditoria Energética ( procedimientos)

La auditoria energética es parte fundamental de cualquier


programa de administración de energía cuando una empresa desea
controlar sus costos de energía.

Una Auditoria Energética es un análisis progresivo que refleja


cómo y dónde se usa la energía en instalaciones de una fábrica
(pueden aplicarse también a una institución, comercio, hoteles,
residencias, etc), con el único objetivo de utilizarla racional y
eficientemente. Le ayudará a comprender mejor como se emplea la
energía en su empresa y a controlar sus costos, identificando las
áreas en las cuales se pueden estar presentando los despilfarros y
en donde es posible hacer mejoras. Es una evaluación técnica y
económica de las posibilidades de reducir el costo de la energía de
manera rentable sin afectar la cantidad y calidad de su producto.

Conozca e infórmese de varias acciones ó procedimientos que


Usted debe tener en cuenta al realizar una Auditoría Energética
Algunas de las siguientes acciones le ayudará a organizar una
Auditoría Energética

Paso 1: Recolección de información básica e inventario


general de las instalaciones
Paso 2: Elaboración balances de energía
Paso 3: Determinar la incidencia del consumo de
energía en cada equipo o grupo en el consumo de
energía total.
Paso 4: Obtener ratios de energía (consumo específico,
factor de carga,...)
Paso 5: Determinar los potenciales de ahorro por
equipos, áreas, centros, etc, mediante evaluación técnica, por
ejemplo:

Sistemas térmicos: generación de vapor, agua caliente, redes de


distribución. ....
Sistemas de eléctricos: evaluación de la transformación y
distribución, sistema tarifario, distribución propia....
Sistemas mecánicos: evaluación sistemas aire comprimido,
bombeo, etc.

Paso 6: Identificación de medidas apropiadas de ahorro de energía.


Paso 7: Evaluación de los ahorros energéticos
Paso 8: Evalucación de los ahorros asociados

Mejoras que Usted puede poner en práctica para aumentar la


eficiencia de su sistema.

Además de realizar periodicamente Auditorías Energéticas, Usted


puede llevar a cabo las siguientes prácticas en sistemas eléctricos y
de vapor, las cuales le ayudarán en un uso eficiente de
sus recursos.

Sistema Eléctrico:

• Monitorear la curva de carga de la planta y


redistribuir la demanda de energía eléctrica, con
el fin de evitar los picos de consumo de energía y
reducir la carga en periodos donde ésta es más
economica.
• Instalar arrancadores suaves en los motores con alta
intermitencia en la operación, con el fin de disminuir el
consumo de energía eléctrica del motor mientras arranca y
como consecuencia prolongar su vida útil.

• Evitar sobrecargas en los transformadores con el fin de


prolongar la vida útil evitando el deterioro por recalentamiento.

Sistema de Vapor:

• Ajustar la presión de operación de la


caldera a la requerida en los procesos, con
el fin de disminuir la pérdida de calor en la
caldera y tuberías, y las perdidas de calor
por escapes de vapor ó por aislamientos deficientes.

• Distribuir la carga en sistemas de multicalderas, con el fin de


operar cada caldera a su carga de eficiencia máxima.

• Aislar las tuberías de vapor y condensados, con el fin de


reducir las pérdidas por radiación y convección al exterior.

El Auditor Energético
Es el profesional que realiza la auditoría en ocasiones coordinando
a un grupo de
especialistas, por la amplitud o complejidad de la instalación
analizada.
La diversidad de tipos de empresas, pertenecientes a sectores con
procesos muy
diferentes, distintos tipos de equipos consumidores y tecnologías
energéticas horizontales
específicas hacen aconsejable que el auditor, o el coordinador al
menos,
tenga una formación muy amplia, con conocimientos de las técnicas
energéticas
en profundidad y capacidad para relacionar los procesos
productivos con el consumo
de energía.
El auditor energético deberá poseer los conocimientos necesarios
para la realización
de cálculos técnicos y económicos así como la capacidad de
realizar o dirigir
las mediciones que sean necesarias.
La habilidad para realizar cálculos técnicos y económicos es
necesaria.
Los perfiles que más se adaptan a estos requisitos son los de
Ingenieros Superiores
o Técnicos de especialidades energéticas.
La base teórica debe ir acompañada de una amplia experiencia
profesional de trabajo
en plantas, de diseño y/o de la realización de auditorias energéticas.
La participación de instaladores en las auditorías, aportando bagaje
práctico en determinadas tecnologías horizontales o equipos puede
admitirse, siempre que no se pierda la visión de conjunto y se
potencie la perspectiva de eficiencia energética. No existe un
registro de profesionales auditores energéticos, ni de empresas
auditoras, ni organismos de certificación.
Cálculos económicos
Como toda actividad empresarial, la eficiencia energética tiene un
condicionante, que es la rentabilidad económica. Aunque cada
empresa tiene su sistema y sus criterios para medir la rentabilidad
y establecer sus prioridades, aquí se incluye un procedimiento
clásico de cálculo de la rentabilidad de las mejoras energéticas, que
requiere conocer la inversión efectuada y el ahorro económico
obtenido.

Datos de partida
Antes de efectuar los cálculos se han de reunir los datos de base
que se relacionan y explican a continuación:

I INVERSIÓN
Valoración de los equipos que hay que adquirir y los trabajos que
hay que realizar, a los precios vigentes en el mercado, todo ello de
acuerdo con una especificación funcional.
DCE DISMINUCIÓN ANUAL DE COSTES ENERGÉTICOS (€/año)
Valoración del ahorro en costes energéticos, consecuencia de la
implantación de
la mejora energética.
ACMO AUMENTO COSTES MANTENIMIENTO/OPERACIÓN
(€/año)
Valoración del incremento anual de los costes de mantenimiento y
de operación
asociados a la mejora energética introducida.
AEA AHORRO ECONÓMICO ANUAL (€/año)
Valoración del ahorro económico anual resultante, que se obtiene
aplicando la
expresión siguiente:

Ratios de rentabilidad inmediatos


Para evaluar las inversiones se emplean los ratios de rentabilidad
siguientes:

PB PERIODO DE AMORTIZACIÓN BRUTA (PAY-BACK) (años)


Se determina mediante la expresión:

También conocido como tiempo de retorno de la inversión.

Indices de rendimiento indirectos


Estos índices relacionan la inversión con el beneficio a lo largo de la
vida del equipo
y se calculan mediante las expresiones:

RBI RENDIMIENTO BRUTO INVERSIÓN


Para determinar este índice se utilizan otros conceptos, como Vida
útil del equipo y Ahorro económico durante todo el proyecto. El
Rendimiento bruto de la inversión se determina mediante la
expresión.
Expresa el porcentaje de beneficio obtenido a lo largo de la vida de
la instalación,
equipo, procedimiento, origen de la mejora, etc.

RBA RENDIMIENTO BRUTO ANUAL


Con este indicador se calcula el ahorro anual, que suele ser más
operativo.

TRI TASA DE RETORNO DE LA INVERSIÓN


Mediante este indicador se pretende disponer de una base para
comparar distintas alternativas de inversión. Se calcula mediante la
expresión siguiente, que considera
la depreciación del equipo.

La depreciación se supone que es lineal durante la vida de la


mejora propuesta.

Eficiencia energética

La eficiencia energética y la conservación de la energía son dos


conceptos muy relacionados entre sí pero diferentes. La
conservación de la energía es obtenida cuando se reduce el
consumo de la energía, medido en sus términos físicos. Es el
resultado, por ejemplo, del incremento de la productividad o el
desarrollo de tecnologías de menores consumos de energía. La
eficiencia energética es obtenida, sin embargo, cuando se reduce la
intensidad energética de un producto dado ( consumo de energía
por unidad de producto), o cuando el consumo de energía es
reducido sin afectar la cantidad producida o los niveles de confort.
La eficiencia energética contribuye a la conservación de la energía.
Lo que se persigue en ambas es mitigar la situación de que la
humanidad, en los últimos 200 años ha consumido el 60% de los
recursos energéticos fósiles que fueron creados durante 3 millones
de años, pero en un caso se espera reducir el valor total del
consumo y en otro ser mas eficiente en el uso.

Por qué es importante elevar la eficiencia energética?

A nivel Global los beneficios de la eficiencia energética son la


reducción de las emisiones contaminantes y la contribución al
desarrollo sustentable. A nivel de Nación, la conservación de los
recursos energéticos límites, la mejora de la seguridad energética.
la reducción de las importaciones de energéticos y la reducción de
costos que pueden ser utilizados para el desarrollo. A nivel de
empresa el incremento de la eficiencia energética reduce las
cuentas de energía, incrementa la competitividad, eleva la
productividad y las ganancias.

Qué gerenciar a nivel de empresa: la eficiencia energética o el


consumo de energía?

Es práctica común actuar sobre los consumos energéticos y no


sobre la eficiencia energética, lo cual se explica porque es el
consumo lo que se contrata y lo que se paga. La gestión
empresarial sobre la energía se limita, en la generalidad de los
casos, a obtener un buen contrato de energía y monitorear los
cambios en la cuenta mensual y la variación del índice de consumo
( consumo por unidad de producción) en el tiempo, observando
oportunidades de cambios tecnológicos que pueden disminuir el
consumo energético, pero que generalmente tienen sus causas en
problemas de mantenimiento que afectan la producción.

En estos casos, estamos actuando sobre el efecto y no sobre la


causa del problema que deseamos resolver: reducir los costos de
energéticos. Y en no pocas ocasiones este esfuerzo se manifiesta
infructuoso, con resultados cíclicos de altas y bajas.

Gerenciar la eficiencia energética significa identificar donde están


las pérdidas energéticas del sistema que impactan los costos,
clasificar estas pérdidas en relativas a los procedimientos y relativas
a la tecnología, establecer y monitorear en tiempo real, indicadores
de eficiencia ( que no es el índice de consumo) que permitan
controlar y reducir las pérdidas relativas a los procedimientos,
evaluar técnica y económicamente los potenciales de reducción de
las pérdidas relativas a la tecnología y contar con un plan
estratégico a corto, mediano y largo plazo con metas alcanzables y
entendidas por todos los actores claves.
Existe la necesidad de gerenciar la eficiencia energética?

La gerencia de la eficiencia energética tiene un objetivo final: lograr


la máxima reducción de los consumos energéticos, con la
tecnología productiva actual de la empresa y realizar los cambios a
tecnologías eficientes en la medida que estos sean rentables de
acuerdo a las expectativas financieras de cada empresa. Lograr
este objetivo de forma continua requiere de organizar un sistema de
gestión, cambios de hábitos y cultura energética.

Existen incentivos que en el orden práctico compulsan a las


empresas a actuar sobre la reducción de sus consumos
energéticos: la inestabilidad y el crecimiento de las tarifas de
energía ( respondiendo a la política de eliminación de subsidios ), la
fuerza creciente de las legislaciones ambientales, la incorporación
de la gestión ambiental a la imagen competitiva de la empresa, la
reducción de los costos de las tecnologías eficientes, la necesidad
de confiabilidad e independencia energética a nivel de empresa y la
posibilidad de encontrar proyectos energéticos al interno de la
empresa de mayor rentabilidad que la brindada por su negocio
principal.

Existe posibilidad de reducir los consumos energéticos


mediante la gestión energética?

Muchos problemas asociados con el uso de la energía son debidos


a problemas de gestión y no de tecnología. Se deben a la estructura
empleada por la gerencia para coordinar los esfuerzos en la
reducción de los costos energéticos. Muchas de estas estructuras
se basan en los métodos de la "gerencia por crisis", cuando se trata
de la energía e incluso del mantenimiento. La tendencia es
depender de rápidos y temporales cambios de métodos o
tecnologías, en lugar de establecer un sistema estructurado de
mejora y culturización continua.

Los principales problemas de gestión que incrementan los


consumos y costos energéticos de la empresa son: carencia de
focos, esfuerzos aislados, carencia de coordinación, planeación por
intención, falta de conocimiento, falta de procedimientos, falta de
evaluación, dilución de responsabilidades, falta de compromiso,
falta organización y de herramientas de control. En consecuencia la
capacidad técnico- organizativa de la empresa es baja y el tipo de
administración de la energía uqe predomina es el tipo de "
administración por reacción".
Cómo cambiar la situación actual?

La cantidad de focos de atención en una empresa puede


convertirse en una barrera para el desarrollo de una nueva actividad
de uso racional de la energía, que hasta ahora no era importante
por sus consecuencias productivas y se consideraba como un costo
fijo a controlar dentro de sus niveles y no como una oportunidad
rentable que atender. La gestión en salud ocupacional, seguridad,
calidad, productividad, compras, mercado, control de costos o
pérdidas ( donde no se incluye frecuentemente la energía ) y
nuevos proyectos de mejora de procesos, no deja espacio a una
nueva prioridad y puede producir un conflicto.

La solución a esta situación es la creación de un sistema


institucional de gestión nuevo como el sistema de gestión
energética, con el mismo compromiso y apoyo de la alta dirección
del resto de los sistemas de gestión de la compañía. Este sistema
se estructura en las cuatro actividades básicas: Planear, Hacer,
Verificar y Actuar.

Se Planean las responsabilidades del sistema, su estructura y


organización, los Proyectos de Mejora, los consumos energéticos,
sus metas y los documentos de control. Se Realizan las actividades
de contratación y facturación de energía, de monitoreo y control de
los indicadores de eficiencia, los Proyectos de Mejora, las
actividades de entrenamiento al personal, las acciones correctivas y
preventivas y las actividades de mantenimiento predictivo
energético. Se Verifica la facturación de la energía, el sistema de
monitoreo, la efectividad de las acciones correctivas y preventivas,
la calidad de la medición, los resultados de los Proyectos de Mejora
y mediante auditoria interna, la efectividad del sistema de gestión.
Se Actúa mediante las acciones correctivas y preventivas y las
responsabilidades de los diferentes actores el sistema.

Cuáles son los elementos que componen un Sistema de


Gestión Energética?

Un Sistema de Gestión Energética se compone de los siguientes


elementos:

• Manual de Gestión Energética: establece las definiciones


bases del sistema ( política, objetivos, metas) los procedimientos, la
estructura y las responsabilidades.
• Planeación Energética: establece y describe el proceso de
planeación energética según las nuevas herramientas de
planeación del sistema de gestión.
• Control de Procesos: Detalla los procedimientos que serán
usados para el control de los consumos y los costos energéticos en
las áreas y equipos claves de la empresa.
• Proyectos de Gestión Energética: Se establecen los proyectos
rentables a corto, mediano y largo plazo que serán ejecutados para
el cumplimiento de los objetivos del sistema de gestión.
• Compra de energía: incluye los procedimientos eficientes para
la compra de recursos energéticos y evaluación de facturas
energéticas.
• Monitoreo y Control de consumos energéticos: se establecen
los procedimientos para la medición, establecimiento y análisis de
indicadores de consumo, de eficieciencia y de gestión.
• Acciones Correctivas/Preventivas: incluye los procedimientos
para l a identificación y aplicación de acciones para la mejora
continua de la eficiencia y del sistema de gestión.
• Entrenamiento: prescribe el entrenamiento continuo al
personal clave para la reducción de los consumos y costos
energéticos.
• Control de documentos: establece los procedimientos para el
control de los documentos del sistema de gestión.
• Registro de energía: establece la base de datos requerida
para el funcionamiento del sistema.

Cuales son los resultados esperados de la implementación de


un sistema de gestión energética?

• Identificar y evaluar los potenciales de reducción de costos de


energía que tiene la empresa por mejora de los procedimientos de
producción, mantenimiento y operación y por cambios tecnológicos.
• Implementar los proyectos viables técnica y económicamente
para la empresa en reducción de costos energéticos, en un orden
de nula o baja, media y alta inversión.
• Evitar errores de procedimientos de producción, operación y
mantenimiento que incrementen los consumos de energía.
• Aplicar acciones de reducción de costos de energía con alto
nivel de efectividad y con la posibilidad de evaluar su impacto en los
indicadores de eficiencia de la empresa.
• Establecer un sistema fiable de medición de la eficiencia en el
uso de la energía a nivel de empresa, áreas y equipos, en tiempo
real.
• Motivar, entrenar y cambiar los hábitos del personal
involucrado en el uso de la energía hacia su utilización eficiente.
• Planear los consumos energéticos y sus costos en función de
las posibilidades reales de reducción en cada área y equipo clave.
• Establecer las herramientas de control, prevención y
corrección requeridas para cumplir con las metas planeadas de
reducción de costos y consumos.
• Mejorar las estrategias de compra de energéticos y el control
de la facturación de estos recursos.
• Reducir y controlar el impacto ambiental del uso de la energía.

Cómo se implementa un sistema de gestión energética?

La implementación de cualquier sistema de gestión requiere de un


método, procedimientos y herramientas que permitan hacerlo de
forma efectiva, en el menor tiempo posible y con bajos costos. Esto
es necesario porque, como cualquier cambio de hábito en la forma
de manejar las cosas, la etapa de implementación debe enfrentarse
a barreras que solo pueden ser derribadas o sorteadas con la
muestra de resultados nuevos no alcanzados por las vías
tradicionales de enfrentar el problema. Una estrategia común es
comenzar con algún área clave de la empresa que sirva de
"generación de confianza", muestra de las potencialidades del
sistema y motivación del personal clave.

Generalmente en esta etapa de cambio la empresa requiere ayuda


o asesoria externa, la cual debe ser cuidadosamente seleccionada
en función de la experiencia que mostrada en la implementación
exitosa de este tipo de sistemas en otras empresas y por la
estrategia, métodos, procedimientos y herramientas que presente
para su desarrollo, compatibles con la cultura gerencial de la
empresa.
Oportunidades de incremento de la eficiencia energética.

Auditoria interna y auditoria externa Hildeya

Las auditorias pueden clasificarse del siguiente modo.

• En función del sujeto: interna-externa, pública-privada


• En función del alcance: totales o completos parciales o de
alcance limitado
• En función del origen del mandato: obligatorias voluntarias
• En función del objetivo: S.I. datos personales calidad, cuentas
fiscal seguridad
• Según el sector económico: Industria Servicio, etc..

De acuerdo con esta clasificación, las auditorias del Reglamento de


Seguridad de Datos de carácter personal es privada, puede ser
interna o externa, su alcance es total en función de las medidas,
resulta obligatoria por el origen del mandato y el objetivo viene
definido por el tratamiento de datos personales a partir del nivel
medio. En relación con el sector económico, afecta de hecho a
cualquier entidad de cualquier sector en la que se traten datos
personales del nivel correspondiente.
Se ha dicho que el dilema sobre el desarrollo de Internet se
encuentra entre la Tecnología y los Contenidos. Efectivamente, en
los SI existen ambos componentes, que son polifacéticos (también
los recursos humanos, los grandes olvidados), y ello obliga a pensar
ante el hecho de que en menos de medio siglo se ha pasado de los
sistemas manuales al Proceso de Datos/Informática (términos casi
equivalentes), y de ahí al complejo TI – S.I. A esto se suma el
fenómeno de crecimiento de las grandes corporaciones, que ha
provocado una especie de fusión-manía.
Sin embargo, hoy en día, tanto en Estados Unidos como en la UE,
se considera como esencial para el sistema mantener la
competencia. Por tanto, la independencia profesional tiene y va a
tener connotaciones muy estrictas, y está claro en todos los casos
que la consultoría y la asesoría no pueden ser compatibles con la
auditoria, especialmente en lo concerniente a las auditorias
obligatorias, incluso aunque se crearan sociedades diferentes
dentro del grupo.

Alcance de la auditoria informática

El alcance ha de definir con precisión el entorno y los límites en que


va a desarrollarse la auditoria informática, se complementa con los
objetivos de ésta. El alcance ha de figurar expresamente en el
Informe Final, de modo que quede perfectamente determinado no
solamente hasta que puntos se ha llegado, sino cuales materias
fronterizas han sido omitidas. Ejemplo: ¿Se someterán los registros
grabados a un control de integridad exhaustivo*? ¿Se comprobará
que los controles de validación de errores son adecuados y
suficientes*? La indefinición de los alcances de la auditoria
compromete el éxito de la misma.
*Control de integridad de registros:
Hay Aplicaciones que comparten registros, son registros comunes.
Si una Aplicación no tiene integrado un registro común, cuando lo
necesite utilizar no lo va encontrar y, por lo tanto, la aplicación no
funcionaría como debería.
*Control de validación de errores:
Se corrobora que el sistema que se aplica para detectar y corregir
errores sea eficiente. Hasta aquí.

Características de la auditoria tecnológica

La información de la empresa y para la empresa, siempre


importante, se ha convertido en un Activo Real de la misma, con
sus Stocks o materias primas si las hay. Por ende, han de realizarse
inversiones informáticas, materia de la que se ocupa la Auditoria de
Inversión Informática.
Del mismo modo, los Sistemas Informáticos o tecnológicos han de
protegerse de modo global y particular: a ello se debe la existencia
de la Auditoria de Seguridad Informática en general, o a la auditoria
de Seguridad de alguna de sus áreas, como pudieran ser Desarrollo
o Técnica de Sistemas.
Cuando se producen cambios estructurales en la Informática, se
reorganiza de alguna forma su función: se está en el campo de la
Auditoria de Organización Informática o tecnológica
Estos tres tipos de auditorias engloban a las actividades auditoras
que se realizan en una auditoria parcial. De otra manera: cuando se
realiza una auditoria del área de Desarrollo de Proyectos de la
Informática de una empresa, es porque en ese Desarrollo existen,
además de ineficiencias, debilidades de organización, o de
inversiones, o de seguridad, o alguna mezcla de ellas.

Síntomas de necesidad de una auditoria informática:


Las empresas acuden a las auditorias externas cuando existen
síntomas bien perceptibles de debilidad. Estos síntomas pueden
agruparse en clases:

• Síntomas de descoordinación y desorganización:

No coinciden los objetivos de la Informática de la Compañía y de la


propia Compañía.
Los estándares de productividad se desvían sensiblemente de los
promedios conseguidos habitualmente.

• Síntomas de mala imagen e insatisfacción de los usuarios:

- No se atienden las peticiones de cambios de los usuarios.


Ejemplos: cambios de Software en los terminales de usuario,
refrescamiento de paneles, variación de los ficheros que deben
ponerse diariamente a su disposición, etc.
- No se reparan las averías de Hardware ni se resuelven incidencias
en plazos razonables. El usuario percibe que está abandonado y
desatendido permanentemente.
- No se cumplen en todos los casos los plazos de entrega de
resultados periódicos. Pequeñas desviaciones pueden causar
importantes desajustes en la actividad del usuario, en especial en
los resultados de Aplicaciones críticas y sensibles.

• Síntomas de debilidades económico-financiero:


- Incremento desmesurado de costes.
- Necesidad de justificación de Inversiones Informáticas (la empresa
no está absolutamente convencida de tal necesidad y decide
contrastar opiniones).
- Desviaciones Presupuestarias significativas.
- Costes y plazos de nuevos proyectos (deben auditarse
simultáneamente a Desarrollo de Proyectos y al órgano que realizó
la petición).

• Síntomas de Inseguridad: Evaluación de nivel de riesgos

-Seguridad Lógica
-Seguridad Física
-Confidencialidad
[Los datos son propiedad inicialmente de la organización que los
genera. Los datos de personal son especialmente confidenciales]

• Centro de Proceso de Datos fuera de control. Si tal situación


llegara a percibirse, sería prácticamente inútil la auditoria. Esa es la
razón por la cual, en este caso, el síntoma debe ser sustituido por el
mínimo indicio.

Tipos y clases de auditorias

El departamento de Informática posee una actividad proyectada al


exterior, al usuario, aunque el "exterior" siga siendo la misma
empresa. He aquí, la Auditoria Informática de Usuario. Se hace esta
distinción para contraponerla a la informática interna, en donde se
hace la informática cotidiana y real. En consecuencia, existe una
Auditoria Informática de Actividades Internas.
El control del funcionamiento del departamento de informática con
el exterior, con el usuario se realiza por medio de la Dirección. Su
figura es importante, en tanto en cuanto es capaz de interpretar las
necesidades de la Compañía. Una informática eficiente y eficaz
requiere el apoyo continuado de su Dirección frente al "exterior".
Revisar estas interrelaciones constituye el objeto de la Auditoria
Informática de Dirección. Estas tres auditorias, mas la auditoria de
Seguridad, son las cuatro Áreas Generales de la Auditoria
Informática más importantes.
Dentro de las áreas generales, se establecen las siguientes
divisiones de Auditoria Informática: de Explotación, de Sistemas, de
Comunicaciones y de Desarrollo de Proyectos. Estas son las Áreas
Especificas de la Auditoria Informática más importantes.
Áreas Áreas Generales
Específicas
Interna Dirección Usuario Seguridad

Explotación

Desarrollo

Comunicaciones

Seguridad

Cada Área Especifica puede ser auditada desde los siguientes


criterios generales:

• Desde su propio funcionamiento interno.


• Desde el apoyo que recibe de la Dirección y, en sentido
ascendente, del grado de cumplimiento de las directrices de ésta.
• Desde la perspectiva de los usuarios, destinatarios reales de
la informática.
• Desde el punto de vista de la seguridad que ofrece la
Informática en general o la rama auditada.

Estas combinaciones pueden ser ampliadas y reducidas según las


características de la empresa auditada.

Revisión de controles de la gestión informática

Una vez conseguida la Operatividad de los Sistemas, el segundo


objetivo de la auditoria es la verificación de la observancia de las
normas teóricamente existentes en el departamento de Informática
y su coherencia con las del resto de la empresa. Para ello, habrán
de revisarse sucesivamente y en este orden:

1. Las Normas Generales de la Instalación Informática. Se realizará


una revisión inicial sin estudiar a fondo las contradicciones que
pudieran existir, pero registrando las áreas que carezcan de
normativa, y sobre todo verificando que esta Normativa General
Informática no está en contradicción con alguna Norma General
no informática de la empresa.
2. Los Procedimientos Generales Informáticos. Se verificará su
existencia, al menos en los sectores más importantes. Por
ejemplo, la recepción definitiva de las máquinas debería estar
firmada por los responsables de Explotación. Tampoco el alta de
una nueva Aplicación podría producirse si no existieran los
Procedimientos de Backup y Recuperación correspondientes.
3. Los Procedimientos Específicos Informáticos. Igualmente, se
revisara su existencia en las áreas fundamentales. Así,
Explotación no debería explotar una Aplicación sin haber exigido
a Desarrollo la pertinente documentación. Del mismo modo,
deberá comprobarse que los Procedimientos Específicos no se
opongan a los Procedimientos Generales. En todos los casos
anteriores, a su vez, deberá verificarse que no existe
contradicción alguna con la Normativa y los Procedimientos
Generales de la propia empresa, a los que la Informática debe
estar sometida.

PROCEDIMIENTO A REALIZAR EN UNA AUDITORÍA.

1. Inicio de la auditoría
El primer paso consiste en definir si la auditoría interna va a
realizarse por personal
de la organización : municipal o por personal subcontratado.
En cualquier caso, se regularán las condiciones de trabajo
documentadamente y se comprobará que
el personal que se asigne a los trabajos cumple con las condiciones
mínimas exigidas, en cuanto a
formación, conocimientos y experiencia.
Estos aspectos estarán recogidos documentalmente en el
procedimiento para la realización de auditorías
internas medioambientales del Sistema de Gestión Medioambiental.

2. Objetivos y alcance de la auditoría


El objetivo general de la auditoría consistirá en evaluar el desarrollo
y la eficacia del Sistema de Gestión
Medioambiental, aunque la auditoría podría estar restringida a
determinadas áreas en las que previamente
se hubieran detectado no conformidades o bien, a requisitos
específicos como por ejemplo,
el cumplimiento de la legislación.

3. Preparación de la documentación
La realización de la auditoría exige la elaboración de una
documentación que facilite el desarrollo
correcto de la auditoría.
El auditor acordará con la organización municipal las fechas en las
que se realizará la auditoría y el
programa de auditoría, donde se establecerán las actividades a
auditar y se facilitará un cronograma
que defina los trabajos a realizar.
Con respecto al programa de auditoría, éste debe recoger datos
relativos a:
• el alcance de la auditoría (temas que abarca, actividades objeto de
la auditoría, criterios
medioambientales a considerar, período de tiempo cubierto por la
auditoría);
• personas/unidades funcionales que serán entrevistadas o visitadas
en sus puestos de trabajo;
• personal auditor;
• temas/puntos del Reglamento a tratar;
• fechas/horas de las entrevistas auditor-auditado;
• duración de las entrevistas;
• documentación de referencia/pautas de conducta;
• compromiso de confidencialidad (si ha lugar);
• solicitud/mantenimiento de la documentación auditada.
Una vez elaborada la propuesta del programa se envía a la Alcaldía
(Responsable del SGMA) al objeto
de que merezca su aprobación. Una vez el programa ha sido
aprobado, el auditor esperará a la
recepción de la documentación del Sistema de Gestión
Medioambiental enviada por el auditado para
proceder a su revisión.

4. Revisión previa de la documentación por el auditor


El auditor leerá, revisará y preparará con objeto de realizar la
auditoría con el mínimo de improvisación
y el máximo rigor, la documentación siguiente:
• Política, objetivos y programas medioambientales municipales.
• Manual de gestión medioambiental municipal.
• Manual de procedimientos de gestión medioambiental municipal.
• Instrucciones técnicas (las que existieren).
Como mínimo se revisará: política, manual del SGMA y declaración
medioambiental
Pautas para la realización de una auditoría interna A4
5. Elaboración de la “Lista de comprobación” por parte del
auditor
Para asegurar la eficacia del proceso de auditoría, el auditor
prepara un protocolo técnico o lista de
comprobación (o “check list”), que es un documento que recoge de
manera ordenada todas aquellas
cuestiones objeto de evaluación, facilita el proceso de auditoría y
evita la pérdida de información. Este
cuestionario ha de elaborarse teniendo en cuenta los criterios
establecidos en la documentación del
Sistema de Gestión Medioambiental, y ha de recoger los aspectos
necesarios para permitir la valoración
del comportamiento medioambiental.
Las listas de chequeo se estructuran por puntos de la norma y
permiten asegurar que como mínimo
se evidencia el cumplimiento o no de los requisitos establecidos en
el Reglamento EMAS.

6. Reunión inicial
Antes del comienzo de la auditoría, es conveniente que el auditor se
reúna con la dirección de la organización
municipal con la finalidad de tratar los puntos siguientes:
• Presentación del equipo auditor.
• Exposición de los objetivos y programa de realización de la
auditoría.
• Indicación de la metodología y procedimiento a utilizar y
confirmación de la disponibilidad de los medios necesarios para el
desarrollo correcto de la auditoría.

7. Realización de la auditoría
Durante la realización de la auditoría, se seguirá el orden lógico
establecido en el programa acordado, el cual ha de permitir obtener
las evidencias de las cuestiones planteadas en la lista de
comprobación.
Esta lista de comprobación ha de considerarse un documento guía,
que puede sufrir las modificaciones
que el auditor considere necesarias en el transcurso de la auditoría,
como la inclusión de nuevas cuestiones o la eliminación de algunas
de las existentes.
El objetivo de la auditoría es determinar la adecuación del Sistema
de Gestión Medioambiental para conseguir la política y los objetivos
medioambientales de la organización municipal, el grado de eficacia
del sistema y la valoración del comportamiento medioambiental de
la organización del municipio.
Para obtener las evidencias, el auditor utilizará los siguientes
métodos:
• Examen de la documentación del sistema, incluidos registros y
otros documentos.
• Entrevistas con el personal.
• Inspección visual de las actividades auditadas.
Los tres modos de obtener evidencias son complementarios y todos
son utilizados en el transcurso de la visita de auditoría.
El auditor examinará el conjunto de los documentos del Sistema de
Gestión Medioambiental, incluyendo la política, los objetivos y el
programa, el manual y los procedimientos e instrucciones técnicas,
así como los registros relativos a la implantación del Sistema de
Gestión Medioambiental. Se actuará del siguiente modo:
• Evidenciar que la documentación del Sistema de Gestión
Medioambiental contemple los requisitos establecidos en el
Reglamento EMAS.
• Evidenciar que se dispone de la documentación necesaria en los
lugares donde ésta se utilice (aunque el auditor ya disponga de
ella).
• Solicitar, revisar y comprobar que el auditado ha obtenido los
registros que se derivan de la aplicación de lo recogido en la
documentación del sistema.

PROCEDIMIENTO DE LA AUDITORÍA:

Identificación del proceso y/o áreas principales Identificación


fuentes de energía.Identificación consumidores de
energía,capacidad instalada y horas de operación
Información histórica de las facturas de los subministradores de
energía

Paso 1.- Recolección de información básica e inventario general de


las instalaciones

Toma de datos
Registros y mediciones puntuales
Referir las diferentes formas de energía que entran o salen a un
mismo período de tiempo La energía que se aporta al sistema es
idéntica a la que éste cede
Paso 2.- Elaboración balances de energía

Paso 3.- Determinar la incidencia del consumo de energía de cada


equipo o grupo en el consumo de energía total.

Paso 4.- Obtener ratios de energía (consumo específico, factor de


carga,…)
Sistemas eléctricos: evaluación de la transformación y distribución,
sistema tarifario, generación propia,…
Sistemas mecánicos: evaluación sistemas aire comprimido,
bombeo, etc
Sistemas térmicos: generación de vapor, agua caliente, redes de
distribución, …

Paso 5.- Determinar los potenciales de ahorro por equipos, áreas,


centros, etc, mediante evaluación técnica

Paso 6.- Identificación de medidas apropiadas de ahorro de energía

Paso 7.- Evaluación de los ahorros energéticos

Paso 8.- Evaluación de los ahorros económicos asociados

8. Documentos a revisar:

8.1. Documentos relativos a obligaciones legales:


• Recibos de pagos de tasas obligatorias de actividades: canon de
saneamiento, canon de vertido, tasa de gestión de residuos, canon
por abastecimiento de agua, etc.
• Autorizaciones diversas de actividades: de puesta en marcha, para
realizar vertidos de aguas residuales a la red de saneamiento
municipal, gestión de residuos peligrosos, y otros si fuera necesario
de acuerdo a las obligaciones legales del Estado, de la Comunidad
Autónoma o propios de la Entidad Local.
• Documentos comprobativos de control y seguimiento de
instalaciones: como los referentes al control por la emisión de gases
contaminantes, gestión de residuos peligrosos, ruidos u otros,
generados por actividades y sobre las que el Ayuntamiento tenga la
obligación de someter a control.
• Permisos y obligaciones derivados de los impactos
medioambientales generados por sus servicios:
permiso de vertido de la confederación hidrográfica para los vertidos
municipales, del control de las emisiones de sus instalaciones y de
la gestión de los residuos peligrosos, etc.
• Cualquier otro documento o registro referente a sus obligaciones
establecidas, considerando todos los ámbitos: europeo, nacional,
autonómico y local.

8.2. Registros que evidencien el funcionamiento de las prácticas


implantadas para la mejora del comportamiento medioambiental:
• Características relativas a la gestión de residuos generados en el
municipio, medidas de minimización, segregación y reutilización,
contratos con Ayuntamientos gestoras dedicadas a la recuperación.
• Información disponible relativa tanto a la gestión medioambiental
interna, como a las posibilidades de cooperación con otras
entidades.
• Relación de materias primas auxiliares, sus características,
consumo, envases que utilizan, etc.
• Registros de compra de materiales, contratos con suministradores
o empresas contratadas donde se fijen condiciones relativas a la
gestión medioambiental.
• Sistemas utilizados en el tratamiento de vertidos líquidos, destino
de los vertidos.
• Instalaciones eléctricas, especificaciones y estado, consumos
eléctricos y de combustibles
y estudios sobre corrección y optimización energética.
• Ordenanzas municipales relativas a la protección medioambiental.
• Diagramas de instalaciones de captación, tratamiento y suministro
de aguas, registros de
consumos según procedencia y uso, estudios para la optimización y
reutilización del agua.

8.3. Documentación básica del Sistema de Gestión Medioambiental


a examinar:
• Política medioambiental.
• Objetivos y metas medioambientales.
• Programas de gestión medioambiental, en el que se recogen las
actividades necesarias a realizar para el cumplimiento de los
objetivos y metas medioambientales establecidos.
• Manual de gestión medioambiental: responsabilidades de la
organización municipal, así como las funciones de la gestión
medioambiental.
• Procedimientos medioambientales: describen el desarrollo de las
actividades enunciadas en el manual de gestión medioambiental.
• Instrucciones Técnicas: describen como se desarrollan las
actividades que generan aspecto/ impactos medioambientales
• Programa y resultados de las auditorías medioambientales (si la
que se realiza no es la primera).
• Declaración medioambiental: información pública sobre el
comportamiento medioambiental del municipio.
La documentación básica ha de ser revisada para asegurar que se
encuentra allí donde se necesita y que el personal la conoce y actúa
en consecuencia.
El estudio y análisis de la documentación y los registros que ésta
genera ha de ser lo más exhaustivo posible. Lógicamente durante la
auditoría no puede comprobarse toda la documentación relacionada
con el sistema, por lo que se han de establecer criterios objetivos, y
por muestreo que aseguren, en la medida de lo posible, una
revisión lo más completa posible.
En lo referente a los registros, no deben solicitarse ejemplos, sino
elegir “carpetas” al azar de los archivos, solicitar planos, contratos o
listados específicos (los elige el auditor, no el auditado, pues
podrían estar preparados).

9. Entrevistas con el personal:


Respecto al modo de llevar a cabo las entrevistas, una serie de
consideraciones importantes:
• Presentarse, explicar por qué y para qué se está allí.
• Utilizar un lenguaje adecuado al interlocutor, no actuar con
prepotencia, explicar cuanto sea
necesario, ser paciente, etc.
• Ser puntual, educado, etc.
Respecto a las preguntas, es importante:
• Realizar preguntas abiertas para tantear, y acotar aquello que se
desee obtener o evidenciar y realizar preguntas cerradas para
obtener bases sólidas y evidenciables que permitan emitir un
veredicto.
• Emplear argumentos positivos y formular las preguntas siempre de
modo afirmativo. Por ejemplo, es preferible afirmar que “deben ser
establecidos objetivos medioambientales por parte del
Ayuntamiento, tal como requiere la norma” en lugar de: “el
Ayuntamiento no tiene objetivos medioambientales establecidos”:
• No resultar capcioso a la hora de formular las cuestiones.
• Las preguntas se formulan a la persona que realiza el trabajo o
responsable de la actividad auditada.
• Repetir la pregunta si es preciso o formularla de otro modo, si no
es entendida.
• Tomar notas sin interferir en el desarrollo de la entrevista.
Finalizar la entrevista siempre de una manera positiva, haciendo un
breve resumen al entrevistado y agradeciéndole su ayuda y tiempo
prestado.

10. Inspección visual de las actividades auditadas


Existen, en el transcurso de una auditoría, determinadas
instalaciones, equipos o similar, que lógicamente no pueden ser
entrevistados, y además no generan ningún tipo de registro. En
estos casos, de lo que se trata es de dejar constancia de que “esa
instalación o similar” de la que se habla en el párrafo anterior sea
efectivamente como recoge la documentación.
Por ejemplo: en la documentación relativa a control de residuos,
puede recogerse que “la basura municipal se depositará en
contenedores estáticos, normalizados de 1.500 litros de capacidad
habilitados al efecto, y situados en la vía pública”. El único modo
que tiene el auditor de evidenciar este punto, es “ver” físicamente
estos contenedores.
Bien sea mediante la revisión de la documentación del sistema,
entrevista con el personal o inspección visual el auditor ha de
procurar:
• Describir el momento en que se detectan los hechos que no son
conformes con los criterios de la auditoría.
• Detectar los puntos que han de ser investigados con mayor
profundidad y asegurarse de que todos han estado comprobados.
• Basar las no conformidades en hechos objetivos y demostrables.
• Contrastar la información en diversas fuentes y con el resto de
integrantes de la auditoría.

11. Reunión final


Una vez se han realizado las entrevistas necesarias, se ha revisado
la documentación requerida, y se han inspeccionado las
instalaciones auditadas; se trata de exponer las primeras
conclusiones al auditado.
La reunión final tiene en sí dos etapas:
1. Preparación de la reunión final: donde el auditor(es) prepara(n)
las conclusiones a exponer al auditado y el modo de exponerlas,
comprobando para cada uno de los hallazgos, cuáles de ellos
constituyen causa de no conformidad y cuáles son sencillamente
observaciones / recomendaciones.
2. Reunión final auditado - auditor propiamente dicha.
Objetivos de la reunión final:
• Exponer los hallazgos de auditorías; explicando cuáles son No
Conformidades y cuáles si.
Observaciones.
• Llegar a un consenso sobre estos hallazgos (caso de que sobre
éstos exista alguna desavenencia entre auditor y auditado).
Alternativas respecto a la reunión final, existen dos opciones:
• Exponer al auditado los principales hallazgos de auditoría,
comunicándole la entrega del informe definitivo en el plazo que se
fije en el programa de auditoría.
• Entregar el informe de auditoría en el momento de la reunión final
completamente manuscrito.
Lo habitual suele ser la primera opción por un motivo: las primeras
“impresiones” pueden ser matizadas o mejor expuestas en el
momento de redactar un informe sin las prisas que supone cumplir
un programa estricto de auditoría.
Sin embargo, en auditorías parciales que pudieran realizar personal
de un área a otra del Ayuntamiento, suele ser habitual elaborar a
mano el informe de auditoría en presencia del auditado en el
momento de cierre de la auditoría.

12. Cierre de auditoría


La auditoría concluye cuando el auditado recibe del auditor el
informe de auditoría, y éste es aceptado.
El informe de auditoría debe ser elaborado por el auditor jefe (en
caso de más de un auditor) y se debe entregar a la persona que se
determine en la reunión final. Por ejemplo al Concejal de Medio
Ambiente, quien internamente lo distribuye en el Ayuntamiento.
Puede plantearse enviar varios originales del informe de auditoría, a
distintos receptores, en cualquier caso esto quedará recogido en el
programa de auditoría.

Complemento:

TIPOS DE AUDITORÍA AMBIENTAL

Las auditorías ambientales utilizadas con mayor frecuencia son:

• Auditoría Ambiental Externa: la realiza un equipo de auditores


que no pertenecen a la empresa. Este tipo de auditoria permite
una mayor objetividad de los resultados.
• Auditoría Ambiental Interna: el equipo auditor forma parte de la
empresa auditada. Permite establecer un sistema de control
ambiental interno a menor costo, pero no con la misma
objetividad.
• Auditoría Preliminar o de Diagnóstico: identificación preliminar
de los principales aspectos e impactos ambientales y las
correspondientes medidas de mejoramiento. Es el primer paso
para establecer un plan de mejoramiento ambiental y un sistema
de gestión ambiental.
• Auditoría de Verificación: verifica si la empresa cumple con la
legislación ambiental vigente y acuerdos formales que limiten la
magnitud de las descargas al ambiente. Es el tipo más frecuente
de auditoria ambiental.
• Auditoría de un Sistema de Gestión Ambiental: evalúa el
sistema de gestión ambiental existente en una empresa. Incluye
la verificación del cumplimiento de los procedimientos de gestión
ambiental, su relevancia y efectividad.
• Auditoría de Riesgos Ambientales: identifica los riesgos
potenciales en los procesos y procedimientos de la empresa. Los
accidentes causan grandes impactos ambientales, pérdidas
económicas y daños a las instalaciones y a las personas, por lo
que su prevención es muy rentable para toda la empresa.
• Auditoría de Residuos: identifica y cuantifica las diferentes
líneas residuales, evalúa las prácticas y procedimientos para su
manejo y control y estima los costos asociados a éstos. Busca
opciones para reducir la generación de residuos en su fuente
misma, prevenir su generación y llevar a cabo una mejor gestión
de éstos.
• Auditoría de Procesos: verifica los niveles de eficiencia con que
operan los procesos de interés. Implica cuantificar los flujos de
materia y energía, así como la eficiencia y estabilidad
operacional. Cubre aspectos comunes a una auditoria ambiental
clásica.
• Auditoría Energética: evalúa la eficiencia de utilización de los
recursos energéticos de la empresa, compara con la eficiencia
teórica e identifica potenciales mejoras en dichos sistemas.
Implica controlar los procedimientos empleados para identificar y
cuantificar el uso de los recursos energéticos.

¿QUIENES REALIZAN LAS AUDITORIAS AMBIENTALES?

Diferentes países han buscado reglamentar la actuación de los


auditores ambientales, exigiendo ciertos criterios para su
calificación. La propia norma ISO 14.012 trata, específicamente,
esta cuestión. Se ha establecido un sistema internacional de
acreditación de auditores, siendo el más
conocido el británico EARA- Environmental Auditors Register
Association, que tiene reputación mundial. Tal sistema es,
principalmente, utilizado para fines de certificación en los términos
de norma la ISO 14.001, que requieren corregir las inconformidades
(cuales acciones serán tomadas y dentro de que plazo). Es
importante la clasificación de las inconformidades en grados de
importancia, ya que las auditorias acostumbran apuntar todos los
problemas, sean éstos de grande o de pequeña importancia;
evidentemente, las inconformidades de gran importancia deben ser
corregidas rápidamente. Como hay diferentes tipos de auditorias,
con objetivos diversos, es natural que la forma de conducirlas y
procedimientos de auditoria también sean variables. Por ejemplo,
en un ciclo de auditorias que busca la certificación de una auditoria
externa. No hay ninguna obligación en utilizar auditores acreditados
para otro tipo de auditoria, en particular las auditorias internas
utilizadas por algunas empresas de gran importancia aunque esto
no quiera decir que requieran de profesionales con conocimiento
técnico apropiado, en éste caso, las calificaciones más importantes
incluyen una mayor calificación en el área ambiental que el
conocimiento de procedimientos y sistemas de gestión, que es el
punto de interés de la calificación para un auditor en los términos de
la norma ISO 14.012.

A continuación se presenta el modelo de una Auditoría Energética a


una empresa.
Beneficios de la Auditoría Energética:
Analizando inicialmente el beneficio particular:

¿Qué beneficios proporciona un prediagnóstico?


Son múltiples los beneficios que proporciona un prediagnóstico para
la empresa. Estos pueden resumirse en:

1 - Concienciación del gasto energético, tanto en coste como en


su distribución. Muchas veces se asume el gasto como una partida
más, sin valorar su repercusión y las posibilidades de mejora.
Tampoco se conoce cómo se distribuye dentro de los distintos
sistemas energéticos que existen dentro de la empresa.

2 - Conocimiento de las medidas. Algunos de fácil aplicación, que


permiten reducir los costes energéticos.

3 - Mejora de la eficiencia energética, y por tanto, de la


competitividad y de los resultados empresariales.

Estos son los beneficios que hacen del prediagnóstico y la


auditoría energética una potente herramienta de gestión
empresarial.

A modo general:
La Auditoria Energética permite, una vez que ésta ha sido realizada,
estimar de manera cierta, los costos y beneficios (ahorro de
energía) que el cliente puede conseguir en muchos casos, los
costos involucrados son despreciables, en otros, se pueden
considerar inversiones adicionales. Estos mismos conceptos se
aplican también al análisis del bienestar térmico en edificaciones,
sean éstos institucionales, industriales o viviendas.
En aparatos eléctricos tales como estufas, cocinas o lámparas
incandescentes la totalidad de la energía requerida para el
funcionamiento es transformada en calor o luz (energía activa).
Pero existen otros aparatos como motores, equipos de iluminación
(fluorescentes), equipos de aire acondicionado, etc., en los cuales
una parte de la energía se transforma en frío, luz, movimiento, etc.
(energía activa), y la parte restante es requerida para su propio
funcionamiento (energía reactiva).
Para aprovechar al máximo la energía recibida, debemos
minimizar el consumo de energía reactiva.

¿Cómo eliminar el complemento de energía reactiva?


Con el fin de eliminar este complemento en su facturación, es
necesario la instalación de un Equipo de Compensación de Energía
Reactiva.
Distintas empresas nos ofrecen reducir el consumo de energía
reactiva mediante la instalación de estos equipos; De esta forma
conseguiría para su empresa los siguientes beneficios:

- Reducir gasto en su factura eléctrica.


- Reducir las caídas de tensión.
- Proteger la vida útil de las instalaciones

Potencia Activa y Reactiva


Algunos aparatos necesitan no sólo potencia activa, sino también
potencia reactiva. Algunos de estos aparatos son motores,
lámparas de descarga y transformadores. El trabajo real lo realiza la
potencia activa como en todos los aparatos eléctricos. La potencia
reactiva se necesita para mantener el campo magnético.

Los suministradores de electricidad permiten normalmente al


consumidor usar hasta un 20% de la carga máxima de potencia
activa. Para toda consumición en exceso de esta cantidad cobran
una tarifa de potencia reactiva, las tarifas varían entre compañías.
El recargo especial es necesario porque la potencia reactiva
sobrecarga el sistema reduciendo la distribución de la potencia
activa y afectando a la rentabilidad de la generación de energía.

La potencia reactiva necesitada por el equipo del consumidor se


puede producir localmente usando un condensador de
compensación situado cerca de dichos equipos.

EL FILTRADO DE ARMÓNICOS MEJORA LA CALIDAD DE LA


POTENCIA ELÉCTRICA
El término componente armónico o simplemente armónico, se
refiere a cualquiera de las componentes sinusoidales mencionadas
previamente, la cual es múltiplo de la fundamental. La amplitud de
los armónicos es generalmente expresada en por ciento de la
fundamental.

Cierta maquinaria y equipos generan armónicos, los cuáles fuerzan


la red y los condensadores e incrementan la distorsión de la
tensión. Tales fuentes de armónicos incluyen los circuitos
excitadores de corriente contínua y los inversores, las UPS, hornos
de arco, transformadores, filtros eléctricos y diferentes tipos de
lámparas de descarga.

La mayor distorsión en la tensión debida a los armónicos perturba el


funcionamiento de muchos tipos de equipos que requieren
electricidad de alta calidad, como ordenadores y teléfonos. La
distorsión en la tensión también puede sobrecargar los cables y
causar fallos en relés o fusibles.

Un sistema donde hay armónicos presentes puede emplear dos


tipos de soluciones para la compensación de la energía reactiva:
Reactancias de choque o filtros armónicos.

Los filtros son elementos cuya impedancia varía con la frecuencia.


También tienen el potencial de crear y amplificar el problema de las
armónicas, a menos que cuidadosamente sean localizados y
diseñados, en algunos casos un diagnóstico y diseño pobres,
origina que el remedio sea peor que la enfermedad.

Los filtros pasivos son los más simples, más económicos, pero
menos flexibles y efectivos para filtrar armónicas. Son elementos
puramente pasivos, usados por las empresas como circuitos en
paralelo en la entrada de los servicios con problemas de generación
de armónicas, evitando de esta manera que entren al sistema de
distribución. También los filtros pueden instalarse directamente en
un equipo particular donde existe un grave problema de generación
de armónicas, evitando de esta manera que circulen en la propia
instalación eléctrica del usuario.

El comportamiento de los filtros pasivos es ser sensitivos a la


impedancia del sistema para los cuales ellos fueron ajustados. La
impedancia del sistema puede cambiar a lo largo del tiempo, como
el equipo altera su comportamiento de volts/var, siendo difícil
estimar su exactitud si no se tienen mediciones. Los filtros pasivos
con frecuencia no proporcionan un comportamiento satisfactorio,
bajo ciertas circunstancias pueden causar problemas de resonancia
sobre el sistema donde están conectados.

Filtros activos.- Son elementos de potencia, los cuales trabajan


usando un convertidor de potencia conectado en paralelo para
producir corrientes armónicas iguales a las que se encuentran en la
corriente de carga, asegurando que su trayectoria sea la de sacar
las corrientes armónicas fuera de la trayectoria del sistema de
distribución (figura 8). La reducción de las armónicas depende sólo
de la medición armónica correcta que se está generando en la
carga y no es función de la impedancia del sistema. Estos filtros han
tenido una mayor aplicación, teniendo la desventaja de ser más
caros y de que consumen potencia en cantidades significativas,
creando además niveles altos de interferencia electromagnética.

Compensación de Potencia Reactiva:

Hoy, y cada día más, nos encontramos que a la hora de compensar


la energía reactiva en una instalación no solo debemos tener
presente los datos “clásicos”, sino que también hay que tener en
cuenta la presencia de posibles receptores que pueden contaminar
la instalación con armónicos: variadores, rectificadores, hornos de
soldadura, fluorescentes, etc.
En una instalación nos podemos encontrar con cargas lineales y
cargas no lineales.
Las cargas lineales son aquellas en las que obtenemos como
respuesta a una señal de tensión senoidal una corriente también
senoidal; por ejemplo: resistencias, motores, transformadores, etc.
Las cargas no lineales son aquellas en las que
la corriente que absorbe no tiene la misma
forma que la tensión que la alimenta. Por
ejemplo: alimentaciones conmutadas, motores
en el momento del arranque, variadores, etc.

Son estas últimas cargas “las cargas no


lineales” las que pueden contaminar la
instalación con la generación de armónicos.
Cuando la presencia de armónicos es
importante puede provocar alteraciones en la instalación eléctrica.
Estas perturbaciones se pueden clasificar en dos grandes grupos:
consecuencias a corto plazo (aumento de la corriente eficaz,
disparos intempestivos de las protecciones, vibraciones y ruidos
anormales en los cuadros de Baja Tensión, etc.) y consecuencias a
largo plazo (calentamiento progresivo de conductores,
transformadores, alternadores etc.
Especial atención merece la compensación de energía reactiva en
instalaciones con presencia de armónicos.
Los condensadores son receptores que por sus características
intrínsecas influyen en la distorsión armónica de la instalación y, al
mismo tiempo, son parte afectada por las consecuencias de las
perturbaciones armónicas presentes en la instalación

Compensación de energía reactiva

Criterios de elección del equipamiento

La compensación de energía reactiva puede realizarse de dos


formas (mediante equipamiento tipo estándar, o tipo desintonizado
o antiresonante) de acuerdo al nivel de contaminación armónica de
la red.

Elección del banco de condensadores

El voltaje de la red y su frecuencia son los factores básicos para


dimensionar los condensadores BT.

Algunos de los beneficios de la compensación y el filtrado son:


• Tarifa de potencia reactiva más barata por parte del
suministrador (o eliminación de este recargo)
• El correcto dimensionamiento del sistema de distribución y del
equipo significa ahorro; la necesidad de expandir el sistema
se limita o puede ser eliminada por completo
• Las temperaturas más bajas en los armarios de distribución y
en el cableado reducen pérdidas
• La capacidad de transmisión de potencia activa crece por la
eliminación de la componente de la potencia reactiva en la
corriente a la carga
• La caída de la tensión se reduce

BENEFICIOS DE UNA AUDITORÍA AMBIENTAL

Las auditorías son un instrumento fundamental para que las


empresas afronten con competitividad su gestión ambiental. De esta
forma, la auditoría aporta a la empresa una serie de beneficios que
varían de situación en situación, pero que la convierten en rentable:

• Ayuda a la conservación del medio ambiente y al


cumplimiento de leyes, normas y estándares.
• Facilita la puesta en marcha por las empresas de sistemas
internos de protección ambiental.
• Da transparencia a la gestión ambiental de la empresa.
• Facilita la comunicación externa e interna a todos los niveles.
• Amplía el conocimiento sobre el estado de salud
medioambiental de prácticas e instalaciones.
• Proporciona ventajas frente a la competencia, tales com o el
prestigio y una buena imagen.
• Incentiva la innovación tecnológica.
• Mejora el rendimiento y la utilización de los recursos.
• Proporciona a la empresa una base de datos disponible para
otras funciones.

CONSEJOS SOBRE EL USO EFICIENTE DE LA ENERGÍA

• consejos para el acondicionamiento térmico

> aislamientos y protecciones solares


es necesario un buen aislamiento, tanto en muros y paredes como
en techo y suelo.
> utilización de protecciones para disminuir el grado de
insolación en verano.
> accesos adecuados a las dimensiones necesarias, adecuar
las puertas y ventanas.
> asegurar la hermeticidad de los cerramientos.

• sistema de calefacción
> aproveche la luz natural, produce un ahorro en iluminación y
es una fuente de calor gratuito durante el invierno.
> establezca temperaturas de confort ajustadas a las
necesidades, en invierno sería suficiente con 20 ºc.
> revise el aislamiento y reajuste los puntos deficientes de
aislamiento, tanto en los sistemas constructivos como en las
calderas y depósitos.
> calorifugue (aísle) las tuberías que transportan el fluido
calefactor.

• sistema de refrigeración (aire condicionado)


> fije una temperatura de confort de alrededor de 25 ºc según el
tipo de actividad y necesidades para el verano.
> intente repartir correctamente el frío, evitando corrientes de
aire muy frías y otras demasiado calientes.
> limpie y revise periódicamente su sistema de aire
acondicionado (cada 2 ó 3 meses) podría suponer un ahorro de
entre un 3 % y un 10 % del consumo de energía utilizado para la
climatización.
> durante la noche utilice aire exterior para climatizar.
> instale toldos exteriores para evitar en verano la insolación
directa del sol.
> instale o cambie de lugar el condensador a un sitio más fresco
y mejor ventilado, donde no incida el sol.
• refrigeración por absorción
> El método convencional de refrigeración es con equipos
compresores. Mediante energía mecánica se comprime un gas
refrigerante. Al condensar, este gas emite el calor latente que antes,
al evaporarse, había absorbido el mismo refrigerante a un nivel de
temperatura inferior. Para mantener este ciclo se emplea energía
mecánica, generalmente mediante energía eléctrica. Dependiendo
de los costos de la electricidad, este proceso de refrigeración es
muy costoso. Por otro lado, tomando en cuenta la eficiencia de las
plantas termoeléctricas, solamente una tercera parte de la energía
primaria es utilizada en el proceso. Además, los refrigerantes
empleados hoy en día pertenecen al grupo de los
fluoroclorocarbonos, que por un lado dañan la capa de ozono y por
otro lado contribuyen al efecto invernadero .
> Un método alternativo de refrigeración es mediante equipos
de absorción. En estos sistemas la energía suministrada es, en
primer lugar, energía térmica. El refrigerante no es comprimido
mecánicamente, sino absorbido por un líquido solvente en un
proceso exotérmico y transferido a un nivel de presión superior
mediante una simple bomba. La energía necesaria para aumentar la
presión de un líquido mediante una bomba es despreciable en
comparación con la energía necesaria para comprimir un gas en un
compresor. A una presión superior, el refrigerante es evaporado
desorbido del líquido solvente en un proceso endotérmico, o sea
mediante calor. A partir de este punto, el proceso de refrigeración
es igual al de un sistema de refrigeración por compresión. Por esto,
al sistema de absorción y desorción se le denomina también
"compresor térmico".

> En los sistemas de refrigeración por absorción se diferencia


entre dos circuitos, el circuito del refrigerante entre compresor
térmico, condensador y evaporador, y el circuito del solvente entre
el absorbedor y el separador. Una ventaja notable de los sistemas
de absorción es que el refrigerante no es un fluoroclorocarbono. La
mezcla de refrigerante y solvente en aplicaciones de aire
acondicionado y para temperaturas mayores a 0°C es agua y
bromuro de litio (LiBr). En aplicaciones para temperaturas hasta -
60°C es amoniaco (NH 3 ) y agua. Hasta hoy no se han encontrado
otras mezclas apropiadas para estas aplicaciones, aunque se están
desarrollando sistemas de adsorción , en los que el refrigerante es
absorbido en matrices sólidas de ceolitos.
• para la iluminación

EFICIENCIA ENERGÉTICA EN ILUMINACIÓN EN LA INDUSTRIA

En los sectores económicos de la industria y los servicios, la


iluminación corresponde a más del 5% del consumo de energía. En
las oficinas y en el comercio la relación es aún mayor. En grandes
empresas industriales, los gastos de energía dedicados a
iluminación pueden ser mayores o menores dependiendo del tipo de
producción y de su intensidad en energía. En todos los sectores es
necesario un verificación de la eficiencia de la energía en las
instalaciones de iluminación, ya que en casi todos los casos existe
un potencial de optimización.
El método para el análisis de las posibilidades de un aumento en la
eficiencia del alumbrado se basa en las maneras de procesamiento
válidas para las tecnologías transversales:
Evitar el uso innecesario del alumbrado (iluminación demasiado
fuerte)
Reducir el uso de la energía útil necesaria (mejor reflexión de la luz)
Mejorar el nivel de eficiencia del sistema (buena regulación)
Utilizar caudales de energía existentes (luz natural)
Las posibilidades de un reducción del consumo de energía pueden
atribuirse a las fases de energía importada, energía útil y uso final.
Para comprobar si se puede reducir el consumo de electricidad
establecido, es necesario comprobar primero la demanda de
energía real que existe. Seguidamente, se debe comprobar si la
potencia de la iluminación instalada corresponde a la iluminación
necesaria o si por el contrario está sobredimensionada. En el
siguiente paso se debe comprobar si se puede disminuir la reflexión
luminaria ocasionada por reflectores sucios contribuyendo esto a
una disminución de la demanda de energía eléctrica ya que se
podrían emplear menos luminarias. Finalmente, el consumo de
energía se puede reducir por medio de una tecnología eficiente de
baja demanda de electricidad para producir el mismo nivel de
iluminación (Por ejemplo se puede reducir la energía consumida de
una lámpara al cambiar su sistema de encendido convencional por
un balasto electrónico)
Un regulación y control adecuado de las lámparas permite que la
demanda de iluminación pueda adecuarse espacialmente y
temporalmente a las necesidades. De esta forma se evita que
determinadas áreas se iluminen innecesariamente, en exceso, o
cuando nadie esté presente.
Las lámparas transforman la electricidad en calor (pérdida) y en
radiación visible (luz). El rendimiento lumínico es la medida para la
evaluación de la eficiencia de una lámpara y se mide en lúmen/watt
(lm/W). La mayor parte de la energía consumida por una lámpara se
transforma en calor pero mientras para las lámparas
incandescentes este rendimiento no supera el 5% en el caso de las
fluorescentes este se va al 25%.
Al tomar la decisión acerca del tipo de lámpara más eficiente para
cada tipo de empresa, debe considerarse, además de las
exigencias en el tipo de uso, la reproducción del color, el precio de
adquisición y los diferentes tipos de lámparas existentes en el
mercado y su efecto en el consumo de electricidad.

> el nivel de iluminación estará determinado en función de la


actividad laboral realizada en cada dependencia.

> aprovechar siempre que sea posible la luz natural, procurando


que esta no produzca deslumbramientos en el trabajo, excepto en
trabajos de delineación.

> sustituya los tubos fluorescentes tradicionales por otros de


alto rendimiento, pues obtendrá un 10 % de mayor flujo luminoso
con menor consumo y mayor vida.

> los sistemas de arranque de lámparas de descarga deben de


ser electrónicos para obtener un menor consumo.

> utilice siempre que sea posible detectores de presencia o


temporizadores, en servicios, despachos individuales, almacenes
interiores o pasillos con escasa presencia.

> cuando realice una sustitución de lámparas, sistemas


auxiliares y luminarias intente que sean del mismo fabricante o de
características semejantes. no siempre es un buen ahorro, el
comprar aparatos más económicos.

> una limpieza de lámparas y luminarias programada dos veces


al año, implica una reducción del 20 % en el consumo al tener que
instalar menor número de lámparas.

• DISEÑO DE ILUMINACIÓN INDUSTRIAL


Existe una relación entre la calidad de los productos profesionales y
la calidad de las instalaciones de producción
La experiencia demuestra que una buena iluminación en las
fábricas y talleres es una manera muy eficaz de incrementar tanto la
productividad como la calidad.
Una buena iluminación aumenta el confort y la seguridad del
trabajador , reduce el nivel de errores y estimula al personal a
mejorar su rendimiento.
En tal sentido es relevante la cuestión de elección de lámpara y el
diseño de iluminación.

• TIPOS DE ILUMINACIÓN

A. Iluminación general .- Provee un nivel de iluminación uniforme


en toda el área de la nave industrial. Se determina principalmente
por la altura disponible para el montaje de las luminarias:
Áreas de altura baja (hasta aprox. 7 m): se selecciona usualmente
fluorescentes tubulares.
Áreas de altura media (aprox. de 7 a 12 m): fluorescentes tubulares
ó lámparas de descarga de alta intensidad de fuente puntual.
Áreas altas (por encima de 12 m): fuentes de luz puntuales.

B. Iluminación localizada .- Provee un nivel de iluminación


específica en el puesto de trabajo.

- SIETE PUNTOS CLAVE PARA UNA BUENA ILUMINACIÓN


INDUSTRIAL

• LUZ SUFICIENTE , tener niveles adecuados de luz, según la


naturaleza de la tarea visual. Mayores necesidades por:
probabilidad de cometer errores es menor, motivos de
seguridad, edad del trabajador.

• ILUMINACION UNIFORME, una iluminación general con un


alto grado de uniformidad, garantiza total libertad a la hora de
situar la maquinaria y los bancos de trabajo. (en cualquier
punto 200 lux)

• BUENA ILUMINACIÓN VERTICAL, en ciertos trabajos la tarea


visual está localizada en el plano vertical. Se puede recurrir a
las empotradas en el techo que ofrecen una distribución
asimétrica de la luz.

• FUENTES DE LUZ BIEN APANTALLADAS, en alturas de


montaje bajas es fundamental, debido a que las fuentes de luz
son relativamente brillantes y producen un flujo elevado en
todas direcciones. Las rejillas proporcionan el apantallamiento
en la dirección crítica.

• BRILLO DE EQUILIBRIO UNIFORME, una iluminación


uniforme contribuye a crear una sensación de confort.

• COLOR DE LUZ AGRADABLE, lo que se necesita es una


fuente con una apariencia de color agradable y un buen
rendimiento de color.

• BAJO COSTO DE MANTENIMIENTO, es tan importante como


la maquinaria moderna y un personal motivado. De instalar
una iluminación buena y eficaz, es de sentido común que se
obtendrá menores costos de energía y mantenimiento.

consejos sobre equipos y maquinaria:


“motores de alta eficiencia”

> menor consumo a igualdad de carga.


> más fiables y menores pérdidas.
> más caros, pero rendimiento considerablemente mayor.
> amortización en 2,5 años aproximadamente.

regulación de motores
> realice el mantenimiento y limpieza adecuado.
> utilice un arranque secuencial programado.
> reducciones en el consumo de los motores hasta de un 50 %.
> minimizan las pérdidas en las instalaciones.
> aumentan la vida útil del motor y de las instalaciones.
calderas
> no tirar energía por la chimenea. recuperación del calor de los
gases.
> aprovechamiento de la energía de los gases. precalentadores
y economizadores.
> ajuste de la mezcla aire/combustible. combustión óptima.
> otras pérdidas en:
- paredes: revisar refractarios y aislamientos.
- purgas: mejorar la calidad del agua de alimentación.

• recuperación del calor sensible.


> regulación, revisión y limpieza de los componentes de la
caldera.
> sacar máximo partido al combustible utilizado y estudiar otros
posibles.
> utilización a plena carga, sino sustituir por varias calderas.
> calderas de mejor rendimiento funcionamiento constante en
régimen estacionario.
> optimización del transporte de fluidos.

• compresores
> recuperar el calor del refrigerante que utiliza el compresor
(agua, aire, aceite) y utilizarlo en calentar aire o agua, mediante un
intercambiador de calor.
> localizar el compresor lo más próximo al punto de mayor
demanda, la disminución de la longitud de las redes de distribución
disminuye el coste de capital como el de operación.
> utilizar la compresión de aire en varias etapas.
> evitar la operación de un compresor en vacío, mejor utilizar
dos equipos de aire comprimido para que se utilicen ambos sólo en
casos de una demanda punta; se evita el sobredimensionamiento
de un único equipo que puede llegar a consumir hasta un 75 % de
la energía necesaria para operar a plena carga.
> el aire de admisión debe tomarse del exterior porque su
temperatura es más baja, por cada 4 ºc de aumento en la admisión
aumenta un 1 % el consumo energético.
> el preenfriamiento del aire de admisión del compresor mejora
su eficiencia, generalmente se realiza mediante refrigeración y se
obtiene a una temperatura de -25 ºc. puede llegar a unos ahorros
de hasta un 30 % en el consumo de energía.
> el mantenimiento, de acuerdo con las instrucciones los
fabricantes, no solamente preserva el rendimiento de los equipos
sino también la eficiencia térmica óptima.
> utilizar un sistema de control (por modulación, por carga, dual
automático, con microprocesador, etc.) para ajustar la operación del
compresor a las necesidades de la producción.
> evitar pérdidas en las redes de distribución de aire
comprimido.
> estudiar la utilización de secadores de aire, después del
compresor y antes de su distribución. un aumento de temperatura
de 40 ºc ahorra 10 % de aire comprimido.
> no operar a presiones superiores a las recomendadas por los
fabricantes.

• hornos y secaderos
> aproveche el calor de los gases. recuperar calores residuales.
> aislamiento adecuado.
> analizar la posibilidad de sustitución del combustible.
> gases de salida saturados al máximo, evitar condensación.
> exceso de aire entre un 10 % y un 20 %.
> recirculación parcial de los gases húmedos de salida.
> estudiar la granulometría del producto más adecuada. más
fino mejor se seca.
> seque el producto en el secadero lo mínimo, antes de
introducirlo mediante corrientes de aire naturales o forzadas de aire
atmosférico.
> tener en cuenta la humedad del ambiente de almacenamiento.

• cámaras frigoríficas
> adecuar la temperatura al producto y al tiempo de
conservación.
> elementos de control y regulación en buen estado.
> instalación de un interruptor temporizado para el alumbrado
interior.
> mantener las puertas cerradas, sino cortinillas flexibles.
> buen aislamiento, cierre hermético.
> independizar las cámaras frigoríficas de los locales
calefactados.
> adosar todas las cámaras disminuye superficie de contacto
exterior.
> proteger el recinto frigorífico de la radiación solar.
> dimensionar la instalación a las necesidades.

• consejos sobre equipos ofimáticos.


> apague el ordenador cuando no esté trabajando con él en
periodos superiores a una hora.

> configure el modo "ahorro de energía", que posibilita al


ordenador el estado de reposo o bajo consumo. esta solución
permite consumir hasta un 60 % menos de energía eléctrica.

> si necesita un nuevo ordenador para su empresa, asegure


que tenga la etiqueta de "energy star" etiquetado obligatorio para
los equipos ofimáticos eficientes energéticamente, u otras etiquetas
energéticas aceptadas como son: german blue angel, swiss energy
2000, nordic white swan y tco'99.

> si compra una impresora o fotocopiadora nueva, exija que


tenga el modo "ahorro de energía".

> tanto la fotocopiadora como la impresora deben quedar


apagadas durante la noche y los fines de semana, esta operación
conlleva poco tiempo y sin embargo el ahorro puede ser importante.

• consejos sobre aire comprimido

El aire comprimido está presente en un gran número de empresas


ya que mejora la productividad, automatizando y acelerando la
producción. Sin embargo, pocas empresas tienen en cuenta el
elevado coste de su producción. Para reducirlo se pueden llevar a
cabo una serie de rutinas que ayuden a mejorar la eficiencia del
sistema de aire comprimido y obtener con ello un notable ahorro:

> Las fugas suponen más del 40% de las pérdidas.


Por ello es imprescindible establecer un sistema para detectar
fugas, de modo que éstas puedan ser reparadas inmediatamente, y
tener en cuenta los siguientes aspectos:
• Imponga un programa periódico de prueba de fugas.
• Es más fácil detectar fugas en los compresores durante los
períodos en los que no hay demanda de aire ni ruidos en la fábrica.
• Las fugas pequeñas pueden ser detectadas con agua jabonosa.
• Compruebe todos los empalmes, conectores y mangueras
flexibles.
• Compruebe el desgaste de las juntas de los cilindros operados
neumáticamente.
• Identifique las tuberías redundantes, fuente potencial de fugas, y
córtelas o quítelas (las válvulas aislantes por sí solas no son
totalmente fiables, ya que también pueden tener fugas).

> Considere la posibilidad de zonificar el sistema de aire


comprimido mediante la instalación de válvulas de zona, de modo
que sólo se presuricen las zonas que lo requieran. Del mismo
modo, estudie si todas las zonas requieren la misma presión. Si no
es así, instale válvulas de reducción de presión para suministrar
baja presión a las partes que no necesiten la presión general del
sistema. Reducirá el consumo y la posibilidad de fugas.

> Analice si es rentable instalar un compresor local para equipos


que necesiten presiones más altas y operen períodos más largos
que el resto del sistema.

> Compruebe periódicamente las trampas de agua, ya que las


defectuosas suponen una pérdida continua de grandes cantidades
de aire comprimido.

> Ajuste la presión de generación del aire a la mínima necesaria


(la presión de generación normal es de 7 atm). Cada atmósfera de
presión menos puede suponer una reducción en los costes de más
del 4%. Compruebe asimismo que las herramientas neumáticas
también trabajan a la presión mínima exigida.

> Analice la posibilidad de sustituir sus herramientas neumáticas


por sus equivalentes eléctricas, ya que son hasta un 80% más
baratas de operar.

> Si usa pistolas de soplado, compruebe que su presión es la


adecuada, reduciendo la presión del sistema hasta un máximo de 2
atm. Reducirá sus costes operativos con esta medida en un 60%.

> Adecue el nivel de calidad del aire en función del trabajo


desarrollado ya que, a mayor calidad, mayor consumo energético.
Si necesita más de un tipo de aire en su planta, analice la
conveniencia de disponer de sistemas de tratamiento y distribución
separados.

> Compruebe que los compresores se paran cuando no haya


demanda de aire y que no se arrancan antes de que haya
necesidad de aire.
> Limpie periódicamente los filtros del aire de entrada, o
cámbielos cuando sea necesario.

> Intente hacer entradas directas de aire desde el exterior (y


orientadas al norte si fuera posible), ya que los compresores
trabajan más eficientemente con aire frío.

> Compruebe la eficiencia y prestaciones de los secadores y


controles de aire.
> Limpie periódicamente los intercambiadores de calor.

> Si dispone de válvulas de drenaje manuales para eliminar


agua, sustitúyalas por automáticas, y encárguese periódicamente
de su mantenimiento.

> Estudie con detalle los criterios de selección del compresor,


ya que dicha elección tendrá una gran influencia sobre los futuros
costes de funcionamiento.

> Busque asesoramiento técnico para analizar las diferentes


posibilidades en instalaciones multicompresores, de modo que los
compresores se secuencien para cumplir la demanda.
Tenga en cuenta que es más eficiente operar el número mínimo de
compresores a plena carga que usar más compresores a carga
parcial.

> Busque asesoramiento profesional sobre la necesidad de


aumentar la capacidad de almacenamiento de aire en el caso de
que los depósitos de aire sean insuficientes para cubrir su consumo.

> Asesórese profesionalmente sobre el tamaño adecuado de las


tuberías, ya que si éstas son demasiado estrechas se producen
grandes pérdidas por fricción.

> Analice la posibilidad de instalar un sistema para recuperar el


calor que genera el compresor con el fin de utilizarlo como
complemento local de calefacción o para calentar agua. Tenga en
cuenta que aproximadamente el 90% de la energía que utiliza el
compresor se convierte en calor.

> Compruebe que los niveles de tratamiento del aire no son


excesivos y adáptelos de acuerdo con las necesidades de cada
equipo.

> Tenga en cuenta que los ventiladores de aire resultan mucho


más económicos que los compresores para labores de baja presión.

• consejos sobre ventilación


> Mejorar la eficiencia de los equipos que se utilizan en la
ventilación, turbinas y otros elementos que impulsan el aire a partir
de un motor eléctrico.

> Mejorar las condiciones de los locales para evitar la ganancia


térmica (obtención de calor) tanto interior como exterior, dotándolos
de ventilación inducida natural. Con una inversión inicial mayor
ahorraban por concepto de energía al lograr resultados idóneos en
la ventilación. Se pueden buscar mejores condiciones con la
orientación respecto al sol de las instalaciones.

> Desconectar todos los equipos de ventilación cuando no son


necesarios (receso de las actividades) y los que no sean necesarios
eventualmente.

> Reducir la carga térmica del local, apagando las luces


innecesarias y cambiando de ubicación e incluso de local algunos
equipos que la acentúan y admitan esos desplazamientos
> Abrir puertas y ventanas, evitar los obstáculos que impidan la
circulación del aire. No bloquear el flujo de aire cargado entre
puertas y ventanas.

> Reubicar los ventiladores para evitar que el volumen de aire


en movimiento esté por encima de las necesidades, desconectando
los que no sean necesarios.

> Velar por que se trabaje con los equipos de mayor eficiencia (
si hay de baja eficiencia usarlos sólo cuando los más eficientes no
dan abasto).

> Pintar con colores claros paredes (interiores y exteriores) y


techos para que reflejen la radiación y almacenen poca energía
(especialmente en los exteriores, donde nunca debe pintarse más
allá de los colores claros).

> Sustituir motores y equipos sobredimensionados y de baja


eficiencia por otros más adecuados.

> Mejorar las condiciones de aislamiento de los locales


(apantallar los rayos solares directos: celosías y aleros u otros
métodos similares).
> Utilizar motores con regulación de velocidad para poder variar
los flujos de aire para diferentes condiciones de carga térmica del
local (al menos dos pasos de velocidad).

servicios de eficiencia energética


ahorro potencial en el uso de la energía

Una solución eficaz para la disminución de gases causantes del


efecto invernadero es el uso eficiente de la energía. Un uso
eficiente de la energía reduce las emisiones causadas por el
consumo energético a un mínimo ecológicamente aceptable y,
asimismo, puede reducir el costo a ser asumido por el usuario final
de dicha energía. Además tiene también bastante sentido en el
mediano plazo llegar a independizarse en la medida de lo posible
de las fuentes de energía fósiles. Esto sólo es viable a través del
aprovechamiento de tecnologías de energías renovables, las que
hoy en día en la realidad o aparentemente no son competitivas. De
incrementarse los precios de fuentes de energía fósiles en el futuro,
como está previsto por algunos especialistas, aquellos que
tempranamente renunciaron a una dependencia de fuentes de
energía fósiles tendrían recién ventajas económicas. Finalmente, se
concluye que soluciones económicamente viables pueden resultar a
menudo a través de una estrategia combinada para un ahorro de
energía, de eficiente uso de energía y de un cambio hacia energías
renovables.
La estrategia para un ahorro de energía es principalmente
importante en las sectores industriales y de servicios que muestran
un consumo intensivo de energía. Existen potenciales de ahorro de
energía mediante un uso más eficiente de ella y de manera casi
generalizada para casi todas las ramas industriales. La Tabla 1
resume los resultados de una investigación sobre potenciales
existentes del ahorro de energía en ramas industriales alemanas
abarcando principalmente a las pequeñas y medianas empresas.
Tabla 1: Ahorro Potencial en el Uso de Energía para Pequeñas y
Medianas Empresas de Cuatro Ramas Industriales

Potencial de ahorro (%) en cada Rama


Periodo del ahorro Hoteles Lavanderías Panaderías
Comercio menor
Mayor a 10 años 32,5 % 27,6 % 19,5 % 18,6
%
Menor a 10 años 12,7 % 13,0 % 4,8 % 6,0
%

Los cálculos para estimar los potenciales del ahorro tienen en


cuenta una lista de medidas técnicas para aumentar la eficiencia,
principalmente, en las áreas de iluminación, refrigeración, y en
equipos como cocinas, lavadoras, hornos y sistemas de calefacción.
Las medidas están ordenadas según el tiempo de vida de la
instalación (o período de recuperación de la inversión en dicha
actividad económica: payback).
Para períodos mayores a 10 años, los potenciales de ahorro en las
ramas de hoteles y lavanderías llegan a ser un tercio del consumo
total. En el caso de panaderías y actividades comerciales al por
menor, dichos potenciales de ahorrro alcanzan un 19 % del
consumo total.
Los potenciales de ahorro de la energía estimados, traducidos
posteriormente en ahorros económicos, se basan en una lista
limitada a 20 medidas técnicas que implican en gran parte
inversiones mínimas para su implementación. Se infiere a partir de
la experiencia internacional que en proyectos de inversión de este
tipo, existen altas probabilidades de rentabilidad económica.
Primera Auditoría Energética a Edificio Público
Fecha: 11/05/2006

El ministro de Hacienda, Andrés Velasco, participó junto a la


ministra de Minería, Karen Poniachik y la directora del Programa
País de Eficiencia Energética, Nicola Borregaard, en el anuncio del
estudio.

El emblemático edificio de Teatinos 120, centro de


operaciones de diversos ministerios y servicios
públicos, se convertirá en el primer edificio auditado
energéticamente por este Gobierno, en el marco del
Plan de Seguridad Energética impulsado por el
Ministerio de Minería y Energía.
Se trata del inmueble que alberga a los Ministerios de Hacienda,
Minería, Economía, la Dirección de Presupuesto, la Comisión
Nacional de Energía (CNE), el Servicio de Impuestos Internos (SII),
el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) y la Subsecretaría
de Pesca, entre otras reparticiones fiscales.
El estudio evaluará los artefactos eléctricos – como aparatos de
climatización y calefacción, lámparas, pantallas de computadores -
con miras a sugerir buenas prácticas en materia de eficiencia
energética, tales como la sustitución de algunos equipos obsoletos,
reemplazo de las ampolletas incandescentes por fluorescentes,
apagado automático de computadores o luminarias, además de
proponer incentivos que mejoren el comportamiento de quienes
trabajan en el edificio, los cuales estarían asociados al cumplimiento
de metas o a la adquisición de equipos eficientes. El informe final,
informe con pautas y recomendaciones para optimizar la eficiencia
energética del inmueble, servirá como ejemplo para otros edificios
públicos y privados en todo el país.
Al anunciar la actividad, la Ministra de Minería y Energía, Karen
Poniachik, explicó que el propósito del estudio es establecer la
situación actual de consumo energético del inmueble y las
potenciales mejoras en términos de eficiencia y ahorro.
En tanto, la directora del Programa País de Eficiencia Energética,
Nicola Borregaard, declaró que el proyecto, apoyado
financieramente por la Cooperación Técnica Alemana (GTZ) es
ejecutado por TBE Chile, una empresa de servicios ESCO (Energy
Service Company) de origen austriaco, con 5 años de experiencia
en el mercado local y más de 15 años en Europa. A ellos se agrega
la cooperación del Programa de Investigaciones de Energía
(PRIEN) de la Universidad de Chile.
La auditoría, iniciada en el mes de abril, requerirá al menos otras
tres semanas de trabajo. Antecedentes arrojados por estudios de
este tipo señalan que el aparato que más energía consume y que
más potencial de ahorro promete - mejorando el rendimiento y el
dimensionamiento óptimo de su sistema - es el aire acondicionado.
Otros ejes incluyen el recambio de tubos fluorescentes, balastos y
lámparas incandescentes por equipos de bajo consumo y la
configuración de computadores en modo de ahorro de energía y
compra de equipos informáticos de bajo consumo energético.
Esta auditoría se vincula con otras iniciativas de eficiencia
energética en el sector público, las que también aportan a la
modernización del Estado, a la participación directa de los
funcionarios en el logro de metas y a una visión de sustentabilidad
de largo plazo.
Algunas de estas iniciativas son:
· Elaboración de un instructivo de gestión presupuestaria sobre
el destino de los recursos ahorrados vía eficiencia energética:
incentivos a la eficiencia energética en el sector público.
· Auditorías y medidas de eficiencia energética en otros
edificios públicos como hospitales y establecimientos
educacionales.
consejos para el alumbrado público

• pasos a realizar para el ordenamiento del alumbrado


público

> Inventario: Para realizar una optimización de una red de


alumbrado público, es fundamental conocer la situación de partida y
para ello, se debe tener un inventario actualizado con los elementos
que componen la red (cuadros, puntos de luz, conducciones), sus
características y su situación geográfica.

> Topología de la red: Con el fin de proceder a un posible


reordenamiento de la red, se debe disponer de la topología de la
red, es decir, conocer de qué cuadro, circuito y fase se alimenta
cada uno de los puntos de luz existentes.
> Definición de necesidades en cada área: De cara a la
posterior elección de los dispositivos más adecuados en cada
situación, se deben tener definidas las necesidades de iluminación
de cada una de las zonas implicadas (viales, calles peatonales,
túneles, cruces, etc.).

• mejora de la eficiencia energética de la instalación

> Elección de las lámparas: Se deberán elegir las lámparas


más adecuadas y eficientes en cada caso. Como norma general, se
deben sustituir las lámparas de baja eficiencia (vapor de mercurio)
por otras más eficientes (vapor de sodio de alta presión).

> Elección de las luminarias: De acuerdo con cada una de las


finalidades a que estén destinadas, existen multitud de luminarias
en el mercado. Como norma general, se deberán elegir aquéllas
que tengan el mejor rendimiento, las que conduzcan la mayor
cantidad de flujo posible hacia la zona que interesa iluminar,
minimizando el flujo de luz hacia el hemisferio superior
(contaminación lumínica).

> Elección de los sistemas de regulación y control: Dentro


de los sistemas de regulación y control del alumbrado público
podemos distinguir los siguientes dispositivos:
• Células fotosensibles o interruptores crepusculares:
Activan y desactivan la instalación en función del nivel de
luminosidad existente en el ambiente. Se deben utilizar en
combinación con relojes astronómicos con el fin de impedir
apagados intempestivos de la instalación por causas extraordinarias
(enfoque de una luz durante la noche hacia la célula).
• Relojes astronómicos: Activan y desactivan la instalación en
función de las horas de ocaso y orto, respectivamente, del lugar en
el que está instalado. Se suele usar en combinación con las células
fotosensibles.
• Estabilizadores de tensión: Se instalan en cabecera de línea y
tienen como función estabilizar la tensión a los niveles nominales de
funcionamiento de las lámparas, impidiendo el paso de
sobretensiones (que acortan la vida útil de las lámparas y pueden
llegar a destruirlas) y subtensiones (que pueden producir apagados
intempestivos de algunas lámparas).
• Reductores de flujo: Se instalan en cabecera de línea y reducen el
nivel de tensión para que se reduzca el flujo luminoso de las
lámparas a partir de determinada hora y situaciones en las que no
son necesarios los niveles máximos de iluminación (hay que
exceptuar zonas de peligro como cruces de vías etc.
• Estabilizadores - reductores de flujo: Se instalan en cabecera de
línea y cumplen las funciones de los dos dispositivos anteriores.
Existen
• Reactancias de doble nivel con línea de mando: Se instalan en
cada punto de luz. Mediante una línea de mando que parte del
cuadro de alumbrado, disminuyen el flujo de la lámpara a un nivel
inferior a una hora programada.
• Reactancias de doble nivel sin línea de mando: Se instalan en
cada punto de luz. Su misión es disminuir el flujo a un nivel inferior a
partir de un determinado momento programado con un dispositivo
temporizador incorporado en la reactancia.

> Mantenimiento de las instalaciones.


• Programas de limpieza de luminarias: En función de
las distintas atmósferas y de los niveles de ensuciamiento por
contaminación, sales, etc. se debe establecer un programa de
limpieza de luminarias antes de que se rebasen los niveles mínimos
requeridos en cada zona.
• Programas de sustitución de lámparas: De acuerdo con la vida útil
definida por el fabricante de las lámparas, las horas de utilización de
las mismas y las necesidades mínimas de cada zona, se debe
definir un programa de sustitución de lámparas, antes de que éstas
lleguen a la situación de fallo total.

Informe Actual de la situación energética de Europa a grandes


rasgos:

Los europeos debemos utilizar menos energía. Nuestro consumo


aumenta cada año y cada vez somos más dependientes del
abastecimiento de petróleo y gas procedente del exterior de
nuestras fronteras. Los compromisos del Protocolo de Kioto para
reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a unnivel un 8
% inferior a los niveles de 1990 de aquí a diciembre 2008, nos
exigen reducir el consumo de petróleo, gas y carbón.
En el año 2000, la Comisión Europea aprobó un Libro Verde en el
que se establecía una estrategia para combatir esos dos problemas.
Aunque una mayor utilización de las fuentes de energía renovables
internas permitiría reducir las emisiones y las importaciones de
energía, todos los usuarios de energía también deben realizar un
esfuerzo significativo para reducir su propio consumo.
El transporte y la industria son dos grandes consumidores de
energía. No obstante, en Europa los edificios consumen
aproximadamente el 40 % de la energía. El uso de energía en
iluminación, calefacción, aire acondicionado y agua caliente de los
hogares y lugares de trabajo y de ocio es mayor que el utilizado por
el transporte o la industria.

• Dos tercios del consumo de energía en Europa corresponde a


edificios residenciales, y éste crece todos los años a medida que
el aumento del nivel de vida se refleja en una mayor utilización del
aire acondicionado y la calefacción.

• Diez millones de calderas de los hogares europeos tienen más


de veinte años; su sustitución permitiría economizar el 5 % de la
energía utilizada en calefacción.
• Entre el 30 y el 50 % de la energía utilizada en la iluminación
de oficinas, edificios comerciales e instalaciones de ocio podría
ahorrarse si se empleasen sistemas y tecnologías más eficientes.

• La mitad del incremento previsto del consumo energético del


aire acondicionado –que podría duplicarse de aquí al año 2020–
podría ahorrarse si se utilizasen equipamientos que cumpliesen
normas más rigurosas.

La nueva Directiva comunitaria relativa a la eficiencia energética


de los edificios – que los Estados miembros deben incorporar a su
legislación nacional antes de enero de 2006– garantizará que las
normas para la construcción de edificios en toda Europa conceden
una gran importancia a la reducción del consumo de energía. De
esta forma se reducirá la utilización de energía en los edificios de
toda Europa, sin exigir un elevado gasto adicional, al tiempo que se
aumenta notablemente el confort de los usuarios. Estas medidas –
que se destinan fundamentalmente a todos los consumidores de
energía– son un componente esencial de la estrategia de la UE
para cumplir los compromisos contraídos en el Protocolo de Kioto.
La citada Directiva tendrá los efectos siguientes:
• Se aplicará en toda la UE una metodología común para calcular la
eficiencia energética de un edificio, teniendo en cuenta las
condiciones climáticas locales.
• Los Estados miembros establecerán unas normas mínimas de
eficiencia energética que se aplicarán tanto a los edificios nuevos
como a los grandes edificios ya existentes que sean objeto de
importantes obras de renovación.
• Un sistema de certificación de edificios hará que los niveles de
consumo de energía sean mucho más visibles para propietarios,
arrendatarios y usuarios.
• Las calderas y las instalaciones de aire acondicionado que
superen una determinada dimensión serán inspeccionados
periódicamente para comprobar su eficiencia energética y las
emisiones de gases de efecto invernadero.

BIBLIOGRAFIA

• Ministerio de energía y minas


www.minen.gob.pe
Telefono (511)4750065 - Av. Las Artes Sur 260 San Borja –
Lima

• OSINERG
Bernardo Monteagudo 222 Magdalena del Mar, altura 30-31-
Salaverry

• Informe de Situación de las Tarifas Eléctricas 1993-2000

• Documento preparado por Macroconsult para la CTE. Feb


2001

http://www2.osinerg.gob.pe/MarcoLegal/MarcoLegal.htm
http://www.solarizate.org/pdf/castellano/auditoria/auditoria_castellan
o.pdf

http://www.camaramadrid.es/asp/pub/descargas/aedie.pdf

http://www.cte.org.pe/Publicaciones/pdf/TarMercadoElectrico/Tarme
relec-Oct04.pdf