Mariana Benítez

:
Necesitamos estar en las
grandes negociaciones
legislativas
by Lucrecia Maldonado

Por Soledad Jarquín Edgar
SEMMEXICO. 27 de abril de 2015.- La paridad es un gran paso, pero
necesitamos llegar al Congreso para poner nuestra visión en los grandes
temas del país, sostiene Mariana Benítez Tiburcio, candidata a diputada
plurinominal por el PRI.
Aún no podemos estar satisfechas, necesitamos capacitarnos, foguearnos,
profesionalizarnos para negociar, discutir y defender nuestras propuestas, las
propuestas de las mujeres, con nuestra visión de mujeres en el Congreso.
En entrevista, se refirió a la necesidad de conocimiento que las y los
legisladores deben tener, en especial, porque ser diputada “va más allá de
pedir la palabra y subir a tribuna, se requiere conocimiento para plantarse en
mesas de trabajo dominadas por hombres, para generar los cambios
legislativos desde la visión de las mujeres o incluso desde una perspectiva de
género, asegura la ex subprocuradora de Asuntos Jurídicos Internacionales de
la PGR.
Con 37 años de edad, Mariana Benítez Tiburcio, tiene una vertiginosa carrera
dentro de la administración pública, ha sido catedrática en la UNAM y en el
ITAM, además de haber litigado durante varios años en importantes
despachos jurídicos, sin embargo, sabe que si fuera diputada federal
plurinominal su mayor ventaja en la LXIII Legislatura es que conoce la técnica
jurídica: durante seis años fungió como Secretaria Técnica de la Comisión de
Gobernación en el Senado de la República, en las LX y LXI Legislaturas, además
de ser, por algún tiempo, Secretaria Técnica de la mesa directiva de la LXII
legislatura.
Plantea que ojalá que cada vez más mujeres estén en las mesas de análisis y
discusión de los temas fundamentales para el país, algo que no pasaba hasta
hace muy poco tiempo, dice en referencia a su experiencia dentro del

Congreso federal donde las mujeres fueron en muchas ocasiones la voz
ausente “en el verdadero peso de una legislatura, las discusiones donde se
construyen las leyes”.
Afirma que sin duda muchas mujeres poseen conocimientos, pero se necesita
no autolimitarse y en ocasiones es solo cuestión de “un empujoncito de
confianza”, algo que ha tenido y que le ha permitido desde la Secretaría
Técnica ser parte de las más importantes reformas constitucionales de los
últimos años.
En la posición número seis de la lista plurinominal del Revolucionario
Institucional, Mariana Benítez explica que la tarea de la próxima legislatura es
hacer que las transformaciones constitucionales impulsadas por el actual
presidente mexicano se traduzcan en leyes para cerrar el círculo de estas
reformas con leyes que permitan impulsar la aplicación y su efectiva
implementación, para que finalmente puedan impactar en la población.
Benítez Tiburcio quien participó en la elaboración del nuevo código de
procedimientos penales, indica que se establecieron normas específicas sobre
cómo tratar a las mujeres víctimas de delitos, revisadas por expertas en
materia de género, “las leyes ya están, se tienen que cumplir, pero se requiere
de una labor titánica para impulsar un cambio de mentalidad en quienes
siguen operando esas leyes penales y donde las mujeres son revictimizadas”.
Los dichos sobre cómo se trata a las mujeres en los Ministerios Públicos, por
parte policías y en otras instancias de justicia, “desafortunadamente no son
leyendas urbanas”, sigue pasando y por eso el reto es la capacitación real y
efectiva de los servidores públicos, dice la exsubprocuradora.
Es ahí, reitera, donde no debemos quitar el dedo del renglón, sin duda “es
todo un cambio cultural el hecho de lograr que las víctimas de la violencia sean
atendidas correctamente, que sus casos sean investigados y que sus agresores

sean sancionados, porque el día que seamos mucho más eficaces sancionando
delitos contra mujeres, solo entonces podremos reducir la impunidad y a
derrotar la violencia de los hombres contra las mujeres”.
Quien fuera diputada suplente en la LVIII Legislatura, apunta que uno de los
temas que le gustaría trabajar, si llegara a ocupar una curul, es la ley laboral
porque se necesitan condiciones reales para que las mujeres puedan
desarrollarse sin que esto les implique una disyuntiva de “cuidar a sus hijos o
seguir ejerciendo un cargo de directora, donde los horarios de trabajo son
incompatibles y en ocasiones extenuantes”.
Se trata de generar condiciones aptas, idóneas para el desarrollo profesional
de las mujeres con condiciones laborales flexibles que no implique decidir
entre ser madres tener y dejar tú trabajo, dice Benítez Tiburcio quien asegura
que las leyes deben ser vivas y no letra muerta.
Por otra parte, en relación con el tema de la trata de personas, en específico
de mujeres, Mariana Benítez indica que aún cuando existe una ley general,
ésta ha sido superada porque las conductas delictivas han evolucionado, de
ahí que se requiere ajustar esas leyes a la realidad que se está viviendo.
En ese sentido, dijo que desde la PGR “opinamos sobre un esfuerzo legislativo
que surgió en el Senado y que ahora está en Cámara de diputados, creemos
que se tienen que ajustar los tipos penales, porque así como están ahora
dificultan la eficiencia en la persecución de ese delito”.
Mariana Benítez Tiburcio tomó protesta como candidata plurinominal del PRI
el pasado 4 de marzo y aspira a ser una legisladora, un cargo que siendo muy
joven supo que era fundamental en las grandes transformaciones de un país,
cuando siendo abogada litigante le tocó redactar buena parte de la demanda
que triunfó en la Corte en contra de la Ley Televisa de 2006.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful