Está en la página 1de 12

El Cambio

Climático
Índice

Definición.

Problemas.

Causas.

Posibles soluciones.
¿Qué es el cambio climático?

Se llama cambio climático a
la modificación del clima con
respecto al historial
climático a una escala global
o regional. Tales cambios se
producen a muy diversas
escalas de tiempo y sobre
todo a los parámetros
climáticos: temperaturas,
precipitaciones, nubosidad,
etc. Son debidos a causas
naturales.
¡¡ESTOS SON SUS
PROBLEMAS!!
El efecto invernadero
Se denomina efecto invernadero al fenómeno por el cual determinados
gases, que son componentes de la atmósfera, retienen la energía que el
suelo terrestre emite y una parte de la misma la remiten a la superficie de
la Tierra. Este fenómeno evita que gran parte de la energía emitida por la
Tierra se trasmita directamente al espacio, lo que provocaría un continuo
enfriamiento de la superficie terrestre e impediría la vida.
El efecto invernadero se está viendo acentuado por la emisión de ciertos
gases debidos a la actividad humana, como el dióxido de carbono y el metano
, que está produciendo un calentamiento en la Tierra. Hay un consenso
prácticamente unánime en la comunidad científica sobre que este
calentamiento se está produciendo por esta causa.
Este efecto tiene cierta similitud al calentamiento que se produce en un
invernadero, aunque el proceso es diferente.
Afecta a todos los cuerpos planetarios dotados de atmósfera.
El calentamiento global
Para explicarlo de manera simple, se trata del
creciente aumento de la temperatura
terrestre a causa de la excesiva liberación de
dióxido de carbono y otros gases que actúan
atrapando el calor de la atmósfera.
De esta manera, con cada emisión se va
formando una gruesa capa de gases que
atrapa el calor del sol conduciéndolo
directamente sobre la superficie terrestre.
Año tras años las actividades humanas que
generan estos gases aumentan, haciendo
aumentar en el proceso el calentamiento del
planeta.
Los gases que ocasionan este fenómeno, tienen
lugar cuando se quema el combustible fósil de
los automóviles, las fábricas, las plantas de
energía, etc…la poca defensa del planeta se
ocasiona a su vez por la perdida de bosques,
agricultura y la creciente deforestación.
¿Cuáles son las causas del cambio climático?
El clima del planeta depende de muchos factores. La cantidad de energía
procedente del Sol es el más importante de ellos, aunque también
intervienen otros factores como la concentración de
gases de efecto invernadero y aerosoles en la atmósfera o las propiedades
de la superficie terrestre. Estos factores determinan la proporción de
energía solar que se absorbe o se devuelve reflejada al espacio.
La concentración atmosférica de gases de efecto invernadero como el
dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O) ha
aumentado notablemente desde el comienzo de la revolución industrial.
Esto se debe principalmente a actividades humanas como la quema de
combustibles fósiles, el cambio en los usos de la tierra y la agricultura.
Por ejemplo, la concentración atmosférica de dióxido de carbono es en la
actualidad es muy superior a la que ha existido en los últimos 650.000
años. Además, a lo largo de los últimos diez años esta ha aumentado al
ritmo más alto desde que comenzaron los registros sistemáticos alrededor
de 1960.
¿QUÉ PODEMOS HACER?
Soluciones
Cambiar las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo (compactas fluorescentes, o LED's).
Las CFL, consumen 60% menos electricidad que una bombilla tradicional, con lo que este cambio
reduciría la emisión de dióxido de carbono en 140 kilos al año.
Poner el termostato con dos grados menos en invierno y dos grados más en verano. Ajustando la
calefacción y el aire acondicionado se podrían ahorrar unos 900 kilos de dióxido de carbono al año.
Evitar el uso del agua caliente. Se puede usar menos agua caliente instalando una ducha-teléfono de
baja presión y lavando la ropa con agua fría o tibia. Utilizar un colgador/tendedero en vez de una
secadora de ropa. Si se seca la ropa al aire libre la mitad del año, se reduce en 320 kilos la emisión
de dióxido de carbono al año.
Comprar productos de papel reciclado. La fabricación de papel reciclado consume entre 70% y
90% menos energía y evita que continúe la deforestación mundial.
Comprar alimentos frescos. Producir comida congelada consume 10 veces más energía. Evitar
comprar productos envasados. Si se reduce en un 10% la basura personal se puede ahorrar 540
kilos de dióxido de carbono al año.
Utilizar menos los aparatos eléctricos; al menos, los encaminados exclusivamente al ocio.
Evitar circular en horas punta.
Usar menos el automóvil. Caminar, ir en bicicleta, compartir el vehículo y usar el
transporte público. Reducir el uso del vehículo propio en 15 kilómetros
semanales evita emitir 230 kilos de dióxido de carbono al año.
Elegir una vivienda cerca del centro de trabajo o de educación de nuestros
hijos.
No viajar frecuentemente ni lejos por puro placer. Desde hace unos 20 años el
.
hábito de viajar en avión se ha extendido de tal forma, y en ocasiones a precios
tan bajos, que las emisiones de gases debidas a los aviones se han incrementado
a
en más de un 200%.
Revisar frecuentemente los neumáticos. Una presión correcta de los
neumáticos mejora la tasa de consumo de combustible en hasta un 3%. Cada
litro de gasolina ahorrado evita la emisión de tres kilos de dióxido de carbono.
Plantar árboles. Una hectárea de árboles, elimina a lo largo de un año, la misma
cantidad de dióxido de carbono que producen cuatro familias en ese mismo
tiempo. Un solo árbol elimina una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de
su vida.[81]
Trabajo realizado por:

Juan Rodríguez Doña


Y
Rocío Macías Gámez

También podría gustarte