Está en la página 1de 76

CONTENIDO

¿CIENCIA O PATOLOGÍA?
Editorial
LA POLÍTICA

3 La ciencia del poder

LA POLÍTICA¿CIENCIA O PATOLOGÍA?
4 Nada que festejar, mucha memoria que hacer.
Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas

Directorio
9 El poder de la política
Gobernador Constitucional del
Licenciado Javier Treviño Cantú
Estado de Nuevo León
Licenciado Rodrigo Medina de la Cruz
El ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas,
Director General
Doctor Luis Eugenio Todd 13 La reforma del Estado mexicano página 4, sugiere hacer mucha me-
Licenciado Porfirio Muñoz Ledo moria para revisar qué objetivos
Subdirector
–de la Independencia y la Revo-
Licenciado Juan Roberto Zavala
lución- se han cumplido, y cuáles
Director Editorial
Félix Ramos Gamiño 16 La novedad de la democracia en México tenemos pendientes: el licenciado

Educación Licenciado Luis Santos de la Garza Javier Treviño Cantú hace, página

Profesor Ismael Vidales Delgado 9, un análisis de la fragmentación

Ciencias Básicas y del Ambiente que, en los tiempos actuales, ha

Doctor Juan Lauro Aguirre 19 Política y Poder experimentado el poder político;

Desarrollo Urbano y Social Licenciado Alberto Anaya Gutiérrez el licenciado Porfirio Muñoz Ledo,

Ingeniero Gabriel Todd página 13, considera fundamental

Ciencias Médicas el preguntarnos si es posible una


Doctor David Gómez Almaguer 25 Reforma del Estado: una visión federativa genuina reforma del Estado mexi-
Ciencias Políticas y / o de Licenciado Héctor Gutiérrez de la Garza cano.
Administración Pública
Contador Público José
Cárdenas Cavazos 28 De la política, a la política pública
Ciencias de la Comunicación Doctor Sergio Elías Gutiérrez
Doctora Patricia Liliana Cerda Pérez
La Ciencia es Cultura
Licenciado Jorge Pedraza 32 Del animal político de Aristóteles,
Educación Física y Deporte al político científico
Doctor Óscar Salas Fraire Maestro Rodrigo Soto
Las Universidades y la Ciencia
Doctor Mario César
Salinas Carmona 36 Teoría del Análisis Político
Redacción M. P. P. José Manuel Vázquez Godina
Licenciado Carlos Joloy
Diseño
Lindsay Jiménez Espinosa
39 Política y crisis Para el licenciado Luis Santos de
Javier Estrada Ceja
Doctor Víctor López Villafañe la Garza, página 16, la democra-
Arte Gráfico
cia en México es joven, de apenas
Arquitecto Rafael Adame Doria
14 años, todavía con sus naturales
Circulación
Profesor Oliverio Anaya Rodríguez 42 Encuestas: ¿realidad o fantasía? imperfecciones superables; el sena-
Doctor Salvador Borrego dor Alberto Anaya, página 19, hace
Asistente Editorial
un recorrido histórico, desde la
Licenciada Edith Flores Ceballos
antigua Grecia hasta nuestros días,
para analizar la relación de política
y poder; en lo referente a la reforma
La Politica ¿Ciencia o del Estado, tenemos aún asignatu-
Patologia? ras pendientes, sostiene, página 25,
Francisco Domínguez el licenciado Héctor Gutiérrez de la
Garza.
CONTENIDO

¿CIENCIA O PATOLOGÍA?
45 Política internacional, globalización y poder
Maestro Gerardo Tamez González
LA POLÍTICA

48 La política: arte y ciencia


Periodista Martha Anaya

52 La participación social en la política


Consejo Editorial Maestro Omar Suro Reyes
Presidente del Consejo
de Ciencia y Tecnología
de Nuevo León 55 Comunicación y política: caminos convergentes
Ingeniero Juan Antonio Doctorando Manuel Yarto Wong
González Aréchiga Por lo menos hasta ahora, no es
N. L. Gob. posible prescindir ni de la política
Licenciado Francisco Cienfuegos 58 Sociedad y Política en Aristóteles ni de los políticos, afirma, página
Martinez Profesor Ismael Vidales Delgado 28, el doctor Sergio Elías Gutiérrez;
Director del Programa Ciudad en una u otra forma, todos somos
Internacional del Conocimiento políticos, sostiene, página 33, el
Ingeniero Jaime Parada Ávila 60 Partidos políticos y élites en México maestro Rodrigo Soto; la Teoría del
CAINTRA M. P. P. Francisco Ramiro Sánchez Análisis Político, escribe, página 36,
Ingeniero Enrique Espino Barros García el maestro José Manuel Vázquez
Lozano Godina, forma parte de la Ciencia
ITESM Política; para el doctor Víctor Ló-
M. C. Silvia Patricia Mora Castro 63 La participación política: una respon- pez Villafañe, página 40, la política
UANL
sabilidad compartida debe ser elemento directivo para la
Doctor Mario César
Doctora Patricia Liliana Cerda Pérez solución de problemas sociales.
Salinas Carmona
Doctora Diana Reséndez Pérez
Doctor Alan Castillo Rodríguez
Ingeniero Jorge Mercado Salas 65 Empresa incubada en el Tec fabrica avión autónomo
no tripulado
“CIENCIA CONOCIMIENTO
TECNOLOGIA”, revista quincenal.
Editor responsable: Dr. Luis
Eugenio Todd Pérez. Número de 66 Al principio de la fila
Certificado de Reserva otorgado Keith Raniere
por el Instituto Nacional del
Derecho de Autor: 04-2008-
052311205700-102. Número de
Certificado de Licitud de Título:
72 Reconocimiento
No. 14158 Licenciado Juan Roberto Zavala
Número de Certificado de Licitud
de Contenido: No. 11731.
Domicilio de la Publicación: Andes
No. 2722 Col. Jardín Obispado,
Monterrey, Nuevo León. Portada Las encuestas forman parte, prácti-
Imprenta: Milenio Diario de
camente, de todos los contextos de
Monterrey, S.A. de C.V., con
nuestra vida cotidiana, y la política
domicilio en Ave. Avena No. 17
Col. Granja Sanitaria Ixtapalapa, no es la excepción, sostiene el doc-

Estado de México. tor Salvador Borrego, página 42;


Distribuidor: Milenio Diario gracias a la globalización, todos
de Monterrey, S.A. de C.V. con podemos ahora contribuir a la
domicilio en Ave. Eugenio Garza planeación e implementación de
Sada Sur No. 2245 Monterrey,
la política internacional, es convic-
Nuevo León.”
Pericles (495-429 a. C), ción del maestro Gerardo Tamez,

Teléfonos en la redacción: orador, político e impulsor de las artes. página 45; para el maestro Omar
8346 7351 y 8346 7499 Suro Reyes, página 52, el poder es
info@conocimientoenlinea.com el centro de atención de la actividad
política, orientada al bien común.

Las opiniones expresadas en los artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.
EDITORIAL
¿CIENCIA O PATOLOGÍA?
LA POLÍTICA
?

“Alejandro Magno en el Templo de Jerusalén”. Santiago Conca.

La Ciencia del Poder


D esde los tiempos de los griegos -incluido Pericles,
el gran gobernante, cuya efigie ilustra la portada
de esta edición-, el poder ha sido motivo de preo-
cupación de reyes, emperadores, presidentes y filó-
sofos sociales, que han tratado de encontrar en sus
que puede conducirnos a una transición pacífica y
socialmente justa, recordando que nuestro México
es el México de todos, y no sólo el de los partidos
políticos, que, en su esencia, buscan exclusivamente
el poder.
laberintos, la solución a la génesis del comportamiento Los articulistas que aquí escriben hablan de la
humano. ciencia política y de las enfermedades que, a veces,
En México, dada nuestra identidad cultural y nues- adquiere el ser humano en su búsqueda del poder,
tro proceso histórico, el poder se ha convertido, más que, como todos sabemos, es efímero y transitorio, y
que en una ciencia, en un arte social que responde a no representa los grandes intereses de la nación, que
fenómenos históricamente deterministas. Por esa quiere cambiar lo que hay que cambiar y conservar
razón, nuestra madurez política ha sido muy pobre en lo que hay que conservar, y en México, nuestra gran
resultados reproducibles y científicamente válidos. patria, tenemos mucho que conservar y algo que
La transición política actual, democrática, que cambiar. Éste es el gran dilema.
inició, entre otros, Cuauhtémoc Cárdenas, ha sido
acompañada de cambios en el partido tradicional del
poder, que era el PRI, y que ahora resurge con nuevos
y modernos bríos, ya que la derecha -que ocupó tran- Pienso, luego existo
sitoriamente el gobierno-, no ha encontrado su rumbo
histórico, y perdió su génesis social cristiana, mientras
que la izquierda, en lugar de conservar sus objetivos
DESCARTES
1596 a 1650
sociales, ha entrado en el laberinto de buscar el poder
por el poder mismo.
En toda esta confusión, hemos perdido lo mejor La política no es sólo
que teníamos, que era nuestro concepto de patria y ciencia y arte social.
nuestro reducto como nación soberana y con profunda Es también –como lo dirá
identidad cultural; es decir, por ingresar a la llamada un viejo líder chino del siglo
política moderna, estamos arriesgando nuestra génesis XX- una guerra sin derra-
de nación con una ideología social muy clara y justa. mamiento de sangre.
Para analizar estos temas, seleccionamos en esta
edición a grandes prohombres de la política mexicana
nacional y local, que con diferentes fórmulas políticas,
y en completa libertad, analizan esta ecuación social,
4 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Nada que festejar,


mucha memoria que hacer
NOTA DE LA REDACCIÓN:
Agradecemos las gestiones del
licenciado Lucas de la Garza
para la participación del ingeniero
Cuauhtémoc Cárdenas
en la presente edición.

Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas

C on motivo del bicentenario del inicio de la Indepen-


dencia y del centenario del inicio de la Revolución,
hay quienes hablan de celebración y hay quienes
hablan de conmemoración, y, viendo al México que hoy
tenemos, habría que empezar por decirnos, teniendo
en mente los objetivos de esos dos grandes movimien-
tos reivindicadores, que poco o nada hay que celebrar,
poco o nada que festejar, y mucho que conmemorar,
mucha memoria que hacer para revisar cuáles de sus
objetivos se han cumplido y cuáles tenemos aún como
pendientes.
De la lucha por la independencia recoge nuestro
derecho los principios de que la soberanía de la nación
reside en el pueblo y que éste la ejerce al través de las
instituciones que él mismo se da, principios de los que
nacen la propia independencia y nuestra democracia.
Esa misma lucha reivindica el derecho de todo hombre
a ser libre, y reconoce a todos como iguales, a partir de
que Hidalgo decretara la abolición de la esclavitud en
Ingeniero Guadalajara, el 29 de noviembre de 1810.
Cuauhtémoc Hidalgo mismo empieza a imaginar una nación in-
Cárdenas dependiente y justa, así como un orden internacional
Fundador y Líder
Moral del PRD equitativo y de paz, cuando plantea la constitución de
un congreso cuyas leyes “destierren la pobreza, mode-
rando la devastación del reino y la extracción de su
dinero; fomenten las artes y la industria para que los
mexicanos podamos hacer uso libre de las riquísimas
tierras de nuestro país”.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 5

INVASIÓN NAPOLEÓNICA
En 1808, España estaba invadida y ocupada por las tropas
napoleónicas, y los reyes habían sido forzados a abdicar
en favor del hermano del emperador, al que éste sostenía
contra el pueblo y sólo con la fuerza de las bayonetas.
El rey y su heredero se habían entregado en actitud
pusilánime y derrotista al invasor extranjero, pero las co-
lonias americanas se negaron a reconocer al monarca
impuesto, y, ante la falta de su soberano, reclamaron
la restitución de la legitimidad dinástica y sostuvieron
que la soberanía residía en el pueblo y se ejercía por las
instituciones que éste había constituido. Por otra parte,
en sectores importantes de la vida pública se cobró con-
ciencia de que la relación de dependencia de la metrópoli
se daba al través del rey, de ninguna otra persona y de nin-
guna otra institución española, por lo que voceros distin-
guidos de esa corriente declararon que la representación
popular radicaba en los cabildos y reclamaron que éstos
debían asumir las plenas funciones de la autoridad, empe-
zando a plantearse la separación de la corona.
Así, en México, Nueva España entonces, Juan Francisco
Azcárate y Ledezma, regidor del Ayuntamiento de la capi-
tal, expresaba que “[Por] su ausencia o impedimento [del
rey], reside la soberanía, representada, en todo el reino y
las clases que lo forman, y con más particularidad en los
tribunales superiores que lo gobiernan, administran jus-
ticia, y en los cuerpos que llevan la voz pública…” ideas
que recoge el Ayuntamiento en pleno, añadiendo que el
nombramiento del virrey correspondía al reino “represen-
tado por sus tribunales y cuerpos, y [a] esta metrópoli [la
ciudad de México] como su cabeza”.
Melchor de Talamantes, argumentando en apoyo del
Ayuntamiento, sostenía que cuando falta el rey, “la nación
recobra inmediatamente su potestad legislativa, como to-
dos los demás privilegios y derechos de la corona” y por
su parte, Francisco Primo de Verdad, síndico del Ayun-
tamiento, declaraba que “[Dos] son las autoridades legíti-
mas que reconocemos: la primera es de nuestro soberano,
y la segunda de los ayuntamientos, aprobada y confirmada
por aquél. La primera puede faltar, faltando los reyes…, la
segunda es indefectible por ser inmortal el pueblo”.
Estas ideas las afinó aún más fray Servando Teresa de Napoleón Bonaparte
Mier, cuando expresó que “conservaron los reyes en su
fondo nuestras leyes fundamentales, según las cuales las Talamantes, Juan Francisco Azcárate y Ledezma, Servando Teresa de Mier, de
Américas son reinos independientes de España sin otro los que sólo estos dos últimos verían la transformación de la Nueva España
vínculo con ella que el rey…, dos reinos que se unen y en el México independiente, estarían contribuyendo con las razones jurídicas
confederan por medio del rey, pero que no se incluyen”. e históricas que darían legitimidad y sustento moral a nuestra independencia y
En efecto, los soberanos –sostenía fray Servando- concedie- con una muy valiosa aportación al desarrollo ulterior de nuestro derecho cons-
ron a la Nueva España todos los derechos de un reino titucional.
independiente, la dotaron de sus propias Cortes, de su Pero volvamos a la colonia, que vivía tiempos revueltos. La autonomía pre-
Consejo de Indias, separado del Consejo de Castilla, de su tendida por el Ayuntamiento lo enfrentó con la Real Audiencia y los intereses de
propia jurisdicción eclesiástica, etcétera. El único vínculo las clases pudientes, que mediante un golpe de mano acabaron por imponerse
reconocido entre América y España era el soberano y cada al enviar a prisión a los autonomistas del Ayuntamiento, depusieron al virrey,
país se gobernaba como si éste no fuera común, sino pro- designaron nuevo virrey y declarativamente mantuvieron su relación de depen-
pio de cada reino. dencia con la dinastía destronada.
Es en ese estado de confusión, que el 16 de septiembre de 1810, Hidalgo
LEGITIMIDAD Y SUSTENTO convoca a restablecer la legitimidad en la nación y a echar abajo al mal gobierno,
MORAL A LA INDEPENDENCIA levantando así a miles de mexicanos que desencadenaron la que habría de ser la
Estos hombres: Francisco Primo de Verdad, Melchor de primera gran revolución de un pueblo en la América Latina.
6 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

VISIÓN DE MORELOS DE LA REFORMA A LA REVOLUCIÓN


Poco dura la lucha de Hidalgo Dando un salto en la historia y cruzando por las Leyes de
y sus primeros seguidores. La Reforma, que concedieron la libertad de conciencia a los
bandera de la independencia la mexicanos y que, tratándose de aniversarios, andan ahora
retomaría el gran Morelos, que por el 150, llegamos a la Revolución Mexicana.
se propondría ya no recuperar el El antecedente ideológico más importante de la Re-
trono para el monarca destrona- volución lo constituye sin duda, el Programa del Partido
do, sino lograr la separación Liberal, del 1 de julio de 1906, que con el sello fuerte de
plena de la corona; esto es, la in- Ricardo Flores Magón deposita su confianza en el pro-
dependencia de la América mexi- ceder del pueblo: “Lo que no es más que un principio, lo
cana, y daría al movimiento con- que no puede decretarse, sino debe estar siempre en la
tenido igualitario y democrático. conciencia de los hombres liberales, no figura en el Progra-
“Que como la buena ley es ma –se dice en el mismo-, porque no hay objeto para ello…
superior a todo hombre, las que siendo rudimentarios principios de liberalismo que el Go-
dicte nuestro Congreso deben bierno debe sujetarse al cumplimiento de la Ley e inspirar
ser tales, que obliguen a cons- todos sus actos en el bien del pueblo, se sobreentiende
tancia y patriotismo, moderen que todo funcionario liberal ajustará su conducta a este
la opulencia y la indigencia, y de principio. Si el funcionario no es hombre de conciencia ni
tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, alejando siente respeto por la Ley, la violará… No se puede decretar
la ignorancia, la rapiña y el hurto…” escribió Morelos como punto 12° de sus que el gobierno sea honrado y justo: tal cosa saldría so-
“Sentimientos de la Nación”, escrito fundacional, cimiento de nuestro derecho brando, cuando todo el conjunto de las leyes, al definir las
constitucional, que tuvo su primera expresión en el Decreto Constitucional de atribuciones del gobierno, le señalan con bastante claridad
Apatzingán, del 22 de octubre de 1814, en el que se decretó la independencia de el camino de la honradez; pero para conseguir que el go-
la nación y se afirmó que “la soberanía reside originariamente en el pueblo y su bierno no se aparte de ese camino, como muchos lo han
ejercicio en la representación nacional compuesta de diputados elegidos por los hecho, sólo hay un medio: la vigilancia del pueblo sobre
ciudadanos” (Art. 5°); el que definía a la ley como “la expresión de la voluntad sus mandatarios”.
general en orden a la felicidad común” (Art. 18) y explicaba que esa felicidad En ese mismo programa se plantea la no reelección
del pueblo y de cada uno de los ciudadanos consistía “en el goce de la igualdad, del presidente y los gobernadores, la abolición de la pena
seguridad, propiedad y libertad…” (Art. 24). de muerte, la laicidad y obligatoriedad de la enseñanza,
la jornada de trabajo de ocho horas, el salario mínimo,
la reglamentación del trabajo doméstico, la obligación de
proporcionar vivienda a los trabajadores, la obligación
de hacer producir la tierra, la entrega de tierra a quien lo
solicitara para ser trabajada, la extensión máxima de la
propiedad rural, la creación de un banco agrícola, el esta-
blecimiento de lazos de unión con los países latinoameri-
canos, principios que serán recogidos por otros lucha-
dores revolucionarios y plasmados en lo fundamental en
la Constitución de 1917.
Esta Carta, la primera constitución social de nuestros
tiempos, delínea un proyecto de país que reafirma que
la soberanía de la nación reside en el pueblo y que de
éste surge todo poder público, el que instituye para su
propio beneficio; que recupera para la nación el dominio
pleno de su territorio y de sus recursos naturales, condi-
ciona las modalidades de la propiedad al interés público,
restituye las tierras a las comunidades despojadas de ellas,
reconoce derechos a los trabajadores, establece la laicidad
de la educación pública, prohíbe los monopolios, salvo los
que reconoce como instrumentos del Estado, y garantiza
el pleno ejercicio de las libertades individuales.
La Revolución Mexicana, que recoge lo esencial de los
legados de otras luchas libertarias del pueblo mexicano, de
manera destacada del movimiento por la Independencia y
de la Reforma, se propuso la edificación de una nación
independiente, con capacidad para ejercer con plenitud su
soberanía; de un Estado democrático y de una sociedad
“Zapata” igualitaria, en un orden internacional equitativo, pacífico
Diego Rivera y justo.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 7

PASO A LAS TRANSFORMACIONES crecimiento de alrededor del ocho por ciento respecto al
La Independencia, la Reforma y la Revolución provocaron PIB, la mayor caída en la historia moderna del país, que ha
grandes transformaciones en nuestro país, de sus institu- provocado ya la pérdida de casi un millón de empleos for-
ciones, la sociedad y la economía. Ninguno de estos mo- males y una desocupación que oficialmente afecta a dos
vimientos tuvo un desarrollo lineal. En su devenir, dieron millones 800 mil personas, aunque, a decir de Humberto
logros positivos a los mexicanos: mejores instituciones, Musacchio, “[Los] números reales deben ser mucho ma-
avances políticos y progreso social y económico. Des- yores, pues el INEGI no considera desocupados a los que
viaciones impuestas por intereses contrarios a sus obje- se incorporan a la economía informal o a quienes laboran
tivos fundamentales los llevaron a puntos ciegos, al es- unas cuantas horas a la semana, ni tampoco a los seis y
tancamiento, a la destrucción al menos parcial de su obra medio millones de personas en edad de trabajar que no
constructiva; repitiendo, con las peculiaridades derivadas buscan empleo. Sin embargo, si se suma a este universo el
de los cambios de época y los reacomodos de fuerzas de los jóvenes que llegan a edad laboral pero carecen de
políticas y económicas en México y en el mundo, las condi- ocupación, el total de mexicanos sin empleo anda cerca de
ciones de descrédito y rechazo al régimen político, dete- los 20 millones”.
rioro social y retroceso productivo que fueron las chispas Los años de neoliberalismo económico y entreguismo
que en su momento constituyeron los detonadores de político han sido años de desmantelamiento de sectores
aquellos movimientos. productivos clave, como la agricultura y la empresa
No quiero con ello decir que nos encontramos al borde mediana y pequeña, la mayor generadora de ocupación;
de un estallido ni menos, en un sentido determinista, que de privatización y extranjerización de servicios básicos,
por la llegada de una fecha deban producirse hechos de- como la banca, que ha dejado así de servir al desarrollo
terminados. En la historia no existen los destinos mani- del país; de consolidación de poderosos monopolios pri-
fiestos ni las repeticiones mecánicas, pero estaremos de vados, en el área de la comunicación destacadamente; y
acuerdo, independientemente de nuestras particulares vi- de extinción de instituciones y servicios públicos, como la
siones, que México se encuentra en momentos graves en banca de fomento y el extensionismo agrícola, para sólo
que precisa cambios, cambios profundos en sus condi- citar algunos ejemplos, que hoy se ven como indispen-
ciones sociales y económicas, en sus instituciones y en sables para la recuperación de un crecimiento económico
sus relaciones con el mundo, que mucho tienen que ver sostenido en el largo plazo y para generar políticas de me-
con aspiraciones planteadas por nuestros grandes movi- joramiento social.
mientos sociales que han quedado en eso: en aspiraciones
y, para decirlo mejor, en aspiraciones no cumplidas.
México es hoy un país sumamente desigual, con una
pobreza creciente y una economía estancada, como con-
secuencia de treinta años de neoliberalismo, con fuerte
descrédito de sus políticos, con un gobierno distante del
pueblo y con su autoridad moral cada vez más disminui-
da, corroído por la corrupción y una delincuencia cada día
más desbordada.
El gobierno reconoce que 47 por ciento de los mexi-
canos -más de 50 millones- no cuentan con ingresos sufi-
cientes para satisfacer sus necesidades básicas y que, de
éstos, 18 por ciento -casi 20 millones- están incapacitados
para adquirir la canasta alimentaria básica. Sólo en los
años de la presente administración, hay seis millones más
de mexicanos en condiciones de pobreza.

DISTRIBUCIÓN DESIGUAL DE LA RIQUEZA


La desigualdad social puede apreciarse en el hecho de que
el uno por ciento de los hogares más pobres del país con-
centra el 0.07 por ciento (7 centésimas) del ingreso, mien-
tras que al uno por ciento de los hogares más ricos llega
el 9.2 por ciento de ese ingreso; esto es, 131.43 veces más.
Muy lejos se está de la moderación de la opulencia y la
indigencia a la que aspiraba Morelos.
En lo que va del siglo, y de hecho desde hace tres déca-
das en las que se siguen con rigor los lineamientos dicta-
dos por los Consensos de Washington, nuestra economía
ha crecido con gran lentitud, y la actual crisis mundial,
sumada a una política económica oficial contraria al in-
terés nacional, harán que en este año se produzca un de-
8 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

En la situación por la que atravesamos, es indispen- instituciones que den orden a las actividades del gobierno,
sable que el Estado asigne más recursos y tome medidas apoyen el desarrollo de la economía y fomenten el bie-
concretas para la reactivación de la economía, la protec- nestar de la sociedad, así como la desarticulación de los
ción del empleo existente, la creación de nuevos puestos monopolios inhibidores del desarrollo.
de trabajo; esto es, para elevar las condiciones de bienes- Finalmente, en lo que hace a cuestiones programáti-
tar de la gente y para estimular la producción, la economía cas, no puede omitirse hacer mención de la necesidad
real. de saneamiento de todo el sistema de justicia, de su pro-
Iniciada con solidez la recuperación económica, debe curación y administración, lo que se vincula al combate
ponerse en práctica una política que garantice un cre- a la inseguridad, la corrupción y a todos los demás tipos
cimiento económico sostenido en el largo plazo, social de delincuencia.
y ambientalmente sustentable, y coordinadamente, una
política social que permita avanzar en la disminución, RESPONSABILIDAD Y RETO
hasta llegar a eliminarlas, de las desigualdades sociales y Estamos frente al reto y con la responsabilidad como
las diferencias en la calidad de los desarrollos regionales generación, no sólo de imaginar, sino de construir una
y urbanos. nación como la soñaron –y por la que con denuedo lucha-
ron con las armas, con las ideas, la palabra y la pluma,
transformando y construyendo instituciones y acuerdos-
los actores que el pueblo libertario puso al frente de los
movimientos por la Independencia, la Reforma y la Revo-
lución, actualizando sus visiones para transformarlas en
realidades.
Una nación de hombres libres e iguales ante el Estado,
la ley y la sociedad, exige no sólo cambiar la situación que
actualmente vive México, sino empeñarnos también en
lograr un orden internacional equitativo y justo, y en in-
sertarnos en las corrientes positivas de la globalización y
de la integración que están teniendo lugar en el mundo y,
sobre todo, en nuestro continente.
Con el vecino del norte tenemos una estrecha relación,
que es indispensable se torne equitativa. Las últimas ad-
ministraciones, las del neoliberalismo, han deliberada-
mente ignorado al sur.
México requiere vincularse en los dos sentidos.
Plantear un acuerdo continental de desarrollo, que
abarque desde el Canadá hasta la Patagonia, que con-
sidere instrumentos que fomenten una cooperación para
todos ventajosa, que se proponga disminuir hasta elimi-
nar las asimetrías económicas, fomentar la igualdad social
y garantizar el libre tránsito de mercancías y personas,
y plantear al mismo tiempo la integración política con
América Latina, a modo de constituir, en esta época de
los grandes bloques político-económico-demográficos,
VERDADERA Y PROFUNDA REFORMA FISCAL que son los que aprovechan con ventajas las corrientes
Seriamente debe pensarse en una verdadera y profunda re- positivas de la globalización –Estados Unidos, la Unión
forma fiscal, que sea resultado de un pacto social, llevado Europea, China, Rusia, son ejemplos de ello-, un bloque
a cabo democráticamente entre los factores de la produc- que tenga la capacidad para insertarse y para insertarnos
ción –trabajadores, empresa y gobierno-, que aporte los en esas corrientes, que tendrían que ser las de la coope-
recursos que el país requiere para financiar su desarrollo; ración y complementación equitativas y solidarias con to-
que tenga, entre sus contraprestaciones para la población, dos los demás.
la universalización del sistema de seguridad social (esto Asumir el reto de transformar el presente de degra-
es, de atención a la salud, pensión, seguro de desempleo, dación y desesperanza en un presente de edificación y
etcétera), financiado con recursos fiscales y, consecuen- optimismo, será garantizar un futuro, inmediato y media-
temente, desvinculado de la nómina. to, de igualdad, progreso y bienestar, y será, sobre todo,
Es imprescindible, además, iniciar lo que bien puede cumplir como generación de hoy con el legado histórico
llamarse la reconstrucción institucional del Estado, con- que hemos recibido de quienes entregaron sangre, vida,
siderando la legislación necesaria para hacer exigible ante talento y esfuerzo en la Independencia, la Reforma y la
el Estado el pleno ejercicio de los derechos constitucio- Revolución, para crear un México independiente y sobe-
nales del ciudadano (al trabajo, a la salud, a la vivienda, rano, de libertades, democrático, justo y generoso con sus
etcétera); la creación, reconstitución o reorganización de hijos.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 9

El Poder de la Política
Licenciado Javier
Treviño Cantú
Secretario General
de Gobierno de
Nuevo León

*Actualmente se
desempeña como
Secretario General
de Gobierno del
Estado de Nuevo
León. Es licenciado
en Relaciones
Internacionales
por El Colegio de
México y obtuvo
la maestría en “Benito Juárez”, Mural dentro del Castillo de Chapultepec.
políticas públicas
en la Universidad Javier Treviño Cantú
de Harvard. En el
gobierno federal LA ERA DE LA TRANSFORMACIÓN dades. En la actualidad, los conceptos que sustentan la

R
ocupó diversos
cargos, incluso eflexionar acerca de conceptos como el poder y la base de la doctrina del poder del Estado moderno están
el de Ministro política representa un ejercicio que, si bien implica transformándose para adecuarse a los nuevos tiempos,
de Información referirse a términos conocidos y hasta cierto punto caracterizados por la velocidad y la constancia del cambio
en la Embajada
de México en “familiares” que en diversos sentidos no han cambiado a como factor estructural de la acción de gobierno.
Washington, lo largo de la historia, también nos lleva a reconocer la no-
Subsecretario table transformación que su significado está adquiriendo LA “FRAGMENTACIÓN” DEL PODER
de Cooperación
Internacional en la actualidad. El reconocido politólogo estadounidense James N. Rosenau
de la Secretaría En este contexto, el concepto del poder político en acuñó hace algún tiempo el concepto de la “fragmen-
de Relaciones
el mundo “occidental” ha formado parte de una larga tación”, para tratar de sintetizar una de las paradojas de
Exteriores y
Oficial Mayor de tradición del pensamiento moderno, que, sobre todo, se las tendencias asociadas a la globalización . En síntesis, se
la Secretaría de basaba en la acción de gobierno como una relación for- refería a los procesos simultáneos que estaban propician-
Hacienda y Crédito
mal y legítima de mandato-obediencia entre gobernantes do una fragmentación de los espacios de decisión política
Público. Antes
de incorporarse y gobernados, a través del poder concedido por la libre a escala global y, a la vez, una concentración de los efectos
al gobierno de voluntad de los ciudadanos. de dichos fenómenos a nivel local.
Nuevo León, fue
Vicepresidente
Esta concesión del poder ciudadano al gobierno elegi- Eventualmente, este análisis contribuiría al desarrollo
de Comunicación do democráticamente se debía a la necesidad primordial de la idea de lo “global” como referente fundamental de la
y Asuntos de construir y mantener un orden que, ante todo, evitara nueva realidad que se vive.
Corporativos
de Cemex. el conflicto para garantizar una paz duradera. Este mismo concepto resulta útil para reflexionar sobre
Las opiniones La existencia de estas condiciones básicas eran refe- algunos de los cambios observados respecto a la noción de
contenidas en el rentes indispensables para la gobernabilidad de una lo que constituyen el poder y la política. En el caso del
presente artículo
no reflejan nación. Por lo tanto, la gobernabilidad hace alusión a las primer concepto, por ejemplo, lo que se ha registrado es
necesariamente la capacidades requeridas a los gobiernos (ya sean éstas ju- una tendencia a la fragmentación del poder que anterior-
posición oficial del rídicas, fiscales, administrativas, de diseño de políticas o mente detentaban en forma cuasi exclusiva los Estados en
Gobierno de Nuevo
León. de autoridad política) para dirigir a sus respectivas socie- el escenario internacional, y los gobiernos centrales
10 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

en los países, junto a una revalorización de los distin- en el caso de nuestro país, por ejemplo, durante los últimos 20 años, el poder
tos tipos de poder que debe contemplar e integrar un Es- prácticamente omnímodo que alguna vez detentó la Presidencia de la República
tado determinado para promover sus intereses o alcanzar se ha “atomizado”.
un fin específico. En la actualidad, el Gobierno Federal comparte y, por lo tanto, debe estable-
En el turbulento paso del siglo XX al XXI, desde hace cer nuevos equilibrios de poder con las dos cámaras del Congreso de la Unión,
aproximadamente dos décadas la globalización ha traído el Poder Judicial de la Federación, así como con un creciente número de institu-
consigo un nuevo paradigma no sólo conceptual, sino ciones autónomas, como sería el caso del Banco de México o el Instituto Federal
principalmente operativo, que está llevando a la redefi- Electoral. Lo hace igualmente con todos los gobiernos de los Estados y, también,
nición de nuevas reglas de convivencia política, económi- de algunos Municipios que, por su dimensión territorial o demográfica, detentan
ca, social y cultural para todos. A su vez, el poder se ha un peso específico significativo y —por supuesto— los partidos políticos.
fragmentado ante el surgimiento de nuevos actores, for- En ciertos ámbitos, su poder de decisión incluso debe considerar la influen-
males e informales, con capacidad de ejercer influencia cia de actores externos, señaladamente el de países como los Estados Unidos,
significativa sobre otros grupos políticos, económicos, so- por los estrechos vínculos existentes en materia económica y comercial, social y,
ciales y culturales. en forma cada vez más notable, de seguridad regional; o el de los múltiples or-
ganismos multilaterales al que pertenece, así como el de las instancias jurídicas
DESPLAZAMIENTO DEL PODER GEOPOLÍTICO internacionales a los que se ha sometido por voluntad soberana, como sería el
Por una parte, el poder geopolítico está pasando por un caso de la Corte Interamericana de Derechos Humanos .
desplazamiento relativo de “occidente a oriente”, de los A la vez, también debe competir con las versiones equivalentes a nivel na-
países más desarrollados hacia las llamadas “potencias cional de los mismos actores legítimos que hoy conforman el sistema mundial
emergentes”, por el crecimiento económico acelerado que —empresas, medios de comunicación, organizaciones sociales y ciudadanía em-
han registrado en los últimos años países como China o la poderada por las tecnologías de la información y comunicación instantánea—,
India, así como aquellas otras naciones en desarrollo que al igual que los poderes fácticos, en especial las organizaciones del crimen orga-
hoy se concentran en el “Grupo de los 20” , incluyendo a nizado, dispuestas a retar la soberanía y el monopolio legítimo de la fuerza por
México. parte del Estado.
A pesar de que se considera que Estados Unidos sigue En lo que respecta a los tipos de poder, en este mismo tiempo la noción ha
siendo la única “superpotencia” mundial por su predo- dejado de enfocarse únicamente en sus aspectos “duros”, para dar paso a la
minio militar, y que la Unión Europea constituye un caso concepción de un “poder suave” y, en especial, de un “poder inteligente” que
particular por su dimensión “supranacional”, los nuevos idealmente permitiría ambas cualidades.
equilibrios de poder económico y financiero a escala glo- Históricamente, el poder nacional se ha relacionado con factores “duros”,
bal han conducido a que los países agrupados en la cuenca como sería la dimensión demográfica de un Estado, su extensión territorial y/o
oriental del Pacífico ganen mayor poder, frente a los que ubicación geopolítica, el tamaño o eficiencia de su economía y capacidad comer-
se ubican tradicionalmente en el occidental Atlántico. cial, su disponibilidad o acceso a recursos naturales estratégicos y, sobre todo,
Por otra parte, si bien los Estados siguen siendo los su fuerza militar. Estos elementos siguen determinando en buena medida el
actores predominantes del sistema internacional, es un poder en la actualidad. Sin embargo, la globalización también ha hecho que co-
hecho que su poderío también ha dejado de ser exclusivo bren mayor importancia otros aspectos, considerados como “suaves” por estar
frente a un amplio número de actores no-gubernamentales vinculados al aspecto cultural de una sociedad.
con una evidente capacidad de influencia. Sin afán de ha-
cer un listado exhaustivo, cabría mencionar entre ellos a las
grandes empresas de alcance global; los medios de comu-
nicación con una cobertura igualmente global; individuos
“superempoderados”, ya sea por sus capacidades finan-
cieras, como Bill Gates de Microsoft, o por su condición
de “celebridades con conciencia social”, como el cantante
Bono, cuyos respectivos esfuerzos, por ejemplo, han con-
tribuido a replantear toda la agenda de cooperación inter-
nacional hacia África; y organizaciones sociales dedicadas
a la promoción o defensa de temas específicos, como los
derechos humanos en el caso de Amnistía Internacional, o
Greenpeace en el de la protección del medio ambiente.
Desafortunadamente, a este listado es necesario añadir
el de otros actores no-legítimos, pero con un indisputable
poder “fáctico”, como sería el caso — entre otros— de las
organizaciones terroristas y criminales transnacionales.

PODER COMPARTIDO
A la vez que ello ocurre en el escenario mundial, el poder
que anteriormente detentaban a nivel nacional en forma
casi exclusiva los gobiernos centrales, ahora es “comparti-
do” por otros actores, tanto legítimos como fácticos. Así,
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 11

En este sentido, destacados autores han insistido en


que la diferencia radicaría no en la capacidad con que
cuente un Estado determinado para imponer sus intereses
o lograr sus objetivos mediante el uso directo de la fuerza
o acciones coercitivas de otra naturaleza, sino de hacerlo a
través del convencimiento generado por el aprecio y respe-
to de otros actores, debido a cuestiones como la calidad de
sus instituciones, la legitimidad de sus acciones respecto a
la consistencia de sus valores, o la capacidad de proyectar
la vitalidad de su cultura a través de una vigorosa diplo-
macia pública. En suma, a su “poder suave”
Ahora, desde los círculos académicos y los gobiernos
de algunos países, también se plantea que la suma o la
aplicación de estas dos capacidades en forma integral, de-
rivaría en un “poder inteligente”.

DESCENTRALIZACIÓN POLÍTICA Y ADMINISTRATIVA


Desde finales del siglo XX, el Estado moderno, tal y como
se constituyó en los últimos tres siglos, inició un proceso
de cambio que le permitiera adecuarse a las nuevas condi-
ciones y recuperar los espacios cedidos y el poder perdido
frente a otros actores; en otras palabras, la gobernabili-
dad. Ante las crisis económica y fiscal de la décadas de
los ochenta y los noventa, a la que se enfrentaron varias
economías en el mundo, incluyendo a México y otras de
América Latina, comenzó a discutirse la necesidad de im-
pulsar una reforma del Estado.
Si bien la discusión se centraba en la legitimidad de los
gobiernos, ahora también importaba, y quizá aún en ma-
yor grado, su capacidad para gobernar o su eficacia direc-
tiva para administrar de manera eficiente el bien común y
garantizar servicios públicos de calidad.
La descentralización política y administrativa fue la
respuesta que muchos países adoptaron como punto de
partida de sus respectivas reformas del Estado. Los tipos
y grados de descentralización, o desconcentración, han
variado ante la multiplicidad de casos que se han regis-
trado en el mundo. No obstante, debido a que en un inicio
la discusión fue impulsada y dirigida particularmente por
organismos financieros internacionales —como el Banco
Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la OCDE—,
esta primera generación de cambios estuvo marcada por
un carácter homogéneo de los mismos, ya fueran éstos
adoptados por países desarrollados o en desarrollo, en el
marco del llamado Consenso de Washington, el cual pro-
pugnaba por otorgar prioridad a la dimensión financiera
de la crisis del Estado, sobre todo a la apertura comercial y que edificar el desarrollo económico de los países latino-
el ajuste fiscal, a través de la simplificación administrativa americanos.
y la reducción del aparato gubernamental .
A fines de los años noventa, la experiencia de algunos POLÍTICOS Y ADMINISTRADORES
países dio cuenta de que más que un Estado disminuido, se Para lo anterior, se proponía la reforma del aparato admi-
requería de un Estado reconstituido con base en sus pro- nistrativo hacia nuevas formas de gestión pública, partien-
pias capacidades y posibilidades. Por lo tanto, la segunda do del reconocimiento de la gran brecha que existe entre
generación de reformas adquirió un carácter heterogéneo los políticos y los administradores; entre los diseñadores
que, al menos en una buena parte de los países de América de la política pública y aquellos responsables de ponerla
Latina, se concentró en tres puntos específicos: la consoli- en práctica; es decir, entre la formulación de políticas y la
dación de la democracia, el crecimiento económico, y la implementación de las mismas. La falta de comunicación y
reducción de la desigualdad social, quedando claro que de coordinación entre estos dos nodos de poder guberna-
el desarrollo institucional era la base sobre la que habría mental ocasionaba ineficacia, ineficiencia y servicios
12 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

públicos de mala calidad, con el consecuente descontento


de los ciudadanos.
Pie de página
1
James N. Rosenau, Distant Proximities: Dynamics beyond Globalization, Princeton University
La descentralización fue entonces vista como la opción
Press, 2003. El capítulo sobre el tema se puede consultar en http://press.princeton.edu/chapters/
más viable para poder zanjar esta brecha entre políticos y s7529.html
operadores, redimensionar el aparato gubernamental, re-
2
Existen numerosas interpretaciones y definiciones de lo que constituye la “globalización”, pero
ducir costos, delegar responsabilidades hacia unidades de
para efectos de la presente reflexión, se parte de la que ofrece el sociólogo español Manuel
gestión más pequeñas (ya sea estatal, municipal y/o local), Castells: la globalización es “en sentido estricto, el proceso resultante de la capacidad de ciertas
a partir del reconocimiento de que entre más cerca se esté actividades de funcionar como unidad en tiempo real a escala planetaria [a través de] un sistema
tecnológico de sistemas de información, telecomunicaciones y transporte que ha articulado todo
del conflicto que se quiere resolver, mejor se conocerán el planeta en una red de flujos en las que confluyen las funciones y unidades estratégicamente
sus posibles soluciones. Ello ha llevado a la consideración dominantes de todos los ámbitos de la actividad humana”. En Manuel Castells, Globalización,
del empoderamiento y responsabilización de la ciudada- identidad y Estado en América Latina, PNUD, Santiago de Chile, 1999.
nía como forma de solución de los problemas públicos. 3
En particular, Rosenau se refiere a “la tensión entre fragmentación e integración, entre
Desde esta óptica, la acción del gobierno está bus- globalización y localización, entre descentralización y centralización. En todas partes del mundo,
cando tener mayor claridad acerca de aquellos criterios en comunidades, países y regiones, las fuerzas globalizadoras y localizadoras están fomentando
a la vez la integración y la fragmentación. Y ellas no sólo ocurren de forma simultánea, sino que
relevantes que le permitan juzgar su eficacia, su eficiencia son también interactivas. Desde una perspectiva fragmentativa, el mundo se ve desprovisto de
y la calidad de los servicios que ofrece a través de la con- distinciones claras entre asuntos domésticos y externos, con el resultado de que los problemas
sideración de los siguientes elementos: 1) qué se hace; 2) locales pueden volverse transnacionales en cuanto a su alcance, mientras que los retos globales
pueden tener repercusiones para las comunidades pequeñas”. James N. Rosenau, “Cambio y
quién lo hace; 3) cómo lo hace, 4) con cuántos recursos lo complejidad”, en Análisis Político, IEPRI-UNC, N. 32, Septiembre/Diciembre de 1997. Se puede
hace y, lo más importante, 5) para quién lo hace. consultar en http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/colombia/assets/own/analisis%20
Este proceso de planeación y evaluación ha dejado politico%2032.pdf

claro que los funcionarios públicos se encuentran frente 4


En 2010 Corea del Sur preside el grupo. La dirección en Internet del sitio oficial es: http://www.
a relaciones inter e intragubernamentales cada vez más g20.org/
complejas, producto de la convivencia simultánea de 5
CIDH, “Texto informativo sobre el Sistema Interamericano, presentación de denuncias,
procesos de descentralización, regionalización y globa- realización de consultas a la Corte y visitas a la Sede del Tribunal”, en http://www.corteidh.or.cr/
lización . denuncias_consultas.cfm

6
Joseph S. Nye, Power in the Global Information Age, Routledge, 2004
GOBERNABILIDAD CORRESPONSABLE Y GOBERNANZA
Ello ha traído consigo la natural dispersión en la toma de 7
Craig Cohen, Joseph S. Nye, Richard Armitage, A Smarter More Secure America: Report of the
CSIS Commission on Smart Power, CSIS, 2007. http://csis.org/publication/smarter-more-secure-
decisiones, que sólo habrá de encontrar solución a través america
de la coordinación horizontal y/o vertical de políticas en
el gobierno, de marcos legales claros y acotados, de la
8
Ver, por ejemplo, U.S. Department of State, American “Smart Power”: Diplomacy and Development
are the Vanguard, mayor 4, 2009. http://www.state.gov/r/pa/scp/fs/2009/122579.htm
transparencia en la acción del gobierno y de la rendición
de cuentas claras a la sociedad. Pero, más importante aún, 9
John Williamson, A Short History of the Washington Consensus, en http://www.iie.com/
de una nueva concepción del poder a través de la con- publications/papers/williamson0904-2.pdf
cesión del mismo a la ciudadanía por medio de su partici- James N. Rosenau, The Study of World Politics; Globalization and Governance, Routledge,
10

pación en los asuntos públicos, tanto desde el punto de 2006.


vista financiero, como de gestión, e inclusive del diseño y
Luis F. Aguilar la define como el “proceso mediante el cual los actores de una sociedad deciden
11

formulación de las políticas públicas. sus objetivos de convivencia —fundamentales y coyunturales— y las formas de coordinarse para
Por lo tanto, las nuevas formas de acción del gobierno realizarlos: su sentido de dirección y su capacidad de dirección”. Luis F. Aguilar, Gobernanza y
que aluden a sus nuevas capacidades, y en específico al gestión pública, FCE, 2006.

proceso de gobernar, deben incorporar la gobernabilidad


y la gobernanza , a través de la participación responsable
de la ciudadanía en la solución de los asuntos públicos.
Con ello, la antigua consideración del poder político como
garante de una gobernabilidad orientada a lograr una paz
absoluta y un orden estricto, parece haber quedado re-
basada.
Justamente aquí es donde reside el nuevo poder de la
política: en construir los canales y los mecanismos ins-
titucionales y legales que promuevan, bajo este enfoque
de gobernanza, nuevas formas de gestión de los asuntos
públicos con base en la participación ciudadana, y la de los
nuevos y múltiples actores que se entrelazan en un mundo
regido por el cambio constante y la convivencia con el con-
flicto constructivo y promotor de mejoras continuas. En
este sentido, más que frente a la fragmentación del poder,
estaríamos ante un nuevo escenario determinado por el
poder compartido, entendido como sinónimo de corres-
ponsabilidad política y ciudadana.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 13

Mural de la Revolución Mexicana.

La reforma del Estado mexicano


Porfirio Muñoz Ledo

L a convicción detrás de este artículo supone que Mé-


xico está necesitado de un nuevo proyecto global. Se
reconoce que los que tuvo en el pasado han perdido
vigencia y que ahora nos encontramos a la deriva, por lo
que es fundamental preguntarse si es posible una genuina
REPRESENTACIÓN POLÍTICA PLURAL
Una vez que pusimos fin al sistema de partido hegemóni-
co y se produjo el pluralismo en la representación política,
ingresamos a un nuevo escenario, para el cual no teníamos
un proyecto compartido. Tal vez cada uno de los actores
reforma del Estado en ausencia de un consenso básico. involucrados tenía previsiones distintas respecto de las
A pesar de que hoy casi nadie se pronuncia formal- consecuencias del sufragio efectivo sobre la vida política
mente en nuestro país en contra de la imperiosa necesi- del país.
dad de llevar a cabo una profunda reforma del Estado, los Llevamos a cabo las modificaciones legales para que el
esfuerzos realizados han resultado fallidos. Existe una voto se respetara y se generó también la emergencia social
extendida conciencia pública sobre la urgencia de cons- que hizo posible el triunfo electoral a los adversarios del
truir un nuevo sistema político, que asegure la susten- poder establecido. Con ello, se satisfizo una gran asig-
tabilidad de la democracia y la viabilidad del país. natura pendiente de nuestra historia, pero arribamos a
Sin embargo, los actores políticos responsables no han un escenario inédito, en que los contendientes privile-
avanzado en los acuerdos mínimos que permitirían llevar giaron la ocupación y el reparto del poder y desestima-
adelante una empresa de tal envergadura. Hemos caído ron la reforma institucional.
en la insalvable contradicción del doble lenguaje, que a su De este modo dio comienzo un período anómalo de
vez incrementa el descrédito de la clase gobernante. nuestra evolución política, que se prolonga hasta ahora.
La dimensión de la reforma que es menester empren- A pesar de las promesas de campaña y del compromiso Licenciado
der sólo ha sido entendida de modo gradual y progresivo. explícito de emprender una reforma cabal del Estado Porfirio
Después de los acontecimientos de 1988, a muchos parecía una vez que se instalara el gobierno, el Ejecutivo federal, Muñoz Ledo
Diputado Federal
que bastaba un cambio drástico de las instituciones elec- después de convocar el 5 de febrero de 2001 a un gran es- Presidente de la
torales, la ampliación de las libertades públicas y el ejer- fuerzo concertado para la “refundación de la República”, Asociación
cicio de los derechos ciudadanos para que el país pudiese abandonó el propósito en aras de proyectos políticos de Nacional para la
Reforma del Estado
transitar hacia una democracia plural. corto plazo.
bitarep@gmail.com
14 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Se dilapidó así la legitimidad carismática de que dis- que se esperaban. Siguiendo esto, se arribó a un importante acuerdo: la reforma
ponía entonces el primer presidente de la transición. Na- constitucional en materia electoral. Como lo marcaba la Ley, las decisiones se
die, por otra parte, mostró interés real en abolir las prácti- tomarían con el máximo consenso posible, lo que facilitó la aprobación de la
cas autoritarias del pasado ni en combatir las secuelas de reforma.
la corrupción.
Desde las filas de la oposición habíamos dicho hasta DEBILITACIÓN DE LA CENCA
el cansancio que, con el fin del milenio, aspirábamos a la Sin embargo, después de este crucial momento, la CENCA perdió fuerza, debido,
instauración de un nuevo régimen y no sólo a la entroni- sustancialmente, a que los procedimientos y metodología fueron hechos de lado
zación de un nuevo gobierno. Para ello, era inescapable la al privilegiar la opacidad de los acuerdos, hegemonizándolos a grado tal que
revisión del andamiaje institucional y el consenso general solamente los tres partidos con mayor presencia en las Cámaras acordaban, y
sobre las nuevas reglas del juego político. Era imprescin- pretendían que el resto fungieran simplemente como espectadores. La falta de
dible el establecimiento de un genuino Estado de compromiso de los partidos fue el factor clave que provocó la debilidad de
Derecho. la CENCA.
Si bien el proceso desatado por la Ley para la Reforma del Estado permitió
COMISIÓN PARA LA REFORMA DEL ESTADO la revisión de la temática constitucional del país pendiente de modificar y
En cumplimiento del compromiso esencial de una alianza contribuyó a la socialización de las propuestas entre algunos legisladores, nu-
política, un grupo numeroso de especialistas y dirigentes merosos asesores, organizaciones civiles y especialistas, su resultado final fue
políticos instalamos la Comisión de Estudios para la Re- decepcionante. Solamente la reforma electoral resultó de tan importante esfuer-
forma del Estado (CERE), que dividimos en seis mesas de zo.
trabajo. Tres meses más tarde entregamos 180 propuestas
consensuadas sobre la transformación de las instituciones
políticas del país, que el Ejecutivo de la Unión dejó de pro-
mover poco después de haberlas asumido solemnemente.
Las conclusiones a las que llegamos ese año han servi-
do, no obstante, como referente obligado para agendas e
iniciativas ulteriores. Tuvieron, en mi criterio, como prin-
cipal virtud el descubrimiento público de la amplitud,
complejidad e interrelación de los temas comprendidos
en una reforma del Estado digna de tal nombre. Revelaron
que ésta es, para todos efectos, sinónimo de una nueva
constitucionalidad.
No fue sino hasta 2007 cuando el Legislativo ideó un
nuevo mecanismo para la concreción de las reformas: la
Ley para la Reforma del Estado. Para ello, se previó la crea-
ción de la Comisión Ejecutiva de Negociación y Construc-
ción de Acuerdos (CENCA), la cual fungiría como órgano
rector y conductor de los trabajos para la Reforma.
La CENCA representaba una interesante novedad que
hubiese podido, a través de un procedimiento excepcional,
lograr la tan mencionada pero poco comprendida reforma
del Estado. La Comisión era un mecanismo similar al pro-
puesto por la CERE en el año 2000, en el sentido de ha-
bilitar una comisión del Congreso, a través de un artículo
transitorio constitucional, con el propósito de dar vida a
la reforma del Estado.

MILES DE PROPUESTAS
A través de este mecanismo, se presentaron seis mil 188
propuestas, 532 de los partidos políticos y cinco mil 656 Habría que pensar sobre todo el método para hacer frente a una tarea de
de la sociedad. Cinco instituciones académicas de pres- tamañas proporciones, para la cual ninguno de los procedimientos adoptados
tigio fueron las encargadas de sistematizar las propues- ha resultado eficaz. Se escuchan voces que, razonadamente, demandan la convo-
tas presentadas, que posteriormente darían origen a la catoria a una asamblea constituyente. Otros opinan que esta Legislatura debería
agenda temática de la reforma. Cinco fueron los temas: 1) definir con claridad el destino final de este ejercicio. En definitiva, éste es hoy el
Régimen de Estado y Gobierno; 2) Democracia y Sistema núcleo central del debate público.
Electoral; 3) Federalismo; 4) Reforma del Poder Judi- Toda transición que no modifica sustancialmente al Estado desemboca
cial y 5) Garantías Sociales. en un reparto de los privilegios y de los vicios del sistema político anterior.
Una de las mayores cualidades de la Ley era el esta- Sustituye a menudo las ventajas relativas de una conducción autoritaria por los
blecimiento de una clara metodología que marcaba la pau- indeseables pantanos que genera la ausencia de mayorías y la primacía de los
ta de los participantes, para así arribar a los resultados intereses facciosos sobre los amplios consensos.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 15

LA REFORMA: TRES GRANDES APARTADOS EROSIÓN DE LA LEGITIMIDAD POLÍTICA


La Reforma del Estado debe dividirse en tres grandes apartados. México necesita rescatar al Estado. La crisis económica ha
El primero contendría asuntos relacionados con los temas económicos y provocado una enorme erosión de la legitimidad política.
sociales, primordialmente el pleno reconocimiento constitucional, exigibilidad y La ciudadanía desconfía de la capacidad de políticos y go-
universalización de la educación, la salud, la vivienda, la seguridad social, etcé- bierno de encontrar la salida a la precaria y grave situación
tera, así como la recuperación del poder adquisitivo del salario y la democracia económica. Las reformas políticas inspiradas en la coyun-
y autonomía sindicales. tura no resolverían los problemas de la gobernabilidad,
El segundo estaría integrado por la reforma a los medios de comunicación, sino que agudizarían la supremacía de los poderes fácti-
su democratización y la creación de un ente autónomo para su regulación. cos sobre las instituciones públicas.
El tercer apartado se orientaría al rediseño político-institucional que Ante la parálisis de la reforma del Estado, florecen la
democratice el sistema, que destierre el autoritarismo imperante y promueva irracionalidad y el contubernio. Los intentos fallidos de
sistemáticamente el diálogo entre poderes, entre éstos y los ciudadanos y trans- renovación institucional, el poder de los fueros y las cor-
parente las actividades y toma de decisiones de los actores políticos. poraciones, la desintegración política y social, la posibili-
Esto tendría como expresión final la adopción de una nueva constitucio- dad de revueltas y la disolución del Estado de Derecho por
nalidad. el ejercicio de la violencia institucional, son indicadores
Nuestro deber más urgente es evitar que se reproduzcan las contradicciones de que estamos en los límites de una crisis irreversible. Es
insalvables entre poderes públicos y la impotencia del conjunto del sistema urgente promover, entre todos los actores responsables,
político; impedir que la incompetencia de la clase gobernante ahogue la viabili- una reflexión nacional sobre la supremacía del Estado
dad histórica del país. mexicano.
Estemos conscientes de que las reformas que no seamos capaces de empren-
der hoy, tal vez no puedan realizarse en un futuro previsible, sino a costa de
enormes sacrificios.
16 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

La novedad de la
democracia en México*

*Con este mismo título, el licenciado Manuel Gómez


Morin dictó una conferencia en Monterrey, en los Salones
Aragón, el día 21 de marzo de 1957.
Luis Santos de la Garza

S obre el tema de los procedimientos electorales para


designar a los integrantes de los poderes Ejecutivo
y Legislativo en México, hay que hacer una primera
distinción: lo que establece la Ley Suprema y la realidad.
Desde que nuestro país se independizó, todas las consti-
través de caciques que prevalecían varios períodos.

CONSTITUCIÓN DEL PNR


En 1929 se constituyó el Partido Nacional Revolucionario
que, con cambios de nombre, años después se convirtió
tuciones han señalado para ese efecto el sistema de par- en el actual Partido Revolucionario Institucional. Su logro
ticipación de los ciudadanos en forma directa y también principal fue acabar con las luchas armadas para desig-
indirecta, esta última en las de 1824, 1836 y 1857. nar al Ejecutivo Federal.
En la realidad, el pueblo; o sea, el conjunto de ciuda- Desde entonces, hasta empezar lo que he designado
danos con derechos electorales –activos y pasivos- nunca segunda época, iniciada en 1996, el llamado Partido Ofi-
tuvo la facultad real de designar a sus presidentes, gober- cial mantuvo una férrea estructura totalmente antidemo-
nadores y legisladores, hasta las importantes reformas a crática, que controlaba en forma absoluta la designación
la Carta Magna, publicada en el Diario Oficial, de 22 de de los sucesivos presidentes de la República, senadores,
agosto de 1996. diputados y gobernadores. De hecho, estas facultades las
ejercía personalmente el presidente en turno, que era el
ANTES Y DESPUÉS DE 1996 jefe absoluto del partido oficial.
Podemos hablar, en consecuencia, de dos épocas: antes de
Licenciado Luis 1996 y después. La primera época registra una sola excep- CONSTITUCIÓN DEL PAN
Santos de la ción: las elecciones de 1911, que llevaron a Francisco I. Ma- En 1939, después de casi diez años de trabajos y estudios
Garza dero a la Presidencia de la República. En ese gran período encabezados por el licenciado Manuel Gómez Morín, se
69 años en el PAN. (primera época) siempre se mencionó la democracia, creó, en el mes de septiembre, el Partido de “Acción Na-
Decano de los
Presidentes pero el titular del Ejecutivo era el que decidía, a veces cional”. Para ello, el fundador realizó un arduo y paciente
Estatales en para reelegirse, (Porfirio Díaz es el mejor ejemplo). trabajo en todas las entidades de la república, a fin de
Nuevo León Después del sacrificio de Madero, el 22 de febrero de encontrar adeptos a su propósito, que era simplemente
Ex Senador de la
República 1913, las luchas armadas entre los “herederos” de la Revo- convencer a toda la ciudadanía del país a que ejerciera los
lsg@santos lución acordaban quién sería el presidente de la República, derechos políticos, activos y pasivos, que la Carta Magna
elizondo.com y éste, a su vez, mandaba en los estados, directamente o a le otorgaba.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 17

Simultáneamente, se destacaba como sustento de


esos y de otros derechos, el principio de la “eminente
dignidad de la persona humana”. El esfuerzo ha sido por
décadas. Aunque la ciudadanía despertó y participaba con
su voto a favor de candidatos del PAN y de otros partidos
políticos distintos al PRI, la voluntad popular no era res-
petada, porque la misma legislación, desde su Ley Supre-
ma, aseguraba que la organización de los procesos electo-
rales los controlaba el presidente de la República y en los
estados los gobernadores.
La legislación que imperó para dicho objeto hasta an-
tes de 1996, aseguraba ese sustento. El fraude electoral
era la pieza maestra que sostenía el sistema. En materia
federal, hasta el mencionado año de 1996, el organismo
superior responsable de los procesos electorales estaba
encabezado por el secretario de Gobernación, totalmente
dependiente del presidente de la República, y aunque era
un organismo colectivo de más de diez personas, inclui-
dos representantes de los partidos políticos, la mayoría
los controlaba el PRI; y por las dudas, había en la propia
ley un gran candado: si no estaba presente el secretario de
Gobernación, el Consejo General Electoral no tenía facul-
tad de decisión alguna.
Como observamos, aunque la revolución de 1910 que
encabezó Madero tuvo como principal lema el “Sufragio
Efectivo”, éste en la realidad no existía. Para vestir de de-
mocracia el árbol electoral, sucesivas reformas legales
permitieron los diputados de partido y esporádicamente,
con el mismo objetivo de estética política, se recono- Se expidió también la importante Ley General del Sistema
cieron los triunfos (auténticos) en 1946, de cuatro diputa- de Medios de Impugnación en Materia Electoral. (D.O. 22-XI-
dos Federales del PAN, uno de ellos de Nuevo León: don 96).
Antonio L. Rodríguez, y años después, en 1989, de un En los 31 estados de la República Mexicana y en el Distrito
gobernador: Ernesto Rufo Appel, en Baja California. Esta Federal, después de la reforma en materia federal, se expidieron
experiencia se siguió viviendo, pero siempre dependía de nuevas leyes electorales o se modificaron las existentes, con
la decisión del presidente de la República. los mismos objetivos antes señalados.

SEGUNDA ÉPOCA JOVEN DEMOCRACIA


Me referiré ahora a lo que al inicio denominé segunda Por primera vez se podría decir que había justicia electoral en
época. El 25 de julio de 1996, el presidente de la Repúbli- México. Por lo mismo, nuestra democracia es nueva, de menos
ca, con la firma de apoyo de los cuatro coordinadores de de 14 años, con sus naturales imperfecciones, superables.
los grupos parlamentarios del Congreso de la Unión, pre- Esa gran reforma de 1996 se produjo debido a una gran
sentó a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma, presión que en los años anteriores se había acumulado para
adición y derogación de 18 distintos artículos de la Consti- obtenerla. Destaco los siguientes factores:
tución Política de los Estados Unidos Mexicanos. 1º.-La lucha de los verdaderos partidos políticos, Acción
Se trataba de asuntos de gran importancia. Uno de ellos Nacional desde 1939 y el Partido de la Revolución Democráti-
fue la modificación al Artículo 41-III de la Carta Magna, ca a partir de 1988.
relativa a la integración de la entidad pública encargada 2º.-De diversos organismos no gubernamentales (ONGS),
de la organización de las elecciones federales. El Poder promotores y defensores de los derechos humanos.
Ejecutivo quedó fuera de toda participación. 3º.-De los medios de comunicación.
Otro aspecto relevante fue la modificación del artículo 4º.-De intelectuales independientes que, con motivo de
99 de la Carta Magna, la cual, también por primera vez en las elecciones para gobernador en Chihuahua, se decidieron
la historia, estableció como máxima autoridad jurisdiccio- a exponer el capital de su prestigio personal para denunciar
nal electoral a un Tribunal Electoral, que formaría parte las irregularidades electorales. Entre otros, Enrique Krauze,
del Poder Judicial de la Federación, integrado por una Sala Lorenzo Meyer, Octavio Paz, Elena Poniatowska, Héctor
Superior y cinco Salas Regionales. Aguilar Camín, José Luis Cuevas y Gabriel Zaid (desplegado
Estas reformas (D.O. 22-VIII-1996), fueron seguidas de de julio de 1985, publicado en los principales periódicos de
congruentes modificaciones al Código Federal de Institu- México).
ciones y Procedimientos Electorales en sus Artículos 74, 5º.-De la Iglesia Católica, que al efecto publicó distintos
75, 76, 77 y 79, (D.O. 31–X-1996). documentos.
18 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

tuvo el triunfo sin discusión, e igualmente la mayoría de


los candidatos a diputados locales del mismo partido. En
otros estados hubo triunfos similares; iv) En las dos elec-
ciones para presidente de la República efectuadas los años
2000 y 2006, obtuvieron el triunfo los candidatos del PAN,
respectivamente Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón
Hinojosa.
Para millones de ciudadanos mexicanos jóvenes que
no vivieron esa primera época, hay que decirles que, com-
parativamente, ahora existe, sobre la materia electoral,
una situación que, aunque tiene problemas, representa
enormes avances por lo ya expresado.

PROPUESTA DE NUEVAS REFORMAS


Los problemas actuales son ciertos y toca a las actuales
generaciones atenderlos. El presidente de la República,
Felipe Calderón Hinojosa, recientemente anunció que pro-
pondrá al Congreso de la Unión reformas en materia elec-
toral, algunas de las cuales, por su importancia, destaco:
La reelección inmediata de alcaldes, legisladores fe-
derales y estatales;
Las candidaturas independientes, tema por demás im-
portante;
La disminución de senadores de 128 a 96 y de diputa-
dos federales de 500 a 400;
La segunda vuelta para la elección del presidente de
6º.-De la Primera Declaración de la Selva Lacandona, el uno de enero de 1994, la República.
en la cual el subcomandante Marcos, a nombre del denominado Ejército Zap-
atista de Liberación Nacional, reclamó, entre otras cosas “el derecho a elegir libre LOS PARTIDOS POLÍTICOS
y democráticamente a nuestras autoridades”. Otro aspecto que a mi juicio está afectando la evolución
7º.-De organismos internacionales con alta autoridad jurídica y moral. De es- político electoral en México, es la actuación de los parti-
tos últimos, destaca especialmente la Comisión Interamericana de Derechos Hu- dos políticos que, en mayor o menor grado, parecen olvi-
manos (CIDH), órgano constituido según la Convención Americana de Derechos dar que las prerrogativas que tienen (económicas y como
Humanos, suscrita en San José de Costa Rica el 22 de noviembre de 1969 y oligopolio para postular candidatos) son en función de
de la cual México es miembro desde marzo de 1981. En particular, el Informe ser instrumentos que, de acuerdo a nuestra Carta Magna
Nº. 8/91- Caso 10,180 México, derivado de una denuncia que como ciudadano (artículo 41-I) “tienen como fin promover la participación
formuló el que escribe estas líneas. En la resolución que por unanimidad de los del pueblo en la vida democrática, contribuir a la inte-
siete eminentes juristas que la integran se dictó, con fecha 22 de febrero de gración de la representación nacional y, como organiza-
1991, se concluyó, después de estudiar a fondo la legislación electoral mexicana, ciones de ciudadanos, hacer posible el acceso de éstos al
que la misma violaba el artículo 23 de los Derechos Humanos de la Convención ejercicio del poder público, de acuerdo con los programas,
Interamericana de Derechos Humanos del citado tratado internacional. Dicha principios e ideas que postulan y mediante el sufragio uni-
CIDH, en varias ocasiones posteriores, por escrito, reiteró al Ejecutivo Federal versal, libre, secreto y directo”.
que México estaba en incumplimiento. Pareciere que las decisiones en los partidos políti-
8º.- La decisión valiente del presidente Ernesto Zedillo, de modernizar a Méx- cos, controladas frecuentemente por grupos de interés
ico en el aspecto político y lograr que su propio partido, el PRI, junto con todos personal, se adoptan considerando que los derechos
los demás partidos políticos y el propio presidente de la República, su- políticos son de los partidos y no, como corresponde,
scribiera la iniciativa que dio lugar a lo que he denominado gran reforma elec- de los ciudadanos.
toral de 1996. En mi criterio, este fenómeno explica en buena medida
la desilusión que muchos mexicanos tienen sobre la actu-
RÁPIDAS CONSECUENCIAS ación, en los últimos años, de los partidos políticos.
Las primeras consecuencias de la nueva Legislación Electoral se dieron pronto: Esta situación, no mencionada en la propuesta del
i) En las elecciones del Congreso de la Unión en 1997, el PRI perdió la mayoría Ejecutivo Federal, es corregible y el primer partido que lo
absoluta en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, que siempre haga (por la simple aplicación de sus principios de doctri-
había mantenido, y así volvió a suceder en las siguientes cuatro elecciones para na, se le facilitaría al PAN) advertirá los beneficios de tener
renovar dicho Congreso; ii) En las elecciones de jefe de Gobierno en el Distrito una mejor comunicación con la ciudadanía, analizando
Federal y el mismo año, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, postulado por el con cuidado sus necesidades y deseos, particularmente al
PRD, obtuvo el triunfo. En las dos siguientes elecciones, también triunfaron los designar a sus candidatos y al vigilar su actuación ya como
candidatos del PRD; iii) El mismo año de 1997, el candidato del PAN a la Gober- funcionarios.
natura del Estado de Nuevo León, licenciado Fernando Canales Clariond, ob-
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 19

Política y Poder
Alberto Anaya Gutiérrez
I. LOS CONCEPTOS
POLÍTICA

E timológicamente, la palabra política deriva del adjeti-


vo griego polis (politikós), que significa todo lo que se
refiere a la ciudad, y en consecuencia, al ciudadano. Se
debe a Aristóteles, producto de su obra titulada Política,
la primera caracterización de la política como el arte o la
ciencia del buen gobierno. Estatua de Aristóteles situada en la
Una de las definiciones que más debate ha suscitado Universidad de Freiburg, Alemania.
es la de Carl Schmitt, quien considera la política como jue-
go o dialéctica amigo-enemigo, que tiene en la guerra su
máxima expresión.
La definición de política que goza de mayor consenso
es aquélla que la concibe como el conjunto de actividades
tendientes a la consecución (cuando no se tiene), conser-
vación y ejercicio del poder político.

Licenciado
Alberto Anaya
Gutiérrez
Senador de la
República
Partido del Trabajo
20 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

PODER
El doctor José Valenzuela Feijóo dice que por poder se en-
tiende “la capacidad de un grupo (o persona) para deter-
minar la conducta de otro grupo (o persona), incluso con-
trariando la voluntad de ese grupo (o persona)…”. Por su
parte, Nicos Poulantzas entiende por poder “la capacidad
de una clase social para realizar sus intereses objetivos
específicos”.
Desde el punto de vista de quienes lo ejercen, se afir-
ma que el poder político es una consecuencia lógica del
ejercicio de las funciones por parte de las personas que
ocupan un cargo representativo dentro de un sistema de
gobierno en un país.

RELACIÓN ENTRE POLÍTICA Y PODER


Aristóteles afirmó que el hombre es un zoon politikon; es
decir, un ser sociable, que nace y se desarrolla dentro de
una sociedad, la polis. Ahora bien, independientemente de
si consideramos al Estado como la forma de organización
política-jurídica que asume la sociedad para alcanzar sus
propios fines y que es encabezada por quien ejerce el po-
der, o como un medio de dominación de una clase sobre
otra, lo cierto es que la política, entendida como el con-
junto de actividades relacionadas con la consecución, con-
servación y ejercicio del poder, tiene en el poder político el
objetivo que busca alcanzar, ya sea para realizar los fines
de interés colectivo o bien para servir de instrumento de
Julio César
dominación.
La política implica la existencia de una sociedad para En Roma, un particular cualquiera no tenía capacidad de iniciativa legislativa;
cuya cohesión son necesarias relaciones de poder político; esto era exclusivo de los cargos públicos. La élite romana hizo todo lo posible
es decir, relaciones de dominio basadas en última instan- por evitar el control popular de los órganos de gobierno y la intervención del
cia en el uso exclusivo de la fuerza, del poder coactivo. Es pueblo en ellos.
aquí donde surge la relación entre política y poder.
EDAD MEDIA
II. POLÍTICA Y PODER EN PERSPECTIVA HISTÓRICA Marx y Engels calificaron el régimen feudal como una “…asociación dirigida con-
LA POLIS GRIEGA tra la clase oprimida y productora…” Una de las peculiaridades de esa asocia-
El Estado esclavista en Grecia tenía la forma original de la ción es la vinculación directa entre la propiedad de la tierra y el poder político.
polis, ciudad-Estado; es decir, estados integrados por una La decadencia del feudalismo comenzó con el desarrollo y expansión de las
ciudad y varios poblados a su alrededor. La polis griega actividades comerciales. La burguesía no pudo aceptar la extendida injerencia de
antigua tenía la misión de asegurar el dominio de los es- la Iglesia feudal en la vida política y las tentativas de los feudales eclesiásticos de
clavistas sobre las inmensas masas de esclavos, quienes, someter a su dominio el poder secular.
a los ojos de los hombres libres, no eran más que “instru-
mentos animados”, “objetos parlantes”. MODERNIDAD, MAQUIAVELO, HOBBES, LOCKE Y ROUSSEAU
Las actividades políticas en la polis se realizaban con La virtud de Maquiavelo (1469-1527) consiste en haber llevado la política al
la plena cooperación voluntaria de los ciudadanos, y su rango de ciencia, susceptible de un análisis empírico. Al constituir la política
principal instrumento era la libre y plena discusión de la en ciencia, la separa de su manto divino y la entrega a los hombres bajo su res-
política en todos sus aspectos. Fue precisamente su creen- ponsabilidad, encontrando que la sociedad política no es una creación divina,
cia en la discusión, como el máximo medio para ordenar a priori y anterior al hombre mismo, sino que, por el contrario, es una de las
las medidas públicas y llevarlas a cabo, lo que ha hecho creaciones donde el hombre tiene mayor protagonismo: es el hombre el actor y
que los atenienses sean considerados los creadores de la juez de la política.
democracia y la filosofía política. En Maquiavelo se separa la política de la ética tradicional, permitiendo así el
surgimiento en la política de una nueva moral: la del éxito, la de la eficacia en el
LA RES PUBLICA ROMANA mantenimiento del poder, desarrollando así toda una racionalidad de carácter
Res publica es una expresión del latín, que significa literal- estratégico, encaminada al logro de los fines de la conquista, conservación y
mente “cosa pública”. Etimológicamente, es el origen de acrecentamiento del poder del Estado.
la palabra castellana “república”, y, conceptualmente, de El poder de un hombre, para Thomas Hobbes (1588-1679), consiste en los
la inglesa commonwealth. En la Roma republicana jamás medios para obtener determinada ventaja futura. Considera este pensador que
se promovió la participación política de los ciudadanos, todos somos iguales en cuerpo y espíritu para lograr la felicidad, pero somos
contrariamente a lo que sucedió en la Atenas democrática. desiguales en fuerza física y en cuestiones inteligibles, lo cual genera un estado
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 21

de guerra que sólo se puede evitar celebrando un pacto social y reconociendo un LAS TESIS DE WEBER
soberano que se encargue de la conducción de los asuntos públicos. Max Weber (1864-1920) también hace una contribución
Considerado el padre del liberalismo moderno, John Locke (1632-1704) pro- importante a los conceptos de lo político y del poder. We-
pone que la soberanía emana del pueblo, y que la propiedad, la vida, la libertad ber concibe la política como el espacio público en el cual
y el derecho a la felicidad son derechos naturales de los hombres, anteriores a la se desenvuelven la tarea del Estado y las actividades de los
constitución de la sociedad. El Estado tiene como misión principal proteger esos ciudadanos, en tanto que el poder político es visto como
derechos, así como las libertades individuales de los ciudadanos. la dominación que ejerce el Estado sobre los ciudadanos y
Para Jean Jacques Rousseau (1712-1778), únicamente con una organización busca garantizar la justicia y la eficacia en el gobierno.
democrática del Estado, el hombre, a cambio de su libertad natural ya perdida, Este teórico diferencia distintos tipos de poder, aten-
adquiere la libertad política, bajo la cual, aun cuando se subordina al poder, ya diendo al tipo de dominación que cada uno ejerce: domi-
no es un esclavo, como bajo el despotismo. nación carismática, dominación tradicional y dominación
Rousseau afirma que la voluntad común, si está orientada hacia objetivos racional o legal.
comunes e instaura disposiciones generales que afectan a todos los ciudadanos,
es infalible y siempre contribuirá a la realización del bien común; por tanto, pos- GRAMSCI, DIFERENCIA ENTRE LA POLÍTICA
tula una organización política en la que la plenitud del poder y la soberanía del Y LO POLÍTICO
Estado pasen íntegramente a manos del pueblo; o sea, a las de toda la población Respecto a la diferencia entre la política y lo político, con-
sin excepción. sideramos valioso reproducir la siguiente cita de Gram-
sci: “La primera cuestión que hay que plantear y resolver
POLÍTICA Y PODER EN LA CONCEPCIÓN MARXISTA en un estudio sobre Maquiavelo es la de lo político como
Para el pensamiento marxista, el Estado es “un producto de la sociedad cuando ciencia autónoma; es decir, del lugar que la ciencia política
llega a un grado de desarrollo determinado; es la confesión de que esa sociedad ocupa o debe ocupar en una concepción sistemática del
se ha enredado en una irremediable contradicción consigo misma, y está di- mundo…, en una filosofía de la praxis. (…) ¿En qué sen-
vidida por antagonismos irreconciliables, que es importante para conjurar. Y ese tido puede establecerse una identidad entre la política y
poder, nacido de la sociedad, pero que se pone por encima de ella y se divorcia la historia, y por consiguiente entre el conjunto de la vida
de ella más y más, es el Estado”. y la política? ¿Cómo, en ese caso, podrá concebirse todo
Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels 1820-1895), conciben la política el sistema de las superestructuras como diferencias de la
como el ámbito en el cual se desarrolla la lucha por el poder del Estado; en tanto política, y cómo se justificará entonces la introducción del
que el poder político, hablando propiamente, es considerado por ambos autores concepto de diferencia en una filosofía de la praxis? …
como la violencia organizada de una clase para la opresión de otra. Concepto de bloque histórico, es decir, de la unidad de
estructura y superestructura, unidad de los contrarios y
de los diferentes”...
Nicos Poulantzas plantea la diferencia que establece
Gramsci en los siguientes términos: la superestructura
jurídico-política del Estado es lo que entendemos por lo
político, en tanto que las prácticas políticas de clase –lu-
cha política de clase– es lo que puede llamarse la política.
Finalmente, y a manera de conclusión de este reco-
rrido histórico, podemos decir que desde el siglo V a.C.
y hasta nuestros días, la política ha sido vista en térmi-
nos generales como un ámbito, un saber y una práctica en
dos sentidos: como un ámbito, un saber y una práctica de
dominación de una parte de la sociedad sobre los demás,
o bien, como, un ámbito, un saber y una práctica puesta al
servicio de la sociedad en general.
A continuación, expondremos cómo se ha presentado
la política en la historia reciente de nuestro país.

III. DEGRADACIÓN DE LA POLÍTICA EN MÉXICO


A lo largo de nuestra historia como país independiente,
pero sobre todo desde el Porfiriato y hasta nuestros días,
con la honrosa excepción del sexenio del general Lázaro
Cárdenas y algún otro momento, la política nunca ha sido
vista por los políticos ni por la sociedad como un ámbito,
un saber y una práctica de beneficio colectivo. Más bien
todo lo contrario: la política ha sido y es entendida como
fuente de enriquecimiento, poder e influyentismo perso-
nal, así como sinónimo de corrupción, engaño, demagogia e
impunidad; en síntesis, como instrumento de dominación.
Karl Marx Sobre todo en las décadas recientes, esta percepción se ha
22 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

acentuado notablemente. Durante 71 años, entre 1929 y el y del Ejército. Los movimientos sociales de ferrocarrileros de 1957-1958, del
año 2000, la vida política en México estuvo sometida al ré- magisterio y de los médicos en 1964-1965, estudiantil-popular de 1968 y 1971,
gimen paternalista-autoritario del presidencialismo y del la guerrilla urbana y rural de finales de los sesenta y principios de los setenta,
partido de Estado (PNR–PRM–PRI). Éste se instituyó como y la insurgencia sindical de 1973-1976, fueron todos reprimidos por el Estado
mecanismo corporativo de control político sobre la socie- con saldo de incontables muertos, heridos, encarcelados y desaparecidos. No
dad, lo que se expresó en un esquema organizativo por obstante, desataron la exigencia social de cambios importantes en el sistema
sectores: militar (excluido en la era del PRI), campesino, político.
obrero y popular. La reforma política de 1977, bajo la tesis de Jesús Reyes Heroles, de que “lo
Como la otra cara de la moneda, el Estado impuso a la que resiste, apoya”, abrió un pequeño espacio para la participación de otros
sociedad formas de organización gremiales y sectoriales: partidos de izquierda y de derecha en los procesos electorales y en la Cámara
centrales obreras, Congreso del Trabajo, centrales campe- de Diputados federal. Pero el gobierno se siguió reservando el control de los
sinas, y organizaciones populares y profesionales. Nada ni mismos.
nadie podía existir o ser reconocido social y políticamente A partir del gobierno de Miguel de la Madrid, se impuso el modelo neoliberal
por fuera de este esquema de dominación política. en lo económico, social, político y cultural, todavía vigente con Felipe Calderón.
La división e independencia de los Poderes de la Los cambios que en efecto estaban ocurriendo en el mundo, comandados por el
República, consagradas en la Constitución de 1917, en neoliberalismo, fueron el pretexto ideal para que el nuevo bloque en el poder (la
términos generales han sido letra muerta. Los procesos tecnocracia neoliberal y la gran burguesía mexicana, asociada al capital extran-
comiciales y las leyes electorales estaban en manos del jero), rompiera el Pacto Social emanado de la Revolución Mexicana y procediera
gobierno federal. El sistema legal de partidos era esencial- a instrumentar sin obstáculos el modelo neoliberal.
mente ornamental. Con excepción del PAN y algunos otros
casos, las fuerzas políticas de oposición eran consideradas REFORMA ELECTORAL DE 1996
ilegales y se les obligaba a llevar una vida prácticamente En el marco de la profunda fractura y descomposición del régimen priísta, se
clandestina, especialmente a los partidos y organizaciones buscó la refuncionalización del sistema político. Ernesto Zedillo tuvo que aceptar
de izquierda. la reforma electoral de julio-agosto de 1996, que llevó al PRI a perder la Cámara
de Diputados en 1997, pero rescató a los banqueros mediante el megafraude del
“CARRO” COMPLETO FOBAPROA/IPAB y consolidó el poder de la oligarquía financiera, con la compli-
Los resultados de las elecciones para los cargos de re- cidad del PAN, al que allanó el camino a la Presidencia de la República en el año
presentación popular (Congreso de la Unión y congresos 2000. La reforma electoral de 1996 “ciudadanizó” el IFE; se quitó la validación de
locales) o en los tres niveles de gobierno (federal, estatal y los resultados a la Cámara de Diputados y se creó el Tribunal Federal Electoral.
municipal) se sabían por anticipado, como si se tratara de Estos cambios bajaron a los órganos estatales. No obstante, el nuevo Código
un sistema de partido único. Todas las ganaba con “carro Federal de Instituciones y Procesos Electorales (COFIPE) mantuvo la inequidad
completo” el partido de Estado, y en caso de inconformi- en la asignación de prerrogativas económicas y el acceso a los medios de comu-
dad de las oposiciones o del electorado, se recurría a las nicación en beneficio del PRI y del PAN, y dispuso la sobre-representación del
amenazas y la imposición por medio de la fuerza pública partido mayoritario en la Cámara de Diputados. Este esquema de competencia
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 23

electoral sigue vigente hasta el Tenemos un fenómeno de


presente. Es un esquema orien- crisis de participación política
tado a establecer en México un y electoral de la ciudadanía, por
sistema bipartidista similar al de el incumplimiento de las prome-
Estados Unidos. sas de campaña, por la ausencia
En julio de 2000 se dio la alter- de ética política y por la inca-
nancia, pero no la transición a la pacidad de los tres niveles y las
democracia. En julio de 2006, me- diversas instancias de gobierno
diante otro gran fraude electoral, para dar respuestas a sus de-
simultáneamente tradicional y mandas, lo cual se ha traducido
cibernético, el bloque dominante en un descontento generalizado
logró mantener la continuidad de que ha desprestigiado aún más
la alternancia neoliberal, en per- a la política e incluso ha llevado
juicio del bloque de izquierdas, a rechazar todo aquello que ten-
de la mayoría del pueblo y de un ga que ver con ella.
nuevo rumbo para nuestro país.
La redefinición del Proyecto CAMPAÑAS ELECTORALES
Nacional y el rediseño institucio- Las campañas electorales se
nal quedaron entrampados en el han convertido en dobles cam-
juego de intereses y la confron- pañas de Estado, donde gobier-
tación entre la oligarquía, los nan los dos viejos partidos más
intereses extranjeros y los dos antiguos. Estos partidos reciben
partidos de derechas, por un lado, cuantiosos recursos, además de
y las oposiciones de izquierdas contar con apoyos financieros y
y la mayoría de la sociedad, por en especie provenientes de sus
el otro. Los intereses del primer gobiernos y de particulares, mu-
bloque se han impuesto esencial- chos de los cuales son incluso
mente hasta ahora. ilegales. Persisten condiciones
El saldo de la dominación del de inequidad en los procesos
bloque neoliberal para la mayoría electorales, las cuales intro-
de la sociedad mexicana está a la ducen un vicio de origen en los
vista: de 1982 a 2009 la economía resultados. Los partidos emer-
apenas ha crecido alrededor de gentes enfrentamos esas cam-
0.5 por ciento, en promedio, cada año (descontando el crecimiento promedio pañas de Estado. Esta situación vacía de todo contenido
anual de la población de 1.6 por ciento); hemos sufrido cuatro desastrosas crisis real a la incipiente democracia electoral mexicana y ha
económicas, en 1982, 1987, 1995 y 2009, siendo esta última la más grave desde contribuido decisivamente al desprestigio de la política.
la Gran Depresión mundial de 1929-1933. Aunado a lo anterior, los medios de comunicación han
contribuido en gran medida a la falta de participación
MILLONES DE MEXICANOS POBRES ciudadana y al desprestigio y degradación de la política,
Según las cifras oficiales, poco más de 50 millones de mexicanos sufren algún porque han privilegiado y alentado el espectáculo y la nota
tipo de pobreza (alimentaria, patrimonial o de oportunidades), pero según los escandalosa, en detrimento de la información y análisis
especialistas no oficiales son alrededor de 70 millones; el salario real ha perdido de los asuntos públicos, de los programas y plataformas
alrededor del 60 por ciento de su poder adquisitivo; también oficialmente, el electorales de los partidos, y de las promesas de campaña
desempleo abierto llegó a más de tres millones de trabajadores de la ciudad de los candidatos.
y del campo, pero en realidad el desempleo total, junto con el subempleo y el Las experiencias recientes ponen en duda que sea el
trabajo en la economía informal, suman más del 50 por ciento de la PEA nacio- sufragio el que otorga el triunfo o la derrota. La sociedad
nal; y la emigración hacia los Estados Unidos alcanzó la cifra de más de 650 mil observa que partidos y candidatos pueden violar la ley, y
mexicanos al año antes de que se desatara la crisis mundial de 2009. que todo queda en sanciones administrativas y económi-
Y esto ha estado pasando en uno de los países más ricos en recursos huma- cas. Incluso, que se puede obtener la Presidencia de la
nos y naturales del mundo. En contrapartida, las fabulosas fortunas de las cien República con fabulosas sumas de dinero.
familias más ricas de nuestro país se han acrecentado escandalosamente, junto En este escenario, el mensaje que se envía a la sociedad
con las de la alta burocracia gubernamental y las de los políticos más renombra- es el de que el grave deterioro en las condiciones de vida y
dos de los partidos de la derecha. de trabajo de la sociedad y la voluntad popular están por
En este contexto, la política como ámbito, saber y práctica, se ha venido debajo de los intereses partidistas y de los grupos de pod-
degradando severa y aceleradamente. El problema no es sólo el abstencionismo er económico asociados a ellos. Por lo tanto, estamos ante
electoral, sino también el abstencionismo político que hoy se vive en México. una crisis de credibilidad y de participación, crisis que se
Los gobiernos, en sus tres niveles; los representantes populares, los candidatos ha extendido a todo el sistema político, particularmente al
a cargos de elección y los partidos políticos, principalmente los de derecha, han sistema electoral. La desconfianza y el rechazo ciudadano
contribuido al rechazo creciente de la ciudadanía. ya son una constante en nuestra vida política.
24 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Todos los actores debemos asumir la responsabilidad tivamente por qué amplios segmentos del pueblo pobre votan por partidos y
ante esta situación y llevar a cabo los cambios que exige candidatos de derecha que generalmente representan los intereses de las clases
la reconstrucción de la política como ámbito, saber y prác- dominantes, o aceptan pasivamente a gobernantes y representantes populares
tica de beneficio colectivo. que se desempeñan en este mismo sentido.
Y como práctica, la política debe ser el medio que, según el caso, recupere
IV. REIVINDICACIÓN DE LA POLÍTICA o constituya la participación del pueblo (de la mayoría real, y de ser posible de
La concepción de la política como arte o ciencia del buen todos) en el conocimiento, análisis y decisiones sobre los asuntos públicos.
gobierno, que nos fue legada por Aristóteles desde la an- En México no hemos caminado en esta dirección. Por el contrario, se perci-
tigüedad griega, debe ser reivindicada como ámbito de ben aires de restauración, signos ominosos de que vuelvan los peores vicios del
actividad de los seres humanos y como conocimiento viejo régimen; muchos de los cuales, por cierto, han sido mantenidos, aplicados
científico de la realidad; pero, sobre todo, como práctica y agudizados por los últimos dos gobiernos de la alternancia de derechas: en-
de servicio a la sociedad. riquecimiento personal inexplicable, influyentismo, autoritarismo, represión a
Como ámbito de actividad y conocimiento de la reali- los movimientos y luchas sociales, la promoción personal de los gobernantes a
dad, no puede ser reducida a los sondeos de opinión so- través de los medios electrónicos de comunicación, corrupción, engaño, dema-
bre el desempeño de los diversos niveles e instancias de gogia, impunidad, dominación de unos pocos sobre la mayoría de la Nación.
gobierno o sobre la intención del voto de los electores. En la práctica política de democracia representativa que existe en México,
Tampoco puede ser determinada por los diseños de la la gente no se siente representada. Requerimos una Reforma Democrática del
mercadotecnia política o electoral, que indican cómo se Estado para fortalecer al Poder Legislativo, acotar las atribuciones del Ejecutivo
puede imponer en la percepción de la sociedad la imagen y garantizar la independencia del Poder Judicial.
de un buen gobernante, representante popular o candi- Hace falta, de manera urgente, que la ciudadanía participe directamente en la
dato, aunque en realidad no atiendan las demandas o no determinación de los principales problemas y las soluciones que México requie-
representen los intereses de la mayoría de la población. re. Si la democracia no genera bienestar para el pueblo, no es tal.
Como ámbito de actividad, la política es el plano Por ello, frente al desgaste acelerado de nuestra incipiente democracia, re-
donde se procesa el conflicto de intereses económicos y presentativa o formal, es indispensable incorporar las figuras de la democra-
sociales y donde se toman las decisiones sobre los asuntos cia participativa a la construcción de la democracia en México. Estas figuras
públicos que afectan, para bien o para mal, a todos los son, entre otras: presupuesto participativo, consulta ciudadana, afirmativa ficta,
integrantes de una comunidad. Es, por lo tanto, el ámbito afirmativa ficta parlamentaria, gobierno comunitario como cuarto nivel de go-
privilegiado del poder, que en síntesis es la capacidad de bierno, rendición de cuentas, auditoría social, iniciativa popular, revocación de
decisión de unos sobre los demás. Es un ámbito complejo mandato, referéndum, plebiscito, licitación abierta de la obra y adquisiciones
que no puede ser reducido a los instrumentos estadísticos públicas, y derecho a voz ciudadana.
de los sondeos o encuestas ni a los instrumentos de la Con lo anterior, la sociedad ya no tendría sólo el voto cada tres o seis años
mercadotecnia; y del cual la política como conocimiento como instrumento para exigir buenas cuentas a sus representantes y servidores
de la realidad debe dar cuenta adecuadamente, de manera públicos electos, sino que contaría con un conjunto más amplio de instrumentos
objetiva y veraz. para colocar en el centro de nuestra vida política la voluntad popular. Con ello
Éste es el sentido esencial de la ciencia, y lo debe ser de caminaríamos firmemente en dirección de reivindicar la política como práctica
la política como conocimiento de la realidad, como ciencia de servicio a la sociedad, en la dirección de constituir a la política como instru-
política. Por poner un solo ejemplo, debe explicar obje- mento de poder popular.

Pie de página
1
Valenzuela Feijóo, José. Organización para el cambio.
CEDA, México, 2008, 2ª edición, p. 83.
2
Poder político y clases sociales en el estado capitalista.
Siglo XXI editores, México, 1969, p. 124.
3
C. Marx y F. Engels, Obras Completas, Ed. Rusa, t. IV,
p.14
4
V.S. Porkrovski. Op. cit. p.218, 219, 220 y 222.
5
Engels, Federico. Citado por Lenin, V. I. en El estado y la
Revolución. Ed. Letras S.A. México-Ed. Cartago Argentina,
México, 1982, p. 13
6
Marx, Karl, y Engels, Federico, Manifiesto del Partido
Comunista. Citado por Valenzuela Feijóo, José. Op. Cit.
p. 83.
7
Citado por Poulantzas, Nicos. Op. cit. P. 35-36.
8
Ibidem, p. 33.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 25

Reforma del Estado,


una visión federativa
Héctor Gutiérrez de la Garza

L as leyes tienen como único objeto regular a la socie-


dad, por lo que la transformación de ésta implica la
necesidad de adecuar los aspectos de aquéllas que se
encuentren desfasados.
En tal sentido, debe reconocerse que si bien México no
A la conclusión del período pactado, se logró una amplia
reforma en materia electoral, que, pasadas las elecciones
de 2009, demostró no contar con elementos bastantes para
obtener los resultados que con la misma se planteaban, y
una reforma constitucional en materia judicial, cuyas re-
se encuentra ante un marco jurídico ajeno a su circuns- formas secundarias aún se encuentran en construcción.
tancia, sí cuenta con normas que han perdido su vigencia, En la mesa existen varias propuestas, algunas de
de la misma manera que presenta lagunas ante escenarios fondo y otras coyunturales, pero todas encaminadas a
actuales no contemplados dentro de nuestros cuerpos le- plantear soluciones para el mejor desarrollo del país.
gales.
De esta forma, el proceso para llevar a cabo la nueva PRINCIPALES PROPUESTAS
Reforma del Estado no ha logrado concretarse, por no I. En marzo de 2009, el senador Manlio Fabio Beltrones
existir coincidencias políticas en todas las materias, o presentó la propuesta del PRI para la modernización del
simplemente, por no haberse formulado diagnósticos régimen político mexicano, planteamiento que tiene más
acertados y propuestas viables para la solución de Los de tres años de ser impulsado por la fracción parlamen-
grandes problemas nacionales del siglo XXI, a 101 años de taria priísta, y que se conoce como las “8 Erres”.
la publicación señera de don Andrés Molina Enríquez. En ella se propone (i) Ratificación de los integrantes Licenciado Héctor
del gabinete por parte del Senado; (ii) Reducción del tama- Gutiérrez de la
Garza
ASIGNATURAS PENDIENTES ño de las cámaras legislativas; (iii) Reelección inmediata
Maestro en
En el pasado inmediato, encontramos el esfuerzo que el de legisladores y munícipes; (iv) Reorganización del Go- Derecho y
Senado de la República realizó al promover una Ley de la bierno Federal, para que funcione mejor y cueste menos; Diputado Local
Reforma del Estado, cuyo objeto fue establecer la meto- (v) Referéndum en reformas constitucionales de trascen- de la LXXII
Legislatura del
dología y estructura orgánica para analizar la creación de dencia; (vi) Revocación del mandato; (vii) Rendición de H. Congreso del
leyes o reformas para resolver las asignaturas pendientes cuentas, a través de una Auditoría Superior de la Fede- Estado de Nuevo
en cinco rubros: Régimen de Estado y Gobierno, Demo- ración con más facultades; y (viii) Regulación económica León
hector.gutierrez@
cracia y Sistema Electoral, Federalismo, Reforma del Poder moderna para recuperar la capacidad rectora del Estado.
congreso-nl.gob.
Judicial y Garantías Sociales. II. En noviembre de 2009, Héctor Fix Zamudio, titular mx
26 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, pre- ciativa preferente del Ejecutivo y el veto presidencial en
sentó al Senado, en el marco de la Reforma del Estado, materia de presupuesto.
propuestas para actualizar las relaciones entre poderes La reforma que se propone en relación a los partidos
del sistema presidencial mexicano, muchas de ellas coin- políticos tiene la finalidad de aumentar a cuatro por ciento
cidentes con las que presentó el líder de la bancada priísta el mínimo de votación para efecto de mantener el regis-
en el Senado. tro.
Entre los planteamientos que se promueven, desta- Como puede observarse, la mayoría de estas iniciati-
can los siguientes: participación del Congreso para la vas se encuentran consideradas en los documentos elabo-
ratificación de los miembros del gabinete; disminución rados por el senador Beltrones y por el Instituto de Inves-
del número de diputados y senadores; reelección legis- tigaciones Jurídicas de la UNAM.
lativa; extender al Senado la aprobación del Presupuesto Esta circunstancia permite augurar la viabilidad de
de Egresos; un procedimiento específico para sustituir al muchas de ellas, dado el consenso inicial que en esas ma-
Presidente de la República en caso de ausencia definitiva, terias se advierte.
que incluye un listado de funcionarios que podrían suce-
derlo; que el Congreso apruebe una parte del Plan Nacio- LA AGENDA LOCAL
nal de Desarrollo, así como crear un Consejo de Estado. Las propuestas descritas han recibido los primeros co-
III. En diciembre de 2009, el presidente Felipe Calde- mentarios de los actores políticos nacionales, y se espera
rón remitió al Congreso de la Unión una iniciativa que su próximo análisis en la arena del Congreso Federal. Sin
contiene diez puntos, relativos a las siguientes materias: embargo, es de considerarse que existe una agenda adi-
elecciones, Congreso de la Unión, y Partidos Políticos. cional que debe incorporarse a este escenario: la agenda
Las propuestas en materia electiva se refieren a la local.
reelección consecutiva de ayuntamientos y jefes de- I. Si revisamos el surgimiento del Estado mexicano,
legacionales; la reelección consecutiva de legisladores encontraremos que no es más que una república confor-
federales, las candidaturas independientes y la segunda mada por entidades federativas. Esto es, la Federación es
vuelta para elección presidencial. la suma de los Estados federados, que la integran y le dan
Las concernientes al Congreso de la Unión, tienen por origen. De esta forma, el espíritu del Artículo 135 consti-
objeto la reducción del número de sus integrantes, la ini- tucional prevé a las Legislaturas de los Estados como parte
ciativa ciudadana, el derecho de iniciativa de la Suprema del Constituyente Permanente, responsable de las refor-
Corte de Justicia para asuntos de su competencia, la ini- mas a la Carta Magna.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 27

En este sentido, resulta importante considerar que las que se encuentran en la mesa de discusión, se refieren
Legislaturas locales deben formar parte efectiva del pro- básicamente a la organización del Estado y a la partici-
ceso de reforma constitucional. pación de los partidos políticos y los ciudadanos en las
En Nuevo León, las reformas a la Constitución se reali- elecciones, mas no contemplan temas sustanciales que
zan conforme a un procedimiento que coloquialmente significan asignaturas pendientes, quizá más apremiantes,
se denomina de “dos vueltas”. En la primera, se presenta y que se refieren al desarrollo social y la calidad de vida
un dictamen que contiene la propuesta que se somete a de los mexicanos.
discusión, una vez autorizada por la asamblea. Dichas
propuestas son publicitadas y posteriormente sometidas REFORMA FISCAL
de nueva cuenta a un análisis, ahora para su aprobación -Una es la reforma fiscal, que, además de incluir el tema
definitiva, incluyendo en su caso las mejoras derivadas de energético, resuelva el financiamiento de la actividad
ese ejercicio de difusión. pública, revirtiendo la voraz tendencia recaudatoria que
De esta manera, podría establecerse un mecanismo de se percibe en el aumento del uno por ciento al IVA, los in-
reforma a la Ley Fundamental que brinde oportunidad a crementos de las tarifas de luz y gas, y el alza de los com-
los estados que conforman la Federación para que tengan bustibles, que lesiona gravemente la economía privada y
una efectiva participación en el mismo, permitiendo que, que retrae la recuperación económica.
al analizar la Minuta que el Congreso de la Unión remite No puede permitirse que la función pública sea sufra-
a las Legislaturas locales, éstas puedan, más que emitir gada a costa del desgaste del bienestar familiar; mucho
un voto a favor o en contra, expresar sus consideraciones menos, una acción gubernamental que no está siendo
sobre el contenido y, en su caso, sus propuestas de modi- efectiva para generar desarrollo social, y que cada vez
ficación. tiende más al asistencialismo con fines electorales.
Con lo anterior, se busca que en el Congreso Federal De manera adicional, resulta indispensable generar re-
se realice otra ronda de estudio para incorporar las pro- formas que nos dirijan a la senda que abandonamos. Las
puestas que le parezcan viables, y, ya considerada efecti- prestaciones laborales, los sistemas de seguridad social,
vamente la opinión de todas las entidades federativas, se y los salarios con real poder adquisitivo, son elementales
proceda a la aprobación definitiva. para la recuperación económica. El dinero en manos de los
II. También resulta importante considerar las adecua- particulares, utilizado para obtener sus satisfactores bási-
ciones a los artículos 115 y 116 de la Constitución Federal, cos, es mucho más efectivo y asequible, en proporción con
para efecto de tomar en cuenta la diversidad municipal, el alto costo que significa la recaudación y administración
cuya omisión ha provocado que lo que debiera traducirse de los recursos públicos para dotar a la comunidad de ser-
en el fortalecimiento del federalismo, redunde en la afec- vicios asistenciales.
tación a los particulares, ya que la gran mayoría de los La responsable participación de los mexicanos en el
municipios no tienen capacidad técnica, económica o desarrollo de propuestas para resolver los grandes proble-
material para poder proveer a la población de todos los mas nacionales permitirá la elaboración de un diagnóstico
servicios públicos que se señalan como atribuciones más certero, y seguramente de más y mejores alternativas
municipales. de solución. En este papel, las Legislaturas locales, en su
De igual forma, debe reconocerse que es la entidad carácter de representación social, tienen un papel deter-
federativa la que debe ser fortalecida para lograr un verda- minante. La Reforma del Estado debe incluir una visión
dero federalismo, ya que es ella la célula base de nuestra federativa.
Federación y no el municipio, que más precisamente es la
base que conforma a aquélla.
Fortaleciendo las atribuciones estatales y descentrali-
zando los fondos necesarios para cubrir sus crecientes respon-
sabilidades, es como puede garantizarse el desarrollo mu-
nicipal y el beneficio de sus habitantes, toda vez que las
entidades federativas tendrían de esta forma oportunidad
de reservarse las funciones más complicadas, en el caso
de las municipalidades que aún no tengan capacidad de
llevarlas a cabo, y descentralizar aquéllas que puedan des-
arrollar los municipios.
III. En este mismo sentido, resulta necesario estable-
cer alternativas financieras para los gobiernos locales,
ante la próxima desaparición del impuesto a la tenencia
de automóviles, ya que los recursos percibidos por este
concepto son base importante de los presupuestos de las
entidades federativas, y, en consecuencia, de los munici-
pios.
IV. Pero, aún más allá, resulta pertinente considerar
los temas económicos y sociales, ya que las propuestas
28 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

De la política a la política pública


Sergio Elías Gutiérrez

U no de los lugares comunes más recurrentes en Mé-


xico, cuando se trata de temas políticos, es decir que,
“si Franz Kafka hubiera nacido en México, sería un
escritor costumbrista”. Quienes lo hacen, seguramente, en
la mayoría de los casos, no conocen la obra de ese escritor
checo.
Otro no menos recurrente es, ante cualquier acción,
por lo general reprobable o poco ética, de un personaje
relacionado con la actividad política, decir que esa con-
ducta o ese personaje es “muy maquiavélico”. Ese seña-
lamiento alude por lo general a una conducta que, aunque
parezca reprobable, causa cierta admiración.
Sin embargo, la política y lo político no son ni tan des-
preciables ni tan diabólicos como los consejos dados por
el escritor florentino al príncipe o a quien aspire al ejerci-
cio del poder. Además, hasta ahora no se ha encontrado
actividad alguna que pueda sustituir a lo que, en cual-
quier sociedad, realizan la política y los políticos. Por lo
menos hasta ahora, no es posible prescindir ni de una
ni de los otros.

EL PRÍNCIPE, REFERENCIA OBLIGADA


A Nicolás Maquiavelo se le considera el escritor fundador
de la ciencia política moderna. Su obra central, El Príncipe,
publicada en 1513, a punto de cumplir sus primeros cinco
siglos, sigue siendo objeto de análisis y referencia obli-
gada cuando se estudia el proceso político y del ejercicio
del poder en las sociedades estatales.
En este mismo sentido, la pensadora mexicana de ori-
gen sirio, Ikram Antaki, señala, en el Manual del Ciudada-
no Contemporáneo, que Agustín, ¿San Agustín? plantea el
problema de las relaciones conflictivas entre la fe religiosa
y las pasiones de la ciudad; observa la pasión de domi-
nación y de bienes materiales, así como los apetitos car-
nales; ve su desencadenamiento, y habla de la necesidad
de un poder temporal. Éste sería la potestas, para garan-
Doctor Sergio
Elías Gutiérrez tizar la paz civil y el funcionamiento de las instituciones.
Director de la La ciudad terrestre necesita ese poder regulador”.
Maestría en Añade Antaki que: “Contrariamente a Agustín, Maquia-
Derecho
Escuela de velo aconseja: debido a la influencia que ejerce sobre el
Graduados pueblo, el príncipe debe saber manipular a la religión,
en Administración manifestarle su respeto, presentar las apariencias de la
Pública devoción, sin importar cuál fuese su fe. Maquiavelo ana-
y Política Pública /
ITESM liza las pasiones de los pueblos y la rabia de los grandes,
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 29

con el fin de decir al príncipe cómo defenderse de ellos y Así, los antecedentes más lejanos de la política nos indican que ésta ha sido
cómo instrumentalizarlos; pasa del conocimiento a la ac- objeto de preocupación de los más destacados filósofos y pensadores desde la
ción. ¿Cómo debe actuar el príncipe con y contra las pa- antigüedad y hasta nuestros días.
siones tratándose de conquistar un principado, dirigirlo,
defenderlo por dentro y por fuera?”. EJERCICIO DEL PODER
Empezando por Aristóteles, y siguiendo siglos después con Nicolás Maquiavelo,
se sientan las bases de lo que sería el estudio de este fenómeno social del ejerci-
cio del poder y de su ejercicio por parte de los grupos dominantes y de los que
detentan el poder político desde la estructura del Estado, desde la antigüedad
hasta la aparición del Estado Moderno, que se ubica en las revoluciones de inde-
pendencia de los Estados Unidos de Norteamérica y la Revolución Francesa.
En esos movimientos libertarios: uno, el americano, contra la dominación
colonial, y el segundo, contra el absolutismo de la monarquía, nace el Estado
Moderno, según lo afirman destacados autores de ciencia política, historiadores
y, en general, científicos sociales.
Ambos procesos desataron el fenómeno del constitucionalismo moderno, ya
que plasmaron en sendos documentos las reglas bajo las cuales se ejerce desde
entonces el poder político en las sociedades modernas. Este proceso de consti-
tucionalización del poder, que en principio implica la sumisión del poder del
derecho, es una de las características que se han venido imponiendo por todo el
mundo, al menos en los estados democráticos y constitucionales de derecho.
En el siglo XX, el sociólogo alemán Max Weber caracterizó al Estado Moderno
de una manera que hasta la fecha ha servido de modelo de guía para los análisis
que los científicos sociales hacen hasta la fecha.
En una celebre conferencia: “La política como vocación”, dictada en 1919 a
jóvenes recién graduados poco después de la terminación de la Primera Guerra
Mundial, Weber señaló: “¿Qué entendemos por política? El concepto es extraor-
dinariamente amplio y abarca cualquier género de actividad directiva autónoma.
Se habla de política de divisas de los Bancos, de la política de descuento del
Reichsbank, de la política de un sindicato en una huelga… Naturalmente, no es
este amplísimo concepto el que servirá de base a nuestras consideraciones en la
Aristóteles. tarde de hoy. Por política entenderemos solamente la dirección o la influencia
ARISTÓTELES Y LA POLÍTICA sobre la dirección de una asociación política; es decir, en nuestro tiempo, de un
Muchos siglos antes, en la antigua Grecia, Aristóteles ini- Estado”.
cia la sistematización de lo que se denominó La política,
como se titula el libro de este filósofo fundador del estu- DEFINICIÓN DE ESTADO
dio sistemático de la Polis, la ciudad, de la que extrajo De ahí pasa a la definición de Estado que hasta la fecha es dominante. “Dicho
algunos conceptos que hasta la fecha son los usuales para Estado sólo es definible sociológicamente por referencia a un medio específico
explicar ese vocablo. que él, como toda asociación política, posee: la violencia física”.
Según Marcel Prélot, Aristóteles distinguía los diversos Para explicar el alcance de esa afirmación, definió al Estado como “aquella
aspectos de la política, usando cuatro diferentes vocablos: comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el territorio es
Polis, la ciudad, el Estado, el recinto urbano y también la elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia
unión de ciudadanos que forman la ciudad. La Politeía es física legítima”. A los demás individuos o asociaciones, sólo se les concede el
El Estado, la Constitución, el régimen político, la República, derecho a la violencia física en la medida en que el Estado lo permite.
la ciudadanía en el sentido de derecho de los ciudadanos. El Estado, como todas las asociaciones políticas que históricamente lo han
La Política, plural neutro de políticos, las cosas políticas, precedido, es una relación de dominación de hombres sobre hombres, que se
las cosas cívicas, todo lo concerniente al Estado. Y, por sostiene por medio de la violencia legítima (es decir, de la que es vista como tal).
último, la Politiké, el arte de la política. Para subsistir necesita, por tanto, que los dominados acaten la autoridad que
A Aristóteles se deben conceptos que han estado vi- pretenden tener quienes en ese momento dominan”.
gentes por más de 25 siglos. La definición de que el hom- A eso sigue la pregunta: ¿Cuándo y por qué hacen esto? ¿Sobre qué moti-
bre es un animal político, alude la pertenencia a un con- vos internos de justificación y sobre qué medios externos se apoya esta domi-
glomerado humano congregado en la Polis. El hombre, nación?
por instinto, es un ser social.
A él se debe también la categorización de las formas de DOMINACIÓN POLÍTICA
gobierno en: monarquía, aristocracia y democracia, según De ahí, se pasa a la enunciación de los tres tipos de dominación política que
la manera en que el poder era ejercido. De esas formas pu- han conocido las sociedades. La primera de ellas, la “dominación tradicional, es
ras derivan las llamadas formas impuras: de la monarquía, aquélla del “eterno ayer” de la costumbre consagrada por su inmemorial validez
se pasa a la tiranía; de la aristocracia, a la oligarquía, y, por y por la consuetudinaria orientación de los hombres hacia su respeto”. La segun-
último, de la democracia, a la demagogia. da es la “autoridad de la gracia (carisma) personal y extraordinaria; la entrega
30 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

puramente personal, y la confianza, igualmente personal, en la capacidad para cimiento científico aplicado a tareas prácticas, se relaciona
las revelaciones, el heroísmo u otras cualidades del caudillo”. con el poder, y tiene, en consecuencia, la doble dimensión
La tercera, que a nuestro juicio explica la situación actual en los Estados de conducción de seres humanos y de administración de
modernos, es la dominación que Weber llama dominación legal racional. Este cosas”.
tipo de dominación está basada en la “legalidad”, en la creencia en la validez Para el mismo autor, presidente de la República de E-
de preceptos legales y en la “competencia” objetiva fundada sobre normas cuador hace algunas décadas, el término también se em-
racionalmente creadas; es decir, en la orientación hacia la obediencia a las o- plea en el sentido inglés del vocablo policy, distinto al
bligaciones legalmente establecidas; una dominación como la que ejercen el mo- de politics. Este último significa “conjunto de planes”,
derno servidor del Estado y todos aquellos titulares del poder que se asemejan “sistema”, “método” o modo de proceder de un gobier-
a él”. no. Es la orientación, alcances y prioridades que él da a
Con estas ideas, enunciadas en muy apretada síntesis, Weber dio pie a la su gestión. Así, se habla de política social, económica,
formulación de una amplia teoría que sustenta hasta hoy el poder político, que agraria o internacional. Esta visión amplia del término
no es otro que el poder del Estado, en la validez de un sistema jurídico que lo nos parece adecuada por lo que señalaremos más delante.
explica, pero además le da sustento y justificación al poder social que se expresa
en el Estado. ANÁLISIS DEL ESTADO
El vocablo política, por lo general se emplea para definir actos del poder En el libro clásico de la ciencia política, Introducción a
público; es, sin embargo, equívoco. En su Diccionario de la Política, Rodrigo Borja la política, el autor inglés Harold J. Laski, dedica su obra
señala que: “la propia etimología no nos presta una gran ayuda para explicarlo, al análisis del Estado, de la justificación del poder y de
aunque cumple con el deber de orientarnos hacia la polis griega; es decir, hacia las tareas del Estado. No obstante el título de la obra, no
la ciudad, entendida como en los tiempos de los helenos: la sociedad política define lo que es la “política”. A partir de la idea de que
dotada de autogobierno… La política fue la actividad propia de la polis. Éste fue todo individuo es súbdito de un Estado, dedica su traba-
el sentido con que utilizó Aristóteles la palabra”. Sin embargo, agrega, “no es jo a explicar la forma como éste funciona para asegurar
sencillo definirla sin que escamoteemos buena parte de la realidad social”. la obediencia y así cumplir sus fines sociales. El Estado,
dice, “preside un vasto conjunto de intereses, personales
CIENCIA Y ARTE y corporativos, que rivalizan entre sí. Su derecho a la obe-
Enseguida, añade que la política es, al tiempo, una ciencia y una arte: ciencia, en diencia debe estar cimentado en su poder de dar carácter
el sentido que implica el “conocimiento y el estudio sistemático de los fenóme- máximo a la respuesta, a las demandas sociales”.
nos del Estado y de las asociaciones políticas anteriores o coetáneas a él; y arte, Para él se “se plantea el problema de moldear las ins-
en la medida en que se envuelve en una técnica del manejo de los asuntos es- tituciones con que opera el Estado del modo más conve-
tatales, a fin de controlar y conciliar los intereses diversos y con frecuencia con- niente para la mejor consecución de sus fines”.
trapuestos que bullen dentro de la sociedad”. Ya en épocas más recientes, la ciencia política, sin de-
La política, concluye, es una ciencia síntesis, puesto que en ella confluyen jar de considerar el aspecto de la dominación y el poder,
conocimientos de todas las ciencias del hombre y de la sociedad. También se planteó también aspectos relativos a las funciones y
señala que el poder está en el juego de la política. La política, en cuanto cono- tareas que el poder político debe cumplir en beneficio
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 31

del cuerpo social. En efecto, después de la Primera Gue- acción. “Su objeto principal será contribuir a la mejora
rra Mundial, tanto en la Constitución Mexicana de 1917, de las decisiones públicas a corto y largo plazo.
como en la alemana de Weimer, de 1919, se atribuyeron Para concluir este breve repaso por la política, hay que
al Estado funciones que Manuel García Pelayo, en su obra, mencionar que, tanto el concepto como los modos de con-
Las Transformaciones del Estado Contemporáneo -que ha cebir a la política, han evolucionado según las épocas y
ejercido una amplia influencia en los análisis del Estado lugares en que se ha desarrollado.
contemporáneo-, denominó “El Estado de Búsqueda de la Pero, al final de cuentas, siguen vigentes las teorías
procura existencial”. del poder y de la política de Aristóteles, de Maquiavelo,
En esta evolución del Estado, éste se caracteriza ya no de Max Weber, y ahora recobran vigencia las de Carlos
sólo por cumplir las funciones que hasta entonces había Marx, hasta los orígenes del actual Estado que conoció en
ejercido el Estado Gendarme, que se limitaba a resolver los la misma segunda mitad del siglo pasado el auge y la caída
problemas derivados de la convivencia social y a eliminar del llamado Estado Benefactor, para dar paso a un Estado
la venganza privada, para evolucionar hacia un Estado que Mínimo o neoliberal, de escasa intervención y regulación
aseguraba al gobernado algunos servicios como la edu- social y económica, y que en la actual condición de crisis,
cación, la salud y más actualmente hasta la absorción de enfrenta fuertes cuestionamientos.
muchas actividades antes desarrolladas por la sociedad
civil. SUMISIÓN A LA LEY Y AL DERECHO,
Esta evolución llegó a tal grado, que Octavio Paz, NO AL SOBERANO
ensayista y poeta mexicano, la denominó “El Ogro Fi- La política moderna sigue siendo un proceso de domi-
lantrópico”, en un texto publicado en la revista Vuelta, nación de los que mandan sobre los que obedecen; pero
en agosto de 1978. ahora ese proceso se sujeta a las instituciones y leyes que
Ante esta evolución, del estado gendarme o estado el Estado moderno ha creado para, como dice el célebre
policía, después de la Segunda Guerra Mundial, se pasó a autor francés, George Burdeau, ennoblecer la obediencia.
lo que la ciencia política norteamericana denominó como En el Estado moderno, la sumisión de los individuos es a
política pública, cuyo objeto de análisis son los procesos la ley y al derecho, y no al soberano absoluto del antiguo
de decisión y la elaboración de las políticas públicas. Luis régimen.
F. Aguilar Villanueva, en su libro, Gobernanza y Política La política moderna es cumplimiento de los fines del
Pública, analiza con amplitud la llamada Policy decision Estado, los que, además de exigir del ciudadano el apego
making, que por razones de espacio no podemos desa- a la ley en sus actos, también le ofrecen bienes y servicios
rrollar. públicos que, de una u otra manera, suplen las deficien-
En síntesis, podemos decir que la ciencia o el arte cias de las personas en lo individual.
de la elaboración de las políticas públicas se refiere a Los bienes públicos, las prestaciones estatales, de-
la necesidad que tiene el Estado de racionalizar los pro- ben, en consecuencia, estar a disposición de los indivi-
cesos de toma de decisiones, ante la escasez de recur- duos en igualdad de condiciones. Una de las caracterís-
sos que tiene para enfrentar las crecientes demandas ticas de las democracias constitucionales es precisamente
y necesidades de la sociedades modernas en las que el asegurar la igualdad frente a la ley; pero, de igual manera,
Estado no se limita a la conservación del orden o la se- la llamada por Luigi Ferrajoli democracia sustancial.
guridad públicas, sino que su actuación abarca muchos
campos de la actividad social.
Así, la política -podemos decir más propiamente la
ciencia política-, evoluciona hasta ser una realidad en la REFERENCIAS
que los gobiernos, al menos los de las sociedades más evo-
lucionadas, requieren racionalizar la toma de decisiones
EL PRÍNCIPE. Nicolás Maquiavelo, Ediciones Libertador.
en aquellos campos en que la intervención estatal es cada
vez más necesaria. LA CIENCIA POLÍTICA, Marcel Prélot.- Eudeba.
De lo que se trata es de someter a los diversos actores EL POLÍTICO Y EL CIENTÍFICO.- La Ren de Jonas.- Premia
que en una sociedad determinada están dotados de poder, Editora.
a que sus decisiones se den en un marco en que el ren- INTRODUCCIÓN A LA POLÍTICA.- Harold J. Laski.- Ediciones
dimiento social sea óptimo. Siglo veinte.

GOBERNANZA Y GESTIÓN PÚBLICA.- Luis F. Aguilar


CIENCIA-SÍNTESIS Villanueva.- Fondo de Cultura Económica.
La política pública es una ciencia-síntesis, en la que los EL POLÍTICO Y EL CIENTÍFICO.- Max Weber. Alianza Editorial.
encargados de tomar las decisiones en las cuestiones del
EL MANUAL DEL CIUDADANO CONTEMPORÁNEO.- Ikram
ejercicio del poder, deben extraer de la economía, del Antaki.- Ariel.
derecho, de la sociología y de la administración, las me-
L’ÉTAT.- Georges Burdeau.- Seuil.
jores herramientas, para que las decisiones públicas sean
las mejores. EL OGRO FILANTRÓPICO.- Octavio Paz.- Historia y Política.
Ives Meny y Jean Claude Thoening señalan que el ob-
jeto de estudio de las políticas públicas se orienta a la
32 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Rodrigo Soto En una misiva dirigida a Francesco Vettori, según Wiki-


? pedia, le decía: “cuando llega la tarde, regreso a casa (del
Quién hubiera pensado que él fuese a terminar de esa trabajo y de la taberna local) y camino hacia mi estudio.
forma; él, que había sido un diplomático, un conse- En el umbral me desnudo, para quitarme la ropa diaria
jero, un pensador, un analista preciso, un estudioso de trabajo sudorosa, sucia de lodo, y me pongo el traje
del comportamiento humano, un sociólogo, un filósofo, de la corte y el palacio, y en ese vestido más serio, entro
entre otras cosas que se necesitan para ser un político? en la corte de los antiguos, siendo bienvenido por ellos, y
¿Quién hubiera pensado que ahora tendría que dejar de ahí disfruto de la comida que sólo es mía, y para lo que
usar su mente para usar sus manos para obtener el ali- yo nací. Ahí me atrevo a hablar con ellos y preguntarles
mento? Triste era el exilio, rutinaria era su vida. el motivo de sus acciones, y ellos, en su humanidad, me
Miró hacia el cielo y descubrió que había llegado la responden. Por ese espacio de cuatro horas, me olvido del
mejor parte del día: la tarde, que era la que más ansiaba mundo, no recuerdo ninguna vejación, la pobreza no me
después de un duro y tedioso día laboral, sin sustancia da miedo, no tiemblo más ante la muerte; paso realmente
de valor, desarrollado sólo con el fin de conseguir dinero a su mundo”.

Del animal político de Aristóteles,


al político científico
para sobrevivir. Fue así como Nicolás entró en su casa y se EL PRÍNCIPE
fue directamente a su estudio, donde se quitó las ropas El breve texto anterior se refiere al exilio que sufrió Nico-
sudadas, sucias y embarradas de lodo, debido a su pesado lás Maquiavelo, filósofo y escritor político italiano, con-
trabajo, para cambiarse y ponerse el traje que él llamaba: siderado uno de los principales fundadores de la ciencia
“digno de la corte y el palacio”, con el objetivo de trans- política moderna, según Wikipedia. Para muchos, su mayor
portarse idealmente a mejores tiempos. aportación es El Príncipe, libro que ha sido de cabecera y
consejero fiel de diversos actores políticos de la antigüe-
ERAN OTROS TIEMPOS dad y de los tiempos actuales.
Maestro Esos tiempos eran aquéllos que le recordaban una vida Existe un debate en relación con el objeto de El Prín-cipe,
Rodrigo Soto plena y para lo que había nacido: para la discusión, el pues los métodos propuestos resultan cuestionables para
Economía de análisis, la creación, la estrategia y la escritura política. el beneficio común de un pueblo. También se debate en
las Ideas Era esa vida la que lo hacía sentirse realizado plenamente, relación con el personaje utilizado: si fue o no basado en
rodrigo@egf- y era esa misma vida la que lo inspiraba para seguir en la César Borgia, o si realmente se tomó como modelo al Papa
partners.com brega cotidiana. Alejandro VI; es decir, a Rodrigo Borgia, padre de César.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 33

orden social, económico, político y religioso, en beneficio


de lo que ya podía llamarse sociedad.

EL DICTUM DE ACTON
Sin embargo, recordemos la frase célebre de lord Acton,
conocida como el Dictum de Acton: “el poder corrompe
y el poder absoluto corrompe absolutamente”. De aquí
que muchos dirigentes, a lo largo de la historia de la hu-
manidad, hayan hecho de la política una herramienta de
engaño al pueblo, mientras saquean sus arcas y lo dejan
en la ruina.
También son conocidas las frases cínicas, aunque tam-
bién jocosas, como la dicha en la película Arráncame la
Vida, por el general Andrés Ascencio, cuando su esposa le
pregunta por qué a todo mundo le dice que sí va a ayudar-
los, y él le responde: “prometer no empobrece”, frase con
la que el pueblo quiere etiquetar a todos los políticos.
Pero no debemos generalizar. Es cierto que podemos
encontrar algunas manzanas podridas, pero no por ello
vamos a tener toda la cosecha desperdiciada.

CIENCIA POLÍTICA
Lo que pasa es que la política debe recurrir más a la cien-
cia; y, cuando hablemos de ella, debemos no solamente
referirnos a la política, sino a la ciencia política, con el
fin de que el ciudadano la acepte y la considere como una
actividad benéfica para la sociedad.
El desarrollo de la política en el devenir histórico de
la raza humana debe ir ligado estrechamente a la ciencia.
Las opiniones en torno a las estrategias de Maquiavelo Solamente así podremos satisfacer las aspiraciones de una
están divididas. Unos sostienen que se requiere un prínci- sociedad que demanda libertad, igualdad y fraternidad,
pe para subir al trono, y para lograrlo y hacerse del poder, como en su momento lo proclamaron los hacedores de la
le es permitido recurrir a todos los medios a su alcance Revolución Francesa.
–de donde se infiere que “el fin justifica los medios”.
Otros estudiosos piensan que en la época en que vivió GENÉTICA POLÍTICA
Maquiavelo, época de intrigas, conspiraciones y traiciones, Volviendo con Aristóteles y la naturaleza política que
la única forma de mantener el orden era por medio de un viene determinada en cada uno de nosotros, vemos que la
príncipe dotado de poder dictatorial; pero, una vez res- ciencia, al estudiar la política, devela, de acuerdo con Sci-
taurado el orden, debía ceder ante la república y rendir entific American, en su estudio de la genética de la políti-
cuentas. ca, que podríamos tener insertado en nuestra biología el
deseo político.
TODOS SOMOS POLÍTICOS James Fowler, científico político, ha estudiado a indi-
Pero, entremos en el tema: hablar de política no resulta viduos que son gemelos fraternales e idénticos. Su estu-
nada sencillo, pues es común que se le vea como una ac- dio sugiere que, genéticamente, podemos tener la predis-
tividad carente de sentido social y de sentido común, fría posición a votar o simplemente a abstenernos de hacerlo.
y calculadora, entre otros atributos negativos. Empero, si Incluso, es muy interesante lo que ha encontrado Fowler,
hacemos un análisis detenido, nos daremos cuenta de que en el sentido de que las personas que son propensas a
todos somos políticos en cierta forma. votar, parecen estar programadas para hacerlo, y nos dice
Recordemos lo que dijo Aristóteles, en el sentido de lo siguiente: “es como si las personas que votan estuvieran
que, por naturaleza, el hombre es un animal político. He- programadas para mantenerse votando, incluso cuando
mos, pues, pasado de ser homínidos políticos, con nues- su sentido común les diga que es probablemente inútil;
tros antepasados, a hombres políticos. por otro lado, existen personas que no votan, no importa
Pensamos así que, en nuestras primeras organiza- lo que pase…”.
ciones, cuando compartíamos el alimento alrededor del Para Fowler las personas votan aunque sepan de ante-
fuego y discutíamos la supervivencia y el beneficio de mano que su voto no vaya a cambiar el resultado de una
nuestra especie para el futuro, las tareas de organizar al elección, y las que no votan no sienten el deseo de hacerlo,
pueblo, crear y regir de cierta forma los primeros vestigios o no se sienten motivados a ello.
de un Estado, eran conferidas a los más sabios, o, en oca- Analizando a los gemelos idénticos (monocigóticos, un
siones, a los más fuertes, tal vez en busca de mantener un óvulo y un espermatozoide) y fraternales (dicigóticos, me-
34 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

sionistas. Los resultados señalan que los dormitorios y las


oficinas de los liberales tienden a ser llenos de colorido,
con libros de viajes, etnicidad y feminismo, así como dis-
cos de música folk, rock moderno, al igual que recuerdos
de viajes y tickets de cine.
Por otro lado, los dormitorios y las oficinas de los con-
servadores tienden a estar rodeados por calendarios, es-
tampas postales, recipientes para la ropa sucia, aditamen-
tos para coser, aspirar, decorados con carteles o artículos
de deportes y banderas -en este caso, la bandera de los
Estados Unidos.
La inferencia, para Carney, es que los liberales pasan
el tiempo pensando; gravitan, en su mayoría, en relación
con el arte y cosas que no son tan concretas; pero, para
el caso de los conservadores, el orden tiene que manten-
erse; no les gusta la ambigüedad, y son amantes de tener
todo organizado, para sentirse en un ambiente seguro.
Se han realizado nuevos estudios para comprender
cómo eran las discusiones políticas de nuestros ancestros
homínidos, para deducir el origen de éstas y analizar los
comportamientos. Lo anterior se ha logrado gracias al
apoyo de la resonancia magnética funcional, para ver las
regiones del cerebro y también pruebas genéticas para el
estudio de nuestro ADN.
Un punto interesante que se destaca en la política
científica, explorado por Lite, es que los seres humanos
contamos con las llamadas “neuronas espejo”, que dis-
paran cuando vemos a alguien que se comporta como
nosotros y de cierta forma sentimos empatía con esa per-
sona.
llizos, dos óvulos y dos espermatozoides) y sus histo-
rias de votación, se encontró que de 326 gemelos idénticos LA NEUROPOLÍTICA
y 196 fraternales, la genética es responsable en un 60 Ahora se habla de una nueva disciplina ligada a la política
por ciento de diferencias en el voto entre los tipos de y a nuestras decisiones, llamada neuropolítica, que pre-
gemelos; el restante 40 por ciento de diferencia proviene tende analizar los neurotransmisores, como lo señala Lite.
de factores ambientales o sociales. Ejemplifica con la serotonina, que regula las interacciones
Otros estudios, éstos del genetista Robert Plomin, han sociales, así como la confianza y el miedo.
arrojado que la genética es responsable de un 40 por cien- Para el profesor de ciencia política, no existe un solo
to en la diferencia de votación entre los tipos de gemelos, gen para indicar al demócrata o al republicano, al liberal
lo que abre la puerta a que un 60 por ciento de la propen- o al conservador. Sin embargo, los genes pueden ayudar-
sión al voto esté determinada por la influencia social y nos a esclarecer cómo nos sentimos social o política-
ambiental. mente respecto del mundo y también cómo concebimos
Se requieren posteriores estudios que refuercen las in- nuestro ambiente.
vestigaciones aquí descritas; pero, por lo pronto, resulta Lo que podemos constatar, gracias a lo anterior, es que
llamativo inferir que Aristóteles tenía razón: nuestra ahora la política está siendo analizada desde el punto de
genética juega un papel importante en el hombre políti- vista científico, con el uso de herramientas que, bajo un
co que llevamos, o no, dentro. estricto método científico, nos darán conclusiones más
concretas y específicas de la conducta política de los indi-
GENES E INCLINACIÓN POLÍTICA viduos, y tal vez podamos trazar tendencias de votación,
Pasando ahora a otros estudios relacionados con la política los ganadores de una elección; determinar efectivamente
científica, tomamos el escrito de Jordan Lite en Scientific a qué partido se afiliarán los individuos, entre muchas
American, en el cual se menciona un estudio publicado en otras.
el Journal of Political Psychology, donde también se pre- Sin embargo, cuando logremos esos avances -si es que
tende identificar si los genes son responsables de deter- se logran-, deberemos tener cuidado de que el progreso
minar si cierta persona es liberal o conservador, o, para el científico en materia política no sea usado para crear
caso de Estados Unidos, si es demócrata o republicano. condicionamientos al estilo Pavlov, para inducir a los in-
El estudio, llevado por Sam Gosling, Dana Carney dividuos a votar por x o y partido, sino que se respete la
y John José, se fundamenta en analizar los dormitorios libertad de opinión. Nadie quiere un estado al estilo
estudiantiles de universitarios y las oficinas de los profe-
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 35

controlador y dictatorial de Leviatán, ni tampoco un


“Big Brother” que nos suprima la libertad y la intimidad.
Para ir cerrando el tema, pensemos que el binomio de
política y estado se encuentra fuertemente relacionado. Es
difícil hablar de política sin incluir al estado, y vicever-
sa; todavía más hoy día, en que el estado ha tenido que
intervenir ante la caída capitalista de los mercados, de
los países y de las empresas.
Incluso The Economist, en su artículo “Smart Status”,
comenta que, debido a esto, los estados han crecido en
demasía, al tener, por ejemplo, el control de empresas,
como lo sucedido con GM,. Pero, el principal reto para el
Estado en 2010, será hacer más con menos recursos, pues
la recuperación económica, tanto de individuos como de
empresas, aún está lejana.
Incluso, en el citado artículo se expone que, tradicio-
nalmente, a los estados les cuesta trabajo reclutar a las
personas más brillantes, para que se incorporen al sec-
tor público y político, y que, ante la crisis vivida el año
pasado, la tarea ineludible para los estados (gobiernos)
será incorporar a sus filas, no a cualquier individuo que
diga traer la camiseta puesta, sino a los mejores y los más
brillantes.
Recuerdo haber escuchado, en alguna ocasión, de al-
gún creativo político, la aseveración de que si la política
se acerca más a la ciencia, entonces será más fácil repro-
ducirla. Además, mientras el estado y los políticos, con
sus reformas generen progreso en materia económica IDEAS ERRÓNEAS Y OBSOLETAS
principalmente, siendo extendida ésta a los ciudadanos, Como dijo Leo Zuckermann: en una encuesta de consulta
difícilmente tendrán queja de sus gobernantes y represen- Mitofsky se obtuvo que el 55 por ciento de los mexicanos
tantes en las cámaras. quisieran que México se pareciera a Estados Unidos, y la
razón fundamental es la economía. También nos dice que
es hora de eliminar aquella idea de que los mexicanos ve-
mos con buenos ojos la pobreza. Y por último menciona
que el mensaje es claro para los políticos de nuestro país:
es decir, que los mexicanos no estamos peleados con el
progreso económico y que eso es lo que anhelamos.
La conclusión es simple: la política debe apegarse
a la ciencia para tener validez científica y, así, mejor
aprobación, por parte de la población, de las estrategias
adoptadas, y poder reproducirse con mayor facilidad;
así como hacer hincapié en que los políticos busquen el
desarrollo y el crecimiento económico, especialmente en
nuestro país.

REFERENCIAS
Lite, Jordan. The body politic: “Can we tell from
pols faces if they´re competent?”, Scientific
American, February 2009.

Wooldridge, Alan. “Smart States, The World in


2010”, The Economist, December 2009.
Lite, Jordan. “Political Science: What being neat
of messy says about political leanings”. Scientific
American, October 2008.

“The Genetics of Politics”, Scientific American,


November 2007.

Niccolo Machiavelli.http://en.wikipedia.org/wiki/
niccoló_Machiavelli
36 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Teoría del Análisis Político


José Manuel Vázquez Godina

E l análisis político forma parte de la ciencia política; es una visión personal


del fenómeno político-social, ya sea de carácter nacional o internacional.
De acuerdo con Andrade (2004), el análisis político debe partir del cono-
cimiento científico, de una observación de los hechos; posteriormente (se
elabora) una hipótesis o suposición, para terminar en una crítica que puede
ser teórica, o ética. Sin embargo, para cuestiones de la ciencia, esta última
no debe existir, ya que al momento de establecer la crítica, se convierte en un
conocimiento subjetivo.
Para encontrar la diferencia entre una crítica ética y una teórica, tenemos
que partir de que la primera es una opinión personalizada, en la cual el au-
tor se responsabiliza de lo que se escribió o lo que se dijo; en cambio, la
segunda es una opinión basada en otra; es decir, que no es la opinión
del autor.

FENÓMENOS POLÍTICO-SOCIALES
Lo difícil de un análisis político se presenta al momento de concep-
tualizar los fenómenos políticos-sociales, ya que los podemos obser-
var, los podemos describir; sin embargo, al momento de establecer un
concepto, como: monarquía, poderío, autoritarismo, democracia, etcétera,
nos podemos equivocar; pero, a pesar de todo, es nuestro punto de vista, en
el cual pueden estar o no de acuerdo las demás personas.
Para realizar un análisis político no es necesario el conocimiento
científico; existen otras formas, como es la de conocer la opinión del
pueblo, a través de encuestas de opinión y sondeos, que es un me-
dio por el cual la sociedad puede calificar las acciones del gobierno.
A partir de aquí, se puede analizar el trabajo del gobierno frente
a su sociedad, análisis que realiza un grupo de
personas autorizadas y calificadas.

M. P. P. José
Manuel Vázquez
Godina
Secretario “El pensador” de Auguste Rodin.
Académico
Facultad de
Ciencias Políticas /
UANL jmgodina@
hotmail.com
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 37

Desde el momento de su creación, la polis aristotélica los sistemas que se han presentado en diferentes momentos; poder hacer com-
se ha presentado como una relación entre la sociedad y paraciones y establecer las posibles causas que los llevaron a decaer.
su gobierno, para lo cual es necesaria la intervención del En el plano internacional, se utilizan las teorías de toma de decisiones, que
poder político, para que la sociedad pueda mantener un han sido moldeadas de acuerdo a la experiencia de Estados Unidos, que ha
orden y no caer en un caos. vivido en el sistema internacional, y en la cual aparece la teoría de los juegos, en
la cual los conflictos internacionales pueden tratarse como un juego.
LIMITANTES AL PODER
Para que las personas que representan a los ciudadanos ESTRATEGAS DE GUERRA
no lleguen a tener un poder absoluto, como ocurrió du- A través de la historia, nos hemos encontrado que diferentes generales o estra-
rante la Edad Media, es necesario establecer algunas limi- tegas de guerra han jugado a adivinar los avances de los enemigos para oponer
taciones, como la constitución, las leyes internas de los la mejor defensiva o el contraataque.
estados, y una representación democrática. A pesar de las controversias que existen al utilizar la teoría de juegos para el
Para poder comprender y analizar las formas en las análisis, ésta nos permite mencionar que en las ultimas décadas se ha convertido
cuales se puede mantener el orden en la sociedad, es ne- en un instrumento de la ciencia política que ayuda en las tareas de los docentes,
cesario conocer las diferentes teorías de los clásicos, que de investigadores y en la formulación de las políticas; a pesar de no poder pre-
se preocupaban por la participación de los ciudadanos en cisar en la interpretación de los motivos que subyacen en las elecciones de los
los asuntos públicos. jugadores.
Más adelante, los científicos políticos se van a preocu- Dentro del análisis político también se puede utilizar la teoría de las simu-
par por la forma de gobernar, mientras que, hoy en día, laciones, que, a diferencia de la teoría de juegos, pretende crear una situación
la preocupación principal es la integración del Estado real de la situación que se esta viviendo en esos momentos. Es un modelo
en un todo, en la cual se acepta que existen diferentes construido a través de jugadores, y dinámico, en el cual los jugadores están
grupos de ciudadanos (campesinos, obreros, mujeres, tratando de dar respuesta a problemas reales del sistema internacional.
grupos vulnerables, indígenas, etcétera,) y que deben in- La simulación se utiliza como instrumento de enseñanza en la investigación
corporarse a la vida económica y política del Estado. y construcción de teorías y diseños de las políticas públicas. Tanto los maestros
Al análisis político no solamente pertenece estudiar de ciencias políticas como los de relaciones internacionales, utilizan este modelo
cuestiones de poder en la sociedad local, regional, o nacio- para explicar una situación de la realidad. A los primeros les sirve para explicar
nal, sino que también existen métodos o paradigmas para el proceso de construcción de una política pública, y los segundos la utilizan
realizar estudios de los diferentes centros de poder que para explicar las soluciones que se pueden dar a los problemas globales, como
existen en el sistema internacional. la pobreza, la educación o mantener la paz, utilizando modelos de simulación de
Para poder entender la situación que se vive en estos negociaciones entre los diferentes actores que participan.
momentos, y la forma en la cual se vive una transición de
modelo bipolar, antes de 1991, a un modelo multipolar, y
cómo van surgiendo nuevos centros de poder, como los
organismos internacionales (políticos, económicos y so-
ciales); las empresas (internacionales, globales y suprana-
cionales); Organismos No Gubernamentales Internaciona-
les (ONG’s I), sin olvidar a los mismos Estados-Nación, es
necesario conocer los siguientes modelos o paradigmas.

CENTROS DE PODER
A pesar de que en el sistema internacional hay un fuerte
sentimiento de legitimidad, siguen existiendo centros de
poder muy fuertes por querer dominar sobre los demás;
para poder estudiarlos, es necesario conocer los dife-
rentes modelos hipotéticos de los cuales nos habla Kaplan
(1962), como la balanza de poder, el bipolar flexible, el
bipolar rígido, el universal internacional, el internacional
jerárquico, y el de la unidad de veto.
Dentro de cada uno de ellos hay un conjunto de varia-
bles, como reglas y actores, dependiendo del momento
y el fenómeno sociopolítico internacional que deseamos
estudiar.
También podemos analizar el sistema en su conjun-
to, utilizando la teoría de Holsti (1974), que nos define
sistema internacional como cualquier colección de enti-
dades políticas independientes, que interactúan con con-
siderable frecuencia y de acuerdo a procesos regulares.
Este modelo nos sirve no solamente para estudiar el
sistema internacional actual, sino también para estudiar El emperador romano Claudio, junto a sus guardias.
38 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

BASES PARA EL ANÁLISIS


Para finalizar, podemos establecer que para poder
realizar un análisis del poder político, ya sea local,
nacional o internacional, es necesario conocer no
solamente de metodología, sino también las teorías
políticas y modelos, los cuales son necesarios para
tener una visión clara de los acontecimientos políti-
co-sociales que surgen en el sistema internacional y
en nuestro ámbito local y nacional.
Sin embargo, siempre vamos a estar pensando
como idealistas o realistas; los primeros, soñando en
un mundo en el cual el ser humano es bueno, y puede
llegar un momento en el cual los seres humanos se
den cuenta de la importancia de vivir en paz y solu-
cionar los problemas a través de negociaciones, sin
llegar a tomar las armas para solucionar los conflic-
tos políticos.
Pero, para los realistas, esto es imposible, debido
a que, como mencionaba Hobbes, “los hombres son
egoístas y violentos por naturaleza; por tal motivo y
viendo que los que nos dirigen son hombres o mu-
jeres, la lucha por el poder político va a continuar.

REFERENCIAS
E. Andrade Sánchez (2004), Introducción a la ciencia
política, Oxford.

S. Huntington (1997), Choque de civilizaciones, Paidós.

K. Holsti (1974), International Politics, A Framework for


Analysis, Prentice Hall International.

M. Kaplan (1962), Systems and Process in International


Politics, Wiley and Sons.

Ilustración de “Thomas Hobbes” por John Michael Wright.


CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 39

Política y crisis
Víctor López Villafañe

L a política es un concepto que ha evolucionado, es-


pecialmente cuando las sociedades dejaron de ser
tradicionales, basadas en el poder personal de los
monarcas en la Europa feudal, y transitaron a lo que se
ha llamado sociedades modernas, en las que se expresa a
siones que aparecieron como producto de las transiciones
hacia las economías de mercado.

MODELOS POLÍTICOS
En un análisis muy interesante del profesor Robert Heil-
través de instituciones democráticas. Éstas deben repre- broner, hace pocos años, en el que se preguntaba qué tipo
sentar las aspiraciones de una comunidad y tener como de modelos políticos podrían prevalecer en el siglo XXI,
meta el bienestar de la sociedad en su conjunto. respondía que serían aquéllos que utilizaran sus institu-
Como sabemos, el arribo de sociedades democráticas ciones para dar cabida al mayor número de expresiones
se ha dado en tiempos diferenciados en el mundo. Eu- societales y en los que las respuestas a un entorno de
ropa Occidental y los Estados Unidos siempre han sido mayor incertidumbre fueran de consenso y buscaran man-
citados como pioneros en el establecimiento de regímenes tener los equilibrios sociales1.
democráticos, a los que posteriormente se han unido En este estudio, Heilbroner señala que en las economías
países de otras regiones del mundo en épocas más re- de mercado, las tensiones, los desequilibrios y en con-
cientes.. secuencia las crisis económicas, son parte indisoluble de
No obstante, quedan en el planeta muchos estados su evolución. Citando las ideas centrales al respecto de
que están lejos de ser clasificados como democracias, y Adam Smith, Marx, Keynes y Schumpeter, el profesor Heil-
otros, como China -que sería el ejemplo perfecto-, en que broner nos dice que todos ellos, desde diferentes perspec-
el poder político es autoritario y está centrado en las tivas, indicaban que las tensiones y desequilibrios son Doctor Víctor
decisiones de un solo partido y de una élite que domina inherentes a la economía de mercado capitalista. López Villafañe
Profesor-
los procesos políticos dentro de este partido. La política se convierte entonces en el instrumento más investigador /
Las diferencias de los regímenes democráticos tienen importante para reordenar, regular, enfocar y mantener la EGAP
que ver con la historia, la cultura y, sobre todo, de cómo el continuidad del mercado en estadios más avanzados de su Tecnológico de
Monterrey
poder político fue utilizado para resolver las nuevas ten- desarrollo. La complejidad de las economías de
villafane@itesm.mx
40 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

mercado en la actualidad es enorme, debido fundamental- prioridad y son los gobiernos principalmente, ejerciendo
mente a la integración de mercados prácticamente en todo la representación de toda la sociedad, los que deben afron-
el planeta, y la dinámica de las grandes transnacionales, tar la solución. El estado es, y especialmente en tiempos
cuyo peso económico, junto con las empresas financieras, de crisis, el factor central para dar soluciones. Ningún
es gigantesco. otro sector social aislado puede realizar esta tarea.
¿Cómo reacciona el Estado frente a una crisis? Otro
DESEMPLEO CRÓNICO estudio que conocemos, el del profesor Peter Gourevitch,
La incorporación tecnológica a los procesos de produc- que analizó las respuestas de varios países a diferentes
ción tiene también un impacto enorme, debido a que en crisis internacionales, encontró que las crisis modifican la
muchos casos compite y desplaza en tiempos muy breves política de acuerdo al peso de los intereses de los actores
al trabajo tradicional, provocando un tipo de desempleo societales2.
crónico en nuestras sociedades. Por ejemplo, en la crisis internacional de la década
En este sentido, de nuevas y mayores complejidades de los años 30, después de una resistencia inicial, el go-
del mercado, la política no desaparece; por el contrario, su bierno de los Estados Unidos pudo imponer una política
carácter de factor no sólo mediador y atenuador de estas de bienestar social, con beneficios para los trabajadores,
tensiones debe ser reforzado. Además, la política debe que los empresarios aceptaron, pues el desarrollo interno
convertirse en el elemento directivo más importante de los Estados Unidos se vería favorecido en un momento
para resolver y encauzar los problemas sociales deriva- de crisis internacional.
dos de todos estos nuevos procesos económicos. En esa misma década, y para hacer frente a esa crisis,
Así, la mano invisible del mercado debe ir acompañada Suecia estableció un tipo de corporativismo empresarial-

de la intervención visible de la política. Una no existe sin sindical que sería el fundamento de la política social-
la otra. La política es, de este modo, la fuerza más impor- demócrata que adoptaría ese país prácticamente durante
tante para el desarrollo de un país y el mantenimiento de todo el siglo pasado y que aún hoy está presente en el
los equilibrios sociales, y de cómo se use dependerá si un llamado estado de bienestar sueco. En el caso alemán, la
país puede avanzar, estancarse o incluso retroceder. respuesta a esta crisis mundial significó el ascenso del na-
zismo y la búsqueda de la expansión económica y política
MAYORES DESEQUILIBRIOS como expresión de un fuerte nacionalismo ideológico.
Cuando existe una crisis económica profunda, significa En México, la respuesta a la crisis internacional de
que los desequilibrios aumentaron -muy probablemente los años 30, que afectó especialmente a las ramas ligadas
como consecuencia de algún tipo de política implemen- a los mercados externos, como la minería, y el empleo
tada,- y que la sociedad requiere volver a un punto de entre otros sectores, provocó una respuesta de apoyo
acuerdo, y por lo tanto las decisiones políticas se vuelven a los trabajadores después de 1934, para mejorar sus
mucho más relevantes. condiciones salariales y de trabajo en general, a la vez
Por ejemplo, si se requiere implementar una política que se implementaron apoyos para fortalecer a la indus-
fiscal, para producir una redistribución de la riqueza, el tria nacional. Esta época fue la base de la modernización
gobierno deberá utilizar su poder político para llevar a económica de México que vendría por las siguientes déca-
cabo una nueva política fiscal. Lo mismo podemos decir das y que conocemos como el desarrollo estabilizador.
sobre el empleo y otros problemas en los que las deci- En suma, podemos decir que las crisis son periodos
siones políticas son de la mayor importancia. intrínsecos al desarrollo y evolución de las economías de
En tiempos recientes, el problema de la ecología es una mercado, y que la política es la herramienta más impor
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 41

tante con que cuentan los gobiernos para realizar, no sólo


las correcciones temporales, sino los cambios que puedan REFERENCIAS
significar un bienestar futuro.
1 El libro al que nos referimos del profesor Robert
Heilbroner es: Capitalismo en el siglo XXI. México,
DESMEDIDAS GANANCIAS FINANCIERAS editorial Nueva Imagen, 1997.
La actual crisis mundial tiene como factor explicativo el
desmedido crecimiento de las ganancias financieras como 2 Peter Gourevitch, Politics in Hard Times.
Comparative Responses to International Economic
producto de políticas que fueron desmontando las regu- Crises. Cornell University Press, 1986. En este
laciones que existían precisamente para impedir que el estudio se analizan los impactos de las crisis
capital financiero obtuviera mayores beneficios a costa de internacionales del último tercio del siglo XIX, y
las crisis de la década de los años 30 y la de los
otros sectores.
70 y principios de los 80 del siglo XX, y de cómo
En Estados Unidos, especialmente en el segundo tér- varios países ; Estados Unidos, Alemania, Francia,
mino de la presidencia de Clinton, se adoptaron medidas Suecia, Inglaterra, enfrentaron cada una de estas
para desregular plenamente el mercado financiero, como crisis, así cómo sus coaliciones de gobierno fueron
modificadas; igualmente se revisan las opciones de
ponerle fin a la ley Glass-Steagall, que fue promulgada en política económica que tuvieron que adoptar para
1933 para regular los radios de acción de los actores finan- enfrentar dichas crisis.
cieros (banca de depósito y banca de inversión) e impedir
que se pudieran hacer negocios de carácter especulativo.
Con el presidente Bush, a partir del año 2000, se con-
tinuó con una política tendiente a facilitar el crédito, espe-
cialmente el inmobiliario y el del consumo, que engendró
un auge en la bolsa de valores y promovió toda una serie
de negocios financieros que no tenían ningún sustento en
la economía real.
La presente crisis es global, pues los mercados fi-
nancieros están interconectados, de manera que lo que
sucede en el mercado de Estados Unidos tiene ahora
más que en otras ocasiones un impacto en todo el pla-
neta, pero especialmente para economías altamente liga-
das a ese mercado como lo es la economía mexicana.
Es interesante anotar que, aunque esta crisis es global,
las políticas para darle respuesta son de carácter nacional
o local. En general, lo que hemos estado viendo por parte
de muchos gobiernos es la aplicación de políticas para es-
timular el crecimiento económico y apoyar los mercados
internos en un periodo muy difícil del comercio mundial.

ESFUERZOS GUBERNAMENTALES
Desde los Estados Unidos, pasando por China, Brasil y
otros en Europa, los gobiernos están implementando pro-
gramas económicos para minimizar los efectos de esta
crisis y en algunos casos, como en Brasil y China a la vez,
tratando de restaurar los equilibrios sociales, sin los que
no hay posibilidades de sostener el crecimiento en el largo
plazo.
Estos países no sólo han venido aplicando políticas
para apuntalar su desarrollo industrial, sino que están
aprovechando esta crisis para salir fortalecidos en el esce-
nario mundial, y esa es la razón de fondo por la que ya se
les ve como potencias emergentes en este siglo XXI.
Por el contrario, pensamos que México no está hacien-
do uso de la política en el sentido que le hemos dado a
este concepto, para enfrentar esta crisis. Está dejando
que la crisis actúe de manera autónoma y eso puede ser
una gran diferencia entre el presente que tenemos, ya
de grandes calamidades, y el futuro, que encierra una
gran incertidumbre. La política es la brújula para surcar
los mares, y en especial en los tiempos más difíciles de la
travesía.
42 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

?
Encuestas: ¿realidad o fantasía?
Salvador Borrego

U na de las características de nuestros tiempos es el


uso creciente de las encuestas. Las encontramos
prácticamente en todos los contextos de nuestra
vida cotidiana, y sabemos que muy importantes deci-
siones son tomadas con base en sus resultados. De ahí
tender lo que éstas entrañan.
Es claro, entonces, que si les diéramos machetazo a
caballo de espadas a las encuestas; esto es, si aplicáramos
una encuesta nacional para indagar sobre lo que la gente
piensa respecto de si las encuestas son fantasía o realidad,
que la inquietud sobre su condición de realidad o fantasía muy probablemente llegaríamos a la conclusión, desde la
sea por demás entendible. perspectiva de la ignorancia en su forma de incultura es-
Mucho contribuye a la inquietud antes referida el tadística, de que las encuestas son más fantasía que reali-
hecho de que resulta por demás fantástico que tomar la dad.
opinión de unas cuantas personas, digamos de un millar, Consideremos entonces otra perspectiva: la de los es-
nos permita conocer la opinión de más de 50 millones de pecialistas en estos temas, y centremos la atención en la
personas en países como el nuestro, o de más de cien millones encuesta cuyo propósito es indagar el estado de la Opi-
de personas en otros países. nión Pública. Aquí pareciera que las encuestas disfru-
Para apreciar lo razonable del portento metodológico tan de una gran credibilidad, en atención a que sus pre-
anterior, es necesario que tengamos integradas en nuestra dicciones en el ámbito electoral han sido, por lo común,
forma de interpretar las cosas -pensando en Emmanuel acertadas.
Kant-, nuevas categorías de carácter estadístico, que nos Sin embargo, a pesar de ello, las encuestas han
permitan comprender cabalmente el significado de aleato- sido severamente cuestionadas por algunos investiga-
riedad y el de margen de error en las estimaciones. dores importantes, tales como el sociólogo Herber Blu-
mer, quien enfocó su crítica más que a la encuesta en
CULTURA ESTADÍSTICA sí, a la valoración que de sus resultados se hace y al
Doctor Sin esos elementos de cultura estadística, inevitable- planteamiento metodológico general de estudio de la
Salvador Borrego mente nos será imposible entender las encuestas como opinión pública. Al respecto, Vincent Price escribe, en su
Saba Consultores realidades; esto es, para mucha gente, las encuestas serán libro Opinión Pública, lo siguiente (pag. 122):
saba@saba
fantasías, como consecuencia de su incapacidad para en- “En 1948, Blumer denunció que la investigación en
consultores.com
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 43

opinión pública estaba fracasando completamente en di- No hay muchos datos disponibles sobre las fases inicia-
cha tarea. Señalaba que los encuestadores eran “obtusos les y de cierre del debate público (capítulo 3). Para que la
a la naturaleza funcional de la opinión pública en nuestra teoría de la opinión avance, se necesitarían datos sobre el
sociedad”, al enfocarse en las opiniones individuales, ex- curso de vida de un tema.
cluyendo los grupos funcionales y los canales organizados “Desde entonces, el campo ha respondido en una di-
de influencia política. Sugería que los investigadores de- versidad de formas a los llamados de Blumer y Hyman
berían empezar por investigar a los que diseñan las políti- hacia la investigación orientada al proceso”.
cas, determinando las formas particulares de expresión Cincuenta años después, las preocupaciones de Blum-
de la opinión pública que llaman su atención y afectan er y en especial las de Hyman, cobran una relevancia
sus acciones. La investigación podría entonces proceder dramáticamente superior por los avances logrados por
siguiéndoles la pista en retrospectiva a estas expresiones a la humanidad en materia de comunicación. Si antes era
través de sus diversos canales, y al hacerlo así, identificar vital seguir la evolución de la Opinión Pública, ahora,
los canales principales, los puntos de importancia clave y con los cambios vertiginosos que operan en ella como

la manera en que cualquier expresión dada se ha llegado a consecuencia de los teléfonos celulares y la Internet, se
desarrollar, y escoger una retrospectiva organizada de lo hace imprescindible, al grado que, no hacerlo así, con-
que inicialmente debe haber sido una condición relativa- duce a inexactitudes y confusiones. Las encuestas, en
mente amorfa”. consecuencia, se convierten en productos de información
Casi una década después, H. H. Hyman profundizó en perecederos y por tanto se transforman, aun impecable-
los señalamientos de Blumer y llegó a un punto medular mente realizadas, en fantasías más que en realidades.
que en nuestros días cobra una relevancia fundamental. Al
respecto Vincent Price nos ofrece lo siguiente (pág. 122): CONCLUSIÓN INICIAL
Hyman (1957) hizo eco de las preocupaciones de Llegamos entonces a una extraña conclusión inicial: Tanto
Blumer. Éste argumentaba que aun cuando la investigación desde la perspectiva de la ignorancia como desde la perspec-
había hecho aportaciones considerables en la teoría psi- tiva del conocimiento, las encuestas son más fantasía que
cológica sobre la formación y cambio de la opinión, tenía realidad. Los únicos que las toman como realidades, como
mucho menos qué decir sobre los procesos sociales de fieles formas de evaluar las condiciones políticas o socia-
gran escala o sobre las relaciones entre la opinión pública les, son aquéllos que algo conocen del tema, pero que no
y los procesos de gobierno. saben lo suficiente como para entender que las encuestas,
hoy en día, se deben tomar con algunas reservas.
OPINIÓN PÚBLICA Debemos, entonces, señalar aquellos casos en los
Esto resultaba así porque los investigadores raramente cuales podemos confiar más y aquéllos en los cuales
reunían datos de series de tiempo que rastrearan el desa- debemos confiar menos, de los resultados de encuestas,
rrollo de la opinión pública alrededor de un tema particu- aclarando que nos referimos a encuestas impecablemente re-
lar, o la interacción de la opinión pública con el sistema alizadas; esto es, encuestas que han cuidado debidamente
político formal. Los datos de encuesta, apuntaba, se re- la aleatorización y el resto de los aspectos metodológicos.
colectan sólo después de que el tema ha entrado en escena Podemos decir que las encuestas serán más confiables
y sólo después de que el problema ha estado presionando. cuando estudien procesos cuyo dinamismo es poco inten
44 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

no de los absolutos. Por tanto podremos considerarlas


como realidades (en tanto razonablemente nos muestran
el estado de opinión o condición de algún fenómeno bajo
estudio), si el fenómeno estudiado es relativamente es-
table, o al menos se modifica muy poco en períodos tan
cortos como el que nos demande la propia realización del
estudio.
Y serán punto menos que fantasías cuando se utili-
cen para medir procesos dinámicos, como los electorales
y los de imagen pública de personajes que tienen mu-
cha exposición en los medios. Dicho de otro modo, o de
modo más claro, las encuestas que por lo común vemos
publicadas en los medios, que con mucha frecuencia
tienen como tema de interés los procesos políticos, son
poco más que pasatiempos.
Tomar decisiones con base en sus resultados es un
grave error, derivado de la incultura estadística que la-
mentablemente aqueja a amplios sectores de nuestras
dirigencias políticas, empresariales, académicas y líderes
de opinión.
LAS CARTAS DE NAVEGACIÓN POLÍTICA
Aunque apartándome un poco del tema, me veo obligado
a concluir esta discusión señalando que la solución al
problema de estudiar fenómenos sociales dinámicos,
consiste en estudiarlos no a través de las técnicas con-
so, como los siguientes: vencionales de encuesta, sino a través del Control Es-
Los hábitos, tales como fumar, consumir bebidas al- tadístico de Calidad.
cohólicas, ejercitarse físicamente, etcétera. La razón es muy entendible: así como en los años re-
Condiciones socio-económico-demográficas, tales cientes se dinamizó la vida social, por esa nueva condición
como número de personas por vivienda, nivel de ingresos, de comunicación entre las personas, que de acuerdo a
desempleo, etcétera. Niklas Luhmann deriva en una mayor complejidad del
En cambio, debemos desconfiar de las encuestas cuan- sistema social y en un incremento de la posibilidad de
do nos informan sobre asuntos como los siguientes: cambios bruscos en él, dos siglos antes se había iniciado
Intención de voto en un proceso electoral. la dinamización de la vida industrial, cuando en 1750 se
Nivel de popularidad de un gobernante. iniciÍó la Revolución Industrial, manteniéndose esta ten-
Grado de aceptación de una propuesta política. dencia con la producción en serie y la automatización de
La razón fundamental para establecer el grado de con- los procesos.
fianza que se sugiere, es el hecho de que la realización de La alternativa que ofreció la ciencia para atender los
una encuesta, por lo común requiere, al menos, de cuatro problemas de calidad y control en el nuevo entorno, fue
días de trabajo. En consecuencia, aquellos procesos que justamente el Control Estadístico desarrollado por Walter
difícilmente se modificarán en períodos tan cortos como A. Shewhart, a finales de la década de los veinte del siglo
cuatro días, serán estudiados con suficiencia por las en- pasado. De modo que adecuar estas técnicas al campo so-
cuestas; procesos tales como los señalados en los puntos cial es la mejor forma de atender estos procesos.
1 y 2 anteriores. Una solución integral –de nuestra autoría- a este pro-
En cambio, en los procesos señalados en los puntos blema, siguiendo este enfoque, la constituyen justamente
3, 4 y 5, es tal el dinamismo, que en cuatro días podrían las Cartas de Navegación Política, las cuales desarrolla-
modificarse radicalmente. En consecuencia, las encuestas mos entre 1993 y 2004. Desde entonces, se han aplicado
que se utilizan para evaluar este tipo de procesos frecuen- exitosamente en procesos electorales en diferentes esta-
temente presentan resultados poco creíbles, y cada vez es dos de México y el extranjero, y de manera permanente
más común que todas las encuestas fallen cuando evalúan para evaluar la gestión de gobierno de algunos goberna-
un proceso de este tipo, como ocurrió en Estados Unidos dores de México, que tienen, con esta metodología, una
en las elecciones internas presidenciales de 2008 del Parti- forma eficiente para alcanzar un propósito que en política
do Demócrata en New Hampshire, y como también ocurrió resulta vital: la previsión, la anticipación de problemas.
en las elecciones presidenciales españolas de 2004. Podría pensarse que esta técnica aprovecha la experien-
Finalmente, llegamos a una respuesta que podría no cia empresarial de buscar a través del Control Estadístico
ser la esperada por algunas mentes simples. Esto es, una un enfoque preventivo en lugar de un enfoque correctivo,
que postule a las encuestas ya como realidad, ya como pero perderíamos de vista que justamente este enfoque:
fantasía. Lamentablemente, para las mentes simples, la el de anticipar los problemas, lo recomendó, hace más de
ciencia se mueve en el terreno de las condicionalidades, medio milenio, Nicolás Maquiavelo, como algo que todos
los príncipes prudentes deberían hacer.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 45

Política Internacional,
Globalización y Poder

Gerardo Tamez González

L a Política Internacional es, sin duda, la suma de rela-


ciones entre los diferentes actores que participan
en escenarios más allá de sus propias fronteras. No
solamente me refiero a organismos gubernativos, sino
también a organismos no gubernamentales e, incluso, a
entes considerados como poderes fácticos. Para enten-
derla, es necesario comprender las relaciones que se dan
entre los actores ya mencionados.
Existe un organismo internacional, denominado Na-
ciones Unidas, el cual ya tiene más de sesenta años, y
cuya noble finalidad es ayudar al mantenimiento y/o ins-
tauración de la paz, ideal perseguido desde los albores
de la humanidad, y que hoy en día vemos como un es-
tado de bienestar cada vez más difícil de alcanzar.
La ONU, siglas de dicho organismo internacional,
compuesta por 192 miembros, busca constantemente
ese ideal con acciones diversas, pero que en conjunto
alínean las acciones que la gran mayoría de la humani-
dad considera como la Política Internacional. Además,
formula de manera precisa esta política, considerando
variables políticas, económicas, sociales y de temas es-
pecíficos (salud, trabajo, etcétera).

Maestro Gerardo
Tamez González
Facultad de
Ciencias
Políticas / UANL
geratamez80@
hotmail.com
46 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

GLOBALIZACIÓN Cabe aclarar que existe un gran problema en la toma


La trascendencia de la Política Internacional radica hoy de decisiones internacionales, denominado participación.
en día en el hecho de que ya no sólo se realiza en el head- Es muy bajo el indicador de colaboración ciudadana, a pe-
quarter de las Naciones Unidas (New York, E.U.A.), sino sar de la gran cantidad de información a la que se puede
que, gracias a un fenómeno mundial denominado Globa- acceder y los diferentes medios por los que se puede par-
lización, todos podemos contribuir a la planeación e im- ticipar.
plementación de la política internacional.
Esto, cabe aclarar, ya no es tan reciente; ha sido un EL PODER
proceso lentamente filtrado en los procesos internacio- Lo anterior da pie a la tercer variable que analizamos: el
nales, y recientemente se le ha considerado factor va- Poder, si lo definimos como la capacidad de cualquier per-
lioso para la toma de decisiones internacionales. sona o institución para lograr que otro haga algo que de
La globalización debe a la tecnología mucha de su otra manera no hubiese hecho (R. Dahl).
importancia; el Internet y el acceso a la información de Entonces, el ciudadano puede ejercer su poder me-
manera precisa y al instante han vuelto al ciudadano del diante la participación en la política internacional, utili-
mundo un actor importante en la formulación de la políti- zando la globalización como instrumento.
ca internacional. Entendamos lo anterior. Cualquier persona de toda la
De forma rápida, el ciudadano del mundo se entera, humanidad tiene el poder de participar en la formulación
analiza y exige soluciones a los problemas de la sociedad de la política internacional, pero existe una resistencia de
internacional. Observa dificultades, por ejemplo, de salud parte de los ciudadanos y de los poderes fácticos a dicha
como el cáncer o el virus VIH; se informa y proporciona, colaboración.
en el mejor de los casos, soluciones a dichos problemas ya
sea de manera individual pero en la mayoría de los casos PODERES FÁCTICOS
mediante el apoyo de organismos internacionales guber- Los poderes fácticos son, en suma, fuerzas económicas,
namentales o no gubernamentales. autoridades sociales o quien monopoliza el uso de la fuer-
Para citar otros ejemplos, también participa en la for- za, y que no corresponden a mandatos ciudadanos, sino
mulación de política internacional en diversos aspectos, que anteponen sus intereses a los intereses de la gene-
como combate al analfabetismo, migración y terrorismo; ralidad.
fomento de la salud pública, protección del medio am- La política internacional, entonces, debiese contener
biente, entre otros. Todos estos temas sin duda alguna las aspiraciones de todos quienes formamos al mundo,
coadyuvan a la búsqueda y mantenimiento de la paz, anhelando la paz mundial, alejándose de los intereses par-
ideal supremo de la humanidad. ticulares y anteponiendo el bienestar social.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 47

La globalización debe ayudar a hacer más efectiva la


contribución social a la formulación e implementación de
la política internacional, haciendo que las ideas que tras-
pasan las fronteras de los diversos países contengan va-
lores como la solidaridad, bondad, amistad, responsabili-
dad y patriotismo.
Como fenómeno social internacional, la globalización
es sin duda parte esencial de la vida global. Hay quienes
apuestan a este fenómeno y quienes se oponen a la glo-
balización.
La globalifobia y la globalifilia, términos recientes para
las voces en contra y a favor, se presentan en el aconte-
cer diario internacional. Interesante es equilibrar las opi-
niones, no radicalizar, tomando lo mejor de lo que cada
persona, empresa, organización, gobierno y nación pueden
aportar al mundo.
La solidaridad de los mexicanos, la honestidad de los
noruegos, el trabajo de los japoneses, la tenacidad de los
alemanes y la perseverancia de los hindúes son ejemplos
de lo que cada nación aporta a la globalización.
De ahí podemos formular e implementar la política
internacional que hemos mencionado, que si bien es
percibida desde un punto de vista idealista, lo que bus-
camos es el logro de la paz mundial como fin último.

LA HUMANIDAD NECESITA LÍDERES


Cada vez la humanidad necesita de líderes que como
Gandhi y Mandela han resaltado valores nacionales y han
hecho que el mundo tome conciencia de la necesidad de
llevar valores positivos individuales o nacionales a un es-
cenario internacional.
Destaco la frase de un mexicano ilustre que sin duda
encierra la idea que se propone. “Entre los individuos,
como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es
la paz”.

CONSIDERACIONES FINALES
El ciudadano del mundo es sin duda factor del cambio,
por lo que debe estar atento a las necesidades no sólo de
su entorno, sino que debe buscar la participación y con-
cientización de todo el mundo.
El poder que tenemos, ya sea en lo individual o en
lo organizativo, debe usarse para trascender positiva e
internacionalmente. Los valores deben resaltarse y debe-
mos impulsarlos a que traspasen fronteras.
La globalización de la información y de las ideas
debe ser democratizada, para que todos los ciudadanos
del mundo se expresen mediante las fuentes de comuni-
cación como el Internet.
La política internacional debe contener lo que toda la
humanidad pide: paz. Cambiar el odio por amor. Buscar
la prosperidad económica y cultural de las naciones, debe
dejar de ser sólo la tarea de organismos internacionales
y debe formularse e implementarse con la participación
de todos.
Imagen: Poder360°
48 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

La política: arte y ciencia


Martha Anaya

L a crisis económica ha desatado en nuestro país un


asombroso vendaval en el terreno político, que lo
mismo ha ubicado a unos como “catastrofistas”, y a
otros como “realistas”; a unos más como “contadores de
cuentos de hadas”, y a los restantes como “profetas del
desastre”.
Y, desde luego, no faltan quienes declaran una cosa, al
poco rato cambian su percepción, se desgarran las vesti-
duras, amarran navajas, aporrean al oponente con recla-
mos de ingratitud y hasta de traición a la patria; mientras,
unos pocos se contonean y zorrunamente aprovechan el
momento para tomar el bolso, irse de compras y llevar
agua a su molino.
En medio de este vendaval político-económico, no sue-
na ociosa la pregunta: “¿Es la política una ciencia o una
patología?
Para quienes ejercen o han ejercido el poder político, y
para los analistas serios del fenómeno político, la respues-
ta se inclina definitivamente por la convicción de que la
política es una ciencia.

SENTIR DE MANUEL BARTLETT


Para Manuel Bartlett, político de tiempo completo, mili-
tante del Partido Revolucionario Institucional: “La política
es la relación, de la conducción de la sociedad, la vida, el
apoyo… La polis… Es la serie de reglas para el gobierno
de la comunidad. Tiene el fin particular de conducir, de
gobernar, de llevar toda la relación con el poder. El poder
tiene obviamente una función y tiene los fines. Fines que
pueden estar explícitos o no”.
Pero la cuestión no termina ahí. Para Bartlett: “La
política es una ciencia… y un arte. Hay toda una tradición
filosófica y científica en torno de la Ciencia Política. Hay
toda una serie de elementos para hacer de la política
una ciencia. Es una de las ciencias sociales. No es una
ciencia exacta…, pero sí es una ciencia en el sentido de
que se pueden analizar condiciones geográficas, físicas,
sociológicas, sicológicas para definir los fenómenos de la
política”.

ALGUNOS POLÍTICOS
Y sobre algunos de los políticos que han gobernado al país
en los sexenios más recientes, tiene Bartlett frases lapi-
darias.
Como político-político, dice de Vicente Fox, que “está
Martha Anaya
Escritora tachado en primer término”, porque “no tiene la menor
Premio Nacional de idea”.
Periodismo “Zedillo (Ernesto) salió de la oscuridad de la computa-
manaya.mx@
yahoo.com.mx dora, de un rincón, y no tenía la menor idea de la política”.
Era un “tecnócrata educado en Estados Unidos”.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 49

Y sobre Carlos Salinas de Gortari, expresa: “Ahí está, medio en el que escribes…” Me dejó pasmada. Más bien sentí que me fulminaba
con una pretensión de saber política. Pero lo que supo fue un rayo. En ese instante me di cuenta del por qué del alegato, que poco o nada
acomodarse a los intereses transnacionales. Eso es lo que tenía que ver con el vaso de agua, y entonces se me vinieron a la mente algunos
me parece: que, como político, no fue nada destacado y otros de sus comentarios: escritura apasionada…, demasiada emoción…
es ahí donde viene ese quiebre en el sentido de que los Pero lo que más me impactó fue que, efectivamente, tenía razón. En ese
que deben gobernar al mundo son los economistas. Y lo entonces, principiante y muy joven aún, no tenía cabal idea del poder de un
podemos analizar desde el punto de vista de la ciencia medio… (¡ni mucho menos del de un presidente o quasi presidente!, como luego
política. ¿Por qué? Por el consenso de Washington, por el aprendería).
predominio norteamericano, por la imposición de la glo-
balización. Todos ellos se prestaron a la misma filosofía LOS RASGOS DEL PODER
políticamente conservadora”. Viene a cuenta todo lo anterior porque a partir de ese momento, además de
entusiasmarme por escribir mi crónica, levanté la vista para mirar el entorno y
RELACIÓN CON SALINAS DE GORTARI comencé a sopesar el lugar en el que tenía puestos los pies. Fue así como crucé
En lo personal, la autora tuvo estrecha relación con Salinas la puerta y empecé a distinguir los rasgos del poder a uno y a otro lado de la
de Gortari, pues cubrió, para Excélsior, la crónica de su mesa.
campaña por la Presidencia de la República: En ese entonces, (digamos los años sesenta, setenta, y buena parte de los
Y, una mañana, Carlos Salinas de Gortari me mandó ochenta) el poder de los gobiernos en turno frente a los medios de comuni-
llamar. Estábamos en plena gira. Él, como candidato a la cación era avasallante, si bien la intensidad de las presiones variaba de acuer-
Presidencia de la República por el PRI, y yo, como cronis- do a la situación política que se vivía en el momento y a la personalidad de
ta de Excélsior. Era la primera ocasión que me requería a cada uno de los mandatarios.
solas. Normalmente nos reunía con él a los tres o cuatro Digamos que no se comparan por igual la mano dura de Gustavo Díaz Or-
reporteros que escribíamos la crónica de su campaña en el daz hacia los medios, ni la sinuosa y lapidaria de Luis Echeverría, con el amor-
ya ido –y sin embargo tan presente—1988. Pero esa maña- despecho con que se condujo José López Portillo frente a los periodistas, o la
na, en uno de los trayectos por la ciudad de Guadalajara, timidez de Miguel de la Madrid.
fue diferente. Y es que, tres días atrás, se había suscitado Precisamente aquí, en la etapa de Miguel de la Madrid, quisiera hacer un
un incidente en San Pedro de la Colonias, en Coahuila. pequeño alto. Porque fue durante los últimos años de su sexenio, luego de los
Aquella noche en la Comarca Lagunera, al finalizar el sismos del 85, cuando comenzamos a escribir con mayor libertad. Y aunque las
mitin, un grupo de los asistentes comenzó a agredir al notas críticas (como las de los desfiles obreros del primero de mayo) apareciesen
candidato al momento en que éste avanzaba hacia el en las últimas páginas, casi escondidas, el caso es que comenzaron a publicarse
autobús: le lanzaron palos, piedras y cuanto tenían en en los principales medios de opinión.
mano. Lo ocurrido quedó plasmado en las primeras pla- Así llegamos a la contienda presidencial de 1988 que –desde la perspec-
nas de los diarios al día siguiente. tiva que me tocó vivir- inició el cambio de la relación de poder entre los me-
Curiosamente, como el mitin se había realizado ya dios y el gobierno.
tarde, la mayoría de los reporteros se regresó antes a la
sala de prensa y sólo cuatro periodistas nacionales acom-
pañamos a Salinas de Gortari a San Pedro de las Colonias.
Y, como suele suceder, cada uno escribió su nota tal como
vio las cosas.

RECLAMO DEL CANDIDATO


Éste era precisamente el tema del que quería hablar el en-
tonces candidato conmigo aquella mañana. Me expuso que
no estaba de acuerdo en un detalle que había consignado
dentro de la nota: que le habían lanzado agua al rostro.
Salinas simplemente decía que eso no había ocurrido. La
verdad es que en ese momento –sentados ya a solas frente
a frente en el autobús- me sorprendió que le diera tanta
importancia a un detalle dentro de toda una nota dedicada
a lo que había sucedido; además, a mi entender, habían
ocurrido cosas más graves y estaban igualmente consigna-
das. No alegaba lo de los palos, ni lo de las piedras, ni los
gritos, ni los jaloneos, ni las injurias, ni todo lo demás
que había escrito. Era sólo eso: el vaso con agua que le
habían lanzado.
Yo estaba segura de haber visto que le lanzaban el agua
al rostro. Iba codo a codo con el propio candidato cuando
esto ocurrió. El caso es que le alegué un rato que sí había
ocurrido hasta que el propio Salinas me detuvo con esta
frase: “Lo que pasa es que no te das cuentan del poder del
50 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

CANDIDATOS DE GRAN PERSONALIDAD


Tres personajes de fuerte personalidad disputaron enton-
ces la Presidencia de la República: Cuauhtémoc Cárdenas
Solórzano, Manuel J. Clouthier y Carlos Salinas de Gor-
tari.
La guerra no se hizo esperar. Y tenía varios frentes:
Desde el gobierno, contra Cárdenas, su principal enemigo.
Desde el interior del PRI (particularmente algunos sindi-
catos) contra el propio Salinas. Y por parte de Clouthier,
contra los medios de comunicación, porque prácticamente
desdeñaban a los candidatos de oposición y no les otor-
gaban espacio a sus campañas.
Este enfrentamiento con los medios de comunicación
alcanzó tal grado, que prácticamente no había mitin de
los candidatos de oposición en que no se agrediera a
los periodistas, que se les gritara “¡vendidos!” y en oca-
siones hasta se les impidiera permanecer en el lugar,
lanzándolos con todo y cámaras.

ARTE DE TRAGAR SAPOS SIN HACER GESTOS


Si la política “es el arte de tragar sapos sin hacer gestos”
-como bien advertían los viejos políticos-, no es de extra-
ñar que nuestros políticos, neopolíticos, juniors y demás
personajes que nos gobiernan sigan hoy en día con cara
de sapos.
Porque, la verdad, nuestra clase política poco ha cam-
biado en la forma de ejercer el poder. Y si en algo han
cambiado, poco ha sido para mejorar; más bien ha sido
para empeorar. Vaya, hasta el presidente Felipe Calderón
reconoce esa inercia en la manera de conducirse de nues-
tros políticos, al llamarla: “el priísta que todos llevamos
dentro”.

LA ALTERNANCIA
Cuando llegó el año 2000, y con esta fecha la alternancia
en nuestro país, imaginé que vería cosas distintas... senci-
llas, hasta eso. Por ejemplo, supuse que el presidente de
la República sería más abierto, cercano a la gente y dis-
puesto a escuchar críticas. Ello ocurrió tan sólo los prime-
ros meses del gobierno de Vicente Fox. En su segundo año,
comenzó a amurallarse, a despotricar contra los medios
de comunicación por sus “ataques”, y terminó alejado, ais-
lado y tan criticado como cualquiera de sus antecesores
priístas.
Con Felipe Calderón, ni se diga. Él, desde que ocupó
la famosa “silla del águila”, se encerró con su equipo más
cercano en Los Pinos. Se topa con un periodista en alguno
de sus actos, o en sus giras, ¡y parece que ve al diablo! Da
media vuelta instantáneamente, sin saludar siquiera (ya
hasta critica a los criticones).
Y con eso de la “guerra contra el narcotráfico”, ni quien
pueda acercársele. Sus actos, tanto en la ciudad de México
como en sus giras por el país, están tan controlados, que
nadie puede acercársele.

RIGUROSO CONTROL
Imaginé también que el Estado Mayor Presidencial, con
un presidente proveniente de las filas del PAN, habría de
verse obligado a comportarse de manera más accesible,
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 51

y quedaría atrás el aprisionamiento en el que se vieron Imaginé y deseé fervientemente que se acabara con
los últimos mandatarios priístas.- ¡Craso error! Fue exac- los funestos cacicazgos sindicales, como el de Elba Es-
tamente lo contrario. Sin experiencia alguna en su trato ther Gordillo, y se acotara a los monopolios. Fue todo
con militares, los verdes asumieron con mayor rigurosi- lo contrario (el caso del SME fue garbanzo de a libra):
dad el control del jefe del Estado en sus actividades. los líderes sindicales se convirtieron en los aliados de los
Imaginé, además, que los puestos para el gabinete ya nuevos gobiernos panistas, y éstos aumentaron a su vez la
no serían para los amigos del ungido, sino que veríamos fuerza de los llamados poderes fácticos, al grado de que
pura gente preparada.- ¡Aún no me la acabo! Comenzamos son ellos los que imponen su ley, y poco falta para que
la “nueva era” con la historieta de los head hunters, que impongan al futuro habitante de Los Pinos.
fue, a fin de cuentas, pura pantomima, y los nuevos herede- Imaginé, por último, que viviríamos mejor; que las
ros poco o nada se distinguieron de sus antecesores. Hoy oportunidades de trabajo se abrirían más y más, y que
en día, a mitad del segundo sexenio panista, muy diversos nuestro nivel de vida aumentaría. La debacle económica
sectores claman por cambios en el gabinete ante su inocuo que vivimos –debida no sólo a la crisis mundial, sino al
y/o pésimo desempeño. mal manejo interno de ésta, y a la enorme desigualdad
Imaginé que el “dedazo” pasaría a la historia y sólo que pervive y el infame aumento impositivo en las percep-
quedarían, como constancia de su existencia, las reseñas ciones de la gente desde hace décadas-- no requiere ma-
de éste en los libros de Daniel Cossío Villegas.- ¡Qué va! yores comentarios. Como en tiempos de José López Porti-
Lo que nos obsequió Acción Nacional (y el presidente de llo, con este “shock económico” se sella el derrumbe de
la república) en sus elecciones intermedias, fue un monu- las ilusiones.
mento al dedazo, coronado por el dedadazaso de César ¿Ha cambiado la política?, se preguntan muchos. De-
Nava en la presidencia del PAN, por más que manotearon jemos de lado a los insignes pensadores en la materia, y
algunos de sus correligionarios. no le demos vueltas al asunto. Bien decía el filósofo de
Güemes, aquel famoso viejo al que –cuenta la leyenda ur-
bana--consultaban los tamaulipecos cuando se encontra-
ban ante un dilema: “En política, si las cosas no cambian,
es porque siguen igual”.

ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
Imaginé, por añadidura, que la justicia dejaría de ser uti-
lizada con fines políticos, que los impartidores de justicia
harían honor a la doctrina del “bien común” de quienes
ahora nos gobiernan. Desilusión completa. Ni siquiera la
Suprema Corte de Justicia de la Nación se salva. Esconde
sus más controvertidos veredictos en discusiones sobre la
forma y no el fondo de los asuntos; y evade lo más posible
su capacidad de investigación.
Imaginé, asimismo, que la impunidad dejaría de ser el
pan de cada día; que ya no sólo veríamos “peces gordos”
muy de vez en vez para apaciguar la indignación de la
gente y entretenerla con un personaje tras las rejas, sino
que entraríamos en una etapa donde la honradez sería la
divisa. La desmemoria frente al pasado y los escándalos de
los abusos por parte de los hijos de Marta Sahagún, esposa
de Vicente Fox, fue el debut en ese terreno. Carpetazos a
cuantas anomalías se hallan, es práctica común en el go-
bierno actual.
52 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

“Heraclitus and Democritus”, Bramante.

La participación social en la política


Omar Suro Reyes

D esde que decidió establecerse como grupo social, el


hombre incorporó a esta forma de vida elementos
indispensables para que sus condiciones de subsis-
tencia fueran mejores. Las relaciones sociales dieron como
resultado el surgimiento de comportamientos sociales
Desdeñada por muchos, malinterpretada por otros,
venerada y apasionada por otros más, la política ha sido de
fundamental importancia para el desarrollo de las civiliza-
ciones en el mundo. Desde los pueblos más pequeños, en
los sitios más remotos, hasta las grandes civilizaciones
propios de la integración humana, y la aparición de con- e imperios que hasta hoy persisten, difícilmente podría-
ductas alineadas u orientadas en torno a un propósito: el mos entenderlos y estudiarlos al margen de la óptica
poder. política.
El fenómeno del poder, que aparece desde una óptica La sociedad ha participado en esta actividad desde
política a partir de la integración social, representa el eje que se incorporó a una forma de vida en común. Tomar
central en la conformación de una ciencia que lo tiene parte de las decisiones que afectaban al colectivo y que
como objeto de estudio: la ciencia política. por consiguiente tenían que ser atendidas mediante acuer-
Las formas de ejercer el poder, su traslado, elimi- dos políticos, permitió ir consolidando una idea firme so-
nación, conquista, consecuencias, efectos, entre otros, bre la importancia de participar e involucrarse en estos
son elementos a los que se avoca el estudio científico de asuntos.
la política. Asimismo, se considera a la política como una
actividad humana, al margen del rigor científico con el que PRIMERAS CIVILIZACIONES Y POLÍTICA
se estudia. Es una práctica común y cotidiana en la que se Sin embargo, las primeras civilizaciones que dieron un
ven inmersos los seres humanos, y difícilmente podemos carácter trascendente a la política y dedicaron buena parte
encontrar actividad alguna al margen de la política. de su literatura a dejar sentadas las bases para su estu-
Maestro dio, fueron igualmente selectivas al no permitir a todos
Omar Suro Reyes PODER Y ACTIVIDAD POLÍTICA los integrantes de una colectividad tomar parte en las de-
Profesor Es entonces, el poder, el centro de atención de la actividad cisiones políticas.
Investigador
política, entendido éste como la capacidad de convencer, Basta citar el ejemplo de la antigua Grecia, cuna de
Universidad
Regiomontana persuadir o influir en las conductas de los demás, para la civilización y del desarrollo del pensamiento político,
omar_suro@ que lleven al cabo acciones en beneficio del colectivo; lo donde surgieron los primeros esbozos de la democracia.
hotmail.com que habitualmente llamamos el “bien común”. Ésta no era considerada tal y como hoy en día la enten
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 53

demos. La desigualdad persistente en aquellas comu-


nidades llamadas polis, restringían los derechos a ciertas
personas, que, dada su condición social o económica, eran
sujeto de exclusión, y no sólo en el ámbito político.
El desarrollo del pensamiento político dio paso al
establecimiento de teorías que explicaban las diferentes
formas de expresión y ejecución del poder. La política
comienza así a tener un impacto en el ámbito intelectual
y académico. Hoy en día, es preciso remontarnos al estu-
dio de la política desde perspectivas muy diversas que in-
cluyen la historia, el derecho, la sociedad y la cultura, los
sistemas económicos, la ética y la filosofía, entre otros.

LA SOCIEDAD, DEPOSITARIA DEL PODER


El punto de partida en el estudio de la política es identifi-
car el rol que la sociedad desempeña en cuanto al uso del
poder; pues es en ésta donde se deposita, lo que da origen
a esta condición humana que plantea al poder como ins-
trumento necesario para hacer prevalecer el orden y que
a partir de ello se generen condiciones de subsistencia y
desarrollo óptimas.
El individuo nace libre, inclusive de pensamiento, y
en la medida en que se incorpora al compuesto social va
adquiriendo formas de pensar y actuar que la sociedad
determina como necesarias, legitimas e incluso legales. El
individuo, entonces, cede parte de su individualidad y
libertad, en aras de la supervivencia social para, juntos,
lograr objetivos que se han determinado como necesarios
para una mejor condición de vida. Y es precisamente en La sociedad se conforma por segmentos o grupos con
este punto donde comienzan las interrogantes y se vuel- necesidades muy concretas. Es preciso identificar aquellas
ven más complejas las relaciones políticas. demandas que podríamos llamar genéricas y cuyos efec-
tos repercuten en todos sus integrantes, así como también
reconocer la existencia de problemas o demandas cuyos
efectos impactan más directamente a ciertos segmentos.
De la misma forma, se deben crear acuerdos sociales sufi-
cientes para dar atención a dichos asuntos.
En su libro El poder y el Valor (FCE, 1997), Luis Vi-
lloro expresa que cada institución o comunidad persigue
sus propios fines, que inclusive en ocasiones se oponen a
otros de comunidades distintas; sin embargo, la colectivi-
dad mantiene su carácter en función precisamente de esos
valores y fines comunes, que es lo que le da vida y sentido
a esta forma de vida. Es decir, la colectividad no es en sí
la suma de individuos, sino la integración de éstos bajo
ciertas premisas que el poder busca orientar, conducir,
regular e inclusive sancionar.
Ante este cúmulo de necesidades genéricas o específi-
cas, se van desarrollando medios de expresión de grupos
sociales que tratan de llamar la atención de la autoridad,
para que dedique su atención a aquellos asuntos que le
son planteados.

CONFLICTO SOCIEDAD-AUTORIDAD
El conflicto entre sociedad y autoridad ha estado presente
en todo momento. Los movimientos sociales insurgentes
que dieron paso a los estados modernos fueron el origen
de una participación social más amplia. Antes de las revo-
luciones en Inglaterra y Francia, los regímenes feudales
mantenían al margen la participación social. Los derechos
54 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

estaban restringidos o no existían para buena parte de la sociedad, y prevalecían favorecido y alentado la participación social. Por otro lado
los privilegios para ciertas clases. la globalización que ha permeado en los temas políticos,
La necesidad de controlar el ejercicio del poder trajo consigo la idea de cons- ha provocado la construcción de una agenda común que va
truir instituciones que velaran por la integridad y seguridad de los individuos. despertando, cada vez más, el interés por resolver asuntos
Ello se generó en virtud de que los esquemas de gobierno que prevalecían hasta de gran alcance, como lo son los problemas ambientales,
ese entonces no obedecían a las necesidades que la sociedad planteaba. Era en- la hambruna, las guerras, el terrorismo, la desigualdad y la
tonces urgente diseñar modelos estructurales que permitieran llevar las voces exclusión social, que han generado una conciencia social
de la sociedad ante instancias que las hicieran valer. más dinámica y participativa.
Los gobiernos autoritarios o despóticos fueron sustituidos por gobiernos
democráticos. Estos primeros esbozos de participación política, que en buena SECTOR SOCIAL MÁS ACTIVO
medida siguen prevaleciendo, marcaron la pauta para el surgimiento de una Los esquemas verticales de solución de problemas entre
sociedad más participativa. sociedad y autoridad dejaron de funcionar. Las crecientes
La participación social se daba no sólo en la elección, sino en la confor- necesidades versus la falta de recursos económicos, la ine-
mación de las instituciones del Estado. Buena parte del conflicto que se suscitó ficiencia gubernamental, el incremento de la corrupción
ante la falta de atención a las demandas sociales, fue la ausencia de participación pública, la diversificación de los asuntos y la falta de pron-
de amplios segmentos de la sociedad que quedaban al margen y excluidos de las titud para su solución, entre otros muchos factores, dieron
decisiones políticas. paso también a la consolidación de un sector social más
Si bien la construcción de los estados modernos se dio en función de otorgar activo y dinámico, cuya participación cada vez depende
garantías al ciudadano en su seguridad, en un amplio sentido, habría entonces menos de la influencia gubernamental.
que dar paso al diseño de estructuras de poder que respondieran a esa premisa, Los estados democráticos deben proveer espacios de
pues existía el riesgo de que el poder igualmente se desvirtuara y cayera en expresión para los distintos grupos sociales, a fin de que
manos de los déspotas. Los órganos de representación requerían entonces de la sus demandas se encaucen dentro de los canales institu-
presencia de ciudadanos que tomaran decisiones con una responsabilidad más cionales, y que ello no derive en insurgencias que trunquen
objetiva y real. los beneficios que hasta ahora la democracia garantiza.
La amplitud de las poblaciones hizo urgente diseñar instrumentos de re- Para ello, es urgente recuperar la confianza ciudadana
presentación que respondieran a esta circunstancia. Las democracias directas en sus instituciones. Un ejemplo son los niveles de abs-
que imperaron en la antigua Grecia no eran factibles en poblaciones numerosas, tencionismo en los procesos electorales. Cerca del 50
donde era necesario tener órganos de representación e intermediación. por ciento de los mexicanos no acuden a votar. Cifras
similares se presentan en democracias más consolidadas,
DIVISIÓN DE PODERES aunque el motivo de la ausencia no se deba precisamente
La teoría de la división de poderes señala que los contrapesos entre éstos ga- a la pérdida de confianza, sino, contrariamente, es un
rantizan el buen funcionamiento del sistema. Asimismo, la publicación de la síntoma de aprobación implícita para con el gobierno en
máxima jurídica en la cual se establecen de manera clara obligaciones y derechos cuestión.
de los ciudadanos y las autoridades, son los elementos indispensables para que Alentar la participación social en política implica la
el sistema político no salga de los cauces éticos y legales que le dan vida. conformación de un Estado que responda de forma efi-
A primera vista, el esquema parece ser lo más indicado. Un órgano legislativo ciente a sus demandas; un Estado que, conjuntamente con
que plasme en la norma escrita el sentimiento popular; un órgano ejecutor de la sociedad, diseñe y ejecute una agenda social que res-
estas disposiciones y encargado de la administración de los asuntos públicos, y ponda al interés nacional y no privilegie a ciertos grupos
uno más, responsable de la impartición de justicia. o élites políticas o de cualquier otra índole; un Estado que
La pregunta entonces es: ¿Quiénes deben formar parte de los cuerpos de re- verdaderamente haga valer la ley en toda su expresión, y
presentación? Podríamos advertir que las figuras que detentaban el poder políti- que, por el contrario, su deficiente aplicación no estimule
co en las primeras civilizaciones fueron los sabios o cuya edad representaba la el incremento de la criminalidad y la corrupción.
experiencia adquirida con los años. En las sociedades occidentales modernas, y Éstas y otras condiciones fomentarán una cultura
producto del advenimiento de las ideas democráticas, esto ha cambiado. Hoy en política distinta, más participativa y a la vez responsable,
día, la amplitud de los derechos políticos permite que cualquier ciudadano a través de la cual los esquemas de rendición de cuen-
(salvo excepciones) pueda aspirar a ejercer el mandato popular. tas y acceso a la información pública, sólo por citar dos
En el caso mexicano y de muchas otras democracias en el mundo, la posi- elementos, sean referentes indispensables para propiciar
bilidad de que los ciudadanos formen parte de los cuerpos de representación, un Estado democrático que responda verdaderamente al
depende de ser postulados por un instituto político, pues la ley prohíbe a los pacto nacional.
ciudadanos en lo individual ejercer este derecho. Ello ha dejado en manos de
los partidos políticos, la obligación y responsabilidad de la representación, y ha
limitado el derecho a los ciudadanos.
Sin embargo, ante esta limitante, surgen otras formas de expresión política
que igualmente tienen impacto en las decisiones del Estado. Algunos factores
han favorecido esta circunstancia. Hoy en día, la sociedad es más educada. En tér-
minos generales, el acceso a diferentes medios de información y comunicación,
la amplitud en la cobertura de los sistemas educativos formalizados, así como
la presencia de actores sociales con mayor peso, como lo es contar con medio
masivos de comunicación más libres y autónomos, son algunos factores que han
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 55

Comunicación y política:
caminos convergentes

Manuel Yarto Wong


? Qué tan importante es la comunicación en el complejo
mundo de la política? Mucho, sin duda alguna; incluso
muy poco tiempo, en un Cuarto Poder, que en más de un
momento supera a alguno de los tres poderes tradiciona-
los estudiosos y actores mismos de la política consi- les –Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
deran fundamental a la primera –la Comunicación- para la Al delimitar el escenario de las diferentes perspectivas
existencia de segunda –la Política. sobre el campo de estudio de la ahora llamada Comuni-
Sin embargo, aunque la comunicación y la política es- cación Política, Vega (2003) explica que ésta ha sido defini-
tán intrínsecamente ligadas, y hoy hablamos de una inci- da desde múltiples visiones: como actividad comunica-
piente disciplina científica llamada Comunicación Política, tiva, con efectos potenciales en la política, (Fajen, 1966);
debemos aclarar que la comunicación no se ha apro-pia- como intercambio de símbolos políticos (Meadow, 1980);
do de la política, sino que más bien la política ahora se como elemento potencial en la regulación de la conducta
viste con un estilo comunicacional que le permite nu- humana, cuando ésta se encuentra en una situación de
trirse y crecer. conflicto (Nimmo, 1978); como condición necesaria para
Hoy día, el término comunicación aparece permanente- legitimar a las instituciones políticas ante los ciudada-
mente en la agenda política. Todo lo relacionado con el nos (Trent y Friedenberg, 1995); como un fenómeno que
concepto (libertad de expresión, libertad de opinión, libre involucra elementos como poder, ideología, conflictos
circulación de información, diálogo, negociación, etcétera) y consensos (Parés i Maicas, 1990); y, por último, como
es aceptado, aunque poco practicado. Incluso, muchos un espacio más amplio que permea toda la actividad
Doctorando
consideran que la política moderna ya no se practica en las política (Wolton, 1992; Gosselin, 1998). Es este último el Manuel Yarto
calles, ni en las instituciones tradicionales, sino a través enfoque que nos interesa explorar. Wong
de los medios de comunicación, afirmación que merece Periodista y
Académico.
cuestionarse y que se tratará más adelante. COMUNICACIÓN PÚBLICA Fue editor en El
El estudioso francés Dominique Wolton, al hacer un re- Porvenir, El Norte y
PODER MEDIÁTICO paso histórico sobre la confluencia de estas dos ciencias Milenio,
y jefe de
Un ejemplo palpable de la interacción profunda de comu- –Comunicación y Política-, señala que en un principio la
Información de
nicación y política se observa en el creciente poder que comunicación política designaba simplemente al estudio noticieros del
acumulan los grandes conglomerados mediáticos y que de la comunicación entre gobernantes y gobernados o en- Grupo Multimedios
continuamente se deja sentir en el mundo político, a grado tre los miembros de la clase política - mayoría y oposición-, Profesor de la UR y
la UDEM
tal, que los medios de comunicación se han convertido, en comunicación que en otro momento llamaríamos guberna- myarto@gmail.com
56 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

mental o pública. Pero el campo se ha ensanchado, a gra- la opinión pública. Llegados a este punto, nos apoyamos
do tal, que la comunicación política engloba al papel que de nuevo en Wolton (1998, p. 110) quien define a la comu-
juega toda comunicación que tiene por objeto la actividad nicación política como “el espacio donde se intercambian
política, desde las encuestas y las campañas políticas, has- los discursos contradictorios de los tres actores que
ta la construcción de la opinión pública. tienen la legi-timidad para expresarse públicamente so-
Como bien lo explica Wolton, toda política llega a ser bre la política y que son los políticos, los periodistas y
comunicación política en el sentido en que la política es la opinión pública a través de los sondeos”.
constantemente objeto de debates y de comunicaciones. Sin duda, ésta es la definición más aceptada entre los
Pero aclara que, “si bien la comunicación política desem- estudiosos, aunque hoy usaríamos el término medios de
peña un papel fundamental en nuestras democracias, la comunicación en vez de periodistas.
política domina siempre. La comunicación no sustituye a
la política sino que le permite existir”. (1998b, p. 32).
Los nexos entre ambas ciencias los podemos rastrear

hasta los inicios de la civilización occidental. Si considera- COMUNICACIÓN POLÍTICA


mos que en Grecia se veía a la política como el esfuerzo de Al hacer un rastreo histórico del término, encontramos la
un grupo de ciudadanos libres por resolver los problemas primera referencia al concepto de comunicación política en
de la ciudad -de la polis-, tenemos que reconocer la im- el libro Political Behavior, de Eulau, Eldersveld y Janovtiz,
portancia que seguramente tuvo para esos ciudadanos el publicado en 1956 (Nimmo & Sanders, 1981). Según di-
recurso del diálogo, de la conversación, de la retórica para chos autores, la comunicación política, el liderazgo políti-
analizar, argumentar y buscar consensos. co y las estructuras de grupo eran los tres procesos media-
Luego, podemos trasladarnos a la Edad Media, cuando dores que explicaban y hacían posibles las relaciones entre
las monarquías y señores feudales requerían de ciertas las instituciones gubernamentales y el comportamiento de
formas de comunicación altamente simbólica y teatral con los ciudadanos al momento de asistir a las urnas.
vasallos o siervos, para convencerlos de iniciar una guerra Podemos, por lo tanto, considerar que éste es el mo-
con el reino vecino, para pagar más impuestos, o sencilla- mento en que se define ya el campo de investigación
mente para atraer su temor y respeto (Monzón, 1996). de la comunicación política, y se empieza a construir un
vocabulario propio.
DESTACADO PAPEL
EN EL QUEHACER POLÍTICO LOS TIEMPOS DE LA COMUNICACIÓN POLÍTICA
Fue en el siglo XX cuando la comunicación asumió un pa- +Wolton, en sus estudios sobre la comunicación política,
pel destacado en el quehacer político. Dos factores fueron señala que ésta se puede analizar según tres momentos
clave en este nuevo proceso: por una parte, la creciente sociales importantes: los tiempos electorales –ya sea an-
importancia que alcanzaron los medios de comunicación tes y después del proceso de la votación-; los momentos
masiva como nuevos actores en el juego del poder; y por de crisis, cuando surge una amenaza externa o interna
otra, el papel que empezó a tomar la opinión pública –léase y se requiere la participación de los diversos actores so-
los ciudadanos que se expresaban mediante las encues- ciales; y, por último, aquellos momentos entre procesos
tas- al extenderse y afianzarse el modelo democrático de electorales, cuando no hay problemas significativos que
masas como sistema de gobierno, pues no debemos olvi- requieran la acción urgente de la élite política.
dar que no hay democracia masiva sin la consideración de Según esta propuesta, en el período de elecciones, las
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 57

comercial-, podemos ubicar el año 1952 como la fecha de


su nacimiento. En ese año, Eisenhower, en plena campaña
por la presidencia de Estados Unidos, decidió contratar a
agencias de publicidad para hacer investigación política
de mercados.
De ahí en adelante, la mercadotecnia política ha ido
desempeñando un papel creciente en las campañas elec-
torales. Ello explica en parte la confusión arriba mencio-
nada.
Achache (1998), por su parte, sí acepta una conexión
directa entre marketing político y comunicación política,
al proponer para ésta tres modelos: dialógico, propagan-
dístico y de comercialización. A partir de ahí, asegura que
es en este último donde se desarrolla la mercadotecnia
política. Sin embargo, minimiza su importancia al aclarar
que, en este modelo, la mercadotecnia política “se presen-
ta como un conjunto de técnicas puramente instrumen-
encuestas a los ciudadanos desempeñan un papel im- tales” (p.120).
portante, que en su mayor parte son dirigidas y publica-
das por los medios, y es la televisión el gran actor de este LOS CAMBIOS EN LA POLÍTICA
proceso. También están los momentos de no-crisis o entre La comunicación llegó para quedarse en el mundo de la
dos elecciones, cuando la comunicación política también política, modificando en muchos sentidos las reglas del
la alientan los medios al destacar aquellos problemas que juego; si antes el espacio ideal de un candidato o de un
el político no ve o no quiere ver. Los medios se trans- gobernante eran los mítines callejeros o los discursos ante
forman así en el canal que comunica a los ciudadanos una nutrida multitud, hoy ese ideal lo componen los mi-
con la clase política, la cual se encuentra replegada en crófonos de la radio, las cámaras de televisión y las graba-
sí misma al no tener necesidad de llamar la atención de doras y cámaras fotográficas de los periodistas.
los votantes, en virtud de no haber procesos electorales Éstos, y muy particularmente la televisión, le permiten
cercanos. comunicarse con un gran número de ciudadanos electores,
En situación de crisis política, interna o externa, el porque la comunicación política es indispensable para el
equilibrio de la comunicación política es diferente, ya que funcionamiento de la democracia masiva; es el pulmón
es dominada por los políticos. La urgencia de la situación, que le permite respirar y vivir.
la importancia de la acción y de las decisiones que se de- Sin embargo, es necesario aclarar, para evitar nuevas
ben tomar colocan al político en el centro de la comuni- confusiones, que la política no se puede reducir al acto
cación política. La velocidad que se requiere para tomar comunicativo. Ésta es una confusión peligrosa, espe-
decisiones, y la incertidumbre de los hechos inesperados, cialmente para los ciudadanos. El debate mediatizado a
disminuyen el papel de la opinión pública y la importancia través de los medios, ya sea los tradicionales o a través
de los sondeos, pues en tales situaciones los políticos ra- de las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación
ras veces actúan para dar gusto a la opinión pública. (TICs), no significa hacer política.
Ésos son los tres tiempos, y cualquier análisis de la Ésta se practica en los espacios públicos tradiciona-
realidad político-comunicativa debe considerarlos. les, como las urnas o los mítines callejeros. Ignorar esto sí
sería una verdadera degradación de la política.
EL MARKETING POLÍTICO
Debido quizás a lo novedosa que resulta la comunicación
política, algunos críticos la censuran o le hacen mala pu-
REFERENCIAS
Achache, G. (1998). El marketing político. El nuevo
espacio público. D. Bergman, D. Dayan; J. Ferry. & D.
blicidad, al confundirla con la mercadotecnia política o
Wolton. Barcelona, Gedisa: 112-123.
marketing político, pues argumentan que el marketing lo Monzón, C. (1996). Opinión pública, comunicación y
único que logra es degradar a la política, al transformar el política. Madrid: Tecnos.
debate político en una campaña publicitaria para vender Nimmo, D. & Sanders, K. (1981). Handbook
of Political Communication. Beverly Hills: Sage
la imagen de un candidato, como si se vendiera un jabón Publications.
o una pasta dental. Vega, A. (2003). Los escenarios de la Comunicación
Wolton rechaza esa visión, y explica que la comuni- Política mexicana. Razón y Palabra(35).
Wolton, D. (1998a). Las contradicciones de la
cación política es exactamente lo contrario de una degra-
comunicación política. En Comunicación y política.
dación de la política, ya que permite ampliar el espacio G. Gauthier, A. Gosselin and J. Mouchon. Barcelona,
público tradicional a lo que hoy denominamos demo- España, Gedisa: 110-130.
cracia masiva, donde medios masivos de comunicación, Wolton, D. (1998b). La comunicación política:
construcción de un modelo. El nuevo espacio público.
políticos y ciudadanos pueden enfrentarse en busca del D. Bergman, D. Dayan, J. Ferry & D. Wolton. Barcelona,
dominio de la interpretación política de la situación. España, Gedisa: 28-46.
Respecto del marketing político -hijo de la publicidad
58 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Sociedad y Política
en Aristóteles
Ismael Vidales Delgado

U no de los más preclaros filósofos de la antigüedad es Aristóteles, para


quien la mejor o más perfecta relación de poder es la política, que crea una
dinámica en la que los que mandan y los que obedecen no son siempre los
mismos.
La política es la relación de poder propia de los hombres libres en condición
de ciudadanos. Para Aristóteles, el poder y el dominio nunca podrían ser equiva-
lentes; pero son, en cierto sentido, complementarios, pues de otra forma la so-
ciedad perdería su característica fundamental, que es el dinamismo o cambio
productivo.
Dadas las condiciones que vive la política en estos días, podría plantearse si
la teoría aristotélica sigue estando vigente y aporta categorías para comprender
lo que sucede en las sociedades modernas, pongamos el caso de México.

VOCACIÓN DE SERES LIBRES


Teóricamente, y siendo muy positivos, se puede decir que, en cierto sentido,
las relaciones descritas por Aristóteles existen y son funcionales en el sistema
político capitalista, y esto se debe a que no todos los hombres y mujeres tienen
vocación de ser seres libres o no todos pueden ser libres, o muchos prefieren
seguir tutelados, lo que les es más cómodo, más rentable.
Si seguimos en estricto a Aristóteles, tendremos que aceptar que, tanto las
relaciones de poder como las relaciones de dominio, son naturales; es decir, de
acuerdo a la naturaleza de las cosas. En este contexto, el dominio no tiene una
valoración negativa, ya que es una forma de relación, inferior a la política. Lo que
tiene valoración negativa para Aristóteles es lo que es impedido en su desarrollo
o apartado de su curso natural. Lo negativo es que un ser humano no desarrolle
todas sus potencialidades por un impedimento exterior.

FORMAS DE GOBIERNO
Aristóteles distingue entre las tres formas legítimas de gobierno y las formas
ilegítimas. En las formas legítimas, el que manda lo hace en función del bien
común, mientras que en las formas ilegítimas, el que manda lo hace en su propio
beneficio, como el déspota en la antigüedad.
La ilegitimidad es válida en la esfera doméstica, pues es natural la persecución
del bien propio, pero es ilegítimo hacerlo en la esfera política. El despotismo en
la esfera política es antinatural, y éste es el espejo en el que están actuando los
políticos mexicanos, que anteponen el bien propio, partidario o de secta, al bien
común.
De acuerdo con Aristóteles, una comunidad de hombres libres sólo puede
tener tres formas de gobierno: el de uno solo (monarquía), el de algunos (aris-
tocracia) o el de todos (democracia). Estas tres formas de gobierno son legítimas
y tienen virtudes y defectos; pero existen otras tres formas de gobierno ilegítimo,
degradadas de las primeras al pervertir e invertir el bien común por el bien pro-
pio. Éstas son demagogia, oligarquía y tiranía.
Si partimos de la premisa de que toda comunidad está dirigida a lograr algún
Profesor Ismael bien, el bien de la comunidad doméstica es garantizar los niveles elementales
Vidales Delgado
Director Académico de la vida: la manutención y la reproducción. El fin de la comunidad política es
del CECyTE, NL lograr el bien común. Sin embargo, en la época moderna, esta perspectiva se
ividales@att.net.mx
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 59

pierde, porque con frecuencia invade la esfera de la vida plebiscito, el referendo, la revocación de mandato, y otras
individual; es decir, orienta todo su esfuerzo a lograr el expresiones democráticas, se empiecen a instalar y a ope-
bien propio. rar en la política nacional. ¡Eso espero!
El análisis más elemental de las fortunas y bienes de No sería desperdicio revisitar a Hegel, Marx, Giambat-
cualquier político antes y después de su ingreso y perma- tista Vico y Moreau. Este último destaca la preocupación
nencia en el círculo del poder, corrobora ampliamente esta aristotélica porque la economía en la esfera doméstica no
afirmación, y esto vale desde el dirigente del más modesto se saliera de sus límites: posibilitar la vida de la comuni-
sindicato, hasta las enormes confederaciones, alcaldías, dad política.
diputaciones, gubernaturas. Si lo duda, trate de elaborar Sin embargo, la crítica más inmediata que podríamos
una lista de cinco ex dirigentes o gobernantes a quienes hacerle a la sociedad actual, desde el punto de vista de
conoció desempeñándose en un trabajo honrado, y ob- Aristóteles, sería, precisamente, que la economía se ha
serve cuántos de ellos han vuelto a su trabajo. ¡Nuestra salido de órbita y ha invadido todas las esferas de la
política es una máquina de producción de ricos abstemios vida de la comunidad, de tal forma, que los umbrales que
al trabajo! delimitan la política y la economía, se han perdido y son
ahora, -en función del poder- una sola cosa.
NUEVAS CONCIENCIAS CIUDADANAS Ése es nuestro karma, nuestra maldición, nuestro
Afortunadamente, están despertando nuevas conciencias eterno sufrimiento; la política ha dejado de ser el interés
ciudadanas, que comienzan a alterar esta inercia política por lo público, por el pueblo; y es simple y llanamente el
abominable. interés por ejercer el poder y contar con el financiamiento
La nueva camada de ciudadanos está construyendo que éste requiere, invadiendo para ello la esfera individual
una nueva legalidad que trasciende los espacios domésti- y familiar; esto es, esquilmando a los que sí trabajan, para
cos y está saltando barreras inmediatas para insertarse en mantener a una nueva clase cuya característica central es
el mundo global, donde las voces están teniendo eco. precisamente su aversión al trabajo de ocho horas, tasado
Por ahora, el avance más visible se está dando en los en salarios mínimos.
derechos humanos, pero no está lejano el día en que el

Una alegoría de la filosofía, con las imágenes de Aristóteles, Platón, Séneca y Sócrates. Imagen de Pellegrino Tibaldi.
60 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Partidos políticos y élites en México


fuerzas políticas que se mantenían al margen del mismo
e incluso eran antisistémicas, se tuvo que recurrir al ex-
pediente de otorgar una serie de prebendas, que, al incre-
mentarse, han logrado crear un sistema de partidos que
se sostiene bajo un sistema de recompensas. Éstas, nos
dice Panebianco, son: poder, status, y los incentivos ma-
teriales.
Los primeros estudios de la ciencia política del siglo XX
destacan la importancia del estudio de las élites: Gaetano
Mosca, con La clase política; Vilfredo Pareto, con Tratado
de Sociología General; Robert Michels, con Los partidos
políticos; Wrigth Mills, con su estudio clásico de La élite
del poder.
La aportación más importante de Gaetano Mosca es su
noción de clase política: “en todas las sociedades, empe-
zando por las medianamente desarrolladas, que apenas
han llegado a los preámbulos de la civilización, hasta las
más cultas y fuertes, existen dos clases de personas: la
de los gobernantes y la de los gobernados. La primera,
que es siempre la menos numerosa, desempeña todas las
funciones políticas, monopoliza el poder y disfruta de las
ventajas que van unidas a él. En tanto, la segunda es más
numerosa, es dirigida y regulada por la primera de una
manera más o menos legal”.
El siguiente teórico importante de las élites es Vilfredo
Pareto. Aporta la teoría de la circulación de las élites. De
Robert Michels tenemos su famosa ley de hierro de la oli-
garquía: la aparición de una oligarquía dentro de toda or-
Francisco Ramiro Sánchez García
ganización. “Cuando en cualquier organización la oligar-
PARTIDOS Y SISTEMAS DE PARTIDOS quía ha alcanzado un estado avanzado de desarrollo, los

L a teoría de los partidos políticos y los sistemas de


partidos han sido estudiados por autores como Robert
Michels: Los partidos políticos; Maurice Duverger: Los
Partidos Políticos; Giovanni Sartori: Partidos y sistema de
partidos; Angelo Panebianco: Modelo de partidos.
líderes comienzan a identificar consigo mismos, no sólo
las instituciones partidarias, sino también la propiedad
del partido. Este fenómeno es común, tanto en el partido
como en el Estado”.
Los estudios de la élite política en México tienen que
De Duverger se debe destacar su relación entre el hacer referencia al estudio de Peter H. Smith: Los labe-
MPP sistema electoral y el sistema de partidos predominante, rintos del poder; y Roderic Ai Camp: La formación de un
Francisco Ramiro lo que a su vez marcará las formas y tipo de recompensas gobernante.
Sánchez García
Maestro en que otorgue o pueda otorgar un partido político. Las élites partidistas no son un conglomerado homo-
Políticas Públicas Para Panebianco, “La teoría de los incentivos selectivos géneo, sino que, forman sus camarillas políticas que se
Facultad de explica bastante bien el comportamiento de las élites que enfrentan entre sí por el control político del partido y las
Ciencias Políticas
y Administración compiten entre sí, dentro del partido, por el control de los ventajas que eso conlleva: políticas, económicas, simbóli-
Pública / UANL cargos” , misma que será usada para explicar el fenóme- cas, mientras el sistema político no logró establecer una
Catedrático no de recompensas que predomina en el sistema político serie de incentivos que hiciera atractiva la oferta a los gru-
de Historia del mexicano, fenómeno que ha permitido el establecimiento pos políticos de establecerse como partidos políticos.
Pensamiento
Político de un sistema de partidos conservador, en el sentido de
Estudiante del buscar la permanencia o aumento de los beneficios que el LOS PARTIDOS POLÍTICOS NACIONALES
Doctorado en sistema en general le pueda proveer. En nuestro país, durante el siglo XX, el Partido Revolucio-
Filosofía
con acentuación en nario Institucional se convirtió prácticamente en la única
Ciencias Políticas / SISTEMA DE RECOMPENSAS ruta para alcanzar el poder y la integración a la élite, como
UANL En nuestro país, se han usado las reformas electorales con señala Roderic Ai Camp, la ruta clásica para la integración
franksangar@
la intención básica de legitimar al sistema político, y con de la misma, que había sido, desde 1940: Universidad Na-
gmail.com
franksangar@ ello se ha logrado la legitimación del sistema de partidos; cional Autónoma de México vía la Escuela Nacional Pre-
hotmail.es pero, para lograr mantener un sistema político y abrirlo a paratoria; después, la Escuela Nacional de Jurisprudencia,
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 61

y de allí a alguna de las secretarías de gobierno, ruta que nismo institucional que les permite obtener recompensas;
se altera al llegar al poder Ernesto Zedillo Ponce de León, han hecho de los partidos agencias de colocaciones, y és-
egresado del Instituto Politécnico Nacional. tos han perdido su objetivo de ayudar a crear una cultura
A partir de la alternancia política del año 2000, cuando democrática, ya que se dedican a distribuir recompensas
el Partido Acción Nacional y su candidato, Vicente Fox Que- tanto a sus élites como a sus militantes.
sada, llegan a la presidencia, las élites y los partidos políti- Entre tales recompensas, tenemos los cargos de elec-
cos han tenido que adaptarse a esta nueva condición. ción popular en cualquiera de los niveles de gobierno; ya
En el caso del PRI, que ya no puede garantizar pues- sean cargos ejecutivos (presidente o gobernador) o legisla-
tos federales, el poder de las camarillas del centro político tivos (senadores, diputados federales o locales, además de
nacional se ha trasladado a las fuerzas políticas de los poder ser integrantes de los ayuntamientos).
estados, lo que ha aumentado la presencia e importancia
de los gobernadores en el juego político, ya que ellos si JUGOSOS INGRESOS
pueden todavía disponer de recursos que permitan pre- En el caso de los legisladores federales, los diputados ob-
miar a sus integrantes. tienen, además de ingresos netos mensuales de 152 mil
En el caso del PAN, el triunfo federal significó un reto 246 pesos, seguros de vida, de gastos médicos, de sepa-
para la élite partidista, que llegó sin cuadros suficientes ración individual, así como gratificación de fin de año.
para cubrir y ocupar los cargos federales, tanto de las se- Los senadores tienen un ingreso neto de 386 mil 476
cretarias, como de la dependencias. pesos, junto con los beneficios que tienen los diputados.
Durante el gobierno de Fox, éste nunca tuvo una re- Cuentan, además, con la asignación de vehículo. Cada
lación tersa con su propio partido, ya que privilegió a miem- grupo parlamentario recibe 260 mil 976 pesos por sena-
bros externos del PAN, así como a elementos de otros dor, para consultorías, estudios jurídicos; prestaciones de
partidos como ajenos a la política para ocupar esos car- personal de apoyo, gastos operativos y de comunicación.
gos.

CAMBIOS CON FCH


Esto, sin embargo, ha cambiado con el nuevo gobierno de
Calderón, quien en la búsqueda del control, tanto del go-
bierno como del partido, ha apostado por miembros del
PAN y gente cercana a la figura presidencial, que se ven
reflejados en el partido en la imposición de sus dos diri-
gentes, en lo que va de gobierno: primero, Germán Mar-
tínez Cázares, y luego el actual, César Nava Vázquez.
Asimismo, se aprecia esto en la designación de gente
cercana a él para cargos de elección popular; pero, de
manera específica, en la creación de la Comisión Nacional
de Elecciones, entre cuyas facultades destacan el preparar,
organizar y vigilar los procesos de selección de candida-
tos a cargos de elección popular; definir el método, que
puede ser en casos extraordinarios la elección directa o
la designación directa de los candidatos; es decir, lo que
popularmente se conoce como “dedazo”.
En el caso del Partido de la Revolución Democrática,
las distintas fuerzas políticas internas han planteado,
después de la elección del año 2006, dos estrategias di-
vergentes: una, encabezada por Andrés López Obrador y
el llamado Frente Amplio Progresista, quienes sostienen
una línea de desconocimiento y ataque a la Presidencia
de Felipe Calderón, mientras que el otro grupo sostiene
la necesidad de mantenerse dentro de un diálogo con el
gobierno, ya que se han convertido en parte del establish-
ment político mexicano, que no iba a renunciar a los privi-
legios que se obtienen al tener diputados y senadores en
el Congreso.
En el caso de los demás partidos políticos, como el
Verde Ecologista de México, la situación de las élites es
la misma

CONCLUSIONES
Las élites usan a los partidos políticos como un meca-
62 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Otra función de recompensa es la de obtener cargos de funcionarios públi-


cos en las distintas ramas de la administración pública, y, de nueva cuenta, en
Referencias
los distintos niveles; cargos como funcionarios partidistas, que también reciben 1
PANEBIANCO, Angelo, Modelos de partidos. Op.cit. pp. 40-41.
Las negritas son nuestras. Para el tema de los incentivos en la
compensaciones pecuniarias; becas para estudiar posgrados en el extranjero, organización y en los partidos véase el capítulo 2, El poder.
para ellos o sus familiares Los incentivos. La participación, pp. 61-81
Tienen, asimismo, la posibilidad de influir en quien será su sucesor en algún
2
MOSCA Gaetano, La clase política. Selección de Norberto
Bobbio. Fondo de Cultura Económica, Colección Popular 290,
puesto, al permitir los partidos las herencias de poder. De manera peculiar, en México, p. 106
el nivel municipal, es frecuente que se deje o busque dejar el cargo a un familiar
3
MICHELS, Robert, Los partidos políticos, Amarrotu, Buenos
Aires, 1976, Vol. II, p.69
cercano: un padre a un hijo, entre esposos, entre primos . Cuentan igualmente 4
AGUAYO QUEZADA, Sergio, Almanaque de México. México
con protección legal, ya que los cargos de elección popular implican un fuero todo en cifras, Editorial Aguilar, México, p. 145.
5
En este caso resulta interesante revisar lo que consigna el
constitucional que les ayuda a evadir la justicia. Sirven los partidos para rescatar periódico El Norte, en su sección local pagina 1, del día 17
a miembros de la élite que han salido de otros partidos. de mayo del 2009, donde se ven casos peculiares de este tipo
en el Estado de Nuevo León. De cuatro casos que intentaron
El sistema de recompensas existente ha logrado crear un establishment parti- heredar el cargo en la elección del 4 de julio del 2009, tres los
dista, que acepta los beneficios y las recompensas que otorga el mismo, además perdieron. En Abasolo, es el único lugar en el que se dará el
cargo como una especie de herencia familiar ya que el alcalde
de alentar a los grupos políticos a buscar su registro como partido político na- del PRI, Jaime Villareal Ramírez dejará el cargo en manos de
cional, por las ventajas que eso conlleva, como el nombrar candidatos a cargos su padre Enrique Villarreal Gutiérrez. Por otra parte dentro
de los perdedores tenemos los casos de: General Zuazua ,
políticos, el financiamiento directo e indirecto que se recibe. donde Roberto Montemayor intentó dejar a su esposa Elvira
En suma, podemos decir que los partidos políticos se han convertido en ins- Fernández Morín ambos del PAN, alcanzando apenas el 25.5%
de la votación. En Doctor Arroyo, Juan Francisco Espinoza
trumento para el beneficio de la élite del poder, que los ha usado para obtener Eguía, yerno de Juan Paredes Gloria líder de la CNC, le intentó
todavía más beneficios dejar la alcaldía siendo ambos del PRI, pero perdió al obtener
el 40.6% contra el 52.5% de su rival. Por último después de
Su objetivo no es la democracia del país, sino obtener los beneficios que el ocupar el cargo del 2000 al 2003, la priísta María Guadalupe
sistema de partidos les pueda otorgar. Eso se demuestra al ser los partidos los Guajardo heredo ese cargo a su esposo para el período 2003
-2006 ambos del PRI, en esta elección intento ganar la alcaldía
principales opositores de cualquier cambio que les reste privilegios.
de nueva cuenta, pero hasta el día 7 de julio había perdido con
Por eso, una reforma que busque permitir la reelección en cargos de diputa- un 49% de votos contra el 50.3% de su rival, los datos de los
dos, el aumento en el porcentaje para obtener el registro de partido político está resultados tienen como fuente el SIPRE de la CEE
http://www.sipre.org.mx/eleccion_1_M.html
condenada a no recibir el apoyo de las élites partidistas, que perderían capaci-
dad de maniobra.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 63

La participación política,
una responsabilidad compartida
Patricia Liliana Cerda Pérez

A rduos e intrincados son los problemas para definir a


la política. Su noble concepto y su ejercicio son dos
campos de equilibrio en los cuales históricamente no
siempre hay coincidencias. De ahí nacen, en parte, los be-
moles para su conceptualización.
la política, hoy formulamos múltiples preguntas, que ge-
neralmente no tienen respuestas absolutas. Así,
emos a los economistas preguntas sobre aspectos que
antes parecían ajenos al quehacer de esta ciencia, porque
hac-

el dinero y las finanzas son, ahora, el desvelo y angustia


Como ciencia, la política se enfoca en gobernar, or- de estadistas, políticos y, sobre todo, del pueblo; recur-
ganizar y administrar un Estado en sus ámbitos exterior rimos a historiadores y filósofos para reflexionar, desde
e interior, mediante un conjunto sistematizado de princi- el espejo del pasado, sobre nuestros errores y aciertos para,
pios; como arte, en la suma de reglas, procedimientos y desde ahí, abrir paso a nuevas meditaciones y oportunidades.
voluntades para el logro del bien común. Poetas, periodistas, ciudadanos comunes y hom-
Cuando este concepto –política- se pervierte, deriva en bres de letras tratan con fina sensibilidad o abierto des-
patologías donde se resta y lesiona a la colectividad y a afío las crisis o consecuencias de una mala aplicación de
los bienes públicos, desde una balanza social desequili- la política.
brada por ambiciosos, aventureros, cínicos, apáticos y/o Desde los dominios del psicoanálisis, tratamos ahora
peligrosos psicópatas en el poder. de explorar la mente y conducta de quienes participan
activamente en el campo de la política; interpelamos sus Doctora Patricia
Liliana Cerda
CLAROSCUROS decisiones para la resolución de los arduos conflictos Pérez
Los campos en los cuales interviene la política son múlti- que día a día se tienen y, para ello, tratamos de aplicar Coordinadora del
ples, complejos y saturados de claroscuros. Ahí se eviden- lo último en psicoanálisis, en la medicina psiquiátrica, en Centro
de Investigaciones
cia la conducta de los gobernantes y de los gobernados, y la psicología y en la bioquímica del comportamiento del
FCC/UANL
se trata de explicar la suerte, el destino y la conducta de los hombre y la mujer, buscando dar un tratamiento lógico cerda35@hotmail.
hombres y mujeres de cada época. Para tratar de entender a las psicopatías de la política, sin que hasta ahora tenga com
64 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

mos respuestas contundentes. Las graves patologías que


históricamente se han observado en esta noble ciencia
se han dado cuando los pueblos no están dispuestos a
cooperar en su hora presente, para sacar o modificar las
estructuras o políticas sociales ya caducas o sin vigencia
y, a la luz del pensamiento preclaro, el humanismo y la
reflexión, cambiarlas de acuerdo a la propia marcha de la
sociedad y de sus instituciones.

RESPONSABILIDAD
DE PARTICIPACIÓN POLÍTICA
En medio de todo esto, en materia de política sólo tenemos
una respuesta clara: hoy, más que nunca, nadie puede o
debe sustraerse de participar en las acciones políticas, sin
incurrir en graves responsabilidades por no intervenir en
la creación y justa distribución de los bienes colectivos.
El abstencionismo en las decisiones públicas -cómodo
para algunos-, ya no es posible. Tampoco lo es pretender
dejar a la política sólo en manos de políticos como si ésta
fuera algo lejano de nuestro contexto o cotidianeidad.
De lo poco que hemos aprendido de la política, en
siglos de aprendizaje, destaca el hecho de asumir la de-
mocracia, no sólo como un mero sistema político; sino, so-
bre todo, como un estilo de vida, por el cual participamos
diariamente en actos sociales de los cuales todos somos
responsables: los estadistas, los políticos, los científicos,
los académicos, los tecnócratas y los simples ciudadanos.
La cooperación lúcida y entusiasta de ciudadanías
forjadas en opiniones ilustradas y conscientes es, sin lu-
gar a dudas, una de las mejores medicinas para combatir
las patologías ejercidas desde la política.
Es cierto, como decía Plinio el Joven: “en el gobierno,
como en el cuerpo humano, las enfermedades más graves
proceden de la cabeza”(1). También lo es que, cuando un
pueblo no frena a tiempo tales enfermedades o excesos de
los políticos o los gobernantes, se convierte en cómplice
o en víctima de un sinnúmero de injusticias y arbitrarie-
dades.
Cuando en la política dominan las patologías, como las
ansiedades, las ambiciones, los miedos, las bipolaridades
o las esquizofrenias de quienes dirigen esta actividad, es
difícil pensar que una metodología científica sobre psico-
patías nos revele verdades absolutas sobre si éstas son
producto de una bioquímica del comportamiento huma-
no, del medio ambiente, de factores psicológicos o de la
suma de todos estos en sus patológicos dirigentes.
Las en antaño llamadas “enfermedades del alma” no
sólo lesionan la salud de los políticos, sino que se extien-
den a la colectividad; cuando ésta permanece apática, las
aprueba, las justifica, y en ocasiones hasta las apoya.
Si la política se envilece o se pervierte en nuestro
entorno inmediato, esto es producto de enfermedades
mentales que entre todos debemos curar desde el te--
rreno racional. Aunque no seamos médicos, psiquiatras o
psicólogos, sí contamos como miembros de un cuerpo so-
cial que puede extirpar a los agentes patógenos o perma-
necer inmóvil hasta contaminarse y enfermar su espíritu y
alma como sociedad.
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 65

E n el marco de la celebración del Cuadragésimo Con-


greso de Investigación y Desarrollo del Tecnológico
de Monterrey, la empresa regiomontana de reciente
creación, Aerovantech, presentó al público, por primera
vez, el avance de su desarrollo tecnológico en aeronáu-
recepción de datos, de toda la sincronía entre toda la red
de sensores por lo cual demostramos que esto es factible y
que puede ser evolucionado a otras dimensiones”.

DIFERENTES APLICACIONES
tica. Estos vehículos pueden tener diferentes aplicaciones,
Se trata del prototipo Alfa 3, un avión autónomo no desde las de negocios y civiles, hasta las de seguridad ur-
tripulado, que cuenta con un avanzado equipo electróni- bana, vigilancia y supervisión de zonas importantes.
co, aeronáutico y de telecomunicaciones, que hace po- Gracias a la facilidad de los recorridos autónomos
sible que vuele de manera estable y sea capaz de enviar y y la capacidad de enviar y recibir información, el avión
recibir la información deseada. puede usarse para fumigación remota, localización de
Cuenta con una computadora a bordo, sistema GPS, cardúmenes en flotas pesqueras, así como recorridos de
giroscopios y acelerómetros, radio-modem y cámara de inspección y monitoreo.
video para pilotaje remoto, entre otros sistemas.

Empresa incubada en el Tec fabrica


avión autónomo no tripulado
MODELO COMERCIAL EMPRESA INCUBADA EN EL ITESM
EN CONSTRUCCIÓN Díaz Prado destacó que la empresa que lleva a cabo este
Aldo Díaz Prado, quien es parte del equipo de desarrollo, desarrollo, es incubada en el Tecnológico de Monterrey,
dio a conocer que, además del prototipo, la empresa tiene con el apoyo de profesores, alumnos de doctorado, inver-
ya en etapa de construcción su primer modelo comercial, sionistas externos y especialistas en aeronáutica.
denominado Beta 1. Agregó que Aerovantech es la primera empresa en el
Este avión contará con una autonomía máxima de 15 Estado que ha incursionado en el campo del desarrollo de
horas y un alcance máximo de mil 500 kilómetros, además este tipo de vehículos, y señaló que los colaboradores en
de ofrecer mejores prestaciones que el actual prototipo. este proyecto, que lleva ya más de un año en la generación
Señaló que ya están en etapa de fabricación algunas de conocimiento, son personas que han nacido o han des-
partes de la nave y la idea es que, como ya se probaron los arrollado sus carreras en la ciudad de Monterrey.
conceptos de electrónica, están a la espera de empezar a “Estamos en este proceso, todavía de incubación, pero
recibir las piezas para armar los primeros aviones y em- ya como una empresa formal, con un prototipo físico y
pezar a embeber la electrónica, a fin de, en un periodo de funcional. No es un dummy. La tecnología está probada.
unos ocho meses, lanzar su primer avión comercial. Hay videos y hay evidencia de que nuestro avión vuela,
“El avión que tenemos aquí hoy en día, que es el Alfa de que trasmite video, de que puede hacer recorridos pre-
3, demuestra que esto es factible; nuestro avión vuela. No viamente programados en situaciones críticas en lugares
hemos tenido incidentes de desplomes ni cosas de esas; es aislados. Entonces, básicamente esa es la flexibilidad de
un avión muy estable, en el que hemos probado los con- este tema: el poder llevar y vigilar áreas de no muy fácil
ceptos de estabilidad, de horas de vuelo, de transmisión y acceso”, concluyó.
66 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Al principio de la fila por Keith Raniere

C reo que aprendo la mayoría de mis lecciones de vida


de mi infancia. No quiero decir que aprendo sólo de
cosas que me sucedieron en los confines de mi tierna
edad; estoy declarando que eventos que ocurren en mi
vida adulta, de ser contemplados y examinados con la ade-
ros obtuviera los derechos (y la necesidad) de tener traba-
jos y puestos de responsabilidad menor, yo me volviera
un beneficiario más material de mis logros extrovertidos.
Por ejemplo, siempre que frecuentaba un restaurante de
comida rápida donde uno de mis amigos laboraba, de al-
cuada discriminación, tienden a ser sólo exageraciones y gún modo acababa obteniendo porciones extra grandes—a
extensiones adultas y amplificadas de principios muy sen- veces al punto del exceso.
cillos experimentados durante esos años formativos. Mis amigos y yo nos cuidábamos mutuamente a través
de nuestra mini-red donde todos usábamos nuestros tra-
Mis muy básicas experiencias fuente de cosas como la bajos y recursos para ayudarnos mutuamente.
amistad, el cuidado, el trabajo en equipo, el rechazo y el Por supuesto, debido a mi falta de visión, no se me
estar sólo fueron experimentadas mucho antes de ser yo ocurrió que esta forma de favoritismo-comercio era, en
lo suficientemente cerebral como para articularles plena- parte, a expensas de terceros. No empecé a excogitar la
mente. Para cuando entré en la adolescencia, gracias a la naturaleza de esta situación hasta que me impactó un
buena fortuna de una crianza robusta, ya tenía yo una sana profundo reconocimiento durante un evento menor y de
apreciación por los buenos amigos, ayudar a los demás y rutina.
la camaradería. Como tal era yo social y con frecuencia me
encontraba uniéndome a, u organizando, actividades que
involucraban la participación de otros niños.

No fue sorpresa que conforme mi grupo de compañe-


CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 67

Entré al restaurante de comida rápida (una vez más acciones y recursos es mayor que la suma de sus partes. Lo que es más impor-
una lección relacionada con alimentos) con un amigo y tante, tal amalgama no se hace a expensas de un sistema de méritos.
dos adultos que iban a pagar por nuestra comida. Había
una fila muy larga de clientes por delante, empacados En el peor de los casos, este “esfuerzo de equipo” es usado específicamente
como bestias arreadas, contra la pared y detrás de un para hacer trampa, destruir mérito y demostrar innoblemente principios estra-
área acordonada. Más allá de la frontera estaban los cli- tégicos. Se usan las alianzas con el logro de una meta materialista y orientada
entes ya servidos quienes se sentaban, en plena vista de la al poder como el más alto valor, independientemente de qué—o quién—sea
fila, comiendo hasta completar. En este día en particular, destruido en el proceso.
debemos haber llegado justo después de un grupo grande
de personas, pues la línea estaba muy larga, sin embargo Así que ¿cómo podemos distinguir entre una transacción destructiva de fa-
había mesas vacías; muchas veces, los clientes de estos es- vores y el noble acto de la amistad? Hay dos claves: el uso de la fuerza y la
tablecimientos esperaban, charola en mano, hasta que una trampa.
mesa se abriera. Con tanta gente por delante, era seguro
que todas las mesas estarían ocupadas por clientes recién El uso de la fuerza respalda los intercambios a falta de consentimiento mu-
sentados. Como éramos cuatro, probablemente tardaría- tuo. Es el sistema de méritos de la fuerza física. Cualquier sociedad que use
mos aún más en sentarnos juntos. este sistema de méritos es primitiva y tiene sólo el robo, la pelea y la guerra
como mecanismos de intercambio humano. Aún el amor es subordinado a las
Uno de los adultos de mi grupo notó esta situación prácticas de la violación, el saqueo y la esclavitud.
y nos pidió (a los dos miembros más jóvenes del grupo,
quienes no pagaríamos) que fuéramos y apartáramos una Si quitamos todo uso de la fuerza de las transacciones personales, puede que
mesa guardando un lugar para que todos nos sentáramos. aún no tengamos un sistema noble de méritos. El único elemento contrario res-
Así empezó la lección: conforme las diferentes familias, tante son las transacciones con trampa—los intercambios con un sesgo oculto.
parejas e individuos recibían su comida y buscaban sen-
tarse, se volvió más y más obvio que de hecho nos había- Si, adicionalmente, removemos todo sesgo oculto, se acabará toda conspir-
mos metido enfrente de quienes por derecho merecían ación y las transacciones que dependen del valor del juicio sin sesgos ya no serán
sentarse primero. Se volvió aún más incómoda la situ- corrompidas. En un sistema sin uso de la fuerza ni sesgos ocultos, no es posible
ación conforme quienes normalmente se sentarían en la hacer trampa. Un sistema así será universalmente basado en méritos, despro-
mesa que ahora controlábamos, se alejaban y tenían que visto de elitismo, y verdaderamente un sistema de la gente, para la gente.
adaptarse como pudieran a nuestra colocación estratégica.
El resto de nuestro grupo todavía no pedía de comer y ya
empezaba gente con comida a quedarse de pié.

Yo estaba horrorizado ante mis efectos; sentí que


había creado una gran injusticia conforme el resto de
nuestro grupo finalmente se nos unió, atravesando traba-
josamente la muchedumbre de personas que permanecían
de pié con sus charolas. Tomaron felizmente sus lugares
guardados “al principio de la fila”.

Jamás lo volví a hacer.

Favor sobre mérito

Había empezado a adquirir la habilidad de distinguir


entre los beneficios de la amistad, la gente ayudando a la
gente, el apoyo que proviene del cuidado; y los favores que
reemplazan al mérito, las ventajas estratégicas tomadas
fuera de integridad, el elitismo, la discriminación, la vio-
lencia y el prejuicio.

La amistad es bella en su expresión compasiva y


ética—una herramienta que impulsa los valores más altos
de la humanidad—y odiosa como arma de poder, control
y esclavitud.

En el mejor de los casos la amistad, o la alianza, per-


mite a las personas actuar en sinergia; la totalidad de las
68 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Política
Una definición de política: 6. Uso de la intriga o es- la deshonestidad ve al poder como un fin y lo emplea para
trategia para obtener cualquier posición de poder o con- obtener más poder.
trol, como en los negocios, universidad, etc. Para una persona honesta el poder sin construir valor
es inútil; para una persona deshonesta el poder sin gente
—Dictionary.com a quien subordinar es inútil.
A la mayoría de la gente le gusta pensar que la buena
Una definición de intriga: 4. Lograr o forzar mediante conducta siempre vence a la mala conducta.
planeación astuta o maquinaciones clandestinas. En la teoría de juego, como en otras cosas, esto no es
—Dictionary.com cierto.
Por ejemplo, si estoy jugando un juego con Ud., y en-
cuentro una manera de hacer trampa, he incrementado mi
probabilidad de ganar ya que he incrementado mi número
Es claro que la política, tanto en la práctica como en su de opciones estratégicas y tácticas desproporcionada-
definición, puede ser vista como algo malo. ¿Es la política mente con respecto a las suyas.
sólo el lado obscuro de la amistad o la alianza—un resul-
tado sin valor alguno que le redima? En cuestiones de poder, si Ud. obtiene poder creando
valor, y sólo usa su poder para construir aún más valor—
Para determinar esto es necesario examinar el poder porque para Ud., para eso es el poder—estará indefenso
involucrado: si el poder no se ha ganado tiene que ser ante quienes usan su poder para tomar el poder de otros.
tomado por la fuerza o con engaños y tiene que ser man- Los tomadores de poder siempre vencen a los produc-
tenido de igual forma. Si el poder es ganado, otros lo tores de poder.
otorgan a través de un medio generalmente aceptado de
intercambio sin involucrar robo, engaño (sesgo oculto) o Por ejemplo, si Ud. y yo tenemos la misma cantidad
uso de la fuerza. de poder, y yo uso todo mi poder para tratar de tomar el
suyo, a menos que Ud. use todo su poder para defenderse,
Si se usan medios políticos para obtener autoridad que lo perderá.
no se ha ganado—colocando el favor por sobre el mérito— Una persona cuya más alta prioridad es construir valor
entonces todos aquellos que se ganan lo que tienen se no se defiende hasta que ya es demasiado tarde—algo del
vuelven sirvientes de aquellos con la disposición y aptitud poder en cuestión se habrá enfocado en construir valor y
para intercambiar favores sin restricción. por lo tanto no estará disponible para la defensa.
Tales intercambios incluyen los procesos de coerción,
extorsión y violencia. En cuestiones de política, si hago trampa, tiendo a
vencer a quienes no hacen trampa, y a asumir el control
Si el poder es ganado noblemente, el método para ob- de sus recursos.
tenerlo es claro: mediante la contribución en base a valor. A través de este proceso construyo una base de po-
Esta es la única manera de crear poder. der.
Si el poder es procurado mediante favor o fuerza, no Mientras más prospero, más necesito incrementar mis
es creado ni ganado; por lo tanto, debe ser robado a través favores de sesgo oculto y el uso de la fuerza para man-
de un juego donde el mérito (la creación de poder ganado) tener mi poder—venciendo a otros tramposos que buscan
sucumbe al favoritismo. tomar mi posición.
En un juego así, la persona que mejor hace trampa La naturaleza del poder que no se ha ganado es así:
tiene la probabilidad de ganar más. no se ha ganado así que tiene que mantenerse por otros
La gente honesta se gana el poder mediante producir medios.
valor. Quienes creen que el poder debe ser tomado y no
Cuando una persona no produce valor, no puede ga- creado, constantemente amenazan este poder.
narse el poder. Siempre que logro tomar el dominio de alguien más,
La gente honesta debe, en línea con su moral y ética, mi poder aumenta, y si alguien más toma mi dominio, lo
usar el poder para crear más valor. pierdo.
Esto es un contraste directo con los tramposos que Así que obtener habilidades para hacer trampa, y fa-
usan el poder como palanca para extorsionar más poder. vores acumulados, se vuelve la estrategia más efectiva
La diferencia es clara: la honestidad usa el poder como para lograr el poder político.
medio de intercambio y herramienta para construir valor;
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 69

“...Cuando vea que el intercambio se hace, no por consentimiento, sino por compulsión—cuando vea que para pro-
ducir, necesita obtener permiso de hombres que no producen—cuando vea que el dinero fluye hacia quienes tratan, no
con bienes, sino con favores—cuando vea que los hombres se enriquecen más mediante la corrupción y la influencia que
mediante el trabajo, y sus leyes no le protegen contra ellos, sino que les protegen a ellos contra Ud.—cuando vea que la
corrupción es premiada y la honestidad se vuelve un auto-sacrificio—sabrá entonces que su sociedad está perdida...”
—del ‘Discurso del dinero’ en La rebelión del Atlas, de Ayn Rand

Candidatos

Una forma simple de obtener una evaluación prelim- mos retirar todo nuestro apoyo. Hasta que alcancemos
inar de un candidato político es examinar su estrategia esta simple meta pública, permaneceremos irresponsables
electoral. Cualquier candidato tiene una cierta cantidad en nuestras propias decisiones políticas. Una vez logrado
de poder personal que puede ser usado para impulsar esto, podremos entonces iniciar la jornada de un mayor
ciertas propuestas o al candidato mismo, o para atacar refinamiento ético para purgar a los sistemas políticos de
oponentes. toda autoridad que no haya sido ganada.
El candidato óptimo usaría todo su poder para expre-
sar virtudes y crear valores—no gastaría energía alguna en
atacar personalmente a otros candidatos. La ciencia y la política
Es sorprendente ver cuantas figuras políticas usan una
porción de su poder para ataques ad hominem—es aún ¿La ciencia es gobernada por intercambios nobles o in-
más perturbador cuando resulta efectivo ya que una victo- nobles? Para entender esta cuestión es necesario analizar
ria así indica el ascenso de personas innobles al poder. su sistema de méritos: ¿cómo se gana uno el derecho a ser
un científico profesional? ¿Es otorgado este derecho sin
Para cambiar las fibras de un sistema político es nec- uso de la fuerza o sesgos ocultos?
esario que el pueblo haga un boicot a cualquier campaña
que utilice el poder de esta forma. Yo defino que los científicos trabajan en una o más de
No importa cuan atractivo nos resulte un candidato, in- tres categorías generales: ciencia pura, ciencia de ingeni-
cluso si hizo mal uso del poder por mera ignorancia, debe- ería o ciencia de corroboración.
70 la política ¿ciencia o patología? CONOCIMIENTO

Una actividad de ciencia pura es aquella que estudia que la ciencia en sí sea usada, al igual que con la ciencia
una cuestión de “porqué” sin buscar un resultado en par- pura, para manipular dinero.
ticular. Este tipo de ciencia puede no producir valor en lo
absoluto. Es la ciencia por el afán de la ciencia. A menos Un último tipo de ciencia busca verificar algún resulta-
que este esfuerzo sea de hecho una fachada para uno de do o proveer un mecanismo para algún proceso conocido.
los otros dos tipos de ciencia, es probable que no sea un Busca contestar una cuestión de “cómo”. Hay tres resul-
abuso de poder ya que el valor resultante de este ejercicio tados para este tipo de cuestionamiento: 1) un mecanismo
es dudoso. La única manera de abusar directamente de propuesto, 2) resultados indeterminados, 3) una dem-
este tipo de ciencia es usándola para manipular dinero a ostración de que el mecanismo es falso.
escondidas.
Desde un punto de vista comercial la opción 1 es la
La ciencia de ingeniería es usada para crear un pro- mejor, la 2 es menos deseable y la 3 es con frecuencia
ducto que cumple con criterios específicos y contesta una inaceptable (el mecanismo ya está siendo utilizado o asu-
cuestión de posibilidad. Este es el tipo principal de ciencia mido). Esta última conclusión es probable que resulte en
usado por empresas comerciales. Es poco probable que el uso de un equipo de científicos distinto.
sea corrupta porque los resultados producidos coinciden
con un valor predeterminado. Es posible que los produc- Esta es la ciencia más susceptible a la corrupción.
tos de esta ciencia sean usados para abusar del poder, o Quienes otorgan los derechos a esta investigación tienen
CONOCIMIENTO la política ¿ciencia o patología? 71

un sesgo automático, con frecuencia parcialmente oc- Guardando un lugar


ulto, hacia usar la ciencia para fortalecer su conclusión. El
financiamiento de arranque para la investigación cientí- Si hemos de ocupar posiciones de poder entre humanos, debemos hacerlo
fica jamás debe ser dependiente de la conclusión. sosteniendo la responsabilidad sagrada de su uso: para crear valor, no para es-
clavizar. El poder es sólo una herramienta y no un fin. El poder moral-ético
Desafortunadamente, cualquier entidad que pague debe ser ganado y bajo ninguna circunstancia deberá ser tomado de quienes lo
por este tipo de ciencia encontrará muchas mentes alta- producen.
mente creativas capaces de encontrar alguna forma de A fin de cuentas nosotros, como humanos participantes, debemos consider-
verificación científica para atraer estos fondos (los buenos ar que todos nuestros semejantes luchan por la misma posición final, el mismo
científicos siempre pueden generar teorías plausibles de canje: intercambiar nuestro tiempo en esta tierra por gozo. Todos estamos ha-
“cómo” algo funciona). Es también cierto que cualquier ciendo fila en el mostrador esperando servicio—todos podemos ser servidos si
disidente de las premisas asumidas no obtendrá fondos. somos lo suficientemente nobles, esperamos nuestro turno, amándonos mutua-
Este tipo de presión transforma profecías en realidades mente lo suficiente como para no meternos en frente de nadie.
científicas, y ficción en hecho establecido; es el peligro
más amenazante para la ciencia, destruyendo su naturale- Traducción del inglés por Farouk Rojas
za misma de cuestionamiento libre.

Las fuerzas políticas utilizan la ciencia de corrobo-


ración para reunir apoyo para sus ideas. En su mayoría, Acerca de Executive Success Programs, Inc.
otros grupos no necesitan usar este método, ya que tienen
ideas que están brindando valor que no requiere corrobo- Executive Success Programs, Inc.MR (ESP) ofrece programas de
ración. Para ellos, el “cómo” permite el desarrollo de otros entrenamiento enfocados en crear consistencia en todas las áreas y ayudar
productos lo cual es de hecho una aplicación de la ciencia
a desarrollar las habilidades prácticas, emocionales e intelectuales que la
pura.
gente necesita para alcanzar su máximo potencial. Todos los programas
Cuídese de cualquier agrupación política que intente de ESP utilizan una tecnología punta con patente en trámite llamada
extinguir a sus disidentes y acumular poder, dinero o fa- Cuestionamiento Racional MR, una ciencia basada en la creencia que entre
vores políticos usando a la ciencia de corroboración como
más consistentes sean las creencias y patrones de conducta de un individuo,
herramienta. Mediante de este manejo, la herramienta de
la ciencia es convertida en un arma. más exitoso será en todo lo que haga. El Cuestionamiento RacionalMR
permite a las personas volver a examinar e incorporar percepciones que
pueden ser la base de limitaciones autoimpuestas.

Mayores informes: info@nxivm.com


CONOCIMIENTO

RECONOCIMIENTO
72 la política ¿ciencia o patología?

Juan Roberto Zavala


A personajes nuestros de la política zavat_2004@yahoo.com.mx

Licenciado Ricardo Canavati Tafich Ingeniero Rogelio Sada Zambrano


Conocedor de los entramados institucionales, y con una Impulsor de reformas políticas que permiten tomar
destacada trayectoria en el sector público y una vocación de decisiones para dar un mejor rumbo al país y con una
servicio con contenido humano y carisma que lo distinguen destacada trayectoria en los ámbitos nacional y estatal,
y lo hacen muy pronto ganarse la confianza de quienes además de ser defensor de la libertad individual y de la
lo conocen, Ricardo Canavati Tafich es un destacado dignidad humana, Rogelio Sada Zambrano siempre ha
nuevoleonés, que ha desempeñado importantes cargos entendido a la economía y a la política como instrumentos
administrativos y de elección popular. al servicio del hombre. En 1988 participó en la campaña
De entre ellos, sólo mencionamos que ha presidencial de Manuel Clouthier, .
sido contralor y subdirector administrativo del Metro de la ciudad de Ha sido diputado federal; de 1966 a 1968, presidente de
México; director del Fideicomiso de Fomento Metropolitano de Monterrey CAINTRA en Nuevo León, y de 1992 a 1994, alcalde de San Pedro Garza
(FOMERREY); subsecretario de Vivienda de la Secretaría de Desarrollo García. Además, ha sido un destacado empresario y, siendo director general
Urbano y Ecología y subsecretario de Desarrollo Urbano e Infraestructura de Fomento de Industria y Comercio, impuso el nuevo nombre de VITRO a
de la SEDESOL; tres veces diputado federal; dos veces senador de la la institución. Es ingeniero administrador e ingeniero mecánico electricista
República; alcalde de San Nicolás de los Garza y presidente municipal por el ITESM y ha sido dirigente y consejero de numerosas instituciones
de Monterrey. Su Licenciatura en Administración de Empresas es de la industriales y bancarias.
Universidad Iberoamericana.

Licenciado Lucas de la Garza González Licenciado Luis Santos de la Garza


Hombre de aguda inteligencia, valor civil y con una clara Distinguido nuevoleonés, con un profundo sentido de la
inclinación por el fortalecimiento de la cultura política y la ética profesional y la solidaridad, que lo ha llevado a ser
democracia, Lucas de la Garza González entiende y siempre consejero de múltiples personas e instituciones, Luis Santos
ha ejercido la política con decisiones que imprimen mejores de la Garza es uno de los más destacados abogados en la
rumbos al país y al Estado. De ahí su conocido transparente historia de Nuevo León, protagonista de significativos
ejercicio en el servicio público y de ahí también su bonhomía episodios políticos y sociales de Nuevo León y de México
confirmada. Asimismo, es bien conocido que sabe reconocer e impulsor de importantes mejoras electorales en el país.
a los demás, pero es enemigo de los reconocimientos hacia Ha sobresalido también en la función pública, pues ha sido
él. diputado local, regidor en el Ayuntamiento de Monterrey y senador de la
Es licenciado en Derecho; tiene un posgrado en París, Francia, República.
y ha sido secretario de Asentamientos Humanos y Desarrollo Urbano, y Es licenciado en derecho por la UANL y ha sido profesor en el
secretario general de Gobierno. Ha ejercido también actividades como ITESM. Entre otros, es autor del libro Los derechos humanos en materia
profesionista y hombre de empresa. En 1987 fue fundador del Frente política. En 2001, la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UANL
Democrático Nacional y, posteriormente, del PRD nacional y estatal. En le impuso la Medalla al Mérito Jurídico “José Alejandro de Treviño y
1991 fue candidato a gobernador del Estado de Nuevo León por este último Gutiérrez” y en 2003 el Gobierno del Estado le otorgó la Medalla al Mérito
partido. Cívico: Presea Estado de Nuevo León.

Ingeniero César Lazo Hinojosa Licenciado Jorge A. Treviño Martínez


Con un bien planeado y continuado esfuerzo de organización, Uno de los gobernadores más sobresalientes en la historia
que logró niveles de eficiencia y con ello el desarrollo de Nuevo León, pues independientemente de su genuino
armónico e integral de la administración municipal de deseo de servir a la sociedad, Jorge Treviño Martínez realizó
Monterrey, César Lazo Hinojosa ha sido dirigente de una vasta obra, como la planeación y notorio avance en
diversas organizaciones políticas; diputado local por el la construcción de la más importante presa del Estado,
segundo distrito; director de obras públicas de Monterrey y, “El Cuchillo”; trazó y puso en operación la primera línea
de 1967 a 1969, presidente municipal de Monterrey. del metro con una longitud de 18.5 kilómetros; hizo de
Fue también secretario de Desarrollo Urbano y Obras Congregación Colombia el primer “puerto” fronterizo de
Públicas de Nuevo León. Nuevo León, con su puente internacional; edificó el Hospital Metropolitano
Hizo la carrera de Ingeniería en la entonces Universidad de y los hospitales de Sabinas Hidalgo y Doctor Arroyo y con su apoyo se
Nuevo León, habiendo obtenido, en 1952, el Premio al Saber que otorgaba construyó CINTERMEX.
la Sociedad de Ingenieros y Técnicos de Monterrey. Posgraduado en la Es licenciado en Derecho por la UNAM y tiene un Doctorado en
Universidad de Purdue, en Lafayette, Indiana, Estados Unidos, en 1996 Derecho Administrativo por la Universidad de París. Hizo también estudios
recibió la Medalla al Mérito Cívico en el campo de Administración Política. de Derecho Fiscal en la Universidad de Roma y ha sido catedrático en la
Es autor de La Otra Imagen de Monterrey. Su Fidelidad Revolucionaria UANL, el ITESM y la UDEM. Fue gobernador de Nuevo León en el periodo
(1971). 1985-1991.