Está en la página 1de 2

Conjunción de diversas realidades e importancia para el

Movimiento Conservacionista
Brian Yates
11/2009

Palabras-llave: conservación, medio-ambiente, prácticas, Rede Verde

Cuando por primera vez el director del programa de estudios en el exterior me dio el material informativo
sobre la beca “proyecto Puma”, apenas si leí el objetivo principal sin detenerme demasiado en él:
“descubrir nuevas realidades que estén lejos de cualquier experiencia vivida hasta el momento”. No
sabía bien cómo interpretar este objetivo, pero después de estar dos semanas acá,
realmente comprendí la experiencia y el por qué de su importancia para los que se dedican a
la conservación. Nunca antes había estado tan expuesto a las visiones de granjeros, científicos,
funcionarios, población en general y otros cuyos puntos de vista no resultan fáciles de clasificar. Y fue
aquí donde comprendí que tenemos una misión como conservacionistas: mostrarle a la gente la belleza y
maravilla que nos ofrece la naturaleza así como incentivarlos a protegerla.

Aunque esta idea estuvo siempre en mi mente, pronto descubrí que cada uno ubica a la conservación de
manera distinta entre sus prioridades. Tuvimos la oportunidad de conocer a productores orgánicos
quienes recientemente descubrieron que el cultivo libre de agroquímicos conlleva a una vida más larga y
feliz y promueve una relación armónica con la naturaleza. Tanto los estudiantes de leyes como los
estudiantes de ingeniería ambiental tuvieron una actitud abierta hacia las nuevas ideas y se
mostraron dispuestos a dedicar su tiempo para la difusión de asuntos relacionados a la
conservación, cada uno de ellos aportando su conocimiento específico para obtener aún
mejores resultados. Esta mañana, estuvimos en contacto con un grupo de científicos dedicados al

Rede Verde Conservation Network Inc. BN: 845495613NP0001


York street, 8 - 1st floor Moncton, NB E1C2X9 Canada
URL : www.rede-verde.org Email: info@rede-verde.org
estudio de la conciencia humana; cuya realidad, si bien distinta a la nuestra, resulta fácil de comprender.
Sus investigaciones podrían aportar claridad a preguntas como: “¿Cómo es posible que existan personas
que aún siendo conscientes del efecto que sus acciones tienen sobre el medioambiente, no hagan
demasiado por cambiarlas?”

La interacción fue menor con aquellos cuyas ideas realmente quisiéramos cambiar, como las grandes
corporaciones agrícolas; pero sí pudimos dilucidar las ideas que justifican sus accionares. Fue entonces
cuando corroboré la concepción generalizada sobre los conservacionistas; se cree que sus acciones solo
interfieren en la actividad industrial y cotidiana, que solo pretenden causar molestias a la población con
los cortes en la Estrada do Colono en el Parque Nacional Iguazú (PNI) o bien cuando se recorta la
producción de los agricultores con la conversión de terrenos cultivables a territorios forestales protegidos.
Sin embargo, existen algunos indicios que la población en general no tiene una visión tan extremista
sobre la conservación: como el dueño de nuestro hotel Dona Rosa, un amante fervoroso de la naturaleza,
como granjeros que utilizaban agroquímicos y ahora utilizan medios orgánicos por el bienestar de sus
hijos, como los “conscienciologistas” que preservan vegetación autóctona para crear corredores
ecológicos… Todas estas situaciones me llevan a pensar que la conservación es aún un
movimiento silencioso, pero uno que crece con rapidez al fin.

Pronto todos comprenderemos que es la ignorancia lo único que no nos permite ver cuán valiosos son
nuestros recursos naturales. Debemos confiar en las acciones de los demás, en la posibilidad de
participación mundial para comprender que todos debemos trabajar mancomunadamente y
así aportar nuestro granito de arena. Necesitamos científicos que entiendan la complejidad de los
ecosistemas naturales y sus beneficios para la sociedad, comunicadores sociales que lleven esta
información a las masas, funcionarios carismáticos y bien intencionados que generen un cambio desde la
legalidad, pequeños productores que disminuyan el uso de agroquímicos por el bienestar propio y así
generar un cambio en la comunidad agrícola, y obviamente, ciudadanos que se informen y transmitan
esta tarea fundamental a sus pares. En conclusión, este acercamiento a los distintos estilos de vida y a
las diversas realidades nos acercó a la importancia de la conservación y sencillamente nos motivó a
querer compartir esto con los demás.

---------
Traducción para Rede Verde Conservation Network Inc.: Sofia Montironi

Rede Verde Conservation Network Inc. BN: 845495613NP0001


York street, 8 - 1st floor Moncton, NB E1C2X9 Canada
URL : www.rede-verde.org Email: info@rede-verde.org