OVIEDO

OFICINA DE INFORMACIÓN

Discurso de Agustín Iglesias
Caunedo
Presentación de Candidatos. Acto regional
Elecciones municipales 2015

(Sólo son válidas las palabras pronunciadas)

Oviedo, a 25 de Abril del 2015

Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OFICINA DE INFORMACIÓN
Queridas Amigas
Queridos amigos
Muy buenos días

Es un honor formar parte de este equipo de candidatos y es un honor compartir
con todos vosotros estos momentos en los que mostramos la fortaleza de
nuestras convicciones y proyecto, diciéndoles claramente a los asturianos que

OVIEDO

somos la única alternativa realista y de futuro para esta región y para sus
ayuntamientos.

Necesitaría mucho más tiempo del que me han dado para hablar de todos los
candidatos que representamos este proyecto en los 78 municipios de esta
región y en el Principado; por eso quiero centrar este sentimiento de equipo,
que nos es común a todos, en dos personas.

La primera, Carlos Rodríguez de la Torre, un hombre bueno que trae a la
política lo que la política necesita y todos reivindicamos: trabajo, compromiso,
honradez, sacrificio y capacidad.

Él tiene que ser el próximo alcalde de Avilés porque por su experiencia vital y
por sus convicciones políticas cuenta con el mejor proyecto para construir el
futuro que los avilesinos merecen y necesitan.

La segunda persona a la que quiero referirme para destacar todo el valor que
acumula nuestro proyecto y nuestras candidaturas es la próxima Presidenta de
Asturias, Mercedes Fernández.

Una mujer sensata, con las cosas muy claras, que dice lo mismo hoy que hace
tres años, y que con su solidez y su constancia hasta ha conseguido, ¡y mira
que se resistieron!, que los socialistas se bajen de su tribuna inmóvilmente
revolucionaria y empiecen a prometer rebajar el impuesto de sucesiones.
Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OFICINA DE INFORMACIÓN
Ella, Carlos y todos nosotros, tenemos una gran virtud: somos totalmente
previsibles. No escondemos ninguna sorpresa: decimos lo que pensamos;
defendemos todo en lo que creemos; y planteamos un proyecto realista, serio,
realizable, honrado, muy honrado, y esperanzador para Asturias y para cada
uno de nuestros municipios.

En estas elecciones nos enfrentamos a una sola cosa: al justo desencanto de

OVIEDO

una sociedad que algunos han intentado manipular para echarle toda la culpa
al Partido Popular. Es una maniobra demagógicamente muy hábil.

Es evidente que hay mucha gente cabreada por la corrupción, por el despilfarro
o por la incapacidad de la política y de los políticos para combatir los efectos de
la crisis. Yo soy una de esas personas cabreadas. Y estoy seguro que todos
vosotros también sentís ese cabreo.

Y yo me pregunto, ¿qué extraños motivos nos convierten a nosotros, que
hemos demostrado en Asturias capacidad, eficiencia, honradez en la gestión y
entereza moral para defender siempre un mismo proyecto de región y de
ciudad, en los enemigos a batir por ese desencanto que jalean proyectos
radicales de izquierda o de derecha y cuyo único impulso vital es,
precisamente, combatir al Partido Popular?

Son tiempos de desesperanza y tenemos que ser capaces de explicarles a los
asturianos que en unas elecciones municipales o autonómicas, el voto de
castigo guiado por un cabreo que no se puede justificar en ese entorno sólo
castiga a las ciudades, a la región y a sus ciudadanos.

Tenemos que ser capaces de explicarles a los asturianos que en estas
elecciones nos jugamos el futuro, porque una Asturias y unos municipios
dirigidos por gobiernos débiles y fratricidas de un tripartito radical de izquierdas
serán una Asturias y unos municipios condenados al atraso y al fracaso.
Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

OFICINA DE INFORMACIÓN
Tenemos que ser capaces de explicarles a los asturianos que deben juzgarnos
por lo que somos y lo que hacemos, y si en Asturias puede servir de referencia
lo que hacemos en Oviedo, somos el partido que reduce deuda pública, que
baja impuestos, que incrementa año a año las política sociales y genera
nuevos derechos sociales, que invierte y genera actividad económica y empleo,
que dialogo y pacta y que es capaz de alcanzar acuerdos poniendo por delante
de los intereses de partido los intereses de los ciudadanos, como hicimos en

OVIEDO

Oviedo pactando los presupuestos con Izquierda Unida, y como hizo Mercedes
Fernández pactando los presupuestos con el PSOE.

En esta tierra tenemos experiencia suficiente y cercana para saber que las
opciones salvadoras asentadas sobre la reacción, la demagogia y la venganza
no llevan más que al fracaso y a la frustración.

Tenemos experiencia para saber que todo lo que divide al centro derecha
beneficia a la izquierda radical. La tenemos muy cerca. Todavía estamos
padeciendo las consecuencias de esa división. Y no podemos caer en el mismo
error otra vez.
Tenemos que ser capaces de explicarles a los asturianos que optar por
quienes se esconden tras frases bonitas y abismales silencios sobre las
cuestiones importantes para nuestro futuro no son salvadores de nada;
simplemente son recolectores de rabia, de miedo y de venganza, y ese es un
material con el que es imposible construir el futuro.

Ahora toca apostar por el futuro, y el futuro de Asturias y de sus municipios sólo
tiene un proyecto: el que representamos todos los que estamos aquí; el que
representan Carlos y Mercedes; el que nos tiene que llevar a alcanzar la
confianza de los asturianos para, de una vez por todas, dar la vuelta a esta
región, sacarla del sectarismo y de la inoperancia de la izquierda, y situarla en
la senda del progreso que merece, que merecemos, todos los asturianos.
Muchas gracias
Sólo serán válidas las palabras pronunciadas por el orador

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful