Está en la página 1de 4

1.

PARA MEJORAR NUESTRA CONVIVENCIA

A. OBJETIVOS:
- Descubrir la responsabilidad personal en las relaciones interpersonales y asumir la
necesidad de comprometerse con aquellas actitudes que mejoran la convivencia.
- Comprender como las relaciones interpersonales basadas en la empatía, la escucha activa,
la confianza y el respeto incondicional da a la convivencia un significado profundo y
gratificante.
- Desarrollar la responsabilidad personal en la mejora de la convivencia.

B. DESARROLLO

1. Lectura en común del “ITINERARIO PARA MEJORAR NUESTRA CONVIVENCIA DIARIA”:

Asumir la propia responsabilidad en la mejora de las relaciones interpersonales, en la


convivencia diaria, implica, a mi juicio, desarrollar las siguientes actitudes:

1.- Escuchar atenta y activamente.


2.- Actuar desde la empatía.
3.- Comprender la posición, razonamientos, sentimientos y emociones de los otros.
4.- Aceptar nuestra forma de ser y la de los demás.
5.- Estar dispuestos y abiertos a colaborar en lugar de competir.
6.- Estar dispuestos a cultivar nuestra autoestima y la de los demás.
7.- Tomarnos a los otros en serio.
8.- Estar abiertos a dar y recibir sin resentimiento.
9.- Aceptar que cometemos errores y que los demás los cometan, sin caer por ello en frustración,
haciendo de los mismos fuente de aprendizaje.
10.- No dejarse intimidar por situaciones que consideramos unilateralmente de rechazo.
11.- Evitar toda forma de amenaza, coacción, manipulación y violencia.
12.- Buscar lo que nos une más que lo que nos separa.
13.- Coherencia entre lo que decimos y hacemos.
14.- Preguntar a los otros por sus centros de interés.
15.-Presentar los propios puntos de vista con la mayor imparcialidad posible y sin arrogancia.

1
16.- Evitar las comparaciones innecesarias.
17.- Acompañar nuestras palabras con hechos.
18.- Esforzarse en superar los prejuicios respecto a los demás.
19.- Mostrar cordialidad.
20.- Ser abiertos y sinceros.
21.-Salir al encuentro de los demás, sin esperar a que vengan a nosotros.
22.- Mostrar interés por lo que nos dicen y hacen.
23.- Superar envidias y resentimientos.
24.-Ser pacientes y tolerantes, huyendo de toda forma de cerrazón y tozudez.
25.- No ser agresivos, ni hirientes, hoscos, huraños y maleducados.
26.- No presumir de nosotros mismos.
27.- Ser auténticos, sin máscaras, sin hipocresía ni doblez.
28.- Ser generosos en el compartir.
29.- Ser fieles y leales.
30.- Practicar el arte del diálogo y la tolerancia del perdón.
31.- Evitar mostrarse escéptico, pasota o de vuelta de todo.
32.- Arrimar el hombro en las tareas comunes.
33.- No criticar la conducta de los otros a sus espaldas.
34.- No airear los defectos ajenos, ni ignorarlos ni deformarlos.
35.- Alabar con naturalidad las cualidades de los demás y celebrar sus aciertos tanto en su
presencia como en su ausencia.
36.- Adoptar actitudes basadas en las categorías de la gratuidad y de la generosidad, lejos de
una mentalidad mercantilista.
37.- Dar la cara en la defensa de los derechos de todos.
38.- Esforzarse en ser realmente uno mismo, diáfano, veraz, auténtico y consecuente.
39.- Atreverse a perdonar y a olvidar los roces y conflictos habidos en la convivencia diaria, pues
son inevitables.
40.- Buscar soluciones dialogadas y consensuadas a los problemas que nos afectan.
2. Reflexión personal.
- Resumir las ideas principales.

3. Diálogo en grupo:
- Indicar las ideas y frases con las que cada uno más se identifica.
- Señalar las que resulten más difíciles de llevar a la práctica.

2
- ¿Qué dificultades encontráis para establecer relaciones auténticas?
- ¿Cuáles son los principales conflictos que se registran en vuestra convivencia? ¿Qué
circunstancias los generan y refuerzan?
- ¿Cómo afrontáis los conflictos?

4. Autorregulación de conducta:
Dinámica grupal: “El Reflejo”. (Variante del Role-playing. Role-playing para todos)

− Se trata de un ejercicio experimental para tomar conciencia de la


influencia positiva y negativa de las actitudes grupales para con las
personas. Hay actitudes que animan, alientan, potencian el
autoconcepto y la autoestima y generan una atmósfera agradable y
tolerante. Por otro lado podemos encontrar actitudes que marginan,
desalientan, fomentan malestar y sentimientos de inferioridad y
generan una atmósfera escolar adversa.
− Pasos a seguir:
 El profesor invita a dos alumnos a colaborar voluntariamente en la
realización de una dinámica de grupo. Una vez que se prestan a
ello voluntariamente les encomienda la tarea de preparar una
intervención sobre el tema que libremente cada uno elija. La
exposición ante los compañeros será de unos cinco minutos.
 Los dos alumnos que aceptan voluntariamente dicha tarea salen
del aula para preparar su discurso. Pueden servirse de un guión y
de las anotaciones que consideren oportuno. Entre ellos acuerdan
el orden de exposición.
 Mientras tanto, el profesor encomienda a los demás componentes
del grupo los dos papeles que deben desempeñar en la
experiencia. Se trata de crear, en primer lugar, un ambiente de
silencio, empatía, cortesía, escucha activa, respeto, interés y
cordialidad para con el primer participante, aunque pueda verter
ideas inadecuadas o rechazables en su intervención. Al finalizar la
misma, se le felicitará y dará un gran aplauso. A continuación se les
instruye oportunamente para que se esfuercen en crear un
ambiente hostil, desagradable y tenso, a través de murmullo,

3
desconsideración, frases despectivas y provocadoras, generando
un clima de gran incomodidad para con el alumno que expone el
tema en segundo lugar.
 Realización de las exposiciones: cinco minutos para cada uno. Los
dos están presentes en el aula. El grupo desempeña fielmente los
dos papeles.
 Finalizada la exposición, el profesor pide disculpas al alumno que
ha intervenido en segundo lugar, indicándole que era una prueba
de laboratorio, una especie de juego, y que a él le ha tocado la peor
parte, no por ser él, sino por actuar en segundo lugar. Le da las
gracias porque, sin duda, ha prestado un gran servicio a todo el
grupo.
− Análisis de la experiencia:
 Los dos alumnos expresan los sentimientos y reacciones que han
experimentado.
 Todos los demás compañeros pueden también poner en común
sus sentimientos y la repercusión de sus actitudes.
 El profesor les pregunta:
¿Qué tiene que ver esta experiencia con vuestra vida real?
¿Qué os enseña?
¿Qué debéis hacer en vuestra convivencia para modificar lo negativo y potenciar
lo positivo que habéis descubierto en la dinámica del «reflejo» (reflejo de nuestra
convivencia)?

¿Qué podéis y debéis hacer para mejorar las relaciones con vuestra familia,
compañeros, amigos y profesores?