Está en la página 1de 4

VIDEO ARTE EN COLOMBIA

1976 – Se realiza el primer salón de Video Arte, el Centro Colombo Americano

de Bogota abre sus puertas a una exposición de videos de 32 artistas

norteamericanos, algunos de los cuales habían participado de la XIII Bienal de

Sao Pablo.

1978 – Se presenta en el Salón Atenas realizado en el Museo de Arte Moderno

de Bogota Rodrigo Castaño y Sandra Isabel, utilizando como soporte técnico el

video.

1981 – En el marco de la IV Bienal Colteger, Arte no objetual se presenta

Guilles Charalambos con una producción denominada “tortas de trigo”

En el mismo año Charalambos expone ese trabajo en el MOMA.

1982 – Fracasa muestra de video en súper 8, en la convocatoria no se

presenta ningún video arte, los trabajos enviados obedecían a otros contextos.

1985 – Se realiza una muestra de Video Arte Canadiense, esta exposición

pasa por el Museo de Arte Moderno de Bogota por el Museo arte Moderno de

Medellín y por la Tertulia en Cali.

1986 – Posiblemente la muestra más importante para Colombia, 1ª. Bienal

Internacional de Video Arte, realizada en el Museo de Arte Moderno de

Medellín.
En este mismo año se realizan muestras de video extranjero, Alemana e

Inglesa en Cooperartes y una muestra Francesa en la Universidad Nacional y

en el Mambo.

1988 – Se realiza la II Bienal de Video, se seleccionan algunas obras

nacionales.

1989- Salón de Video Arte en el centro Colombo Americano. Para el mismo

año se realiza en Cali el II Salón de Arte Joven en El Museo de Arte Moderno

La Tertulia en Cali mención Marta Traba e inclinado hacia la fotografía y el

video.

Tal vez para esta muestra el artista nacido en Francia y formado en Colombia

Guilles Charalambos sea el video artista de mayor fogueo, en esa muestra

presenta un trabajo titulado “Una palabra vale por mil imágenes” realizado en el

año de 1984, que básicamente era un programa de formato televisivo partiendo

desde y bajo la perspectiva del video arte.

El segundo Salón de Arte Joven relazado en Cali es un acontecimiento muy

importante para el devenir artístico y audiovisual de la ciudad, afianza al video

arte como un lenguaje muy amplio en el cual el artista encuentra una

herramienta para manifestar sus discursos.

Para aquel entonces la mayoría de realizadores de video de la ciudad, se

habían formado como Comunicadores Sociales en la Universidad de Valle.

Felipe Armando Vargas Pedraza. Cod. 991064


Derechos de Autor en Colombia.

Aunque nuestro país tenga una de las reglamentaciones mas completas en

calidad de los derechos de autor, es bien sabido que la desinformación y falta

de gestión en este campo es bastante abrupta.

La carencia de una organización bien constituida en beneficio de la protección

de los derechos de autor ha facilitado la violación en ocasiones inconsciente de

los derechos de los realizadores de propuestas estéticas tanto en campos

artísticos como comerciales, por otro lado sin una organización especializada

en el tema es muy probable que el artista o realizador gaste mas dinero y

energías haciendo el papeleo y pagando la accesoria recurrente en el proceso

de demanda que los resultados que obtenga.

La constitución política del año de 1991 y el código penal establecen en

artículos muy puntuales hasta donde llegan los derechos de autor, tanto

morales como patrimoniales, también mencionan los castigos en caso de

violación de los derechos y las formas de venta o cesión de los derechos así

como los de licencia y/o alquiler.

En todos los procesos se hace necesario poner en claro desde un principio

todos los parámetros bajo los cuales van a funcionar los derechos entre el

realizador y el contratista.

Felipe Armando Vargas Pedraza. Cod. 991064


fotografía y Arquitectura, Capturando los marcos constriñentes de

nuestras sociedades.

Desde las cuevas de Altamira hasta nuestros días, la arquitectura ha estado

ligada a las manifestaciones artísticas, a lo largo de la historia del arte vemos

obras que nos dan indicios de las culturas y permiten que a través de los

tiempos nos acerquemos a los estilos de vida y a las formas de vida de las

diferentes culturas en una estrecha relación entre arquitectura y

representación.

La fotografía como mecanismo de registro y también como un lenguaje muy

amplio que amerita vidas de investigación, no ha escapado a este fenómeno,

de cierta forma la fotografía se apropia de informaciones recurrentes con el

tiempo, informaciones que tocan desde lo estético aspectos muy significativos

de carácter sociológico, cultural, económico, político y en general todos los

aspectos que rodean la vida del hombre moderno.

La arquitectura es un veredicto de nuestra humanidad, un registro

posiblemente escultórico que alberga los movimientos de seres con conciencia,

son materiales dispuestos entre si, dentro y entre los cuales paso a paso se va

tejiendo la historia, la fotografía ligada a la arquitectura funciona como aquella

mirada subjetiva que indaga en las formas haciendo un ejercicio reflexivo de los

lugares que la humanidad a construido para si.

Felipe Armando Vargas Pedraza. Cod. 991064