Está en la página 1de 47
seue ae. soieindod UOIDUBD ADVERTENCIA Del acervo de canciones venezolanas, extensamente populariza- das en nuestro pafs a fines del siglo pasado, elegimos, por sus visos de mayor antigiedad, las que informan este primer cuaderno, Algunas firmas de rimadores y melodistas, conservadas por la tradicién, aparecen encabe- zando varias canturias; las restantes son de autores desconocidos. Advierte la venezolanidad de estas canciones, no solamente el critico especialista, sino cualquier venezolano acostumbrado a oir el de- senvolvimiento melédico, la f6rmula ritmica de acompafiamiento, el enlace de los acordes y la intencién sentimental o picaresca de ellas. Al realizar la armonizacién de estas melodias hemos procurado sugerir por medios pianisticos e! punteo de 1a guitarra, La interpolacién de pasos crométicos en la Ilana armonia, y la persistencia de ciertos giros ornamentales, sobre todo en las canciones lentas, son procedimientos propios de nuestros guitarristas populares cuya intuicién les incita a rodear de sonoridades pintorescas las canturfas que acompafian, El objeto de esta publicacién es poner de relieve la modalidad expresiva de nuestro canto vernaculo al cual una moda estulta ha ido re- legando para sustituirlo con los mas degradantes titmos exéticos. V. E. SOjO, ‘Andante Blando sus-pi—ro dela pra-de-ra, ria li-ge-ra, suave ru-mor, ~sen-cla, sol; BlandoSuspiro’ Cancién Henrique Leén satil e~ 4 no T OF F delghymo-su-ra, luz dul-zu — ra, Tus y dul-ze — ra e-sogsiua- ‘Ya se co—lumpian os e-za—ha-zee rT F sevisteelee—lo goles a-zu—les os tu—les per tugmor. | Vowaxz Cancién Lento Vo—rar me des-tro—zgsleo-ra— sn uh @-rigr gue no tie —nggepe - 7 i Saree 5 iF id un a—moy quesme-dir - le ogplcon— za Gel es—pa — cio Ie nmen.aq giten- TT T v ro - in, del es-pa—ciolajnmon—sagxten-sién. Yp-aga—mor que me brin=da mar lay, mo, no lo pue—daphi—dar; maspre fle — —roenmisman — te de- fr vermi “alma al E-ter—no vo — las, al-ma al E-ter—no — vo—lar. pe-rasl al—mgensa que— — rer: F iAy.que tor— nen pa-ramjen el mundo, Jas in-ge-rwasde-li — cias des ret F Jas in-ge— nuasde-li — cias deayer. Es-tea—mor queme brin ——de max . iF + tim rio, -jAyho, io, to Topue—dephvi-dar; maspro-fie—rgnmjaman—te de~ rs ki —rio vermi ‘alma al Eterno volar, 900 Ver ee > al —ma al E—ter—no yo-lar Serenata Linguldamente Majer di——vi-na que tan—tea-do—ro, que mis de-—-li—cia,quemis te—s0— 1, porquienm ‘li—ra lle-gos pul— sar, que tuhermo —sa—ra ponder can. diated bello dela jnti—eldn, mip-mor yet te yor r LF Bus.ya sabeul lds settores Bolera | Allegretto La Muchaeba Pucsya sa—ben unte—des,se—o— res, -auehayun sam-bo t-di-—ngy grandio~ 89 di —ce pa—la—bras deamo— res al eon—el-to denncan— togemounio— 80, Ei me di—ce quete—aggnel ts — 20 michis ea —casigosta — oy que—we— yo le brieda— ra mi ma —no, & ve ta planjcou-de— mada, que te vas con elzam-bohaciael la—no; + ada, porque pienso po-ner——te la ma-no. | Ay,ma=mal ave me gus— tactile - y Made Viele ¥ No co—me— tas mu-cha~chavm desl Piersa en tu piviéa de ma—iz yao dr mok- e-tis lo qaglpo—ner—tea oo po-ner— meg llo— rar, w 1 ‘conmi zam—bohaciaeltla—no vyen=gasoorien — tea bus-car-me: ri &—vi—no nj-ma—no, enmi ca—on mepbi— ges que-dar—me, porque que—ngmi aim—bo a—di—no, que—de raspan—do sj2-r0— pe ‘Con Jentitad Es-ta noche se—xe —n8, unna\ por u—nay | staNoche Serena Serenata sinlede lu—na, por-guetiigres mi cie —lo queporti medes-ve—Iq que por ti mue-ro,quepor ti mue-ro. Las cuerdas de mi lira, alborozada, preludian. armonias en la alborada, para que en ritmo suave, enternecido, el arpegio insinuante Negue a tu ofdo. 3a. Cuando se abren tus ojos en tu aposento, se escucha en-ia campifia dulce concento; y la yerba se enjoya con ef rocio y un suspiro se escapa Wel pecho mio. De T T 4a. Abre, nifia, las hojas de fu ventana; abre y Verds los ampos de la majiana. Asomando a la loma ya viene el dia. zPor qué td no te asomas, amada mia? ba. Asémate a la reja, iguiero mirertet iComo al cielo Ia estrella quiero adorarie! Porque ti eres mi cielo, yo, tu lucero que por tf me desvelo, que por tf muero. -aén A laSombra de uh Cyt | Pasaje Estan-do yo sen-ta-do ae-ba—fo deyneu- jf pal-pi-té mi core a-cor-dén-——do-me de ty restornabea aquellos tiemposen gue recorriendgeguellos cam-posde ce—zia-quitoy cu~ re-corriendggquellos.cam-posde co~ria-quitoy cu—j. 2a. El sol de. los venados decoraba -el alcor, y al- ambiente caluroso i aromabalo: la -flor; las: Bandadas de arrendajos parloteaban al volar, y las ranas en la acequia iniciaban sii croar. 3a. No: olvido. aquella tarde de ocaso ‘carmesi en que al-son de la soisola te. llegaste junto a mi; te pregunté si me amabas y me‘dijiste que sf, en aquelia tibia tarde ala sombra de un cuji. ~ 4a. Después vino la luna: prodigando su luz ; argéntaba los yagrumos y los gajos de orozuz; y la brisa perfumada por las flores del cujf, revolaba en torno tuyo y abanaba junto a mf. 5a. Por vereda florida a mi rancho volvf con el alma saturada de albahaca y alhelf, recordando tus miradas y aquel dulce y casto sf que me diste, entre suspiros, a la sombra de un cuji. . No vayas aMisa,cli a Guasa Allegretto Fr — or No vayas.ami-sqJ-li —sa, por —gueel sa-cris—tén, Sa [a P =o No y rom-pesllo-zar. Fees al ver —teesos 0 — jos, Je cau—sane—no.— jos = m7 Por el bendi-to Pa-tron 4 por Dios te pi~d_Elimsa,queno oe laigle — sia a ser-vir de ‘ten-ta cist Por om = . 2a. No vayas al rio, Juana, Porque:el -aguiador, al verte en la orilla se vuelve papilla y muere de amor. Por.el. bendito Patrén, de-por Dios.te pido, Juana, que no bajes hasta el rio a servir de tentacién. 3a. No vayas al castro, Carmen, Porque el coronel, al verte la mano se pone orejano y olvida el cuartel. Por ef bendito Patrén, de por Dios te pido, Carmen, no llegar al campamento a servir de tentacién. 4a. No vayas al monte, negra, porque el turupial, al ver tus canillas sentiré cosquillas, en el :matorral. - Por-el bendito Patrén, _ de por Dios te pido, negra, que no subas la montafia a servir de tentacién. De tus vibsantes cucdas 1 Gancién Agreda Andante Da tus vi-brontes cuer — dos.don-deglamor seinspi — re, ar-rencalahul-ce tT FU Ti— ral el emeanta-do son; —yel @-co si-gi- Jo — so,cusl mensa—je_rga- | F PEP OB wla —do, ami sngel e-do-ra—do le Iesvemi-canveién, amigngd a-do- a IP ra—do le Me-ve mi can-cidn, Ja. luzde suspo—pi — las ir—ra-dien en sual- rO*B 5 -co—he,yal a-mor de mi “tro — va des-pierte su ilu-sién; ca- de-nas de sus r po VF r B Pi— rosho—ta-dos de sygnhe — lo, transpér-ten-mehystaddeie — Lo yau-men-ten mi pa~ BT ‘trans-pir—ten-mehastgetcie— lo yaymen—ten mi pa—siin. 19 quieres moro— ~ co —tasponis La Suacharaca Joropo | Lagu — dam —oa dgA— pu—re le di —— jas 2a. La guacharaca tuyera le dijo al cucarachero: Para robarme las fiemas hay que dormirme primero. 3a. La guacharaca en un vuelo quiso Hiegar a ta tuna; pero, volvié al algarrobo sin esperanza ninguna, co-lggn tiers lln-na. i 4a, Al canto de gilacharacas se aiborota el gallinero: deja el zorro su escondite y en tierra queda el plumero, 5a, La guacharaca se duerme con la cola recogid Ia cabeza bajo el al y la malicia perdida. Valen — cia—necSi ta La Guasa Allegretto ak ~ ‘Ln guasa re-to—zo-na segrremo - li-na como vi—ru-ta jgué! yall sonde la guitarra se vamnre— y_- can-tay bai-ls como yo, -y — san-dum-gue-a como ti, sion~pregnre—din—do—sea los dos, la — ri 2a, ils guasa es borachona a el chiate muy colorado jgud! ¥ S'huo del tabaco, y ef encurtido, pimienta y,ron. Y carta y baila como yo, Y, sandunguea ‘como ti, siempre enredindose a los dos. Lari, lo, 1d. 3a da. La guasa.es pendenciera, La guasa es alcahuets, suda aguardiente como alambique igué! —_correveydile y murmuradora igué! No hay bronca ni pendencia coge lo que no. es suyo, que no reciba su bendicién, guifia los ojos sin son ni ton. Y canta y baila como yo, Y canta y baila como yo, y sandunguea como td, y sandunguea como td, ‘siempre enreddndose a'los dos. siempre enredéndose a los dos Larf, to, Id. Lari, Io, a La Mondra CANCION LaAlon— dramehspres-ta do poder a tille-gar; yal Guai— re cauda-lo-so su_vuelo pri — mo™re-so, xyglailfo de Tes flo-nes sugteromar—mu-se, yelGuai — re caude— r x To-so sxptemomutims—rar Del A-vilatetreigo le ¥ ro sapurpu—ri-na paragdornarcon ella tu se— noangeli—cal yen * of flores delgp-ca—cia: _e—seh— clapere—grina yemnila-ddgonriente Lax r moctesdel —tur-pial, | yermila-udson-riente las no-tasdel tur - pial. 23 A Guanaiiew Golpe de Barlovente Hn— —rgelns-groala gua-raiia @ © to-mareal—do sa —~ broso; jAp.sien latram-paea—ye —rela _pa-loma de no-sntvesl Repetir hasta contar las 6 sstrfas; luego fnaliza cl Piano solo. 2a. Marco el rey isale la sota! Bendito sea Dios, sefiores: por andar con la nobleza me derriten los sudores. 3a. Oro pido y. sale basto! Ya me arruina la guarafia: para ganarle-los guasos hay que valerse de mafia. 4a. Pido basto y sale copa! 1Ay Jestis, José y Marfa! Que no fué una copa Hena sino una copa vacia. 5a. Me acompaiia mala suerte: pido copa y sale espada, “y le mando al guarafiero con fa punta una estocada. 6a. Ya me Ilevan a la cdrcel! {Bendito sea Dios sefiores: por buscar buena fortuna me han nacido sinsabores). 25 La Prenda del Abma CANCION Payares Yo séprends del al—ma, que nun——ca se-résmi-—a, nun——ca mis can-cio—nes conmo-ve-rén. sumindgenago—ni—a, no de —jo de cantar—te ——— = | = Ty wy que fr — — vi-do pla—cer, no dei-jo decan-tar—te con frwvi-do pla— — Ta luz deldar di—a yguliendaamajes- um ser _heygue con-mue—ve » tu jo-ven fanta-sf — a ¥ que te offe-ceynmun-do de paz y dejlu- a7 ove rt id mtr er or F tumoe Yo sé qiela sa—e —ta del hér — ticdoquebran-to | persis —teyhi vi- ia F wi