J a c k F a r f á n C e d r ó n

GRAVITACIÓN DEL AMOR

Universidad Nacional de Cajamarca
Oficina General de Investigación

J a c k

F a r f á n

C e d r ó n

GRAVITACIÓN DEL AMOR
Poesía New Age con claros visos de un neo-surrealismo levitado

Primera Edición

Universidad Nacional de Cajamarca
Oficina General de Investigación

GRAVITACIÓN DEL AMOR
“Esta obra ha sido publicada por La Oficina General de Investigación-Editor, de la Universidad
Nacional de Cajamarca, para su distribución, comercialización, promoción y difusión local,
nacional e internacional, exclusivamente impresa”.
Primera Edición, Cajamarca, Febrero de 2010
Tiraje: 500 ejemplares
COPYRIGHT © Jack Farfán Cedrón, 2009
jagot@hotmail.com
De esta edición:
© Universidad Nacional de Cajamarca
Oficina General de Investigación-Editor
1S-204, Ciudad Universitaria
Cajamarca-Perú
web: www.unc.edu.pe
e-mail: investigación@unc.edu.pe
Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2010-00997
International Standard Book Number (ISBN): 978-9972-2990-7-0
Carátula: “Lagadia Window”, © Eva Lewitus
Diseño, Diagramación e Impresión:
PUBLISER COMUNICACIONES S.R.L.
Telef.: (51) (076) (364061)
Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en o transmitida por
un sistema de recuperación, de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico,
fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso
previo por escrito del autor.
La Universidad Nacional de Cajamarca no se solidariza necesariamente con el contenido de los
trabajos que publica.
IMPRESO EN EL PERÚ – PRINTED IN PERÚ

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

QUÉ AGUA REINA LA SERENIDAD
7

7

En el prado las aguas diseminadas
Continentes de un cielo barriéndolas
Divinizándose en su puro viento
Arrastrados destellos la hierba
Rugoso oleaje al espejo viajar
La mirada yendo al Sur
Y el dolor calmando a la distancia

En verdad hoy he aprendido que deberé
Ser invisible al soplo de la grandeza
Para soportar los demás ojos hirientes
Para cruzar el oleaje del miedo
Y el dolor sin nombre
Restos de una contienda difícil
Al no encontrar al ser preciado
De oro es la paciencia

7

7

Seré en el dolor último
La fuerza necesaria barriendo
Toda amargura
En el dolor último
Seré mi otro yo aguardando
La tibieza del lecho
Para cuando aurora refleje
Lago y juncos sobrevolados
Otean su mar azul y dulce
Aves viajantes el llanto
Que da paso a la calma
El viaje retomando nuevas fuerzas
Para ser otra vez el fuerte
De la espiritualidad y las aguas

Deberé en sumo grado encarecer mi esfuerzo
Cada día por la entrega a un ser
Que representa todos
El sueño
Los espejos de calmada agonía
Al borde inmortal
De las llamas disfumadas en su bruma
De ángeles surgiendo
El dolor desaparece

7

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

7

7

Siento la cruz de los abismos
Eres la redención de toda falta insondable
Aquí inmortal sapiencia a lo desconocido
A lo abierto como unas manos de alas
En la agonía del alero
La paloma espera con resignación la lluvia

La infinidad del horizonte da su mejor celeste
Oculto en presente tras la copa gigante el árbol
Las ramas oteadas por la bandada que ya resta al silencio
Su pasado de voces y lágrimas dormidas
Todo habrá sido recuerdo

7
Caer para acrecentar la enorme resistencia de mi ser
A lo dicho para sin nombre ni oficio por la propiedad
Ni lo tocado en oro decrece lo perdido sin material agonía
Crecer si el tiempo del zumbido volvería a ser lo pleno
Élitros en asunción al vuelo nupcial si la mañana dora
En la amada temblando por la aproximación de su espíritu próximo

8

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SI PÉNDULO ES A ÁRBOL PERDIDO
26

26

Barrerá la vista el agua extendida en el pasto
Figurón estólido cómo va quedando
El cuerpo que deja la morada vertiginosa
De las copas desviando su cercanía
Es fugaz el encuentro

Estampada imagen de ramas oscuras
En vidrioso iluminado firmamento
Ascendiendo olor fresco la Tierra
De continuo bendecida por lluvias anteriores
Más indica término inexplicable alusión a lo perdido

26

26

El movimiento de una música
Pareja a la nebulosa mañana
Su continua asociación fulgida
En lámpara si su espera no atina
A la quietud sino al movimiento
Que es fondo es oscuridad
Conmueve si merecemos
Una átona forma de contemplarnos
Hacia dentro

Tanto el mal como el bien
Sagrada alquimia de la espera
O la cadencia del parpadeo sucesivo
Pasos se reservan su cuota de espejuelos
El piso está midiendo la altura de los cuerpos
Que danzan y recitan el colorido de telas
Sobre el esqueleto del árbol al viento

9

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

26

26

Corazón conectado a los cables transparentes
A la altura del miedo su noche derrama baba
Desesperante altura de sentidos maltrechos
Rugosos su estría está en proferir palabras
Ignominiosas letradas en su son alterado
Ah las cruces paradas justo en perspectiva
Directamente hacia el destino
Alejándose cada vez que la cercanía se aproxima

Viraré en secreto conmigo
Mente a mil por hora
Un cuerpo apareciendo/desapareciendo
Lugares sitiados en su tiempo sucederse
En perennes comarcas de sueño
Ebrio al palpar blondos senos calientes
Desatado en piel quemante
Derretidas manos posicionan
Sus banderas conquistar un monumento vivo
Es abrasadora fuerza
Y el beso signo puede ser un astro
Entendido como vuelo

26

26

Ciega luz alba
Su contienda son negras hojas
Aferradas a su espina dorsal
Árbol humano
Comienza su ascensión un dorado
Fulgiendo del río empecinado en su transcurso

Aguas veloces bañan el cuerpo alterado
Sinfonía sueño
Dejas líneas en sempiternas extensiones verdes
Anegada es la sombra sucesiva

10

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SIGUIENDO LA MANO ENCONTRADA
1
3

1
3

Esquirlas de un plomo derruido
Descienden
Aves
El ala de su desaparecer
Aves
Prima el secreto de volver a enredarse
Selva recién levantada
De una forma
Es la forma
El instinto crea el asalto de una realidad
Pero esas voces negras en lo alto de la encendida tarde
El alto de un dolor
La continuidad saberse ileso a la penumbra
Una mano persiguiendo hasta encontrar su recóndito camino
De la otra mano
Al tanteo llama una mujer dormida
Y el hombre que despierta

Parece una certeza merecer
Sucede por inercia
Merecer la mano siguiendo
Hasta encontrarla siguiendo
Voluntad de cuerpos y su mutismo flotado
En este tránsito sucede
Sigue su nombre
Y signos alterados

11

1
3
Chica de hojuelas por la mañana
La leche se derrama
Casi siempre los trozos de la culpa seducen
La leche se derrama
Más cómodo si a la siesta enciendo los dedos de las uvas
Y recuerdo el verso de Neruda
Manos suaves
Uvas suaves encendidas como dedos

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

1
3

1
3

Si oculto la rama
Advenir es el signo
Hiedra cortada por enredaderas ramas
Y hojas sinuosas hasta el laberinto
Los anillos ya está no se pueden unir si permanecen sólidos
Dedos libres transitan la suerte de recorrer páginas
A todo esto ¿la espera puede abolirse?
No sin las líneas de fuga
No sin el lamento en la balada
Permanece
Guardaría lo que me corresponde de polvo astral o voz alada
Guardaría
Tendría que volverme al mismo frente
De lo que va
Y no recordar nada si tengo ojos para advertir una presencia

Pensado así preferiría ocultarme al adiós de las manos en fuga
Pensado así como una aventura
Aquélla aventura no es más que aventura
Creo en las fábulas
En el cálido despertar del cuerpo que se deja llevar
La mano encuentra la mano que sigue
Esos ojos desaparecieron
Eran bellos
Encontrar la mano que me sigue

1
3
Un hombre sitúa la perla alada
Podría continuar con todo el mar en sólo su caracol que lo duerme
No ser la invención de un mar más aventurado a la prolongación
Que a la imagen fáctica seduce
No serlo
Escuchar el mar en un caracol es la prolongación de su imagen
No serlo
Suena tan triste como dormir al eco del mar escuchado en un caracol

12

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

HAN QUEDADO TRAS LA PUERTA CERRADA
1

1

Es preciso surja la luz del miedo
Encerrados en el dominio soñoliento
Tentamos abrazarnos para jamás
Perdernos en lamidas de resignación y calma
Todo está mal si un leve sonido
Es la ruina de esperar
Cuando lo que desliza es pureza
Entre labios iniciados
En su tardar que sucediendo una vez
Siempre acaba con un beso demorado
Puede que un beso lo arruine todo
Alguna magia vale por sí sola

El olor tierno de la presa
Ave sangre tierna en su danza mantis
Luego de devorar la inútil complacencia
Deviene en cansancio cara a cara
Decepción de macularnos más de lo posible
Si una borrasca desaparece con todo
Y briznas mojadas
El campo derramado en su horizonte

1

1

Puede abolir la ruina de la separación
A los amantes con miedo
Al sueño de las desapariciones
Lamidas que inician su suave
Peregrinar por labios carcomidos
Hacia suelo un sonido detestable vil
La cáscara del falo que hace de mí
Un depredador que antes ha salvado a su presa
Para devorarla a solas con el engaño
De lamerla en un haz de inocencia
Puede abolir la ruina de la separación
Que la presa se deslice de las garras
Y en la sangre unas terribles ganas
De ser devorada por el miedo

Por raro que parezca todo obedece
A seguir el hilo invisible del miedo
A solas en tu espejo de culpas
Sombrías tejido envolvente eclipsado
En una ruina perfecta de espejos
Que se cruzan y son por decirlo
Eso que no quisiste decirlo por miedo
A darme cuenta de que un pudor te arrastra
O bien te tunde con ramalazos de labios
Y saliva deliciosa por una vez de cansancio
La puerta se cierra y no sabemos lo que deja

13

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

1

1

Explosiones de fuegos coloridos
En la alberca debilidad contenida
En la alberca ojos cerrados
Al destapar su alma como a contienda
De aquél símbolo de muerte
La alberca ojos su alma contenida
Quisieras llorar a solas por eso prefieres irte
Con todo el error en los labios paseando
Por esta ciudad invisible que me deja en mí
Besado y la cosquilla interminable
Verte más seguido sólo para aproximarme
Al miedo puede sonarle muy húmedo aceptarlo
Pensando de algún modo que la soledad
Se piensa de algún modo eh ahí su existencia

Seré la verdadera trayectoria que no es la suma
Ni el arco templado podría dar la debilidad de matar por suelto
Sino la unidad separando los cuerpos en un encuentro mutuo
Signifique nada la cólera nada
Barrido a las fuentes remotas del ensimismamiento
Me repliego hasta el Oscuro
La verdadera trayectoria que no es suma
Si separación significa un encuentro lejano

1
Al tanteo me aproximo hasta el centro de la rosa
Cerrada
Repulsa ante gama violenta de garras penetrando
Fuerte repulsa luego vómito aquélla madrugada
El vampiro naciente ríe o plañe entre ramas enredadas
El tiempo va quedando atrás como en transcurso
Podré esperar la sonrisa
Y la resignación esperar hasta la próxima lluvia

14

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

NADA ES LO QUE TOCA
6

6

Corrían las aguas negras de tus ojos
Era un invierno de lago y juncos
El sol miedoso rayaba en lo alto
Destellos avizoraban fugaz cita
Nada es tan difícil de concretar
Que una mujer tan fugaz
Como sus ojos negras aguas
En el ritual de una canción a viento puro

Abismal profundidad son ojos hundimiento
Más caídas para volver al mismo punto
De partida y lo que viene al pesar haberse
Desperdiciado en amoríos con el onanista
Que era uno retirado a la solitaria compañía
De unos recuerdos carentes de personas habidas
Que se ama y ya su amor no tiene única salida
Para un relevante disco rojizo girando
En el presente inmediato a la forma de sonreír
Mujer a mi lado y nunca la grata mano desliza
Su calor más próximo a la cita casual
Como sin vernos casual
Tú apoyabas en mí
Alargando más relatos para que no contuvieras
Yo
Estallaría de tanto destello
Y plenamente prado extendía
A la azul y ahilada fuente
Bajábamos casi arrastrados por dedos interiores
Unos pianos imaginarios en razones de ojos llorados
Así pueden rodar los frutos
Tantas ramas al vuelo y dejado
A la tibia contemplación de la ciudad dormida
Desierta
Alguien cree desaparecer
Nada es lo que pasa

15

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

6

6

Habría forma de ascender el prado empinado
Las hojas interceptaban la niebla restante
Lo nuestro sería el caos del agua que pareciendo humo
Sucede tras lo pasado inamovible
En toda esta algarabía de luces arrastradas viraban patas iluminadas
Eran los rastros una fogata
Sin tanto remedio se puede derribar castillos de arena
Sin tanto sufrimiento la rama es su fuente de calma este rebato
Al condensar sus oquedades el agua permanece
Y las hojas cimbraban su temblor
A otro limbo alistando su detrás su magro malvón chorreante
Ramas que se hacen a la mar de los ojos a la mar del alma
El oscuro de tanta luz que se derrama y puede bien alterar
La lucidez de las palabras
Tanto es lo que cae
Nada es lo que toca

Qué es de tantos pasos marcados
Las calles trazan sus mapas únicos irrepetibles con las líneas
De pasos
Dos personas simplemente caminando
Con esa sobriedad de los callados hacia ignotos parajes
Hablará el río del agua o un viceversa encontrado
En las fuentes primigenias
Hablará soplará tal vez
Tanto viento en los ojos anegados
Rastros mapas impregnados en un tiempo que sólo saben las calles
Muestra de una música perdida allí abajo tratándose de una sinfonía
Advertida de bruces de muerto flotando en el agua
Alzado ya de los gritos de tu padre y tundas sin motivo
Oirás la Novena Sinfonía sordo genio al rozar de estrellas
Alberca signada hacia el centro de la Tierra
Alberca de infinito a un mar sin límites
Que empieza donde la tierra no es más que
Reflejo de su cúpula cremada
Astros trazados ya en un destino tan oscuro como este
Posible razón más puede perdurar una vasta constelación
En la memoria que la idea desesperante
De tener que pertenecerle a alguien
Simplemente desaparecer como si se tratase de un extraño
Cuyas formas de canto son ésas las perdidas

16

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

6

6

Un frío sin término complace la morada de mi abrigo
Complace el frío cortinas recurrentes velando ojos alados
Música de fondo sin una clasificación usual al oidor que se apresta
A apurar su vaso en los labios ya fríos
Y para ver si voltea la muchacha giro disimuladamente
Mientras mi madre habla
Ella sigue ahí veloz en su movimiento perdido

Podrías apartar la fuente de esta sabia lluvia
En su frío saludable está el ir de largo como dejando la puerta
En el vaivén de los perdidos
Como bien
O podrías sugerir que una letra signifique algo más que la sugerencia
De una sílaba
El concepto que de palabra tiene la reflexión que surte
Un perfume de la flor habitada
Aquí la mañana huele a espasmo deferencia que en el rito habría
Que aguantar tanta sutileza
Forma de seguir en alto como sorprendiéndose del sueño sucedido
Un raro perfil perseguiría a su secuaz persona yendo sin nadie
Inventará la acera su hombre sin pasos constelados
Mapa de pasos perdurando hacia el fondo sin fondo
De la alberca refleja
El final que no se ve
Flotado
El grato movimiento de quedar
Nada es sin estar

17

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

CUPO EN LA PIEDRA LA FUENTE CUYO FONDO
12

12

Humo perfumado asciende el rostro
A las puras claridades
Sin mácula de frente
Sólo la sorda fuente abrirá el paraje
De lo ajeno no hay por qué tolerar
Tanta suerte que es la caída con pleno regocijo
Del que vuela quedarán los bajos restos
De una como aureola silente trascendiendo su carnal presencia
Hasta el espacio enteramente circular que temiere augurarte
La colmada vibración de bocanadas
Y las ristras de plata
Aspirarás de la fuente sólo la senda que te corresponda
Por si lo tuyo esté en esperar de manera redundante
Esperar como una palabra de hartazgo

Se planeó en el instante de la desaparición de la vigilia
Para nada porque ya las imágenes quedaron disueltas
No quedó otra opción que girar y girar alrededor del foco
Hasta que el amanecer fuese tragado por unas ganas hermosas
De salir despavorido por la bala que alimenta
Si derruyes el instante de ser hasta puede que no vaya contigo
El rito de la desaparición
Cada día la desaparición
Ojo poner atención al mínimo detalle
En la desaparición está el secreto de cruzar la campiña
Con un mínimo de calor entre las piernas
Llegarás a caer dentro de la oscura caverna
Como un volcán tibio caerás al fondo sin salir de esa torpe
Instantánea epifanía la del sexo
Ella volará sin calzón felándote hasta que su rito sea ser atravesada
Con todo y falda a cuadros rojos y blancos y negros
Gemirá en un idioma oriental y como una gata golosa lamerá hasta el
Amanecer los restos de esperma
Qué harás si la cita no se vuelve a repetir
Qué será de tu piedra si ella desaparece como un fantasma de agua
En medio de la ciudad fluyendo como un río que no cesa

18

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

12

12

En el sueño de las repeticiones giré demasiado violento
Hasta voltear la pantalla que protegía la luz creándome
Ya no hubiera sido nadie si la luz desaparecería pero aun así derribé
Esa luz que me creaba y lívido aspiré el aire del amanecer próximo
Y lívido dilucidé que podía respirar la línea final que guardara
Mi cuerpo un refugio casi celeste casi negro si en el limbo
Todo resiste a guardarse como el caro resplandor que cae para único
Si único tenga por plena armonía la quietud que hace ver lo que
Verdaderamente es ya no como su apariencia más sí como
La quietud permite que lo veamos
Esa verdad conseguida si en las aguas nada se mueve ni una hoja
A lo sumo al fondo la piedra conteniendo todo el lago y su quietud
De hoja arrancada puesta a navegar sin comarca alcanzada
Sin sueño navegable al primer rayo de conciencia

El torrente de la cabellera colorada del gallo petrificado en madera
Amarilla contenía la fuerza ilación enristrada como a vinilo su giro
Pregonará la fuente citada en el preclaro momento de la ensoñación
Psíquica la especie de pueblo fantasma recrudecía su morada como
Si nada fuese a pasar permaneciéndolo con un solo y mudo grito en
El horror de una pesadilla inevitable pues sí jirones de ropa raída
Que sirvió de coartada para que el animal penetre y salga a su
Gusto al vaivén de las piernas y ciertos gemidos que delatan pureza
Bocanada suelta en el aire y la respiración procede a su primavera
Artificial tendiendo hacia la punta de lo posible no hacia el cabo de
El solo final deslizándose cuerda que no pende de su cielo
Si por abajo aparece a la carrera el gallo de carne y hueso y la
Estólida cabellera de todos estos años raída por el sol casi rojizo que
Apenas

12

12

Y enseguida no dudé en derramarme de perfil a la no vista sombra
Tirarme a las raíces del miedo sin medir la más remota consecuencia
Si llueve por qué no auguraremos
El despertar que huele a floripondios
Bajo los cuales el sol enternecía
Más de una fresca y debida estancia de alucinaciones
Corrían y corrían sin seña de santo por las cruces
Pregonando lomas lejanías
Y para qué más flores si bastaría guardar
El relicario para una supuesta meditación por los caídos
Por esa lluvia de peces
En los días santos sucedidos por un aura palosanto
Por una flor grosella clavada en las espinas del cactus
Roerá el canto del pájaro en su breve grito de horror
Al quedarse sin vuelo albedrío
Merecido que tuvo al cruzar el cristal
Quedar impactado por el golpe no visto
Pasó a mejor vida y sin saberlo
Ni recordarlo algún resquicio emigrante

La piedra contenía toda la fuente que necesitaban los ojos extrañados
Ya de su alma que los simbolizaba
Ya de su huevo que los permanecía
Era igual sin embargo que muriera la última gota o cayera
Era igual si fluía sin forma sin diferencia alguna por restante
Caóticos faros lamiendo naufragios
Caóticas aguas arrastrando ahogados
Era así había que obedecer al caos
Como a una flecha sin llegada
Era eso o esperar que el resplandor se quedara entre manos
Era eso o resumir en un canto al fondo la piedra que era el lago
Que eran los ojos que era el alma el huevo anhelante fácilmente roto

19

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

CREÍ EN LA VERDAD DE LA MIRADA
14 2

14 2

Derramé la suelta gota que acaece el esperado mar viniendo abajo
Traduce una salada esperanza de amargura
Así en la duna en el ojo cerrado por crear más fantasmas en tu cuello
Aplica el diente oscuro vampiro y tu miedo de siglos
Oscuro cerrará un cuervo sus alas
A la próxima noche

De un dorado merecer abrumabas tu rostro hoy que el dónde es signo
Duro encuentro con la verdad apagada de tu mejor persona a mi lado
Dispuesta para el festín o yo caído con la testa a tu espada regular es
El sueño de los desaparecidos que podrían volver admirados
A la corriente oscilante que soltando sucede anillos
Hasta aquí qué más se podría ya perder si ileso es el paso a seguir
El paso en falso lo mejor de eso
Puede que la arena movediza fondee sus aguas
Sólo tócame extrañando el suceso destello el mover en una de estas
La página guardada bajo lágrimas
Sé que tú lo estarás ahora
Y volverás oleada inclinada como tallo soplado pregunta tarde
Temblando
Será suficiente harina que demoler
Mientras se mira la disuelta lluvia reseca
Ojos que ya no deslizan su azul e ignota fuente
Símbolo de un mar seguro y su sal de recuerdos
La más desnuda verdad perseguida

14 2
Bien visto puede que cerrara su altar divino que no nombra los dedos
Sueltos por debajo del asiento al promediar el ojo plata el espanto
Si roer y roer el queso menguante se formará en un fatigado sueño
El sudor lamerá de dientes o colgajos de leche desde tu boca apenas
Temple rostro seguro seguir el pie equivocado la grupa jugosa que
Hace falta cuando ya uno ha entrado en años y no carga más que
Soñal almohada esta perseguida fuente del proceso no carga más al
Rebufo hosco insomnio su confusión atestada de vagidos y vueltas
Al promediar el agua de la espera el diente menguante el cigarrillo en
Espiral los dedos de la espera caracol ascendente en zonas escaladas

20

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

14 2

14 2

Deshazte de la ruina
No poder esperar sin cambios urgentes que van asiéndose
Sus manos continuas manques de abrazo conspicuo
Aferrando astadas banderas blondas mariposas
Migran hacia su infinito de ruta
Mariposas ahojan la verde contienda una tarde en blanco perpetuo
Con sus ramas de hojas iguales
Acaso vertical suela derruir
La fuente primigenia su dote más de peregrinos amanecidos
En su plomo corazón firmes
Hasta que todo comienzo toda ruina
Embistiera el fanal tardo lento
Noche espiral cálidamente espinando
Lo andado cálidamente
Derramado el fuego de unas rosas amargas

No seas tan cruel
Mirar como quien pierde la dirección de lo perdido
No seas como si deslizadamente te bajaras las ropas
Descansando sobre mis manos
El mejor recuerdo que tendría de tu cuerpo
Así a lo lejos
Así cruzando la barrera que tienes de ser paciente
Mientras te hundes en mi antro perdido de sombras soñadas
La imaginación jugando un papel demasiado precario
Para tan distinta manera de curarnos la descendente ceniza
Danza ahora sobre las mesas
Van siendo tragadas por la mañana que es inicio
El bar apenas quedó con los restos

14 2

A las primeras fuentes de tus ojos
Acerté que el alma del hombre sólo es capaz de existir si mira
Negando en un instante todo lo que existe
Si es capaz de un solo arrebato
Hundirse para siempre en las fuentes de espanto
Dirección astral
Convergencia
Símbolo de la verdad a veces
Tan única que regara la tibieza de sus colores
Una tarde sin lluvia
Única concreción del miedo próximo
Dos manos el ave surgiendo
Divinidad asombra
Nube fuente espera próximas azules gotas de un mar
No emerge
Se desliza enormemente distendido
Creí en la verdad de la mirada

Ella apareció de negro fugaz en el vuelo del taxi
La llevaba hacia una despedida
Acaso a un holocausto de cuerpos rompientes
Membranas aparecieron temprano
Eran quimeras de que la virginidad puede que sea la paradoja
Cubriendo la entrepierna final de lo narrado
La bella paradoja de un miedo menguando
Sal de los posibles emigrantes y estólidos
Leprecaunts hincando al paso luciferino de la dama láctea
Alrededor pequeños caballos abrevan de una forma diferente
La podrida fuente guarda maldiciones

21

14 2

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

VAN MARIPOSAS A ADORAR SU NACIENTE
88

88

Suelta las cruces en la infausta noche
Arreciando imposible de una vuelta
Hacia la otra cara permaneces intacto
Qué culpa puede ser más ruina si vuelto
No eres más que Jano improvisando
Máscaras en muchedumbres permanentes
Azuladas en pura fresca armonía
Lo siguiente será el beso
Días en degradé asta grito espeluznante
Un perfil azuzando las manos echadas
A una suerte entre la hierba

Decidido a adorar una imagen viva
Reluciente en el filo de un amanecer
Hacia esa imperceptible plenitud
Que conoce la mariposa en su único día de vida
Tal vez en el vuelo se conozca esa aparente realidad
Al miedo recurrente llegada aquí en voces desoídas
Qué limpia trascendente mañana aún queda para adorar
Sin miedo sin color de fuga ni sonata
En estaciones de alas calmantes ahora

88

88

Veré la verdadera ruta
Cohesionado peje incita
Devastación cromática
Los saltos amanecidos
Desiguales en la forma
Dormidos instándose
Propia sombra per se
La desigual armonía
Incolora del agua

Al filo de los dedos intactos anochecidos por la otra mitad
Incandescente de la Tierra parece llorar ahora calmada
De un dorado cristal recurrente en sus ilaciones ternurosas
Abracadabra dedos mostrando su cerrar al alba esos hoyos
Insondables

22

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

88

88

Decir sinfonía en pleno vuelo equivaldría qué más da
A una agonía indecisa de por decir fenecer al puro caer de una gota
La saliva no indica peor miedo que la siesta a la locura
Permanencia podría volverla toccata de fuga cosa abyecta si sigues
Puro humo agónico los dedos remarcando más viudez pálida forma
Entendiendo así como ocultando posibles transgresiones
Enterrar pasado vuelto signo oculto más bien sugerido
La punta del iceberg y su monstruo helado estrangulando palomas
En un coche para niños va como si no cundiera la tarde su derramada
Fuente de las ensoñaciones luego del banquete spaghettis descansa
Apura sus miedos demasiado varoniles así el oso interior gritara
Aduciera más un aferrarse a las lágrimas
Suelta guitarra y la percusión ignota
A las posibles ensoñaciones hacia el miedo de una calavera enterrada
Así posible caverna iluminada los cuentos van ahí en sucesiones
Desesperadas historias o su altercado de bruma tanto por partir
U otrora advertiré que la medalla me ha llevado por ciudades
Remotas en la distancia imprecisa borrada quizás su forma acaso
Endecha cerrada pero un poco escarba a la sugerencia
Del mal sueño hacia el grito indeleble circulando in sangre
El corazón y su redoble llovizna lejos tanto así la gota es fuente

Recurrir nuevamente a una renascención posible hacia sus escalones
Atados permanecerían frente a la posible taconeante ánima gastada
Será la posibilidad de estarse a campo traviesa
Con el amuleto anzuelo
Posible será que devuelvas lo rumiado para pronto feedback
Reptado a su propia situación deseando el vuelo permanente
Alisarán sus élitros rozando el nivel de la película de agua
Alisarán su cuerpo informe derruido en las rocallas en el fuego

88

88
Qué situación ameritará romper la cápsula y salir despavorido
A las suposiciones verdaderas de ser la sombra recurrente
Alisa su forma de poner a los colgajos a los puros remanentes
Estaciones tener tanto signifique vuelvas al principio
Ovillada en la hoja alimenta verde espinoso
La belleza impondrá su informe agonía

Logró reunir a las bestias
En su discurso imploraba quizá difuminaba
El perfume de los dormidos
Así se tornaba profundo encuentro a lo lejos de un rojo quizás
La hermosura se la encuentra en imágenes que podrían ser
Verdad Amazonas implacable reluciendo el cuerpo a la agonía
De un sol demasiado débil para enfrentar razones un poco disueltas
Si se ve que ahora las cabezas encendidas asienten y declaran
Su peor razón para refugiarse en el olvido apagados de llama quietos

23

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

EN LA ESCENA DE LAS DESAPARICIONES
14

14

En la traslúcida escena cristal soñé que escindía
Levitaba hasta un grado mayor
La caída astral que merece el cuerpo desdoblarse
Puede ser seguido regreso
Hilaba en la fuente una araña de agua sus patas
Alcanzaban pleno cielo abrazo pleno
Concreción de cromaticidad opaca y ácuea
En la traslúcida escena me doblaba esperanza
Tallo en flor
Inclinado bajo el ave que no pesa

Sin embargo desoía el lamento
En las montañas unos cánticos negros hilaban
Su humo en la molienda café en la azul idez firmamento
Sin embargo qué es ahora qué es tiempo qué es viento
La campana migra lejos de lo mirado y ahora volteo a las aguas
Agitadas parecían aflorar su lamento
Flotadas de una invención divina
Era de los desaparecidos o virados en su aflorada margen
Como quien pierde la cabeza hacia peores desgracias
Una forma de aceptar este mundo otra la manera soportarlo
Vivir no es plenamente estar vivo ni plenamente convencido
Así podré ver que
Ninguna contienda es más inútil que su amarga esperanza
Así convencido de que algún día pueda que llegue
Esa ansiada musa desaparecida ignota y rebelde
En mostrar ese lado
Enigma
Luzbel arrepentido humo ascendiendo de los mismos abismos
Así convencido ya de que
Ninguna esperanza puede ser más verdadera que
La ilusión de los sueños transitados
Algodón de azúcar o su forma de lamernos cada cierta madrugada
Los gatos famélicos helados sabrán que amarse no es tan cabal

24

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

14

14

Podré auscultar el templario en descenso de un corazón menguante
A badajo agónico desesperante
Mañana podré verte si me asomo
Sin quererlo a la fuente de un día sagrado
Advertir sabré que no hayas llegado
Advertir sabré y resignarme a las gotas
Su sal inevitable partirá hacia la sabiduría
Que el mar espera partir sabré
Que hacia el mar espera y no es bueno
Repuntarse hacia sí como toros bravos
De la sangre a una mayor y trascendente herida
Por saberlo de una vez y nunca volver
Saber que nada más importa que lo sepamos
Saber que nunca importaría más desaparecer sin rastro

Migré hacia los abismos derruidos
Los acantilados adónde todos iban
A terminar con todo lo animado
Las uñas los pelos seguían su curso
Después de días la vida sigue y multiplica
Después de días pára como agujas temblorosas
En el templario panal rojo y roto
Estro de latidos y siguientes amargas claridades
Un olor suave me dirá que la rosa no existe
Más que como su símbolo
Lejos
Sabré aspirar los tallos y folios con tanta presunción de la agonía
Sabré a espanto
En las horas del recinto perfumado acallará el miedo a lo oscuro
Sabré decir que plañen las agujas

14

14

En la escena de las desapariciones contemplé el alma perdida
Seguro que perder el ánima pálida consistiría en abrazarnos todos
No seguir con esto que nos califica de segundos y rastros
De segundos y rastros
Para un viento arrastre toda petrificada alma que contiene
El símbolo del alma como una húmeda
Viento de claridades expandidas o lo peor del lamento
Asegurando la aparición próxima de dos hermanitos en la puerta
Del templo ahí como si se tratara de dos ratas muy monas
Del templo ahí el corazón y sus notas desiguales
El grito carcomiendo una figura desigual
La escena próxima la escena

El corazón es pleno es augurio amarga complacencia
Si uno desiste al declinar con oscilaciones frondas
Crucifijos o espinas de lo anegado si uno aquieta amargo
En la búsqueda por menores cosas ablandará una negación vasta
Para nosotros
Será que dora un atardecer próximo su noble guarida
Un corazón de oro su guarida
Será la plenitud antes que al abrazo
El encuentro antes que un pie al olvido

25

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

14
Campanas del recomienzo
De un inicio intacto que termina
A esta parte un comienzo
Cuando lo que anota su curso desigual no es precisamente paso
Avizorar la fuente ignota de las aguas hacia arriba atenuar el paso
Siguiendo la claridad es seguro es necio acallar de negado
En la corriente
El corazón el recomienzo
Los latidos son la fuente amainando
Algún día todo termina
Y los latidos recordados

26

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

ADORÉ LA ETERNIDAD EN TU MIRADA
84 23
Petrificados por las miradas
Un instante los ojos un instante
Los ojos volados esta verdad
Creo ciegamente que los cuerpos
Se dan por el alma si miran

84 23
Asienta su río de cielo diluido
El instante el serpear de sol
El río que va desde las montañas
Sagrada el agua naciente hacia
Salada matriz serpeando centrípeta
Hacia un remolino es necesario
El encuentro que no hace la suma
Intacta y su esencia no es mirada
Tampoco rescoldo de la bestia que te habita

84 23
Frío angular pasado frío adelantando el rostro más impregnado cristal
Agónico en su ruta de paso estaríamos si no fuese que viniendo
Un globo terráqueo se alza en un gas habitado hacia un vidrio que
Carcome la fuente englobando cuerpo englobando círculo volátil
Y no reptando es que se sitúa en la premura del yeso adorado no
Hábilmente las estatuas cierran los ojos a la oscuridad de sus ojos
Cierto uno se queda en la mirada petrificado verdadero petrificado
Habrá un lapso un Eón que pueda abarcar ese espacio divino
Acaso habrá una eternidad que no pueda enterrarse entre las manos
84 23
En una cápsula ácuea habitaba prescindiendo de alimento y de miedo
Los pasos de la matriz me llevaban a una luz casi inescrutable por
Yacimientos derruidos y el oro goteando por acción grávida del
Presentimiento blandamente me derramaba el seso
Y era por decirlo de una línea el creado para volar sin alas
El creado para seguir bajo los pasos maternos tan tibio tan claro
El creado por los pasos maternos suaves lácteos en su transcurso
Tan divino el antes de nacer tan blondo relampagueo de
Reminiscencia sagrada es la pregunta si caeremos en vida pasada
El ahora simula distancia el ahora es paso fugado el ahora
Sueltos tintineos elucidaban que podría migrar ilusamente al vacío
Pero tenía que venir al mundo quererme asir a las manos o sus voces
Unas mujeres de negro hacían de mi destino un amasijo a su antojo
Creí en la abrumada vida y ahora habito sin mayor responsabilidad
Que urdir palabra alguna nebulosa alguna conteniendo quedo

27

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

84 23

84 23

Un mundo gravitando
A los oídos parece cierto
No es la apariencia la que dibuja
Vidrios resquebrajados
Contenidos por el vacío
Si brilla la esfera es un hecho volver
Al principio soterrado
A la rotación segura
Envolvente

Adoré la inanición de verte
Eras Luna eras cráteres sin fondo
Aquietaste de dos parpadeos al mundo
El ritmo de mi corazón mi redoble inusitado
Fue la eternidad una vela que se ve en la oscuridad
Fue la oscuridad la vela extrañada
Adoré la eternidad en tu mirada

84 23
A mi paso llamaban las criaturas ahogadas
Gorgoteaba el agua henchida por su calórica
Sobrevolándola como a nivel quién daría más remo a lo esperado
El agua dirá un lenguaje húmedo entrepierna volátil el agua dirá
No es la espera si no cuentan las aguas torcidas en su paciencia
Borrado por alcanzar más apremio
Esto sucediendo creo dilucidar vuelto negado a mi propia espalda
Vuelto como sin cabeza como ojo por ojo perdería por siempre
La imagen cerrada por un ojo vertiginoso vuelto en sus pestañas
Adorado en su levógira pupila adorado en ser la confusión el caos
Espanto que tendría que ser guardado muy en el cetro hundiéndose
En el lago en donde se situará la morada

28

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

GRAVITACIÓN DEL AMOR
18 7

18 7

Relatabas como un final
Una sombra recreando
Su perdida ruta
De continuo esperada
Trascendió que al parpadeo
Se deslizaba si lo ibas
Percibiendo

Confusión intacta
La cáscara giraba
En su vacío giraba
Podrían haber advertido
Unos ojos bajos
Un rostro terso
Yo lamía una miel que siempre
Traduce la espera y da un vuelco

18 7
Era su colisión su manto
Esperaría acaso el advenimiento de la fuente
Sobre el bosque diseminaba su ruta la senda cristal
El lamento regado la tarde
Naciente de luz desde la misma huida
Tras la montaña la certeza vibraba
Tras la certeza un agua esperada estaba quieta

18 7
Instigaré por desigual
Al querer esta desgracia
Estar pegado a la sombra deslizada
Por un parpadeo sé y sé que sed me aloja
Las arenas vuelven y hacen sus paredes devuelven
Parajes de un dopado frente no aloja
Parajes de conciencia pernocta
Una a una las estrellas vuelven
Y se ven como en noches alteradas
Lo arrastrado del beso está próximo
Soterrado próximo a una emoción encadena
Tan frío es estar como olvidar que es dádiva la fuente

18 7
La fuente de un rostro trasluce esperanza
Fatiga
Una confesión es un sueño
Paciente en su altar de promesas
Confesiones tal vez
De largo una sombra es su espera
Si vuelve
Si no prodiga más que palabras de aliento
Para sí
Tal es la regresión a un pasado imborrable

29

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

18 7

18 7

Séptimo lugar para adorarte en distancia votiva
Desigual en los frentes bajos como siempre
Dados a expurgar una culpa no relame
Ni colapsa
Dudaré el pie que se da hacia toda la legión esperada
Destellos aparecen
Ciegan el camino que aflora desde los fustes encadenados
A un cielo no detiene no es sucesión y tampoco inútil contienda
Por saber qué sucede en un interior remoto viraré hacia lo perdido
Pondré cadalso a un averno devuelve

Sangre esperada sumida en un decidido
Devolver la rabia la inconsciencia de amar
A la pura gravitación del amor
Qué es ser tú
Qué yo devuelve su espejo perseguido
Cuando el asco de la distancia nos une más
A la locura de una canción esclavizante
A la sangre recorrida por la rabia devuelta
A la sangre que se sabe recorriendo su premura
De inmortalizarse que llega o se desliza
Desde los bosques iluminados
La noche se atreve a callar
Los pasos se aproximan
La mañana ciega su canto

30

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

EL OLOR ACRE MARINO DEL OJO SEXO NO VISTO
3 12 3 08
3 12 3 08
La presión equidistante a un levitar en fondo marino
El observador asciende dejando sus ropajes deslizándose
Hasta el miedo de una magia precedente
Una fiesta de percusiones y de gotas cayendo en la caverna
Falsía enterrando el pie que no se sostiene
Constelación cuadrada
Semeja levógira naciente de círculos perfectos que forman la figura
Esa técnica altera la aproximación del ojo
El alejado de la imagen
Puntos sucesivos develan los colores
La precisión de estar pleno vidente
Y una lluvia desigual lavando lo vivido

3 12 3 08
Adoré los pechos suaves
El beso profundo como al caer interminable
Fue difícil olvidar ese olor acre luego del rictus corporeus
Ella admiraba bajo mi peso las sensaciones ocurridas
Al cerrar los ojos
Caer profundamente en un sueño
De vómito hasta el punto G
La peor consecuencia sería remitirme a lo fáctico
El miedo habría podido brindar su mano faltante
Su cuerpo ausentando los sollozos

31

Suavidad
Piel arde con una suave derruida agua
Toca la fuente
Los círculos se expanden concéntricamente
La fuente disminuye su quietud si advierte la presencia habitada
De un cuerpo flotante
Incitaré a la ruina a mis dedos
Transitaré los cristales dolientes
Cicatrizan las heridas si el recuerdo elude su acrisolado lamento
Paralaje de la estatua desvistiéndose
Apenas a oscuras
Develándose a lamidas por sediento próximo
Llegado a la carne salada acre
Un anticuario puesto a disposiciones de los alucinados
Hombres lamidos regalados por una piel algodonada
En su hundimiento
No podría olvidarse lo acre lo salado y marino
El olor de esa concha oscura no vista entre los dedos
El recuerdo imborrable
El olor del sexo expandido hasta el fin de todo acto
Oscura como la risa desesperada de una hiena poseída
En una menguada estación lunática
El sexo lame
Son ventosa y falo baba y hundimiento
La sed dormirá en el valle naciente
La sed necesaria al bosque seco de pelos
Próximos a los labios quemantes
Volver es una ruina de hierba
Un acostarse de perfil
Con la frente adorada en una estelar función tutelar
Tenderse al sacrificio de la piel suave ardiente
Adorar la pérdida falaz de lo sombrío y lo acre
La sal de la concha oscura babeada

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

3 12 3 08

3 12 3 08

Adoró las fuentes saladas que caían de la suavidad
La piel el nombre
La ruta a lo desposeído
En recinto oraban o gemían
Mariposas negras
Con el antifaz negro viraban
Cruzando a fuego raso devolvía a Uno
A su constelación de sal dormida
Lo líquido lo frecuente
Un resbaladizo y alterado
Cruzar de frente hasta los signos puros
Ella quedaba pensativa luego del hundimiento
Fue mía fui de ella
El próximo encuentro no significará roce
Acaso la sal del alma flotara en su recinto

No vio sus ojos
Eran el agua
Su blanco resplandor
Los remanentes de una sucia y ritual complacencia
Cuando la voz es eco
Cuando las dudas de carne tibia muy suave
Son el recorrido de montañas en calma
Superpuestas a un calor soñado
My mind no tus ojos my mind
Soñado
El ritual consistía en encuentros distantes infrecuentes
Era de una luz roja de neón el cuarto del pecado
Era suave hasta llegar a una cima deshabitada
Era el punto exacto esconderte luego de poseída
In my mind
No los ojos

3 12 3 08

3 12 3 08

El agua el roce
Latitud de coordenadas sin geometría sin perfil
La ruina aparece como fuente precaria de un vívido e insondable
Palpar de una lágrima
Encontrarte o seguirte sea la senda de la perdición
La destrucción a fuego limpio
Un fuego desapareciendo el ser
Volátil espíritu seguido
Creciente

Ámame
Constelada
Derretida en tu cuerpo que no sientes
Ámame en la sal que lloras y rehuyes después del acto
Tenderé mis redes consteladas
Mi universo rehecho
Dormido
Al aguzar de ondas invisibles bajo el agua
Los peces copularán en tu boca en tus oídos
Tus axilas doradas de una sal de plata
El resto de orificios serán mi reino prohibido
La Luna renace bajo las voces apagadas

32

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

POSADA AGONÍA DE UNAS ALAS EXTRAÑAS
*

*

Ceniza latiendo
Su amplia caída diseminándose
Las calles anegadas
Su amplia caída con todo y vuelos punzantes
A lo bajo
A lo migrado
Y un celeste que se entierra
Disemina la ceniza ácuea
Las alas poco a poco se hunden
Al precipicio
Y vuelven
Se repiten

Estuve solo
En el responsorio final
A la hora de la paz alada y del beso negado
Anduve solo
Extenso en el lugar
Todas las manos
Todos los brazos se atraían para sí
Mientras yo estuve solo
Las plegarias no sirvieron
Y de adentro proliferaban maldiciones
Yo cancerbero endurecido tintineaba las llaves de mis malas acciones
No pude disimular bajo las gafas el odio que sólo era posado cuervo
Nunca el vuelo nunca el aproximar
Todos los objetos sobrantes al averno
Guardé mucho odio sin volar
El odio posado era todo lo que podía sobrellevar en el templo

*
Responsorio
Alrededor las cegadoras alas carcomen la paciencia
Diluyendo
Una fina lluvia parece sembrar de huecas flores
La tierra calcinada

33

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

*

*

El templario de las luces
De largo al transcurso como la mirada líquida
Derretida en los rápidos
Venas transparentes
Corazones fluidos
Un lamento da para soñar
Un sueño da para ninguna línea
Extensa
Aguarda una nada imposible derramar
Agua
Forma
Agua
Era deleznable todo
Salvo la luz que irradiaba
Salvo la mirada que podía derruirlo todo

Amplio es el dominio
Sólido
Peso
Piedra caída a los brazos
Nunca dejes para hoy lo pasado
Un pie en la ruina
Un parpadeo en la desesperación
La ruta repetida
Lugares interpuestos
Conjunción de la aguja inalcanzable
No podré pasar de largo
No podré ser el alma habitándome

*

*

Sabía que un recuerdo negaría todo lo posible
En la estelar red constelada una argenta agonía yace
Negar todo lo posible maniatarse autoexiliado
Al fluir voluntario las ventanas apagadas
Sigilosas ruinas indican el camino
Las flores apagadas no vuelven

Sabía que vendrías
Lluvia inconsolable y derramada
Tan igual como siempre
Tú misma
Yo mismo
Tan igual como siempre
En la repetición del grito subyace el parpadeo
Y nace en el sino la flor del abrazo

34

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

UN GIROSCOPIO ALTERANDO LA IMAGEN DEVUELTA
1
7
2
0
1
Giré demasiado
En los reverberos del vaso una vasta zona de encuentro
La vela continúa su opaca precisión
Esa luminosidad sagrada que devuelve la luz creada
Ese alterado y ruinoso enjambre de recuerdos
Las abejas hacen de la mañana una luz de oro
De la miel surge la vida hurtada a un sueño distante
Desde el pueblo las casas sumisas que otea la altura
Que a los dioses alimenta
La cámara capta su rojiza estación
Allá en otra escena los árboles en fila arrasados por un viento
Altamente lesivo
Su cielo más deprimente que un Lunes en la mina
Plomo rata
Había tanta y corriente agua en las cunetas que muy cristalina
Giré demasiado
Pude haber dormido lo suficiente para despertar
En la tautología redonda del espejo

1
7
2
0
1
No estaba tan lejos
Para variar alimenta
Es dañina para esta lírica sustancia
Aquí y todo
Obturado el adiós para siempre
Los barcos flotados en su extenso distendido
Sonaba a cristal ascendía
Castillo que cruje a la temperatura
Sonaba a cristal y ascendía
1
7
2
0
1
Habría que amanecer de nuevo
Vil crujiente amanecido
En la temporada de encierro la sudoración ascendía hasta el grado
Los polos achatados se esparcían hasta encontrarse
Y surgía el polvo del acabamiento
La terminación final o qué es esto

35

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

1
7
2
0
1

1
7
2
0
1

Las raíces verdosas colgaban de los árboles
Ahí vivía la esencia de las orquídeas
La calle que va podría ser el abismo tantas veces buscado
La esencia
Gritos de lentas penurias en el bosque oscuro del alma mientras
Era agónico el transcurso del agua bosque abajo
Los despeñaderos sabían a un nombre perdido entre el follaje

Encontramos una espada
Era Venus
Convenimos en mirarnos
Por espacio de tiempos sucesivos y opuestos
Fue el tiempo la celeste armonía
Transcurriendo el oleaje inmenso
El celeste campo refulgiendo de almas blancas
Soplaba desde el estuario una frescura a muerte
A vida esparcida
En una ruina de esas
Fue el tiempo
Un corazón temblando en una estrella

1
7
2
0
1
Supe que siguiendo la luz lejana en la montaña te encontraría
Los gritos alarmados desde afuera de la hueca superficie abordada
Sabía presdigitar los hilos de tantas marionetas
Sabía que eran de una similitud que alteraba los sentidos
Doré la rueda con sus colisiones mandala
Hecho a desemejanza el justo el propio y descerebrado
Hacedor relamiéndose
En el Séptimo Día todas las olas del mundo creado convergiendo
En el suceso donde concrecionaban las farolas las cúpulas fugaces
Al entornar la mirada abracé mi primera oleada de vida
El bosque oscuro soplaba a lo lejos

36

1
7
2
0
1
Blanca destellante en el sueño
Separado de mi doble visto demasiado
Cansado después de la caminata
Aldea Bermeja y la cruz que espera a sus deudos
Admirabas el camino de regreso como sábanas de sensualidad
Blancas & lilas al viento descendiendo
Admirabas el viento al torcer los ojos
No encuentran para sí o su interior que pacta fuga
No encuentra el rostro armónico
Los ojos tan profundos como el fondo de las cosas
Todo vierte a su cauce

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

EN UN INSTANTE LA ESFERA GIRANDO
11

13

La esfera atrae los giros superpuestos traslúcidos
En círculos desliza
Pliega su idéntica premura
Barridas ramas en su singular rastro
Tras el polvo
Austera la margen perdida

En el remolino del agua se ve que han quedado enterrados
Unos astros
Ojos que crearon su caos
Están ahí visibles para el puesto de revés hacia el agua cubierta
Hacia el centro de comarcas descendentes
Hacia nada que es como la sola vez
El giro demasiado Uno
Transmigrado y relente dueño de la dualidad de margen en la playa
Su ruta era la del animal que acecha tras sus dientes lácteos y ríe
En un temblor que delata su furia
La embriaguez que persigue la sangre
En la inverna y su espacio de hermosura
En el verde y su esperanza que una sola vez sucede

21
Las huellas no ocupaban su rastro sino que lo hacían invisible
En el malecón del río los rastros de sangre
El vértigo del cuerpo desparecido aguas abajo
Señal del ahorcado
Infaustas ruinas de casas de quincha
Barro
Chicha del invierno
Sal de la mirada veía perderse todo
Remolino abajo
Barro del frente miel de lo perdido
Sin la precisión de una muñeca de tiempo viaja la mano
Al son de agujas y su carcomer silencioso

42
Supe que nadie me daría la mano
Cuando al filo del abismo creaba pretextos para no borrarme
Detenerme un instante negando mi palabra
Mi decisión final y el tajo acabaría
Supe desangrarme en una tregua inútil
Sin comparación desigual
A mi doble superpuesto
En una botella cabían los peces sumergidos
Los ojos lloraban
Traían aguas que no merecían tanto espíritu perdido
Era el yo la bruma el giro del espejo
Si por casualidad decidía desaparecer miraba el flujo del remolino
Virando
Y los confines que seducen

37

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

35

81

A ver cómo tragaban las llamas al hueco ominoso oscuro
Oscuridad que se ve claramente como en un día de colisión
De espanto ante la verdad hiriendo suavemente
Es una ruina que no veamos cuando barren los sentidos su sombra
Y el beso no es sino el tañido del signo el espejeo del mantra
La sombra que delata
La baba que indica el sabor imborrable del cuerpo cercano
La piedra revelará cuán quieto es el sentido presto a acariciarse
A sumergirse en el intento que escapa a toda posible manera de ir
Sin identidad sin nombre tanteando las posibles esferas y el grito
Su giro demasiado intacto como si no hubiese querido
La capacidad que sitúa su frente indeciso en las paredes transitorias

Pero línea
Nunca vista a esta margen ignota
Pero línea
Perfil de astro
O su destello arribado
El peor y oscuro remolino indicando su fuente conocida
El peor mugido de alguien degollado
Estallará la fruta del pecado
Los labios serán su beso su lerdo espejo hacia dentro
Nunca sin ti
Nunca develado ante la flor del día
Ante la explosión del rojo terminado
Adorando las instancias dormidas de un campo
Y sus cuerpos exhaustos
El despegue final es un silbido de tristeza una llama de furia
Qué quedará si todo es una alegría sin pie de fecha sin día de término
Sin elipse de desgracia
Qué quedará si es todo una línea que se mira

74
Volé demasiado
Esfumado en constantes rezos y el resto califica
Estatismo de gorrión sumergido en su agua pernocta de frío
Árboles angustia su distancia de frontera su pasto de descanso
Su leve armonía lo que baja lo que devuelve la armonía se queda
La flor y el beso que igual estallan o dejan ansias de briznas
La casita de Suiza distanciaba a pupila su nota sutil y su rojo
Un cántico podría perdonar o tal vez esa voluntad
Que no cabría decirlo si decidido desciendes ante reptiles dormidos
Ambas siniestras de un día sin suerte
La caída podría indicar que es así
Que no hay riesgo sin la primera patada
La salida disparado
Una bala abierta como un pétalo de sangre
Volé demasiado
El detonante fue que me asomé al precipicio
Como quien se aproxima al paraíso sin un mapa de cuerpo

38

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

LA COPA DE ORO HUNDIDA EN LA BOCA DEL CAUCE
( )

(( ) )

Pero
Qué
Sigue
Tanta línea invisible
Y los destellos contraídos
Para cuando deslice sus atuendos
El manto incorpóreo
Una membrana cubrirá
El claro de cerro
Donde la paz del venado es una claridad extensa
Y la flor rezuma su rocío progresivo
Hasta el canto de la miel o los pájaros iguales

Qué sucedería si en verdad si la pura verdad cursara su ciclo
Enterrada la duda fugitivo el paso atado al brazo fraguado
Pocas gotas roían tanto una entrega por desigual que parezca
La boca negra de un cielo atenuado a podre cenicienta
El miedo de pianos desvencijados
Playas habitadas de catres
Azulará la rama posada el ave transitoria
Una música extraña develará que es humo el instante

(((
(( ))
Rebasa la copa de oro el Sol sobre el río y su fin vasto
La boca del río esplendente y sus orígenes de plata
Las regiones del miedo sus cauces donde se contradicen
Aguas esperadas
Una mano de fronda una caída de cabello
Bruma ignota perlada
Mitad cielo mitad mano fugada
Trascendiendo que puede haber varias versiones de púrpura
El agua un final precioso rebullendo

)) )

Mientras sigue la corriente del riachuelo sus ojos se van ahí
Fugando al son de la perlada agonía la piel del agua que muere
Los hilos presdigitaban su ruta los ojos seguían esa presdigitación
Alterado la tarde en vueltas y procesos de venida el recomienzo
La tarea de la garza blanca es dual como elegante matar para vivir
Procurando elegancia en el vidente de paso
El proceso situará su prontuaria amalgama de cintas caídas
Su tensado sitio reincidiendo en el viaje
Plagadas sombras hacia el doblez de la idea plenamente hasta hoja
Un encuentro en la arboleda
Multiplica la panorámica del árbol solitario

39

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

(.)(.)

(*)^(*)

La primera visión es errante
El asta primera del alba significa su luz total
A la cintura de la copa de oro moja el agua el sumergirse sin miedo
El cuerpo manchado por el barro acumulado
En la superficie de las piedras
Su enigma de quietud
Mientras el agua barre todo signo de movimiento
El puente cimbra la proyección del ave retornada
Al final de la jornada el cansancio de brasas apagadas

Volviendo por el camino colorado
Atrás el sudor y el silencio más sólido
En el camino transcurrirá una flor grosella
Un manto de lana en los cactus
Florecerá el amargo de angustia
El palosanto y su piedad en los días lluviosos
La sola mano señala el paso adusto entreabre la hierba
Sólidamente aparcar en una piedra sentar las penas sin cuidado
Sólidamente enterrar el agua instantánea

(^)(^)
Las ninfas se bañaban en el río
Día de mañana caliente
Y las gotas un sudor de miel transparente en las orquídeas
Sopló un alelado recinto sobre la rama
El joven aturdido quebraba su cuerpo
Hacia la visión de los cuerpos bellamente desnudos
Una de ellas tomaba la imagen de la otra con una caja de papiro
Un fauno tocaba el pífano un perro de lado copulaba con el aire
Gruesas gotas inundaron el agua a la huida de los cuerpos
A sus blandos aposentos
Ante el tronar de las nubes descendiendo
Silenciosamente

40

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

ADORABAN EL GIRO INTACTO DEL SUCESO
3

3

En la pared al borde
Incandescente
Temerarios jirones
Lo perdido
No virarán las consecuencias
De lo que pueda devastarme
Sin ilación supuesta de grito
A las libaciones de angustia

Amanecía la ruta por donde las flores serían un abrazo
Al terminar la historia se tornó el mismo regreso
Cíclico bien hecho como si algo cerrara y no pudiera desatarse
Insondable
Uno mismo amó ser su enemigo
Los frentes bajos
Aireaba el temporal del abrazo no se sabía cuál era el enigma
Los dedos arrastraban el péndulo
No se sabía quién partía

3
Qué puede sortear un paso el doblegar los brazos en el frente
Hostigaré las bifurcaciones con mi voz en relato
Y será lo consabido
Una esfera traslúcida o aguas de su péndulo
Traían las casualidades pormenores velados y el asunto doblegado
Restantes ablaciones a la zona débil a lo bajo de guarida del corte
Permanencia giro espejo a la rama
Digno precario caerá oscilante el fruto
El árbol que lleve larga historia de sucesos

41

3
Si la pérdida crece
Alistará su tropa doblegada una marea de brazos
Y el remolino que a su nombre borrara
El corazón la fruta permanente
El dulce o amargo de la vida
Un corazón una pena borrada
Y el brillo solar de los ojos que perdieron
Todo indica que el fin va primero

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

3

3

Pero habría negado el derretir de las pupilas primeras
Devastó su herida mojada
Algo como de giro de ojos quietud de un frío no devuelve
Tolerará el roer inacabable de un diente de sombra
Serpeada como en vilo descendente
Se asume que el epílogo se fue desvaneciendo
Y los cabos habrían de juntarse

Qué sería
Uno al estar solo se preguntaba siempre
Por esa misma respuesta
Amparados por la separación inevitable
Resistían al miedo de encontrarse
Frío era estar sin ciego de guía sin mano de bosque
Alterado retiro el inminente convencimiento
De que no hay dos almas iguales
Y cada quien seguiría sin preguntarse nada
Sin nada responderse

3
Miró un amanecer sucediendo al viaje de unas manos tristes
El paraíso negado el fruto devuelto al péndulo que sigue
Doraban sus noches duales sus nobles estivas de un viaje aquí
Líneas serpeaban la ruta conmoviendo su brazo
Era el camino apartado por el dedo
El roce continuo de la vela sucediendo

42

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

EN EL PLANO EXTENSO DE UNA FRÍA NEBULOSA

Era meticulosa la presencia
En los chasquidos inferiores el agua tornaba su nebulosa helada
Su rara gaguez de espanto como bajo una piedra la lengua
En el laboratorio se sentía ese gélido desespero por el transcurso
Su unánime aversión por el párrafo corto
Por el lugar adonde iban los puntos las muletillas necesarias
Pura presencia de ignominia enfrentar su juego de cruces
A la húmeda estación que terminaba
Y los barcos con sus luces surcando el oleaje
La variación infinita de los faros
El transcurso del oleaje y esto que termina

Cerrada la herida abajo el puñal y su roja esperanza esplendiendo
Más fuego el seguir las aguas errantes de una inferior convalecencia
Denostaba aguarnos al vacío
Esto de la herida la pregunta de hielo el iceberg como respuesta
Virará el último destello en el ojo de oro
El fruto reseco el falo menguante cuando toque a sidérea armonía
Esta razón de un polvo recurrente de azogue de un hito descendente
Indicaba su destino como un mapa señalado por dedo tácito
Era que seguían aflorando más gotas
sobrentendido

En esa temporada de parición de alumbramiento
Que todo humano concede a su presencia
Tiempo ha remoto la fuga impersonal de la morada gritos más abajo
Sustentaba su dorado en flor su vuelco impenitente de astros
Era de seguida peregrinación flancos abajo
De unas a otras extremidades se esfumaba el canto repleto de cardos
El solar donde posaban excrementos en ritual de vagabundos
Las hierbas en constante marchitamiento hacia el Sol delirando
Por el viaje del manto granizando
Toda blanca extensión y la vaharada de enfrente

43

Pero qué era si a lo sumo indica todo un recomienzo
Sería que ese frío llamaba al cuerpo a sagrada energía
Era que la fricción de la nebulosa helada ascendiendo
Una delirante fuente de mansedumbre y lo que sigue
Podría volar la corteza cerebral con todo y su tejido de venas
Aceptaba esa pesadumbre como hendiendo la funda
La daga permanecía presa del escarnio de rojo

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Una punzada en la rama del puñado de plumas
El ave verdosa se alimenta del fruto prohibido
Son las once menos cuarto o algo así
Una presencia al menos para lo que fuera rasarte
En medio del cuenco azotado por el movimiento
Austral de los cabellos más ennegrecidos que esta costumbre
Hendida la herida recurrente el calor de la agonía
Entre los suelos abajo la voz llamaba al canto

Sinfonía clara del término
Aire envolvente de una tibia continuidad
Afloraba la voz caída la pérdida del halo mediático
De un placer contenido
Nebulosa o extraviada niebla era por seguir que me recostaba
A una pared espantando
Seguro de perder mi eco mi sosegada fuente que tengo
De crear la energía con los dedos
Seguro de perdurar sin fin el proceso había acallado
Era la justeza de cerrar el instante al vuelo del destello adivinado
La voz interior y su calma contenida


Romería al linaje de un soso vate
Al calor del mediodía
Extensa extremidad que va de un lado
Colegida fuente de amargura
Un revoloteo de huesos un chasquido de alas
La pregunta es la siguiente
¿Parean las fuentes iguales o rayan al vacío
Plumas que son extensión de la pregunta?
Lo que vendría luego sería puro sinfónico
Desgañitamiento horror de no nombrar nada
Que se degrade en la distancia
Yo por mi parte continuaré rayando la nebulosa
Antecede a toda partición a todo alumbramiento
Signifique la continuidad del proceso
Toda bífida armonía indicará mordedura a la piedra
Deseoso frotar de los dedos al terso muslo lujurioso

44

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SUPERPUESTAS AL ESPACIO LAS FRONDAS EXTENDIDAS
?

?

Líneas precedentes
Menguaba
Senda cristal
Situación de extraviado informe recalcitrante
So techo de permanecer mojados a supuestos viandantes
Su corriente turbia el ramaje refrescando cuerpos jóvenes
Aquella despreocupación que a uno lo persuade a que no haya
Otra cara que voltear ni ser el filósofo con la frente hacia la espalda
Plazas avenidas en una fugaz dote de entuertos como en fajo
Sumidos en segundos a porvenir viene a cuento
Por decir la instantánea voz del pájaro
De puntillas la mitad del Sol
En agónica secuencia degradando a un ferruginoso ocaso
Que no hay muchos venados tendidos
A las astas del tiempo
Tendones del paisaje remoto en su pregunta
Viento oscilante
Fosilizado peso
Pétrea amargura que evanesce crecimiento

Espino en la curva
Hacia días perdidos y su polvo
Barriendo toda brega
Por una carretera en hervor
De cierto
A unos pasos el sifón donde la pesca era de poca suerte
Y un hondo talante de que los años se iban
Para a mediodía regresar con un hambre de memoria
Imágenes de rostros pasando de viaje
Con sus planes y sus semblantes preocupados
Por si a alguien se le retuerzan las tripas
Mientras algún caminante anhela
Un grano de arroz que otro derrama sobre el regazo
Círculos de agua
Enfangada la turbidez del agua emergente
Hacia la tierra verde
Canto de bandadas como pocas veces mojaba el sopor del valle
El río ladraba a lo lejos
Chapuzón primero roce con la sirena luego del ósculo peje
La armonía del esqueleto blanco sobre el piedrón calcinado
El nylon tiraba hacia oscuridad enigmática
Dedos espasmódicos
Puente oscilando
El río no soltaba a la desaparición su transcurso

45

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

?

?

No podía ser otra cosa que el temporal
Situado en la fila inestable de un ánimo por los suelos
Amargos días la confusión enredada al cinto
Peras a los olmos
Zote a las desgarraduras de hocico
Por completar el manojo de crustáceos
El chorro frecuente era de lo más dual
En materia de desconocimiento
Deliraba en fiebre liaba el rosario al cuello del lobuno adolescente
En el ático permanecían sombras desastradas royendo la tierra
Impregnada en las cañas
Cimbradas vigas abolían la presencia del tiempo
Que no perdonaría sitiar la casa de boas
El lamentable suceso de un palomar fantasma
El cruce de voces de inicios frescos cada cual en su rama

El árbol de guaba se imponía al espacio que parecía más grande
Para los dos adolescentes sin identidad de personas
Que podrían tomar su guarida y desnudarse
Para su identidad sucediéndose en piernas entrecruzadas
Sexos llamando al calor por los ojos
Por la llama del rostro encarnado deseo inevitable
De guarecer en las montañas
Para que el sol pleno y final dé su baño de oro
A la hora de una siesta prolongada
Animalización las bestias se desatan
Urden su sangre con los dientes del ansia
Para cuando amanezca su único baño será el rocío
Devueltos ya a su estancia o reposo bajo el árbol del principio

46

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

?

?

Rodeados de casuarinas
La distancia vierte su silbido ronco
El viento calcina palabras
Una ave ruidosa entra en aproximación hueca humana
Ladeada fragua del ronquido
Unánime descansa
Cuerpo descansa
A las firmes extremidades
La gota que cae como fruto de virtud

Abrirá su fango traslúcido un movimiento
A la gruta permanente
Cirran desvanecimientos cúmulos
A dorar se repliegan
A dorar en la solidez de una luz de espectro inerme
Dentro de lo cual sucede que no es de fiar la apariencia
Nada es su forma
La apariencia podría no negar la blonda desaparición

?
En vaivén la alfombra de luces subyace a lo sideral
En la playa de troncos desperdigados insectos devorando su morada
Ese tiempo que a más recuerdo más desaparece
Queda la ruina instantánea del olvido
Si de preludiar una ignominia se trata
El grito soterrado supo contener el horror de quien despierta

47

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

LA GRACIA CONSISTÍA EN RELATAR LAS FELACIONES
§

§

Educido el cortinaje
Culpable de un canto
Egeo ese rondó trajinando la fuga
Espeleoló a más pasos en la boca estalagmita
Y no
No sugirió
Al estado próximo de regresión o su giro
El tendón procuraba espasmos
Babas que abolían una muerte lívida
En lo hallable de la cueva
Solían risas devorar todo pánico

En la flotación hacia la otra esfera de aire
Transmigraban cardúmenes coloridos
Anguilas de sangre
Las ondas sonoras allí alojadas pesaban en la memoria
Como si uno anduviera bebiendo sueños
Dátiles frutos tan dulces como asiduos regalos
Al paraíso que no viene por pura transubstantación
Hacia el cuerpo vaporizado
Acorralado por los giros de las ondas de plata
Embobado por cruzar la sorpresa que trama la pared de agua

§
§
Esperó la reacción alada
La hosca salida a lo sideral de la onda ácuea
Solió ser duda en la blanda esfera que daba a otro espacio
Columbrado por una pared extensa de agua
Al entrar a la caverna era mansa la corriente del pozo
Pero uno se abismaba sin quererlo
Era así la nebulosa del canto
Que migraba su sirena

Azorado por la aparición de mujeres desnudas tan puras
Que optaban por el sonrosado rostro
Que es pura belleza exenta de la vergüenza
Del primer paraíso
Abstenido de tocarlas por la música de sus palabras
Que era suficiente para desfallecer en el sueño continuo
Mientras dormía felaban mi miembro
Al despertar recreaban ellas la escena con una naturalidad de fruta

48

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

§

§

El espacio entre tus labios y mi beso
Pequeña mujer de agua y cruce inexacto de esferas celestes
Al migrar de atmósfera de agua encontré perlas tus dientes
Pétalos de leche rosácea tus mejillas puras y canto
Los cántaros de las géminis derramaban peces fugaces

Habría que despertar para ser nuevamente
La vela sobre la corona de lucidez
Ahora
El secreto que colige en la fuente su grito
Aullido arrastrando hasta la alberca siguiente
Proferían las mujeres puras y desnudas en la realidad
Pero los sueños eran lascivos
Lo cierto era narrar con sensualidad esas cosas
Y guardarlas en la caja de papiro

§
El espacio entre tus labios y mi beso
Pequeña mujer de agua y cruce inexacto de esferas celestes
Al migrar de atmósfera de agua encontré perlas tus dientes
Pétalos de leche rosácea tus mejillas puras y canto
Los cántaros de las géminis derramaban peces fugaces

§
El lado de tu entrepierna es el rito arrastrarse al son del hinchamiento
Ser el falo sólo el hombre que olvida su giro poético
En la gracia de ser un animal dormido eyaculando
Un giro o juego de espejos traduce la armonía
Ese eco variando su forma de excepción que tiene de votivo
Imagen secuestrando rostros originarios
Transformación de la apariencia en quimera que vive cruzando
La pared de agua en su espesa sucesión a buceo
Si la inmersión es igual y esplendente

49

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

AHILANDO PERFECCIÓN HACIA EL DOSEL ILUMINADO
380.00À8+.8.80.8ÀÀ.P+0

380.00À8+.8.80.8ÀÀ.P+0

Elegían la cita a sueltas
Como a deshora de mañana esplendorosa
Eso sonaba genial pero veamos
Haber elegido una hora no tan avanzada de la noche
Ni tan venial que digamos
Me centraba en una loable pesadumbre
La idea de vernos no había partido del texto poco afiebrado
Que quede claro
Las cosas estaban sueltas

Preferí ser tan natural como si verdaderamente sucediera
El caer de una lengua apagada como el agua
Pianos seducirían anillos demorados volutas traicionando
Al ritmado hombre particular en la palabra
Un dolor demente profería a gritos el estercolero de las horas
Blandía espasmo como el correr por los surcos
No de una corriente húmeda
Sino la solidez de una mancha derramando de plata
Que ha bajado de una corona cósmica de un enigma cierto
El acaso transcribiendo su bandera de prodigios memorables
De cánticos contrahechos a la miríada calculadora
Visibles con un solo ojo de pez desde cercana superficie
Giros de escarcha esa especie de verde tornasol en tus párpados
Doraba
Ya averiados por el dulzón sabor de tus bucles
Averiados a mi fatiga mental por proferirte como la Novena Musa
Sinfonía delicada Novena al medio de dos pechos
La boca derramando vino frutado y espesas algas barridas por la sal
Agitaban en do noche devaneos de la cuestión
Bañando de faros la insistencia
Plañían espacios en los bloques
La contienda inútil del ámbar sucedido
Podía empezar el silencio dando paso a la música final
La que no se escucha la que se habla

380.00À8+.8.80.8ÀÀ.P+0
Como si vertieran sus destinos selectivos
A esas indiferencias que los tornaban silvestres
Quedaban en el péndulo de turno
La fiebre estaba hecha la cita rodada en un semanario de fantasía
Apenas columbrando
Una timidez desusada socorría el pescante
El maderamen bajo los pies atreviéndose a rozarse
A temblarse un poco más antes de la piel desnuda
Una cita más no indicaba
Un lugar poco iluminado
Te esperé en medio de la quietud de una vela
Giros de gracia en las esferas representando las almas
Poco ocurría aparte de soltarse breves reseñas de sus vidas
Que como bien lo sabía cada uno eso estaba por morir
La capa verde puesta la fatiga de la gloria espolvoreada con estrellas
Serviría acaso de rociar la hora helada y reseca en las gargantas
La plusvalía de una esquina rodante de deshechos biodegradables
El gato podía esperar que amanezca

50

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

380.00À8+.8.80.8ÀÀ.P+0

380.00À8+.8.80.8ÀÀ.P+0

Podía como dijo tu carta ser una mañana espléndida
Para el encuentro basta la palabra que comienza
El silencio esparciendo su música
Ser o no ser en el intento
Ya un toque
Una aparición
El colapso sideral de tus ojos
En los míos

El código cifrado en la pantalla
Parecían ser peces que pasaban y pasaban en su recinto de estanque
La suspensión de los cuerpos estragada en luces
Móviles de una sugerente figura del paso
Podrías moverte hasta rodar en mis labios
Podría enterrarme en tu horcajadura de durazno enrojecido
Por el dulce
Almíbar de frente saboreaba el espanto de abrir los límites
Sal abajo la razón de enceguecer lamiendo tu fruto prohibido

380.00À8+.8.80.8ÀÀ.P+0
Canta canta canta
Frente al abordaje de una era sigue la línea
Que te enfrenta
Adoré el encuentro
Fulguraré en un futuro en donde ya no vayas demasiado
Turno a turno dolíamos de una segregada costumbre
Las palabras colándose como rayos desde el follaje bajo el sol
Sobre la superficie de la perspectiva anhelante
Destellos
Signos
Una vez odié la forma enfermiza de obsesión
Casi cedo de un paso a abrazarte de una detonación a abrazarte
Ésa podía ser la claridad
La forma de sufrimiento que socava sabiduría
Ser o rodar en el dilema
El estanque y la memoria
Surgirá el horizonte de paso

380.00À8+.8.80.8ÀÀ.P+0
Sugiérele al miedo adherirnos a los entrecuerpos
Lamernos despacio no suena tan mal como la campanita al medio
Sugieres delirar hasta el cansancio
Enterrarte en la melodía de mi bestia silenciosa
Deslizando en tus dunas henchidas
A esa hora deliraba la naranja incandescente
De un rojo mercurio como la sangre apenas borboteando en la herida
A esa hora los retazos de luz comprendían que más allá del silencio
Una especie de color nos adhería
Prometía perduración varios días tu olor sudado de concha
Tu ostra entre los dedos tu concha tu concha tu concha
La idea que tuve de convertirte en un instante
Nos emocionamos demasiado

51

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

TOMABA EL VELO DEL ALBA EN TUS PALABRAS
ÇãÑ?Å

ÇãÑ?Å

Contemplándote
El miedo se desliza cerca
A la fuente
Creas adormilados ojos
La música urdida al humo no habido
Ni la consecuencia de estar perdido en una noche
Adoraba las presencias
Así como el espejo devolviendo la mentira
Erraba y pude ver que el prado era tu rostro

Me exilio en el frío que va creándome hasta ser el feliz ahogado
Escribiendo su ruina de cristales en aproximación blanda
A cristales
Tu estado de gracia
Movías las manos en una danza opacando el humo percibido
El hipnotizado asintiendo tomando parte de la historia que desoye
Como quien se adhiere a la magia que dejas
Caracola consumida por la suerte de los cadáveres que te necesitan
Podía esclarecer que la ruina el olvido la congoja
Todo se podía desvanecer
Si hablabas sin parar y deslizabas un lado de tu vida
Por tus labios entornados
Por la fruta veloz que por tus mejillas pasaba
Un sueño seguramente contado a otro vidente
Al cual lo alejaste de tu vida
Pero que sin embargo pudo haberte traído el destino
Que hace mella en la imagen multiplica ese espejo traicionero
Caracola de saliva de fluido vaginal e iridiscencia de agua
Creo que la voz es dulce creo que asiente a los recuerdos
El velo de la ciudad muy tarde se aproxima
Recuerdo que de una pequeña cajita de música volvía embelesado
A resonar en tu boca a amarme en ti a amarme

ÇãÑ?Å
Dispuse un paseo por las montañas frías pobladas de ichu
No entregué a la sabiduría del viento mi oído amargo
De cada uno de los recuerdos perseguidos
La magia solía durar sólo instantes de tu presencia
Caída en un ala en un haz de luz aproximándose
Gaitas irlandesas tuercen la presencia del recinto
Al libre albedrío de frutas naturales girando
Esas peras de la renascención y la inocencia
Del enigma
Gravedad de la música o el alma sin fondo
Por volver Enya por volver
Crecía en una sola rosa cercenada en la puerta de hierro
Al vaivén de los nombres del viento y los ángeles sin fondo
Por volver a mi lecho como a bien lo podía haber tomado
No caer más en unas féminas manos

52

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

ÇãÑ?Å

ÇãÑ?Å

Humo del olvido es a memoria desterrando sus legajos
Cabe no un recuerdo sino muchas líneas olvidadas
Humo caracola de baba diáspora fluyente a los dormidos
Los cornetas anuncian la partida en madrugada
El cadete tiene que hollar otros reinos sin nombre
Sin ti sin nombre amri
Hice propósito de exponerme a una cita
Ya no habrá más una última amri
Las velas podrían separar su claridad apagada

Avenía llover juntos el cielo juntos las montañas alrededor de las seis
Juntura de extrañas pesadumbres disloques eternos y eternos
Del sosegado músculo de latidos anhelantes
No podía dejar derramar así los ríos rojos la pregunta insomne
Gloriaba la fuente sitiaba un grumo carcomido
Ahí el espacio la ruina el ángel a la vez dejándose para mí
Anhelando su distancia
Entre mi yo y la separación física de tu ser existe
Una eternidad que plañe
Las voces se mezclaban con la música
No era exactamente una historia
Pero sucedía sin devaneos ni curvas de neblina sucedía

ÇãÑ?Å
Pude separar la imagen suelta como en tul en descenso
Estar siquiera en mi mente o en tu poseída distancia
Entre las manos y la ruina una preciosa presencia se volvía fácil
Mientras el discurso era de un continuum inhallable un secreto
A dos caras del giro sidéreo del disco argento un sudor que altera
Proferían sudoraciones y brillos como reptados por cansada caracola
Caracola derramada de una leche de esencia
Emitían música al hablar eso era todo
Pero la burbuja se rompió con la velocidad del tiempo imperdonable
Otra vez la gaita irlandesa extendiéndose sobre el ichu
Las ánimas apagando su distancia
Aproximábase el frío hilaba e hilaba una sombra
A suelto
Por una aproximación imperceptible que se escucha
Mientras los latidos separan toda presencia anhelada

ÇãÑ?Å
Extrañas tus palabras a la entrada del alba
Helando todo signo palpitante
Ilusa tras de sí la cortina interior de tu pasado
Y la vela del presente sucediéndote
Develaba la distancia que había entre cálidos alientos
En aproximación u ocaso derramado en los destellos de la corriente
Fluyendo sin parar en la sangre
La vela del sueño dormía
Las vidas tomaban rumbos distintos

53

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

OSCILABA LA INFINIDAD DE HORIZONTES DESMORONADOS
Avizora los campos
Ritmos de edades en ramaje apretado
Dibujan sombras vértigo abajo
La inmutabilidad del río
Es desigual
Aparente

Tras la catarata vislumbran claridades
Troncos ennegrecidos quedan estampados
Tras el golpe monótono del agua
Hundimiento de extremidad o cuerpo sumergido
La profundidad engaña
Qué atroces criaturas acecharán para adherirse a tu piel latiente
El río en su plana certidumbre surge hacia un cauce promisorio
Frondas claras de sauces adormilan la mañana

Fluía el paso del horizonte y su línea alba combada
En la travesía interior del móvil
La mente acalorada iba a otra estancia
Polvo sucumbiendo a la alteración motora de los signos perceptibles
Alelado de que eso sea no más que un tul de quimera un letargo
De mano delgada y porcelana dictaba sus notas al piano de cola
Como signo aflorando al ras de la inútil contienda levitaba
En la velocidad de paso afuera en la intemperie proferida
Educía que romper la burbuja de la ensoñación era caída segura
Contemplaba la posibilidad de borrarme de mi propia apariencia
A golpe despertado

Si percibes la flor que apaga al poniente
Develarás la música surgida en encanto
Una seña hacia la gruta obliterada unos hierbajos abajo
Se abre el averno
La noche caída con esa luz desapareciendo en un sinfín de preguntas Sutil fraguada el agua y su canto
Los destellos hacen más girante lo negro
Perplejo
Más envolvente incandescencia
Azulaban en la sombra de su pantalla de astros
Dormidos en círculo fraguado por el pisco
Lámparas dejando polvo sideral a su paso
Las líneas son el mapa encontrado en el rostro levitante
Era como mirar hacia arriba perdido en la noche
Enterado de la más sutil escena corporal o ritos amatorios
Percibiendo en el día
Develo toques de manos
Lámparas iguales en el día
Ojos hacia la inverna escindida en un quieto paraíso
Una cornamenta crece en lo llano del pasto se aproxima
Iré a saltar del sueño
Iré a caer en la caída

54

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Una señal lloviznaba escamitas sin peso perdiendo lo corpóreo
En la caída
Esa vela asignada al remedio de los otros
Al cansancio de los justos en vigilia
La sola voz y su cura de boca el solo fuego deslizado de piel
El roce agudo deteniendo al río de leche espesa
En que colisiona el orgasmo
Hacia las paredes laberínticas de tu cunneus diaboli
Fragor desconocido de planetas y escorias vivas de poros abiertos
Para quedarme con vos para pervivirme en tu infierno
Profiriendo una señal una sola señal como caída en escamas sin peso
Y para que tú te quedes pensando
Al otro lado de esta cruzada de horizontes combados
Y su no infinita percepción como el desierto

La oración dormía como un parpadeo de hojas de sauce
Sobre la superficie transcurriendo en una corriente poco frecuentada
Al peso sugerido del cuerpo que cede
Al girar iridiscente de rosas perpetuadas en la última cita del muerto
Su cáncer había sido fijar las espinas
Para a una muerte natural quedar con las rosas retratadas en los ojos
Como la imagen del asesino fotografiada en las pupilas del asesinado
Ese momento aterrador la última imagen que en la vida sucede
Dos manos tomadas
Sólo el desierto es infinito

55

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

CALCULANDO EL LÍMITE DEL DESIERTO DERRAMADO
éøáãî

éøáãî

Sutil comba a relente
Su línea aparenta un sólido horizonte
La antera delicada disfuma polvos desde la corola amarilla
Pistilos sumergidos en su ascensión hacia la luz sembrada
El horizonte desleído hacia el amargo tiento de granos de arena
Que igual como se deslizan igual desaparecen entre los dedos
Médanos iguales encendiendo la perspectiva
Podía mirar que igual que cáduco era creciente
La ablación de la distancia
No era claro que cada grano conformara su presencia
Mas la masa totalitaria del desierto delineaba infinitud inconsecuente

La primera reacción devenida de las formas de la idea no es
Las formas de la idea
Que urden palabras como nacidas de movimientos
Tardos de entelequia
En círculo hacia las letras estampadas
Cada paro en el reloj de arena es la caída de un pequeño universo
Mi animal de oído vivirá para contarlo
Mi animal creativo zumbará hilvanando su proceso
Los infiernos de galaxias superpuestas
No abandoné el cuerpo hasta que la gangrena el prurito me signe
El destino de caras cruzadas o espadas fulgentes
Vaivén de hojas y la versión del árbol calculable
El paso del hombre sostenido a su árbol de sombra
Oía el insecto fantasma
En secreto confesaba que un olor o un leve chirrido indican
El paso del mundo
El derramar del desierto en cierto lecho de granos precipitándose
Sin tiempo
Un secreto a la voz del corazón redoblado
Un paso cerrado en arena movediza

éøáãî
Sabía que eran desiguales
Ritmados en descenso obliterados en un giro informe y decreciente
Varias fases de sombra varios ángulos volteando el vasto territorio
La fuente de los reptiles congregaba en foliar tesitura a lo calcinante
Devenían en la forma eólica de ondas arenas
Cada grano indicaría una forma o idea de la forma
La lenta percepción del tiempo
Era decreciente si asistía al vuelo soterrado del pálido bajo la marea
Soleada a destajo crecida recurrente de estos fuegos
Girantes móviles transportaban personas hacia las playas varadas
Algunos animales en proceso de putrefacción fósiles iguales
Unos huesos blanqueando aun a pleno sol a la orilla del río
La piedra sugería permanencia

56

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

éøáãî

éøáãî

Pero la manera de caer asido a la arena
La flor amarilla del sol y su legajo de espinas proscritas
Nada como el cuerpo calcinado adelantado por reptantes animales
Cada sesgo de seto cada montaña de tiempo en los granos de oro
Si persistía el chasquido de la mujer junto al pozo en medio desierto
Era que desaparecería al primer parpadeo
Yo me sumergí en el agua en su búsqueda
Y terminé rodeado de sus luces
Yo plegué mi relicario de ruegos
Ante la marea de su cuerpo desvistiéndose
Aflorando perfección de música dormida
Yo hice tronar el río de mi esperma
Para que ella sucumbiera al sumergimiento salado del agua emergida
Aliteré en el legajo taché una sola hendidura carburante
No había más que la carretera incendiada transparente
La sed barría los espacios

Liebe la Luna resarciendo el levógiro susurro de arena ascendente
Tendríamos que considerar el galope o el grito abajo sin fondo
La mujer sin cara blandía el guiñapo
Liebe el guiñapo resarcido por la mujer decarada a ósculo
Liebe la Luna en el desierto en el destierro
Marcas de sueño moteadas en troncos cerrados
Hacia bosque envolvente
Todo era búsqueda maravillosa
Rodar con los brazos hacia el agua moribunda
Como besando con la verdadera fronda y su debilidad rozante
La corriente devolvía lamidas de agua
Más allá se extendía el infinito de arena
Asistir al desierto interminable

éøáãî
Y aquí que has desaparecido
Encerrada en diurno suelo
Poderosa como flama no devastada en la presencia
Calcularíamos que esto empezaba como tenía que emprender
Los muertos presentes en una comilona de platos vacíos
Y cucharas levantando yantares invisibles
El recién casado acunaba tristezas profundas
En el lecho matrimonial con la madrugada ya tendida
El corazón de rosas iluminadas flotando en el lago humeante
A una lluvia como tañendo de púrpura y oro el agua
Como si toda la infinidad del desierto desbocara su sabiduría
Luego que del mar hasta la orilla se allanaba
Era así de simple
El desierto jamás terminaría su conteo perceptivo de instantes
Reloj interior como gotas de arena
Callaba mi verdad a ciegas
El desierto sucedía infinito

éøáãî
De largo y leve a la quimera
En el follaje espinoso cada trino era una persona salida del encierro
Procesos vanos obstrucciones de percepción
En una como forma soterrada
Habría los que zanjaban malos recuerdos
De frente en el rito incinerado
Había los que asignaban cada día para un grano de arena
O un instante

57

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

EL LADO REFLEJO DEL LAGO PASAJERO PLATEÓ LOS ESPEJOS DE TU ALMA

Pero qué péndulo menguante
Hostiga en el insomnio
Perpetrando una tropa de pálidos valientes
Aquésa caverna insondable alteraba los gritos
Más allá de lo que teje el paso redoblante
Puede ser un sueño la gota al medio lacustre
Sobrepasando la distancia que plena la gota
En su caída
Simplemente augurando su porvenir anhelante
Cada espejo tenía como un muerto mercurio
Su tempestad soterrada
La gota y su tañido inadvirtiendo

Sé que lo atronador del agua se resta a su fija permanencia
Ni un río en planicie no hace más que ignorar los sauces
En la ribera reposada sin un cuerpo desnudo pendiente de abrazo
Unos barcos hechos de hojas impertérritas avanzan
Como en relojería combada hacia atrás
Que es por donde empieza el porvenir verdadero
No luce para sí su eco de estampidas de enhiestas montañas amarillas
Celebrando al pequeño príncipe con bufanda riente
Aparición inconexa a la presencia negada del ser que se existe
Adoraba el eco y lo que podía hacer la luz era pura ablación
Calculable
En lo perdido de las Cícladas
Lo fijo que pudiera moverse la montaña
Hacia la voluntad desfalcada
Como en osario derruido por cenizas
Blandas acometidas desde lejos
Muy muy lejos
Ahora que la cueva pace catarata baldía
Sin voz ni sucesión diseminada

58

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Abiertas praderas anegadas de mano celeste
Abrillanta su magia
Evanesce
A mitad de lago
Permanece
Su doble
El cielo
Otra vida aparecía en el móvil izquierdo
De pasos extraviados en la congoja proveniente
Del lado opuesto lacustre
Cielo y su reflejo de agua
Mano arriba designando
Cielo
Congoja más pura que pagó por cuenta propia
Su secular y voluntario asentimiento
Hacia ruinas donde las aves nadaban sin refracción del cuerpo
Sumergido

Presto
Antelado al gallo solar de las horas
Setenta sus siete firme línea acabada
El firmamento
Danza en la pura arremolinada frecuencia que surjo
Para sido y enlodado en mi espuma de frecuencias desiguales
Como que si voy carburando más razonamientos
Igual tenderé a que se desmorone un algo
Aquel empecinamiento paralelo al mapa de mano
Silla de oídas o camas
Apoltronadas en la playa de sudores de plata
Rugido de olas
El pajarillo descree el paso mas precisa que estás
Solo y somnoliento estás embelesando
Sugería despertar
Aun asoleado
Dado al doblar de campanas infrecuentes


Qué precisa más que saber que desde la nada parte la filosofía
Del dechado en ruinas como puerco dado a la entrega errante
De sus propias perlas para nadie
Hacia la nada va la idea sumergida en encanto hedonista
Que piensa en la alterada ruina cíclica esperada
En el asta el canto persiste
Hoja hundimiento
Para los ritos he nacido para no negarme al encontrón
Con la pared del olvido
Inmanente
Persisto

59

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Tañer la lágrima precisa
Al advenimiento del canto
Si la lluvia trae recuerdos llanos
Como una mágica estación perdurada
En lo vivido
Ramas oscilantes de eucalipto
En la Ciudad Desierta entre la cápsula
Resonando en lo alto de una santidad
No curaban los presentes
Tino abajo lucidez en lo alto
Ganando terreno el maldito orgullo
Y las vanas suposiciones zanjando diferencias
Plenos de un baño traslúcido
Adivinándolo en cada ojo que no tendía su capacidad de orarse
Mutuamente orarse hasta que el rayo miraría
Que así precisaba rozarme en tu boca
Y si el sueño se rompía no habría sido
Más que una simple burbuja
Sin aire que recordar ni luz escapada de la lágrima
Sólo un último recuerdo que todo lo supera hasta la muerte

Pudieron en la marea rasante a la pesadumbre casi negra
Con leves destellos de posibilidades
Alternas a la ilusión más próxima
Abrazarse
Sin más vida que la ulterior mirada hacia dentro
Brazos separados cuerpos anhelantes de robarse un poco de frío
Para la morada que los junte
Anochecía en la plaza sin gente
Las palabras poco a poco los juntaban con una gravitación planetaria
Inversamente proporcional a los pesos de sus almas
El frío acallaba cercanía sin palabras
Se preguntaban por sus notas de Botánica
Al examen que estaba en la puerta de su cielo
Podría acaso ver cada uno que faltaba no más de una membrana
De cara al suceso del cotiledón mutado en lado izquierdo casi rojo
Paralelo al aliento que ambos alimentaban su lado menos izquierdo
Paralelos al mapa cruzado en su desgracia
Casi anochecía y el roce no los consiguió juntar
Esa soñada desaparición del momento que ya no es anhelo
Y la imposibilidad que es el camino de espinas
Por el que hay que cruzar
Para siempre separarse
El amor que de la nada llega al amor
El amor entristeciendo como un barco a lo lejos

60

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

DOMEÑARÉ LA EMERGENTE ZONA AMARILLA

Sabría reconocer ahí alta la luz de agua su derramado letargo
En la ensoñación de una voz quebrándose al silencio
Cómo difumina el alterado signo borrascas de hojas entrevistas
Ciega camino enterrado en la montaña orquídeas péndulo
Abajo la panorámica abarca todo el piano que de los ojos
Desluce
Caída piedra advierte permanencia del legajo olvidado
Enterrará frondas cayendo en mi ánimo sí importa
Descendido presiento cómo en vaivén se cruzan tiempos olvidados
Símbolos
Hoja plañendo su recuerdo

Qué quererlo qué soportarlo a la manera de los justos sin sentido
O los devueltos
Mitad distancia de esa separación que tiene de sugerir
El cuerpo que está en la primera línea de mano
Soterrada contenida en un temblor de bola mágica
Trastorno en medio circundar Tierra abajo en lecho calculable
Frondas separando el entierro sostenido letargo
Separación igualdad del Alfa y el Omega
En el principio que tiende al destierro
Jamás el destierro de sabernos inmaculados en el ardor arremetiendo
En su vasta zona intermedia arrastrada acuosa no pedida por nosotros
Oración y plegaria justo porvenir de lo que viene
Mella en espirituosa ida una bandera blandiendo de luz
Ida
Ida


El canto ascendiendo en la ruta del fuste vertical
Caído a desliz
Deshora
Si por querer entenderlo es que tengamos la ruta de la maravilla
Por delante
Para sin quererlo sin siquiera mencionarlo
Advenga la música deslizada
Sus precarias contrariedades
Oscilantes
Tacto de lo insólito que tiene de descender
Hilo sin llama sin quizás sin cita y ese espacio que se lleva el espíritu
En una aura combada hacia nosotros

61

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Devolvió su propia figura
Una separación justa por estado de presencia
Fondo ojo de cruces desde el vasto y temerario observatorio
En el que una inmersión voluntaria acallaba su cuerno de estrellas
Un refractario doliente rayo seguía al cuerpo sorprendido
De que en ese hoyo se encuentra la verdadera ruta a sí mismo
Se asumió que saldría cadáver de ese entierro en su hostia
Y derramamiento del tiempo en granos
En la proliferación de cabellos de lana
Árbol infaltable
Oscilando el viento
Iba sin regreso
La oración de la joven en edad de merecer lloraba al filo de la peña
Lustros antelaban virados
Retorno de las lágrimas

Sería que nada soportable puede merecer un cuerpo
Sería que nadie es capaz de arruinar la vida de otro
Mucho menos si a tanta conflagración de los sentidos
Ha persistido la espera
A tanto la espera
Dedos que tocando lo blando
El justo paso que allega a su destino
Para que nadie aguarde su presencia deseada
Con la fuerza capaz de no ser en un punto la cruz o la daga
La separación sería el ocaso y el día que despunte el reencuentro
Entre tantas lunas o sombras contrahechas al riesgo de los dormidos
Al riesgo de los devueltos
Unos ojos enterrados en el lago de sangre
Presencia
Más que señalizada en senda áquea
Inmersión paraje de cañas con fondo lecho de río dormido
Lo húmedo lo salival lo domeñado en una cápsula vítrea
Aherrumbrado corazón tendiendo a negligente
La luz demorada jugará en la noche designando

62

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón


Un nido devuelve la aparición que ha creado
Como iluso contaminante
Tiempo tiempo ha engullido más distancia
Fondo remolino
Darle la vuelta envolver el revés de las cosas y su tierna apariencia
Rutas calculables de tocar con las yemas una música
Emergiendo de los ojos
Surtida toda esa mancha amarilla que devastó al cuerpo soportable
Ennegrecido su rostro de plato girante
Su matriz lechosa habría de socorrer desvanecimientos


Devastado el polvo y los restos de espacio educidos
Giro de deseo
Vuelvo fauces tan tibias
Girar la lengua para no dormir demasiado
Polvo en la pista conduciendo al cansancio
Bajo una tarde hermosamente cruda tan lamentable
Con el cuerpo doblando su tallo de árbol frágil su desuello de verde
Tierna oscilación pasto posado imprecación amarilla
El ave duerme
Oscilante perder de la corriente intacta
Sin el rostro de La Innombrable
Rostro
Puesta
Devolver la enterrada música de lo vivido
Vastedad sin mirar más que a Uno

63

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

LUX ÆTERNA
¤

¤¤¤

En ese reino de las manos
Hábito de la suavidad de ojos esquivos
Entreparpadeo a las esferas perdiendo

Alas que en su reino
Restos objetados a un dejar el paso del velo

Antecedido a la no-presencia muesca un taco enfrente
A zapateos ritmados en asfalto

En el fondo de mano abjuran su permanencia
Matrices sostenidas se apartan como en una bifurcación numérica
Si mirar hacia una crema galaxia declive al atajo próximo se basta
Prolijo tacto al miedo alterando
Vueltos signos semillas húmedas en transformación de la raíz
Del nombre
Enterrará en caer inexacto de la piedra en su espacio esperando
A siglos
Por las luces de un devenir claro en el polvo
Por el asomo de la hendija iluminada de vida
Aun en las tinieblas
Como derramado como atraído a vaho de boca
Si por humo concebimos la imagen sostenidamente irrelevante

¤¤
Soltaba el telar del hundimiento
Que por una circulación promisoria abajo evanesce
Grutas cristales gasificadas en su ebullición æterna
Por luz desvanecimiento
Al lago hirviente a la caída
Espejeos de alas y la nieve de un canto

¤¤¤¤
En helado recinto se destrazan las velas de la hilaridad
Acrisoladas en una fingida armonía
Del mapa precario navegando
Hacia caída
Médanos colapsando en las manos creadoras
Frondas volviendo
La ruta de la bandada asume su distancia próxima
Cada vez más cercanos
Cúmulos empapados oscilan y desaparecen
El agua descendida

64

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

¤¤¤¤¤

¤¤¤¤¤¤¤

Arpa de frecuente arrebol
El cirro crematorio
Invocados al descenso en su punto de fuga
La mitad del punto disfuma
La otra mitad devuelve la imagen que concibe
Es una era solana y nebulosa
Mitad montañas mitad aguas levitadas
El eco indica que toda traslúcida escena
Se pierde en los objetos

Su siguiente restañar de un antiguo herrado
Corroído en la caverna emergiendo lenguas
En la siguiente estación admiraría
La creciente leche cumulada en esfera
El clamar de los ojos nacidos al ras de la línea inferior
En la flor carnívora al vuelo
Por un hoyo desigual concebido como grito
Se hundía la textura ahilada la plástica remota
Toleró prestar una fijación el Gran Ojo
Vigilante
La luz desapareció la transparencia aparente

¤¤¤¤¤¤
Lux æterna desliza la fronda próxima
Son disueltos desleídos en su forma diseminando
Hacia el puro lago ubicado forma doble línea dual concepción
De la vista
El fogonero dista mucho de su pasado vertiginoso
De este lado del tren negro que crece
Marchan figuras desnudas solturas fantasmas veladas
Las próximas caras que se adivinan al paso de los árboles
Nada queda más atrás que el próximo abordar
Impávidos doseles abjuran la caída ilesa
La pura concepción de un espacio en movimiento

65

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

GRACIAS OTRA VEZ DESIERTO
A Luis Hernández, quien vela a dos soles cansados.

¤ ¤ ¤

¤
Borraba el laberinto de las fuentes
En una velocidad desconocida para mis adentros
Borraba la antelada capa que suelta el amanecer
Con los cantos y peces hacia la boca naciente
La corriente embalsamando muchas otras aguas
Del giro de la rama evocó su trino el ave
Al horizonte
Entre el follaje expiraba una doncella que no he vuelto a ver

El portento sin sonido
Inmediata aparición de un coro de ángeles
Rayana es la caverna de los desposeídos que guardarían para sí
Veinticinco mandamientos de fuego
La locura reverberando en los ojos fuertes acres
Ante la presencia que dictaba
Plenas oleadas de palmera tósigo de caucho sobre el cuerpo lactado
Bajo el árbol se inmolaban abolidos fieles sin corriente que arrastre
Hasta la contigüidad de velas y paradas de faros despavoridos
Como hasta aquí pude dar con lo que no advertías aparecer
Sin piélago de voz desislando pétreos frentes a la herida

¤ ¤
Un gajo
La ofrenda de agua
Al puro enramado en la corriente enredada de algas
La simiente de los donceles era la cocha con peces verde brillante
Entre las frondas que rodeaban el transcurso puro
Plata derramada el canto abajo
Derruyendo en desoídas de cuerpo trasegando extremidades abiertas
Al amparo de la luz propia la del irradiar del cuerpo
Qué más da si guardo con todo el hundimiento unas gaitas
En el lecho
Cerrando ya su luz arrastrada la tarde nula y relente
Primeras verberaciones de la oración muy tibia
Trayendo tu perfume lejano cuando vacías tus fuentes de sal
Abiertas a mi herida

¤ ¤ ¤ ¤
Habla ya de una desaparición más
De una fragua que enrostra detenimientos
En suma cuidado es temer hacia las naves aproximándose lentas
Mas en el giro planetario
La arrastrada isla que va separando de cada continente
En movimiento de placas o eras desiguales cuyos cambios
Para polo profería su opuesto lado concupiscente
Boga en boga saturaba la boca del averno
Hasta la salutación proseguida en resuello
La sal de los días iguales

66

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

¤ ¤ ¤ ¤ ¤

¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤

Uncido el beso en el objeto perdido desigual enredado en la carne
Trasunta su veladura de aura su cohecho de pleura crisálida
Fuente signando todavía
A otrora espasmo
Signando
Tenlas para cuando prosiga la ablación de ese tierno
Propias de una voz que se sube al móvil yendo solo
Guiado por la luz protectora de la ausencia
Propia del velo baluarte que profiere su beso como escondido
En la profundidad de un mar
A dos pasos del fervor derramarse en plena sombra
Agilidad glándula enterrada
Lengua por lengua
Inventábamos el verdadero lenguaje que lo dice todo en metáforas

Hacer del vaivén la sagrada pesadumbre
Que junta
Canto rozado de aliento canto de bocas y de fugas lascivas
Como que la tristeza arrastra un amanecido orgasmo fantasma
Junta dedos para el olvido qué cerca tañe
Cuando al giro exacto descubro la fragilidad del cuerpo trepidando
Tibio como una presa recién expirada por los dientes de su predator
Que la ama en el instante que deja de respirar
Tibia es la muerte deteniendo en una sola vez
Calculando el pulso de las venas
Penurias abajo
Drenas aproximaciones
El vagido devuelto del río parece no venir
Cuando va demasiado a los ojos
Nadie soporta dos veces que el agua nos enrostre
Para ser el fluir y no el agua cambiada
Para ser la furia y no el rugido que muere mientras se dice
O se pliega en unas palabras que quieren adivinar
O traducir a la naturaleza
Que devela tus miedos y dicta en mis dedos la historia sinrazón
La amargura de no tocar lo que está próximo al paroxismo
De quien se derrama lento en el pasado sin colores de la nave
A un volver y volver rarificado de los ojos
Primeras aproximaciones al beso perdiéndose como ahora
Lejos como ahora
Gracias otra vez desierto

¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤
Vendrías de milagro en la luz que fugaba su día de puntillas
Vendrías recuerdo
Ahora que desaparecen las farolas en el desierto de las aguas
Vendrías rozada al canto ofrendado al alma deshecha
Plenos de giros y hundimientos cada quien en la boca llamaba
Santiguaste que nada nos falte para así ser la primera salutación
Al andar traías mustias notas que se quedaban fijas en las fuentes
Un tecleo próximo te decía como una orden del escriba que entres
Y tú mirabas atónita volcada a mi fijeza certera de decirte
Que te despojaras de todo ropaje velándote la luz del cuerpo
Irradiar por irradiar en el paso presurosa dudando tuya
De una historia jamás dicha se humedecían nuestros ojos

67

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

OFERTORIO DE NAVIDAD
?

?
?
?

Descenso al alba de estrellas durmientes
Esa tierna presunción de manos aduciendo oración líquida
En el río de la vida que derrama al mar destellos
No se sabe a cita cierta ni a toque de oboes por cuántas leguas más
Aparecerán cruces en las cúpulas que al divisarse
A la encarnada aurora se entierran
Bethlehem
Camellos cargan con su rey cada uno
Y en el pesebre la estrella de agua derrama

Podré cambiar al mundo
Santo
Tú que acechaste en seis días
El Séptimo Día que lo resume todo
En contemplarlo
Tu rostro hundido en eternas cavilaciones
Hacia las aguas que entre las tinieblas se alzan
Humo genésico aurora eterna de un beso alado
Y el perdón no te puede permanecer así de impenetrable
Porque hasta las piedras avivan su tierna luz de agua
Que las baña de ríos
En el transcurso hacia el poniente hundiéndose
Claros árboles de mango afloran caleidoscópicas aves
Emergiendo de las hojas

?
?

?
?
?
?

De adorantes luces se compone el lamento
Emigra su fragua alterna a contrabajo y un oboe renace
En la asunción desesperante
Despavoridos celestes rumbo al cielo que mana
El espejo cifrará su doble en el lago mirándonos
Hasta el miedo de la adoración
Ante el niño irradia cuestas mirra unas gotas sentidas
Viejos destellos muriendo yertos besados

68

Al amanecer silencioso
Cómo viajan los colores alternando devastadas ciudades dormidas
Despertar al abrir de sus puertas
Fríos ladridos aduermen su furia para dar paso al comercio de Judea
El festín de las bestias ha terminado
Ya podemos recoger las migas que han quedado sobre el mantel
Hacia el yantar divino augurando tras generaciones benditas
Riego de manos surcos santificados por asperjar de pasos posando
Primeras promesas de caminar con una bota de agua dulce al oído
No significar cansancio más que para el camino
Que siempre lo merece
Seguir creando para que renazca la lluvia

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

?
?
?
?
?

?
?
?
?
?
?
?

Nunca pude menos que arar las estrellas abajo situadas
Después del lloro inconsolable
Volé

Para no caer nuevamente en mi propio fango de perlas
Ni conozco ya el desierto
Su grito silencioso y abortado
En la cruz de las dunas emigrando un reptil hacia la Ciudad Buena
El agua que me quedaba enjugar valió refrescar las venas silíceas
Amarillas
Del desierto
Un viaje de manos maternas
Y el Padre conmoviendo su pómulo
Sobre la vara que hincada inauguraría
La Primera Ciudad
Bethlehem
Campanas seducidas bajo unas pocas gotas bajo la arena
Cae y cae sus segundos

Qué divinidad simiente
La cumbre dormida de seres celestes actos tocados
A un perdón del abrazo yazgo enfrente del templo derramado
La sinfonía del agua y su cita inexplicable
Atribuida a la arbitraria gota
Que cae
La poderosa magia de un día de vida como si no tocáramos nada
Como si nada rozara la visión de muchedumbres
En la línea demorada del alba
La Navidad significa distancia

?
?
?
?
?
?
Desde mi corazón parten aves gloriosas
Propenden viaje por caminos habitados
Mariposas azules también dándome el signo
De un día par en la vida
Al cerrar los ojos significa que nadie me toca
Y crezco agazapado en mi virtud de ausente
Hacia los árboles dormidos adorando fuentes

69

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

ENTENDÍA LA ASCENCIÓN DEL ÁMBAR DESIERTO
35

35

Denso afloramiento de rocas hacia el bosque secreto
Minimalistas dioramas al oteo sin fondo de agua
Dedo por dedo a tenor de contener la mano entera posada sacrosanta
Entrepierna en la siesta no se es quien se debilita lerdo
Al babeo sigues prados de sustancias albuminógenas
Encendido en fronda paga al caer la tempestad
Astros siguientes regados rastros fugaces
De cuidado en el fruto mordido sugiriendo el sangrar de agujas
Hacia el poniente aproximándose

A esa hora vertical signa la luz que se contiene en summum
Fresca aproximación viajero esperando en la puerta
Con su torito guardián a los vagidos de perros fieles enrolándose
Envueltos en esa nebulosa transcurriendo del río
Ladras cautelosas fauces a endebles pasos enlodados
Carrocería del fin persiguiendo plumas amarillas atestadas de muerte
De la gema que volaba su fina golonfina traje desaparición
Entelequia del viento enredado cortinas bailantes
Voz pregunta y si te fuera posible movimiento facial de rostros
A la nube láctica por ala delatora aflorada
Sucedida en el sino del adiós frecuente
Brida diurna delicadamente helada la proferida decencia
Salobre continuidad del hilo de Ariadna mermando la sangre
Taurus Allatha

35
Un poco azorar la historia emergida como en hipnosis del centro
Periférica dista la visión que tengo de sustraerme interior
En la sucesión de contrarios iguales
Alas en una crema suelta hacia Sur
Calle reseca frío inclemente si el aire enrarece
Entre fustes enormes de eucalipto trasegados por cúmulos casi
Remontados hacia su puesta incalculable dechados frentes
Insólitos de algodón o lastres perdidos aforado fuentes bebidas
Cañas engañifas pleuras historietas de semillas mágicas
Y signos reptantes en premura de afectos a chaque del ensarte
Sendo y descendente se avista su simiente meollo líneas puras

35
En el sueño ámbar el desierto florecía
Reptando granos hacia manos desasiendo
Granos del transcurso
Fúlgidas arenas fuera de la sal de las aguas
Visto desde adentro

70

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

35

35

El nudo del adiós borró las fuentes
Sumidos al ánima soltaban enmiendas
Plenos de las arenas altercados de la infusión de cuarzo
Pacían sus pechos entre cada cuerpo
Tendientes hasta llegar al fondo lacustre
Aflorará la luz guardada por palabras deteniendo
La arena es símbolo de la pequeña luz ámbar que se ve desde Uno

En la afloración de las rocas se nacía a las raíces
Montaña abajo el agua emergente
Ramas escindidas puesta roja
Signo delator del medio de llegada
A sus justas entendidas
Cumuladas y arrastrantes pérgolas
Situadas en la acometida abjurando presencias devastadas

35
Sugirió el monje derrumbado en la fuente
Que al poniente cantaría con la sombra del pájaro
Derruido en los alvéolos del sueño las arterias correntosas
Rojo develaría la sombra abjurada a su presencia incierta
De cierto qué más para cuidado que ensombrecer
Cada lógica igualitaria nudo de la despedida
Recordaríamos cada cual arrastrados al dorar las pieles
Altercada es la gruta por donde el agua sugiere efervescencia

71

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

DIFIEREN HACIA SÍ EN EL REFLEJO
P

P

ara ti
Envuelta en el velo rasgado
Y el puñal contrahecho
Si devuelves
La voz que aquí te nombra
En unos pétalos de lluvia
Caminos anegados
Llevaban toda endecha suave
Al son tamboril de unos dedos
Sin

arecían tundir que te resuellan la luna
En aparatosa situación de mantenerlo
Para los adentros
Ni soltarlo ni volverlo
A anotar como borrando sucesos
Tan

S

er el repetitivo inmortal mientras dura
El proceso
Tan ojeroso
Contenido
Desislando los retazos que bogan el acre aceite

M

uchos disfuerzos
Desatoré
Cataratas de cabellos umbríos
En el fango
Sido
La furia volcada
En una especie de tranquilidad incomprensible

72

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

L

astran una sola moneda
En lo de roer el cielo raso
Qué más opaco que el afrentoso suceso
De monar la duerma
Tener una lengua de repuesto
Para preparar un sancocho de legajos

M

ona es la imagen que nos devuelve ilusos
Reídos ante la peregrinación de los dedos
Reino carburante del exilio en la caja torácica
Plenamente como si extendiérase el pañuelo rasante
Verde hoja en la faja bicolor sin su frente
La cara particularmente obsesiva

L

o
S
Uceden
Premonitoriamente a sus fotos
Rasgadas por un polvo de ámbar
Celan dioses almibarados pezones
Todavía no succionados por el animal
Prendado
Libación a reducto cuando campánulas marchitan

73

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

GIRÉ DEMASIADO
6

66

Giré demasiado
En la ruta incesante del sol y el polvo de su sol
La devastada
Agrupada conciencia del que sigue
En el pleno giro so preciso
Esta mañana trajo una muchacha riquísima a mis ojos
El giro
El abyecto sexo herido al sol enrojeciendo
En las vueltas dudaba a la permanencia fija
Del ojo creciente
Bajo las puertas entraba el aire barriendo
Papeles desperdigados la sensación incestuosa
De nunca haber besado
Giré demasiado

Igual no haría nada de tener esa edad tan pura
Manto corderillo bañándose si aproximo mi atormentada cabeza
A la puerta
Y en el pleno giro ella recién levantada
Las uñas de un rojo apasionado los pies de destellos
La dormida evanescencia de sus horas
Las que no contaba las que era capaz de cercenar desde mi giro
La rueda que en ensoñaciones me esperaba
Me purgaba en el encuentro
Me solía ir con todo al recinto de su pelo
Como al entrar a la cascada llamando
Una voz develando la lluvia
Giré giré en el encuentro
Alternar la legión oscura de tus ojos
Serlos hasta el fin del averno
En el que jamás reconocidos
Plenos acaso
La muchacha que roció
A poco se mete en el resto de la herida que queda
Para ser el pleno
El reconciliado
Con las migajas de sonrisa
Los pelos de la sombra chorreante
Giré demasiado

74

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

666

6666

Habría de reconocer que de perfil simulabas
La sensualidad que no se toca
Sino que te repta la distancia
Ser la sombra
Lo ignoto
El reparo abierto cifrando la ruina de quien vive sin el cuerpo
Y decrece en los días de seres abiertos
Ojos flotantes
La ruina del ser en la loma que aparece / desaparece
Al sol calmado de las horas de la tarde
El vaho que azul que conmueve que azul que conmueve
Azul
El vaho decrece en la ruina creciente del manto
Decrece el manto el vaho la entrepierna cálida que no se toca
Si se mira
En el giro
Giré
Giré
Giré demasiado

Mi herida
Con el cuidado más abierto que la sangre remorada
Mi herida negra
Y abierta
A una niña fantasma
El himen puesto en el retoque de un fantasma que me toca
Mientras despierto a la inconsciencia de estarlo
pasa
En el perfil de la veteada luz que derramada en el patio
Se cuela en el tiempo
Cruces de las horas finales
En el tiempo
Remolino en la cabeza lee seis seis seis
No la bestia amanecida ni el cuerno maldito
La divinidad negando en revolución a su final destapado
Despavorido
Y el lloro vecino de la madre vieja
La calavera hundida en el sueño
Rastros finales tocatta a muerto
Giré demasiado

75

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

66666

6666666

Cada vez que sucedía el helado cuerpo
Las palabras transgredían su significancia
Alelaban el recinto encornaban la nota de polvo
Frondas para proferir el celeste continuo
La borrasca borrar su pie paralizado
El ánima aviene recostarse en el miedo en el meollo
Pianos barriéndose
permanentes
En las hojas
Giré demasiado

Me suelo contener todo el suspiro que al levantarme
Atrapa tu mirada
Instantes
Vuelos fugaces
La sensación eterna del giro
La plena rueda de las decepciones
Y estos brazos desnudos rozándome
No sabré volver a mirar la cálida niña
No sabré enfermarme de continuo cuando ella me sorprende
Giré a muerte
Toqué lo prohibido como un hombre que cae en sus ruinas de nuevo
Giré
Gire demasiado
Estoy muerto

666666
Suavidad de un rostro que comprende que ha habitado
El recinto sorteado en roces de la marea
Se existe
Se entiende que por el sufragio de las almas
Vuelan mariposas de plata
Ellas simbolizan la eternidad del instante pleno previo a la vida
No un solaz a la vida
De un instante se compone lo eterno
De un instante se compone lo amargo que trae dulce y sonrisa
Giré demasiado en tu belleza

76

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SEREMOS LA IMAGEN BORRADA
7

777

Me amoldé a la figura de un cirro álbico
Fui las ondas suaves que se encienden al acabarse la tarde
Y el vagido de oro que cesa
También una voz y la curvatura encendida
La imagen descendida de lo blanco
Que se cierra que se mece
En el cuerpo

Al caminar de vez en cuando
Esparciendo el polvo del Camino puro hasta lo santo
Nubes de cielo desenvuelven anteladas
Sobre la copa de plata su despacio
Humo despacio
Giro lunar
Humo polvo en una confusión del miedo
Y unas manos que pasan
Unidas al encanto que termina

77
En los prolegómenos del alba
Despunta
Dos caminos a la desaparición
Del paso en falso
Y lo que bifurca
Descendido
Encontrado
Y lo que vuelve en nosotros como una congoja sin despertar
En la voz que se pierde en un hilo de nada
Parado en el caos
En las plagas en las devastaciones
De un mundo que avanza
Sé lo que puedo enterrarme
Todo
La incomprensión de quien no cree
En que La Poesía puede salvarte
Y redimirte a pesar de no creer en ella

77

7777
En el último intento de creer
En la posible ruina del logro
Está como envilecida la esperanza
De ser el hombre con sueños
La congoja de un paso a la puerta
De enfrente
Pago por tales intentos
Y lo que resta colgar las botas
Para en un recinto de monje florecer a las velas
A las rosas piedras trasluciendo transparencia
Astada grito enfrente la pánica voz vomita
Ruta proceso de seguir en el vilo
En el ansia
Voltea la hoja
Y vuelve a tu esencia

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

77777

7777777

Qué paridad conmueve más
A tu ruta
Las luces de la ciudad se alejan
Devuelven la cúpula soñada de astros
Discurren nubes como hilos de continuo apagando su horizonte
Acallan
Manos
Y su giro precioso
Unos ojos escondidos
En la escindida ruta
Podré nacer en la sal amarga de los días

Si te asomas al puente con una boca inmensa
Sin color sin gris te asomas
Un perdido y mundano ser se fotografía al reverso de un lago
Lo devuelve
En la pesadilla profería una voz de bestia amarga
Se le iba en enterrar sus derrotas
Se le iba en ser la apariencia borrada

777777
Para haber apagado la tumba seduciendo música
Para haber apagado la carne
Y ascender en espíritu sin nombre
Descendente
Bajo
Pleno a desaparecer del miedo y el sudor de las gaviotas del destino
En adelante tendré que desaparecer sin más mella
Que los remanentes de congoja esperando anhelarte
Suavizar el transcurso de los hilos de cielo
Ser las hojas en fin que mostrando su perfil desvanecen

78

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SONREÍA EN DIRECCIÓN AL SOL
10

101010

Sonreía en dirección al Sol
En reposo las ventanas
Hacia la dirección fija y reposada
Siempre la misma historia
Creer enloquecido abrumado por
La hora destellante en que los ojos se duermen
Dentro de los otros
La contención de las fuentes
A la primera disposición de los relojes
Oblicua la luz que se recoge

Las hembras nacían en el vapor corrosivo de un lago de azufre
Las larvas de los machos se incubaban en el polen de las flores
Por los hilos sumergidos de los rayos las alas proferían rayos
De viento
La conflagración de la niebla amanecida del vaho que reptante
Azulaba en la mañana
La nebulosa del meollo y el poder contrahecho
Encendía a gruta secreta a aguas arrastrando su morada de oro
La casita bullía en una solemne luz de cabo de vela
Casa aflorando su otrora de oscura claridad que no se educe
Casa de aurora y la altivez de haber llegado
Cuando todos dormían

1010
En las horas contienen su aliento inesperado
Todo perdido
La huella imborrable de los alientos
Que terminan de desvanecerse en el vidrio cerrado
Algo se abre en la aurora rayana
Un rey dorado nos devuelve su aliteración de élitros fantasmas
A la noche incandescente
Podríamos entender que la música perfectible entornara
Las ventanas rotas los cabellos escindidos en la curva
Hacia el pie equivocado
Un interminable coro de voces dulces dista mucho de la lucidez
Ahora

79

10101010
Borrada la espera como precisos y contaminantes círculos
Hacia el infierno más próximo
Inútil claridad cuando llega todo a destiempo
Una sola certeza me esperará en los signos borrados de Venus
Tú dorando tu cabello en las aguas amarillas de la mañana
Tú oblicua en dirección a un Sol agonizando

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

1010101010

10101010101010

La ensenada de ladridos
Pasos en el fúnebre andén
Bye Bye sobre los rieles
Y el oscuro ventarrón de un tren despavorido

Dos lunas en el cielo
Doce horas treinta minutos veintisiete de agosto dos mil nueve
No parte la luz de lo oscuro
Si no evidenciamos
Que la claridad se queda
En la esencia
Un sueño partirá el rayo conmovido
Será la hora de recoger el instante el destello
El observatorio dista mucho del cuerpo volado

101010101010
Siguiendo la borrasca de hojas
Vienen de las frondas perdidas
A la Ciudad Desierta
La mujer ya no envejece más en su perfil virgen
Su preciosa oscuridad atrae hacia sí todas las imágenes bellas
Y las devuelve a una contenida unción votiva
En la vela todos ponen sus mejores despertares
La noche pesada
El día que traiga una nueva tentativa
En tiento de una era de oro y demorada
La mujer sigue hermosa en ese instante que nada ha borrado

80

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

ESPEJEABAN EN EL MIEDO RENASCIENDO
13

13

Es terrible
Entrever la mirada demoníaca desoladora
Y una precisa calma sobre la piedra que lloré
Y lloré hasta ser su corazón que no finge
Pasividad de las petunias
Traspuestas casuarinas asolando la perfección de la corriente
Esta cercanía que de una vez al fin
No se reconoce en los rostros
La mirada por fin se va acercando
El infierno del inicio

Sé espejo nombre
Tu rostro borrarme
Arrancarme del móvil
Gravito
Correspondiente gravedad ni reconoce
Ni vuelve
Por una rueda
A las cosas devuelve
Como al principio de las cosas
Tú quieres creer encontrarme
Aun viéndome
Derramando toda tu primavera en flor
De tu ser
Acercándome tu indisimulado gesto de renuncia
Un ceder incontrolable a la luz que crea lo remoto
A las cosas acercándote
Yo sin fin previsto
Y por un momento creo ver
Estás presente

81

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

13

13

Pero qué despavorir sin mella en la impotencia
De los huesos aun
De la carne
Que no va sin cesar hasta la ruta derramada de los restos
Para siempre
Loma iluminada
Perfil cerrado
Revoluciones latidos en un paso
Hasta caerse en el encuentro
Cerrarse caerse como pocos
Cuando uno asume
Que la llama menoscaba que la llama lame lenguas imprecisas
Decidiendo allanarte en una hendija de carta
En una preciosa historia fragante de pétalos pasados
Vuelta a esta desaparición vista a la intempestiva
Aproximación de los párpados a nadie
La luz la poca luz alimentando llamas no muertas
El guarecer inconstante el horno que jamás se aproxima a las aguas
No cerradas en su ciclo se cierra herida se devuelve al dolor
Por borrarte
Para que una vez al fin desaparezcas con la cita
Y esa mirada cercando el Universo
Cuyo dolor decrece con el tiempo a quien nadie borra
El perfil del ánima es verde pace un césped cortado
Una solitariedad de esas las remotas
Las navajas del amanecer anegado rebullen
A la próxima lluvia

Pero qué al fin sin muertos ni alumbramientos de gente que pasa
Posee más ser sin cesar de lo que vuelve
Ser sin derramar o roer la luz de huso secreta
La vaharada la horda de luz ilumina un cielo en lo recóndito
Rostro húmedo y la voz ronca de tanto llamar
A quien nunca se ha visto
Si el sueño de tenerte cerca es más que un mundo aparte
Más que una zona de miedo incontrolable
Para derramarme en el nicho de las velas
En el estuario del templo floral y santo
Vería cada vez cada Domingo el templo sin tu rostro
Con la esperanza más dulce que por desaparecer me cueste
Cada ser guarda su otro ser
A la aproximación de un alba sin término
Al tacto apenas percibido del beso
A lo remoto
Cada cual en su esfera de lloro corrige los círculos
Vira sin fondo en la bufanda de cielo rosa y se basta
Por los que como persona simple que sucumbe
Guardan su pétalo distancia
La mañana esplendía unos espejos sin término en la noche próxima
Borrada
Qué podrá aproximarme si me tengo sin ti
Sin ti me olvido de ser cada instante

82

13

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Esa es la sinfonía tan suelta
La que luego de las ruinas del ser
Sin la potencia del volcán que guarda
Sale desesperado a fundir de energía a su amada
Siempre los que esperan son esperados
Por una simple fuerza centrípeta conduciendo a la esencia
Los pasos redoble separándose amargos
Sin verse un solo parpadeo más un destello
Y esto puede borrarse si miras delatando
Una ternura de gaita
Una ilusa calma de pianos en los pétalos descienden
Silbo de la primera hierba que nos memoriza en el vidente futuro
Como en panteón regando a espasmos perlas de epitafio
La muerte de quien nunca muere
Porque le suceden los objetos en su materia con espíritu
En el crecimiento de ese reino oscilante y verde el de las plantas
La línea y blanca música
Si pudiera fenecer en tus brazos sería suficiente por hoy
Derramando en el sueño
Aproximarme
Qué podría imaginar si desapareces
13
Qué baja sombra qué aguja verde desciende a la herida
Llueven tantas fronteras como ejes borrados de una
Historia desliendo transcurso
En la línea remota de quien nunca se levanta
Ni vuelve la vista
En la línea remota del que blanquea de puro
A la desaparición de un beso
El largo

83

Desierto y su contenida falla incandescente
Naranja achatada a los polos canta el giro permanece
Ritmado en la ternura de poder aproximarme como sigo
Teniendo latente el recuerdo de las palabras flotadas
Mientras la noche monstruosa estallaba afuera
Que la conflagración de los seres cercanos permanezca
Instruidos fragmentos de azogue
Ah la ternura del que nunca olvida su primer encuentro
La ternura de quien es el que es desde el principio
Sin rotura sin ruta
Los latidos descorazonados
Restañando el Egipto que separa los cuerpos

13
A las primeras líneas de mano fui tu destino
La nebulosa del miedo el temblor aproximado
En la despavorida hierba que duerme otros seres cercanos
Luna próxima
Dos espejos que pudieran borrarse
Descendentes rutas en su tiempo de regresión
Como a la primera inocencia
El que nace más derrama su impotencia
Que el que muere recuerda y trasciende a los muertos
Será una idea pesada la muerte
O los animados entusiastas con su mujer remota son ilusos
Que sueñan
La progresión al cinto la guarida permanente
Una quena cierra toda la música que cantan sus ojos
Con su recuerdo me retiro

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

EN LA CIFRADA SANGRE QUE AL RÍO NO LLEGA
¤

¤¤¤

Cruzó la fuente amarga
Orquídeas bordeaban la falda
Esas frondas saturaban el paso
A la corriente contendosa
Al falso en paso devuelto
En rito de adelantar el pie al abismo
Respiró el verde que no se toca
Y que cesa en el interior corriendo hasta el punto
Un pueblo puede ser un vagido llamando
Desde el otro lado del eco
Tal anciano que no vuelve
Volvió cansado de beber de otra fuente
Tal que pasó al atajo sin laberinto
Que el seguir sin venda
A lo oscuro

El paso borrado
Sean vistas o no
Insufladas velas
Atestiguando faros despavoridos
La sal arruina una azúcar ritual
Y los amargos vivirán para contarlo
Sin entenderlo más que por entenderlo
Más
Sin más
Armonía
De manos girantes

¤¤¤¤

¤¤
Nunca abandonado
En la frecuencia del pulso derramando arenas rojas
Estremecía la trama carcomida
Una constelada paciencia en el frente
A la vita a la vita
Sin armónica perdición hacia su dirigida sintonía
Ataviados de sudor y razones por las que andar
Sin mayor antelación que la de adelantar el paso
Siempre al frente de la pirámide anulando al ser pequeño
Un estado de prever que uno se está y ya
Como si lo pasado fuera
Fuera

Al tomar el reto de cansancio
Sé el cuerpo que falta por ordenar
Hacia el calvario de las penurias pasadas
Adelantas
Esa parte del destino que terminó
Con tu soplo
Entendidas
Calmas flores de la fiesta arruinando cuerpos
Que no buscaban libazón ni sinceramiento
Bajo cebadas cruzadas
Celeste inmenso cruza la brisa húmeda
El olor a sal derrama historias de un dulce acaecido

84

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

¤¤¤¤¤

¤¤¤¤¤¤¤

Podrá tan igual
Sol a la vera del paso final
Morera fresca seduce al rincón de la floresta
Sus gusanos que hacen de la paciencia
Una casa de un blanco aparecido
Apaciguan tardes con densos doseles poblados de pájaros
La muchacha ostenta un perfil triste
Hila su hombre acostado

Pero por esta embriaguez que al abismarme fui la creación misma
En su sal catarata emergida del mismo y final encuentro
Cielo con mar en un color de blanda desaparición
Estar a goterones llevando la triste vía del payaso
Sin más reconocerse que la tuya imagen absuelta
Por los días
Por la precariedad de no romper de un silenciado eclipse
La luz universal de los hombres
Coda
Absolución del destino
Y esta cruz permisible para los dolidos
Para los atormentados de esperanza

Ella continúa
Un ánima sin sombra bajo el reverbero del sol hoy día
En la primera ruta escogida la persignación aclara el pacer rubio
Horas que al final borran de un solo punto el campo de lo mirado
Entendido el eco así una posible amargura
A la que bien hemos acostumbrado
Poner la corriente del cabello
A la espera del fantasma disuelto hacia dentro
La voz del agua vira en sí hasta perderse
En la margen conflagrada
En los remolinos iguales
Que si va o vuelve la confusión de cuerpo
Ya no soy el mismo
Esperado
Pensando con la palma filosófica del último de los hombres
En el ocaso del día final abierto

¤¤¤¤¤¤
Y lo que pudiéramos guardarnos
Reídos en la ampulosa armonía de los dedos que apenas se mueven
Y tú a mí te acercabas
Pero era suficiente el orden de las preguntas
En ese orden claro
En ese preciso orden
De tú calar primero
Y yo seguirte la corriente
En los labios

85

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

¤¤¤¤¤¤¤¤

¤¤¤¤¤¤¤¤¤

Los celos eran una pesadumbre de un color blanco evanesciendo
Su rincón era el muchacho doblegado a la esperanza de los brazos
Vanos intentos por llamar hacia la cita oscura del silencio
Sin su fuente de embriaguez sin su apta destreza a desaparecer
De los sueños
Que lo dolían como en un cuenco anudado a la garganta
Desde la ruina de aguas en descomposición
Llamaba el corazón del gigante al muchacho al pato al pez al huevo
Al avispero devuelto en persistentes ritmos de sangre
En la conflagración de la misma tira de guirnaldas luminosas
Tocaba retirada en pasos lerdos la locura
Nada ya podría acabarse
Nada debería acabarse
Por signo
Ante la inminente abdicación como de hostia en manos puras
A lo anhelado del beso
Sería la furia de sangrar el único recogimiento

A más entrega por esta lira insensata
A más cascabeleos en la noche insondable
Un letargo de galaxias superpuestas
Darse todo en el proceso que nada avoca
Que nada concluye ni cita para llorar con el autor muerto
En el reverbero de la sombra y el frío de seguir en un pie
Como buscando el mapa de los suicidas que encuentran
Seremos la vida sufrida a más entrega
Más surgimiento de la negra legión de la congoja
Tú bebes de mi veneno tú sonríes desesperas
En espasmódicas escenas que tramaron toda una vida
Cada quien prueba lo justo que le toca en desespero
Cada uno llega a su jaula remota
Cuando así sin más remolino sangriento
La bandera roja de lo cáduco fenece
Y a la vuelta de una repetición
Lo cíclico o la flecha que nunca encuentra herida
Suelta el dolor sus ritos de costras resecas
En la dura maraña del cuerpo crucificado
Por una voluntaria conflagración de lo elegido
Por quien la entrega no vale otro inicio interminable
Por quien la entrega no es más que borrón y cifrada herida
Siempre abierta
Nunca la sangre es un río que llega

86

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

DIOS BURLA EL PENSAMIENTO QUE LO EXISTE
1234567

1234567

Sigues soltándote
Eh Dios
Ríes mientras
La risa es de continuo soltarse
Mientras se escribe
Por lo demás el inútil solfeo guarda cuerpo
Para la asunción poblando caléndulas
La hermosura de mirar a una mujer que espera hacia abajo
De agua continua hasta cielo
Gritos aduermen
Resoplan
Bajos de agua torcida

Ahoga el cansancio
Mas las huestes de la historia crecen redondeles
De cómo cerrar por fin de cuentas al alevoso húmido horizonte
Que por lados vuelve y por líneas regresa
Es todo una anterior figura signando sus dos dedos de frente
Su simio que se ríe despacio y avanza

1234567
A ver si devuelves
La contención más pura que una gota expurgada
Hasta inicio catarata
Los pétalos desvanecen impoluta hada disuelta
Lechos espinosos flechan verde esperanza perdida en el bosque

1234567
Aterrará el retumbar agudo del ceño anciano
Cuando el árbol cumple un ciclo de dos décadas de descansos alados
Restos de pájaros
Frutos erguidos alelando caída en movimientos gravitatorios
La esfera aun no diseminando
Sol continúa presente
De una hecha presencia en el celeste
Sustraída sin figura de paso

87

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

1234567

1234567

Margina Dios a los pensados o el pensante lo existe
Río sí mientras uno se energiza sudando neuronas
Acrisolado pensamiento en los redobles
Abrevando su agua depositaria
A las justas claridades
Educen trasegar con un bastón dorado la tierra blanda no baldada
Donde simiente alguna jamás se ha derramado ni fuego remoto
El entierro fulgía en madrugada
Tanto el insomne luchaba con las bestias de sus ojos cosidos
Era la costura del Pleno en los ojos cerrados con todo y universos
A la estatua enfrente se la mira como un yo abriendo heridas
Purga evanescer en condena ritual
Esferas abajo
El pie paraliza sus movimientos de avance
Las demás extremidades siguen el compás
Sueltas al canto

Reducido al sudor lineal
Enervo sentidos palpables aforados
Cada orificio pliega un mundo
Da aire en la cabida disuelta
Era comprender que desciende la esfera
Era creer que el destello planetario
Surge
1234567
Voy a delatar mi suceso
La estadía me sirvió para el retorno
Para siglar glándulas maternas en otra cinta asexuada
El heraldo de las horas hace venar las paredes
Su grito ofuscado es retorno inerte amnesia que toca
Los goznes al relente transfieren filos sombras genésicas fantasmas
Una urna estaba en su espacio

1234567
Luna cornada clava su diente en la pulpa ominosa del pasado
Hacia el día ese pasado no precisa tiempo ni continua recta de puntos
Va para ninguna dirección
No altera percibir el paso de agujas desconocidas
En punzadas de mano
No altera nada a saber un cierto segundo calculado
Será el instante pleno
Despierto al otro lado

88

1234567
Estando río su paso
Proferido
Río y mojado
Piedra cegado mi falo
A esperas de la escamada criatura enloquecedora
Llorando la piedra que sé
Y que huyo

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

1234567

1234567

Prado rociado es mañana
A las frondas vivas se retira la plegaria del desnudo
Más allá de un mismo cielo
Raíz mujer planta seca roída en lastres de madera
Volándose mientras otro proceso renace una nueva y verde savia
En el próximo cometa deduciré las líneas desaparecidas

Han colapsado los rostros que alimentaban esa luz sin término
En el hombre
En su reemplazo han quedado aguas siempre evocan unas fauces
En el sueño calmado
Cabría serse mismo
Dios mismo para comprender la risa
Que sugiere que cada enigma del hombre sea
Motivo de fatal regocijo
Hacedor malvado en e[l h]echo de que cada mal es su contrario
Y cada bien lo que fatalmente representa en deparada lógica
Sigo en vilo equilibrando el cable tendido entre dos peñas
De perfección
Tendido entre la demoníaca mujer que mientras se descubre mirada
Suda mis resuellos
Tiendo a dudar cúpula orgásmica espuma láctea olvidada viscosa
Este es el infierno y es mío
Tiempo ha de clamar mi temblor paralizado
Saber que existir es saberse sumergido
Abierto al desgarrado infinito

1234567
En el juego de los abalorios transito en movimientos
No contienen mano alguna
Las esferas
Tienen tamaño en cuanto acertadas en su volumen pertinente
Creíble en el relapso figurar del lapso la flecha que encadena
Dudan si retornaron al reverso del objetivo si fueron lo que iba
O si fueron las mismas esferas mirándose en continuidad
Sin llegada
Hablas en silencio
El decidir que digo no retrotrae a lo onírico ni al blando palpar in situ
Abomina reflejada convexos hombres repetidos
Se sueñan
El vértigo planea borrarse

89

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

璯璯璯

EN UNA TOTALIDAD
TENDIENTE A LA PARTE

Cada ser leva a su totalidad
Cada parte se contiene en la suma cerrada
De la unidad sosteniendo cada parte
Sin proyección al signo

璯璯
Era devasta
Signos arrastrados
Ese estigma de los borrados por miedo
Cuando al forjar la cruz que te sigue
Estás siendo el arrastre la oleada la bombarda
Fiesta plañe su risa
Concretamente la risa está en levitar
Mientras secretamente dices tu verdad sin oírte

En el cadáver mutilado del niño
En la danza de ira la violencia
Escuché el abismarse de un grano en la garganta
Al yantar del mediodía
Seguramente pobres hambrientos sudarían terrosos
Tenía trece años el niño asesinado
Lo azotaron estrangularon mutilaron vejaron
Por haber comprado una gallina
Cabe hablar de un tesoro que es diario
Las entrañas de oro la gallina sola y su secreto
Cada uno sabe adherirse a la filosofía
De abrir un atajo a lo que viene
De pecar contra la misma maldad
De nada descubrir
Nada
Cerrar a golpes la senda a la pureza

璯璯璯璯
En el ritual rostros encendidos por la fogata adorante
Hervían la pócima llamaban a los Apus
La pálida aurora profirió su voz tan suelta
Al lado de las piedras arrugó su hondo impreciso el beso fresco
Un río alado hendió la transparencia hasta conflagrar el celeste
Sabíamos que a unos pasos el bosque encerraba grutas silenciosas
Que si llegaban el encuentro hubiese sido inesperado
Los primeros rastros de quien amanece a labrar
El desquiciado y su megalomanía El Grande
Atrás el río de oro
El salto de frondas mientras es la niebla
La penumbra del espíritu rayaba su regreso

90

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

璯璯璯璯璯

璯璯璯璯璯璯璯

Comburen lenguas su centro pernicioso entrepernil abrojo
Comban rayan perfiles en las imágenes de piedra
Los dioses crean figuras paganas al canto votivo del pájaro que cierra
Severas catástrofes encierran los pergaminos delatores esta historia
Hablan líneas contumaces de una rayana fuente de fuego
De un humo que se queda en pensamiento
Signan por las dudas sus más sacrosantos emblemas de grito
Ahogados gritos en desesperante hoguera
La bestia apocalíptica aplica el tira y afloja
Si eras alma lo mereces

La mitad de tu luz interior delata la noche
Luna eres en verdad y sabré guardarte infinito
A tus confesiones delatarás la vela del habla
Oscilan corrientes iluminadas por alfombras insectiles emergiendo
Puesta en esa infinidad que desconoce
Luna
Puesta en esa mitad de pupila
En ese río rehecho
Las confesiones ni todos los desollares insomnes en los párpados
Nada podrá calcular que no entres
O que me sigas esperando para continuar callada en mi recinto
Qué puedo hacer para que despiertes
Alcanzarte el frasco letal el suspiro de Julieta
El hondo regreso del amante y su cadáver desliza la verdad
Detiene el resuello
La verdad no es dura sino letal como un pesar que de pronto cruza
Guarda el ojo para siempre

璯璯璯璯璯璯
Tantas veces la flor calculada el enigma de un polvo florido
Una lagartija arrastra estatismo delator mientras corre la senda
En vilos de claridad apagada sufrían feraces confesiones
Deseaban ser explosivos monólogos leídos al destello de la farola
La muchacha no pudo hacer nada mientras el hombre se quedaba
Sin aliento
El recuerdo de sus pasos enterraba los recintos interiores

璯璯璯璯璯璯璯璯
La copa devuelta a su naciente perfil a lo bajo
Decrece
Puro otoño de cuesta puro invierno de rueda embarrada
Suma esto de los dedos y del palpar vicioso de la imagen
Suma todas las aguas que profieren velorios
Perros fauces en extramuros de río lejano
Noche alargada y un nuestro se persigna
Mientras llega al estuario el viajante nocturno

91

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

LA PRIMERA CARTA LEVITÓ AL ILUSO PERFECTO
æ

æææ

Qué cambiado torna el cuerpo
Hacia el espíritu desvanecido en retorno preciso
Las palabras tocando fibras redobladas
Huecos sin fondo donde la idea propulsora de creer
Se pierde
Somos más que decir
Precisamos la presencia
Más que creer en la espera sin ya permanencia
Hacia lastrados pasos recordando su retorno
Hacia estelas de polvo donde aparece la imagen
La imagen que asume ser su aparición inconexa con las caras
Por las que el tiempo magulla el rostro
Y la juventud no es más que tacto
El verdadero rostro es el no dicho

Creí que el nombre de la risa fuera inexacto casi intemporal
Sin tiempo de merecer las peras del olmo la borrasca de ramas
Sosegado en su viaje a ramalazos haces plateados de peces
Los que sugieran frondas gigantes a la confusión del bosque
La humedad decrece mientras signos hablados rezan caídas
Cerradas sendas donde el mar y el firmamento es uno solo
Un abierto amanecer a la plena fricción de cuerpos nacidos

ææ
Las primeras palabras fueron como si naciera
La primera carta acusada el sello de un inútil parpadeo
Hacia los rostros fulgiendo su esencia
Hacia los gestos adorando su humedad su boca desoída
Sin ciego sin nombre sin la reminiscencia plana de formas
Líneas rastros de patas de gaviota oleaje perdido llamada
Ronquido lejano de pinos oscila al son del alma
El don preciso del espasmo en tu levedad
La forma de la belleza flor que esconde su silencio
Hasta el rayar del astro que lo existe por el hecho de existirse
Por alumbrar a la belleza que en la noche borrada ciega todo
Lo que nombra a la belleza es este instante

ææææ
El doble reflejo del iluso
Designa en la sucesión de imágenes
El otro ser ignora desde esa repetición de caras
Su abyecta abominable forma de multiplicarse
Es agónica amarga la manera de mitificar
Hasta el doble caos de velas hundidas
Las del mar las del acecho
Advinientes
Por la senda prometedora de temblores
En el rubor adelantando so preciso
Fulge tu primera flor que no emerge

92

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

æææææ

Ceguera intempestiva
Y al nacer a otras márgenes de sometimiento
Las mujeres felaban a los hombres videntes
La ruina era el paso a un mundo de ruina y pestilencia
La ruina era que nunca se supieron ciertos
Fechas en la mesa de noche horda de vela caducando
Verduras en la cerca la vieja que podía dar un bocado al viajero
Al que forzaba la desgracia de ver en lo blanco

La muda línea el sol borrado
La pista en su hervor calculado tendiente a la ceguera
El hedor contrahecho el contorno de un vuelo
Un día para vivir plenamente
Aunque sea olvidarse cada cual por la facilidad de caer en amnesia
Sobre una piedra no sé por qué el río se traduce
Sudor grito colegido en la pregunta de qué hacer si solo
Si realmente cada uno quiere elegir ese calvario
Sobre el andén una mujer camina en los ojos regresando su brillo
El vaivén de su medalla la certeza aproximándose

ææææææææ
En el laberinto multiplicabas presencias
Eras el doblar por la senda secreta eras el hundimiento al hueco
Dando paso a la pared de agua viva
La pregunta de la esfinge es una doble negación
“Se levanta de noche bebe en madrugada despierta de pie al averno”
Miraré en dirección al estuario te esperaré en la cita pactada
Con la copa de sangre
El rito del cordero desvanecido en la piedra
Rayando la morada puesta virará tu tristeza
Desovillándose hasta giro

ææææææ
Converge húmido el desvanecer la horrenda fiereza
Huida de lo bello
Qué confusión en el insomne borrado en los rastros de las llantas
Noctambula bebe agua se acuesta
Ahogado en restos de madera incinerados
Abro las ventanas de quien mira sin saberse poseído
Sin saberse cazado por el ave rapaz delatora
De tanto esperar la plegaria
La primera ave de regreso

æææææææææ
Puedo saltar de puente en puente hasta descubrir que el ileso el suelto
Gravitante en el aire sostiene que el que no corre se suelta
Viajando a través de constelados pensamientos
Hasta que ya la precaria figura no se suceda
Más que en ideas precisas
En cantos que la lógica sufragará en urna desprendida
La columnata marmórea cederá cuando el temblor inicie
Cuando las placas de la tierra se junten
En el abrazo reduciendo toda fuerza maligna apocada por el Uno

æææææææ
La oleada de los años me ha enseñado
Que es tan gratuito
Tan luz desleída creer
En la otra parte por la cual no pasa nada
Como sí en el iluso que se enciende a una carta primera
Podría cegarte de una blanca línea separada en el tráfico

93

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

MAURICIA EN EL JARDÍN SECRETO DEL AMOR
( ? )

( *** )

Mira
Ensayo
Mueve entre dos masas
Tu rostro
Cuando a consabida mueca te engastas
En dolientes pesadillas
Muran solfeada permanencia
Doble juicio entre élitros desastres
A rasante vuelta insufla toda vida todavía
Vagido río qué lejano

Una modorra calcula su hastío
Hasta que
Sin más soltura de línea se carbura
Solemnemente a la pedrada cósmica
A la duna redentora
Estros siguientes miasmas en relente
Cocina fragua su cristal su mejor anaranjado
MAURICIA EN EL JARDÍN SECRETO DEL AMOR

( ?? )
Perfidia de roerse
Sombra ratón a la hilera de ladrillos
En la caravista de los muros brillan estertores urbanos
Charcos reflejando su delgada permanencia en el mirado
Tocado por beso por voz que lo signa
Albura de gajos carcomidos
Estarse pretende que yo antele mi paso
Que sufre de hoyo a la caída
Grávido vuelo
Muro mis lagos hacia fondo insuflado en negra carabela
Estos cristales rotos forman una sola apariencia lunescente alba
Huera madrugada disemina a las claras sus ojos

94

Siempre adoraré a la divina mujer que me soltó
En el camino de espinas
Su milagro de calma
Cuando creía que ya todo era pesadumbre
Cuando en una mañana de hielos y fuentes de cabello
Te aproximaste con la blandura sugerida de un milagro
A mi vida que aún no esparce la última morada
Dios en su costado de los soles y su choque
Dios en esa mujer milagrosa
Que con sólo su vuelo de voz y sus nubes de caminar a su lado
Me salvaba de un hoyo negro cada día
Siempre su vida será el camino que recorra
En la constante ruina de los días seré sus sueños
Seré la suerte condenada a quien al reírse no despierta
El perdón para los justos días de amarillo invernar
Cercanía de aliento lácteo
Flores para mi epitafio con su memoria aquí cercada

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Rostro al que se aproxima la sola cercanía
Que inconsciente nos junta
Que inconscientemente nos siembra mariposas nos arrastra
Días de magia
Ciudad Desierta a ramalazos divinos y caballos desaparecidos
Pude adorar la fuente del alumbramiento en tu risa
Pude ser el exacto triángulo husmeando en omnisciente ojo hacia ti
Pétalos estrellas
Orquídeas en fuga delatora
El eco es una voz irredenta
Cabría que te aproximes un poco
Mauricia secreta en mi jardín esplendente y dormido
Canelita agostada en el bar en la débil luz de Setiembre
Sólo Dios sabrá cuánto te guardo
Sólo un poco hasta creerme
Tocado

( ?????? )
Tararean siguientes
Bizarras chicharras encendidas a pleno costado
Del cuido platanal enardeciendo duendería
Corrientes trasegando su plata desde vagido permanente
Como en todo onírico estado de sortear la sulfa y silva terrena
La inclinada red venosa adelanta su trama astral o sus guiños
Al crisol pensante al estío enjugado en el relente dióscuro
Descienden
Planas pesadumbres giros con platos de astros
Para el próximo milagro
A la merma soterrada de un canto

( ??????? )
Qué cercanía
Mi Dios mi mujer mi soltura
Agonizo en la plena y luminosa mañana
Tanta vida es la que mana
Río sin término
Tanta
Encuentro del principio y el fin de los dormidos
Otrora la voz estío
Presente
Y la voz floral de agua sinfonía

( ????? )
Siguiente curda a lo votivo
Plenan sin cuidado se adosan
Enfrente desislados en caras iguales
En laberínticos muros transitorios
Como si los hilos permanecieran claridad obituaria
Entelequia acumulando sornas
Regustos cundiendo en tarde azafranada
La propensión amarga de creer que el polvo lame
Cuando son las fuentes cediendo
Esa conflagrante amarilla cercanía
En discernir la harina ámbar se acaba se sueltan los rayos

95

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

LA VELA DERRAMADA AL MAR EXTENDIÉNDOLA

Si ciego ante el renunciamiento
La misma vara que mide
Y de tanto torcer esquinas invisibles
Ante las tardes con prurito de ojos
En las fuentes gemelas un pequeño grano
Cede al mundo sin sentido
Y ni el más borrascoso fuste lunar alterado en una visión
En círculos sucediéndose
No sabría por dónde empieza uno a ir dando pasos
Regreso sin lugar para una cara oculta
La de la extremidad media
La falta negra sin su fondo de cuerpo

≈ 

Es en medio mundo
El de los que con santa paciencia no conmueven
Ni a los astros
En donde el hombre carda una luz gastada
La del centro
Para entrar en el recinto apagado
Una voz mirada un reflejo ciego hacia su signo
Apareceré bruma ignota del espejo
Ruina distante
Árbol votivo
En inclemencias o frutos dispersos
Una frutecida estación de dormidos
Juicios para qué si duda advierte
Qué signos delatan

Aspirará la remota apariencia
A ser más lo que no es su forma esplendiendo caída
Sumo las cifras guijarradas ante una estación volcada
En el lecho seco del río
Será pura naciente en la moneda gigante negando dedos débiles
Aura
Oleada hacia su fin va creciente
Girante en la línea aparecida
Del cielo

≈ 
≈ 
≈ 
Siguiendo la remota procedencia de plumas
Amarilla borrascosa de un río iniciado en su transcurso
Tarde la muchacha queda al desamparo de sabe qué destino
De sabe qué cargar tarimas de nobles lascivos
Abuela sin edad sin voz rugido parte la piel ya sin brazos
El desierto esparcido de plumas amarillas
Uno a uno los granos de polvo hacían del amarillo
Una estación de dormidos
En el viaje
En las cuentas sin motivo sangrando desde adentro
Síntomas de oleadas líquidas
La verde estación
La náusea
Al estado procedente de las cosas
Sumo perdido más esferas en iniciática rueda sin sentido
En la naciente que parte
Del hombre su espera
Ido

96

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

≈ 
≈ 
≈ 
≈  

≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
≈ 

Recuerdo aproximarme a tu Luna a tu agua
En ascuas danza la justa enferma fuente resentida
Desde que recuerdo fuiste mi respirar motivo de creer
Magnánima quimera del hombre caído en esas tibias ruinas
Que más nada ya desaparece
Pero como todo tiene que morir
Todo relumbra su paso inalterable por la hoguera
Solas cenizas el viento las barre
El motivo no es la espera ni la afrenta de agua y su desgracia
Haciendo del ser un cuerno incandescente una hostia de plata
Moriré para saberlo me aferraré más a tu muerte
Para empezar mi contienda
La de echar lazo a extrañar tu ser muerto en el agua

Sé en mis ojos derretidos
Incandescentes sueños o los signos de continuo
Mar de luces atestadas seres abriéndose a lo informe del fin
Al mar de la penumbra contraída
La oscuridad no cederá ni al primer tañido de campaña
Ni la pestaña decreciendo sin fronteras
A ella jamás no cede quien baña su neutro su santo
Para los rayos fijados por alguna corona sin nadie
Estará dispuesta la voz reída la vana superficie de azogue
Repitiéndose sin grito
Plañirá repuesta será el origen de una confusión
Integrando lazos filosóficos
Estertores de miel sangrando al estado repetido de torpor
Deshilando constelaciones de abierta sinfonía
Hacia una teoría de redes con la cruz de dioses ausentes
Huestes últimas de caballos despavoridos
En la salvaje estación de los dormidos
Estiran en la ruta
A un abismo sin nombre
Su laxa velocidad que se detiene
Recordaré que el camino está en no creer que el cuerpo avance
Sino nada más que en un espíritu acabando
En evaporada brisa durada sin presidio sin aire

≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
Podría envilecer la rama que dora
Podría creer en la suerte del ave atorada por grano hechicero
En el camino unos hombres me fuman en círculo
Me plañen las banderas del espanto repasado si ando
Ilusos guiñapos deslíen imperfectos
A la estada del miedo
Crece una rueda en las rocas si los pasos insisten en no volver
En figurar hacia el Edén de espinas continuando tempestad
Y rasante adorada si más oscilante de frutos sabios de hojas
Al cuidado del brujo torcido en la carne
Plena entendida como sigue
Plena rama dorando su camino bifurcado
En hondas religiones y sectas de rostros temibles y fieros
La adoración del misterio contrahecho

97

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
≈ 
Delaré la fuente apestada de sesgo sin figura
Líneas en tu voz callada la asunción del misterio
La lunar aparición del oleaje enterrado
Luna tiembla cuerpo sin memoria sin sueño
Luna desciende su mar partiendo de la vela
Acrecienta sobre la sal durada que se parte en otra esfera
Derramándola como agua sabiéndola oleaje inmenso fragor
Nada se ve como la sangre inundando la esfera incandescente
Destellos diseminados chirridos y alas calmando
De continuo las primeras aproximaciones al dolor delatan
Mi presencia
Entendidos como tales obran hado aterrador origen en descenso
Luces una callada armonía iluminando para sí
Su ser que lo contiene
Borras las banderas del sueño como aterradas mariposas
Discurriendo en horizonte perdido
Sin color sin peso
Una cerrada canción sin fondo

98

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SODOMIZO AL ENEMIGO QUE ME HABITA
?
Quién es la estrella que desaparece
Cada insomnio lunar sin vagidos
Que no dejan al cuerpo no ser con su luz enjundiosa
Para que ilusorias suposiciones adelanten
El vagido de la bestia
Humo de azufre esputo de fuego cópula de arena
Quien gira su infierno precedente
Cede
Y este fuego de frutos podridos al sol
Pasados por el movimiento rápido repetido de los ojos
Ese querubín que con espada vigilaba
En el Génesis ¿que existe?
La no función de ánimas creadas
O delaciones perversas en la puerta de oro
A qué uñas a qué desgarros
Sin hórreo desparramado de perlas sexuales
Las tetas del abismo jamás acabarán de manarte lujuria
Serás la conclusión el orto mismo de ese enemigo persiguiéndote
Hasta el final hasta el vuelto principio
No reversos reflejados en el ignoto infinito
Ni sábanas con bujías estáticas encaminadas al Reino Fulgente
Incendiado
La horda de los vencidos será un cuadro gótico para perecer
Copulando sin aliento sin aire sin lengua
Regido por las líneas que no se ven luego de abismarse a la imagen
Aparente
Luego de saberse ahí en la Casa del Horror

Con las manos abismadas de sangre
La baba en el filo de la rabia
La podredumbre abierta a dos lados de la piel hollada
Candente
Si el enemigo está en mí
Si el enemigo sueña por mis poros vivos
Abismados en ese mundo alrededor de los giros
Del pugnar aterrador de la bestia delatora

??
El ave delatora que terminará con el infierno dador vital
La matriz cancerígena que me dio al ovillo detestado
Cerrará esta noche sus rezos de cocodrilo sus lágrimas beatas
Yo reía en la mañana yo sentía el sol resplandeciente
En esta primavera de ruina en que el sol brilla en mi espíritu helado
Amargo
Terminará con estos gritos taladrantes
Será el fin del ruido de las bestias con lenguas
De la matriz sin límite para llorar abierto
A la desesperación del sintérmino
De este infierno que llorando sin lastre sin motivo de caer
Caído se levanta a su ruina

99

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

???

?????

Qué reverso sin la brújula de una voluntad urdida en secreto
Prosigue desaparición pie delata aun los temblores del vencido
Amargas espinas velan su infierno secreto
Esa deflagración de las manos sudorosas
Esa caída sin término
En los días sin extensión sin noche delatora
Para que preclaras gárgolas siguientes vomiten
Al borde de la cópula
Anos feraces en su dormido placer se vencen
Prosiga la llama la quemante pestilencia del aliento
Halo infernal de claridades halo abierto de palabras desfondadas
Firma tu cita sin verte en la fuente

Babeado por la bestia oscura diminuta monstruosa
Me persigue me maldice me hace ceder incontrolable
A sus besos de lava de regreso
A sus babas a sus parásitos de energías sin medida
Sin los dedos de una razón que por las mañanas entra
Y me cose pianos a los ojos
Cabeceando en la violación de mi yo de mi bestia cercenada
Para entrar en tu hoyo vencido sangrante con heces
Velan ancianas su rayar prominente en la ventana
Caen al infierno de vigilia
De la casa rajada y su protección de fantasmas abiertos
Al meollo carne vibrante
Por la baba del desprecio
Por la baba despreciada
Moriré maldito con rencor con la conciencia abierta
A las sucesiones reencarnadas en mi lomo de bestia
Podrido hostigado reventado en un morado perecer
Por gritos
Otra vez
En la ilusa fantasía de regresar al perdón
Ceder el ano concediendo un movimiento
Un vagido viscoso al dedo de en medio
Que sierpe

????
Derramada la simiente del ahorcado
La risa despiadada ilusa en la transformación que no delata
Más presencia que la del pobre demonio sin éxito sin euforia
Sin muerte
Por entradas de un manual supe que en la demonología cáustica
Casi vencido por el sueño infame de quien respira y no gime
El Astado abrevaba en la corriente del sueño a sus vencidos
La víctima boqueaba esfínteres anhelaba su regreso
El astro guiñó en mi Este eyaculando

100

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

??????
Borrarme de este seis hogar
Conflagrarme iluso a la estela bestial venial
De este infierno
Esta bestia que no me soporta ni arruina
El yo paralizado
Cuando al pacer de la luz cinco y derramada en la montaña flagrante
El venado ora su penumbra
A medianoche la criatura que llora está poseída
Está vedada a las plegarias negras como rosas
Estallando en la desgracia ombligo de un templo orgiástico
Llamando a la parte que se hunde
A la parte cubierta que se mece y se pudre en vaivén
Anulándome el chorro lácteo y de fuego
Ceder primero proferir el grito la maldición del después
O la ruina de quedarse adentro

???????
Repetí 666 666 veces la maldición que me existía
Vi que repitiendo la frase volvía a descifrar todo cuanto debería saber
Para borrarme
Nadie tranca las penas si cede al perdón
A la débil baba de los buenos
Soy el vencido el arruinado
El poderoso
Este mi infierno
Esta mi guarida de estrellas reventadas por dentro
Moveré mis fauces para terminar con la sangre
Aquí termina el juego del sueño
Aquí termina de roerme la bestia que me crea

101

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

LAMIERON LENGUAS MALDITAS AL ÁRBOL DE VIDA
11
Una lengua maldita le borraba las heridas
A media cuesta del horror
A medio cielo no urdiendo ciclo cromático
No había frente calculable por nosotros los vencidos
Éramos los únicos rodeando al Árbol de Vida
Blandos procesos de la lengua soterrada a inclinaciones
Al errar de la pata circunfleja reflexiva
Oteará el ave de paso abismada chirriante
En la horda del miedo
Precedente a ilusos estertores de sangre

El sopor mana presencias antes maliciadas en la hora y a la hora
De una muerte calibrada abierta menguante
Péndulo circular del gran espejo ahuma contiendas
Deshila hostias de días y galopes tiempos decrecidos
En paralelo también la descerrajada canción de faunos con pífanos
Detestan oculta lascivia de ninfas restregándose sus sexos profanados
Por esos cuadrúpedos enhiestos de pezuñas partidas supurantes
Como si todo el polvo a la vez cerrara el ciclo de la esfera
Cerraremos los ojos sin remedio
11

A qué tanta limpieza y decolorado recinto añil se presencia
Sin color sin ruina ni tiempo
Trasciende su permanencia que de plano uno ni la santifica
En mi reino saciaban a lamidas la sal de los caídos
No derraman las penas más que la débil comparecencia
Las pústulas avivaban el dolor de los muertos los herían
De un vuelo remoto
Cenagosos rituales de cuerpos fatuos en la danza primera del alba
Sigla deshoras metamorfosea estados de vuelo a lo sigo
Eran los muchos las procesiones sin voz ni luto por el espíritu
Como bien se ve
Que no aparenta que nada profiere ni lastra oculta la mirada
Nada demorada es la cúpula desasida de innobles heridas de sangre
En el sueño injusto de los hambrientos
Sólida como un reguero de fusilados en la horda noche que acaricia
Parirán gárgolas fetos sodomizados por esa lengua maldita
Ruego permanecernos sin el temblor natural en el pavor de seguir
Que los nombra los alumbra
Ruego catapultarme hacia los astros
Herirá un sepia derruido el horizonte
Sin el yo paralizado que es témpano miríada meteoro desgarrado
En el lapso permaneciendo sabré esquivar las flechas anacrónicas
11
Ser lacónico en el vuelo de una filosofía insensata
Como conviene a grandes pensadores
Fuera del campo de cuervos
Fuera del vuelo desaparecido el vuelo
Quedo el campo de trigo con la peor soledad la herrumbre
De los dormidos
11

102

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

11
Por el tiempo rocoso carburé efervescencias que no me competían
Ni apurado ni iluso ni detestado por corolas en desfase
De una tierra arrasada por el ácido y los gases nocivos
Preferí que fuera trasiego de rosas salvajes
Y la psicotrópica moneda que es de generosa en darme su materia
En estar pendiendo de la hoja en estar caído
Colgajo intestino del Árbol de Vida
Entendía que era movimiento que a dos pasos
A unos dedos solamente era ya forma del mundo
Movido repuntado por esferas de un tiempo a la deriva
Reculé en la demora pastosa
La espuma del viento que era más a esa hora de galopes
La mujer madura se sorprendió al verme llegar
Desde tan delgada fase de mancebo casto al filo de la alberca
Jugando al pecado con su falo venoso
Iban velando pesadumbres en llamas
Iban decayendo lenguas remotas
De fuego
11
Cerraban
Ignotas
De sal
Malditas
Las heridas que uno abre por propia voluntad
De descreer de Una Palabra
Enterrados en la antagónica presencia que requiere el espíritu
Cierra filas de los dormidos cerrarse o voltear la página
Hacia una historia negada
Me pican los ojos

O es que yazgo fuera del color sin color de un continuo firmamento
Cerrando el paso de huestes que el Uno escucha que el Otro desoye
Para perder la paciencia correr el velo del paso en falso
El que se da en la arena conducente al patíbulo laberíntico
Donde el hilo de Ariadna es una coartada
Donde la seña de Taurus Allatha es la maldita cerrazón angular
Del pasado con vuelos de estrías secundadas
Con albas aves aproximando suelo a la mente volátil

11
En el flotado en el ruinoso Pro-Hombre sincerado a perderse
En pensamiento
Entenderé que restos no importan si coactan su salida
Por un mundo sin sentido
Los únicos privilegiados de sucumbir a la locura
Serán los únicos despiertos
Al mundo no lo rigen energías cuerdas ni orden alguno
El ciego el anhelado en el mar de las derrotas
Se basta
Si al ser contrario a las huestes invisibles abrasando las pasiones
Colapsa el celeste soleado a esta hora
Todo rige su espíritu
Todo viene como la caída veloz de algo que ilumina
Y no por su palabra es que Luz designe iluminado
No por palabra frenando furias ni razones poderosas
Derrocando al mal
Seriando más la interminable escritura pétrea
En la piedra encontrada
En el lago signado por lenguas malditas las ocultas

103

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

VOLÁTIL EN LAS CUENCAS TRANSGRESORAS
A
Grácil apariencia
Hosca en la repulsa insomne
Avistando esa montaña
Disemina enlutada espera
Tener los ojos de la ruina
Sagazmente imponerse a la antelada sombra
Como soterrados cánticos emergidos del Ganges
Será que la espera apacigua
Más su fantasma familiar doméstico
De calle esporádica
Es que conozco esas líneas corporales
No me detesto por eso
Al contrario sé que es un acontecimiento
La manera de nadar en la raya de lesa piel inhumana
En el sudor de su grieta salvaje
Levanto un dedo un solo dedo o la mano que muere
Haciendo que detenga el mundo mirado
En torno al giro preciso

De vaho ido
De furia
Guiñapos adoloridos pasean cierran ventanas se mecen al papel
Adoran la cera de lágrimas templarias
Para que los visitantes caigan
En la amnésica presencia que cae
Esa crónica con hechos reales que no se pueden corroborar
Con un viaje al solo de lira acogiendo bajo el brazo séptico
Hechos migratorios en la alfombra de cabello
En la mujer demasiado bonita para ser una sola espalda
Qué
Presencia lejana
Detiene al mundo en dúo de relojes iguales

C

Cavar estrellas precedidas a lo situado de la alberca
Mojado tiempo huecos llenos del poder que no huye
Con la borrasca de un estío temporal
Que ciertamente trae borrascas
B
No huir en los ojos perennes
Que al leve movimiento de mano cruzada en el centro
Anoche fuego
Es cierto
Anoche horno remando últimos pétalos de cuerpo
Momento culminante al vagido impenetrable de
Esa paciente mañana un himenóptero roía la hoja
No se resplandece sobre la aun plata que al medio delator
En la soterrada acumulación de piedras pómez se quedaba hosco De las ondas del mar se detiene
El Christiano legado a los siglos de espera
Antecede lo mucho que queda para dejar de ser humo
Muerto
Espacio de mar seco

104

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Plena distancia aforando citas puchos alfileres perdidos
Ese pajar caótico criadero de culebras lentas enervantes
En las grietas de la fachada antigua que se conserva
Por la tradición de una calavera velándose en secreto
Cuarto secreto para serios muchachos
Que piensan que en el escritorio se les borrará ese rostro
Que más ya no quieren mostrar al mundo
Por un mal innecesario el de colarse jardín Zen abajo
Darse de por sí contra la gruta sólida
La que bendice con su virgen quieta
Afuera siempre afuera
Anochecen más veranos que en medio
Tan necesario es vivir de la mentira habitada

E
Qué lamenta la fasce sangrando por dentro
Cuando en la casa familiar se envejece desde la raíz
Desde el huevo anhelante a los brazos pequeños
Sitúan antiguo al cuerpo adolescente
Va
Hasta el cernícalo precediendo las muertas horas arrastradas
En casas de abandono
Cuenca de los dormidos
O cabezas flotando hasta ser encuentro con la matriz mortal
Salada
Velando la sabiduría de perecer sobre la arena al reverso de los ojos
De las huellas transgresoras regando cangrejos hundidos en la arena

D
Qué solapada mentira cede a una historia
Pasa
Estampa hechos escritos en una angular biografía de lo incierto
Leve será el fantasma que se abisme por mí a la nada de estar
Al hada de flor resoluta en una explosión de luz
Derrocaré la primera ventana aproximando a mi loto peregrinar
Por un espejo refrescante
Seré el muerto velado por zancudos luminosos
De camino adonde convergen todos los ríos
La tumba flotará en la penumbra

105

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

F

G

Procedo en mis cuencas mojadas a deshojar eras copas
Ramajes de un mundo dividido
Voto regado nublado rostro emergiendo al dar la espalda
A un destino sin fecha ni pie de cera aterrada entre los demás legajos
Ser la espuma situada en lo emergente del cuerpo
Hacia la dureza de palabras que son el río
Dictando su adolorido vagar sin sombra
Sin acto alevoso de negarse
Voltear la página siquiera
Para que un sosiego perennice soportar
El dolor de llevar el cuerpo el ánima pálida derramada azogue
Volarse templo afuera para que no siga inexistente
El origen perfilado
Vecino aparecido a mitad de la vida para hurgar en una
Buena Presencia
A mitad del estío corre el fuego derruido por el Sol de las esferas
Cuencas abajo en ruinas habitadas en los cráteres
Ahogaré esta historia en cuanto proceda otra mentira

Aterrado a las presencias
Ante la nada
El olor guardado de un cuerpo embalsamando su presencia
Trágico aposento del virado a perecer en volutas anteriores
Sin riesgo a ser volátil ni dado a manías de mecerse en el limbo
Fondo distante que fuga
Polvareda anticíclica zero descendiendo
Hacia paridad en ruinas hacia ecos amarillos sobre peñas
Del desislado cuerpo a secas del aterrado presente al que se vela
Fraguado recordando esos ecos o pozos a lo brujo

106

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

FUE MENTIRA LA SUGESTIÓN CÁLIDA LA MAGIA
Sed del aire obtura insomne sus espejos
Para dar al aura devota del descubrimiento
Necesita

Un pequeño alumbramiento del ser o la estática pregunta
Decidiré en el trayecto sin punto de regreso
En el aire el pie decidiré o la negada forma de las manos que rozan
Cuando al finalizar el humo de rastrojos
En la ciudad se encienda la destrucción
La partida final habrá quedado restante
Al limbo
A la caótica trama del dédalo inmerso
Flotado en su aire
Hacia el aura próxima

Si la colmada medida de un guante de ruina
Calza en el músculo rojo avivado por aguas de fuego
Resplandecerá en arbusto la gama rota de frutos
Alegaría que pudiendo saborear la hiel de la derrota
Prefiero hacerme al pasado de tornar la cabellera cósmica
Hacia huecos sin tiempo en el espacio
Olvidar como es fácil hacerlo el recinto cruzado de cámaras
En laberinto lenguado vigían canes poderosos al dios lunar enterrado
Con plena seguridad pero no sin una pluma de duda
Persistiré en caída en ida arruinada con regreso
Hondo cielo
Enterradas estrías restos de rastrojo en polvo a retorno
Terrenos de las dudas poderosas

Al alba medité desencuentro
Tu parra más próxima a la modorra inesperada
Infame va por seguir
Onda serpeando hasta su acomodo vertical
Sumido en poderosa sugestión de días de achaque de choque de idas
Cabezas informes a reventar en giros planetarios
Se rodea uno de más energía a reventar
Al conocer los límites antelando juicios equivocados
De esa sensación de roce con la pared de encontrones
Surgirá la lámpara votiva sugiriendo luciérnagas remotas
No podré con el juego de esferas informes en giro alocado
Seguir acantilado abajo hasta los restos
O ahogado en las aguas contaminadas hasta rozar la piel desnuda
Alguien que no aguantará más la abstinencia me habrá abismado
A ser nuevamente entre su fuego

La fétida cámara contiene dioses arruinados
Manchas en paredes que al paso convertidas son en plataformas
Migraña del estar representa una canción encarnada en la flecha
Candela momento caducado abrojo abajo indicando herida de paso
Sugieren prelaciones vueltas lluvias chispeantes metálicas
Si la fricción metálica insiste en ser camino de la rueda
Y no son más que retazos cúmulos arrastran
Hasta la pura migración
De unas aves acesando en icor del pico degustado
Pendulando ramas anteriores

107

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Para qué puse el pie
Bajo la explosión de aire o la seguida cámara de ciegos
Con los dedos tecleo el recinto que me abrirá aura
Que me dará El Camino Verdadero
Si aturde una forma de presencia en cada uno de los clones
Es segura la aparición conflagrante del dragón grisáceo en las aguas
Alunizó el mensaje de la cabellera
El toque o colisión no apareció nada
Cuando se sabe que esa fugaz apariencia no fue más el aire que fue
Si no me sorprende lo demorado resta mucho de sugerir porvenir
Si no me resta mucho de memoria sabré que no he actuado en vano
A las preguntas

Demasiado para ser especial ese momento
En pleno transcurso de la magia
No se le ocurría hacer ningún milagro
Ese astro demorado y tan extenso en la mañana de orquídeas
Podría pasar por acontecimiento milagroso el amarillo vuelo
De labios rozados fuego necesario en el témpano cuerpo
Por genealogía del pasar el paso mismo
Dios que era en el beso pasado sugestión del amor y no el rito
Cambiado de percepción vi que yo estaba triste adorando un florero
Quizá recuerdo quizá la oscura imagen recordada
La belleza dura mientras la creamos que no pasa
El enigma sostiene que el roce cálido sucede cuando menos se basta
Cuando menos se cede a la débil mentira

No equivoca la inocencia
Cada mirada es alumbramiento de flor nacida a su Sol que la ve
Que la nace
Otras criaturas verán esa línea suficiente en la belleza
Pero si ese efecto ilusorio no es
La flor se basta con ausentar su plena y enigmática presencia
Podrá no durar un lapso ni apenas la mitad de un paso en falso
El rayar del suceso de aparición jamás durar
Hacia el Sol de los días
La imagen quedará y si más el olor puro sugerirá seguir inconcluso
Al poner un pie en el vuelo
En el panóptico vértigo delatando sucesiones constantes
Volará la cósmica pregunta
Hacia siglos de conciencia

108

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

DE NO HABER IMITADO A GUILLERMO TELL
NO EXISTIRÍA EL TORMENTO
[Intento de excomunión a través de la culpa catártica de William
Burroghs tras matar a su esposa]
In olvidum

La bestia fela al sacerdote
Para esto no duerme toda la noche
Pero se lava lo dientes postizos hacia la mañana entulviosa
De tal forma que no ensucie el esperma divino

Vieja bestia del juego
Apresurada en el hurto sacrílego
Muerde la línea frontal con su cabeza volada
Nadie recuerda cómo fue la decapitación
Sólo se ven los restos mojados
Sobrepasando el astro remoto


Si creyera en el aura hermosa y verde de Dios
Sabría tolerar el ósculo de rabia
Presuroso anhelante no me convendría zafar
Menos a la delatora contienda de un enemigo
Entregarme como un débil religioso
Flotar ni más cuesta lo que no eres
En una herrumbre de sangre
Procesos sanguinolentos mugre dividida
En un camino primero y el otro sin término
La materia muere sigila pseudópodos
Elude escalera a los símbolos comunicantes más próximos

109


En helada imprecación
Se basta
Ni se sufra
Ni se reste ondas al tonsurar cabidas
Cuerpos apestando
Cálidas caricias
En la grupa demolida
Por arremetidas sin augustas
Esas las ocultas

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón


Qué seríamos de nuestros nombres sin el catolicismo
A cuentagotas todos contra todos
Y los gritos de los sodomizados abiertos a más furor encadenado
Retorno al corazón a la nauseabunda forma de moverse
Clavado por la bestia
Surge
Surge
Agoniza
En la real cripta de los templos creeremos en la baba bendita
Saldremos con la forma de animar
Marcados por el candente número cifrado
666
Recula tu orgasmo a una forma servil de ceder ante la fuerza
Agónica creencia de que se es en cuando pertenecemos
A alguna religión
Específicamente la basada en el dolor
Que según el filósofo del martillo
No parece tan santa como las culpas
A las que vivimos encadenados como a la manía masoquista
De otra vez ceder perder afásicos esfínteres
Y el grito amoral del deseo reprimido roto como un himen
Si hablas no es más que gratos lloros fantasmas
Atronadores diamantes virando su infecta pereza
En las notas de clavicordio de coristas abusados
Acostumbrados a eso mientras son divinos
Rodeados por el aura fúngica a través de la cual
Creemos existir con la hostia dentro
La hostia
Motivo para salir a deshacer al hombre purgado ayunado en la tarde
No hay más que seguir la línea

Hasta que la baba arruine al cuerpo noblemente exhausto
Placer de lentamente consumarse en la rémora de la rabia
La rémora habitual de escuchar
Resistir por las palabras que uno defeca por la boca
Sin el vómito de un vocablo
Sin la paciencia de una goma encaminada
A los lastres
De los vueltos
Paridos por la ruina enternecedora
Como un silbo como una noble borrasca sin la claridad del viento
La bestia pertinente desapareciendo con la castidad a cuestas
En reptante distancia


Parecer atado pero no vuelto a las cenizas
A un mismo templo regidos por las fuerzas fáciles del tira y afloja
Hasta que dentro ruina hasta que dentro soportar es el único camino
Por la demora de los martirizados
Por el silencio de los culpables
La esplendencia de las víctimas hacia abajo en la sierpe Marañón
Que mojaba los cadáveres que seguramente hostigaban los dementes
Si por vuelo prefieres desistir al fin y firmar tu abismo de sentencia
No velará un soplo una borrasca verdad sobre la cara
Si es que esa decisión es más que falta más que forma sin cara
Transgresor de reglas con las velas en el frente de los vencidos
Ésos que llevan su ritual como una giba gimiente ésos los mortales
No culpa de sacrificados
No sectas derruidas por canto apócrifo de bardo enloquecido
Barriendo el estado mental en secuencias degradadas hasta hollín
Por ratos no demuestran que siendo estamos volteando el Sahara
Al artefacto decreciendo quedo mientras frondas parecen ir
Careciendo de secuencia

110

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón


Si de la pesadilla te levantas y te puedes tranquilamente
Tragar el mundo
Convincentemente soplar todas las velas temporales de los hombres
Perdidos
Hasta despavoridamente cerrar las alas al abrazo paterno
El hombre cetrino y cano que te cuidó el espinazo
Mientras te daba mentiras envueltas en vanas esperanzas
De que un toque de mano es suficiente para aflorar el beso
Si es que existiese la amante
Si es que tuvieses suficientes fuerzas como para eyacular un mundo
Y siento que de tu caspa sólo cae un grano de tiempo
Será la suficiencia correr o hacerlas de equilibrista
Si el payaso que te cuida no está bien lejos o singla devotas cabezas
Rodando en cápsulas donde la moral y la degradación de la persona
Serían una afrenta contra
La vil mentira de que algo tiene reglas
Contra los espejos de la mañana con una resaca
Sin la tapa del basurero desdiciendo a los gatos
Derramando espesos lagrimones por
La muchacha que a oscuras te ama
Y ciegamente
A oscuras
Ciegamente en su luz orgásmica
Reduce al encuentro más próximo en una sola mirada
Por alguien que vale la espera

111

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

TAN PARSIMONIOSA Y RESTA
a

c

Una vida así de pura
Donde a pesar de los restos que me habitan
Soy el precursor flameando las banderas victoriosas
Así de pura
Sinfonía nunca empieza
O al menos no se la recuerda
Haberla apagado en el ritmo presuroso de la sangre

De donde cura ruina
Su temblor terminado
Su lastre inconsecuente
Apenas persona raída de trapos
Se levanta
Y desde la misma fría ceniza
Renueva almas en fósil alumbre dibujado desde espanto
Asoman tenazas que pronto limarán con hilos de agua el reseco
Pasar los días
Indeciso
De donde sé la ruina
Si ninguna voz adelante
Cierta acaso hada se deshace en el aire
Dos alas de plata hacia un infinito hacia un instante
Develados abstraídos por la hoja escrita por pluma dormida
Dos puertas álbicas apagan el candil insomne
Velan cruces en vaivén sin movimiento

b
Quién no sucumbe ante el pavor del paso
Dos flechas cruzadas
Su signo es la mirada fulgente
Pasa delator cambio de agujas
A la esfera destellante en nosotros
Vela signo dormido tus estertores sangrientos
Lava morada despedida en el muro distinto
Cara su bastión el lado visto
Cruz de la moneda del recinto
Si vanamente echo la suerte de dos caras hacia el cielo
E iluso espero un negro gargajo

112

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

d

f

Si las fosas mediadas
A mirar de lejos a la bestia
Con la única y gran diferencia
De verla partir con su hermosura
Y no llegar con la furia a anularnos
Si las fosas
Exhalar fuerzas agotadas
Casi una última y lenta
Agonía casi medida del lento

Est pathétique
La anciana borda letras azules aun sobre el borde rosa florado
La hoja de papel renace líneas colmadas de frases kitsch
Y todo el redoble rehecho digerible
Adelanta tercera edad su poca precaria muerte conocida
El anciano busca refugio en la voz quebrada de la galesa
Profiriendo un idioma cercano
A esa manera de mentira incandescente
Muy muy delgada rubia me extiende los dedos
Nada deja si va oculta en el avance de su cuerpo espigado limpio
Salen canos arrostrando fojas desconocidas por Alzheimer
Caligramas aullados cadencia nerudiana ostentosa del sufrido
Entre otras cremaciones in vitreo

e
Toda la cúpula sumergida en su celeste
Alados recintos acomodan a ciertos bríos
Ocultas naves en la ida sin retorno
De las voces enterradas atemporales en su panóptico de cuerpo
Sequedad de gargantas birla tranquilidad ni se aplasta
De pared a pared
La causa seguida
Ésa la posible

g
Est absolument pathétique
La coliflor pregunta por el baño
El venerado monje Inca suma su paso hasta
Premonición de que avanza sin cuidado de ser visto
Que para eso se presenta con la más absoluta discreción
De no ser visto
A lo sumo devanean sombras los líridas sahumados
La voz melodiosa es una espalda clara ya fatiga presta a yantar
Viajante

113

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

PARTE DEL ORTO EL DISCO PÉTREO LA IDEA
1

3

En base a satrapías columbran sus motivos
A dejé
Menor tesitura
Glauco en ópera the kill
De un acelestado desramado en trozos de acantilados suspendidos
En el gran destello boreal de la contemplación sin calma
De la mar por la mañana
Si ladran sus aguas es para separar lo bueno de lo malnacido
Exacto es un colectivo de hermosuras andróginamente gemelas
Y así no tengan por qué figurar a flote como buenas rocas diluidas
Moher acantilados islas sin peso flotando en la matriz verde moco
De un lustre

Virantes picores sahumados en la casa de altillo
Una y sus culebras pasan por el hueco del poyo
A la pared que enfrente se desliza hasta levantar un escalón
Surge el ídolo de brea ante pocilga menstruación
De una muchacha demasiado hermosa para esas precariedades
Suelta el pelo de su pomo inicial su más viva pulsión o flagelo
Hacia propuesta invaginación obcecada en nutrientes
Pablo el cloroplasto ahí apilado reducido a saquillo de un verde
Notas citocitosis la resta calculada

4

2
Es necesariamente rocambolesca la idea y ventosa
Siga
De colocar una a una las monedotas sobre el mismo traste de la ebria
Chuletas gelatinosas blancas y poderosas de acoger el eréctil phallus
La perspicacia no constó de más de una expulsión
Luego de eso pierde el trabajo como bailarina y queda encinta
De dos en dos
Trama sus cuadrículas en el mapa de su desgracia
Es cierto
Le fue un poco mal a la Turca

El auricular R enfanga sinfonía
No habida es la situación en la que el afeminado adolescente
Desciende del autobús ni un tanto con su buche de estrés a las gafas
Parecía al inicio del viaje percutía las rodillas
Cremaba su esqueleto rumbé sin la más bella novedad aupada
En verdad no se sentía tronar la cuerda primigenia la vil comedidura
Auricular L cuenta con latidos a la parte derecha
Huna palpitación escalada

114

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

5

7

La tanda de percusiones
Suelta
Andanada grava
En el cauce reseco
Carrozas extremos caballos
Inauguran tarde indocta relapsa agonía
Son los de fuego legionarios
Detestan blasones los queman

Era malévola esclusa para ser en ósculo babeada
La muy poca era insoportable al no mirarla sin el más lascivo
Flechas sus ojos tendidos en la negra apodada manto féretro
Con el viaje más inhóspito astral que haya por estas galaxias
Relataría inconclusa des presentes
Iba parecida al igual que la más delgada rumana
Atronadoramente sensual en el cerebro de grava
En la agonía de un palo sin fuga
Reflectado
Altisonantes pieles singlan y singlan su terso perdurar
El relapso cronometrado en una posible uña
Zote distante
En la memoria queda
La de la hiena
La de su risa

6
Toma dos ni uno más para que sobre
De esa diferencia restará la sumatoria
Toma dos significa no continencia
El Uno que no va
Cero oculto el Uno

115

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

EN LA MEDIDA DEL YANTAR SE FUGA
I

III

Suelo creer que en fondo
Anda existe
Si saber sin purga
A lo naif
Mitad bancas
Mitad muchachos con unas caras innobles
De girantes eles yantar sus bocados a tierra
Escancian pequeñas botellas de cerveza
Para la foto de magnesio
Pero para la fotografía se lastran
En posar como si fueran vivos de a 1800
Y en verdad lo que son ya es polvo

El pan francés una invención criolla
El Perú de finales del XIX hasta principios del XX
Donde acompañar guarniciones con ají era un modo plebeyo
De hacerse a la masa
Quién diría que estaba la culinaria a tono con Europa
Quesos vinos pan baguette traído en vapores amarillos
Especialmente para que se haga tradición en la crème limeña
Reclamar por derecho propio la masa franchute
Que el pan Francés sea de Francia

II
Equilibran canastas con tamales aceite especias
Un toque de vapor que el agua trabaja hacia el bocado
Suficientemente necesario
Son un par de negras roncando la voz de una pena
Sobre sus cabezas adosadas
Sin rasgadas vestiduras
Las rodillas cubiertas por una túnica paria
Habrían de socorrer los ladridos del día

IV
En el cansancio de ir hacia el Sol
Raya la esperanza entre árboles dedos silenciosos
Al girar camino se encuentra uno con restos de animales podridos
Si uno sigue la línea asfáltica de la ciudad
Poco a poco
Los gallos desaparecen de sábanas atrás en la soledosa pesadumbre
De la cama sin hórreo sin raso con el quinqué apagado
Hasta despertar pétalos de la pantalla desviando
Almas en pena van sumiéndose en el estómago tan lánguido
Dejar tantas distancias decrece

116

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

V

VI

Puedo creer en una segunda invención de la tregua
En el tajo abierto a cualquier rubor de doncella
Medianamente enamorada
Raros pies levantan una oblicua mirada
Al fondo vertiginoso de la carne esplendencia
A mitad del resplandor terminan los ríos de sangre
Gemelas descabezadas ríen ante opaco sin hueco sin viso
Cinema deshuesado de área desértica de calavera aflorada
Sin cavernas
Tromba despavorida fantasmas aparece
Mitad grito mitad encause en pesadilla
Donde a medida que corres alguien tira de los hilos
Tonos o restos si vano es aguardar la raíz interior
Del árbol reverso
Fuente poderosa enterrando todas las nostalgias
Mar abierto roca cerrada
Pariré la llama estando seguido en cañas de ribera creciente
Sangre limpia sobre plumas amarillas
Indica que el reino del astro muere donde el cauce
Fuentes mismas arrasan con osario temblor
De pronto sé que estando
Suelto

Un poco adentrarse en la malagua caliente supurante enferma
Desde el inicio de negras cavidades se entierra Uno en enigma
Sin identidad sin huesos aflora un frío correntoso a los motivos
Des
Vuelos
Cirros cubiertos dorando su nada existencia tras la galería en flor
Rebanando venas un color como de fronda sin gracia presente

Cabellera fragorosa emite floral pasionaria
Bajo la tumba de una enredadera con himenóptero prieto zumbante
En la medida que delata una milimétrica parte de la escena
A diestra del vagón renascen río poderoso algunas palmeras
Al medio el viajero duda un poco si bebe
El terroso viaje viniendo de lomas salvajes
VII
Es el fin del mundo la gangrena de abismarse
A unos brazos sin pleno sostén por desesperado
Plagan sus ruinas
Corren en zig-zag fuentes plateadas
Es fuerza es doblegarse ante un resto nublado
Pura progresión escozor que inicia pronto acaba
En el trago amargo rutinario
Fuera de siesta cierran otra vez la puerta aun cerrada
La modorra empieza su final

117

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

DOMINANDO FIERAS ABIERTAS ATADAS
No dejar prurito para mango supurante
Para el banquete negro de gusanos
Macular el cuerpo a los pormenores aberrantes de la carne
Escozor en el orto bendita meretriz que se sabe eterna de placer
Sigamos la secta del Siete Ortos del Siete Venas insaciable
Ser neutros sin la espera del “dar para recibir”
Ordenarse de masoquista en el atrio de sacrificios coprofálicos
Ni bosta ni tripas ni vitalidad
Pobres gusanos no se alimentan más que de un ser sin restos
El que no afrenta su cuerpo el que no humilla su cuerpo
Al sexo prohibido de las desviaciones desequilibrios incurables
Zoofilia orgía incesto irrumación cunilungus fellatio
Roce significa entrada por el camino prohibido
Blando pezón pie rozando la pierna uterina
Más arriba hasta el colgajo para la succión desmedida
O la desaforada y onanista práctica
Que supone desgaste seminal sin mediar siquiera el agotamiento
La carrera es doble al amanecer cuando la noche anterior
Hasta el deceso la cabeza de hongo rojo se ha frotado con las yemas
De los dedos en el bosque perfecto de las ventosas abiertas
A supuración anhelante misma sonrisa concha alocadora
Contaminado por marisma pútrida en la alcoba
Selva púbica saliva tirana en constante erupción
Desgana
Socavadas fuerzas ateridas secta esperada
El andrógino escuálido se succiona su falo se abreva seco de esperma
Sin sal sin absenta sin color humano en la cara frota y frota
Su neutra entrepierna sin proyección sin cueva
Perderíamos la sangre por una arremetida más
Atadas esclavas sexuales con las cuatro extremidades

118

Abiertas por los Nueve Orificios a las vergas insaciables
Tunde y tunde hasta ver correr los ríos heridas al meollo rojo
Qué infierno tan hermoso correr hasta caer exhausto sobre
Los restos eyaculados deyectados que supone
Un cuerpo bien enfermo jamás
Tan lubricado como un pene perforado por el chancro
Para no caer en santidad en abstinencia de olor a formol
Del sexo pagado ni de la ceremonia de fumar
Cansancio post-polvo afuera al cosmos sinfónico
Prurito sin cabo despunte de vilos santos cerrados ojos
Ojo Sucio Lascivo Palpitante busca el cierre anterior
A la galaxia perdida en el Gran Ojete
Sangre de virgen llora sus años desperdiciados sin usarla
Es un desperdicio insensato penetrar hímenes congelados
Carne mácula cuerpo corredor por las noches ni descansa de día
La testosterona sigue efervescente
Por el resto de entrar por las puertas de Lascivia
Al reino prohibido de la carne
Huele huele no toques pero podrías tragar de la cópula
El neutro es el maldito el neutro es el prurito el infinito desesperado
Una falsificación de la imagen devolviéndote tu ruina de solo
De andrógino con el ano dormido la Siete Venas poderosa
Como para atravesar caballos cansados de azotainas de arrieros
Solo como Nietzsche loco en sus últimos días acariciando al corcel
Expectorado del mundo
Caer rendido en los desafueros sexuales
En las aberraciones hermosas de no tocarse ni entregarse
Al primer fantasma penetrante
A las bestias poderosas doblegando al débil que las ata y voltea

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SOCARRABA INDELEBLE ANTIGÜEDAD EL SANTO SITUADO
m

o

v

m

Más delicada baba recogida
Entre fauces abiertas a caída
Aflorar Eva entre doseles
Si caigo en tentación
Viviré para arrepentirme
Por el resto de mis dimensiones secretas
Sin más rama que la cuidada en un lecho de vida
Más delicado que el dolor arracimado en los años por delirio
Siendo así es que volverías a cantar siquiera tu Canto
Entre lana niebla abocada al secreto un desequilibrado gira
So preciso
Qué contienen las plúmbeas errantes fulgencias cósmicas
Cuando a razón de tres dedos por rezo uno ya es hueso
O más siquiera
Polvo de tumbas donde merecer el libro abierto del final
Summa Summarum et livre la vita nuova
Y la tuja la semilla para los restos de un movimiento
Aunque decrezca el parpadeo
Aunque la socarrona mentira de verse duela en un órgano olvidado

o

v

Si en el rojo acercamiento de la seda
Me traes a la Tierra entre tus faldas
Yo naceré para gobernar el poco mirarte que me reste
Yo naceré para terminar mi visión sobrenatural en la afonía
En la sensación sinfónica que caigo al contemplarte
Siendo así que encarnada tramas nube arco sin color ni sé
Mujeres circunvolucionan de las astas paciendo su ocaso perdurado
A las claras parpadea alfombra iluminada como de fuegos
Recién creados
En duración casi deleznable de creer la ironía que dura
Sensación que de que lo visto por vez primera
Más ya nunca se borra de la mente
La única sensación de creer la mentira devuelta por el objetivo
Creer sólo en el ojo y no más allá de la línea continua

119

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

m

o

v

m

Si cae la sonora sensación de unos labios dulces
Si cae un rostro esperado en la zona malvada entre sopor agua
Que ya varía su torrentosa miseria de aguar todo lo perdido
Estaré para vos en plena ruina estaré para vos hasta que llegue
A las puertas de la juventud o las tuyas
Para creer que soy no más que el Cordero y tú el Sacrificio
Víctima desesperada sangrante aquí afuera donde más encierro
Hace falta la costumbre
De enterrarte en un suelo pasajero de moldearte en una nube votiva
Por querer renovar los cerros quemados
Por querer emular al ave que se apresta a traspasar el vidrio
Mientras la ventana es sólo una continuidad de otra vida
Que está con sólo abrir un poco la hendija del descubrimiento
Y siempre sin ti o contigo parafrasearé el único vuelo perdido
Será que la tristeza se repite entre las hojas de hierba
Al primerar la página Nº 107 de ese portento Whitman
Que abarcó y abarca como ahora
En una palabra quizá un solo y bestial genio
Para que te retenga y no seas fugaz como hasta ahora
En que me pesan los años
Y este horizonte de barro me repliega más a la burbuja del salto
A la ventana
Aproximada tú
Yo anulado pero eludiendo los dedos por las hendijas
De unas chispas que de lejos parecen decir que me aleje
Pero que en verdad ese silbo del ave mecánica es un llamado
Un mal llamado una boca espantosa bostezando su persona arrancada
Aunque sirvan para creer las lágrimas
Trayendo alguna especie de ausencia
O una blanda mentira

o

v

Iré repitiendo las almas dirigidas desde un vértigo
Un centro
Para dormir en carteles alterados por humo por polvo
Dominaré primero que las puertas sepan abrirse a su momento
Entrañaré con la palabra con la sola sonrisa
Que no sólo evocan las palabras
Sino también ojos y brazos
Y el olor de cierta santidad dominical
Encontrada
Apenas regada en el tiempo de la arena caída
Su más secreta alteración de recinto dormido

m

o

v

Ven a sonreír amparada en el reverso del nombre
En el inicio infinito de una ciudad no descubierta
Procrear en las aguas quejidos de criaturas
Pueden ser lobos de río varados en las orillas
Para que su rojo tiña lo tarde que se encuentran unos amantes
Empezaron muy jóvenes
Y que hoy
Sin más virgen que la que pasa un día para que profiera palabras
Y deslumbre la decepción de no querer más que
Echarla al cofre pasado
Y que yo ya no tenga un lobo de agua en el grito
Y que yo ya no tenga un solo estandarte de barca
En las jarcias temblorosas sosteniendo la tormenta de manos
O lenguas de primera conflagración de los sexos
En el Nueva Esperanza surcando otra incontenible amarilla bandera
Cuarentena para el amor detenimiento del malestar soterrado
A las banderas
Todo nacer cuesta la espera
Pero unos ríen y nacen primero

120

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

m

o

v

m

Ella envejeció en minúsculo altar de piedra
Así como la naturaleza inamovible de los duros
Jamás dio frutos seguros
Y en ese sabio pesimismo creación la duda sin fondo
Para alterar los huesos creativos
Ella entierra cada tarde con la escoba unas trazas de roca en
Las esferas enterradas en la Tierra
Vieja para sus gritos tarde para sus canas y sus hondas grietas
Parten de la tumba
Mientras la línea dura se proyecta en agua
Mantengo en recinto la figura
Aterrado en mis uñas enfangado en mi templo de veloces gárgolas
Hablándome a la sordera al dolor de corredor que eludirá más pasos
Entre fauces de perros salvajes mañana
Muero por saber si alguna persona podrá cambiar con un milagro
Muero por saber si al abrir los ojos yo no sepa si esté todavía

o

v

Como última parodia me aferré al Santo
Ignoré a mi admiradora o quizá a la ilusa esperanza de que
Tal vez existía
Me aferré a olvidar que poco a poco socarraba a la carne
Y poco a poco y hasta un final de humo y de rosa me consumía
Como comiéndome por dentro los ojos abiertos
Fui pleno mirando el retrato del Santo como salido de un país
Muy antiguo
Monje débil o mancebo
Quizá en su distraerse de mi presencia situaba su antigüedad
De saberlo lienzo imagen volteada figura que enfría su rostro pálido
En un cuarto
Una blanca mujer hilaba su paciencia en la ventana
El Santo se enterraba en oraciones sin vano

121

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

ÉIRIM NA ÚSCRAÍ
e

e

Reposo blanco
En abra del pasto cenagoso
Por vía traquita blanco es el fondo pálido de cipreses
Cumplen su inamovilidad guarecerse al firmamento
En unción votiva sin mengua
En paralelo entierro de una paz
No calla

Lastres genésicos de lluvia
Iridiscen cantón sacado del quicio permanente
Como en ábside filigrana esferas traducen brillo
Entregan rayos disidentes hacia matriz lastrada
Efervescen las primeras aguas heladas opacando húmicos tiempos
El estío plañe nubarrones cóncavos alelando frondas mejorías

e
e
Desde el aire hacia un verde todavía flagrando hilachas sombrías
Llegan al torreón donde se cuecen los trozos de ocaso
Avanzan enrostrando el pánico lado de los cansados se devuelven
Pasos en sí viran maquinando indubitable decisión portada
Tanto calcina las postrimerías de un encuentro sexual
Sol obliterado en viento esparcido
Sin polvo

Canten a nombre áqueo
Las aves el reposo
Por singular crecimiento
Cierto magma deslíe mover flancos adversos
La voz inusual mantra pesadumbre
Esteva cosquilla conviene saberlo

122

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

e

e

No portar en este horno de sangre
Ni sol ni invierno
Aun a raso de estarlo
En el limbo
Para qué más pie izquierdo
Para qué más redoble
Y la frecuencia opaca hasta ritmo
Al amanecer sin congoja sin silo de nombre perdido
Podría caminar en la cúpula en la película bituminosa
Hasta alcanzarme divino
El poder de la palabra serviría entonces para tener motivo
Desaparecer guarecer en el exilio
Y la ruta del conductor lloroso se devuelve al hilo bajo húmedo
Enfrente
Como despavorido
Sin dirección alguna
Perdido hecho cúmulo de honduras
Negras inevitables horas de lluvia perdidas en el polvo

A la sexta cuadra resucité primero que la avalancha de vidrios
In my mind
Que los vidrios
Cierto
Secos
Cierto no pudiéndonos temblar al lado de cada uno en sí separados
Dust In The Wind sugerirá siempre o enarbolará su verdad clara
La vela flotará por donde pasó mi rastro divino
Ella no está todavía
No quiera insolar más la sombra que le procree
Que le perezca mejorar un cáncer por hilos de arena
De a pocos alargar una historia digitada con hondo recinto
El polvo es de continuo cerrado
Cierra la cópula inscribe tu cansancio al abrir
Quedo
e
Ahora
Emoción
Devo
Más que sentimiento emoción si plenos
Una manera de tocarse con los ojos
Peregrinar en la meca cuajada de sabernos realmente solos
Pensando en cada uno hasta sangrar en el tiempo
Ser la esencia de partir acongojado

123

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

REFLECTABA LA AMARGURA DE UNA SUCESIÓN MUY SUELTA
Uno

Dos

Aplastar una mosca como imprimir un punto en el Universo
Y para la posteridad qué más basta
Sino es cerrar cada uno de los ciclos
Sucesión esa inicia en el cero
Nadir de reencarnaciones
Punto que recién empieza
Con el inicio la aniquilación del hombre por el hombre
Hasta devastarlo hasta dejarlo en el celoso grado de la colisión
De la ira de la bilis consumando el acto de socorrerse hacia sí
En el óleo no tan santo de un cuerpo con sobrepeso
Forma fantasma trotando a resultas cuesta niebla cediendo
Pista de perros encerrados con la rabia poderosa de aguantarla
No precisará una nada una cerrada agonía acaso no
Ni la repetición instantánea
Furia necesaria para derribar a un hombre enorme de dos bocas
Tan necesario es oír las dos voces la del Bien la del Mal confusas
Para sucumbir ante una mirada de hembra eternizando
Cuál será la fuerza que más nos enternece o aniquila
La brutalidad de enterrar una vida en un punto insondable
Del Universo
Tan solo
Universo
Mirada que no pasa aquí que aquí cede su tormenta
¿Qué punto negro es la estrella elegida?

No
Nada
No
Había tenido en cuenta que el hombre bien puede desaparecer
De sus propios restos de amargura
O llorar para la posteridad en un florilegio de derrotas
Como ante un altar genocida por el tiempo
Deja recuerdos floreros la vigilia de un día de semana
Cuando en los días próximos uno cederá a la locura
Y jarrones irradiando luz que ve el vencido
Y consejos de madre que acondiciona el altar con esas flores
Que tan presto serán recuerdo como hojas como caligrafías
Aguadas por la furia de un azul aquí intachable
Por ese parpadeante suceder de días y días grises con garúa
Por los que levantarse para ganar un sitial en un destino
Tan oscuro destino
Socorrer sobre las aulas aquésa forma ignota de insomne
No mirar a la compañera del costado
Quiere eternizarse en Uno tal vez ya lo hizo
Meterse en tu vida
Cuando esa primera aparición sosegada más que presente
Era la forma magnánima de enterrarme
En secuencia vaporizante en la pureza en la lluvia ignominiosa
De más quererme sin ella
O la forma balsámica purificarme en sí remoto desasido
Limpiarme en laberínticos meollos de una creación desbocada
Que algunos días se olvida de por decir enterrarse

124

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

En un pesimismo de bisagras amargas
Las más delatoras funciones que al medio
A Uno lo arrastran
Hasta ser a la brevedad posible de unos años empolvados
Enteros recintos pesadez amarga
Que Uno va haciendo callo en la nuca endurecida
En la mella del insomnio
En amargos sudores de manos contraídas ríos de furia
Van sin quererlo hasta la furia posterior la final secuencia
De una marejada de días perdidos en el eco del limero
Recinto más que sagrado altar del que hablaba
Refulgiendo en la nariz recuerdo para la posteridad
El ulterior a revoluciones iridiscentes cuando más me abismo
Al intacto brillo de los ramos ya secos

Cerrar para siempre la ronda nocturna del quinqué
Cuando afuera llueve menos que aquí en la choza de goterones
De una oscura agua de miedo temblando hasta no saber si sigue esto
Si verdaderamente tiembla
La cumbrera arrasada por unánime soledad abajo
En el siguiente rito de risas apagándose
Aproxima su escoba de lluvia
Primera tarde sin extrañar un solo comino de humo
Siempre el descarnado pasa igual a una corriente olvidada
Siempre el camaleón mimetizado en las sombras

Cuatro

Tres
Hacia tres colores anduve despavorido en deshojares la amarga fruta
De lesas flores en plegaria de pétalos
Ánimas abajo en el sueño más que injusto desfasado Canto
La verdadera imagen de lo que no precede sea tal vez ese mar
Ese instante de la voz conmoviendo la garganta
Ronca muda votiva su canto definitivo
Aun a expensas de golpes enormes oleaje inmenso encontrase
Sin quererlo la sal de los días mirados
Rencor para qué si más no basta acercar la dejadez del preciso
Endilgado azula por medio de una pulgada de nariz
Su más cálido acercamiento de persona
De ave
Secándose alrededor de lámparas estando
Con la ayuda del calor de las demás aves

Hará falta
En el primer laberinto encontrado
Una y verdadera situación de rencor bochornosa
En la que Uno no es el claro huidor
Sino el Uno transmisor
Plenos latidos en la tromba invisible
No oye ves no oye el caracol de mar su propio eco
Si lo acercas bien puede ser el mar
El halo de su furia
Apareado al recinto
Corona reflejo lago inconcluso
Como un óvulo argento y vivo en medio cielo
Aclarando ensoñaciones de traslúcida amargura
Quedará sí la pluma errada la paciencia escindida
Como la foto en blanco de ese instante donde no aparecías
Y debiste desaparecer
Coronel y sus proyectos ensimismados salir cada mañana
A vender el gallo

125

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Coronel con muchas nóminas de llegada
No enterrarlo en una pelea sino más bien matarlo en la venta
Tres veces gallo de un vapor que nunca traerá carta
En el container optimismo del que espera demasiado
Coronel volviendo a rascar la lata de café al alba de las cosas
Para no encontrar siempre la nada o de plano esconderla
A posibles alumbramientos del Ojo Primero
En la posible y magnánima décima de segundo aparecerá
El ritmo galopante de una canción salvadora
Susurrado momento imprecado por estar así sin más
Que el dedo señalado
El que marca
Guardando un mensaje derramándose hacia dentro

Aclara un poco más el día del punto negro place estrellas girantes
Seguramente vista por alguien desaparecido en un estado hipnótico
Contemplación o calma asilado a la enorme y voraz vigilia
Situación educida extraño sin un pelo agónico sin centella ni mecha
Como el guerrero parido para el A l b a

Seis

Cinco
A la primera vigilia aparece el lunar jamás mirado del día
Esa cerrazón de estrellas negras puntos situados al golpe
De mirar uno se crea como sombras de tanto mirar
Al repetible estado de las cosas
De manera infinita cerraré la guarda de al lado la Quimera
Como si de un retablo se tratase como si de abrir fojas que alunizan
Aflorará la gruta manando agua bendiciéndolo todo aguándolo todo
Es el Signo El Fin el Signo
Abrevaré al fin lo que tenía de icor en la sangre lo rezumado y alción
Insana es la promesa de disparar lenguas envenenadas
A ladridos ya fantasmas como si escupiera pelambre
Posteriores ladridos y la nada desértica de silenciarse mientras
Cede el sueño el justo descanso demorado
Dejan aperturar boquetes ergo oscura forma bañarse en luz definido

Vino a comparar en la ramada de lluvia
Si en verdad ella pasó por los desiertos
Detrás de esos ojos amarillos subyacen manos claras rocas anotadas
La poderosa transcripción de un mensaje solado esferoide
La poderosa mirada de miel mujer achinada
En verdad amó con una sola mirada la de ella pesadumbre
Demostró sí que no debía más que ir tras el hombre apasionado
Cantó el primer búho de esa nublada mañana
Cantó la bendita suerte malsana
De siempre caer de bruces sobre espinas secas del limonero podado
Cada vez un canario menos en la jaula de carrizo
El muchacho se envilecía en cuidarlos en soñarlos vivos
Pero un día el frío cumple su promesa
Cumple la promesa de callar los cantos encerrados
Para esta nota los ojos del muchacho seguirán enrojecidos
Como ese crepúsculo en que cazó las aves amarillas
El viaje para él siempre es dejar atrás lo que viene
Como árboles que siempre quedan adelante

126

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Siete

Ocho

Una forma de amarse lejos del cuerpo
Es enterrándose a la próxima aparición
Sucinta manera aterrar blandas sábanas aparecidas
Tarde de picnic a lo informe del canal superpuesto al abismo
Donde rayaba mi destino al cruzar mi mano con la muchacha viajera
Proferí esa fogata clara modorra de vértigo suave mano que toca
A las huestes de toda esta fuerza o remanencia de aquel momento
Viene debajo de modo aparecido
El fatal destino aclarando su enigma de unos cuantos colores
En la esfera de Newton veo que todo es blanco
Y que esa albura lleva todos los recintos
Todas las formas de cerrarse a una claridad de amnesia
La forma de pasar los ojos sin volVer

He dormido para no cerrar los ojos
He aclarado en la estrella desaparecida
Soy ese infinito que clarea
En el giro

127

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

LA MUJER FANAL LA OSCURA

((_*_

(--*__)))

El cuerpo desnudo
Ese recinto varado inamovible tendido desierto
Las cruces de los árboles muertos convocan a la cueva la cópula
De arena
Podría ser que una mujer desnuda aparezca mimetizada
Entre los granos la distancia se une con el tiempo
Podría ser que entre la arena del miedo convoque a ruina pasar
Sin paso hacia andar entre la suavidad de hundirse
Al horror enterrado en oquedad induciendo penumbra
Bajo el horror el vértigo
No hundirse en la carne por no caer invertido
Inamovilidad siempre movimiento
A las transfiguraciones una mañana que cabe en su grano
Mundo instante
El mundo sería una fruta vista madura

A su modo
Decente
Pero algo famélica en el naufragio
Perfilaba el corte de cada carabela giro eólico
Ladraba la bestia de huesos pegada a su carne
En cada desgranar vastedad del desierto
Sin signo
Sería la pura transparencia jamás dilucidada por pupila alguna
En su lastre de Aleph en el cubo secreto
De partes sin mediar la esfera que contienen
En los encaminados escalones distaban de ser paredes
Extremas tocando su límite
Bastaría con entornar la penumbra clarividente a los bajos perfíleos
Bastaría con cerrar la voz en una flor aparecida
A la luz opacada por un vagido un expiro sin voz
Sin rama ¿ida o venidera?

128

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

___*(((---^

(.)^(.)

El olor futuro vendría a ser el eterno
Una mujer llevaba entre sus nalgas fláccidas lascivia
El ritmo inaguantable de una mujer trajinada que andaba por más
Delante de mi miembro enhiesto
La música que al despedir
Me acercaba a su lejanía de mostrar el perfil
El lunar el ojo
En el nombre de las enumeraciones aparecía una copa de culebra
Una pipa de ciego
Insuflarían acaso ojeras por esto de que siempre lo agarraba el sol
A media carrera serio adelantado vampiro a su tiempo de hombres
De negro
La náusea de vísceras plañía vasta legión sin cábalas
El entierro sería vadear la perspectiva
El entierro negarse a la identidad
Zorba el griego relincha trozos de sentencia
Rocas blandas no fueren pan si el deseo va por delante

Será una oleada un invierno inocultable
Si te quedas a recibir el canto primero oirás no el reverso
Tu eco devuelto
El agua corre hasta alcanzar una mano unos dedos calmantes
La voz oriental era una repulsa del órgano
Necesaria para estar tan loco
Necesaria para estar tan a tono con el vuelo
La muchacha plantó la voz que escuchaba en su grieta salvaje
En su eco lejano
El sepulcro de laceraciones
Él su eco
Máculas abajo Él
Donde límite y solfeo son una soltura un abrojo
De serlo

^ ^)
Sucedía que de blanco se tornaba la mente
A media piedra el esqueleto conservaba sus ojos huecos
En dirección de los brazos de un lago reflejado
En la corona del medio
Tonsurados recintos del peje ocupando lago se desliza
Para cruzar el puente bastaría un horizonte
Para recorrer ese río de oro uno detendría la corriente
De eso ser posible se aferrarían al suceso
En el faro interdicto llamaba el grito poderoso

129

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

)^(

(((((((****______))

Si no te mueves nada será igual
El movimiento podría ser no significar
No perecer en el lecho de modorra
Educiendo primeros pétalos hundidos en el humo
Sabrían tender en la madrugada su carretera sin fondo de sauces
No sin la alteración inmediata de un solo sonido de dedo
En el fondo no hay cabañas si te fijas bien el jardín sin niña fantasma
En los bucles lleva una muerte un sol desconocido por la arena

Tendrías que verlo para sucederte en la ceguera
Así tú mismo comprenderías que no hay más vidente que el negado
Al pleno bienestar de no socorrerse en lo que cede
Al no fabricarse más escenas que la misma de la sorpresa
Encontrase con la mujer inexplicable que uno ni da pie ni cae
Devastadora sensación de haberla encontrado
Sin buscarla

130

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

TODO VUELVE A SU CAUCE

Inútiles ramas se devastan desde el cauce
A la proliferación fluir sin rumbo
Horadando qué sucesiones murales obcecados de firma
O genio
Castrados de voz mural de creación endeble en la cúpula
Obcecados por un encuentro impreciso
Formas o deformes cabezas suceden a su cauce
Hasta el medio aterrador de ceder pie en plena corriente llovida
O en la magnánima tormenta de Hunos
Hacia cauce o florida lira de loco incendiado por su ciudad
Tragado por sus versos remotos
Como todo lo que tenga que volver volvería
Siendo precios en figura ninguna castración será impedimento
Para arremeter con la presa humeante fresca
Tendemos agónica garúa de por decirlo cubrir cadáveres encendidos
Agonía albor regresión una puesta en la cuerda de la bestia
Si posibles saltos anteriores

Qué ojo pasa por medio Sahara por el camello ciego arrodillado
Bajo el manto de arena imperceptible se toca lluvia subterránea
Jugo hipnótico en el sumo de los cactus
No dudo crecerá en gargantas que de ello se alimenta
Vivifican su flor interna a posibles soles restados
Fulgen ternura hermetismo
Restos pseudópodos trepando cielo cristal puerta evanescente
Y en esta corriente apresurada solivianta fina lluvia
El salto acrobático de eyacular sin transgresión a posibles planos
Soy una ulterior apariencia retornada abierta al principio
Veraz tanto el prado informe luce su caña tendida a precipicio
Un clip decide voltear destino a plenas sucesiones
Todo anotado hasta la melancólica gana de ceder al nudo hablado
Al parpadeo de unas mariposas que no acaban de fijar
Los ojos en los ojos
La mitad del hombre siempre es una sucesión inabarcable

131

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Encuentro inasible
Dos tocados
En la sucesión extensa de plantas cristales
Ahílanse a primera Era Sonata mar de la fuga
Sin pequeño adorar de secreto vano sea arrodillarse
Ante el limbo ante membrana vacua sin sonido aquiescente burbujeo
Levanta su voz tal lúdica en apariencia genésica de los dormidos
Dobla por antonomasia dobles prefigura de conmovido adivinando
Ante el dios sin imagen ante el giro sorprendido
Dilata su imagen es sin serlo
Plenos laberintos hundiendo repeticiones ojos achinados
Que no disimulan el aprieto valvar del ser lascivo relamiéndose
Hacia la forma ya no habrá que sucederse sin estarlo

No voy a creer lo que expresa una gota de rostro
Un Summum del verbo
En un mundo dividido por las diferencias mirándose
No se me da por seguir
La negra indumentaria del enemigo más cercano
Ajustado a unas tenis me pregunto si valdrá la pena seguir andando
Cuando me hunda en un sosegado despertar habré descubierto
Que el rostro desfigurado sin brazo hizo fuga inconexa
Habrá muerto de dolor por quemaduras de grado alarmante
Sabré que nunca es tanto el ponerse en el lugar del muerto
Como acompañarlo en el sol yaciendo bajo sombra
Sabré que los muertos se entierran que las lágrimas no llueven
Sabré que llorar no es suficiente para enterrar lo sido


Sufre de un rapto sangriento
Es la era creativa sumergida en laberintos de Poe
En resacas Rimbaudescas de innombrable sin copa
Ni dignidad ambigua en el orto
El muerto por detrás embarra los ojos de una mancha informe
Se aferra a los sonidos del accidentado andante
Desde la visión absoluta de confundir eludir membrana
Absolutamente confusa de sorprendernos irreales
En los prolegómenos referentes al meollo tramado
No podría desertar de mejor sueño de mejor amigo detestado
Ah procelosa agua sin itinerario la tocada por la persistencia
No continuaré más que para la regresión hacia el cause
Sin principio
Como lo que todo regresa

132

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Cuando finalmente escuche el campanario
Eluda comprendiendo que el rostro aparecido iluminado
Puede tardar eras en reconocernos como primeros descubridores
De una esencia que estaba ya desde el germen cósmico amado
Alada comprensión de que el ala duele en la espalda
No dominaré nada oculto
Ni la mella del enigma congregando fantasmas quemantes
En los pasos de unos rojos y remotos soldados
En el frente de su única contracción hacia el dolor
De todos estos días
De todas estas atroces tempestades abiertas
Con las que irremediablemente he doblado la esperanza
Hacia un prado de cruces reconociéndome ausente
La música New Age silencia al ebrio enterrado en la cama mañana
Latidos luchan en el frente por salvarse de la herida

Si nunca más será posible que te cruce por los ojos
Como una joroba aplacada a las burlas al asco de la masa
Si nunca más será posible que cruce unas palabras
Para saber qué había en ti que no era noche triunfal ni secreto
Por las esferas reventando en mi presencia iluminada
Por la imaginesia de aferrarme al rito melancólico tuyo
De lo que significa volver al cauce de ojos conmovidos
A la entrega inmortal del que Ve en ti de la que Ve en mí Idénticos
En una plegaria sin giro devolveré al vacío mi cuerpo
Como estaba planeado en el mapa de sal y de agua
En los acantilados de Moher trizado en el mar verde moco
Aparecerá la firma de Joyce en una guitarra azul
El loco genciana nos mirará hasta sonambular su rol constelado
Qué guarida despiertas
Constelado de promesas en la púrpura ciudad genciana
Todo vuelve a su cauce

133

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SE ARROJABA TELARES DE CEGUERA SUCESIVA
E1

E2

En seminal identidad
Uno es su esencia
Desde todos los movimientos
Lo planeado vendría a ser lo accesorio
En el sendo movimiento
De cada uno de los extremos que se tocan
Danza y muerte
Inmovilidad y vida
En el constante fluir abierto a una posible llanura rebozante
Costado de la rama acarreo en la noria de Luna mirada
Cabría más que deplorar justezas tocadas
Cabría más que sumergirse en intento de fin no de intacto
Ser plenos si en mayor cuidado historia fulgiendo
En esa prístina cuenta regresiva del partido piezado a lo trizo
Laberínticos miedos aterradora estación hacia el barco de Jim
Con él en traslúcida nave
Devolviéndonos ruina prestada
Señal abierta del embrión gestado en días o apenas parpadeos
Que son
Que serán
Acaso la breve sentencia de que el que nace
Nace
Nunca termina de parecerse a su genésica esencia

Por qué tendría que escindirme
Si el meollo me es ajeno si la cinta oscilante me es rosa
De todas maneras se vuelve con todo historia
Una nómina de amanecidos no saben por qué
O al menos no lo preguntan si no saben para qué cayeron de pies
De vidrios en el asomo esquinado roto de la acera
Sabría identificarme que a eso de las cuatro de la mañana
Uno en realidad no se escribe lengua paralizada ni se apropia
Ante lo neutro de cada jirón con esquinas deshabitadas
Nada
Uno en realidad
Ni risa alocada
Sentencia no desabrida de ser el sano de siempre
No reconociendo antiguas amistades
Y se forma en lecho una mujer fantasma que le abre cavidades
Amnesia de siempre
La de todos los días formada con la niebla aterradora
Descendiendo sobre rocas aun informe peso con su sombra
El neutro el que no existe el que pregunta se envuelve
En su propia evolución hacia no creer
Que es para eso que vinimos
No creer bastarnos amnésicos seguidos sin ruta
Nada más nada menos parte de un descanso
Pobló de dudas parejas especies hacia Séptimo Día
Quien traza atardeceres mientras duerme

134

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

E3

E4

Aquella monstruosidad que de pronto nos pierde la magia
A la que íbamos acostumbrando al sentimental y cuadrumano
De mano en la cerradura o qué rail perdido con su modelo parado
Simulan tiempo destiempo que en verdad aterra demasiado
Si abajo crecen hierbajos ahilados con escarcha de asentamientos
Humanos en forma que tiene panorámica de sacarlo a Uno
De ahí que el encuentro no sea más que una falsía redundante
Aparecerá la persona nuevamente será como ir construyendo
Aberración no verse en medios ojos no cerrarse a la agonía
Palidece
Pasa sucede a dos desconocidos no saben hablarse
Se enterrarían de una vez tan enorme
Como ploma es la abierta holgura del hallazgo
Ni una palabra cruzada

Muñones abajo el lobotomizado profería falsía alguna
En aterradora prominencia de sus justas palabras
De sus bajos golpes sin fondo en cada espejo de lágrimas
En la vivificante agonía del que no se decide morir
Si no es por levantarse en catártica presencia
Como por gravedad como por resignado ahínco
Descendido a despacho anotaba el plan semanal
Sobre vidrios siderales los signos
Doblaje del tomo sugería manos verdes
Ánima de una confinada amarillez que estallaba polen eólico
Locura de enterrar cada pésima invaginación
Hacia la célula autoclonada
Caín diría para qué sirve la culpa
Si Uno se siente no mal tampoco peor al pasar de largo la corriente
Voz del eco atrayendo a sueño
Donde Don Rosendo deglutía bombones
Lo volví a ver tan idéntico a cuando nunca apareció
Engullendo bombones no siendo más que su borrada presencia

135

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

E5

E7

Si francamente pierdo el ánima jamás ganada
Por puro nacimiento
Si francamente me atengo a que ninguna cantidad considerable
De precipitación pluvial sea el rastro
Contener un frío que no existe
Estoy demás o qué cosa
Altero banderas sonadas coloreadas ante pérdida de cascos de la res
Presta a ser coronada por la daga el silo verde de un temblor
Magramente la risa idiota lasciva de mujer conviviente
Me exaspera flor de azufre supuestamente veo cuando hiervo
Pegado a unos ojos no vistos por el fantasma de objetos adelante
Dorado sumergido a mitad de una corriente inexplicable

Silba
Decanta
Forma conventual abierta
De qué otra manera vendría
De qué otra forma de enceguecerme arrojado a un ósculo
Dudaría en reincidir en la ruta de sauces al viento
Cuánto dura el arrojo de agua

E6
Su invierno consistía en irse
Borrándose por los ladridos hasta el cause adelante
No por inserción a otro sueño sucesivo es que prefirió la calma
A tolerar el rapto aparecido
Humilde es la aparición inconexa
Consistía en irse al unto de invierno

136

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SECRETAMENTE SIN ESTARLO OÍA LA VOZ SUMERGIDO
I.r. i.n.

I.r. i.n.

Una deformada sin fasce sangrienta
Cara esperanza
Sin verdes bucles ni esmirriados precedentes
A deshora
Tonales
Abiertos a un sino calculable
Estos y además de ignotos sus recintos
Calcularíamos que tan luego entraran a terrenos
Donde cada costado de la herida
No fuera más que humo que se pierde
Arrastrado pasmo a la pregunta
Y el perecedero encanto de las aguas

Enterados

Como a dos paradisíacos estancos de la bífida
Inquiriendo insanas contradicciones
Al borde del Árbol de la Vida
Donde por sí aves zancudas o trasegadas
Facetas de una especie de alado reptil llevando parte de humano
Cada presdigitación en lomo rítmico en latido
Daría el manual de castigos descritos por el Mago
Tas con tas como cuando no creyeron en él ahora en el ahora
Que el ateo también violenta sus estados más transitorios
Sobre una faz pegada a la soltura

I.r. i.n.
Con que vengamos sería suficiente
Alumbrados por lámpara descendente así oscuro sea
El caro principio de las luces
Abriga cántiga sucedida al quejido chirriante eólico
Barca de enterrar cada náufrago aquí en el yo dónde más que otro
Reino esplendente
Danzas parpadeos si la atmósfera peca de reciente
Doblegados sigue la penumbra
Vienen curveados arrastran baba superior
Nacientes frondas cabelleras del día anillo sugiera más y otea
Va en Uno como al encenderse dos amantes fósforos
Pleno baile de fuegos dura sólo poca agonía

137

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

I.r. i.n.

I.r. i.n.

Para ser en la planicie
Oración al despertar
De cara a la agonía en la que soltar extremos
Blandos seres partidos
Sin nombre para serlo montaña sol desertado en los segundos
Volados si frondas secularizados si fresnos se quedan
Cuando cada viajero es el que parte
Flote su pedazo de hoja al doblaje del barco reído por la niña
Un continuo prefigura sin santo
Estoque campanario angolaba negreros ojos de bestia resentida
La voluta hermosa caía sobre un frío al que se sale
A qué más al que se sale no tentando nadie ninguna persona
Poco menos que ánima o existencia pasada a los jirones arrabales
Aunque no por vez primera sin obedecer a la pregunta
Prefigura ya un refugio al portador de voz de fémina azorada
Blando sentido flecha aquí
Qué guarda
Hasta despertar otra vez la carta aflorada la perdida

Desde ya la primera oleada clarificaba la mudez de criaturas
En polvo convertidas si viraban a iluminada superficie
En blando en seca cerradura por porte a lo oreja
Doblados férreos estados
Perdición que podría ablandarse
Cada parte de intuición separaría al yo divagando
Edulcoradas voces bajo lagos secretos
Pendulaban adormidera precedente al hada lasciva
Lechos que servirían bien para desconocer lo siniestro
De las criaturas silenciadas
Que suplirían futuras voces inusuales

I.r. i.n.
Beber cada siglo sumergido
Palabras bajo el agua que Uno mismo se oye
Si halas de cada destiempo
Sierpes gritarán el eco que importa
Trayendo la cuestión plena como dardo al ser que lo consigue
Elevan su recinto
Estuario de cuarzos orlados en rosa
La corriente traía ondas memorizadas en film de paso
Si prestabas atención y callabas podías oírte situado
Pensando qué sutilidades anteriores
Bajo el agua

I.r. i.n.
Consensuados en paralelo recinto
Sin cifra menor que la de volver de la más arenada ruina
Aterrados hacia el eco si en porvenir se fuerza al lamento
Su contraparte ablandaría la trama inolvidable
La lenta cortina de los dorados dioses interdictos
Merecidos un revuelo de alas negras hasta negro
Con cara prescindencia del punto del todo
Doblados de pesadez ante ignota oscilación de sorgos
Canarios negros esperando ponerse a la salida

138

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

SOLTABA LOS DEDOS EN ESE ROCÍO INCONCLUSO
EN LA NOCHE INSONDABLE
7

7

Sin ese dedo a cuya yema
Jamás me pertenezco
Ileso en el dolor de poner la derecha
A la ruina de alcanzarme
Derecho en la senda del empecinamiento
Juro que la celda interior conlleva
A literarios laberintos
La trama actual de los jóvenes partir de una red matemática
Para urdir nueva literatura
Y lo que vendrían a ser los canales del enrevesamiento
Cuando lo que palpa no es en sí el lado sensible
Cuando lo que palpa no es en sí el dedo que choca
El miedo el muro jacintario la piel ramera
La vid del embriagado que vuelve
Sigo roce paralelo en vergel acrobático
Hacia el riesgo del puño incontrolable
Sardónicas vorágines atestando al testigo traslúcido
Subvertirse al aleteo
Una mente sola podría detonarse
Al establecimiento de sus puras razones
Las ideas sin hilo
Melodramático fuste
De seguir piedras blancas bajo cúmulos copados
En su blando celeste cubriendo
Mientras doblará inflorescencia la pasión del árbol

El ágrafo el dolido el vencido el amargo
Cuando expurga sus montañas asequibles
En alegoría de prender la luminosa incandescencia
El terco el iluso el hermético
No suelta el valor de abandonarse
Salido de abalorios improbables a la escena
Su círculo cerrado
Su mundo en un cuarto
Al llegar a casa recreará la escena de la vulva ensangrentada
El can negro chorreaba su pertrecho muy usado
La hembra la dilatada la grieta seguiría hasta repetirse candente
El rojo hollando
La carne contrayéndose de nuevo
7
Quieto apenas puedo respirar el agua abrevándome
A mí que nunca quisiera conocerme
En los vagidos del rezo la muchacha ignora un mundo o a mí
Puedo respirarla puedo maquinar con mi suerte lo que me plazca
Arderá la viuda negra luego de aferrarse a su presa dentro
Luego de esa cópula oscura casi puño de sangre
Vendrían espinas
La muchacha tendrá el perfil de los amargos
Dan la espalda hacia la noche
El rojo vencerá posibles sedimentos
Si llegaren a existir los ojos

139

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

7

7

Es un vagido
Un vago precedente
De que no seríamos nadie sin el aliento llamando a la arena intacta
Sobrevolando alas perdidas y las horas que sobran
Sabremos de un solo flechazo
Que ignorar las hojas es como volvernos el árbol
Que ignorar destellos es como guardar algo húmedo
Perdiéndose a vista del murmullo amanecido
Será que lo ignoro
Será que lo vengo sugiriendo desde inmemoriales destiempos
El secreto estará en no serme ni sentirme
Volátil hasta puro
Hasta dios que no es que no controla su grandeza luminosa
El respiro indica cómo eran las cosas

Tendíamos calcular la inhóspita noche
Casi ceder a la palabra justa la dicha desde el centro redoblado
Y tú me dieras ese espacio nocturno para que entren mis palabras
Para que entren en ti mis palabras
Para que no más te fueras para que con justa borda cálida
Me acercaras al inmenso rocío constelado de tu nombre
Encendiendo aves hermosas en los ojos
Desparramándome en la fiebre que duraría vidas o años de luz
A tu presencia

7

7
La pura láctea transmigración de tu regazo a mi cruz
De hombre que jamás olvida que jamás dejará de agradecer
El dolor que no rebasa los finales
Seré el infinito el obcecado a desaparecerte
La lúdica presencia soltará sus escamas en el agua de la noche

Qué cuál lugar podía dilucidarlo
Ser el puro el doblegado a zonas traslúcidas
El eterno y entero de vorágine al dulce infierno de estar quieto dulce
Tramaríamos bellas y oscuras ramificaciones
De una bifurcación poco elucidada en el dedo hundido hacia el fondo
Para entero preferiría rociarme de energía vital la de la hermosura
En ensoñación de asfódelos de plata vi el rostro iridiscente
Los dedos derramando la joya entre mis manos

140

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

PERO CÓMO TOSERÉ MÁS SENTENCIAS
26

26

En la baba del espiráculo se quema el
Puerta segura vacuidad contrahecha
En el ala más sabe el recto que por
A desfondo nadie sospecha de ese escalón al vacío
Y míralo quién sospecharía en la puerta última del templo
Más lo sabe el que no
Más el viejo triste que el pobre y triste poeta
Y para abrir una puerta al fondo de la que hablaba en antes oratorio
La que sugería para mi secreto a voces de que llevo la marca
Necesita una leve ser intuición peso culpa guiñapo fantasma
Lo de cargar con la cruz con el manojo de espinas diera tan igual
Que para surgir haya que tumbarse a dos muertos en vida
La izquierda pesimista la derecha optimista
Y tu pájaro adolorido por una golfa en la azotea
Más sabe por idiota el mediocre que por cien años de poeta
Nada es secreto como quien pueda que lo sepa
A voces la idiotez no se contagia ni retirándose a tiempo del círculo
En axilas engolondrinadas luce tu hedor más sincero [(in)crea]
Para ti solo para ti corredor
Mira si la paja del ojo alterará en algo subyugada imperfección
Del mono que hasta ahora
Llegase a perder en el ojo transverso su oronda veladura
Explosión tenue veta hídrica solazando venado
Pasan días de estío luminarias más no se repiten
En la puerta redonda se cuenta el mal uso de mano

Mas nadie sabe que tocando a muerto
Uno morado se pone
En el fondo del cajón es el grito
Por las barbas del pasillo el perro negro se orina en la noticia
Abalorios necesarios cuentagotas
No podría un vivo eterno condenarse por siempre a fúlgida fogata
Necesitaríamos ser permanentemente alabados hasta el deceso
Por llamas
Más pura piel la que no conoce sonrojo
Más silvestre animal de presa quien encuentra su fin sin saberlo
No vaya a ser que la estrellita luminaria
En pleno pozo negro se queme
Tanta importancia descubren la pólvora dueños de la verdad
Y sin tanto sudor tienen la batuta en el fantoche
No sea tan necesario que abarques mucho ajustes a poco
Bastaría la secuencia saber levantarse

141

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

26

26

Abuela decía a fuer de mirar tu propio reflejo alguien te sonreirá
No hay peor caída que la que no se practica
Y por saberlo uno ya cae en el intento
Nadie quiere crecer en ese proceso de siempre regarse en las derrotas
Por más que la suma indique la parte por más que el total sea uno
No se escupe en el mar las ofensas
Podrás desentenderte que al mirar arriba recibas tu propio gargajo
En la cara
La alevosa roída por intemperie por continuo perlado en desuso
De órgano mueren los paridos para sospechar que algo cocinan
No merece el hombre ser proyecto cuando estos se cuentan a millares
Frutos vanos del aficionado
No suma victorias el cansado
Abuela decía en el reflejo se ve la parte siniestra del rostro

El mejor vuelo es el menor el que nos enseña enterrados en el barro
No si oteas más temprano amaneces en la otra montaña
Seguro será que perecerás al frío de la soledad de esperar
A los prometidos
Sin menor seña de ganador
Podrá entonar salmos desgarrados el callado
Señala ese cabo una dirección jamás dilucidada
Miedo por el que jamás cabrás sin el rastro
Miedo por el que jamás desistirás en el intento

26
Toque madrugada
A primera bosta en la puerta
Un templo se inaugura de inodoro
Puertas hacia la naciente espantosa del río
Es el aura humosa el salto aterrado
Tolerará el asta cita incalculable
Cita de amantes presdigitando besos frescos en los dedos
Roer reloj plateado es insomne
Como es de un dorado perecer el sudor por hembra en su punto
Ladra al rayar la hendija de la casa
Un dorado desplomando sus uñas

142

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

26

26

Nunca es transparente la luz que del oro sin fondo
Nace a tus cuestiones bamboleantes timbales
A los diamantes regados del rojo redoblar
Sin guaridas sin lumbre
Solos en el aterrador vagido de una noche celeste
Morirás para saberlo con tu cadencia candente a la siniestra
Con tu callada luz hecha boca cerrada blasón defendiendo
Tu ángel guardián manoseándote mientras no lo sabes
Mientras cedes tu espiral de la secuencia carnal sin obsequiosa culpa
Mientras de la línea de fuga el hilo del nombre desvanece

Mira a los treinta y tantos más vale el tronar que la hipócrita risa
Tolerarás las babas inmanentes a las sórdidas pepas bíblicas
Osa tu identidad a una caída voluntaria
Sexo mágico caída de ileso
Nunca muramos desgraciados
Hilo sin fuga noche insondable
Lelo en su recinto escarmena la noche descomunal
Ya no migrará humo de boca por unas ventanas abiertas
Si uno despierta verá los restos vasijas el humo del barro
Lentas lanzas enterradas en un aquí llamando desde el otro
Agachado con los dedos en el fondo del vaso

143

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

PODRÍA ABJURAR QUE NO ME VÍ EN LA OSCURIDAD

¶¶

Ya
Todo volado
Como ebúrneo se basta a las presencias
Tanta claridad sin el nombre del humo donde nace
Al amanecer el hombre y su resaca de pasos
Con las peores consecuencias del mejor oído aterrador
Que sugiere ir por delante de la posta
Las piernas oyen el disparo
El cadáver del perro desojado respira aun desde sus tripas
Cúmulos adelante volverían a repetirse las instancias de pista
Las zancadas por donde no debiera cruzarse
Manchas de jóvenes viciosos no pueden voltear la espalda
Para un grito que los calme
Motines dilapidados en el carrito emolientero
Tanta noche desperdiciada por un prurito de abrazo

Sabes yo traía este rojo clavel para ver si la lluvia no me hace doblar
De lo puro cansado
De lo puro
Ya no sé qué más hacer para acercarme
Yo decía nomás
Yo robé la flor encarnada ante tu grata presencia
A espaldas de mi más inocente ilusión
Vendría apurar tus dedos que han marcado mi camino
Caminos herrados galopes purpúreos con la pálida mujer desnuda
A la que succionarán los vampiros sin identidad en el helado paso
Galopes sin rastro voltean la máquina la rueda
Nieve a la edad de la mediana vida tan corta
Nieve tu presencia
Polvo
Senda borrándome las niñas
Oscuras sendas oscuras sin tinta
Pétalos mirados hacia dentro

144

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

¶¶¶

¶¶¶¶

Sobre las cenizas enterradas de unos santos
Posé los dedos adoloridos
Los cálidos poros abiertos de mi cuerpo de regreso
Era la vid el cuerpo de Cristo el que me ayudó a sortear la debilidad
De estar sin bocado en la ruta procelosa del peregrino sin compañera
Y en los muros flotantes del futuro virando en la mañana incolora
Poblé de cristales los recintos el vaho floral de recorrer los prados
Trotando a pleno sol del movimiento
Qué tú habías dejado qué yo había acunado en secreto
En la gruta musgosa que gota a gota volvía aguas antiguas
Nada en la línea temblorosa
Derramarse sin ganas de caer en el propio malpaso
La voz temblando nada
Oportunidad muy tarde como conviene a las pasiones verdaderas
Como dije en otras palabras vana fue la suerte de asomarme
A una sola presencia hablándome
Desde el fondo mismo de la aterrada somnolencia
El erial de espinas había cerrado el manto caído
Sobre el hombre tendido en débil recinto sin regreso

Sopla el viento de mi ruina
Qué deliciosa modorra adolorida en la cabeza
Qué esguince de viento el que tuerce mi nariz sin brillo salado
Pasando fuera la ventana el polvo viola claridades
Ladridos abajo te espero te dejo sola enfrentar las heridas estrellas
Sola en tu cuerpo de extraña virgen sin voz blanda de hostia
Sola sin mi voz ni mi abrazo
Ya cerca de ti en la oscuridad te veo partir desde tus palabras
Ya quisiera estar tan lejos como cruces legiones a cada parpadeo
Al aullido de mi voz ronca necesitándote
Abriré el enigma ciego de estar contigo
Aguas de plata vagando nocturnas
Me enrolaré a filas suicidas
Que por un nombre abrieron las venas blancas de la paz eterna
Seré el justo que entrega la vida por un beso a medias
Tu voz de flanco dulce de vela al paso del viento
No trae más calma que la tuya
La mar de vacío si lentamente me deslizo por el trayecto del bus
Donde viajaban nuestras voces
Una amiga que me hizo cerrar los ojos
Que me dibujó un sueño parecido a Dios cuando se cierra los ojos
Una amiga con la voz pausada de jazmines amarillos

145

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

¶¶¶¶¶

¶¶¶¶¶¶¶

Y tú comprendiéndome no sé para qué
Si lo que quería no estaba en nosotros dos
Si lo que quería trascendía las fronteras claras
Techadas entre temporal calmado y montañas bañadas
En limpio delatando los dedos albos que son albos
En la tarde
Si lo que cabía entre pausa y pausa de palabras era ya el toque
El roce que seguiría al sueño precioso
Despertar una sola vez a tu oído perfumado
A tal grado de quedarme para siempre vivo mirándote
Imaginando lo que me tocarías con los ojos cerrados
El canto milagroso de un Dios no visto

En un nido con los picos de silencio y las alas moviéndose
En un nido de la voz y los peores presagios
Ave aterrada culpa de la próxima cita sin riesgos de límites pactados
La morada senda del pasto hacia el blanco estuario de calma
En donde te adoré de blanco en la que te escuché cantar
Y por fin me adormilaste
Si miramos al blando Universo estamos confundidos
Si repetimos las palabras iniciales parece que todo existiese
Entre los astros
La Cita advendrá aunque no surja la inmortal Presencia
La atronadora Verdad de vernos a oscuras

¶¶¶¶¶¶
Y tan lejos el grito lunar en que hubiésemos cabido
Y tan lejos que podría aguardarte
Preciosa tempestad acabando con mi aliento
No habría mejor forma de partir que dejarte esperándome
Creo que cuando no surta el polvo de mis huesos
El Jardín Secreto de nuestro único amor
Envejeceremos en el intento a tientas de apagarnos a solas esa noche
Desperdiciada eternizada en el deseo
Que siempre pugna por nacer de nuevo
Por ser el ánima que se quedó con el ansia final
Entre la miel de la lengua y el soplo del corazón emocionado
Para darte una línea final
Creceré en los panteones de la ruina anterior
Para darte la mejor dirección de explosiones afuera
Creeré que para ti me apago
Que para mí te prendes cada vez que apareces
Volcada ya de agua
Encendida en la vida presurosa flameando lágrimas

146

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

ABRÍ LA PERCEPCIÓN AMNÉSICA AL ECLIPSE DE LA AURORA
El eclipse no fue parcial
Y cegó nuestras miradas
Gustavo Cerati, Té Para Tres

En el fondo de todo firmamento
Yace un eclipse de Sol
Al partir dormido pero insomne
Otra vez
Cabría abjurar el áqueo recinto de miel traslúcida
Conducente a la fatal agonía iridiscente bajo ramas infoliadas
Creo despertar si se eclipsa mi manera de mirar tan junto
Creo saber que nadie se haya asomado al recinto cegado
De ver

Mas tu nombre
Los ojos
Aparece
Golpes sobre puertas falsas al oído
Música interior al oído
Pecho descorazonado por gran recinto evaporando cúmulos mayores
Al viento votivo

Es cierto
Sigo Nueve
Y la clarividencia de ayudarme
Tanto leo El libro por unmilésima vez
Sin poder descargarme lujurioso
Esta láctea compasión por abarcarlo todo
Cabría aceptar el amargo y líquido frío
Lámina a lámina
Rezando recinto de hostias

147

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

Qué más podía llamar derramando
Desde esa especie de dos fondos oscuros
Una pérdida pez un anzuelo mordido por rabia de piedra sumergida
A más cuentos cuánta atmósfera fuese creada
Aun a costas de retirarme
Continuo en la iluminación poderosa que significa
Enceguecer de sed
De sangre
Bajo ese círculo volátil al tronar aparecer frente al pozo
A terrado
¿O hacia arriba?
La incontrolable cita con el vértigo
Despacio en gris agonía

El eclipse apenas duró un sintiempo en la cabeza
Bajo los vagidos lloviznaban fauces dormidas
Todo lo que podía permanecer durable editable al audir del recinto
Esa mano que no me atrevo a tocar por las luces adentro floreando
Por dentro instigando a que todo se borre de un tajo
Y yo sólo duerma
Gima con esta enormidad de vacíos volcados

No respondería al roce que ella tocaba con todo y su cielo
De volverse ah reconocer mi clepsidra cósmica
Mi hueca nariz desfondada en el agua impaciente
Hasta cuando podría abarcar una explosión de plumas
Un sólido nombre adelantado
Quien nunca se sabría desierto de pálpito al medio
Quien nunca se sabría de contracción jamás aparecida
Nadie seguramente de no ser por la oquedad de la muchacha idiota
Maquinando recuerdos que transfiguraba en su
Amnesia lunar como exilio
¿Suena interesante? Dices
Y yo callo para creer que el averno es la mejor forma de clavarse
De zona de incontrolable pálpito sin runa
Y claro las formas ahumándose desde
El polvo en las manos del galeno
Los ojos tras espejuelos sonriendo para que no dijeras más pavadas
Como que “Desperté al primer eclipse soñado”
Y esas cosas que no existen

148

GRAVITACIÓN DEL AMOR │  
Jack Farfán Cedrón

(((((((

))))))

((((((

Mira
Claridad en las formas que tenías
Por tejer en la entrepierna pegada al caracol o a la piedra
Que mejor tenías de iluminarme
A la piedra apagándote a mí
A mi sombra riendo ebria de saberlo
Mira
De sólo saberlo que me encantas
Sitio perdido en Metrópolis alterna a las vasijas contaminantes
Ese giro de gracia que sabría arrastrar por delante
Hasta ti emergiendo del eclipse
De mi soltura apagada en el sueño

149

))))))

No en serio
Setenta veces siete dopplaré en mirarte
A su giro
El tender recintos delatores
El feel de contrarios
Claro
Sabes lamento
Borras mi enorme carta dejas que yo te largue
Que te hunda en el anonimato de una estrella negra
Jamás se ha apagado
Viras sin más remedio que situarte a mis garras
Y rugir para encenderte otra vez con sangre
Planearte en ósculo animal gangrenado

Lo claro del pensamiento
descubre dunas cristal.
El desierto a lo lejos
y su sinfonía de aves
al despertar.
El viento gemido.
La carretera llorada.
Luces rojizas cierran la noche.

GRAVITACIÓN DEL AMOR
QUÉ AGUA REINA LA SERENIDAD
SI PÉNDULO ES A ÁRBOL PERDIDO
SIGUIENDO LA MANO ENCONTRADA
HAN QUEDADO TRAS LA PUERTA CERRADA
NADA ES LO QUE TOCA
CUPO EN LA PIEDRA LA FUENTE CUYO FONDO
CREÍ EN LA VERDAD DE LA MIRADA
VAN MARIPOSAS A ADORAR SU NACIENTE
EN LA ESCENA DE LAS DESAPARICIONES
ADORÉ LA ETERNIDAD EN TU MIRADA
GRAVITACIÓN DEL AMOR
EL OLOR ACRE MARINO DEL OJO SEXO NO VISTO
POSADA AGONÍA DE UNAS ALAS EXTRAÑAS
UN GIROSCOPIO ALTERANDO LA IMAGEN DEVUELTA
EN UN INSTANTE LA ESFERA GIRANDO
LA COPA DE ORO HUNDIDA EN LA BOCA DEL CAUCE
ADORABAN EL GIRO INTACTO DEL SUCESO
EN EL PLANO EXTENSO DE UNA FRÍA NEBULOSA
SUPERPUESTAS AL ESPACIO LAS FRONDAS EXTENDIDAS
LA GRACIA CONSISTÍA EN RELATAR LAS FELACIONES
AHILANDO PERFECCIÓN HACIA EL DOSEL ILUMINADO
TOMABA EL VELO DEL ALBA EN TUS PALABRAS
OSCILABA LA INFINIDAD DE HORIZONTES DESMORONADOS
CALCULANDO EL LÍMITE DEL DESIERTO DERRAMADO
EL LADO REFLEJO DEL LAGO PASAJERO PLATEÓ LOS ESPEJOS
DE TU ALMA
DOMEÑARÉ LA EMERGENTE ZONA AMARILLA
LUX ÆTERNA
GRACIAS OTRA VEZ DESIERTO
OFERTORIO DE NAVIDAD
ENTENDÍA LA ASCENCIÓN DEL ÁMBAR DESIERTO
DIFIEREN HACIA SÍ EN EL REFLEJO
GIRÉ DEMASIADO
SEREMOS LA IMAGEN BORRADA
SONREÍA EN DIRECCIÓN AL SOL
ESPEJEABAN EN EL MIEDO RENASCIENDO
EN LA CIFRADA SANGRE QUE AL RÍO NO LLEGA
DIOS BURLA EL PENSAMIENTO QUE LO EXISTE

07
09
11
13
15
18
20
22
24
27
29
31
33
35
37
39
41
43
45
48
50
52
54
56

EN UNA TOTALIDAD TENDIENTE A LA PARTE
LA PRIMERA CARTA LEVITÓ AL ILUSO PERFECTO
MAURICIA EN EL JARDÍN SECRETO DEL AMOR
LA VELA DERRAMADA AL MAR EXTENDIÉNDOLA
SODOMIZO AL ENEMIGO QUE ME HABITA
LAMIERON LENGUAS MALDITAS AL ÁRBOL DE VIDA
VOLÁTIL EN LAS CUENCAS TRANSGRESORAS
FUE MENTIRA LA SUGESTIÓN CÁLIDA LA MAGIA
DE NO HABER IMITADO A GUILLERMO TELL NO EXISTIRÍA EL
TORMENTO
TAN PARSIMONIOSA Y RESTA
PARTE DEL ORTO EL DISCO PÉTREO LA IDEA
EN LA MEDIDA DEL YANTAR SE FUGA
DOMINANDO FIERAS ABIERTAS ATADAS
SOCARRABA INDELEBLE ANTIGÜEDAD EL SANTO SITUADO
ÉIRIM NA ÚSCRAÍ
REFLECTABA LA AMARGURA DE UNA SUCESIÓN MUY SUELTA
LA MUJER FANAL LA OSCURA
TODO VUELVE A SU CAUCE
SE ARROJABA TELARES DE CEGUERA SUCESIVA
SECRETAMENTE SIN ESTARLO OÍA LA VOZ SUMERGIDO
SOLTABA LOS DEDOS EN ESE ROCÍO INCONCLUSO EN LA NOCHE
INSONDABLE
PERO CÓMO TOSERÉ MÁS SENTENCIAS
PODRÍA ABJURAR QUE NO ME VÍ EN LA OSCURIDAD
ABRÍ LA PERCEPCIÓN AMNÉSICA AL ECLIPSE DE LA AURORA
Lo claro del pensamiento

58
61
64
66
68
70
72
74
77
79
81
84
87

151

90
92
94
96
99
102
104
107
109
112
114
116
118
119
122
124
128
131
134
137
139
141
144
147
150

A

medida que el viaje de este manjar agridulce acaba, queda el cuerpo calcinado y
hambriento de aquellas gaitas, éirim na úscraí humanas que nos agudizan el sentido de
soledad. Ojos y sentidos palpan gravedad de verdades intuitivas que este trabajo nos regala
como presente venido de un profeta que quiere purificarnos de nosotros mismos, protegiéndonos
del fuego incandescente de nuestra existencia: alargado apoyo hacia torpe inanición correspondida
al primer impacto lúcido de fuego incierto, en esencia de esencias; gravedad que por derecho propio
de ser colisionada por intuitivo movimiento y sensaciones purificadoras, luce vuelco girante,
clepsidrario caos luminoso, giro incandescente. Al final del tomo, gravitamos en ese denso paraje
del amor, con la certeza de un libro escrito con las uñas adoloridas que burilaron legajos en formato
bíblico: Gravitación del amor. Si entrara al ascensor con Walt Whitman y le preguntara de qué se
trata su trabajo en 77 segundos, su fatigado autor le respondería: “Durante la peregrinación
ensimismada, Job me bendijo aquella pradera desconocida donde rayaba su celeste la armonía de
aguas extendidas por cielo... Era yo: éirim na úscraí”.

Jack Farfán Cedrón; Perú, 1973. Ha publicado Pasajero irreal y Vironte, en 2005; en 2006,
Cartas y la serie de plaquettes Al Castor; en 2007, Ángel, Las ramas de la noche y El leve resquicio
del amor; y en 2009 Ángeluz y La Hendidura del Vacío. En proceso: El Águila de Zaratustra,
Diario, Diccionario, y algunos poemarios. Semanalmente postea textos híbridos en el blog El
Aguila de Zaratustra y difunde literatura en la revista virtual Exquioc, al tiempo de editar la revista
on-line Kcreatinn. Ha publicado textos diversos en el El Hablador (Perú), Letralia (Venezuela),
Azularte (Canadá); En taquilla, La Comuna de los desheredados (España), Revista de Letras
(Argentina), Destiempos (México) y Letras hispanas. En 2006 ocupó el 2º lugar en la encuesta: “¿A
quién de darías el premio poeta joven del Perú?” y el 3º Puesto en el “III Concurso Región Norte
Literario”. En 2008 el Indecopi le otorgó “El reconocimiento por su contribución al respeto y
promoción de la propiedad intelectual en el Perú”. Prepara el especial a Julio Ramón Ribeyro.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful