Está en la página 1de 12

1. Introducción

Las empresas agropecuarias modernas operan en un ambiente caracterizado por un dinamismo sin precedentes, en que las variables tecnológicas, socio- económicas, políticas y fiscales están cambiando de una manera rápida, y muchas veces impredecible. Ante esta situación, los agricultores y ganaderos deben pensar cada vez menos como productores y más como empresarios. Como nunca antes, una administración rural eficiente se constituye en requisito fundamental para la continuidad de las empresas.

Antes de dar una definición concreta de administración rural, es importante recordar que el sector agropecuario, desde el punto de vista productivo, se compone de empresas agropecuarias que pueden ser pequeñas, medianas o grandes, pero que eh cualquiera de los casos anteriores son empresas que demandan y administran recursos, están definidas jurídicamente y sobre todo persiguen un objetivo económico, por lo tanto deben ser administradas como lo que es: una empresa agropecuaria.

La administración puede ser definida como un proceso de toma de decisiones. Un buen administrador toma buenas decisiones, aun contando con información incompleta. Esto requiere tiempo y esfuerzo, es decir, entrenamiento. El sector agropecuario, al igual que otros segmentos del mundo moderno, se está adentrando en una era en que la información se constituye en un recurso imprescindible. En esta era de la información, las competencias críticas tienen que ver con la habilidad de recabar datos de varias fuentes, analizarlos, y procesarlos en información útil para la toma de decisiones. La recolección de datos implica hacer observaciones rutinarias para complementar las fuentes de datos públicas y privadas. Los triunfadores de esta era serán aquellos capacitados para analizar datos, interpretar resultados y tomar decisiones basadas en la mejor información disponible.

En el presente trabajo se presentaran temas referentes a la administración rural, la planificación y desarrollo social, también se verá lo referente a medio ambiente y la producción e industrialización.

2. Administración rural

2. Administración rural La administración rural es la parte de la economía aplicada que trata de

La administración rural es la parte de la economía aplicada que trata de la organización y operación de las explotaciones agrícolas de carácter privado, con el propósito de obtener las mayores utilidades posibles para su operador. Como otras muchas, esta definición tiene un contenido bastante amplio. Son numerosos los campos de la economía que están estrechamente relacionados, y no siempre aparece claro cuándo termina el dominio de la administración rural y comienza el de las diversas ramas de la tecnología agrícola.

Otra definición más cercana sugiere que es la ciencia, arte o habilidad para alcanzar los objetivos de una Empresa Agropecuaria mediante la Planeación,

Organización, Integración, Dirección y Control de los factores de producción de la tierra (Recursos Naturales), el Capital, el Trabajo y la Tecnología, en busca de mayor rentabilidad y bienestar social en los proyectos productivos.

La administración de empresas agropecuarias incluye tres funciones básicas:

planificación, implementación y control. En pocas palabras, la planificación consiste en concebir una situación futura deseada y diseñar la forma de alcanzarla; la implementación no es otra cosa que llevar el plan propuesto a la acción, de forma tal a que el mismo se materialice; finalmente, el control es una herramienta fundamental de la gestión empresarial, y consiste en monitorear el desarrollo de la implementación, de forma tal a asegurar que los objetivos previstos en la etapa de planificación se alcancen. Una administración rural eficiente requiere que estos tres componentes estén perfectamente coordinados.

Las habilidades principales de un administrador rural eficiente se sintetizan en su capacidad para:

Identificar los datos relevantes para cada decisión, saber dónde obtenerlos, procesarlos por medio de herramientas analíticas, y tomar decisiones racionales basadas en dichos análisis.

3. Características de un buen administrador rural

Para poder justificar determinadas cualidades en un administrador agropecuario, es necesario aclarar primero que éste, en contraste con administradores de otros sectores, es generalmente responsable de todas las áreas de la administración.

Estas áreas son las siguientes:

a) Actividades técnicas

Incluye la responsabilidad de dirigir y supervisar la producción total en función de un tiempo determinado y de adaptar al proceso productivo, los cambios económicos y técnicos más recientes.

b) Actividades comerciales

Incluye todas las compras y las ventas, así como también todas aquellas actividades de mercadeo necesarias para poder comerciar eficientemente la producción. Estas actividades incluyen decisiones sobre transporte, almacenamiento y otros servicios.

c) Actividades financieras

Involucra la adquisición y uso de capital en una forma óptima. Esta área contempla la toma de decisiones sobre las mejores alternativas de inversión a futuro y la previsión de necesidades de capital a corto plazo.

d) Actividades contables

Contempla la atención estadística sobre la producción y la mano de obra, así como las necesidades contables en materias de impuestos, dividendos y financieras.

Con todas estas actividades se puede ver claramente que la principal labor del administrador agropecuario es tomar decisiones y ver que éstas se ejecuten de acuerdo a lo planeado.

El proceso de toma de decisiones contempla el reconocimiento de un problema, la estimación de los recursos que pueden ser empleados en su solución, identificar soluciones alternativas posibles y sus consecuencias, escoger una alternativa, ponerla en práctica y después examinarla si fue la determinación adecuada.

Para que un administrador pueda cumplir eficientemente con todas las responsabilidades que se le imponen, es necesario que posea las siguientes características:

a) Ser capaz de reconocer oportunamente los problemas y visualizar todas las soluciones posibles.

b) Tener buen criterio. Es capaz de comprender y analizar las interrelaciones complejas de fuerzas presentes y futuras que rodean a la empresa.

c) Aceptar responsabilidades y tomar riesgos razonables. Todos los planes están sujetos a error, no importa el cuidado con que se estudie la situación.

d) Ser capaz de dirigir. Esta es la capacidad para que una vez que se ha llegado a una decisión, pueda dictar órdenes y hacer que se cumplan. Aquí se incluye la capacidad para comunicarse con éxito con las otras personas.

e) Poseer inteligencia. Desarrollar la capacidad para comprender las condiciones actuales en que cada factor influye sobre los demás. Desear adquirir nuevos conocimientos y experiencias que ayuden a tomar nuevas decisiones.

f) Estar siempre bien informado, tanto de las variables internas como del contorno de la empresa.

g) Poseer iniciativa y estar dispuesto a analizar y emprender nuevas acciones que conlleven a un mejoramiento de la posición de la empresa en la cual labora.

5. Planificación Social

Los esfuerzos que se realizan a fin de cumplir objetivos y hacer realidad diversos propósitos se enmarcan dentro de una planificación. Este proceso exige respetar una serie de pasos que se fijan en un primer momento, para lo cual aquellos que elaboran una planificación emplean diferentes herramientas y expresiones.

La planificación supone trabajar en una misma línea desde el comienzo de un proyecto, ya que se requieren múltiples acciones cuando se organiza cada uno de los proyectos. Su primer paso, dicen los expertos, es trazar el plan que luego será concretado.

En otras palabras, la planificación es un método que permite ejecutar planes de forma directa, los cuales serán realizados y supervisados en función del planeamiento.

La planificación social es un proceso que sirve para organizar determinadas ideas con el fin de resolver un conflicto social determinado, es un plan que será llevado a la acción para mejorar un cierto aspecto de la sociedad. Consiste en la utilización de nuevos métodos de planificación que se basan en indicadores geográficos y demográficos y tienen como objetivo principal es valerse de estas nuevas teorías para modificar un aspecto específico de un elemento del sistema social.

La planificación social cuenta con tres elementos fundamentales:

Superestructura (el conjunto de ideas y valores), estructura Social (formas de las relaciones, prácticas sociales, tipos de gobierno, acciones comunitarias, etc.) e infra-estructura Material (geografía, tecnología, economía y demografía de dicha sociedad). Analizando a fondo estos tres elementos es posible establecer una planificación social que de un resultado positivo y mejore la calidad de vida de los que forman parte de esa sociedad.

En una organización, los directivos son quienes tienen que realizar los planes que serán regidos por la planificación. La operación y ejecución de los planes

puede haber sido realizada por una única persona u otro individuo, que obligatoriamente tendrá que conocer y comprender el nivel de planeamiento que se ha querido o podido llevar a cabo.

El sujeto que desarrolla los planes también puede ser quien tome las decisiones, aunque generalmente es establecida una estructura organizativa desde donde se establecen las normas y las políticas de la organización. Allí es donde se definen las funciones, roles y alcances de los integrantes.

6. Desarrollo social

roles y alcances de los integrantes. 6. Desarrollo social Se denomina desarrollo social a la circunstancia

Se denomina desarrollo social a la circunstancia en donde una sociedad adquiere mejores condiciones de vida de forma sustentable. El desarrollo social está íntimamente relacionado con el desarrollo económico en la medida en que una mejor circunstancia de vida implica necesariamente un mejor acceso a bienes y servicios por parte de la población. No obstante, este tipo de circunstancia puede ser confuso, en la medida en que el desarrollo social también requiere algunas consideraciones en lo que respecta a situaciones de paz, igualdad de oportunidades, etc., todos aspectos que quizá sea difícil implicar en los procesos económicos. El desarrollo social debe ser uno de los objetivos del Estado.

Desde el punto de vista económico, una mejora en las condiciones de vida de la población se relaciona con el hecho de que ésta debe producir cada vez más bienes y servicios. Esto significa que aquello que produce debe ser lo suficientemente importante como para que iguale o supere un consumo básico que guárdelas necesidades de la población. Por otro lado, también es importante que esta circunstancia se evidencie en todos los sectores de la población y no solamente en algunos. Para ello es importante considerar la forma en que la sociedad se estructura para producir, como así también sus ventajas comparativas. Una vez que la sociedad tenga acceso a vivienda, educación,

alimentación y un nivel de ocio relativamente normal, podemos decir que desde el punto de vista económico una sociedad se encuentra desarrollada.

Medio ambiente

El medio ambiente es un sistema formado por elementos naturales y artificiales que están interrelacionados y que son modificados por la acción humana. Se trata del entorno que condiciona la forma de vida de la sociedad y que incluye valores naturales, sociales y culturales que existen en un lugar y momento determinado.

La administración rural también implica desarrollo sustentable y un conjunto de actividades que conducen al objetivo de proteger el medio ambiente que es al fin el que provee la producción que debe ser administrada.

Los seres vivos, el suelo, el agua, el aire, los objetos físicos fabricados por el hombre y los elementos simbólicos (como las tradiciones, por ejemplo) componen el medio ambiente. La conservación de éste es imprescindible para la vida sostenible de las generaciones actuales y de las venideras.

Podría decirse que el medio ambiente incluye factores físicos (como el clima y la geología), biológicos (la población humana, la flora, la fauna, el agua) y socioeconómicos (la actividad laboral, la urbanización, los conflictos sociales).

Para algunos analistas el modelo de desarrollo industrial no es sostenible en términos medioambientales, lo que no permite un "desarrollo", que pueda durar. Los puntos críticos son el agotamiento de los recursos naturales (como las materias primas y los combustibles fósiles), la destrucción y fragmentación de los ecosistemas, la pérdida de diversidad biológica, lo que reduce la capacidad de resistencia del planeta.

El desarrollo (industrial, agrícola) genera contaminaciones inmediatas y pospuestas (por ejemplo, la lluvia ácida y los gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático y a la explotación excesiva de los recursos naturales, o la deforestación de la selva tropical). Esto provoca una pérdida inestimable de diversidad biológica en términos de extinción (y por lo tanto irreversibles) de las especies de plantas o animales. Esta evolución provoca un

agotamiento de los combustibles fósiles y de las materias primas que hace inminente el pico del petróleo y acercarnos al agotamiento de muchos recursos naturales vitales.

7. Un desarrollo económico y social respetuoso con el medio ambiente

económico y social respetuoso con el medio ambiente El objetivo del desarrollo sostenible es definir proyectos

El objetivo del desarrollo sostenible es definir proyectos viables y reconciliar los aspectos económico, social, y ambiental de las actividades humanas; "tres pilares" que deben tenerse en cuenta por parte de las comunidades, tanto empresas como personas:

Económico: funcionamiento financiero "clásico", pero también capacidad para contribuir al desarrollo económico en el ámbito de creación de empresas de todos los niveles.

Social: consecuencias sociales de la actividad de la empresa en todos los niveles: los trabajadores (condiciones de trabajo, nivel salarial, etc.), los proveedores, los clientes, las comunidades locales y la sociedad en general, necesidades humanas básicas.

Ambiental: compatibilidad entre la actividad social de la empresa y la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas. Incluye un análisis de los impactos del desarrollo social de las empresas y de sus productos en términos de flujos, consumo de recursos difícil o lentamente renovables, así como en términos de generación de residuos y

emisiones

Este último pilar es necesario para que los otros dos sean

estables.

8.

9. Producción e industrialización

Producción

El concepto ‘producción’ hace referencia a la acción de generar (entendido como sinónimo de producir), al objeto producido, al modo en que se llevó a cabo el proceso o a la suma de los productos del suelo o de la industria.

En este sentido, una oración que podría servir de perfecto ejemplo de lo que hemos señalado podría ser la siguiente: La empresa del padre de Jesús llevaba muchos años funcionando y se dedicaba a la producción de pienso para el ganado de la zona.

El verbo producir, por su parte, se asocia con las ideas de engendrar, procrear, criar, procurar, originar, ocasionar y fabricar. Cuando se refiere a un terreno, en cambio, producir es una noción que describe la situación de rendir fruto. Por otra parte, cuando esta palabra se aplica a un elemento, adquiere el sentido de rentar

o redituar interés.

En el campo de la economía, la producción está definida como la creación y el procesamiento de bienes y mercancías. El proceso abarca la concepción, el procesamiento y la financiación, entre otras etapas. La producción constituye

uno de los procesos económicos más importantes y es el medio a través del cual

el trabajo humano genera riqueza.

Existen diversas formas de llevar a cabo una determinada producción en el marco de una sociedad, determinadas por los vínculos de producción que los individuos establecen en el contexto laboral. Por medio de las relaciones de producción, el trabajo individual se convierte en una parte del trabajo social.

Industrialización

Se llama industrialización al proceso a partir del cual un Estado o Comunidad Social pasan de ostentar una economía basada en la agricultura a otra que se basa en el desarrollo industrial. Es decir, en una economía industrializada, las industrias serán el principal sostén del Producto Bruto Interior (PBI) y en materia de empleo, es el sector en el cual se encuentra ocupado la mayor parte de la

población, porque es tal el desarrollo alcanzado por las diferentes industrias que la demanda de mano de obra especializada en el mencionado segmento es la que finalmente predomina.

Por otra parte, un escenario de industrialización propone una economía librecambista, en la cual al eliminarse el sector del campesinado ocupado de las tareas agrícolas, se obligará a que éste busque otros rumbos, especialmente migrando hacia las ciudades en las cuales se hayan instaladas las fábricas.

El primer gran paso hacia la industrialización se dio a instancias de la Revolución Industrial, tal como se denominó al período comprendido entre la segunda mitad del siglo XVIII y comienzos del XIX, en el cual el trabajo manual, artesanal, fue reemplazado por la industria y la manufactura. En las mencionadas fábricas y gracias a las bondades de la tecnología, se incorporó el uso de máquinas que permitió producir lo mismo pero en grandes cantidades.

De alguna manera, la industrialización terminó por enriquecer a los países, ya que era posible vender a precios más caros sus productos en lugar de vender las materias primas sin procesar.

Actualmente, la industria es una de las principales actividades económicas del mundo, la cual consiste en transformar la materia prima en un producto elaborado.

10.

11.

Conclusión

En realidad, no existen límites claros ni precisos que permitan delimitar exactamente la administración rural y distinguirla de otras contiguas y relacionadas. La distinción entre las diversas ciencias o campos del saber humano se establece más bien por conveniencia práctica que por una definición precisa.

El objetivo principal del operador o empresario es obtener las mayores utilidades posibles. Para lograr esta meta tiene que dar la debida atención a ciertos principios de la economía, gracias a los cuales estará en condiciones de decidir sobre las actividades agropecuarias que deberá acometer y al mismo tiempo determinar su importancia relativa. Además, se verá precisado a tomar ciertas decisiones de carácter mercantil, de un día a otro y de una estación a otra.

El camino a recorrer para lograr los más altos beneficios netos cae dentro de los objetivos generales de la economía de la producción. Así, puede decirse que la administración rural consiste simplemente en la aplicación de las teorías y principios de la economía de la producción a los problemas que se plantean en el proceso de la producción agropecuaria. Los mismos principios aplicados a la operación de fábricas pueden ser llamados economía industrial. Si se aplican a la operación de ferrocarriles, líneas de camiones de carga comercial, barcos y aeroplanos, forman la base para el campo de la economía de los transportes.

Los componentes del área de Administración Agropecuaria o rural deben estar orientados a fortalecer los diferentes Sistemas de Producción Agropecuarios, capacitando de manera integral a quienes van a dirigir las empresas en el futuro, para que éstas sean modernas, rentables y sostenibles cumpliendo con un propósito social o de servicio, en la región o localidad en las que se encuentren ubicadas.

Se concluye diciendo que la habilidad para gerenciar es susceptible de entrenamiento, pero requiere como paso previo que el productor o administrador rural coincida en la necesidad de desempeñar este rol y decida capacitarse para ejercerlo.

12.

Bibliografía

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/abc-

rural/administracion-rural-eficiente-761852.html

https://mx.answers.yahoo.com/question/index?qid=20070228191559AAi

JgvI

http://definicion.de/planificacion/

http://definicion.mx/desarrollo-social/

http://www.mi-carrera.com/AdministracionAgropecuaria.html

http://definicion.de/medio-ambiente/

http://angel041010.blogspot.com/2010/11/desarrollo-sustentable.html

http://www.definicionabc.com/economia/industrializacion.php

http://definicion.de/produccion

La administración en la empresa rural. Juan Carlos Camacho Piedra. EUNED, 1988 - 270 páginas