Está en la página 1de 3

) Acciones reales y acciones personales.

Para Gayo la división fundamental es aquélla que
contrapone las acciones reales a las acciones personales. Según el jurista, una acción es
personal (actio in personam) cuando reclamamos frente a quien está obligado con nosotros,
como consecuencia de un contrato o de un delito, es decir, cuando pretendemos que no
debe dar o hacer algo. Es real (actio inrem) cuando pretendemos que un objeto corporal es
de nuestra propiedad, o que un derecho nos compete, por ejemplo, el de un usufructo o de
servidumbre de paso o de vistas. Las acciones personales servían para proteger los derechos
de obligación y las acciones reales para proteger los derechos reales. Sobre esa división nos
extenderemos al hablar de las diferencias entre los derechos reales y los derechos de
obligaciones.
b) Acciones civiles y acciones honorarias. Las primeras son aquéllas concedidas por el
derecho civil para proteger relaciones jurídicas por él contempladas. Acciones honorarias,
aquéllas creadas y concedidas por el magistrado, normalmente por el Pretor (por ello
también denominadas Pretorias) para proteger relaciones no contempladas por el derecho
civil.
Entre las acciones honorarias podemos distinguir las acciones útiles y las denominadas in
factum. Acciones útiles eran acciones civiles que el Pretor, ampliando su campo de
aplicación, extendía a otros supuestos parecidos, pero no previstos exactamente en el
derecho civil: así la acción de la Ley Aquilia, concedida por la ley al propietario que había
sufrido daños en cosas de su propiedad, se extiende por el Pretor "en vía útil" al
usufructuario. Son acciones in factum las creadas por el Pretor para proteger un supuestos
totalmente nuevo, que no era reconocido ni configurado por el Derecho civil, y que el
magistrado estimaba debía ampararse jurídicamente. Tal distinción que se inspira en la
dualidad de sistemas de derecho civil y derecho honorario, desaparece en época justinianea,
donde todas las normas jurídicas vigentes se sitúan en el mismo plano.
c) Acciones reipersecutorias, penales y mixtas. Las acciones reipersecutorias persiguen
bien la restitución de una cosa de la que hemos sido privados, bien la reparación o
indemnización de un daño que se nos ha causado, como consecuencia de la violación de
nuestro derecho. Su función no es punitiva, sino aquéllas de resarcir, indemnizar o reparar.
Las acciones penales persiguen el pago de una pena pecuniaria (poena) por parte del
responsable del acto ilícito. Su función es claramente punitiva. Son acciones mixtas las que
persiguen tanto el pago de la pena como la reparación del daño causado.
d) Acciones de estricto derecho y acciones de buena fe. Acciones de estricto derecho (stricti
iuris) son aquéllas en cuya fórmula no se dejaba al juez resquicio alguno para valoraciones
discrecionales o equitativas, por ejemplo la acción que nace del mutuo o la estipulación.
Por el contrario, en la fórmula de las acciones de buena fe se atribuía al juez un amplio
poder discrecional para valorar y tomar en consideración cuanto por las partes de hubiese
alegado, según criterios de buena fe (bona fides), así las acciones que nacen de la
compraventa, del depósito o del mandato. Podría afirmarse que, tanto actualmente como ya
en el derecho justinianeo, todas las acciones han de reputarse de buena fe.
1.ACCIONES CIVILES Y ACCIONES HONORARIAS
Las acciones civiles encuentran su fuente en el derecho civil y las honorarias en el derecho
honorario. Entre estas últimas podemos distinguir las siguientes:
a)

Acciones útiles.- Son aquéllas que se inspiraban en algún modelo del derecho civil,
designado con el nombre de acción directa ( acción de la Ley Aquilia concedida al
propietario para pedir los daños sufridos por la cosa y extendida como acción útil al
usufructuario)

b)

Acciones ficticias. Se inspiran en una acción civil pero además el magistrado ordenaba al
juez en la fórmula respectiva, sustituir un hecho real por una ficción. ( Acción Publiciana en
la que se protegía al propietario bonitario fingiendo que ya había pasado el tiempo
necesario para la usucapión y se había convertido en propietario quiritario)

c)

Acciones in factum. No se basan en ninguna acción análoga de derecho civil, sino en una
situación de hecho no reconocida por él.

estas son las acciones divisorias. a veces para conseguir solamente una pena y en otros casos para conseguir tanto una cosa como una pena” La acción reipersecutaria es por ejemplo la acción reivindicatoria que tiene el propietario para perseguir la cosa ( en contra del ladrón para pedir la restitución) Las acciones penales son las que derivan de un delito ( la actio furtu que se da en contra del ladrón y a favor de la victima para no pedir la cosa si no la pena). ( si se quería averiguar si un individuo era libre o esclavo por ejemplo) 4. Las acciones personales protegían a los derechos personales. Las acciones mixtas logran tanto una indemnización por el valor del objeto como una cantidad adicional por la pena. ACCIONES PRIVADAS Y ACCIONES POPULARES Las acciones privadas para ejercer el particular en defensa de su persona. las primeras también se conocen como vindicationes y las segundas condiciones. las acciones podían ser ciertas o inciertas.-ACCIONES REIPERSECUTRIAS. - Actio finium regundorum. en la intentio. ACCIONES PREJUDICIALES Su finalidad era la de resolver una cuestión previa que daría pie a un ulterior litigio. PENALES Y MIXTAS Gayo dice: “Accionamos a veces para conseguir solamente una cosa. ACCIONES REALES Y ACCIONES PERSONALES Se denominan así en atención al derecho que protegen. . que son los que nos autorizan la conducta ajena ( para exigir algo que otra persona debe realizar) Dentro de esta clasificación encontramos las acciones mixtas clasificadas así por Justiniano. También eran infamantes e intransmisibles pasivamente. para pedir el deslinde de terrenos.2. su patrimonio o su familia. 3. Las acciones reales protegían a los derechos reales. para pedir la división de la cosa común en la copropiedad. Las acciones penales eran acumulativas es decir la acción penal se acumula a la acción reipersecutoria y si el delito era cometido por varias personas cada uno de os delincuentes debía pagar la multa completa. Las acciones populares podían ser ejercidas por cualquier individuo en defensa del interés público. 5.ACCIONES CIERTAS E INCIERTAS Según la posibilidad de fijar o no la cantidad de la condena desde un principio. 6. - Actio communi dividendo. que son tres: - Actio familiae herciscundae para pedir la división de herencia indivisa. los que autorizan nuestra conducta sobre una cosa.

las acciones perpetuas fueron las que prescribían en un plazo más largo fijado por Teodosio II en 30 o 40 años. el juez está facultado para investigar en interpretar.ACCIONES DE DERECHO ESTRICTO Y ACCIONES DE BUENA FE Las primeras corresponden a cuando al juez emite su decisión y debía atenerse a los términos planteados en el proceso sin tener facultad para tomar en cuenta otras circunstancias.7.ACCIONES PERPETUAS Y ACCIONES TEMPORALES Se clasificaban así por el plazo que se tiene para ejercer la acción. La cláusula arbitraria servía para lograr la cosa que el accionante quería recuperar y no una suma de dinero equivalente. 9. En las de buena fe. En un principio las acciones perpetuas se identificaban con las acciones civiles que no prescribían nunca. sino condenado. ACCIONES ARBITRARIAS Ya que la condena del procedimiento formulario era pecuniaria. le ordenara al demandado restituir a cosa. si éste obedecía sería absuelto. cuando se perseguía la restitución o exhibición de una cosa se debía ejercer una acción arbitraria. las temporales lo hacían en un menor plazo. 8. Pero al perderse la distinción entre derecho civil y honorario. Se insertaba en todas las acciones reales. que contuviera una cláusula arbitraria en la que el magistrado instruía al juez para que antes de condenar. .